advertisement

Titulos Educación Superior-en-Colombia

0 %
100 %
advertisement
Information about Titulos Educación Superior-en-Colombia
Education

Published on March 15, 2014

Author: OportunidadEstrategica

Source: slideshare.net

advertisement

1 DIGITAL OBSERVATORY FOR HIGHER EDUCATION IN LATIN AMERICA AND CARIBBEAN IESALC Reports available at www.iesalc.unesco.org.ve IESALC - UNESCO Diagnóstico sobre los títulos de educación superior en Colombia Jorge Hernán Cárdenas S. Maria Angélica Rodríguez R. Johanna Poveda

2 Diagnóstico sobre los títulos de educación superior en Colombia UNESCO IESALC Índice Capítulo Página Introducción 4 1. Antecedentes del sistema de educación superior en Colombia 7 1.1 Características distintivas 7 1.2 Marco normativo 10 1.3 Algunas cifras y estadísticas 10 1.4 Los tipos de titulos en la educación superior en Colombia 14 2. Estructura del sistema de educación superior en Colombia 17 2.1 Introducción 17 2.2 Actores del sistema de educación superior 18 2.3 Reconocimiento público y validez nacional de los títulos 23 2.4 Las matriculas profesionales 24 3. Tipos de títulos existentes e instituciones habilitadas para otorgarlos 26 3.1 Tipos de Instituciones de Educación Superior - IES 26 3.1.1 Contenidos mínimos y duración de los programas 28 3.1.2 Ocupaciones para las que habilitan los títulos 28 3.1.3 Coincidencia o discrepancia de los términos usados para los títulos en Colombia con respecto al glosario presentado 28 3.2 Acreditaciones existentes para los diferentes tipos de títulos 29 3.3 Los ciclos propedéuticos 30 3.4 Sistema de créditos 32 3.5 Convalidación de títulos y homologación de estudios parciales 32 3.6 Aspectos técnicos de los diplomas 33 4. Conclusiones 35 5. Bibliografía 37 6. Sitios web consultados 39 7. Entrevistas realizadas 40 8. Anexos 41 Anexo 1 – Compendio de convenios de convalidación de títulos y homologación de estudios parciales vigentes 41 Anexo 2 – Resolución que regula al convalidación de títulos y homologación de estudios parciales en Colombia 43 Anexo 3 – Marco normativo del sistema de educación superior en Colombia 47 Anexo 4 – Matrícula y programas en el sistema de educación superior 2002-2005. Matrícula por nivel de formación, origen de la IES y año 50 Anexo 5 – Funciones del Viceministerio de Educación Superior 51 Anexo 6 – Funciones del ICFES 52 Anexo 7 – Normas sobre profesiones reglamentadas y otras disposiciones 53 Anexo 8 – Condiciones mínimas para la creación de IES 57 Anexo 9 – Condiciones mínimas de calidad tenidas en cuenta para el registro calificado 58 Anexo 10 – Diploma de Técnico Profesional 59 Anexo 11 – Diploma de Tecnólogo 60

3 Anexo 12 – Diploma de Profesional 61 Anexo 13 – Diploma de Especialista 62 Anexo 14 – Diploma de Magíster 63 Anexo 15 – Diploma de Doctor 64

4 Introducción Oportunidad Estratégica recibió la invitación del Dr. Claudio Rama, Director de UNESCO IESALC, para adelantar un informe temático, en el marco del Proyecto "Observatorio de la Educación Superior de América Latina y el Caribe", sobre la adopción de los títulos universitarios en Colombia. En particular UNESCO-IESALC ha indagado sobre los organismos públicos en Colombia responsables de la conducción de la educación superior en cuanto a la definición de políticas y financiamiento público; por los organismos de aseguramiento de la calidad, ya sea de programas o de instituciones. Igualmente a UNESCO le interesa saber cuáles son las instituciones habilitadas en Colombia para otorgar títulos y las instituciones habilitadas para emitir, registrar u homologar los títulos y certificados y otros aspectos significativos propios del país. Igualmente desea conocer cualquier rasgo sobre el contenido, formato, logotipo, etc. del título de la educación superior; descripción técnica del formato de los diplomas (papel, medidas, color, medidas de seguridad, etc.). Asimismo, ha preguntado por las definiciones básicas aplicables (título, grado, certificación, habilitación, etc.) y los contenidos mínimos que deben contener los estudios nacionales. Finalmente, solicita la identificación de aquellas instituciones, títulos, certificaciones, etc., que cuentan con reconocimiento público u oficial, detallando los requisitos legales existentes para otorgar títulos o grados con reconocimiento público. Y por instituciones que otorgan títulos o grados sin reconocimiento público y los efectos del reconocimiento público (o su ausencia) para la validez nacional de los títulos o grados. Estas preguntas son importantes pues es bueno conocer cómo se hace el aseguramiento de calidad de la educación superior en Colombia y en particular cómo se gobierna la expedición de títulos. Es importante entender qué órganos intervienen directamente o indirectamente en la expedición de títulos en Colombia y cuáles son las características principales que rodean o gobiernan su expedición. ¿Hasta qué punto Colombia tiene un sistema relativamente estándar y robusto para manejar los títulos y homologado con lo que se tiene a nivel internacional, o hasta qué punto tiene un sistema propio y único, que no facilita su integración a nivel internacional?, esta es una pregunta a responder. Antes de iniciar este recorrido se puede afirmar que los estudios comparados son muy pertinentes, más en materia de títulos, ya que tienen una cierta relevancia en un mundo crecientemente globalizado e interconectado. Nadie está llamado a sorpresas cuando se anota que las distintas economías están buscando una mayor movilidad de bienes y servicios entre países, que indirectamente demandan una mayor integración laboral y una mayor movilidad profesional entre naciones. Todo esto plantea el desafío del reconocimiento de títulos nacionales y extranjeros y la inserción de la educación superior de un país a nivel internacional. Ahora, no siempre se da movilidad de profesionales, sino que incluso puede haber movilidad de personas que están educándose, en tal caso la armonización y reconocimiento de programas y niveles es esencial. En este caso para personas que adelantan programas por ciclos y tienen

5 espacios de trabajo y espacios de estudio. O personas que realizan sus estudios en diferentes países y que requieren la validez y reconocimiento de estos esfuerzos académicos. Por todas estas razones el estudio comparado de los títulos es un asunto absolutamente prioritario. Entrando en el caso colombiano cabe anotar que luego de la adopción de la constitución de 1991 y de la ley 30 de 1992, el marco legal colombiano es bastante claro. En primer lugar porque se adoptó la autonomía universitaria, indicando que la expedición de títulos es una actividad que debe ser reglada por las universidades. La ley en cuestión estableció desde 1992 que: “El otorgamiento de títulos en la Educación Superior es de competencia exclusiva de las instituciones de ese nivel de conformidad con la presente Ley”. Además la Ley 30 regula los campos de acción y programas académicos reconocidos. En esta materia el marco es preciso, resaltándose los programas académicos de pregrado que ofrecen las instituciones, así como los programas de postgrado (especializaciones, maestrías, doctorados y postdoctorados). Estos son los campos que reconoce la Ley. Le corresponde a las instituciones expedir los títulos a los programas en estos campos. Es bueno dejar otra conclusión: en Colombia no hay ninguna norma que establezca el formato o contenido de los títulos. Los diplomas están expedidos por la autoridad máxima de cada institución de educación superior, y cada entidad goza de autonomía para expedir sus títulos. Otro logro de la Ley 30 fue un sistema de aseguramiento de calidad, que si bien ha tardado más de una década en desarrollarse, empieza a mostrar resultados. La buena noticia es que Colombia avanza simultáneamente hacia la dirección de más autonomía y más rendición de cuentas, en el marco del sistema de aseguramiento. Podría pensarse que esto es contradictorio, pero Colombia ha avanzado en los dos objetivos. Autonomía académica y rendición de cuentas a la sociedad; esta última parte se comprueba con las pruebas de estado a egresados, el sistema de observatorio laboral, y sobretodo con el registro calificado para poder operar programas y las acreditaciones voluntarias de excelencia de programas e instituciones, que han tenido un progresivo avance en todo el sistema de educación superior del país. En las conclusiones de este trabajo se reconoce una situación que reclama posteriormente alguna consideración y es la diferencia entre el reconocimiento del título académico y la matricula profesional, para ejercer las profesiones en el país, tal como se detalla posteriormente. Vamos a adelantar someramente la conclusión que se presenta más adelante, para señalar que la Ley 30 ha sido generosa con las Universidades y las Instituciones de educación superior. Pero al mismo tiempo el congreso ha sido prolífico en expedir reglamentaciones de muchas de las profesiones existentes y en imponer condiciones para ejercer las profesiones mediante la matrícula profesional. De manera que Colombia se debate paradójicamente entre desregulación sobre la expedición de títulos y sobreregulación de las llamadas matrículas profesionales, como se verá más adelante. Este trabajo está estructurado de la siguiente manera: En el primer capítulo se describen los antecedentes más importantes sobre el sistema de educación de Colombia y los títulos que son reconocidos. En el segundo capitulo se describen los actores, la estructura del sistema educativo colombiano y las condiciones de aseguramiento de calidad que en este sistema permiten el reconocimiento y validez nacional de los títulos. En el capitulo 3 se presentan las instituciones habilitadas para otorgar títulos, los contenidos mínimos y

