Revista N # 4.

60 %
40 %
Information about Revista N # 4.
Education

Published on February 18, 2014

Author: oscaruro

Source: slideshare.net

Description

Revista N # 4

Nº4 NIVELES REVISTA IEA ESPAÑA INTENSIDAD INTENSIDAD INTENSIDAD CENTRO TRANSMISOR CENTRO CENTRO EMOCION EMOCION EMOCION EMOCION EMOCION 31 .05.2013 DIA MUNDIAL ENEAGRAMA global magazine RELACIONES EDICION DIGITAL 2013 LIDER PATOLOGIA PROYECCION SANO NIVELES JEFE CEREBRO ENEATIPO RARO ENEATIPO IRA ORGULLO ALFA TRIADA PERSONA MEME ALFA RETAR SEIS MEME VISCERAL VALORES TRISTEZA VISCERAL PASIVO CONEXION AGRESIVO PROYECTAR AMIGDALA AGRESIVO COMPULSION DUDA HUMANO HUMANO OLOS ADULAR TRIUNO PASION ORGULLO TERAPIAENVIDIA HUMANO SER CONOCER RAIZ FUTURO FUTURO FUTURO TERAPIA CONOCER DUDA CINCO CINCO CINCOCINCO HUMANO TRIADA NUEVE SABER SABER SER FUTURO TRAUMA RASGO RASGO EGO VIDA GULA GULA AMAR AMARFUERZA FUERZA HACER SENTIR FILTRO APOYO REAL CONTROL SERVIR DEMAS DEMAS SUPERYO TIPO SUPERYO DIFERENCIAS INFOCUATRO HACER GULA HUMOR SER AMANTE ROSTRO PENSAR RETADOR RESPETO ORIGEN SOLO PEREZA SOLO HUMOR PAZ LIDER PLAN PLAN PLAN ARMONIA PLAN ALAS TRIPA NAVEGADOR ANSIEDAD LIDER ADRENALINA DOS CREAR SER TERAPIA DUDA TRES INSTINTO DUDA DUDA PROXEMIA LIDER HEMISFERIO HUMORESTOMAGOPRESENTE JUEZ HUMOR DESEO SINONORMAS MENTAL PUNTODOSORDEN ORDEN PUNTO CONDUCTA INDOLENCIA RETIRO MANEJO FOBIA FENILETILAMINA PLAN MENTAL CUERPO SOY MENTAL NO QUE MENTAL DOS DRAMA DRAMA DOS MENTAL INFORMACION VANIDAD TRES YO PRESA ALMA RESERVADO CORAZON VALOR CIELORECURSO CARETA RECURSO SOY MERITO ALMARESPETODOS SEGURO ALMA TIPOS TU VALOR ASERTIVO TIPOS TIPOS PLANEAR LIDER PODER QUEJA RECURSOCAPAS TUFOCO INFIERNO BUSCAR MENTAL SANOIDEA RETIRO ORDEN ENERGIA LEY RABIA PEREZA CONDUCTA PSICOLOGIA HUIR NEGACION TERRITORIO LUZ TIPOS PASIVA PASIVA TIPOS GRUPO CEREBRO TERRITORIO MIEDO TIPOS AVARICIA AVARICIA TIPOS LIDER LIDER DESTACO NIVELES MIEDO TIPOS

e sumario editorial IsabelSalama p.7 p.14 -ED -DI ICIÓ gui SEÑON-MAQ ller mo GRÁF UETA CAL ICO CIÓ DER -DIS NÓN EÑO gom AR ez TÍST I CO- Hola de nuevo queridos amigos desde nuestra revista digital ENE, su cuarta entrega. En este número hemos querido resaltar el Día Mundial del Eneagrama que se celebra en mayo el último fin de semana, en concreto el último sábado del mes. Es un impacto, creado en el año 2008 bajo la presidencia en la IEA de Uranio Paes que consiguió una verdadera asociación internacional, y se pensó lo interesante que sería que todas las afiliadas a través de todos sus miembros hicieran algo solidario y altruista con el eneagrama ese día de mayo todos a la vez. A lo largo de los siguientes años y hasta este año 2013, con mayor o menor flexibilidad, ha tenido una resonancia y un seguimiento que se va incrementando cada año. Nuestra Asociación Aeneagrama que como sabéis es la filial española de la IEA, lo ha estado celebrando desde que se afilio en marzo de 2008 y tenemos reportajes que han ido publicándose desde entonces. Este año 2013 algunos miembros nos han compartido su labor, así como algunas afiliadas de habla hispana y portuguesa. En este número podréis ver la celebración del Día Mundial del Eneagrama con nuestros jóvenes adultos en la Finca Los Sonidos del Valle en Piedralaves, Avila, bajo el liderazgo de Carmina Marín, relaciones públicas de la Asociación y miembro de la Junta Directiva y de Julian Cardo. La apuesta por nuestros jóvenes adultos y por el Día Mundial del Eneagrama quedó sellado con esta celebración de convivencia, eneagrama, contacto con la naturaleza y meditación y consciencia. Podremos leer los comentarios tanto de los líderes como de los participantes. Tal y como hemos anunciado en nuestro número anterior, también hemos celebrado nuestro IV Congreso internacional de Eneagrama "Antiguas Tradiciones Nuevas Investigaciones" y ha sido un placer para la organización haberlo podido llevar a cabo. Muchas gracias a todos por vuestra pertenencia y labor, un abrazo para nuestro editor Guillermo Calderon y para cada uno. 2 editorial IsabelSalama 4 ¡cuidado! MarioSikora 7 laEnergiaDelSexo GiovanniMquinti 11 ¿porQueSomosComoSomos? JulietaBalart 14 los9obstaculosDelTrabajoInterior MarceloAguirre 20 ModeloDeEneagramaUnificado Fabien&Patricia Chabreuil lasEtapasYelEneagrama VictorianoMyGil 26 motivosDeMiExistencia VictorianoMyGil 30 eneacuadros AntonioPulgar 32 diaMundialEneagrama variosAutores 34 laContra JulioBogeat 37 p.20 p.30 Esta publicación va dirigida a todo aquel que sienta la necesidad de estar informado de todos los avances, curiosidades investigaciones y demás asuntos relacionados con el Eneagrama, la psicología, el humanismo, la naturaleza humana y su inmenso abanico...Asimismo la dirección de la revista junto con la IEA España se desvincula de los juicios, opiniones y demás apuntes que se encuentran en todos y cada uno de los articulos aquí publicados, limitándose a facilitar una plataforma de difusión e información para público asociado a la IEA. “dirección de la Revista”. ENE AGR AMA editorial/IsabelSalama #4 2 3 enPortada p.34 el Eneagrama también tiene un dia reservado en el MUNDO. Un día donde ponemos en común nuestra experiencia con esta herramienta. Cada cual a su modo y con la gente que mas le plazca. En este número tenemos algunos testimonios de personas vinculadas al Eneagrama.

OUT IN Necesitamos tanto lo subjetivo como lo objetivo; Necesitamos mirar hacia dentro y hacia fuera. DENTRO CUIDADO ! C U I D A D O! ! ! FUERA L os Eneagramistas son, en general, un conjunto bueno para la introspección. La mayoría de nosotros parece haber encon trado el sistema en medio de una búsqueda de auto-conocimiento y nos quedamos enganchados porque encontramos que la descripción de nuestro Eneatipo refleja con exactitud quienes somos. Luego, por supuesto, vamos en búsqueda de las descripciones de los que nos rodean en las páginas de los libros de Eneagrama, pero es la descripción de “mi” la que realmente nos atrapa. Sin embargo, desafortunadamente este tipo de auto-imagen --dirigida por el “conócete a ti mismo” del oráculo y el dicho de Platón de que no vale la pena vivir una vida no examinada—puede no tener fin para algunas personas y la tentación de mirarse el ombligo se convierte en un canto de sirenas. Quizás Platón tiene algo de culpa con su narración de la analogía del cochero de Socrates. Representando la parte racional de la psique, el cochero conduce dos caballos-uno representando el impulso de la moral positiva y el otro representando nuestros deseos más básicos. El trabajo del cochero es “conocerse a si mismo” y manejar sus emociones. Una bonita ¡cuidado!/MarioSikora MARIO SIKORA 4 5 analogía, pero una que sabemos que está errada. David Hume se dio cuenta de esto hace mucho tiempo, señalando que por lo general nos mueven nuestras pasiones y usamos la razón para justificar nuestros impulsos en vez de dirigirlos. La ciencia actual apoya la visión de Hume. Por ejemplo, la obra maestra de Daniel Kahneman sobre los sesgos cognitivos, “Pensando Rápido y Lento” (Thinking Fast and Slow), describe una larga lista de defectos en nuestra capacidad para razonar. “Strangers to Ourselves” de Timothy Wilson muestra que nuestra habilidad de “conocernos a nosotros mismos” verdaderamente es en realidad bastante limitada. Kahneman sugiere que el estudio de los sesgos cognitivos puede ser una ayuda en su superación, aunque rápidamente admite que también es víctima de ellos. Wilson expone sobre el valor de obtener una retroalimentación de otros en lugar de apoyarnos en nuestras propias percepciones de cómo nos esta yendo en las relaciones e interacciones con los demás. Los que reflexionan mucho sobre sí mismos y dan mucho valor a la experiencia subjetiva como árbitro de todo lo correcto y verdadero se incomodan con las advertencias de gente como Kahneman

