Saga medianoche 3 hourglass claudia gray

100 %
0 %
Information about Saga medianoche 3 hourglass claudia gray

Published on July 11, 2016

Author: katherinfol

Source: slideshare.net

1. 1HOURGLASS – CLAUDIA GRAY FORO ‘ALISHEA’S DREAMS’

2. 2HOURGLASS – CLAUDIA GRAY FORO ‘ALISHEA’S DREAMS’ SSIINNOOPPSSIISS espués de escapar de la Academia Medianoche, el internado de vampiros donde se conocieron, Bianca y Lucas buscan refugio en la Cruz Negra, un grupo de cazadores de vampiros de elite. Bianca debe ocultar su herencia sobrenatural o arriesgarse a morir en sus manos. Pero cuando la Cruz Negra captura a su amigo - el vampiro Balthazar - todos sus secretos amenazan con salir a la luz. Muy pronto, Bianca y Lucas orquestaran escapar con Balthazar y salir a la carrera, no solo perseguidos por la Cruz Negra, si no por los poderosos líderes de Medianoche. Sin embargo, no importa lo lejos que corran, Bianca no puede escapar de su destino. Bianca siempre ha creído que el amor puede sobrevivir a cualquier cosa - ¿pero podrá sobrevivir a lo que está por venir? D

3. 3HOURGLASS – CLAUDIA GRAY FORO ‘ALISHEA’S DREAMS’ PPRROOLLOOGGOO Traducido por Isabella "Sal fuera," le suplique. "Sal fuera de la ciudad por tu bien. De esta forma no tendrá que matarte." El vampiro gruño, "¿Que te hace pensar que podrías hacerlo?" Lucas lo derribo, y cayeron al suelo. Esto era malo para Lucas; la lucha cuerpo a cuerpo siempre le daba ventaja al vampiro, porque las mejores armas de un vampiro eran sus colmillos. Corrí hacia adelante, determinada a ayudar. "Eres más fuerte…" jadeo el vampiro "…que un humano." Lucas dijo. "Soy lo suficientemente humano." El vampiro sonrió, una sonrisa que no tenía nada que ver con la situación desesperada en la que se encontraba y por lo tanto era aun más temeroso. "Escuche que alguien estaba buscando uno de nuestros bebes," le canto a Lucas. "Uno de los más poderosos de mi tribu. La dama se llama Charity. ¿Has oído hablar de ella?" La tribu de Charity. Una sacudida de pánico me estremeció. "Si, he oído hablar de Charity. De hecho, la estaque." dijo Lucas al tratar de poner la mano del vampiro a su espalda. "¿Piensas que no puedo estacarte a ti también? Estas a punto de aprenderlo." Sin embargo Lucas no pudo conseguir la ventaja. Estaban demasiado igualados. Él ni siquiera tuvo la oportunidad de ir por sus estacas. El vampiro podría cambiar las cosas con él en cualquier momento. Eso significaba que era momento de salvarle - matando a otro vampiro.

4. 4HOURGLASS – CLAUDIA GRAY FORO ‘ALISHEA’S DREAMS’ CCAAPPIITTUULLOO 1111 Traducido por Isabella e faltaba el aire tan fuerte que me dolía el pecho. Mi cara se sentía caliente, y los cordones de mi pelo se pegaban a la parte de mi espalda sudorosa. Cada musculo me dolía. Delante de mí, estaba Eduardo, uno de los líderes de esta célula de la Cruz negra, con una estaca en su mano. Todos rodeándonos, sus cazadores de vampiros, un improvisado ejercito en jeans y franela, observaba en silencio. Ninguno de ellos me ayudaría. Nos quedábamos al margen del centro de la habitación. La luz encima de nuestras cabezas dibujando unas sombras. "Vamos, Bianca. Entra en el juego." Su voz podía sonar como un gruñido cuando él escogía y cada palabra hacía eco en el piso cerrado y las paredes de metal del almacén abandonado. "Esta es una lucha a muerte. ¿No vas ni a intentar detenerme?" Si me abalanzaba sobre él en un esfuerzo por apoderarme de su arma o golpearle, el sería capaz de tirarme al suelo. Eduardo era muy rápido, y había estado cazando durante muchos años. Había matado probablemente a cientos de vampiros, todos mayores y más poderosos que yo. Lucas, ¿qué puedo hacer? Pero no me atrevía a mirar a mi alrededor a Lucas. Sabía que si quitaba mis ojos de Eduardo por un segundo, la batalla habría terminado. Di un par de pasos hacia atrás, pero me tropecé porque los zapatos prestados que llevaba eran demasiado grandes para mí, y uno de ellos se deslizó fuera de mi pie. "Clumsy" dijo Eduardo. Dio vueltas a su estaca entre los dedos, mientras imaginaba los diferentes ángulos en los que podría estacarme. Su sonrisa era tan satisfecha —tan presumida— que dejé de tener miedo y empecé a estar M

5. 5HOURGLASS – CLAUDIA GRAY FORO ‘ALISHEA’S DREAMS’ enfadada. Agarré el zapato y se lo arrojé a la cara tan fuerte como pude. Le golpeó en la nariz y nuestro público estalló en carcajadas. Algunos de ellos aplaudieron. La tensión había desaparecido en un instante y una vez más yo formaba parte de la pandilla, o eso pensaban ellos. "Bien," dijo Lucas mientras salía del circulo de observadores y ponía sus manos en mis hombros. "Muy bien." "Yo no soy exactamente cinturón negro." no podía respirar. La practica siempre terminaba mal, esta era la primera vez que no terminaba con la espalda en el suelo. "Tienes buenos instintos." los dedos de Lucas masajearon la masa de músculos en la base de mi cuello. Eduardo no creía que haberle tirado un zapato a la cara fuera gracioso. Me miró, con una expresión que habría sido peor si la nariz no hubiera estado brillante y roja, "Esto necesita práctica. Pero si crees que un truco como este te servirá en el mundo real..." "Esto es por si su oponente esta desprevenido." dijo Kate."Como haces tú." Esto fue directo a Eduardo y él sonrió tristemente. Oficialmente el y Kate eran co-lideres de esta célula de la Cruz Negra, pero después de cuatro días con ellos, yo sabía que la mayoría de la gente buscaba a Kate para la última palabra. A Eduardo no parecía importarle. Tan susceptible y espinoso como era con los demás, el padrastro de Lucas, pensaba que Kate no podía equivocarse. "No importa como los derribes, siempre y cuando caigan," dijo Dana. "ahora, ¿podemos comer ya? Bianca tiene que estar muriéndose de hambre." Pensé en sangre —rica, roja y caliente, mas deliciosa que cualquier alimento que pudiera haber— y un pequeño escalofrió pasó a través de mi columna. Lucas se dio cuenta y pasó su brazo alrededor de mi cintura atrayéndome cerca, como si me abrazara. Me susurró: "¿Estás bien?" "Solo hambrienta."

6. 6HOURGLASS – CLAUDIA GRAY FORO ‘ALISHEA’S DREAMS’ Sus ojos color verde oscuros se encontraron con los míos. Si había inquietud sobre mi necesidad de sangre, lo entendió también. Pero Lucas no me podía ayudar más de lo que podía ayudarme yo misma. Por el momento, estábamos atrapados. Cuatro días antes, mi colegio, Academia Medianoche, había sido atacada y quemada por la Cruz Negra. Los cazadores sabían el secreto de Medianoche: que era un refugio para vampiro, un lugar para enseñarles acerca del mundo moderno. Eso le hizo un objeto de ataque para la Cruz negra, una banda de cazadores de vampiros entrenados para matar. Lo que no sabían era que yo no era uno de los muchos estudiantes humanos que estudiaban con los vampiros en Medianoche. Yo era un vampiro. Bien, no todo vampiro. Si fuera por mí, era algo que nunca llegaría a ser. Pero yo había nacido de dos vampiros, y a pesar de que era una persona viva, tenia algunos de los poderes de un vampiro, y algunas de sus necesidades. Como por ejemplo, la necesidad de sangre. Desde el ataque a Medianoche, esta célula de la Cruz Negra estaba en cuarentena. Esto significaba que estábamos escondiéndonos en una ubicaciones segura, es decir, este almacén que olía a neumáticos viejos en el que había una cama para dormir y manchas de aceite en el suelo. La gente podía salir sólo si era para patrullar acerca de los vampiros, que vendrían tras nosotros en venganza por el ataque del colegio. Habíamos tenido que usar cada segundo en prepararnos para las batallas que vendrían. Había aprendido a afilar cuchillos, por ejemplo, y la extraña experiencia de desarticular una estaca. Y ahora habían empezado a enseñarme como luchar. ¿Privacidad? Olvídalo. Tenía suerte de que hubiera una puerta en el inodoro. Eso significaba que Lucas y yo casi no teníamos oportunidades de estar solos, peor aún, yo no había bebido sangre en cuatro días. Sin sangre, me debilitaba. Me volvía hambrienta. Me conseguía controlar, pero si iba a más, no estaba segura de lo que haría. No importaba qué, yo no podía beber sangre enfrente de nadie de la Cruz Negra, salvo Lucas. Cuando él me vio morder a otro vampiro durante el curso pasado en Medianoche, había pensado que me rechazaría para siempre; en cambio superó su adoctrinamiento en la Cruz Negra y se enamoró de mi. Yo dudaba mucho que los otros cazadores de vampiros serían capaces de cambiar sus corazones de la misma manera. Si alguien más de los que había en la