6 duración de los programas, los ciclos propedéuticos, y los aspectos técnicos de los diplomas, entre otros aspectos. De esta forma creemos que damos cumplimiento a las preguntas que se recibieron de UNESCO-IESALC. Sea esta la oportunidad de agradecer y destacar el apoyo desinteresado de un grupo de valiosos profesionales, que se mencionan en la sección 7, y que contribuyeron con sus respuestas y apoyo con el levantamiento de la información necesaria para el trabajo. Jorge Hernán Cárdenas S. Director Oportunidad Estratégica

7 1. Antecedentes del sistema de educación superior en Colombia 1.1. Características distintivas En la Constitución Política de Colombia la educación se concibe como “un derecho de la persona y un servicio público que tiene una función social; con ella se busca el acceso al conocimiento, a la ciencia, a la técnica y a los demás bienes y valores de la cultura”.1 Adicionalmente se determina que le “corresponde al Estado regular y ejercer la suprema inspección y vigilancia de la educación con el fin de velar por su calidad, por el cumplimiento de sus fines y por la mejor formación moral, intelectual y física de los educandos”.2 Por otro lado, la Constitución también establece que “Se garantiza la autonomía universitaria. Las universidades podrán darse sus directivas y regirse por sus propios estatutos, de acuerdo con la ley”.3 Partiendo de estos principios constitucionales, se puede observar que el sistema de educación superior colombiano se basa en la concepción de la educación como un servicio público, pero igualmente prestado bajo el principio de autonomía universitaria, con funciones de inspección y vigilancia ejercidas por el Estado. De esta manera, las funciones del gobierno se centran en: (i) el reconocimiento de la personería jurídica de las instituciones de educación superior; (ii) el registro de instituciones, representantes legales y programas; (iii) la creación y manejo de un sistema de información de educación superior; y (iv) el desarrollo de mecanismos de control y sanción de las instituciones que no cumplan con la normatividad. El Estado se concibe como un actor imparcial encargado de garantizar calidad y condiciones básicas, y transmitir a la sociedad la información suficiente que facilite los procesos de toma de decisiones. Igualmente es función pública contar con los espacios necesarios de rendición de cuentas de instituciones que son bastante autónomas.4 Es importante examinar el sistema colombiano a partir de comparaciones con otros países de América Latina, explorando variables como la autonomía universitaria que ya se ha mencionado y la orientación hacia la internacionalización, factor que cobra gran importancia teniendo en cuenta la creciente movilidad de profesionales en un mundo cada vez más globalizado como el actual. La orientación hacia la internacionalización en este documento se toma como las características del sistema de educación superior que facilitan la homologación de estudios y/o convalidación de títulos provenientes del extranjero. Tal como se ve en el gráfico 1, Colombia está en el cuadrante de elevada autonomía y moderada internacionalización. Por ejemplo, México es una república federal y considera a las instituciones universitarias reconocidas oficialmente como autónomas, pero mantiene un nivel regulatorio elevado que se puede observar en los requisitos con los que deben cumplir los diplomas, el mínimo de créditos establecido para los diferentes tipos de títulos de educación superior, la necesidad de registrar los títulos en una entidad central 1 Constitución Política de Colombia de 1.991, Título II, Capítulo 2, Artículo 67. 2 Ibíd. 3 Constitución Política de Colombia de 1.991, Título II, Capítulo 2, Artículo 69. 4 Carol Villamil Ardila, Alcance de la autonomía universitaria en Colombia, 1980 – 2002. Una Reflexión desde la evolución legislativa y jurisprudencial, Cuadernos ASCUN Número 10, 2004, p. 33.

8 (del gobierno federal),5 entre otros aspectos, por lo cual se podría concluir que en general este país tiene un nivel de autonomía universitaria menor al de Colombia. De otro lado, se compara el sistema colombiano con el chileno o el argentino, en los cuales también hay niveles elevados de autonomía. La diferencia radica en que estos dos países tienen políticas de convalidación de títulos alineadas con sus políticas de liberación comercial,6 mientras que en Colombia y México, a pesar de tener tratados de libre comercio firmados hace años (como la Comunidad Andina de Naciones para Colombia, el NAFTA para México o el Grupo de los tres para los dos países) y de contar con numerosos convenios de convalidación de títulos con diferentes países (ver anexo 1), esta internacionalización no se ha visto reflejada en procesos más fluidos (ver anexo 2, en donde se presenta la resolución que regula el proceso de convalidación de títulos y homologación de estudios parciales en Colombia). Gráfico 1 – Comparación de los sistemas de educación superior Grado de internacionalización Grado de autonomía Alto Alto Moderado Moderado Unitaria Federal Colombia Chile Argentina México Fuente: Análisis de Oportunidad Estratégica, tomando como base los informes de Diagnóstico del sistema de títulos de educación superior en México, Chile y Argentina, disponibles en la página web de IESALC/UNESCO, http://www.iesalc.unesco.org.ve. Finalmente, se puede observar que a simple vista no hay una relación directa entre el sistema de gobierno y el nivel de autonomía, pues una república federal como México no presenta un mayor nivel de autonomía frente a una República Unitaria como Chile o Colombia. 5 Centro Nacional de Evaluación para la Educación Superior, A.C. (CENEVAL) de México, La Certificación de la Educación Superior en México, Instituto Internacional de la UNESCO para la Educación Superior en América Latina y el Caribe (IESALC), 2005. 6 María José Lemaitre, Certificación De Títulos Y Grados De La Educación Superior Chilena, Observatorio De La Educación Superior De América Latina Y El Caribe IESALC/UNESCO, 2005; y Juan Carlos Pugliese, Informe Diagnóstico Sobre Certificaciones En El Sistema Universitario Argentino, UNESCO/IESALC, 2005.