! ! SEX ? Tomate un descanso de mirar hacia dentro por un tiempo y mira por la ventana. Fru it Pronto te daras cuenta de que lo que realmente estas viendo es a ti mismo. ¡cuidado!/MarioSikora MARKET y Wilson. Ellos prefieren contar con la (a menudo ingenua) intuición y sus estados emocionales subjetivos para ayudarles a entenderse a sí mismos y a otros. Otros, por supuesto, toman el otro enfoque—desestimando lo subjetivo y declarando contar con lo que creen son formas absolutamente objetivas de entender el mundo. La verdad es que como la mayoría de las dicotomías, esta elección forzada en una falsa elección. Necesitamos tanto lo subjetivo como lo objetivo; necesitamos mirar hacia dentro y hacia fuera. La ironía es que mirando hacia a fuera en realidad podemos fortalecer las capacidades subjetivas. Recientemente me topé con un video. “The Power of Outrospection,” (El Poder de la Extrospección) que lo explica muy bien. El Filósofo Roman Krznaric ha acuñado el término “extrospección”, el acto de mirar hacia afuera contando primero con la empatía cognitiva como una herramienta para desarrollar una empatía mas afectiva. La lección principal del video, para mí, es que si queremos realmente aprender a empatizar con otros tenemos que pasar menos tiempo mirando hacia dentro y más tiempo mirando hacia fuera, buscando entender a los demás objetivamente en vez de simplemente proyectar nuestro ser subjetivo hacia otros. No hay mejor herramienta para esto que el Eneagrama, que desde luego, nos sirve como un recordatorio constante de que las personas son diferentes a nosotros y que si esperamos que respondan a la vida de la manera que lo hacemos nosotros estaremos constantemente decepcionados e insatisfechos. La ironía es que seremos más felices cuando comprendamos mejor a los demás en vez de obsesionarnos sobre nuestras propias necesidades y deseos y de lo que nos hará sentir contentos; que encontramos nuestro verdadero ser cuando entendemos y tenemos empatía por los demás. Mientras mejor entendamos cómo la gente es diferen- ? ? ? ? ? ? ? ?? ? ? ?? ? ? ? ?? ? ? ? ? ? ? ? ? te a nosotros (tienen diferentes estilos de personalidad, como mínimo), mejor entendemos que son muy parecidos a nosotros (luchan tanto como nosotros con el comportamiento condicionado influenciado por nuestro Eneatipo). Un personaje en una novela de Jerzy Kozinski que leí hace muchos años fue a una peluquería por un corte de pelo. Cuando pidió que lo movieran para que su silla quedara mirando hacia la ventana, el estilista dijo “La mayoría de las personas quieren mirarse al espejo.” El personaje contestó, “ Yo ya sé cómo me veo; Prefiero mirar hacia fuera.” Muchos buscadores de la verdad se beneficiarían de esta actitud, combinada con el compromiso de Spinoza de hacer un “incesante esfuerzo de no ridiculizar, no lamentar, no desdeñar las acciones humanas, sino entenderlas.” Tómate un descanso de mirar hacia dentro por un tiempo y mira por la ventana. Pronto te darás cuenta de que lo que realmente estás viendo es a ti mismo. ? ? ? La Energia del SEXO ¿Cuánto está nuestra vida cotidiana influenciada por la sexualidad? ¿Cuánto determina consciente e inconscientemente nuestras elecciones? ¿Cuál es la interacción entre sexualidad, personalidad y espiritualidad? Giovanni Maria Quinti 6 7

la ENERGIA del SEXO ? asquellos todos a instinson “ natural ntra del y experienen co e actúan rte de la vida a idad. El otros qu s de nos ión” y forman p n tipo de neces ndo pecto nser vac ta ningú nser vación: cua to de co jeto sin que exis co os. su a la auto nos defendem cias del empuja te stintivo ticamen erza un llas i son t centro in s hiere, automá gía sexual refu com- suf mágenes m oda ue no n ner e alguien n cambio, la e poner en acció Eso el c rza del C ntales qu s aquee e e . e , s. Cuando mocional pued adomasoquista a- hab ntro emoc S en sine extraen rgia c s p e la io e s r on malesta tos o impulso las relaciones d n cos ndo de p nal. No tamien nicamente en icto co e . La relaci ensamien estamos por n con stas t ó rica ú nte a u fáform n que te os erótino se ve s hacemos fre onocer mos rec tizado. también as de p nemos co ce e n la ten e podría ensam ro reja. Av ía tal qu e un instinto e otro Ejemplo e a energ s de mos en e iento un mien n son escond l sex alg to e que utolesió cilment as de a ment s erotizad unos pen o. . ales las form o de instintos saos: im Todas d tip perci ágene de este be co onde el s jemplo suj mo e rior y ejerce inferior eto se o sup cicio e de po o padece un ej der. er- zados os eroti instint SEX ¿ ¿ on d a es u ¿C C ? uá ad ? id án nto al to es d? xu i tá C se cc i nu uá det a l es t e l e erm rl el ua ina ra vid sl po as it a cot ai con iada estr pir idiana infuenc nt l s cie era nu es nte e cció inconscientemente dy n en lida a tre sexu alidad, person A ntes de contestar a estas preguntas tenemos que conocer mejor el Centro Sexual, sus mecanismos y funciones. Ante todo debemos decir que en el Centro Sexual confluyen estos dos principios: EL PRINCIPIO DE PLACER Fuerza subjetiva V emociones erotizadas son todas EL PRINCIPIO REPRODUCTIVO Fuerza objetiva la ENERGIA del SEXO EL PRINCIPIO REPRODUCTIVO Fuerza objetiva El principio reproductivo es el elemento que permite a la naturaleza reproducir y perpetuar las especies. Desde un punto de vista filogenético, su peso es enorme. Sin él ninguno de nosotros existiría y la naturaleza no podría alcanzar sus objetivos. laEnergiaDelSexo/GiovanniMquinti EL PRINCIPIO DE PLACER Fuerza subjetiva El principio de placer es lo que garantiza al primero la acción. El placer es generalmente lo que induce el deseo de revivir la experiencia reproductiva. Crea un terreno fértil sobre el cual el principio reproductivo actúa. Esto nos permite comprender bien cuanto el Principio de Placer desempeña un papel importantísimo. Es la envoltura a través de la cual una fuerza natural superior trata de alcanzar sus objetivos. No obstante, en la historia individual, puede suceder que nuestra relación con el placer esté marcada por el sufrimiento, ya sea consciente o inconscientemente. Pongamos un ejemplo: Por causa de la educación puede suceder que entre el placer y las emociones se cree un desajuste o un “sentimiento de culpa”: el niño que es sorprendido por la madre mientras se masturba y es regañado bruscamente por ello. El Principio del Placer, en este caso puede revestirse de una de las peores emociones negativas: la vergüenza. Ésta, que es la base sobre la cual se construye la personalidad, puede influir enormemente la relación que se tiene con el placer e impedir un pe eronis a m i e n t zad os t o s correcto flujo del Principio Reproductivo, transformando el acto sexual en una experiencia desagradable. Los modos a través de los cuales el Principio de Placer (con las neurosis de la historia psicológica individual), pueden contaminar un flujo sereno de la energía sexual son múltiples: los traumas vividos, los actos violentos sufridos, las primeras experiencias afectivas, las primeras relaciones sexuales, todo ello tiene un valor fundamental en la forma en que el Principio del Placer puede afectar al flujo de la energía sexual. Es importante entender con claridad que la energía del Centro Sexual no está relacionada únicamente con el sexo. Muchas veces tenemos sexo por falta de otras cosas. Tenemos sexo porque tenemos hambre, o bien por rabia, para olvidar preocupaciones, para descargar nervios, incluso podemos hacerlo empujados por el odio y el desprecio. Sexualidad y energía sexual son como trenes que a veces van por distintas vías. A su vez, podemos comer movidos por la energía sexual, profesar una religión, desempeñar un trabajo, mantener una amistad, todo ello con la energía sexual. Si bien es verdad que el Principio Reproductivo utiliza la energía del Centro Sexual para alcanzar sus objetivos, tenemos que decir también que en absoluto viene dado por descontado (ni mucho menos es obligatorio), que la sexualidad se ejerza únicamente para estos objetivos. En muchos casos la energía Sexual permanece ligada a otros Centros y se manifiesta creando pensamientos, emociones e instintos erotizados. (Sigue en página siguiente) Nuestras vivencias infantiles, los condicionamientos recibidos, el conflicto con la figura paterna y materna, en muchos casos crean una separación entre el cuerpo y las emociones. Cuando el impulso reproductivo despierta al principio de placer y a los mecanismos sexuales, se vencen las defensas, los tres centros inferiores (motor, intelectual, emocional) dejan de ejercer su influencia. Como un río en su totalidad, la energía libídica enviste al centro emocional con sus experiencias infantiles, sus necesidades y los arquetipos paternos y los reinterpreta según códigos simbólico-sexuales creando así el “modelo sexual de placer” al cual el sujeto tomará como referencia (excepto en los casos en los que la propia sexualidad no venga explorada). La energía libídica puede estar muy condicionada por comportamientos que nada tengan que ver con el acto sexual y reforzar esquemas, modelos de comportamiento y juegos de relación de forma absoluta y definitiva. Cuando un compor- 8 9 aquellas emociones que extraen su energía del centro sexual, pues en realidad son estas mismas las que componen el recorrido mediante el cual la energía sexual se expresa (manías, deseos compulsivos y reiterados, ideas, quejas, miedos sin razón alguna). tamiento se sustenta en esta energía se convierte en una “manía”, una “dependencia”, entonces su mecanicidad es total. Podemos, por tanto afirmar que existe una relación entre la historia (la mayor parte inconsciente) de nuestras vivencias emotivas infantiles y la sexualidad. El impulso sexual hecho energía aun buscando alcanzar el ápice de la eyaculación o el orgasmo, puede acabar perdido en los tortuosos senderos de la psique, transformando y modificando nuestros comportamientos. Muchos de nuestro “juegos de relación” que en otros artículos de nuestros cuadernos de estudio hemos llamado “Juegos de Personalidad” se alimentan de la energía sexual y adquieren un carácter vinculante convirtiéndose en verdaderas prisiones psico-emotivas. Solo por medio de un esmerado trabajo sobre uno mismo, sobre las propias necesidades emocionales y sexuales, sobre los esquemas de relación con uno mismo y con los otros, la liberación será posible.