7. 7HOURGLASS – CLAUDIA GRAY FORO ‘ALISHEA’S DREAMS’ habitación ahora con nosotros, me veía beber, se daría cuenta de la verdad y sabia lo que sucedería. Todos se volverían contra mí al instante. Incluso Dana, una de las mejores amigas de Lucas, que aun estaba riéndose de mi victoria sobre Eduardo. Incluso Kate, que me acreditaba de salvarle la vida a Lucas. Incluso Raquel, mi compañera de habitación en la escuela que se había unido conmigo a la Cruz Negra. Cada vez que miraba a cualquiera de ellos, tenía que recordar: me matarán si lo saben. "Mantequilla de maní de nuevo." dijo Dana, mientras algunos de nosotros nos sentábamos en el suelo acunando nuestra escasa cena. "Sabes, parece como si recordara como disfrutara de la mantequilla de maní en alguna ocasión hace tiempo." "Fideos con mantequilla," dijo Lucas. Dana se quejó. En respuesta a mi mirada ceñuda, añadió. "El año pasado, durante un tiempo, fue todo lo que pudimos permitirnos. En serio, cada comida durante un mes, espaguetis con mantequilla. Si nunca como eso de nuevo, será demasiado pronto." "¿A quién le importa?" Raquel extendió la mantequilla de cacahuete en el pan como si fuera caviar. Ella no había dejado de sonreír durante cuatro días, desde que la Cruz Negra había anunciado que nos acogerían. "Si no podemos salir cada noche a cenar a un restaurante de lujo. ¿Qué importa? Estamos haciendo algo importante. Algo real." Yo señalé. "Ahora mismo, estamos la mayoría del tiempo ocultos en un almacén, comiendo sándwiches de mantequilla de maní, sin miel, tres comidas al día." Esto no perturbó a Raquel en lo mas mínimo. "Es sólo una parte del sacrificio que tenemos que hacer. Vale la pena". Dana alborotó el cabello negro de Raquel con cariño. "Hablas como un verdadero novato. Vamos a ver qué dices cuando sea tu quinto año." Raquel estaba radiante. Le encantaba la idea de estar en la Cruz Negra durante cinco años, diez, o toda su vida. Después de ser acechada por los vampiros en el colegio, y perseguida por los fantasmas en casa, Raquel no quería saber nada más que como patear traseros sobrenaturales. Por extraño y hambrienta que los últimos cuatro días había estado, nunca había visto a Raquel tan feliz.

8. 8HOURGLASS – CLAUDIA GRAY FORO ‘ALISHEA’S DREAMS’ "¡Apagad las luces en una hora!" grito Kate. "Hacedlo." A la vez, Dana y Raquel se metieron lo último de sus sándwiches en la boca, y se fueron hacia la improvisada ducha que se había establecido en la parte de atrás. Sólo los primeros tendrían tiempo de lavarse esta noche, y sólo uno o dos con agua caliente. ¿Estaban ellas planeando discutir por su lugar en la fila? La única alternativa probablemente sería compartir. Me sentía demasiado cansada para pensar en quitarme la ropa, aunque estaba sudorosa. "Por la mañana," le dije, mitad para Lucas mitad para mí misma. "Tendré tiempo de lavarme por la mañana." "Hey," su mano se poso en mi antebrazo, confortablemente caliente y fuerte. "Estás temblando." "Creo que lo estoy." Lucas se movió hasta sentarse junto a mí. Su cuerpo alto y bien musculado pero fuerte, me hizo sentir pequeña y delicada, y su oscuro pelo dorado estaba brillante, incluso en este ambiente sórdido. Su calor me hizo imaginar que estaba delante de una chimenea en invierno. Mientras puso un brazo alrededor de los hombros, apoyé la cabeza dolorida contra él y cerré los ojos. Así podía pretender que no había un par de docenas de personas rodeándonos, hablando y riendo. Que no estábamos en un almacén, mugriento, feo que olía a goma. Que no había nadie más en el mundo, excepto él y yo. Me murmuró al oído. "Estoy preocupado por ti." "Estoy preocupada por mí, también." "El bloqueo no va a seguir mucho más tiempo. Entonces podremos obtener algunos… algo para comer, quiero decir… y tú y yo podemos averiguar qué hacer después." Comprendí lo que quería decir que escaparíamos, de la forma en que había sido planeado antes del ataque a Medianoche. Lucas quería alejarse de la Cruz Negra mientras fuera tan malo como era. Pero para ello, necesitábamos dinero, nuestra libertad y una oportunidad para hacer planes juntos en privado. Ahora lo único que podíamos hacer, era aguantarnos. Cuando miré a Lucas, vi la preocupación en el color verde oscuro de sus ojos. Le puse la mano en la mejilla y sentí su barba incipiente raspando en mi palma. "Lo haremos. Sé que lo haremos."

9. 9HOURGLASS – CLAUDIA GRAY FORO ‘ALISHEA’S DREAMS’ "Se supone que debo cuidar de ti," siguió estudiándome, como si de alguna manera pudiera encontrar una respuesta a nuestros problemas en mi cara. "No al revés." "Podemos cuidar del otro." Lucas me abrazó fuertemente y por unos segundos no pretendimos estar en ningún otro sitio. "¡Lucas!" se hizo eco la voz de Eduardo contra el hormigón y el metal. Miramos hacia arriba para verlo cerca con los brazos cruzados sobre el pecho. El sudor hacia una V oscura en la parte delante de la camiseta. Lucas y yo nos separamos. No es que nos diera vergüenza, pero nadie podía matar un ambiente romántico tan rápido como Eduardo. "Quiero que recorras el perímetro primero esta noche." "Salí hace dos noches." protestó Lucas. "No es mi turno." Esto sólo hizo que Eduardo frunciera el ceño. "¿Desde cuándo te quejas por los turnos, como un niño de patio que quiere que lo cambien?" "Desde que dejaste de pretender ser justo. ¿De acuerdo?" "¿O qué? ¿Correrás a buscar a tu mamá? Tu madre quiere ver alguna prueba de tu dedicación. Todos queremos." Se refería, por mi culpa. Lucas había roto las reglas de la Cruz Negra muchas veces para que pudiéramos estar juntos, mas de las que los demás en esta célula sabían. Lucas no se echó atrás. "No he tenido una noche completa de sueño desde el incendio. No voy a gastar otra noche buscando drenar, para nada." Los ojos oscuros de Eduardo se redujeron. "El cualquier momento, podemos tener a una tribu de vampiro detrás nuestro..." "¿Y quién tiene la culpa de eso? Después de tu maniobra en Medianoche..." "¿Maniobra?" "¡Tiempo!" Dana, fresca de la ducha y con un fuerte olor a jabón barato alzó las manos en una «T» entre Lucas y Eduardo. Sus largas trazas cayendo sobre una toalla fina, y un húmedo bucle alrededor del cuelo. "Tranquilizaros, vale. En caso de que hayas perdido la cuenta, Eduardo, en realidad es mi turno para