9 En el caso específico de Colombia, la baja orientación a la internacionalización es un aspecto de cuidado, ya que la movilidad de profesionales influye de manera directa en las exportaciones de servicios y en la inversión extranjera directa, aspectos de suma importancia para el país, en generación de empleo y dinamismo del comercio internacional. Por ejemplo el comercio de servicios está creciendo a tasas superiores al de bienes y más del 60% de los flujos de la inversión extranjera mundial están en el sector servicios.7 No obstante, un proceso de integración comercial para Colombia tan importante como el que se prevé en el marco del Tratado de Libre Comercio TLC con Estados Unidos que está en proceso de aprobación por parte de los congresos nacionales de los dos países (sin mencionar los numerosos acuerdos adicionales que ya se encuentran vigentes), no ha tenido un efecto directo en las políticas de homologación de estudios y convalidación de títulos. Es un hecho que en los puntos negociados en este acuerdo se manifiesta una voluntad de revisar los procesos, más no se toma decisiones concretas al respecto.8 Sin embargo uno de los aspectos previstos que puede ser prometedor es haber dejado previsto la conformación de un grupo permanente de los dos paises para revisar el tema de homologación de estudios y convalidación de titulos. b9 En síntesis, Colombia tiene un sistema de educación superior con un elevado nivel de autonomía universitaria, pero aún tiene camino por recorrer en términos de internacionalización, para facilitar la movilidad de profesionales colombianos y extranjeros que tienen relaciones con el país. La otra tarea pendiente es encontrar un marco para los servicios. En un país que avanza su internacionalización es bueno anticipar varias expresiones de integración económica que demandan algún tipo de regulación sobre homologación de grados y títulos. Por ejemplo puede haber desplazamiento de nacionales colombianos a otro país para suministrar un servicio médico, de consultoría, financiero o de cualquier otra índole. Igualmente está la posibilidad de que empresas colombianas exitosas se internacionalicen para abrir filiales en otros países, necesitando enviar expatriados a estos; está el comercio transfronterizo, como los servicios de arquitectura, ingeniería o diseño, que se venden en otro país, pero que prestan profesionales colombianos domiciliados en Colombia. Finalmente, la última forma de internacionalización de los servicios son extranjeros que deciden venir a Colombia a recibir un servicio especializado, como un tratamiento médico o quirúrgico. Estas son las 4 formas típicas de la internacionalización de los servicios, para no hablar de la internacionalización de las manufacturas, y otras industrias. En todo caso, la creciente internacionalización de las economías demanda soluciones internacionales en cuanto a las formas de certificar competencias técnicas y profesionales, que permitan la mayor movilidad de bienes y servicios, y no perjudiquen a 7 Comunidad Andina de Naciones, ELEMENTOS PARA EL DISEÑO DE UNA ESTRATEGIA DE INTEGRACIÓN EN EL SECTOR SERVICIOS PARA LOS PAÍSES DE LA COMUNIDAD ANDINA EN EL CONTEXTO DE LAS NEGOCIACIONES DEL ALCA Y LA RONDA DE DOHA DE LA OMC, Documentos Informativos. 2003. <http://www.proexport.com.co/vbecontent/library/documents/DocNewsNo2590DocumentNo2165.PDF >, [Consultado: Mayo 15 de 2006]. 8 Entrevista con Gabriel Duque, negociador del sector servicios, TLC con Estados Unidos, Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, realizada el 17 de abril de 2.006. 9 Este grupo es parecido al que quedo plasmado en el acuerdo comercial entre Australia y Estados Unidos, que puede ser una gran ayuda hacia delante. Este tema mirara como operaran los registros de programas y licencias, y podría mirar gradualmente el tema de títulos. Es posible que este grupo inicie su trabajo en las areas de Ingeniería y Arquitectura.

10 los profesionales. Esta es una agenda a largo plazo, por la relativa novedad del tema y la menor experiencia de nuestros países en el mismo. 1.2. Marco normativo Partiendo de las premisas constitucionales que generan las características distintivas presentadas, en Colombia se ha creado un amplio marco normativo que regula el servicio público de educación. La ley 30 de 1.992, se concentra en la regulación de la educación superior en Colombia. Esta ley determina los organismos que intervienen en la creación de políticas y ejecución de las mismas, así como sus funciones. Adicionalmente define los tipos de instituciones habilitadas para otorgar títulos de educación superior en el país y crea las bases del sistema de aseguramiento de calidad, que incluye el cumplimiento de unas condiciones mínimas de calidad y la acreditación de alta calidad. Posteriormente a la creación de esta ley y en desarrollo de la misma se generaron, en la década del 90 y en los últimos años, directrices para el funcionamiento de las diferentes partes del sistema, como la de diseño de políticas, ejecución, aseguramiento de la calidad, acreditación, regulación de las instituciones habilitadas para otorgar títulos, entre otros aspectos. Una síntesis de estas normas se puede observar en el anexo 3. Tomando como base las directrices de este marco normativo, se presenta en el capítulo 2 la estructura del sistema de educación superior colombiano y, en el capítulo 3, la descripción de los diferentes tipos de títulos que se reconocen en el país y de sus contenidos mínimos, así como la base legal de los diplomas que acreditan su existencia, el funcionamiento del reconocimiento público y validez nacional de los títulos en Colombia. 1.3. Algunas cifras y estadísticas Antes de mirar el tema de títulos con la profundidad que se ha solicitado, es bueno tener una revista del contexto institucional que tiene el país. Actualmente en Colombia se denota cierta dispersión institucional, pues existen 276 instituciones de educación superior (IES) y un número muy grande programas (11.838 según se puede ver en tabla 1). Por su parte la presencia del sector privado, tanto en programas como en instituciones es superior a la del sector público y, aunque la matrícula había seguido la misma tendencia (en 1.995 el sector público sólo representaba el 39% del total de estudiantes matriculados para ese año), para el 2005 la participación pública había repuntado, luego de la crisis económica, llegándose a una participación aproximadamente igual para los dos sectores (el sector público participa con el 49% en el 2005). Una de las razones de este crecimiento, es el aumento de cupos en el sector público que se calculan en 211.889 desde el año 2002.10 La severa crisis de 1999-2000, cuando la 10 Ministerio de Educación Nacional, < http://www.mineducacion.gov.co >, [Consulta: 22 de abril de 2006].

11 economía cayó en mas de 5.0%, llevó a más jóvenes y padres de familia a preferir la opción de la educación superior pública. A esto se suman las políticas del gobierno de exigir mayores cupos del sistema público, mayor cobertura y menor deserción. Muchas de las políticas públicas han estado encaminadas a este objetivo en este periodo. La mayoría de las IES son universidades o instituciones universitarias, aunque las Universidades concentran el mayor número de programas, como se puede observar en la tabla 1. Un 62.4% de los programas que existen en Colombia son ofrecidos por Universidades. En este contexto es evidente el relativo estancamiento de la formación técnica en Colombia que tiene menos del 17% de la oferta de programas del país, dato muy inferior frente a lo que sucede en otros países de la región.11 Tabla 1 – Cantidad de instituciones y programas en Colombia NÚMERO DE IES NÚMERO DE PROGRAMAS Oficial Privada Total % Oficial Privada Total % Inactivos Instituciones Técnicas Profesionales 11 40 51 18% 133 690 823 6,95% 77 Escuelas tecnológicas 17 43 60 22% 208 937 1.145 9,67% 173 Instituciones Universitarias 22 68 90 33% 471 1.861 2.332 19,70% 427 Universidades 31 44 75 27% 2.853 4.534 7.387 62,40% 1.392 Otras 151 0 151 1,28% 1 Total 81 195 276 100% 3.816 8.022 11.838 100% 2.070 Fuente: Creación de Oportunidad Estratégica, tomando como base los datos del Sistema Nacional de Información de Educación Superior – SNIES, http://snies.mineducacion.gov.co:8080/esp/monitoreo/snies/main.htm, al 22 de abril de 2006. Tabla 2 – Instituciones y programas acreditados IES ACREDITADAS PROGRAMAS ACREDITADOS Oficial Privada Total % Oficial Privada Total % Instituciones Técnicas Profesionales 0 0 0 0% 3 2 5 1,41% Instituciones Tecnológicas 0 0 0 0% 11 8 19 5,37% Instituciones Universitarias 0 0 0 0% 7 23 30 8,47% Universidades 4 6 10 100% 141 153 294 83,05% Otras 0 0 0 0% 6 0 6 1,69% Total 4 6 10 100% 168 186 354 100% Fuente: Creación de Oportunidad Estratégica, tomando como base los datos del Sistema Nacional de Información de Educación Superior – SNIES, http://snies.mineducacion.gov.co:8080/esp/monitoreo/snies/main.htm, al 22 de abril de 2006. 11 El documento CONPES 3360, del Departamento Nacional de Planeación, del 2005, y avalado por el Ministerio de Educación y Ministerio de Hacienda, propone identifica el problema y propone formas para avanzar en el fortalecimiento de la Educación Técnica y Tecnológica en el País.

