Obsolescencia programada: un fraude al consumidor

100 %
0 %
Information about Obsolescencia programada: un fraude al consumidor
News & Politics

Published on March 10, 2014

Author: ninojoya

Source: slideshare.net

Description

Un resumen del recientemente publicado dictamen del Comité Económico y Social Europeo (CES) sobre el problema de la obsolescencia programada que muchos aparatos llevan incorporada desde su fabricación.
El órgano europeo pide su prohibición a la vez que recuerda la necesidad de una mayor información al consumidor así como la opción de la reparación y el uso sostenible de los productos.

POR UNA PROHIBICIÓN TOTAL DE LA OBSOLESCENCIA PROGRAMADA Antonino Joya1 @ninojoya Se acaba de publicar el dictamen de iniciativa propia del Consejo Económico y Social Europeo (CESE) titulado “Por un consumo más sostenible: la duración de la vida de los productos industriales y la información al consumidor para recuperar la confianza”. Aunque el documento se publicó en el Diario Oficial de la UE del jueves 6 de marzo de 2014, en realidad fue aprobado en el pleno del CESE celebrado el 17 de octubre de 2013, contando con 178 votos a favor, 1 en contra y 5 abstenciones. Sus ponentes fueron Thierry LIBAERT y Jean-Pierre HABER. El título del dictamen, cuya redacción fue encomendada a la Comisión Consultiva de las Transformaciones Industriales, hace referencia al concepto de obsolescencia programada, una suerte de gen industrial -si se me permite la expresión- que los fabricantes introducen en sus productos de manera que son diseñados para dejar de funcionar a los dos o tres años de su compra, (poco después de la expiración de su garantía) o tras un cierto número de utilizaciones (como el conocido caso de las impresoras de tinta). Junto a este concepto conviven también otras formas de obsolescencia como la indirecta (sustituimos productos por falta de piezas de recambio o por resultar imposible la reparación); la obsolescencia por incompatibilidad (aparatos que pierden sus prestaciones al actualizarse el sistema operativo); o la llamada obsolescencia psicológica o inducida por campañas de marketing encaminadas a hacer que los consumidores perciban como obsoletos los productos existentes. Según datos recogidos en el propio dictamen, cada año se generan en Europa (datos de 2012) diez millones de toneladas de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE), volumen que podría alcanzar los doce millones en 2020. El dictamen del CESE aboga, ya desde un principio, por la prohibición de la obsolescencia programada. La gran industria no ha acogido precisamente con júbilo esta propuesta. Su oposición, sumada al carácter consultivo y de asesoramiento del Comité, me hace sospechar que la propuesta de prohibición tendrá escaso recorrido… En cualquier caso, merece la pena resumir las conclusiones que recoge el dictamen en torno a este importante asunto: 1) LUCHA CONTRA LOS ABUSOS: La obsolescencia programada está vinculada al modelo de producción industrial, que necesita una tasa mínima de 1 Antonino Joya es licenciado en Derecho, Master en Asesoría Jurídica de Empresas por el IE Business School y Master en Economía y Derecho del Consumo por la Universidad de Castilla la Mancha. Ha sido consejero del CES de España durante 11 años. 1

renovación de sus productos. Aunque esto sea necesario, hay que luchar contra algunos abusos. Por tanto, hay que diferenciar la presencia de defectos calculada deliberadamente de la aceleración de nuestros patrones de consumo. 2) PROHIBICIÓN DE LOS PRODUCTOS CON DEFECTOS CALCULADOS: El CESE aboga por la prohibición total de los productos cuyos defectos se calculan para provocar el fin de la vida útil del aparato. Estos casos, contados pero flagrantes (como el destapado por los medios de comunicación de determinadas impresoras concebidas para dejar de funcionar al cabo de un cierto número de utilizaciones) provocan en los ciudadanos desconfianza respecto de las empresas. 3) HAY QUE FACILITAR LA REPARACIÓN: El CESE recomienda a las empresas que faciliten la reparación de sus productos (lo cual beneficiaría indirectamente al empleo europeo ya que el sector de las empresas de reparación presenta la ventaja de no poder deslocalizarse). Ello deberá efectuarse en torno a tres ejes: - Primero la posibilidad técnica (por ejemplo, las tabletas electrónicas cuyas baterías están soldadas a la carcasa del aparato para evitar cualquier reparación y obligar a comprar una nueva). - A continuación, deberá mantenerse la posibilidad de que los consumidores puedan aprovisionarse de piezas de recambio durante un periodo de cinco años a partir de la adquisición (algo que ya contempla nuestro ordenamiento interno en el artículo 127 del TRLGDCU). - Por último, al comprar el producto, se debería proporcionar un manual en el que se detallen las posibilidades de reparación y las instrucciones para realizarla. 4) AUTORREGULACIÓN Y TRANSPARENCIA: Excluyendo la opción de una normativa obligatoria, el CESE fomenta las iniciativas voluntarias de certificación e invita a los fabricantes a recuperar, en el ámbito doméstico, la garantía de reaprovisionamiento de diez o veinte años que era un argumento de venta convincente. Igualmente los fabricantes podrían almacenar únicamente las piezas que se averiasen más frecuentemente o comprometerse a fabricarlas por encargo o buscar proveedores de la marca que pudieran producirlas. Esta garantía podría convertirse en una norma europea aplicable a todos los productos consumidos en los 28 países de la UE. 5) INFORAMCIÓN AL CONSUMIDOR: El CESE defiende un etiquetado sobre la duración de vida o el número estimado de utilizaciones de los productos, para que el consumidor pueda escoger con pleno conocimiento de causa 6) DURACIÓN MÍNIMA: El CESE considera útil establecer un sistema que garantice una duración de vida mínima de los productos adquiridos. 7) GARANTÍA MÍNIMA DE FUNCIONAMIENTO: El CESE propone ampliar el dispositivo de garantías vinculado a la compra mediante una garantía mínima 2