la ENERGIA del SEXO TM Humano ¿Por La energía sexual se expresa no solo en el acto sexual; muchas otras pueden ser sus vías de escape Buscar con Elego Articulo escrito por Pongamos algunos ejemplos prácticos, que, como siempre no deben ser interpretados como absolutos: Un hombre mantuvo con su madre una relación condicionada por el juego del salvador. Cada vez que se encuentran, la mima, la cuida, le resuelve los problemas. Resultado: la emoción que siente está erotizada y se fija en él como un automatismo. De modo que en su vida podrá sentirse atraído únicamente por mujeres de apariencia frágil a las que sienta que puede proteger y cuidar. En el acto sexual se busca, a menudo, la confirmación del propio rol genérico, masculino o femenino. Cuando este papel es frágil, cuando no está sustentado por un pasado afectivo sólido, la sexualidad se transforma en un instrumento para el propio reconocimiento. El cuerpo del otro se transforma en el espejo a través del cual buscar confirmaciones o indicios de la propia integridad. Un hombre tiene con su madre una relación muy estrecha y de dependencia, absolutamente erotizada, que le impide la madurez y la autonomía necesarias en la edad adulta. (Este esquema puede ser completamente inconsciente e interpretado por el sujeto de forma totalmente opuesta). Resultado: No se permite construir una relación con otra mujer y vive la abstinencia o establece únicamente relaciones superficiales e inestables que tampoco le permiten madurar sexualmente. laEnergiaDelSexo/GiovanniMquinti El comportamiento se sustenta en una diversidad de factores individuales, diferentes para cada persona que constituye su “mapa”. Cada persona explora la realidad y se mueve en ella utilizando su “mapa personal”. Como podemos observar en el gráfico, el comportamiento es solo la punta del iceberg, por ello si queremos o necesitamos cambiar el comportamiento, debemos conocer lo más posible sobre sus orígenes comprendiendo las pautas básicas de su funcionamiento y actuar sobre ellas. El aspecto en común de este tipo de relaciones consiste en el uso del otro para confirmar el propio modelo. Solo después de haber “desenmascarado” los ocultos mecanismos podremos iniciar el trabajo y adquirir la capacidad de reconducir la energía sexual a su centro, o bien de ser capaces de vivir el sexo únicamente por lo que es. Para hacer esto, entre las emociones y la sexualidad debería existir una relación más consciente e igualitaria, la misma que existe entre sexo e instinto. Acoger las emociones en el sexo significa crear intimidad y ponerse en contacto con el otro por lo que es, siendo capaces, a su vez, de mostrarnos nosotros tal como somos, sin instrumentalizaciones de ningún tipo. Para ello será necesario trabajar sobre la esfera emotiva personal a la vez que conocer y reconocer las propias necesidades no expresadas. La influencia del Centro Sexual sobre nuestra vida es determinante, su energía es el adhesivo que determina nuestra mecanicidad. Una mujer ha tenido con su padre una relación fría, frustrada, sin ningún contacto, aun habiendo intentado por todos los medios seducirlo y sentirse querida por él. Resultado: Esta frialdad podría ser interpretada por la energía sexual como un congelamiento de la propia sensualidad e impedir que el sujeto perciba la propia excitación, llegando a considerarse y vivir como “asexuado”. De este modo se produce una erotizada represión de la sexualidad. Una persona que ha sido agredida físicamente en repetidas ocasiones y que ha sufrido grandes abusos por parte de uno de sus padres, sin manifestar por su parte rebelión alguna, podría tener dos distintas y contrarias reacciones (entre las muchas posibles). Ambas serían una erotización de la violencia sufrida: a. Necesidad de ser castigado para sentirse amado. b. Necesidad de castigar para querer. qué somos cómo somos? El origen del comportamiento Cada persona explora la realidad y se mueve en ella utilizando su mapa personal Cada persona debe asumir que su “mapa” no es el “territorio”, es decir, que su visión de la realidad es solo una visión parcial de la misma, lo cual le permite comprender que existen diversos mapas y que si uno pretende mejorar la relación con los demás, es fundamental comprender el mapa del otro, lo que llamamos empatía. Por otra parte, es fundamental aceptar que el “territoriorealidad” cambia y por ello el mapa personal debe evolucionar, cambiando las creencias, rompiendo paradigmas y modificando las expectativas. De esta manera, estamos enriqueciendo el mapa, y cuanta más completo sea el mapa, más segura se sentirá la Llegados a este punto podemos comprender cuánto la sexualidad es el producto de una complejidad de factores fundamentales para el individuo humano. En muchas escuelas de Cuarto Camino, pero no solo en ellas, se habla de “sublimación de la sexualidad” o “trascendencia del sexo”. Sin embargo, es necesario prestar mucha atención para no transformar estos conceptos en excusas para perpetuar una inútil represión, o por otro lado, una libertina “emancipación sexual” (7), la cual podría estar escondiendo, en realidad, una simple huida de nosotros mismos y de las propias necesidades fundamentales. 10 11 . Eneagrama Julieta Balart persona en el camino a recorrer. Esto implica desarrollar un estado de cons ciencia suficiente para combatir el impulso que tenemos todos los seres humanos -como animales que somos-, de desear e intentar desesperadamente hacer que nuestra vida sea todo lo estable y rutinaria posible, para lo cual nos aferramos a creencias y paradigmas fijos que nos hacen ver la realidad que queremos ver, no la que existe de verdad, la cual aunque no queramos va cambiando constantemente. La consciencia es el conocimiento que la persona tiene de sus estados, comportamientos y existencia y para que evolucionemos como seres humanos tiene que ampliarse la consciencia, dándonos cuenta de cómo influye nuestra subjetividad en la visión de la realidad y dónde hay posibilidades de cambio y mejora a nivel personal para conseguir una mejor adaptación a la misma. El miedo como motor de comportamientos ineficaces Las personas somos animales racionales que reaccionamos de manera instintiva ante las situaciones movidas por la emoción más básica que nos asegura la supervivencia: el miedo. El miedo surge cuando percibimos la realidad como una amenaza y esta será mayor o menor para cada persona en función de los recursos o defensas que considere tiene para enfrentarse a la misma. Por ejemplo, enfrentarse a un león, puede representar un hecho habitual para un domador y en cambio una experiencia traumática para cualquier otro tipo de persona. Aunque todas las personas tenemos mie- do, su intensidad, las situaciones que lo provocan y él o los pensamientos que lo originan son diferentes para cada eneatipo. Cada eneatipo movido por su miedo básico, presta atención a determinados aspectos de la realidad, haciendo una interpretación subjetiva de la misma, la que le lleva de una manera instintiva o reactiva emocional a presentar unos determinados mecanismos que le permiten defenderse de lo que representa potenciales peligros. Las personas somos animales racionales que reaccionamos de manera instintiva ante las situaciones movidas por la emoción más básica que nos asegura la supervivencia: el miedo Recordando los principios de la Inteligencia Emocional que hacen referencia a la relación que existe entre lo que se piensa, se siente y se hace, vamos a abordar estos aspectos para entender cómo cada eneatipo puede gestionar sus emociones. El miedo básico en cada eneatipo, le genera un deseo y ese deseo le condiciona su comportamiento.