12 En cuanto a la acreditación voluntaria o de alta calidad (ver tabla 2), ésta se puede dar a programas y también a instituciones. La regulación de estas acreditaciones es exigente, siendo más difícil la acreditación institucional, pues demanda que la mayoría de programas de la entidad hayan sido acreditados. De 11.838 programas sólo 354 se han acreditado, es decir sólo el 3% de los programas la ha conseguido, la mayoría de los cuales son ofrecidos por Universidades. El panorama es más complejo respecto a la acreditación institucional, en tanto que sólo 10 instituciones, que corresponden al 3.6% del total, han obtenido esta acreditación, todas estas de carácter universitario. Gráfico 2 – Participación de los núcleos del conocimiento por egresados y estudiantes matriculados. Fuente: Ministerio de Educación Nacional, http://www.mineducacion.gov.co, al 22 de abril de 2006. Tabla 3 – Cantidad de graduados 1.995 – 2.005 AÑO GRADUADOS 1995 92.219 1996 102.312 1997 122.149 1998 111.177 1999 106.755 2000 123.417 2001 119.958 2002 131.896 2003 128.120 2004* 183.972 2005* 164.680 Fuente: Ministerio de Educación Nacional, http://www.mineducacion.gov.co, al 22 de abril de 2006. * Información preliminar.

13 El sistema de educación superior tiene actualmente 1.212.037 estudiantes (Ver anexo 4), la mitad de ellos ubicados en carreras tradicionales como administración, economía, derecho e ingeniería, como se puede ver en el gráfico 2. Las carreras relacionadas con agronomía y zootecnia son las menos demandadas o de menor preferencia por los bachilleres, al igual que las ciencias puras como matemática y física. El inventario de graduados desde 1964 hasta 2005 es de 2.132.744 profesionales,12 aproximadamente un 5% de la población total actual colombiana. Los graduados según núcleo de conocimiento siguen las mismas tendencias que la matrícula actual. El número de graduados por año (ver tabla 3), presenta claras fluctuaciones desde 2002, pero con tendencia positiva, denotando crecimiento pues de 1995 a 2005, la cantidad anual de graduados ha aumentado aproximadamente en un 80%. Si miramos con detenimiento el anexo 4, se encuentra que de 11.857 programas vigentes, 6.857, es decir el 57%, son programas de pregrado y 4.225 son programas de especialización. Por su parte los programas de maestría y doctorado vigentes son menos: tan sólo 480 programas de maestría y 83 de doctorado, según datos del Sistema Nacional de Información de Educación Superior (SNIES). Estos niveles avanzados de formación tienen poca participación en el porcentaje de programas, pues representan el 4% y el 0.7% respectivamente, lo que muestra un escaso desarrollo de los programas que generan investigación, base de la innovación en la economía. Sin embargo, la cantidad de estos programas ha venido creciendo en los últimos años (los programas de maestrías crecen en 16% en el 2004 y 14% en el 2005; los doctorados crecieron en 28% en el 2004, mientras para el período siguiente el crecimiento fue del 20%), lo cual muestra un progreso paulatino en este tema. En esta materia el gobierno viene usando un programa de apoyo a los doctorados en el marco de un crédito con el Banco Mundial para ampliación de cobertura y crédito educativo.13 En conclusión, Colombia tiene un sistema de educación superior con predominio de las universidades en cuanto a IES, y donde se imparte preferentemente formación universitaria de pregrado, seguido de grados de especialización. Llama la atención la baja participación de los grados técnicos y tecnológicos. Igualmente, hacia la cúspide del sistema, este ha madurado lentamente, a juzgar por el papel más bien modesto que tienen las maestrías y doctorados, aunque se aprecian cambios recientes. Por su parte el sector público ha presentado un aumento considerable de la participación de la matrícula, tendencia aún más visible en maestrías y doctorados. El número de profesionales graduados desde 1964 hasta 2005 es de 2.132.744 profesionales, mientras hay 1.212.037 estudiantes actualmente en el sistema. Estos datos dan un parámetro para ver el tema de títulos. Antes de pasar a este tema que se presentará en el capítulo 3, se hará una revista a la organización institucional de la educación superior en el capítulo 2, identificando los actores y órganos que regulan los aspectos más importantes de la educación en el país. 12 Observatorio Laboral para la Educación, < http://www.graduadoscolombia.edu.co >, [Consulta: 22 de abril de 2006]. 13 Para un examen detenido de la formación avanzada en Colombia, puede consultarse el documento reciente, La oferta y Demanda de Formación Avanzada en Colombia, por Maria Monica Oviedo, Oportunidad Estratégica, mayo de 2006, documento preparado para Colciencias.

14 Finalmente, al combinar el anexo 4 con la tabla 1, se observa que 1.212.000 estudiantes participan en 11.857 programas, es decir a razón de 100 estudiantes por programa. Este parámetro puede ser modesto y denota cierta dispersión de programas académicos. En las Universidades Públicas hay en promedio 160 estudiantes por programa, mientras que en la Universidad Privada en promedio son 74 estudiantes por programa. Por su parte las 276 instituciones, en promedio cada una tienen 4.391 estudiantes. En realidad el sistema público muestra más consolidación, si se tiene en cuenta que en promedio tiene 7.500 estudiantes por institución, mientras que las instituciones privadas tienen en promedio 3.080 estudiantes. Estos dos parámetros, dispersión de programas y cierta dispersión institucional, son rasgos del sistema de educación de Colombia, y muestran que hay oportunidades de mejoramiento en la oferta, pues puede esperarse mejoramiento por la vía de mayores economías de escala, programas más robustos y con mayores recursos de toda índole. 1.4. Los tipos de títulos de la educación superior en Colombia En el sistema de educación superior colombiano, el título “es el reconocimiento expreso de carácter académico, otorgado a una persona natural, a la culminación de un programa, por haber adquirido un saber determinado en una Institución de Educación Superior. Tal reconocimiento se hará constar en un diploma”.14 Otros términos relacionados, como “certificación” y “habilitación”, tienen un uso diferente en Colombia. Una certificación es un documento en el cual consta algún aspecto específico de una persona natural o jurídica, razón por la cual un título es una certificación, pero también lo es el registro calificado o el documento en el que consta la obtención de un sello internacional de calidad. Por otro lado, una habilitación es un documento que permite que una persona natural o jurídica esté en capacidad de desarrollar una actividad, razón por la cual el título es una habilitación para ejercer una profesión (y en varios casos esta habilitación no la da únicamente el título sino la tarjeta o matrícula profesional, como se mencionó anteriormente). Todo programa cuyo objetivo sea otorgar un título, requiere obtener el Registro Calificado por parte del Ministerio de Educación Nacional MEN, que certifica que el programa cumple con las condiciones mínimas de calidad. Estas condiciones se asimilan a los contenidos mínimos que debe tener cada programa, los cuales son evaluados por Pares Académicos de la sala por área de conocimiento correspondiente al programa aspirante a obtener el Registro Calificado, en la Comisión Nacional Intersectorial de Aseguramiento de la Calidad Nacional en la Educación Superior15 (Ver anexo 9). Los programas en general se dividen en programas de pregrado y postgrado. Los programas de pregrado son aquellos que “preparan para el desempeño de ocupaciones, para el ejercicio de una profesión o disciplina determinada, de naturaleza tecnológica o científica o en el área de las humanidades, las artes y la filosofía”16 . Por otro lado, los 14 Ley 30 de 1992, Título I, Capítulo 5, Artículo 24. 15 Cumpliendo con lo establecido en el decreto 2566 de 2003, el Ministerio de Educación Nacional definió las características específicas de calidad para los siguientes programas: Administración: Resolución 2767 de 2003; Derecho: Resolución 2768 de 2003; Ciencias Exactas y Naturales: Resolución 2769 de 2003; Arquitectura: Resolución 2770 de 2003; Ciencias de la Salud Resolución 2772 de 2003; Ingeniería Resolución 2773 de 2003; Economía Resolución 2774 de 2003; Comunicación e Información Resolución 3457 de 2003; y Contaduría Resolución 3459 de 2003. 16 Ley 30 de 1992, Título I, Capítulo 3, Artículo 9.