10. 10HOURGLASS – CLAUDIA GRAY FORO ‘ALISHEA’S DREAMS’ hacer la ronda esta noche. No estoy tan cansada de todos modos." A Eduardo no le gustaba ser vetado, pero no podía rechazar voluntarios dispuestos. "Haz lo que quieras, Dana." "¿Por qué no puedo llevar a Raquel conmigo?" sugirió tranquilamente alejando la conversación de Lucas. "Mi chica se muerde las uñas por hacer algo más." "Raquel es demasiado nueva, olvídalo." aparentemente, Eduardo se sintió mejor, por haber sido capaz de poner un pie en el suelo. Se marchó. "Gracias," le dije a Dana. "¿Estás segura de que no estás demasiado cansada?" Ella sonrió. "¿Qué? ¿Te crees que voy a estar arrastrando mañana a tope como Lucas ha hecho hoy? De ninguna manera." Lucas pretendió darle un golpe en el brazo, pero ella se burló de él. Pensé que Dana podía ser la mejor amiga de Lucas. Ciertamente, sólo un amigo de verdad, tomaría tu ronda en el perímetro por ti, eso implicaba —como Lucas señaló— un montón de paradas, un montón de barro y casi nada de dormir. Pronto todo el mundo a nuestro alrededor se estaba preparando para ir a la cama. La única privacidad de cualquiera de nosotros era "el muro" — actualmente un montón de sabanas viejas colgadas en un tendedero de ropa— dividiendo en la mitad la habitación de los hombres de las mujeres. Lucas y yo estábamos justo en la hoja, separados solo por unos centímetros y un paño de algodón fino. A veces me tranquilizaba el hecho de que él estuviera tan cerca, otras, sentía tanta frustración que me incitaba a querer gritar. No es para siempre, me recordé a mi misma mientras me cambiaba a la camiseta prestada para dormir. El pijama con el que escapé se había arruinado con el fuego, lo único que llevaba que me pertenecía era el colgante de obsidiana que había recibido de mis padres colgando alrededor del cuello en todo momento, incluso cuando estaba en la ducha. El broche que Lucas me había regalado mientras teníamos nuestra primera cita estaba metido en la pequeña bolsita que me había dado. Yo no pensaba en mí como alguien materialista, pero perder casi todo lo que jamás había sido propiedad mía había sido un golpe. Así que atesoraba lo poco que me había quedado. Cuando Kate grito. "¡Luces fuera!", alguien le dio a la palanca y se apagaron de

11. 11HOURGLASS – CLAUDIA GRAY FORO ‘ALISHEA’S DREAMS’ inmediato. Me extendí sobre mi cama fina, con la manta sobre mí. No era blanda y definitivamente no era confortable, pero estaba tan agotada que toda oportunidad de descansar era bienvenida. A mi izquierda Raquel ya estaba dormida. Dormía mejor aquí de lo que nunca lo hizo en Medianoche. A mi derecha, invisible detrás de la sábana blanca, ondulante, estaba Lucas. Me imaginaba el contorno de su cuerpo, como se veía tendido en su cama. Me imaginaba caminando de puntillas a su lado y deslizándome junto a él. Pero seriamos visto. Suspiré renunciando a la idea. Era la cuarta noche que había hecho esto. Y tal como lo había hecho las otras tres noches, una vez que dejé de frustrarme por mi incapacidad de estar con Lucas, empecé a preocuparme. Mamá y papá tienen que estar bien, me dije. Me acordaba de las llamas demasiado bien... la forma en que las llamas habían saltado en torno a mí y el espesor del humo. Hubiera sido fácil perderme, para quedar atrapada. El fuego era una de las únicas formas de matar a un verdadero vampiro. Ellos tenían siglos de experiencia. Han estado en peores problemas antes. Recuerdo que mama había hablado del Gran incendio de Londres. Si ella pasó a través de eso, podría salvarse de Medianoche. Pero mi madre no había salido ilesa del Gran incendio. Había estado terriblemente herida, cerca de la muerte, y mi padre la había rescatado a cambio de convertirlo a él en vampiro. Yo no había estado en perfectas condiciones con mis padres en ese momento. Pero no significaba que les deseara daño. Sólo la idea de que estuvieran débiles o heridos —o peor aún— enfermaba mi estomago. No eran los únicos que me preocupaban. ¿Habría sido Vic capaz de salir de la escuela incendiada? ¿Qué hay de Balthasar? Como vampiro, podría haber sido blanco directo de la Cruz Negra... o de su psicótica, vengativa hermana, Charithy, que casi había impedido que Lucas, yo y Raquel nos escapáramos. ¿O qué sobre el pobre Ranulf? Él era un vampiro, pero tan suave y gentil que era fácil imaginar que los Cazadores de la Cruz Negra lo habían eliminado. Yo no sabía que había pasado con ellos. Nunca podría saberlo. Cuando elegí salir con Lucas, había sabido que era un riesgo que tenía que tomar. Eso no significaba que me gustara.

12. 12HOURGLASS – CLAUDIA GRAY FORO ‘ALISHEA’S DREAMS’ Mi estomago gruñó, hambriento de sangre. Gimiendo, me di la vuelta en mi cama y recé para poder dormir. Esa era la única manera de silenciar mis temores y anhelos internos, por lo menos por unas horas. Llegué a la flor, pero incluso cuando mi dedo tocó el pétalo, se ennegreció y se marchitó. "No para mí," dije en voz baja. "No. Algo mejor", dijo el fantasma. ¿Cuánto tiempo había estado allí? Parecía como si ella siempre hubiera estado a mi lado. Nos quedamos juntas sobre la parte baja de la Academia Medianoche mientras las nubes oscuras pasaban por encima. Las gárgolas nos miraban desde las torres de piedra imponente. El viento soplaba con poniendo parte de mi pelo color rojo sobre mi cara. Unas cuantas hojas, atrapadas en la tormenta, soplaron a través de la sombra del fantasma de un color aguamarina. Ella se estremeció. "¿Donde está Lucas?" de alguna manera se suponía que debía estar aquí, pero yo no podía recordar por qué. "Dentro." "No puedo entrar ahí." no es que tuviera miedo. Pero por alguna razón, parecía imposible para mí entrar a la escuela. Entonces comprendí por qué era imposible. "Esto no puede ser real. La Academia Medianoche se quemó en un incendio. No existe ahora." El fantasma ladeó la cabeza. "Cuando uno dice 'ahora', ¿cuándo quieres decir?" "¡Todos en pie!" El grito nos despertaba cada mañana. A pesar de que cerré los ojos, aturdida tratando de recordar el sueño que ya había empezado a olvidar, Raquel estaba en su cama, extrañamente enérgica. "Vamos, Bianca." "Es sólo el desayuno." refunfuñé. Mantequilla de maní en pan tostado... no valía

13. 13HOURGLASS – CLAUDIA GRAY FORO ‘ALISHEA’S DREAMS’ la pena correr por ello, era mi opinión. "No, algo está pasando." Turbio y confusos, me puse de pie para ver que los cazadores de la Cruz Negra a mi alrededor estaban en guardia. Mi agotamiento me dijo que no podía ser de día todavía. ¿Por qué nos habían arrastrado a salir de la cama en medio de la noche? Oh, no... Dana corrió y gritó. "¡Confirmado! ¡Armaros, ahora!" "Los vampiros," susurró Raquel. "Han venido." CCAAPPIITTUULLOO 2211 Traducido por Lizzy

14. 14HOURGLASS – CLAUDIA GRAY FORO ‘ALISHEA’S DREAMS’ nstantáneamente la habitación entera salto a la acción. Todos a mi alrededor, los cazadores de la Cruz Negra estaban agarrando las ballestas, (arcos con flechas) estacas, y cuchillos. Me puse mis jeans, y mi cuerpo entero se estremeció. No había manera de unirme a esta batalla. Ninguna, podría haber decidido que nunca me convertiría en un vampiro, pero eso no significaba que estaba lista para unirme a un equipo de fanáticos – mata vampiros. Además, el vampiro que venía detrás de nosotros ahora no sería un loco asesino al que dieron el extraño nombre de no-muerto. Serian de la Academia Evernight, buscando lo que vieron solo como justicia por lo que paso en la escuela – y, posiblemente, intentando salvarme. Pero ¿que si trataban de herir a Lucas? ¿Podría permanecer quieta mientras atacaban al hombre que amaba? Junto a mí, Raquel tomo una estaca con las manos temblorosas. “Aquí viene. Tenemos que estar listos.” “No estoy… no puedo” – ¿cómo podría explicarle esto a ella? No podría. Lucas salió en medio de dos hombres en el cuarto, su camisa sin arremangar y su cabello dorado oscuro todavía revuelto por el sueño. “Ustedes dos no se involucren en esto,” dijo él. “No están entrenadas.” Sus ojos se encontraron con los míos. Y sabía que él entendía las razones por las que no podía participar. Raquel parecía furiosa. “¿De que estás hablando? ¡Puedo pelar! ¡Solo dame una oportunidad!” Ignorándola, Lucas agarro nuestros brazos y empezó a llevarnos hacia la parte de atrás de la construcción. “Ambas vienen conmigo.” I