¿Por 1 2 3 4 5 6 7 8 9 Colaborador Creativo Investigador Leal No acepta la realidad como es porque nunca se acerca al ideal de realidad que se ha formado en su mente. Siente que el mundo sería mejor si todos Ser corrupto, Sentirse perfecto y ser pensasen como él. Hace siempre lo que debe, en lugar de lo que quiere. imperfecto equilibrado o malo Siente que tiene la obligación personal de arreglarlo todo. No ser digno de amor ni ser necesitado por los demás Ejecutivo Carecer de valor por sí mismo ¿Por qué somos cómo somos?/JuiletaBalart Le cuesta disfrutar del presente porque centra su atención en lo que le falta. Tiene una sensación permanente de carencia que le impide estar satisfecho. Se compara constantemente consciente o inconscientemente con los demás, con los consiguientes sentimientos de inferioridad o superioridad. Piensa en términos de escasez. Tiene un deseo intenso de guardar todo lo referido a sí mismo: información, intimidad física y emocional, energía y recursos. Se desconecta de los sentimientos. Tiene poca disposición hacia los demás, por temor a sentirse invadido o no saber manejar el mundo emocional. Duda y siente inseguridad y miedo al futuro originado por pensar solo en lo Carecer negativo que puede suceder. Desconfía de los demás y de sus propias cade apoyo u orientación Sentirse seguro pacidades. Tiene una actitud hipervigilante que le provoca ansiedad. Mediador servarnos de una manera objetiva, distinguiendo la realidad de nuestra percepción de la misma, dándonos cuenta que es nuestro miedo lo que nos lleva a percibirla como una amenaza y verificando si los deseos o expectativas que tenemos so- Se preocupa por la imagen que proyecta. Depende del reconocimiento externo (éxito profesional o social). Siente que debe hacer lo posible por parecer Tener éxito brillante escondiendo partes de sí mismo que no contribuyan a crear esa y ser admirado imagen. Cree que su verdadero yo es la imagen que proyecta. por todos Ser Saberlo incompetente todo, sentirse o incapaz completo Lider Como hemos podido observar en el cuadro, los comportamientos que tienen como origen el miedo, no nos llevan a conseguir nuestros deseos, sino más bien todo lo contrario. Por ello, es importante desarrollar la consciencia que nos permita ob- Va siempre cubriendo las necesidades ajenas, aunque nadie se lo pida, movido Sentirse por el ansia de ser reconocido y querido, con lo cual no siempre recibe el agravalorado y decimiento que busca. Espera recibir de los demás lo mismo que él da pero no querido por todo el mundo pide. Al ser muy emocional, no percibe la realidad como es, sino cómo la siente. No tener identidad propia ni ser Ser especial y diferente importante Entusiasta CONCLUSIÓN DESEO BÁSICO MIEDO BÁSICO Perfeccionista Sentirse limitado. Aburrirse y sufrir Busca constantemente nuevos estímulos de toda clase, gente, cosas, ideas y experiencias, sin profundizar en ellas, por lo cual no consigue estar nunca Sentirse totalmente satisfecho. No conecta con lo negativo, huyendo de las experienfeliz y satisfecho cias dolorosas Sentirse fuerte e independiente. Ser salvador de los demás Tiene una necesidad constante de sentir y vivir intensamente. Desea controlar al entorno y se resiste a depender de los demás. No se permite ser vulnerable y no reconoce su necesidad de cuidado y atención por parte de los demás. Sentirse Al conflicto y a en paz y estar la separación en armonía con de los demás el entorno No se pone en contacto con sus necesidades o deseos por inercia. Se resigna y se sobre-adapta a los demás y a la situaciones. Se desconecta de todo tipo de impulsos y sentimientos intensos y se despreocupa de reconocer su fuerza y capacidad para asumir una postura clara ante los demás. Ser dañado o traicionado por otros bre nosotros mismos o sobre los demás son realistas. Una vez hecho esto, debemos percibir la realidad que nos incomoda como una oportunidad para desarrollarnos y encontrar un pensamiento que nos facilite superar el miedo; de esta manera se 12 13 qué somos cómo somos? El origen del comportamiento generará una emoción que sea el motor de un comportamiento eficaz que nos permita alcanzar nuestras metas. En suma, transformar el miedo en la confianza que nos da ser objetivos y proponernos metas alcanzables.

LOS NUEVE OBSTACULOS DEL TRABAJO INTERIOR Marcelo Aguirre Los9obstaculosDelTrabajoInterior/MarceloAguirre Qué entendemos por trabajo interior Evagrio Póntico, monje egipcio del siglo IV, pensaba que en el trabajo interior el alma debe habérselas con sus “logismoi”, es decir, con una serie de pensamientos nocivos repetitivos que rondan la mente “como las moscas sobre la herida”, traen confusión e intranquilidad, y son un gran obstáculo para la meditación, siendo la meditación la principal herramienta para dominar los vicios o pasiones. Desde el Eneagrama podríamos pensar que las fijaciones cognitivas son esos “logismoi”: perfeccionismo (1), falsa generosidad (2), engaño (3), insatisfacción (4), aislamiento (5), duda (6), planificación (7), venganza (8), indolencia (9). San Juan de la Cruz, gran místico español del siglo XVI, pensaba que una vez iniciado el proceso de autoconocimiento la mente (o el alma, como le gustaba decir) se ve sumergida en una “noche oscura”, esto es, una etapa de purificación en la cual se pone a prueba la fe de ? la persona y su fortaleza interior para continuar en camino iniciado: el alma duda si está en el sendero correcto, se pregunta si merece la pena el sacrificio, el esfuerzo, las renuncias requeridas en este camino de doble purificación: de los sentidos y del espíritu, de modo el alma duda si está en el sendero correcto S.J.d.l.Cruz que poco después de iniciado el trabajo espiritual, el entusiasmo por el autoconocimiento comienza a disminuir, la consciencia de sí se vuelve más clara y los defectos del propio ego quedan en evidencia y cada vez más patentes, y por lo general ello no agrada ni entusiasma. Ese desagrado podríamos encontrarlo cuando profundiza cada uno en su pasión dominante: ira (1), orgullo (2), vanidad (3), envidia (4), avaricia (5), temor (6), gula (7), lujuria (8), acidia (9). 6 9 3 ADVERSION 14 15 AVIDEZ Si el trabajo interior consiste básicamente en una progresiva liberación respecto de los automatismos del ego, sus fijaciones cognitivas y pasiones dominantes, debemos reconocer que en cada punto del Eneagrama hay un obstáculo que específicamente se opone al despertar de la conciencia: porque el ego está dormido y se esfuerza por permanecer así. De hecho, la inercia es una ley tanto de la macrofísica como de la psique: lo que se mueve habitualmente en una dirección “desea” permanecer así, y se resiste al cambio. En la psique la inercia se manifiesta como un “hábito”, y se ve reforzado por una falsa identificación del ego con el mismo, como si dicho hábito fuese constitutivo de la propia entidad. De allí brota el escéptico dicho popular: “El zorro pierde el pelo, pero no sus mañas”. A tal punto es difícil modificar los há- Gurdjieff gustaba hablar de “trabajo interior”, y con esa expresión designaba al esfuerzo voluntario de la consciencia por intentar escapar progresivamente de los automatismos del ego, hábitos mentales, afectivos y comportamentales propios del centro inferior de la psique, donde reinan las pasiones y fijaciones. Además, innumerables maestros espirituales, filósofos, místicos y ascetas de todos los tiempos y culturas hablaron y escribieron acerca de este tema usando expresiones análogas, como “trabajo sobre sí”, “trabajo espiritual”, “sendero de iluminación”, “proceso del despertar”, etc. Todas estas expresiones tienen en común un mismo objetivo: alcanzar mayor libertad interior, entendiendo por ello el esfuerzo constante por conocerse a sí mismo y liberarse progresivamente de los automatismos del ego (pasiones y fijaciones), como proponía Gurdjieff. IGNORANCIA bitos del ego (pasión y fijación) que Martín Lutero pensaba que ni siquiera con la gracia divina el hombre podría superarlos, siendo la gracia de Dios como un “barniz” que cubría las almas pero no podría transformar ni erradicar sus pecaminosos hábitos. Y aunque algunos llamen a esto “realismo”, yo prefiero considerarlo “pesimismo” antropológico. El Eneagrama, la Meditación, el Tarot Evolutivo, el trabajo con Sueños, al igual que muchas otras herramientas de autoconocimiento y desarrollo personal sostienen que es posible el trabajo interior efectivo, el cambio profundo (“metánoia”), que es posible alcanzar una progresiva liberación de los automatismos del ego. En el Eneagrama bien podríamos pensar que el triángulo central señala lo que en la tradición buddhista se conoce como los “tres venenos del alma”: Ignorancia (punto 9 y tríada superior), Aversión (punto 6 y tríada izquierda), Avidez (punto 3 y tríada derecha). En el contexto del Eneagrama entiendo por ignorancia no la ausencia de conocimientos conceptuales, sino la falta de contacto de la conciencia con el Ser, poniendo al “hacer” como un sustituto de la reflexión sobre sí mismo. Por aversión entiendo el temor que se origina en la psique ante las amenazas –cualesquiera sean– contra el sí mismo, en defensa de lo cual se pone al “pensar” como sustituto de la seguridad que brotaría de contacto de la consciencia con el Ser y del conocimiento cabal de sí y de las propias capacidades. Y entiendo por avidez el deseo del ego –siempre insatisfecho– de valoración externa: un fallido intento de sustitución de la auténtica, sincera y justa valoración de sí mismo.