15 programas de postgrado están definidos como las especializaciones, las maestrías, los doctorados y postdoctorados.17 En conclusión, en Colombia existen los siguientes tipos de títulos: Técnico Profesional, Tecnológico, Profesional, Especializaciones en cada uno de los anteriores niveles, Maestrías, Doctorados y Postdoctorados. A continuación se presenta la descripción de cada título de acuerdo a la ley 30 de 1.992 y a la ley 749 de 2.002. Técnico Profesional. Título de formación en ocupaciones de carácter operativo e instrumental y de especialización en su respectivo campo de acción, sin perjuicio de los aspectos humanísticos; propios de este nivel.18 Tecnólogo. Título de formación en los conocimientos científicos y la comprensión teórica requeridos para la formación de un pensamiento innovador, con capacidad de diseñar, construir, ejecutar, controlar, transformar y operar los medios y procesos que tengan como objetivo la solución de problemas de los sectores productivos y de servicios.19 Profesional. Título que permite el ejercicio autónomo de actividades profesionales de alto nivel, e implica el dominio de conocimientos científicos y técnicos.20 Hay algunos casos específicos, como los programas de pregrado en Artes, los cuales conducen al título de: "Maestro en..." y los programas de pregrado en Educación que podrán conducir al título de "Licenciado en...".21 Finalmente, los títulos en cuya denominación no se antepone la palabra “Profesional en…”, pero que hacen referencia a una profesión específica (e.g. Administrador de Empresas, Abogado, etc.) también son títulos profesionales. Especialista. “Los programas de especialización son aquellos que se desarrollan con posterioridad a un programa de pregrado y posibilitan el perfeccionamiento en la misma ocupación, profesión, disciplina o áreas afines o complementarias”22 . Por consiguiente, las especializaciones se enfocan en un área específica de cada programa y forman principalmente para el ejercicio práctico de la profesión. Por esta razón, los contenidos de este tipo de títulos se centran fundamentalmente en la aplicación práctica de los conocimientos del área de especialización, mas no en fortalecer la parte investigativa. Magíster. Las Maestrías son programas que buscan ofrecer herramientas tanto para la práctica profesional, como para la investigación. “Las maestrías tienen como objetivo ofrecer programas académicos de formación avanzada, en procesos de investigación o de profundización del conocimiento, orientados a la solución de problemas teóricos, disciplinarios, interdisciplinarios o profesionales y a dotar a la persona con capacidades investigativas en un área específica de las ciencias o de las tecnologías, así como en un campo de la filosofía, de las humanidades y de las artes”23 . Las maestrías deben culminar con un trabajo de investigación.24 Doctor. El doctorado es el programa académico que otorga el título de más alto grado educativo en Colombia. Como ya se había mencionado, este título sólo puede ser 17 Ley 30 de 1992, Título I, Capítulo 3, Artículo 10. 18 Ley 30 de 1992, Título I, Capítulo 4, Artículo 17. 19 Ley 749 de 2002, Capítulo 1, Artículo 3. 20 Ley 749 de 2002, Capítulo 1, Artículo 3. 21 Ley 30 de 1992, Título I, Capítulo 5, Artículo 25. 22 Ley 30 de 1992, Título I, Capítulo 3, Artículo 11. 23 Decreto 916 de 2001, Capítulo 2, Artículo 8. 24 Ley 30 de 1992, Título I, Capítulo 5, Artículo 12, Parágrafo.

16 otorgado por Universidades y acredita “la formación y competencia para la realización de una vida académica e investigativa activa y de elevado nivel de excelencia e idoneidad profesional y ciudadana”25 . Los programas de Doctorado tienen como objetivo la formación de investigadores que hagan un aporte significativo al conocimiento en su respectiva área de estudio y deben finalizar con la realización de una tesis.26 En cuanto a los programas de Postdoctorado, no hay una definición específica, ni de la denominación del título, ni del tipo de información impartida. La única característica distintiva de este título es que sólo se puede obtener, como su nombre lo dice, después de haber obtenido un título de Doctorado. 25 Decreto 916 de 2001, Capítulo 3, Artículo 12. 26 Ley 30 de 1992, Título I, Capítulo 3, Artículo 13.

17 2. Estructura del sistema de educación superior en Colombia 2.1. Introducción La misión del Estado colombiano con respecto a la educación superior se sintetiza en dos aspectos: (i) velar por el acceso y la calidad de la educación y (ii) garantizar la adecuada prestación de este servicio público. Tales funciones están en cabeza del Ministerio de Educación Nacional – MEN, organismo responsable de la creación y unificación de las políticas generales, articulando el Sistema Nacional de Educación Superior y coordinando estas políticas con el apoyo del Viceministerio de Educación Superior. Para realizar estas funciones el MEN cuenta con el apoyo de cuatro cuerpos consultores: (i) El Consejo Nacional de Educación Superior – CESU; (ii) La Comisión Nacional Intersectorial para el Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior – CONACES; (iii) El Consejo Nacional de Acreditación – CNA; (iv) Los Comités Regionales para la Educación Superior – CRES. Gráfico 3 – Estructura del sistema de educación superior en Colombia Fuente: Análisis de Oportunidad Estratégica, tomando como base la reglamentación, la información disponible de los procesos y las instituciones, así como la realización de entrevistas a expertos.

