Psicoanálisis y delirio 1 freud

100 %
0 %
Information about Psicoanálisis y delirio 1 freud
Education

Published on March 1, 2014

Author: flacobotero

Source: slideshare.net

Description

La psicosis desde los estudios psicoanalíticos - Freud.

PSICOANÁLISIS Y DELIRIO Psicología Clínica de Orientación Psicoanalítica Profesor Eduardo Botero Toro Médico Psicoanalista

PSICOSIS Y DELIRI0 A grosso modo, la teoría de Freud es la que más respeta el equilibrio del progreso de la psicosis. Jaques Lacan

MOMENTOS DE LA TEORÍA ACERCA DEL DELIRIO EN LA OBRA DE FREUD Del narcisismo a los celos: 1914-1922 Schreber, la paranoia Y el narcisismo: 1910-1914 De la histeria a las Fantasías: 1906-1908 EL INICIO: 1893-1906 Neurosis y Psicosis: 1923-1924 Religión, psicoanálisis Y delirio: 1927-1937

EL INICIO: 1893-1906 En su trabajo “Sobre el mecanismo psíquico de los fenómenos histéricos: comunicación preliminar” (1893), Freud describe el ataque histérico en cuatro fases: • la epileptoide • la de grandes movimientos • la de actitudes pasionales en donde está incluida la fase alucinatoria • la cuarta y última, la del delirio terminal. Freud le llamará a éstos delirios “histéricos”, los cuales va a ubicar preponderantemente en monjes y religiosas, mujeres abstinentes y en los niños bien educados .

EL INICIO: Manuscrito “H” (1895) Una mujer de 30 años cuyo síntoma principal era la idea certera que los demás la veían. Aseguraba que sus vecinas decían que se quedaría a vestir santos. Freud encuentra que fue seducida por un caballero inquilino que su familia había albergado y quien le había puesto su órgano masculino en su mano. Esta joven había negado tal suceso traumático, de tal forma que no quería que se lo recordaran y por tanto lo había reprimido –según Freud- adrede. Lo que era un reproche interno se convirtió en una insinuación que venía desde afuera, la gente decía lo que ella habría dicho de sí misma. De tal forma, que el juicio o el reproche se mantenía lejos del yo.

EL INICIO: Nuevas puntualizaciones sobre las neuropsicosis de defensa (1896) EL INICIO: Nuevas puntualizaciones sobre las neuropsicosis de defensa (1896) La señora P: casada, con un niño de dos años. Primeros síntomas seis meses después del nacimiento del niño, consistentes en sentirse observada por los vecinos, le adivinan el pensamiento y la observan por la noche cuando se desnuda. Tiene alucinaciones visuales (observa desnudos) y auditivas: oye voces que hablan de ella, la reprochan y comentan sus actos. Se puede decir que las alucinaciones visuales constituían fragmentos de eventos sexuales rechazados desde el interior. Las voces eran más bien pensamientos inconscientes que ahora tenían la característica de ser audibles. Las voces reproducían reproches con relación a sucesos análogos a los del trauma infantil.

EL INICIO: Estudios sobre la Histeria (1893-1895) Señora Emy von N., cuyos síntomas orgánicos son considerados por Freud como delirantes “Histeria de conversión” Freud establece que la enferma invierte la secuencia cronológica cuando se le hipnotiza de un delirium histérico. La enferma enuncia en primer lugar los temas de menor valor y que se han producido en el tiempo más reciente y sólo al final llega a la impresión primaria siendo la más importante porque contiene la causa. No hay duda, para Freud el delirio se presenta en la histeria, tal como algunos casos se lo han revelado.

EL INICIO: UNA SÍNTESIS Entre 1893-1899, en sus “Manuscritos”, Freud establecerá que el delirio contiene una verdad relacionada con los conflictos de los pacientes. El paso de lo normal al pensamiento delirante pasará inadvertido para la conciencia. Una histeria aguda será identificada por Freud como una psicosis: se trataría de representaciones insoportables para el yo de las cuales se defendería el enfermo. El yo se va a defender de tal representación insoportable entramándose con la realidad objetiva y al mismo tiempo perdiéndola.