891 Obstáculo 8: TORPEZA (Ignorancia + Lujuria + Venganza). El trabajo interior no depende de una voluntad que forje a puñetazos la iluminación. Sin lugar a dudas es importante ponerse firme y mostrarse decidido para progresar en el trabajo interior pese a los obstáculos del camino, pero si creemos que todo depende de nuestra fuerza no estamos haciendo otra cosa que evidenciar un profundo desconocimiento (ignorancia) de las realidades espirituales y del misterio del propio Ser. De hecho, en el plano espiritual la realidad suele ser paradójica y contraria al sentido común: por ello se ha dicho que: “El que quiera ser grande que se vuelva pequeño como un niño” ( Jesús); “El que mira fuera sueña, el que mira en su interior despierta” ( Jung). Para caminar en el plano espiritual debemos aprender a mirar por encima de lo “visible”, sintonizar con las sutilezas del espíritu, trascender la tosquedad de nuestros prejuicios. La búsqueda exagerada de la intensidad (lujuria) no es signo de haber acertado el camino. Tampoco debemos exigirnos ser mejores por el hecho de no perdonarnos antiguos errores (venganza). La metáfora del Niño con sus típicas inocencia, frescura y permeabilidad al aprendizaje, sigue siendo universalmente válida para retomar el Norte en el trabajo interior. De no hacerlo así, de la torpeza pasaremos pronto a la orgullosa prematura maestría y/o a la sequedad interior (8: 2, 5). Obstáculo 9: RESIGNACIÓN (Ignorancia + Acidia + Indolencia). El último obstáculo en el trabajo sobre sí es resignarse, esto es, considerar que ya se ha ascendido lo suficiente, o que no es necesario llegar más lejos en materia espiritual. La resignación es fruto de pensar que ya nos conocemos lo suficiente (ignorancia). La acidia o pereza mental lleva a perder el sabor del presente; y se expresa con indolencia en la resignación: “Y bueno, ¿qué más da?, hasta aquí llegué”. La resignación es el caldo de cultivo de los otros ocho obstáculos: obstinación, prematura maestría, falso brillo, desánimo, sequedad, parálisis, idealización y torpeza. La resignación implica un abandonarse a cualesquiera de dichos obstáculos y, más aún, acostumbrarse a ellos, varios o todos ellos, y mientras tanto seguir pensando ¬–con autoengaño y cobardía– que se sigue progresando en el trabajo interior, cuando en realidad no es así, aunque no de cese de “hacer” cosas, asistir a charlas, leer libros, etc. Obstáculo 1: OBSTINACIÓN (Ignorancia + Ira + Perfeccionismo). Designé con este nombre a la actitud del ego que brota de la pérdida de contacto con el Ser (ignorancia); y se enoja consigo mismo y contra el mundo (ira) por no considerarse capaz de alcanzar estándares de perfección demasiado elevados (perfeccionismo). Y entonces se aferra al “Yo soy así, ¡y qué!” con plena obstinación. Este obstáculo implica un negarse al cambio y al fluir de la energía hacia nuevos horizontes más allá de los hábitos del ego. Es el primer obstáculo que debemos vencer si queremos progresar en el trabajo interior. Y según nuestro mapa eneagrámico, la obstinación podría devenir en idealización y/o en desánimo (1: 7, 4). IGNORANCIA 567 234 EGO AVERSION AVIDEZ VENENOS DEL ALMA Estos tres venenos del alma al combinarse con las pasiones y fijaciones específicas de cada punto del Eneagrama, originan los nueve obstáculos para el trabajo interior. orgullo Vanidad Envidia FIJACION PASION RESIGNACIÓN } } obstaculos obstaculos Lujuria Acidia Ira PASION FIJACION venganza Indolencia Perfeccionismo PASION FIJACION Avaricia Temor Gula } } obstaculos } } } } } Aislamiento Duda Planificacion } } 891 Sequedad Parálisis Aislamiento TORPEZA prematuraMaestria FalsoBrillo Désanimo O B S T I NAC I Ó N } Los9obstaculosDelTrabajoInterior/MarceloAguirre 234 noGenerosidad Engaño Insatisfacción 567 Nótese que debemos considerar los centros de las tríadas como los tres ejes en torno a los cuales se agrupan los obstáculos del trabajo interior. Dado que los Puntos 9, 6, 3 son los centros de las tres tríadas del Eneagrama, así también los obstáculos señalados por estos tres puntos han de ser de alguna manera los obstáculos principales del trabajo torpeza Obstinación Resignación 981 interior: Resignación (punto 9), Parálisis (punto 6) y Falso Brillo (punto 3). Lo cual puede ser fácilmente constatado en la experiencia por cualquier buscador que se haya comprometido con perseverancia con el propio trabajo interior. Pasemos ahora a describir sucintamente cada uno de estos nueve obstáculos. 16 17