18 El gráfico 3 presenta un diagrama básico de los actores y la estructura de fomento y regulación del sistema colombiano de educación superior, en el cual se pueden observar los organismos mencionados, así como las Instituciones de Educación Superior – IES, el Instituto Colombiano para el Fomento de la Educación Superior – ICFES y los pares académicos, como actores encargados de la implementación de las políticas, así como el Sistema Nacional de Información de Educación Superior – SNIES y el Observatorio Laboral – OL, organismos que se encargan de suministrar información al sistema, para obtener retroalimentación sobre su operación. A continuación se entrará a describir brevemente cada uno de los actores mencionados, exceptuando las IES, ya que estas instituciones serán explicadas en conjunto con los tipos de títulos existentes en el siguiente capítulo. 2.2. Actores del sistema de educación superior Ministerio de Educación Nacional – MEN.27 Es el organismo que encabeza el sistema de educación superior en Colombia. El objetivo más importante del MEN en cuanto a educación superior, es “Orientar la educación superior en el marco de la autonomía universitaria, garantizando el acceso con equidad a los ciudadanos colombianos, fomentando la calidad académica y la pertinencia de los programas, la eficiencia y transparencia de la gestión para facilitar la modernización de las Instituciones de Educación Superior e implementar un modelo administrativo por resultados y la asignación de recursos con racionalidad de los mismos”.28 El viceministerio combina en distintas dependencias funciones de fomento, inspección y vigilancia. Las funciones de este Viceministerio se pueden observar con mayor detalle en el anexo 5 y en la página web del Ministerio (www.mineducacion.gov.co). Consejo Nacional de Educación Superior – CESU.29 Este es un organismo colegiado permanente vinculado al MEN, cuya función general consiste en proponer al Gobierno Nacional: a) Políticas y planes para la marcha de la educación superior; b) La reglamentación y procedimientos para: organizar el sistema de acreditación, organizar el sistema nacional de información, organizar los exámenes de estado, establecer las pautas sobre la nomenclatura de títulos, la creación de las IES y establecer los requisitos de creación y funcionamiento de los programas académicos; c) La suspensión de las personerías jurídicas otorgadas a las IES; y d) Los mecanismos para evaluar la calidad académica de las IES y de sus programas. El CESU es presidido por el Ministro de Educación Nacional y tiene quince miembros adicionales, entre los cuales se encuentran representantes de entidades estatales de planeación e IES oficiales (estatales), privadas y de economía solidaria. Adicionalmente, el CESU cuenta con la participación de otro tipo de miembros, como profesores, estudiantes y representantes de los sectores productivo y de investigaciones científicas. Finalmente, el Director del Instituto Colombiano para el Fomento de la Educación Superior – ICFES, también es miembro del CESU, con voz pero sin voto. Como se puede observar, la conformación del CESU permite tener la visión de los diferentes estamentos que 27 Decreto 2230 de 2003. 28 Ibíd., artículo 1°. 29 De acuerdo con el decreto 1050 de 1.968, los consejos son unidades ministeriales que cumplen funciones de asesoría o coordinación y que incluyen personas ajenas al ministerio. Su función general es asesorar al ministro en la formulación, coordinación y ejecución de las políticas (RODRÍGUEZ, 1.999).

19 intervienen en el sector de la educación superior, desde los oferentes hasta los demandantes, del sector oficial y el privado. Comisión Nacional Intersectorial para el Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior – CONACES. Según el Decreto 2230 de 2003, este organismo tiene como funciones: a) La coordinación y orientación del aseguramiento de la calidad de la educación superior; b) La evaluación del cumplimiento de los requisitos para la creación de IES, su transformación y redefinición; la evolución de los programas académicos y demás funciones, mediante el registro calificado o estándares mínimos de calidad, entre otras funciones que le sean asignadas por el Gobierno Nacional. De acuerdo al Decreto 66 de 2004, las funciones de este organismo se enfocan al aseguramiento de la calidad de todos los programas de educación superior del país, incluyendo los programas de maestría, doctorado y postdoctorado.30 Un aspecto es que para dar un registro calificado se trabaja con pares académicos.31 Consejo Nacional de Acreditación – CNA. La acreditación de la educación superior es voluntaria y es una acreditación de excelencia. Para regular estos procesos se creó el CNA, organismo colegiado (conformado por siete miembros de elevado nivel académico) encargado de orientar, organizar, fiscalizar y dar fe de la calidad del proceso.32 El Sistema Nacional de Acreditación para las IES, garantiza a la sociedad que las instituciones que hacen parte del Sistema cumplen los más altos requisitos de calidad y con sus propósitos y objetivos. Para validar estos altos estándares, el CNA solicita a pares académicos de cada campo específico evaluar y corroborar el trabajo de los programas y las instituciones postulantes, siguiendo toda una metodología sistémica de acreditación institucional. Las IES que se acogen voluntariamente al Sistema Nacional de Acreditación y el CNA se someten a sus procedimientos y deben empezar por una autoevaluación, seguido de una visita de pares. El CNA dependiendo de sus informes se encarga o no de recomendar al MEN la entrega de la acreditación. Esta acreditación es de carácter temporal, es decir que tiene una vigencia limitada en el tiempo, lo que implica que las IES deben renovarla. Es 30 La CONACES está compuesta por nueve salas:30 una general, seis por áreas del conocimiento, una especial de maestrías y doctorados, y otra de instituciones. Todas estas salas están conformadas por profesores universitarios en ejercicio.30 La sala general está conformada por el MEN, el Instituto Colombiano para el Fomento de la Educación Superior – ICFES, el Instituto Colombiano para el Desarrollo de la Ciencia y la Tecnología – COLCIENCIAS; el CESU, el Consejo Nacional de Acreditación – CNA y un representante de cada sala por área del conocimiento.30 En cuanto a las salas por áreas del conocimiento, éstas se dividen en: 1. Ingenierías, arquitectura, matemáticas y ciencias físicas; 2. Ciencias de la salud; 3. Ciencias biológicas, agronomía, veterinaria y afines; 4. Ciencias de la educación; 5. Ciencias económicas y administrativas; y 6. Humanidades, ciencias sociales y artes. Estas salas son las encargadas de evaluar si los programas académicos cumplen con las condiciones mínimas de calidad, con el objetivo de determinar si deben mantenerse en funcionamiento o detenerse hasta conseguir estos estándares mínimos. 31 En los procesos de aseguramiento de la calidad (tanto en el de condiciones mínimas, como en el de acreditación, liderados por la CONACES y el CNA respectivamente) presentados anteriormente, los Pares Académicos juegan un papel vital, por lo cual se incluyen a continuación como actores del Sistema Nacional de Educación Superior. Estos actores son profesores universitarios en ejercicio, que tienen la misma profesión y especialización de aquellos a quienes van a visitar y son capaces de evaluar los programas porque tienen experiencia en la profesión y en la dirección de un programa similar. 32 Consejo Nacional de Acreditación, < http://www.cna.gov.co/cont/cna/index.htm>, [Consulta: 22 de enero de 2006].

20 importante aclarar que la acreditación se centra únicamente en validar que se han alcanzado niveles altos de calidad y no implica ningún tipo de inspección y vigilancia, sino de mejoramiento de la calidad.33 Comités Regionales para la Educación Superior – CRES.34 Son organismos asesores de carácter regional del Viceministerio de Educación Superior con las siguientes funciones: a) Coordinar los esfuerzos regionales para el desarrollo de la educación superior; b) Actuar como interlocutores válidos para efectos de discusión y diseño de políticas, planes y proyectos de educación superior regional; y c) Contribuir en la evaluación compartida de programas académicos. Los CRES están conformados por los rectores o sus delegados, de las IES debidamente reconocidas como tales en cada región.35 Sin embargo, estos organismos no han tenido la influencia que se buscaba que tuvieran con la ley 30, ya que actualmente se utilizan más que todo para la coordinación de diferentes aspectos logísticos, más que de asesoría para la implementación de las políticas en las diferentes regiones del país.36 En la tabla 4 se puede observar en síntesis el papel de los cuerpos consultores explicados anteriormente. Tabla 4 – Cuerpos consultores del sistema de educación en Colombia Organismo Función Consejo Nacional de Educación Superior – CESU. Es un órgano de asesor de alta jerarquía, con el objeto de proponer al Gobierno Nacional las políticas, planes y regulaciones para la marcha del sistema de educación superior. Comisión Nacional Intersectorial para el Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior – CONACES. Es un órgano dedicado al aseguramiento de la calidad, con funciones de coordinar y orientar el aseguramiento de la calidad de la educación superior, mediante la evaluación del cumplimiento de los requisitos para la creación, transformación y redefinición de las IES y sus programas académicos. Consejo Nacional de Acreditación – CNA. Orientar y dar fe de la calidad del proceso de acreditación de las IES y de sus programas, mediante el cual se busca garantizar a la sociedad que éstos cumplen los más altos requisitos de calidad. Comités Regionales para la Educación Superior – CRES. Coordinar los esfuerzos regionales para el desarrollo de la educación superior, actuar como interlocutores válidos para efectos de discusión y diseño de políticas, planes y proyectos de educación superior regional. 33 Galo Burbano López, Director Ejecutivo ASCUN, El Sistema De Acreditación En Colombia, Cajamarca, Perú, 2004. <www.anr.edu.pe/forobol/descargas/ ponencias/Galo%20BURBANO%20-%2016.pps> [Consulta: 22 de enero de 2006]. 34 Ley 30 de 1.992, Título VI, Capítulo 1, Artículos 133 y 134. 35 La clasificación de regionalización la señala el ICFES. Cada CRES se da su propio reglamento y forma de funcionamiento. 36 Entrevista realizada el viernes 3 de febrero de 2006 a Iván Pacheco Arrieta, Director De Calidad De Educación Superior, Viceministerio de Educación Superior, Ministerio de Educación Nacional.