EL INICIO: LA PARANOIA Hubo otra cosa que llamó fuertemente la atención de Freud desde sus inicios. Y es cómo el paranoico pone atención en pequeños detalles hacia cosas o hacia el comportamiento de los demás, pone atención en aquello que al normal se le escapa, su visión es mucho más aguda que la capacidad del pensar normal, de ahí que todo cuanto note en los otros sea significativo e interpretable. En cierto sentido el paranoico tiene razón, porque da cuenta de algo que en lo habitual no se registra. ¿Cómo llega a esto el paranoico? Vía la proyección. El paranoico va a proyectar en la vida anímica de los demás lo que inconscientemente está presente en la suya. A Freud le queda claro desde el inicio que la idea delirante se defiende con la misma energía con la que alguien se defiende de una idea penosa insoportable. De ahí que piense que “los delirantes aman al delirio como a sí mismos”

Otro aspecto que va a resaltar es el afecto reprimido que retorna siempre en alucinaciones de voces. Estas voces devuelven el reproche como un síntoma de compromiso solo que desfigurado hasta ser irreconocible y convertido en amenaza no referida a la vivencia primaria sino a la desconfianza, o en otras palabras, al síntoma primario. Por ejemplo, para aquellos paranoicos que temen ser envenenados a través de los alimentos o se quejan de ser maltratados sexualmente, Freud piensa que el contenido de tales reproches es mnémico.

EL INICIO: DELIRIOS Y SUEÑOS La interpretación de los sueños (1899-1900) Será a partir de la compulsión a la asociación que se presenta en el delirante que Freud va a empezar a relacionar el delirio con el sueño o con los estados hipnoides. Muchas semejanzas va a encontrar. Por ejemplo, observa que el contenido del delirio es completamente onírico, que en ambos fenómenos se trata de un cumplimiento de deseo, que en ambos se presenta la escisión de la personalidad y en el caso del soñante, éste oye sus propios pensamientos pronunciados por voces extrañas tal como ocurre en la paranoia alucinatoria; que en ambos se producen conexiones barrocas de pensamiento y debilidades en el juicio.

DELIRIOS Y SUEÑOS Esta asociación había sido relacionada ya por diversos psiquiatras o filósofos: Krauss, Jenssen, Kant, Schopenhauer, Wundt, Radestock, Griesinger. Todos ellos planteaban un paralelismo entre ambos fenómenos. “En el enfermo febril como en el soñante, afloran en los delirios recuerdos de un pasado lejano; lo que el hombre despierto y sano parecía haber olvidado, el durmiente y el enfermo lo recuerdan” Radestock

A partir de aquí, Freud va a plantear que todo delirio no solo está provisto de sentido, sino que contiene la verdad, y será el trabajo de censura el que dificulte su comprensión.

Add a comment

Related presentations

Related pages

El Delirio y los Sueños en la Gradiva de W. Jensen ...

El Delirio y los Sueños en la Gradiva de W. Jensen - Sigmund Freud ... Lecciones introductorias al psicoanálisis 1 - Duration: ...
Read more

Psicoanálisis - Wikipedia, la enciclopedia libre

La definición clásica de Freud [nota 1] incluye, ... El Psicoanálisis después de Freud. Teoría y clínica. Con la colaboración de Silvia Wikinski.
Read more

Freud - Psicoanálisis - YouTube

... en esta ocasión con la psicopatología y el psicoanálisis. Skip navigation ... interpretacion de sueños de sigmun freud parte 1 ...
Read more

Delirio - Diccionario Psicoanalisis - TuAnalista.com

Diccionario Psicoanálisis: Delirio. ... Diccionario Psicoanálisis. Página 1 ... Significación y mecanismo del delirio. Freud se aparta radicalmente ...
Read more

1.- Psicoanálisis y Arte. by adri moliplox on Prezi

Transcript of 1.- Psicoanálisis y Arte. ... Psicoanálisis. Freud: ... 1.- El delirio y los sueños en la "Grandiva".
Read more

LaCaN x LaCaN: Obras Completas de Freud (Amorrortu)

... Amorrortu, 1979) 1. El delirio y los sueños en la "Gradiva" de W. Jensen (1907 ... Etiquetas: Amorrortu, Freud, obras completas Freud, psicoanalisis.
Read more