Los9obstaculosDelTrabajoInterior/MarceloAguirre Obstáculo 5: SEQUEDAD (Aversión + Avaricia + Aislamiento). Con su metáfora de la “Noche oscura del alma”, San Juan de la Cruz se refería a la pérdida del gusto y la satisfacción inicial por el trabajo interior. La mente se resiste a meditar y a mirar hacia el interior (aversión). Los sentidos se revelan y se vuelcan a las distracciones externas, sin importar cuáles sean, como si quisieran llenar un ilimitado vacío (avaricia). Y el espíritu desconfía de la propia capacidad para elevarse por encima del ego y sus pasiones y se repliega sobre sí mismo (aislamiento). El alma se siente “seca”, sin encontrar gusto y gozo en aquello que antes la motivaba. Es un momento de crisis interior, por el cual transita en algún momento todo aquél que se ha iniciado el trabajo interior. Resistirse a elaborar la crisis podría llevarnos por los caminos de la idealización y/o la torpeza (5: 7, 8). Obstáculo 6: PARÁLISIS (Aversión + Temor + Duda). No es posible avanzar en el terreno espiritual si no confiamos en nosotros mismos y en el Universo, ya que somos parte de un Todo que está en incesante cambio y transformación. Pero el ego tiene pánico al cambio y a la transformación (aversión), y siempre encuentra o inventa excusas para no soltar al “hombre viejo”, es decir, a los hábitos mecánicos (pasiones y fijaciones) a los que no sólo se ha acostumbrado, sino con los que se ha identificado. “¿Y si debajo de mi ego no hay nada, o pierdo lo que tengo por buscar un ideal?” (temor). “¿Debo o no continuar en este proceso de cambio llamado trabajo interior?, ¿no será mejor dejar todo como está?” (duda). Quién no arriesga nunca podrá avanzar, en ningún plano humano. Pero es necesario vencer el temor y la duda para no quedar a medio camino cuando la parálisis deviene en resignación y/o en falso brillo (6: 9, 3). Lo único que puede infundirnos la valentía necesaria para continuar y perseverar en nuestro trabajo interior es el amor auténtico a sí mismo, no al ego que busca reconocimientos, sino amor al Ser que somos y que “anhela” desplegar sus propias potencialidades, como la flor que aguarda la salida del sol para abrirse ante él como una sonrisa. Obstáculo 7: IDEALIZACIÓN (Aversión + Gula + Planificación). La imaginación es “la Loca de la casa”, decía Santa Teresa de Ávila. Y no estaba lejos de la verdad. Sin duda que la imaginación ocupa un lugar de gran importancia en todo progreso humano, incluyendo el trabajo interior. Así como sus fantasmas pueden desanimarnos o paralizarnos, así también el canto de sus sirenas puede hacernos perder el rumbo. Un monje benedictino contemporáneo y conocido autor de numerosos ensayos de espiritualidad, Anselm Grün, repetidas veces insistió en que no es posible un auténtico trabajo interior si no se tiene los pies sobre la tierra. Lo cual implica realismo, humildad y sinceridad. Pero evadirnos hacia un mundo de ideales e identificarnos con ellos imaginándonos haber alcanzado la meta de la iluminación puede ser muy riesgoso. La idealización de sí mismo no sólo nos convierte en falsos iluminados, sino que puede ser una estrategia del ego para escapar del arduo trabajo de lidiar día a día con la cruda realidad (aversión). A veces la idealización se focaliza sobre determinado maestro, pero luego pasa a otro, o a otras técnicas, y a otras y a otras, siendo lo único constante el deseo de estar entusiasmado sin importar con quién o con qué (gula). Entonces la agenda espiritual siempre tiene un evento y un plan B (planificación); y así la idealización poco a poco deviene en obstinación y/o sequedad (7: 1, 5). Sin embargo, lo que necesitamos para progresar en el trabajo interior no es minimizar lo negativo para “volar” sino alcanzar la sabiduría de quién acepta la realidad, aunque con una mirada renovada, y se dispone a “soltar” lo viejo y caduco para que el Ser se manifiesta más plenamente en el sí mismo. sequedad parálisis 5 6 7 Obstáculo 2: P R E MATURA MAESTRÍA (Avidez + Orgullo + Falsa generosidad). Hay muchos que alcanzan el grado de “maestro espiritual” al poco tiempo de iniciado el trabajo interior, tal es el deseo de ser “bueno”, ¡y cuanto antes! (avidez). Es un error típico de principiantes el autoerigirse en maestros de quienes se tiene cerca (orgullo), y considerar que lo aprendido debe ser transmitido casi como un deber de humanidad, cuando en realidad lo que el ego busca es reconocimiento y valoración (falsa generosidad). Este es un error que debemos advertir y evitar para no quedar anclados en un bajo nivel de desarrollo espiritual al autoerigirnos prematuramente en maestros, saliéndonos así del camino constante de aprendizaje, para el cual se necesita la humidad de saberse siempre “alumno”. El verdadero maestro enseña con el testimonio de la madurez y libertad interior, más que con su palabra. De no hacerlo así, la falsa maestría podría devenir en torpeza y/o en desánimo (2: 8, 4). Obstáculo 3: FALSO BRILLO (Avidez + Vanidad + Engaño). Cuando lo que nos mueve es la vanidad y no el deseo sincero de conocernos a nosotros mismos para ser simplemente cada día mejores personas, el ego se ve tentando a desear cada vez más (avidez) abultar el Curriculum Vitae con cursos, capacitaciones, posgrados, etc., que den cuenta públicamente de la propia excelencia (vanidad) en materia de conocimientos y trabajo espiritual; como si el progreso espiritual fuese proporcional a la cantidad de certificados, o al renombre de quién dictó tal o cual curso del que participamos (engaño). Es necesario mirar con sinceridad constantemente hacia el espejo del sí mismo, la propia consciencia, para evitar identificarnos con nuestros logros. Éste es un obstáculo que no debemos descuidar en nuestro trabajo interior. Caso contrario, el falso brillo podría devenir en resignación y/o parálisis (3: 9, 6). Obstáculo 4: DESÁNIMO (Avidez + Envidia + Insatisfacción). El desánimo es esperable en todo trabajo de desarrollo personal, dado que éste implica gran esfuerzo y constancia. Hay fantasmas pesimistas que pueden acechar y convertirse en un enemigo poderoso: “¿Cuánto tiempo más tendré que invertir en mí para ver cambios?”; “¡En el fondo sigo igual!”; “¡El Eneagrama no sirve para nada, sólo para alimentar la identificación con el tipo!”, etc. Cuando se pone el deseo de perfección (avidez) por encima del reconocimiento y aceptación de las propias limitaciones humanas, se piensa que el trabajo interior es algo para un “Otro” muy distinto de mí (envidia), y ello trae aparejado amargura y tedio (insatisfacción). Quizá lo que el obstáculo del desánimo quiere enseñarnos es que en materia espiritual no podemos tener siempre el control, es necesario dejarnos fluir en la corriente del Ser, reírnos de nuestros errores y agradecer lo bueno, por pequeño que fuese, en lugar de sólo lamentar lo malo. No hacerlo así, podría llevarnos transitar por la obstinación y/o la prematura maestría (4: 1, 2). prematura maestria falso brillo desánimo 234 idealización Como hemos visto en nuestro recorrido por los nueve principales obstáculos del trabajo interior, ellos comienzan en la ignorancia (punto 1), pasando por los derivados de la aversión y la avidez, y vuelven a la ignorancia (punto 9). El termómetro de la no-resignación y del no-estancamiento en el trabajo interior ha de ser lo que –a su manera– todas las tradiciones espirituales han señalado: la constante consciencia de sí, el crecimiento en el amor y en la libertad interior. El Eneagrama es una herramienta para ello, no debemos olvidarlo. 18 19

eneagrama “La Escuela de Atenas” de Rafael Sanzio Hacia un Modelo Unificado del Eneagrama ¿Cómo podemos considerarnos profesionales serios si no logramos ponernos de acuerdo,al menos, sobre los conceptos fundamentales de nuestro modelo? Fabien & Patricia Chabreuil El problema Como docentes entusiasmados por el Eneagrama, nos enfrentamos a un doble problema, teórico y práctico, a la vez incómodo en el plano personal, y embarazoso en lo profesional. Examinamos primero la situación teórica en la que se encuentra hoy en día la comunidad del Eneagrama. Cuando un apasionado del Eneagrama deja el regazo de un autor o de un instituto para abrirse a la presentación del Eneagrama por otros, se encuentra confrontado a toda una serie de contradicciones entre las diferentes escuelas. Algunas son implícitas y otras expresadas claramente y a veces severamente. Hemos listado las oposiciones más comunes : •Algunos consideran el concepto de las alas diversidad; en el exterior, gente cargada de lógica y de métodos científicos hablarán más bien de incoherencias. como válido, otros no (Patrick O'Leary). •Algunos utilizan las flechas (desintegración en un sentido, integración en el otro), otros utilizan las líneas sin flechas (desintegración y/o integración en ambos sentidos), otros ignoran aún este concepto. •Algunos consideran fundamental el concepto de centro reprimido de Kathleen Hurley y Theodorre Donson, mientras que otros no. •Algunos utilizan la noción de subtipos instintivos y otros no. •Algunos aprueban el recorte de Don Richard Riso en nueve niveles de desarrollo y otros no. A esto se le suman evidentes desacuerdos sobre los nombres y las funciones de los centros, así como diferencias, algunas Pensamos que esta situación es peligrosa para la perennidad y el desarrollo del Eneagrama. ¿Cómo podemos considerarnos profesionales serios si no logramos ponernos de acuerdo, al menos, sobre los conceptos fundamentales de nuestro modelo? ¿Quiere nuestra comunidad que el Eneagrama sea la psicología del siglo XXI o bien que sea astrología popular? Cuando impartimos formaciones, es fácil y tentador observar a los estudiantes entusiasmados que adhieren a nuestra enseñanza. Corrobora la calidad de nuestra práctica y la validez de nuestro discurso. Pero si miramos de cerca y de manera no egótica, podemos constatar dos aspectos: 1.Algunos estudiantes utilizan la totalidad del modelo que impartimos; para ellos, funciona perfectamente y cobra sentido inmediato en sus vidas. Por el contrario, algunos parecen dejar de lado tal o cual aspecto que no es realmente significativo para ellos. Algunas veces, esta actitud puede explicarse por el desconocimiento de sí mismo. Pero no siempre es el caso. 2.De todas las personas que participaron en nuestro primer taller y manifestaron tener un gran interés por trabajar sobre sí mismo, un porcentaje no siente la necesidad de profundizar en esta formación. veces importantes, sobre la descripción de los tipos. Es difícil determinar si son o no el resultado de las discrepancias arriba mencionadas. Pero, entonces, ¿por qué llamamos a este modelo el Eneagrama? ¿Qué relación con el símbolo del Eneagrama que se halla presente en todos nuestros documentos? Las diferencias de criterio entre las distintas escuelas y formadores, son normales y, también, una fuente de enriquecimiento. Pero aquí no tratamos eso; hablamos de contradicciones y desacuerdos sobre los puntos fundamentales de nuestro modelo. Entre nosotros, fascinados por la riqueza y el potencial del Eneagrama, tenemos tendencia a ser auto-indulgentes y a hablar de 20 21 Por supuesto, podemos encontrar varias razones, personales, económicas, relacionales, etc.… No podemos excluir la idea que el modelo del Eneagrama no les ha parecido suficientemente pertinente a pesar de descubrir su tipo. Creemos que todo formador del Eneagrama puede hacer las mismas observaciones y hacerse las mismas preguntas. Desde hace casi dos años, hemos empezado estudios cuyo objetivo es resolver esta doble dificultad, informar de nuestras observaciones y llegar a un modelo, explicando más y mejor el funcionamiento de la personalidad humana. Desde el principio, no nos sentimos ligados a una escuela en particular de Eneagrama, reconociendo a cada una de ellas el valor de sus interesantes aportes, viendo en los miembros de cada una, gente creativa, honesta y competente. Estamos animados por la idea que las contribuciones de los diferentes autores reflejaban piezas diferentes y complementarias de la realidad. Por esa razón, hemos llamado nuestro proyecto el Modelo Unificado del Eneagrama®. El objetivo de este artículo es de presentarles algunos de nuestros primeros resultados.