15. 15HOURGLASS – CLAUDIA GRAY FORO ‘ALISHEA’S DREAMS’ “¡Al diablo que voy!” Raquel se soltó y corrió hacia la puerta metálica, que cerro de un portazo mientras se abría camino bruscamente. Lucas maldijo bajo su aliento mientras iba tras ella. Yo los seguí, más desconcertada que otra cosa. Afuera, el cielo era llanamente el gris que precedía el amanecer. Cazadores en varios estados de desnudes gritaban unos a otros para tomar posición. Los cuchillos brillaban a la luz de la luna, y escuche el crujir y asegurar de los arcos siendo cargados. Kate se agacho sobre la grava, sus brazos en frente de ella como un corredor y su cabeza sobre el gatillo listo a ser disparado. Mire hacia el campo que nos rodeaba – extenso y desaliñado con el césped sin cortar. Para la mayoría de los humanos, hubiera parecido completamente desapercibido. Con mi más aguda visión, pude ver destellos de movimiento cada vez más cerca, estábamos siendo rodeados. “Mamá,” dijo Lucas suavemente. “Alguien debería proteger a Bianca y a Raquel en la construcción. No pueden pelear aun, y serán consideradas como… traidoras, o algo así. Los vampiros las considerarían como objetivos.” Desde su lugar en la esquina de la parcela, con el arco en sus manos, Eduardo dijo, “¿Quieres huir ahora?” La mandíbula de Lucas se tenso. “No dije que yo debería ser ese. Pero alguien debería estar con ellas por si acaso.” “¿En caso de que los vampiros lleguen a pasar? La mejor manera de prevenir eso es teniendo a todos nuestros combatientes en el frente,” replico Eduardo. “A menos que estés simplemente buscando una excusa.” Una de las manos de Lucas se apretó en un puño, y por un momento pensé que él podría golpear a Eduardo. Llamar a Lucas un cobarde era evidentemente injusto, pero este no era el momento para discutir sobre eso. Puse una mano sobre su brazo, tratando de calmarlo.

16. 16HOURGLASS – CLAUDIA GRAY FORO ‘ALISHEA’S DREAMS’ Fue Kate quien intervino, sin embargo. “Eduardo, cállate. Lucas, llévalas a la construcción.” Ella nunca aparto la vista del horizonte, de los asaltantes que sabía que venían. “Necesitamos tres de ustedes para empezar a empacar nuestros suministros. Tan rápido como puedan.” Eduardo se giro hacia ella. “De ninguna manera nos apartaremos de esto, Kate.” “Te gustaría más luchar que quedarte vivo,” dijo Kate, sin encontrar sus ojos. “Pero yo intento pensar como Patton*. No dirijo este grupo para que todos puedan morir por la causa. Lo dirijo para que los vampiros tengan que morir por los suyos.” La determinación rozo a todos como un susurro, acercándose. Lucas se tenso, y comprendió que podría verlos en la oscuridad como también yo podía. Desde que había bebido por primera vez su sangre él había desarrollado los primero indicios del poder vampírico. Eso significaba que él sabía lo que yo sabía: no teníamos mucho tiempo. Minutos, quizás. “Raquel, vamos,” dijo Lucas, pero obstinadamente ella permaneció al lado de Dana, sacudiendo su cabeza. “Esto no es seguro,” lo intente. “Por favor, Raquel, podrías estar muerta.” Su voz temblaba cuando respondió, pero solamente respondió. “Estoy harta de huir.” Dana puso a un lado el arco que había estado cargando y enfrento a Raquel. Su cuerpo entero parecía vibrar de energía. Ella había sido la única que descubrió los vampiros, la única que había conocido el mayor peligro – y la que estaba preparada en el modo de batalla. De igual manera le hablo suavemente a Raquel. “Empacar las cosas no es huir, ¿de acuerdo? Es algo que tenemos que hacer, porque vamos a tener que salir de aquí, ya sea después de la batalla o durante ella.”

17. 17HOURGLASS – CLAUDIA GRAY FORO ‘ALISHEA’S DREAMS’ “No si ganamos,” insistió Raquel, pero se detuvo cuando vio la expresión de Dana. “Ahora conocen nuestra ubicación,” dijo Lucas. “Vendrán más vampiros. Tenemos que partir. Ayúdanos a estar listos para partir. Eso es lo mejor que puedes hacer ahora.” Raquel nunca aparto la mirada de Dana mientras su rostro cambiaba de la determinación a la resignación. “La próxima vez,” dijo ella. “La próxima vez sabré como luchar.” “Estaremos en esto juntas la próxima vez,” Dana estuvo de acuerdo. Su mirada se desplazo al horizonte y a los perseguidores. Nadie necesitaba los sentidos de los vampiros para saber lo cerca que estaban ahora. “Saca tu trasero de aquí.” Agarre la mano de Raquel y tire de ella de nuevo hacia la construcción. Después de unos cuantos días siendo limitada a estar aquí, siempre con decenas de gente alrededor, me sentía rara viéndola la construcción casi vacía. Las mantas estaban desaliñadas, y al igual que algunos de los catres que habían sido improvisados a toda prisa. Todavía estaba desconcertada, pero empecé a doblar una manta. “A la mierda las mantas.” Lucas se dirigió a los cajones de las armas. Casi todas habían sido tomadas por los cazadores, pero aun habían unas estacas, flechas, y botes de agua bendita. “Tenemos las municiones listas. El resto podemos remplazarlo.” “Por supuesto.” Debería haber pensado en eso. ¿Pero cómo podría? Mi cerebro estaba estancado, como cuando la aguja del tocadiscos de papá estropeaba sus viejos discos de jazz: ¿estaban mis padres afuera? ¿Era Balthazar? ¿Matarían los de la Cruz Negra a la gente que me importa, a la gente que probablemente solo intenta recatarme? Afuera escuche un estruendo – luego un grito.

18. 18HOURGLASS – CLAUDIA GRAY FORO ‘ALISHEA’S DREAMS’ Los tres nos congelamos. El ruido aumento afuera de unos cuantos gritos a un rugido, y la pared metálica de la construcción dio un vuelco. No fue un cuerpo – una roca, o quizás, una flecha mal disparada – pero Raquel y yo saltamos. Lucas se apresuro. “Empaquemos esto. Cuando nos llamen, vamos a tener más o menos dos minutos para llevar nuestro equipo a las camionetas. Eso es todo.” Nos pusimos a trabajar. Era difícil concentrarse. El estruendo de afuera me asustaba, no solo de mi temor por los otros sino también porque me recordaba la última poderosa batalla de la Cruz Negra que yo había presenciado: la quemazón de Evernight. Mi espalda todavía dolía de la caída que había sufrido mientras corría a través del techo en llamas, e imagine que todavía podía saborear el humo y las cenizas. Antes, había sido capaz de confortarme pensando que todo había terminado – pero no era así. Mientras Lucas y yo estuviéramos con la Cruz Negra, las batallas siempre nos seguirían. El peligro siempre estaría cerca. Con cada grito, cada golpe, Lucas parecía apresurarse más. No estaba acostumbrado a quedarse fuera de las batallas, el era probablemente el que las empezaba. Un tronco estallo fuerte, y otro de nuevo. ¿Querían tomar la madera que no había sido tallada en estacas todavía? Seguramente no – podrían conseguir madera en cualquier parte, ¿verdad? seguí tratando de averiguarlo, trabajando tan rápido como podía. Junto a mí, Raquel estaba simplemente agarrando brazadas de trastes y metiéndolos en las cajas incluso sin mirar lo que era. Probablemente tenía una buena razón. Algo golpeo fuertemente contra la pared metálica de nuevo, y mi boca se abrió. Lucas no me dijo que todo iba a estar bien; en cambio, agarro una estaca. Al instante, dos figuras interrumpieron a través de una de las puertas laterales. Incluso mis sentidos vampíricos no podrían decirme que era de mi propia clase