21 Partiendo de las directrices creadas por el MEN y el CESU, la implementación de las políticas de educación superior se encuentra en manos del Viceministerio de Educación Superior y del Instituto Colombiano para el Fomento de la Educación Superior – ICFES. Por un lado, en el Viceministerio se encuentra la Dirección de Calidad de Educación Superior y la Dirección de Apoyo y Seguimiento de la Educación Superior, actores que se encargan de la implementación de las políticas de aseguramiento de la calidad, así como de inspección y vigilancia, respectivamente.37 Por otro lado, teniendo en cuenta que la evaluación del sistema de educación superior es una actividad muy importante a desarrollar para obtener la retroalimentación del funcionamiento del mismo y así poder mejorar su desempeño, el ICFES es un establecimiento público38 del orden nacional adscrito al MEN, el cual tiene como objeto principal “la evaluación del sistema educativo colombiano en todos sus niveles y modalidades y propender a la calidad de dicho sistema a través de la implementación de programas y proyectos de fomento de la educación superior, de acuerdo con las políticas trazadas por el MEN”39 . Algunas de sus funciones principales se encuentran en el anexo 6. El ICFES realiza dos exámenes que tienen como hilo conductor el enfoque por competencias,40 se aplican en diferentes etapas del sistema educativo e influyen directamente en el sistema de educación superior. El primero se denomina “Examen de Estado para Ingreso a la Educación Superior” y consiste en una prueba que deben presentar todos los aspirantes a obtener un grado de bachillerato (educación secundaria) para que puedan ingresar al sistema de educación superior.41 Con este se busca medir el nivel académico de los estudiantes con el fin de que las IES puedan tener un parámetro de referencia para sus procesos de admisión. El segundo es el “Examen de Estado de Calidad de la Educación Superior – ECAES”, de reciente adopción, el cual consiste en “pruebas académicas de carácter oficial y obligatorio, y forman parte, con otros procesos y acciones, de un conjunto de instrumentos que el Gobierno Nacional dispone para evaluar la calidad del servicio público educativo”.42 Este examen debe ser presentado por los aspirantes a obtener el título profesional 37 Decreto 2230 de 2003, artículos 24 al 29. 38 Según la ley 489 de 1998, artículo 70, “los establecimientos públicos son organismos encargados principalmente de atender funciones administrativas y de prestar servicios públicos conforme a las reglas del Derecho Público, que reúnen las siguientes características: a) Personería jurídica; b) Autonomía administrativa y financiera; c) Patrimonio independiente, constituido con bienes o fondos públicos comunes, el producto de impuestos, rentas contractuales, ingresos propios, tasas o contribuciones de destinación especial, en los casos autorizados por la Constitución y en las disposiciones legales pertinentes.” 39 Decreto 2232 de 2.003, Capítulo 1, Artículo 2. 40 El enfoque por competencias significa que el énfasis no se pone en las definiciones, sino en la aplicación del conocimiento a la solución de determinados problemas. Daniel Bogoya, tomado de la publicación “Al Tablero”, Ministerio de Educación Nacional, <http://www.mineducacion.gov.co/1621/article-87402.html > [Consulta: 12 de marzo de 2006]. 41 Instituto Colombiano Para El Fomento De La Educación Superior – ICFES, Subdirección Académica, Grupo de Evaluación de la Educación Básica y Media, “Antecedentes Y Marco Legal Del Examen De Estado”, Grupo de Evaluación de la Educación Básica y Media, 1999, p. 3. 42 Decreto 1781 de 2003, artículo 1°.

22 (programas de pregrado) de cuarenta y dos (42) programas a nivel nacional.43 Los ECAES buscan proveer información sobre el grado de desarrollo de las competencias de los estudiantes que cursan el último año de los programas académicos de pregrado, la cual debe servir para la construcción de indicadores de evaluación del servicio público educativo.44 Sistema Nacional de Información de Educación Superior – SNIES. Este es un sistema de información coordinado por el MEN, que busca suministrar datos y estadísticas acerca del desempeño de todo el Sistema de Educación Superior en Colombia. El SNIES está conformado por todas las instituciones que manejan, suministran o producen información sobre la educación superior (e.g. MEN, ICFES, todas las IES, etc.), más no se concibe a ningún agente como centralizador y totalizador de la información.45 Este Sistema busca ofrecer información confiable, ya que el sector de la educación superior presenta asimetrías de información importantes, y está orientado a diferentes tipos de usuarios, como las mismas IES, los estudiantes o aspirantes a entrar en el sistema de educación superior, las entidades del estado, entre otras.46 Es posible acceder al sistema central del SNIES a través de la página web del MEN.47 Observatorio Laboral – OL. El OL es un sistema de información que busca realizar un seguimiento al desempeño laboral de las personas que han obtenido títulos de educación superior, sobre sus condiciones laborales y sobre las tendencias de la demanda de profesionales por parte del mercado laboral. 48 Este Sistema busca: a) Contribuir al mejoramiento de la calidad y pertinencia de los programas ofrecidos; b) Orientar las decisiones en inversiones de educación; c) Orientar las políticas de la educación superior; d) Proveer información insumo para el sistema de aseguramiento de la calidad de la educación superior; y e) Conocer el capital humano disponible en el país y las tendencias de demanda de las diferentes profesiones.49 El OL está dirigido a las IES, los aspirantes y sus padres de familia, el sector productivo, el estado y en general la comunidad.50 Partiendo de la información presentada en este capítulo acerca de los diferentes actores que intervienen en el sistema de educación superior en Colombia, a continuación se 43 Instituto Colombiano Para El Fomento De La Educación Superior – ICFES, Subdirección Académica, Grupo de Evaluación de la Educación Superior, “Antecedentes Y Marco Legal De Los ECAES”, Grupo de Evaluación de la Educación Superior, 2004, p. 44 Decreto 1781 de 2003, artículo 1°. 45 Hernán Jaramillo Salazar [et al.], Hacia un Sistema Nacional de Información de la Educación Superior, Editorial Universidad del Rosario, Bogotá, Colombia, 2005, p. 37. 46 Ibíd., p. 27. 47 Para consultar esta pagina se puede ir a la pagina de MEN y desde alli al SNIES (http://www.mineducacion.gov.co) y desde esta página también se puede ingresar a las páginas de las diferentes instituciones que hacen parte del mismo. El SNIES clasifica los diferentes programas académicos de educación superior en cincuenta y cinco (55) núcleos básicos del conocimiento, los cuales se clasifican en ocho (8) áreas del conocimiento: Agronomía, veterinaria y afines; Bellas artes; Ciencias de la educación; Ciencias de la salud; Ciencias sociales e humanas; Economía, administración, contaduría y afines; Ingeniería, arquitectura, urbanismo y afines; y Matemáticas y ciencias naturales. 48 Javier Botero Álvarez, Graduados Colombia - Observatorio Laboral para la Educación, Viceministerio de Educación Superior, Bogotá, Noviembre de 2005. 49 Ibíd. 50 Ibíd. Para más detalle, se puede acceder al OL a través de su página web (http://www.graduadoscolombia.edu.co/) y desde esta página también se puede ingresar a las páginas de las diferentes instituciones que hacen parte del mismo.