El Modelo Unificado del Eneagrama © La tipología del centro preferido HaciaUnModeloUnificadoDelEneagrama/F&Bchabreuil Es la tipología tradicional del Eneagrama. Dado que es altamente conocida la resumiremos de manera escueta. Cada tipo es caracterizado por: 1.La preferencia por un centro: instintivo (8, 9 y 1), emocional (2, 3 y 4) o mental (5, 6 y 7). 2.La utilización de la energía hacia el interior y/o hacia el exterior de este centro. En el centro instintivo, el 8 utiliza la energía del centro para actuar sobre el mundo que le rodea; el 1 quiere actuar sobre él mismo y controlarse; el 9 vacila entre la utilización interior y exterior del centro y siente, por lo tanto, dificultades a usarlo de manera apropiada. En el centro emocional, el 2 utiliza la energía del centro para llegar a las emociones, deseos y necesidades de los demás; el 4 está interesado en vivir sus propias emociones y el 3 vacila entre la utilización interior y exterior del centro y siente, por lo tanto, dificultades a usarlo de manera apropiada. La tipología del centro instintivo El Modelo Unificado del Eneagrama® considera la personalidad como el resultado de tres tipologías distintas las unas de las otras y pues acumulables entre sí: En su apasionado libro My Best Self, Kathleen y Theodore definen el centro reprimido como el que, a consecuencia de una herida original, “amamos menos, entendemos menos y por lo tanto evitamos su utilización con mucha habilidad y astucia” (p. 128). Para ellos, “el centro reprimido controla silenciosamente nuestra personalidad”. 1.El centro preferido que está subvalorado. 2.El segundo centro o centro de apoyo que está utilizado al servicio del centro preferido. 3.El centro reprimido que está infravalorado. Conservan, por lo tanto, la estructura de los nueve tipos, aunque admiten dos jerarquías de centros posibles para los tipos 3, 6 y 9 y llegan así a doce combinaciones posibles. Las Combinaciones Que Faltan la tipología del centro preferido la tipología del centro reprimido la tipología del centro instintivo Hurley y Donson afirman la existencia de esta jerarquía pero no la justifican. ¿Por qué reprime un 1 forzosamente el centro mental? ¿Por qué no podríamos tener la combinación: Por cierto, Hurley y Donson están obligados a admitir dos jerarquías posibles para los tipos del triángulo 3, 6 y 9. Nos encontramos con doce tipos. Adiós al Eneagrama y hola el dodecagrama: Este doble recorte determina nueve tipos que podemos describir de manera más precisa con la ayuda de una pasión, de una virtud, de una compulsión, de una fijación, de una creencia de base y de la perdida de un importante atributo espiritual. 2 3 M E E M I E I M I E E I M M I M M I E E E I M I I E centro centro emocional instintivo M centro mental Para explicar nuestra visión del centro reprimido, nos vemos obligados a hacer un análisis crítico del modelo de Hurley y Donson. Es porque hemos encontrado, que su enfoque alumbra la teoría del Eneagrama, que hemos analizado y estudiado con cuidado y consideramos nuestro trabajo no como un cuestionamiento sino como una extensión de su aporte. ven obligados a suponer que cada tipo reprima obligatoriamente a un centro. Por ejemplo, según ellos, un 1 reprima automáticamente el centro mental y obedece a la jerarquía siguiente: La tipología del centro preferido combinada con la utilización interior y/o exterior de la energía del centro bastan para determinar nueve tipos. Cuando Hurley y Donson introducen el centro reprimido, se En el centro mental, el 5 utiliza la energía del centro para acumular informaciones sobre el mundo exterior; el 7 para hacer planes interiores para su propio placer y el 6 vacila entre la utilización interior y exterior del centro y siente, por lo tanto, dificultades a usarlo de manera apropiada. M E E M I I Búsqueda de equilibrio entre las utilizaciones interior y exterior del centro preferido. Kathleen y Theodore piensan que cada uno de los tipos no solamente prefiere uno de los centros, sino que reprima también uno de los centros. Llegan así para cada uno de los tipos a una jerarquía de centros: utilización interior del centro preferido El concepto de centro reprimido fue inicialmente formulado con claridad por Kathleen Hurley y Theodore Donson, a partir de informaciones presentes en el famoso libro de Beesing, Nogosek et O'Leary (en base a las teorías de Oscar Ichazo) y de los escritos de Maurice Nicoll. utilización exterior del centro preferido La tipología del centro reprimido ENEAGRAMAENEAGRAMAENEAGRAMA ENEAGRAMAENEAGRAMAENEAGRAMA ENEAGRAMAENEAGRAMAENEAGRAMA ENEAGRAMAENEAGRAMAENEAGRAMA ENEAGRAMAENEAGRAMAENEAGRAMA ENEAGRAMAENEAGRAMAENEAGRAMA ENEAGRAMAENEAGRAMAENEAGRAMA ENEAGRAMAENEAGRAMAENEAGRAMA ENEAGRAMAENEAGRAMAENEAGRAMA ENEAGRAMAENEAGRAMAENEAGRAMA ENEAGRAMAENEAGRAMAENEAGRAMA ENEAGRAMAENEAGRAMAENEAGRAMA ENEAGRAMAENEAGRAMAENEAGRAMA ENEAGRAMAENEAGRAMAENEAGRAMA ENEAGRAMAENEAGRAMAENEAGRAMA ENEAGRAMAENEAGRAMAENEAGRAMA ENEAGRAMAENEAGRAMAENEAGRAMA ENEAGRAMAENEAGRAMAENEAGRAMA ENEAGRAMAENEAGRAMAENEAGRAMA ENEAGRAMAENEAGRAMAENEAGRAMA ENEAGRAMAENEAGRAMAENEAGRAMA ENEAGRAMAENEAGRAMAENEAGRAMA ENEAGRAMAENEAGRAMAENEAGRAMA ENEAGRAMAENEAGRAMAENEAGRAMA ENEAGRAMAENEAGRAMAENEAGRAMA ENEAGRAMAENEAGRAMAENEAGRAMA ENEAGRAMAENEAGRAMAENEAGRAMA ENEAGRAMAENEAGRAMAENEAGRAMA ENEAGRAMAENEAGRAMAENEAGRAMA ENEAGRAMAENEAGRAMAENEAGRAMA ENEAGRAMAENEAGRAMAENEAGRAMA ENEAGRAMAENEAGRAMAENEAGRAMA ENEAGRAMAENEAGRAMAENEAGRAMA ENEAGRAMAENEAGRAMAENEAGRAMA ENEAGRAMAENEAGRAMAENEAGRAMA ENEAGRAMAENEAGRAMAENEAGRAMA ENEAGRAMAENEAGRAMAENEAGRAMA ENEAGRAMAENEAGRAMAENEAGRAMA ENEAGRAMAENEAGRAMAENEAGRAMA ENEAGRAMAENEAGRAMAENEAGRAMA ENEAGRAMAENEAGRAMAENEAGRAMA ENEAGRAMAENEAGRAMAENEAGRAMA ENEAGRAMAENEAGRAMAENEAGRAMA ENEAGRAMAENEAGRAMAENEAGRAMA ENEAGRAMAENEAGRAMAENEAGRAMA ENEAGRAMAENEAGRAMAENEAGRAMA ENEAGRAMAENEAGRAMAENEAGRAMA ENEAGRAMAENEAGRAMAENEAGRAMA ENEAGRAMAENEAGRAMAENEAGRAMA ENEAGRAMAENEAGRAMAENEAGRAMA ENEAGRAMAENEAGRAMAENEAGRAMA ENEAGRAMAENEAGRAMAENEAGRAMA ENEAGRAMAENEAGRAMAENEAGRAMA ENEAGRAMAENEAGRAMAENEAGRAMA ENEAGRAMAENEAGRAMAENEAGRAMA ENEAGRAMAENEAGRAMAENEAGRAMA ENEAGRAMAENEAGRAMAENEAGRAMA ENEAGRAMAENEAGRAMAENEAGRAMA ENEAGRAMAENEAGRAMAENEAGRAMA ENEAGRAMAENEAGRAMAENEAGRAMA ENEAGRAMAENEAGRAMAENEAGRAMA ENEAGRAMAENEAGRAMAENEAGRAMA ENEAGRAMAENEAGRAMAENEAGRAMA ENEAGRAMAENEAGRAMAENEAGRAMA 4 5 6 7 8 Centro instintivo preferido hacia el interior [centro preferido] Centro emocional [centro de apoyo] Centro mental reprimido [centro reprimido]. Centro instintivo preferido hacia el interior [centro preferido] centro mental [centro de apoyo] centro emocional reprimido [centro reprimido]. 9 1 o do emocional instintivo mental ntrferi Ce re o P tro y n po Ce eA o Otras seis combinaciones están lógiD ro id camente posibles y no están descritas nt rim Ce ep por ellos. Corresponden a los tipos del R centro centro centro Eneagrama, definidos por el centro preferido y su utilización, pero con una jerarquía que invierte el segundo y el tercer centro en relación el modelo de Hurley y Donson. Para distinguirlas de las otras, añadimos al tipo tipo la letra griega μ (pronunciar mu): 1μ 2μ 4μ 5μ 7μ 8μ utilización exterior interior búsqueda del equilibrio Centro Preferido Centro DeApoyo Centro Reprimido Si observamos atentamente e interrogamos a la gente que no se reconoce muy bien en el modelo actual del Eneagrama, encontramos representantes de estos nuevos tipos: unos 1 y unos 2 utilizando el centro mental mejor de lo que se describe habitualmente, unos 4 y unos 5 con buenas capacidades instintivas, unos 7 y unos 8 mas emocionales que lo que podemos esperar. Nos encontramos ahora con 18 combinaciones. ¿Como integrarlas en el modelo del Eneagrama? La tipología del centro instintivo describe tres maneras de utilizar el centro instintivo: auto-conservación, social y sexual. El tipo instintivo es adquirido y puede variar a lo largo de la existencia. El tipo instintivo es el resultado de la reacción a su educación y a su entorno, y es probable que esta tercera tipología no sea totalmente independiente a la del centro reprimido y que algunas combinaciones sean, por lo menos, más frecuentes que otras. Por ejemplo, nos parece que el 7 μ es, a menudo, de subtipo social (sacrificio). 22 23