19. 19HOURGLASS – CLAUDIA GRAY FORO ‘ALISHEA’S DREAMS’ o que era el cazador de la Cruz Negra, porque estaban demasiado enredados - un fugaz movimiento, sudoroso, u gruñendo maldiciones. Arremetieron hacia nosotros, ajenos a nuestra presencia, solo a su vida – y - lucha a muerte. La puerta medio abierta detrás de ellos mostro un as plateado de luz, y dejo que los gritos llegaran incluso más fuertes. “Haz algo,” susurro Raquel. “Lucas, sabes que hacer, ¿verdad?” Lucas, salto adelante, tan lejos y rápido que un simple humano no habría sido capaz, y giro su estaca en puño de la mano. Instantáneamente una de las figuras se congelo, la estaca había paralizado al vampiro. Mire su inexpresivo rostro – ojos verdes, cabello claro, rasgos congelados de terror – y sentí un destello de compasión por él antes de que el cazados de la Cruz Negra deslizara un largo, y ancho cuchillo de su cinturón y separara la cabeza de sus ponente con un solo golpe. El vampiro se estremeció entonces, luego se desborono en polvo grasiento sobre el suelo. El vampiro había sido uno viejo, había dejado muy poco del hombre mortal que había sido. Mientas el otro estaba parado allí, mirando los restos, solo podría preguntarme si este había sido uno de los padres de mis amigos. No lo había reconocido, pero quienquiera que hubiera sido, había venido aquí creyendo que estaba ayudándome. “¿Cómo hiciste eso?” dijo Raquel. “Eso fue, como, sobrehumano.” Ella lo decía solo como un cumplido, y afortunadamente el cazador de la Cruz Negra estaba demasiado exhausto y aliviado para notar que Lucas había estado en guardia frente al poder del vampiro. Mis ojos buscaron los de Lucas. No estaba viendo ningún triunfo allí, solo una súplica por comprender. Cuando el había sido obligado a elegir, tenía que proteger a sus compañeros cazadores. Entendía eso. Lo que no entendía era lo que hubiera pasado si el vampiro hubiera sido mi madre o mi padre.

20. 20HOURGLASS – CLAUDIA GRAY FORO ‘ALISHEA’S DREAMS’ Eduardo se asomo por de la puerta abierta, jadeando pero de algún modo alegre por la lucha. “Los hemos obligado a volver. Sin embargo, no tendrán mucho tiempo antes de que vuelvan. Tenemos que cargar ahora.” “¿Adónde vamos?” pregunte. “A algún lugar donde podamos hacer una formación real. Pon a tus nuevas reclutas en forma.” Eduardo me miraba mientras hablaba, y aunque no parecía amistoso, el parecía – bueno, posiblemente odiándome menos. Ahora que yo era un soldado potencial, quizás finalmente me viera como útil. Pero entonces su sonrisa cambio, volviéndose más cínica mientras giraba hacia Lucas. “No deberías tenar más excusas para huir de una lucha la próxima vez.” Lucas parecía como si pudiera golpear a Eduardo en la mandíbula, así que agarre su mano. Su temperamento a veces amenazaba con sacar lo mejor de él. “¡Vamos, muchachos!” grito Kate desde afuera de la construcción. “¡Movámonos!” CCAAPPIITTUULLOO 3311 Traducido por Isabella y Jhos

21. 21HOURGLASS – CLAUDIA GRAY FORO ‘ALISHEA’S DREAMS’ En veinte minutos, todo el mundo tenía apiladas toda la armada de la Cruz Negra, viejas camionetas, camiones y automóviles. Lucas y yo nos aseguramos de entrar en la furgoneta que Dana conducía, y Raquel ocupo el asiento de la escopeta. Con el resto de la furgoneta llena de cosas, estábamos solo nosotros. "¿A dónde vamos, de cualquier forma?" le grité a Dana, por encima de la radio. Dana se giró en la furgoneta. "¿Has estado alguna vez en Nueva York?" "¿Estas bromeando, verdad?" Nadie estaba bromeando. Lucas me miró confuso, como si él no pudiera entender por qué pensaba que era raro. Traté de explicarme. "Lleváis todas estas armas y salís a atacar vampiros. En una ciudad grande como esa, la gente no… ya sabes… ¿lo nota?" "No," dijo Dana. "Ella nunca ha estado en Nueva York antes." Raquel se echó a reír cuando ella golpeó el salpicadero en sincronía con la canción. "Te va a encantar, Bianca," me prometió. "Mi hermana Frida solía llevarme a Manhattan, una vez al año. Hay todas esas galerías increíbles, el arte tan extraño que no puedo creer que nadie lo haya soñado hacer." "Nosotros nos vamos a tener mucho tiempo para pasarlo en museos," dijo Dana. Los golpes de Raquel fallaron por un momento, tan pronto como el coro volvió a empezar, ella golpeaba tan duro el tablero como siempre. "Todavía me parece raro," le dije a Lucas. "¿Cómo se supone que podamos encontrar un sitio allí?" El dijo, "Tenemos amigos en Nueva York. Es el hogar de una de las mayores células de la Cruz Negra del mundo y tienen una red de apoyo muy amplio." "En otras palabras," Dana chilló por encima de la música, "Estos chicos son bien enrollados." Yo bromeé. "¿Qué?, ¿viven ellos en áticos?" "Para nada," dijo Lucas, "pero tú deberías comprobar su arsenal. Creo que hay algunos ejércitos que no tienen el poder de armamentos que la célula de Nueva York tiene." "¿Cómo es que la célula de Nueva York es tan grande?" pregunté. A pesar de la gravedad de nuestra situación, podía sentir mi espíritu aumentando con cada

22. 22HOURGLASS – CLAUDIA GRAY FORO ‘ALISHEA’S DREAMS’ kilometro que recorríamos. Me hacía sentir bien estar en movimiento. "¿Por qué os gusta tanto a todos vosotros?" "Porque Nueva York es una ciudad con un serio problema con los vampiros." Lucas parecía sombrío. "Los vampiros llegaron allí tan pronto lo hicieron los neerlandeses, hacia 1600. Están arraigados en el área de poder masivo, mayor influencia. La célula de la Cruz Negra necesita todos los recursos que puedan llegar a poner contra ellos. En realidad, esta fue nuestra primera célula en el nuevo mundo. Al menos, eso es lo que dicen. No es como si saliera en los libros de historia." Pensé en los vampiros de la antigua Nueva Amsterdam, y luego pensé en Baltazhar y Charity, que habían estado con vida entonces. Cuando Balthazar me contó como había crecido en la Colonia Americana, pensé que sonaba una edad insondable, misteriosa e impresionante. Era extraño pensar que la Cruz Negra fuera tan antigua también. Raquel debió de haber estado pensando lo mismo, porque preguntó, "¿Es eso cuando se fundó la Cruz Negra? ¿Hacia 1600?" Dana se rio de ella. "Inténtalo con unos mil años antes." "No me digas," dije. "¿De verdad?" "Se inició en el imperio bizantino," dijo Lucas. Traté de recordar que los bizantinos eran… creo que tal vez vinieron después del imperio romano, pero no estaba segura. Me imagine cuan disgustada estaría mamá si supiera que yo estaba dudosa acerca de eso: la hija de un profesor de historia que yo era. "Al principio, la Cruz Negra fue la guardia de Constantinopla. Pero pronto se extendió por toda Europa, luego Asia. Fue a las Américas y Australia, junto con los exploradores. Al parecer, los reyes y reinas insistían en que al menos un cazador viajara en cada expedición." Esto último en particular me llamó la atención. "¿Reyes y reinas? Quieres decir, ¿cómo si los gobernadores supieran de vosotros?" traté de imaginar a Lucas como una especie de servicio secreto paranormal. No lo conseguí. "No ya, no mas." Lucas apoyo al frente contra la ventana de su lado. La carretera pasaba tan rápido que era un borrón. "Vosotros chicos — quiero decir,

23. 23HOURGLASS – CLAUDIA GRAY FORO ‘ALISHEA’S DREAMS’ ya sabéis que los vampiros pasaron a la clandestinidad después de la edad media." Le di a Lucas una mirada que significaba, «Cállate, ¿quieres?» Me miró con disculpa. Obviamente, con lo de vosotros chicos sabéis que habían pasado a la clandestinidad, en otras palabras, se había acercado a referirse a mí como un vampiro frente a Dana y Raquel. Había sido solo un desliz de lengua, pero eso era todo lo que hacía falta. Por suerte, ni Dana ni Raquel lo habían cogido. Raquel dijo: "Así que los vampiros han engañado a todo el mundo para no creer en ellos. Eso significa que pueden moverse con más libertad y que la Cruz Negra no fuera tan poderosa más, ¿no?" "Lo has cogido, pequeña." Dana frunció el ceño hacia la carretera delante nuestro. "Maldita sea, pero Kate tiene pie de plomo. ¿Quiere que nos pongan multas por exceso de velocidad a todos? ¡No podemos romper la formación!" Lucas hizo como si no la hubiera oído quejándose de su madre. "De todos modos, ya no obtenernos muchas gratificaciones de la corona. Hay personas que saben lo que hacemos. Algunas de esas personas tienen dinero. Ellos nos mantienen a flote. Eso es más o menos como es." Me imaginaba a Lucas como la figura que podría haber sido en la Edad media, con una resplandeciente armadura, homenajeado por su ardua labor y valentía con fiestas mayores. Entonces me di cuenta de lo mucho que lo hubiera odiado, vestirse y estar bien en las fiestas de lujo. No, decidí, el pertenece a aquí, ahora. Conmigo. "Oye," dijo Dana."A las once. Compruébalo." Entonces vi lo que ella quería que llamara nuestra atención: la forma de la academia Medianoche en el horizonte. No estábamos tan cerca. Medianoche estaba lejos de cualquier carretera y Kate y Eduardo no era lo suficientemente temerario para arrastrarnos hacia el césped de la señora Bethany de nuevo. Pero Medianoche tenía una silueta distintiva ya que se trataba de un enorme edificio gótico con torres en lo alto de las colinas de Massachusetts. Incluso a esta distancia, con la escuela no más que un esbozo acaparado, la reconocía. Estábamos lo suficientemente lejos para que los daños