23 presenta el proceso que deben seguir los títulos para obtener el reconocimiento público y validez nacional y, finalmente, en el tercer capítulo se presentan los tipos de títulos existentes y las instituciones habilitadas para otorgarlos. 2.3. Reconocimiento público y validez nacional de los títulos Para comprender cómo fluyen las relaciones en el sistema para llegar al reconocimiento público de los títulos, el proceso que se sigue es el que se sintetiza en el gráfico 4. El primer paso es la consecución del reconocimiento de la personería jurídica de la IES por parte del MEN (previa recomendación de aprobación de CONACES); posteriormente se debe obtener la aprobación oficial del programa específico (aprobación denominada “Registro calificado”, otorgada por el MEN, también previa aprobación de CONACES) y el otorgamiento del título por parte de la IES al estudiante, quien debe presentar el ECAES (Examen de Estado para aspirantes a ser egresados de educación superior mencionado anteriormente, realizado por el ICFES. En la actualidad la presentación de este examen no es obligatoria, pero se espera que lo sea un horizonte de tiempo cercano). En Colombia no existen IES que otorguen títulos que no sean reconocidos públicamente ya que, como se puede observar, el proceso de garantizar este reconocimiento se inicia desde el mismo momento en que la IES es creada. Gráfico 4 – Proceso de validez nacional y consecución de alta calidad de los títulos Creación IES Creación programa Otorgamiento del título Adjudicación de Personería Jurídica Ingreso de la IES al SNIES Adjudicación de Registro Calificado Ingreso del programa al SNIES Presentación del ECAES Inicio de seguimiento continuo del OL Acreditación del programa Acreditación institucional Otorgamiento de la Acreditación para la institución Otorgamiento de la Acreditación para el programa El MEN aprueba la creación de la IES y le otorga la Personería Jurídica El MEN aprueba la creación del programa académico y le otorga el Registro Calificado. La IES le otorga el título al estudiante, una vez este ha completado el programa y ha presentado el ECAES. Fuente: Análisis de Oportunidad Estratégica, tomando como base la reglamentación, la información disponible de los procesos y las instituciones y la realización de entrevistas a expertos. Por otro lado, como se puede observar en el gráfico 4, existen unos pasos voluntarios que tienen que ver con la búsqueda de altos estándares de calidad en la educación superior. La calidad como política de educación superior en Colombia, se evalúa en estudiantes (exámenes de estado), programas académicos e instituciones, concepto que integra diferentes modelos observados en Latinoamérica. Si se habla de calidad en las instituciones, se tiene en cuenta el estado de los programas, los recursos, los procesos y la gestión académica. En cuanto a la calidad de los programas académicos, se tiene en cuenta la institución a la que pertenecen, el proyecto y su realización. Partiendo de estas bases, los procesos de acreditación de alta calidad pueden ser otorgados a los programas y posteriormente a las instituciones, como se observa en los pasos voluntarios del gráfico mencionado.

24 Es importante mencionar que el sistema nacional de aseguramiento de la calidad y de acreditación de la educación superior, tiene como base la cultura de autoevaluación, continuando con el cumplimiento de los estándares básicos mencionados para la creación de programas e instituciones y culminando con los procesos voluntarios de acreditación. En general se busca que el sistema se autorregule, autoevalué y mejore constantemente, logrando que todo el proceso se ciña a un mismo hilo conductor de principio a fin. Teniendo claridad en cuanto a la estructura del Sistema de Educación Superior en Colombia y al proceso requerido para el reconocimiento público y validez nacional de los programas, se presentan a continuación los tipos de IES y de títulos existentes, así como las características de los mismos. 2.4. Las matrículas profesionales Si bien la Ley 30 parece dar un marco claro para y preciso para el reconocimiento académico de los títulos en Colombia (la validez nacional de los títulos en algunos programas se obtiene tan pronto la IES otorga el título al estudiante), hay una circunstancia nueva, no prevista ex ante y que reclama consideración. Se trata de la situación que se ha creado mediante las regulaciones que ha introducido el congreso para el ejercicio de distintas profesiones. En efecto existen cerca de 60 profesiones reglamentadas por el Congreso en Colombia, lo que implica la exigencia de una tarjeta o matrícula profesional para la validez nacional de esos títulos, situación que de alguna manera introduce cambios a todo lo ya afirmado. En estas profesiones reguladas, muchas veces sin consideración a la necesidad o urgencia social manifiesta para tal regulación, el congreso ha establecido en algunos casos también condiciones para el acceso a títulos y las condiciones de duración de programas y otras materias que serían más de la órbita universitaria. Independientemente de las motivaciones de algunas de estas leyes, este es un cambio de fondo a la filosofía de la Ley 30, pues desdibuja en la práctica lo que se ha querido hacer y el papel de las Universidades. Este es el caso de profesiones que normalmente se regulan en muchos países como Medicina, Derecho, Contaduría e Ingeniería, pero observamos con preocupación que matrículas profesionales en Administración de Negocios o Bibliotecología también están reguladas, como se puede observar en la tabla 5 (ver anexo 7 con la totalidad de las respectivas leyes). Esta reglamentación se realiza por la existencia de una ley creada por el Congreso de la República, pero las matrículas son referidas luego a los diferentes consejos profesionales de cada campo, para la expedición de las llamadas tarjetas profesionales y en algunos casos las leyes se ocupan de otras materias. Lamentablemente la tendencia actual es a aumentar el número de títulos reglamentados por esta vía particular, lo cual desvirtúa poco a poco la reglamentación general y el principio de autonomía universitaria. Ahora cada IES es autónoma para otorgar títulos con reconocimiento público, una vez haya pasado el proceso requerido. Esta reglamentación significa en la práctica un trámite adicional al exigir un requisito nuevo en cada caso.

25 Tabla 5 – Muestra de programas que están reglamentados en Colombia Título Ley que reglamenta la tarjeta profesional Consejo profesional que la expide Administrador Público Ley 1.006 de 2.006 Colegio Colombiano del Administrador Público Profesional en Relaciones Internacionales Ley 556 de 2.000 Consejo Naciona

Add a comment

Related presentations

Related pages

ESTRUCTURA Y TITULACIONES DE EDUCACION SUPERIOR EN COLOMBIA

estructura y titulaciones de educaciÓn superior en colombia. rÉgimen jurÍdico. marco constitucional . ley educaciÓn superior. ley 30 de 1992.
Read more

Educación superior en Colombia - Wikipedia, la ...

Educación Superior en Colombia: Edificio Mario Laserna, Universidad de los Andes ...
Read more

Evaluaciones de Políticas Nacionales de Educación: La ...

... Home / Books / Revisión de Políticas Nacionales de Educación ... Este capítulo analiza la visión de la educación superior en Colombia y el ...
Read more

El Sistema de Educacion Superior en Colombia - scribd.com

de la Educación Superior en Colombia Estructura de la Educación Superior La educación superior esta organizada en Colombia, de acuerdo con las
Read more

Educación superior - Ministerio de Educación Nacional de ...

El Ministerio de Educación Nacional trabaja en la formulación, ... planes y proyectos relacionados con la educación superior en Colombia, ...
Read more

Informe sobre el desarrollo de la educación en Colombia/

educación por niveles y grados, ... Fomento de la Educación Superior (ICFES) es el organismo encargado de dirigir la educación superior en Colombia.
Read more

CNA - El sistema de educación superior de Colombia

Organización de la Educación Superior en Colombia. Normatividad: La Ley 115 de 1994 establece que la educación es un proceso de formación permanente, ...
Read more

Educación superior - Wikipedia, la enciclopedia libre

... enseñanza superior, estudios superiores o educación terciaria, se refiere a la última etapa del proceso de aprendizaje académico, ...
Read more

Educación Superior - educacionsuperior.gob.ec

Hier sollte eine Beschreibung angezeigt werden, diese Seite lässt dies jedoch nicht zu.
Read more