LaLeyCircular 5 La ley circular fue formulada en junio de 1997 por uno de nuestros alumnos, Patrick Alexandrine. Examinamos en correlación con la jerarquía de los centros de Hurley y Donson la integración de los tipos situados sobre el hexágono interior: La integración se hace respectando el sentido de utilización de la energía de los centros: (exterior (5 -> 8 -> 2), luego interior (4 -> 1 -> 7). Consideramos que la ley circular no es una simple coincidencia matemática: Nos parece normal que la integración se haga conectándose a su centro reprimido, corrigiendo así el desequilibrio principal del tipo. Por ejemplo, el 5 que prefiere el mental y que reprima el instintivo se integra en 8 que prefiere el instintivo y que tiene el mental como centro de apoyo. las18 Combinaciones HaciaUnModeloUnificadoDelEneagrama/F&Bchabreuil Utilizando la ley circular, podemos así colocar las 18 jerarquías posibles en dos Eneagramas, diferentes únicamente por el sentido de las fechas. Proponemos llamar al primero, correspondiente al modelo habitual, de la letra griega ɑ (pronunciar alfa) y al segundo, que integra los nuevos tipos, de la letra griega μ. Por ejemplo una persona cuyo ego es de tipo 7 nos indica su centro preferido: mental utilizado hacia el interior. Si es 7 ɑ, la jerarquía de los centros es M-i, I, E: es extremamente activo; se emplea en la realización de algunos de sus planes; bajo una apariencia relacional, evita todo compromiso y no se implica. La integración se hace en 5 ɑ renunciado a mariposear 4 1 7 5 •Descripción más fina de la personalidad humana, cada tipo existiendo en dos variantes según la jerarquía entre el segundo y tercer centro, En cada una de estas triadas, la integración se hace por permutación circular de los centros: el tercero se convierte en el primero, el primero se convierte en el segundo y el segundo se convierte en el tercero. interpretaciónde LaLeyCircular 2 Los puntos 2 y 7 representan una ruptura de la permutación. El centro preferido sigue siendo el centro preferido pero su sentido de utilización pasa de exterior a interior (2 -> 4) o de interior a exterior (7 -> 5). •Utilización de las flechas en los dos sentido de manera más conforme a la experiencia de la gente, a la vez que conserva una estructura previsible, •Mejor comprensión de algunas confusiones entre los tipos, especialmente para las personalidades del triangulo, y que no habían sido explicadas previamente (por ejemplo, la jerarquía de los centros nos dice que un 6 ɑ puede parecerse a un 2 ɑ o a un 4 μ y que un 6 μ puede parecerse a un 1 ɑ o a un 8 μ), La ruptura de los puntos 2 y 7 puede explicarse por el hecho que estos dos tipos se caracterizan por un “despilfarro” de su centro preferido: el 2 es incapaz de focalizar la utilización exterior de su centro emocional en una sola relación, así como el 7 es incapaz de focalizar la utilización interior de su centro mental en una sola idea. Los tipos 2 y 7 tienen por lo tanto algo que aprender en prioridad sobre su centro preferido. Cuando se integran, conservan su centro preferido y cambian la dirección de utilización. M E I M E ɑµ E M E M E M I •Resolución de algunas rarezas: por ejemplo, Helen Palmer describe en la empresa, y esto corresponde a nuestra experiencia, a unos 5 que se comportan como unos 8 y a unos 4 que se comportan como unos 3; se trata según nuestro punto de vista de 5 μ y de 4 μ con un centro instintivo en segundo lugar y no de 5ɑ y de 4 ɑ que lo repriman. M E I E I M E I M I E I M I M E I E M M I E E I M I de manera superficial, profundizando sus ideas y aprendiendo a concentrarse hasta la obtención de un conocimiento más profundo. La desintegración en 1 le vuelve rígido, iracu

Add a comment

Related presentations

Related pages

codigo de mundo gaturro de la revista n-4 - YouTube

perdon la lentitud y cuando se perdio la conexion pero los codigos estan ahy.
Read more

Codigos Revista N° 4 Mundo Gaturro 2013 - YouTube

Aqui les dejo los codigos de la revista Nº 4 de Gaturro: Codigo: UNVAMP17RU Premio: Vampiro de peluche. Codigo: UNESQUE74L Premio: Esqueleto ...
Read more

revista EPDCUE N-4.pdf - Google Drive

revista EPDCUE N-4.pdf - Google Drive ... Loading…
Read more

REVISTA DIGITAL EL PERRO DE AGUA by MERGABLUM

Revista Digital El Perro de Agua Nº 4. ISSN 1989-9629 : Puedes visualizar la revista en versión para IPad, IPhone,e IPod Touch
Read more

revista xiulit n.4 - XIULIT

Compra el número 4 de la revista Xiulit, un número dedicat a l'estiu, super refrescant!
Read more

Revista N° 4 | Revista Psico-Tópicos

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo ...
Read more

Revista N°4 | Revista Psico-Tópicos

Posts about Revista N°4 written by revistapsicotopicos. Revista Psico-Tópicos ... Revista número 4: Editorial 0 septiembre 10, 2013 standard.
Read more

Revista nº 4 - Inicio

LA LINDE. Nº 4, año 2015. Revista digital de Arqueología Profesional Índice: Descarga el nº 4 de la revista. Editorial: Todo para el pueblo, pero sin ...
Read more

Revista Minauri N° 4 Especial de Playa | FlipHTML5

Revista Minauri N° 4 Especial de Playa. Quick Upload . Explore . Explore Hot . Latest Flips . Community ...
Read more

Revista Contenido N°4 | Revista Contenido

N°4. Revista Contenido. Arte, Cultura y Ciencias Sociales. ISSN: 0719 – 1804 (versión únicamente en digital) ARTICULOS. 1) LAS FORMAS DEL ARTE EN LA ...
Read more