24. 24HOURGLASS – CLAUDIA GRAY FORO ‘ALISHEA’S DREAMS’ causados por el fuego fueran invisibles. Era como si la Cruz Negra no hubiera podido tocar la escuela. "Todavía de pie," Dana dijo. "Intacta." "Vamos a conseguirlo algún día." dijo Raquel aplastada contra su ventana como si quisiera atravesar el cristal y tumbar la escuela ella misma. Pensé en mi madre y mi padre, y se me ocurrió que tal vez estaban cerca. En este momento, ahora mismo, era posiblemente lo más cerca que podría estar de mis padres jamás. Había estado tan enfadada con ellos durante los últimos días en Medianoche. Nunca me dijeron que los espectros desempeñaron un papel en mi nacimiento, o que podrían venir por mí algún día, por eso fue. Durante un año había sido literalmente perseguida por los fantasmas que parecían pensar que eran propietarios míos y yo ni siquiera sabía lo que esto significaba. Mis padres también se habían negado a decirme que tenía otra opción a convertirme en un vampiro completo algún día. Después de reunirse con algunos de los vampiros que claramente eran asesinos locos, decidí intentar averiguar si era posible para mí vivir una vida normal como un ser humano. Todavía no sabía la verdad. ¿Qué iba a pasar conmigo? Sin ninguna respuesta era terrible intentar no pensar en ello, pero la oscura incertidumbre me quitaba casi todo el tiempo ahora. Sin embargo, cuando levante la vista hacia la escuela, tanto el miedo como la rabia desaparecieron. Me acordé sólo como mamá y papá me querían y lo cerca que había estado de ellos no hacía mucho tiempo. Tantas cosas habían ocurrido en los últimos días y ninguna parecía totalmente real si no podía contárselas a mis padres. Sentía un poderoso impulso casi abrumador por saltar de la camioneta y correr hacia Medianoche, buscándolos. Pero yo sabía que nunca podría volver a ver las cosas de la misma manera que antes. Tantas cosas habían cambiado. Yo me había visto obligada a elegir un bando y había escogido la humanidad, la vida… y Lucas. Lucas cogió un mechón de su pelo entre los dedos, suavemente tocándolo como si necesitara consuelo. Apoye la cabeza sobre su hombro y durante un tiempo seguimos adelante, sin que nadie hablara, sólo la música. Cada marcador de

25. 25HOURGLASS – CLAUDIA GRAY FORO ‘ALISHEA’S DREAMS’ milla que pasaba me recordaba lo lejos que había llegado de la ultima casa que había tenido y la persona que solía ser. Nos detuvimos para repostar gasolina e ir al baño de vez en cuando, pero nos tomó un tiempo de descanso sólo una vez, para almorzar. Aunque Dana y Raquel se unieron a la horda de personas apiñadas en un lugar de comida rápida mexicana, Lucas y yo rogamos para caminar en frente del restaurante. Por supuesto quería unos minutos a solas, pero aun más que para estar con Lucas, necesitaba comer… más específicamente beber. Lo primero que dijo Lucas cuando nos alejamos de la multitud a lo largo del la carretera hacia una zona buena fue: "¿Cuán hambrienta estás?" "Tan hambrienta que puedo oír tu corazón latir." Y me pareció que podría saborear la sangre de Lucas en mi lengua. Probablemente sería mejor no hablar de eso. La luz del sol se abalanzo sobre mí duramente, ahora que había estado sin sangre varios días. Nunca había estado sin ella tanto tiempo antes. "Crees que la cena… tal vez la carne cruda tenga algo de sangre, podríamos escabullirnos de vuelta…" "Eso no sería suficiente. Además, sé que hacer." Me quedé inmóvil, mirando la hierba balanceándose al lado de la carretera, que azotaba de ida y vuelta con las corrientes de los coches que pasaban. Un petirrojo picoteaba la tierra, en busca de gusanos en medio de las tapas de botellas y colillas de cigarrillos. "¿Bianca?" No podía ver nada excepto el pelirrojo, ni pensar en nada que no fuera su sangre. La sangre de pájaro es fina, pero es caliente. "No mires," susurré. Me dolía la mandíbula. Mis colmillos se deslizaron en mi boca, las puntas agudas rozaron mis labios y la lengua. A pesar de que estábamos bajo el sol brillante, todo pareció oscurecerse, como si el petirrojo se encontrara solo en mi centro de atención, y se moviera a cámara lenta. Rapidez vampírica, me lancé. El pájaro aleteaba en mis manos un momento antes de morder su carne.

26. 26HOURGLASS – CLAUDIA GRAY FORO ‘ALISHEA’S DREAMS’ ¡Sí, eso era, sangre! Bebí unos pocos sorbos de la sangre que podía ofrecerme, los ojos cerrados con deleite. Cuando se marchitó y murió en mis manos, lo deje caer mientras me limpiaba la boca con el dorso de la mano. Solo entonces me di cuenta de que acababa de hacerlo justo enfrente de Lucas. La vergüenza me golpeó mientras pensaba como de salvaje debía parecer y lo disgustado que debía estar Lucas. Pero cuando levante la mirada vacilante hacia él, Lucas se había dado la vuelta —justo como le había pedido que hiciera—. No lo había visto. Sintiendo que lo había hecho, se dio la vuelta y me sonrió con suavidad. Cuando vio el miedo que sentía, sacudió la cabeza. "Te quiero," murmuró. "Eso significa que no estoy aquí solo para las cosas bonitas. Estoy aquí no importa para qué." Me relajé aliviada, cogí su mano y camine con él para la cena. Llevábamos ropa que no nos cavia y estábamos en el arcén de una autopista en medio de la nada, pero en ese momento me sentí más hermosa que cualquier princesa o supermodelo o algo así. Tenía a Lucas, que me quería sin importar el qué. Eso era todo lo que necesitaba. Comimos rápido la cena. Lucas se estaba muriendo de hambre y yo necesitaba la comida normal, también. Entre bocado y bocado de patatas a la francesa, intentamos descubrir que mas podríamos hacer con nuestros pocos momentos preciosos de tiempo libre. "¿Podemos encontrar un café con internet, tal vez? Podría enviar un email a mis padres." "No. N.O. Primero de todo, no hay manera de encontrar un cibercafé por aquí. En segundo lugar, tú no les enviaras un email. Tu puedes llamarles una vez que sepas donde están, pero no desde un móvil, o cualquier cosa que puedan buscarnos. Puedes enviarle una carta. Pero no un email. Esa es otra orden de la Cruz Negra que no desobedeceremos." Lucas sabia cual era la diferencia entre desobedecer y romper reglas tontas, pero en ese instante yo no podía verlo. Sea lo que sea. Yo sabía otra manera de averiguar lo que había pasado la noche que se incendio Medianoche.