de funcionamiento, de manera que las reparaciones se hagan a cargo del fabricante. 8) OBSERVATORIO: EL CESE cree positiva la creación de un observatorio europeo de la obsolescencia programada que permitiría a los consumidores disponer de una mejor visión de las prácticas así como orientar mejor sus decisiones. 9) ARMONIZACIÓN LEGISLATIVA: Al consumidor le asalta a menudo la impresión de tener que afrontar una auténtica jungla legislativa. Aunque existen muchas directivas sobre la obsolescencia programada (prácticas comerciales, residuos, etc.), el conjunto de los textos sobre esta materia parece poco coordinado y debería armonizarse en forma de paquete legislativo. 10) FOMENTO DEL CONSUMO RESPONSABLE: El CESE recomienda que los Estados miembros fomenten, sobre todo en la fase de educación, el consumo responsable y también que las asociaciones de consumidores participen más activamente en el debate. 11) DEBATE SOCIAL: El CESE propone organizar en 2014 una gran mesa redonda europea sobre este tema con todas las partes interesadas en este ámbito: fabricantes, agentes financieros, distribuidores, sindicatos, asociaciones de consumidores, ONG, agencias de normalización, expertos, etc. 12) FRENOS A LA OBSOLESCENCIA PROGRAMADA: EL CESE recomienda acelerar la investigación en torno a tres ejes que constituyen frenos a la obsolescencia programada: - el diseño ecológico de los productos. - la economía circular, orientada hacia un enfoque «de la cuna a la cuna» («cradle to cradle») para trasformar los residuos de una empresa en recursos para otras. - la economía de la funcionalidad, desarrollando la utilización de los productos en lugar de su posesión. En definitiva, y en palabras del ponente Sr. Libaert, el objetivo de este dictamen del CESE es “aumentar la confianza en nuestras empresas europeas” y al mismo tiempo “impulsar a la UE hacia una fase de transición económica para pasar de una sociedad de despilfarro a una sociedad sostenible”. 3

Add a comment

Related presentations

Related pages

Obsolescencia programada, fraude al consumidor

Hoy en día, es un hecho fácilmente constatable que el fraude al consumidor abarca una amplia gama de prácticas engañosas y fraudulentas que van desde ...
Read more

El fraude oculto al consumidor tecnológico: La ...

La obsolescencia programada u obsolescencia planificada es la determinación o programación del fin de la vida útil de un producto, normalmente vinculado ...
Read more

Obsolescencia programada: ¿oportunidad o fraude ...

Yo personalmente creo que la obsolescencia programada debiera ser un delito: es una estafa al consumidor y es un crimen contra el medio ambiente (no me ...
Read more

Bernardo H. Bataller: “La obsolescencia programada es un ...

Es un fraude al consumidor, claro. La obsolescencia programada es un fenómeno que se daba en Europa hace ya décadas, ...
Read more

Obsolescencia Programada, La bombilla creada por OEP ...

La "Obsolescencia Programada" ademas de un FRAUDE al CONSUMIDOR, es un ATENTADO TERRORISTA contra el planeta Tierra, ¿ Porque NINGUN "Experto" de la "TELE ...
Read more

LA OBSOLESCENCIA PROGRAMADA, UN FRAUDE TECNOLÓGICO AL ...

Analisis La obsolescencia programada, un fraude tecnológico al consumidor Burbuja Inmobiliaria
Read more

Obsolescencia programada: qué es, tipos y formas

La Obsolescencia programada es un fenómeno que se viene presentando desde ... su ciclo de vida útil y así obligar al consumidor a adquirir ...
Read more

Obsolescencia programada by Sussie - issuu

¿Qué es la obsolescencia programada? Es el intento por parte del fabricante de un bien de reducir el ciclo de vida de un producto para que el consumidor ...
Read more