27. 27HOURGLASS – CLAUDIA GRAY FORO ‘ALISHEA’S DREAMS’ Al principio quería usar el teléfono móvil de Lucas, pero señaló que la Cruz Negra sería capaz de rastrear la llamada. Afortunadamente, una vez terminamos de comer, habíamos encontrado una cabina de teléfono pública en un lado de la cafetería. Los dos primeros no tenían tono de marcado y el tercero el cable había sido cortado, pero el cuarto funcionaba bien. Sonreí con alivio tan pronto oí marcar el tono. O al operador. "Cobro revertido," dije leyendo el numero que quería desde la lista de contactos del móvil de Lucas. "Diga que soy Bianca Olivier." Le siguió un silencio. "¿Ha colgado?" dije. "Hay una pausa con las llamadas a cobro revertido." Lucas a mi lado, apoyado en la cabina de plástico. "Ellos no quieren gritar tu mensaje a la otra persona antes de que hayan aceptado pagar." La línea telefónica hizo un clic, y oí una voz soñolienta diciendo, "¿Bianca?" "¡Vic!" di saltitos sobre mis talones, y Lucas y yo compartimos una gran sonrisa. "¿Vic, estás bien?" “Seah, seah. Whoa, espera un segundo, todavía estoy medio despertándome aquí.” Podía imaginarme a Vic sosteniendo su celular contra su cabeza, con una fea cabecera, en el medio de una habitación extremadamente desordenada, rodeado por sus afiches. Probablemente tenía sábanas con locos motivos, cuadros o puntos. Él bostezó, entonces, más alerta, preguntó, “¿Estoy soñando otra vez?” “Ningún sueño. Soy yo. ¿No resultaron heridos en el incendio?” “No. Nadie salió herido de gravedad, lo que fue, como, demasiado buena suerte. Perdí mi casco, sin embargo.” Vic obviamente consideraba eso una grave tragedia. “¿Qué hay de ti? ¿Estás bien? Luego de que apagaron el fuego, nos volvimos locos tratando de encontrarte. Un par de personas dijeron que te vieron en los alrededores, así que sabíamos que saliste de la escuela, pero no pudimos imaginar a donde fuiste.” “Estoy bien. Estoy con Lucas.” “¿Lucas?” No es de extrañar que Vic sonara asombrado. Hasta donde él sabía, Lucas y yo habíamos terminado hacía meses. Habíamos tenido que mantener

28. 28HOURGLASS – CLAUDIA GRAY FORO ‘ALISHEA’S DREAMS’ nuestra relación en secreto desde entonces. “Esto se está poniendo totalmente surrealista. Si esto es sólo un sueño, voy a enloquecer.” “No estás soñando,” dijo Lucas. Su oído era lo suficientemente agudo como para escuchar la conversación, a pesar de estar parado a medio metro del auricular. “Piénsalo, hombre. ¿Qué haces durmiendo a las once de la mañana?” “Como debes recordar, soy el búho nocturno proverbial. Dormir hasta el mediodía no es sólo mi derecho sino también mi responsabilidad,” dijo Vic. “Además, como dice la canción, sin escuela por el verano, sin escuela por siempre.” Di un grito ahogado. “¿Para siempre? ¿Significa eso que la Academia Medianoche fue destruida?” “Destruida no, la Sra. Bethany asegura que la abrirán en otoño, sin embargo no veo como. Quiero decir, ese lugar fue calcinado.” La pregunta más difícil era la siguiente. Cogí el auricular con fuerza, no queriendo que mi voz temblara. “¿Salieron heridos mis padres? ¿Los viste?” “Están bien. Te lo dije: todos están bien. Tu mamá y tu papá no fueron atrapados en el fuego. De hecho, ellos nos ayudaron a buscarte.” Vic hizo una pausa. “Estaban muy asustados, Bianca.” Eso era lo que más se acercaba Vic a un sentimiento de culpa. No pude realmente sentir el impacto, sin embargo; yo estaba demasiado aliviada al saber que mis padres habían sobrevivido al ataque de la Cruz Negra. “¿Sabes donde están?” no creí que ellos se irían de la Academia Medianoche. Mis padres se quedarían en los alrededores —principalmente porque estarían esperando que yo regresara—. Sabía que no podía, pero odiaba la idea de ellos esperando por mí allí. “Ellos estaban permaneciendo cerca de la escuela, lo último que supe,” dijo Vic. No podía llamarlos —mis padres se esforzaban por adaptarse a la vida moderna, pero no había llegado tan lejos como para tener celulares—. “¿Qué hay de Balthazar?”

29. 29HOURGLASS – CLAUDIA GRAY FORO ‘ALISHEA’S DREAMS’ Lucas frunció el ceño. Él tenía algunos problemas con Balthazar, primero porque Balthazar era un vampiro, y segundo porque él y yo teníamos un poco de historia. Se había acabado —difícilmente apenas había empezado, honestamente— pero eso no significaba que no estuviera preocupada por él. “Balty está BIEN,” dijo Vic. “Estaba totalmente alterado después del incendio, sin embargo. Creo que debió ser porque desapareciste. Él chico estaba devastado.” “Okey, okey. Retrocediendo.” Lo que Vic no sabía y no podía saber era que la miseria de Balthazar se debía a su hermana, Charity, que había ocasionado el ataque de la Cruz Negra. Charity era la persona más importante en el mundo para Balthazar, y, extrañamente, pensé que él era igual de importante para ella. Eso no la detendría de tratar de hacerle daño a él, o a cualquiera que se le acercara, incluyéndome. Vic, que se ponía más alerta cada minuto, dijo. “¿Qué hay de Raquel? Ella fue la única otra persona que no pudimos encontrar. ¿Está contigo, quizás?” “Lo está, de hecho. Ella está bien. Le va genial.” “¡Excelente! Eso significa que todos salimos bien. Un completo milagro.” “¿Donde terminó Ranulf?” pregunté. “Está instalado en nuestro cuarto de huéspedes en este momento. ¿Quieres que te lo pase?” “Está bien. Solo me alegra que esté bien.” Lucas y yo compartimos sonrisas en sorpresa. Si Vic sabía que había invitado a un vampiro a quedarse en su casa, probablemente no dormiría hasta tan tarde —si es que dormiría—. Afortunadamente Ranulf era demasiado afable como para causarle daño a nadie. “Escucha, tenemos que irnos. Pero estaré en contacto.” “Oh, hombre, no puedo lidiar con la gente siendo críptica a primera hora de la mañana.” Vic suspiró, entonces dijo en voz muy baja. “Llama a tus padres. ¿Tienes que hacerlo, de acuerdo?” Se me hizo un nudo en la garganta. “Adiós, Vic.”

30. 30HOURGLASS – CLAUDIA GRAY FORO ‘ALISHEA’S DREAMS’ Luego de que colgué, Lucas tomó mi mano. “Como dije hay formas de que te pongas en contacto si así lo quieres.” Había estado tan preocupada por mamá y papá que no me había detenido a pensar cuan preocupados debían estar ellos por mí. Debía lucir afectada porque Lucas me dio un rápido abrazo. “Llegaremos a ellos pronto. Puedes escribirles o algo. Ves, todo va a estar bien.” “Lo sé. Pero es difícil.” “Seah.” Nos besamos —un beso simple, pero el primero que habíamos compartido solos en mucho tiempo. En ese momento, nuestro cansancio y preocupación no nos contuvo; estábamos juntos otra vez, solos de nuevo, recordando todo a lo que habíamos renunciado para estar juntos— y deleitándonos en ello. Sus brazos se apretaron a mí alrededor, mientras me inclinaba hacia atrás. Todo el mundo se sentía fuera de balance excepto él. Si me aferraba a él, siempre estaría bien. Lucas es mío, pensé. Mío. Nadie puede quitarme esto. Para el momento que llegamos a Nueva York, era de noche. Cuando vimos la silueta de Manhattan, todos gritamos y aplaudimos. Lucía bastante espectacular. Para mí, Nueva York era más un lugar mitológico que uno real — era donde todas las películas y programas de televisión se desarrollaban, y los nombres de las calles que se suponían debíamos buscar mientras conducíamos tenían un anillo mágico en ellas: Calle 42. Broadway—. Luego recordé que Manhattan era una isla, y me estremecí ante la idea de tener que cruzar un río otra vez. Pero en vez de eso condujimos a través de un túnel, lo cual estaba bien. Por alguna razón, ir bajo el agua era diferente. Deseaba haberles preguntado a mis padres por qué. Salimos del túnel prácticamente en pleno Times Square, el cual brillaba tanto que me deslumbró. Los otros se rieron de mí, pero pude notar que también estaban algo atrapados por la emoción. Pero resultó que después de un par de cuadras, Broadway ya no era tan lujoso. Las luces brillantes se atenuaron, y condujimos pasando edificio residencial tras

31. 31HOURGLASS – CLAUDIA GRAY FORO ‘ALISHEA’S DREAMS’ edificio residencial, montones de ellos se levantaban a nuestro alrededor como paredes. Las tiendas cambiaron de elegantes boutiques y restaurantes familiares a tiendas de 99 centavos y puestos de comida rápida. Por último, la caravana se convirtió en un estacionamiento, uno que mostraba su precio increíblemente alto, afuera. El encargado nos hizo señas, no teníamos que pagar. El estacionamiento estaba sucio y fuera del camino, sus tasas eran demasiado altas— y por supuesto ningún carro parecía estacionado en su interior. Miré a Lucas, quien dijo, “Bienvenida a la sede de Nueva York.” Todo el mundo salió de las camionetas y camiones con lentitud, no nos habíamos detenido para estirar nuestras piernas durante el viaje, solo para recargar gasolina y para el baño luego de comer. Estábamos de frente a un elevador industrial enorme, que se hundía hacia abajo. Las paredes del elevador estaban opacas, acero rayado y la luz en el techo parpadeaba intermitente. Sintiéndome nerviosa, tomé la mano de Lucas. Él apretó mis dedos entre los suyos. “Esta parte va a estar bien,” dijo él. “Lo prometo.” No es para siempre, me recordé a mí misma. Esto es solo hasta que Lucas y yo tengamos la oportunidad de hacer planes. Pronto nos habremos ido por nuestra cuenta, y todo estará bien otra vez. Las puertas del elevador se abrieron para revelar una caverna, y yo contuve el aliento. El alto y curvo techo estaba iluminado por cadenas de esas luces cubiertas de plástico que se usa en construcciones. Las voces hicieron eco en el espacio abovedado. Yo pestañeé mientras observaba siluetas de personas a lo lejos. Todos parecían estar en una especie de zanja que corría a través de la cueva. Mis ojos se ajustaron a las oscuridad, y me di cuenta que esto no era una caverna. Estábamos en un túnel subterráneo. Este túnel había estado abandonado por mucho tiempo. Pisos de tablas o losas de concretos descansaban donde debían haber estado las vías, y pude ver algunos pequeños puentes que conectaban las plataformas a cada lado del túnel. En un mosaico agrietado en una pared, en imprenta antigua, se leía, Avenida Sherman.

32. 32HOURGLASS – CLAUDIA GRAY FORO ‘ALISHEA’S DREAMS’ Al principio estaba tan sorprendida por nuestro nuevo escondite que no noté cuan callados estaban todos. Todos estaban parados quietos, sin decir nada. Yo no era la única insegura de mi recibimiento, aparentemente. Una arreglada mujer asiática, unos pocos años mayor que Kate, caminó hacia nosotros con dos tipos musculosos —yo los llamaría guardias— a cada lado. Su cabello rojo estaba recogido atrás en una larga trenza, y cada músculo en sus brazos y piernas se veía. “Kate,” dijo ella. “Eduardo. Veo que lo lograron.” “Saludos,” dijo Eduardo. “¿Todos los demás están demasiado ocupados para saludar?” “Todos están demasiado ocupados para oír tu excusa por ese ataque ridículo a Medianoche,” espetó ella. Me di cuenta que esa gente arremolinada a los lejos nos estaban ignorando deliberadamente. Los ojos de Eduardo se encendieron. “Nos informaron que los estudiantes humanos estaban en peligro inmediato.” “Tenías la palabra de un vampiro contra doscientos años de experiencia que dicen que los vampiros de Medianoche no asesinan mientras están allí. Y usaste eso como una excusa para liderar un ataque que pudo producir tantas perdidas de humanos como de vampiros. La única razón por la que no sucedió fue porque tuviste suerte.” Kate lucía como si quisiera defender a su esposo, pero sólo dijo, “Para aquellos que no la conocen, esta es Eliza Pang. Ella dirige esta celda, y nos ha invitado por una estancia corta.” Era beneficencia, me di cuenta. No me importaba mucho —esto no era algo que yo había escogido, o algo con lo que tuviera lidiar por mucho tiempo— pero sabía que Lucas odiaría eso. Efectivamente, había apretado la mandíbula y miraba impávido el concreto bajo sus pies. Me pregunté si lo odiaba más por él o por amor a su madre. Tendríamos que hablar de eso después. Tan pronto como lo pensé Eliza dijo, “Eduardo dijo que tienen dos nuevos reclutas. ¿Quiénes son?” Raquel dio un paso al frente en seguida. “Raquel Vargas. Soy de Boston. Todo lo que ustedes puedan enseñarme, estoy deseosa de aprenderlo.”

33. 33HOURGLASS – CLAUDIA GRAY FORO ‘ALISHEA’S DREAMS’ “Bien.” Eliza no sonrió, exactamente —ya me resultaba difícil imaginarla sonriendo alguna vez— pero parecía complacida. “¿Quién más?” No quería dar un paso al frente, pero no había otra opción. “Bianca Olivier. Soy de Arrowwood, Massachusetts. Yo… um…" ¿Qué se suponía que dijera? “Gracias por recibirnos.” “Tú eres la chica de la que nos habló Kate,” dijo Eliza, “la que fue criada por vampiros.” Genial. “Esa soy yo.” “Apuesto que podemos aprender mucho de ti.” Eliza aplaudió. “Okey, para el resto de ustedes, colocamos literas en el extremo de la pista. Servirán por ahora. Principiantes, síganme.” ¿Seguirla a donde? le dirigí a Lucas una mirada de preocupación, pero él obviamente no sabía mucho más que yo. Cuando Eliza comenzó a andar, Raquel fue tras ella y yo no tuve más remedio que unírmele. “¿Empezaremos ya nuestro entrenamiento?” Dijo Raquel, mientras las tres caminábamos a lo largo de la plataforma del subterráneo. “¿Ansiosa, no?” Por el sonido de su voz, Eliza aparentemente no pensaba que Raquel estaría tan ansiosa una vez que viera lo que había. “Nah, tuvieron un gran día. Pueden comenzar por la mañana.” Llegamos al final de la plataforma, y Eliza nos llevó a lo que obviamente había sido un corredor. Olía a barro y moho, y podía escuchar agua goteando a lo lejos. Un pequeño signo amarillo me informó que este lugar podía servir como refugio nuclear. Bueno saberlo. Pregunté, “¿A dónde vamos? ¿Por qué no estamos con los demás?” Tenemos cabañas permanentes establecidas aquí. No son lujosas, pero son mejores que las literas que sus otros compañeros están tomando. Vivirán con nosotros las veinticuatro horas del día, los siete días de la semana.” “¿Por qué nos dan estas?” Casi me tropecé sobre el cemento agrietado bajo nosotros, pero Raquel me agarró por el codo.

34. 34HOURGLASS – CLAUDIA GRAY FORO ‘ALISHEA’S DREAMS’ “¿Por qué no a Kate y Eduardo?” Me pregunté si era porque estaban castigando a Eduardo. Era injusto castigar a Lucas, Dana, y los otros por el error de Eduardo. En vez de eso, Eliza dijo, “Ustedes son nuevas en la rutina. Ustedes no saben de la vida, y nosotros no las conocemos. Vivir cerca es una buena manera de asegurarnos de que aprendan de nosotros, y nosotros aprendamos de ustedes.” Encontrar oportunidades para beber sangre sería más difícil aquí. Si no bebía suficiente sangre, reaccionaría más fuertemente a la luz solar, a las corrientes de agua, a las iglesias —y cada reacción tenía el potencial de señalarme como un vampiro—. ¿Cómo se suponía que guardaría mi secreto? CCAAPPIITTUULLOO 4411 Traducido por Glad y Linetas Esa noche después de que las luces se apagaran, Raquel susurro, “Muchas cosas cambian, y muchas permanecen igual, ¿huh?” Sabía lo que quería decir. Hace una semana, ella y yo habíamos sido compañeras de habitación en la Academia ‘Medianoche’. Ahora todo lo demás en nuestra vida había sido transformado, pero aun así pasábamos la noche en camas que estaban juntas. Y supongo que eso era importante ya que contábamos con una cama.

35. 35HOURGLASS – CLAUDIA GRAY FORO ‘ALISHEA’S DREAMS’ Habíamos recibido una habitación, como nunca antes había visto. Aparentemente, cuando los ingenieros habían abandonado este túnel del metro, también habían abandonado algunos viejos vagones de tren. El grupo ‘Cruz Negra’ les había reparado para que sirvan de cabañas. Nuestras literas estaban asentadas encima de lo que una vez había sido las butacas, y los postes acerados sujetaban el techo, lucia como si estuviéramos en un campamento o algo por el estilo. Raquel y yo teníamos aproximadamente una tercera parte de un vagón, con una pared provisional de metal que nos daba privacidad por un lado y la par

Add a comment