advertisement

NIÑA MATA A SU MADRE EN EL DISTRITO DE LA MOLINA

0 %
100 %
advertisement
Information about NIÑA MATA A SU MADRE EN EL DISTRITO DE LA MOLINA
Entertainment

Published on March 12, 2014

Author: LUXUSPERU

Source: slideshare.net

Description

Una niña de catorce años mato a su madre, en el distrito de La Molina, en Lima. Porque la mata. Causas del crimen terrible. Un analisis completo desde una optica realista, libre de prejuicios.
advertisement

NIÑA MATA A SU MADRE EN DISTRITO DE LA MOLINA VYLMA NIÑO DE GUZMAN FUE ASESINADA POR SU HIJA... NIÑOS ASESINOS: ¿UN SIGNO DE LOS TIEMPOS? NIÑOS ASESINOS: UN SIGNO DE LOS TIEMPOS

Acabamos De asistir a otro parricidio en Lima. Para los peruanos estas historias terribles de hijos que asesinan a sus padres, no es nada nuevo, pero no deja de asombrar a una sociedad mayoritariamente católica, apostólica y romana. Por allí un grupo de señoras, ven la noticia televisiva asombradas: “Niña mata a su madre y esconde el cadáver 20 días”. ¡¿Qué que?! “Gritaron a coro millones de peruanos, que no salen del asombro”. Porque una cosa es que una hija y/o hijo mate a su madre o trame, planifique su muerte. Pero otra muy distinta es: “que asesine a la madre y viva con el cadáver en casa, veinte días de lo mas tranquila”.

Este es el ultimo caso que conmociona a la opinión publica peruana y que no podemos dejar de analizar, para tratar de encontrar explicaciones y ver de que modo nos protegemos de estos “monstruos”. ¿Qué deberíamos hacer con la niña que mato a su madre en la Molina? ¿Qué dicen los expertos? El tema de hoy es: Niños Asesinos: “Signos de nuestro tiempo”. Los psicólogos, siquiatras, dicen que hay que distinguir entre niños, antisociales, sociópatas y psicópatas. En cada una de estas categorías, hay un comportamiento, bastante definido, que podemos tener muy en cuenta, para ver los niños que tenemos en casa, la escuela, el vecindario.

¿Cual es el comportamiento de los niños, según estas categorías? Veamos. Antisocial: el niño no respeta la autoridad o hace lo opuesto a lo que los padres le dicen con comportamientos que no son comunes para su edad. Estos niños pueden, después de la adolescencia, convertirse en criminales, solo piensan en su propio interés y no tienen sensibilidad hacia los demás. Sociópatas: son niños o jóvenes que han desarrollado una aversión a la sociedad por experiencias en el pasado que han marcado su vida. Violación sexual en su propia casa, a mano de su padre, tio, pueden generar este tipo de personalidad. Psicópata: niños que nacen sin sensibilidad y con una personalidad cínica. El psicópata es cordial ante la sociedad, pero esto es una fachada para cometer crímenes atroces. La persona común no podría detectar las intenciones criminales del psicópata. Los psicópatas no están delirando, tienen claras sus acciones y sus motivaciones de acuerdo con el experto en psicopatías.

En algunos casos, y si la premeditación es muy profunda, el ser antisocial podría desarrollar una sociopatía. Foto: Vylma Niño de Guzmán asesinada por su hija El caso de la adolescente de catorce años, que dicen mato a su madre, nos demuestra que esta menor se enmarca en el grupo de los psicópatas. La niña dice de lo mas tranquila: “la muerte de mi madre significo mi liberación”.

Entre otras cosas, señaló que su progenitora no la dejaba salir con sus amigos y que la tenía encerrada todo el tiempo en su casa, ubicada en la Mz. O, Lt. 10, de Urb. Los Girasoles, en La Molina, lugar donde se produjo el macabro crimen. Durante la declaración que brindó ante los detectives de la Divincri de La Molina, dejó entrever que la muerte de su progenitora significó la libertad que tanto buscaba y, por ello, no la defendió. El nuevo caso de filicidio ocurrió el pasado 11 de enero en el mencionado inmueble. A las 11:45 a.m. de ese día, E.T.N. hizo ingresar a su enamorado a su dormitorio a escondidas, donde sostuvieron relaciones sexuales, vieron televisión y almorzaron. Como podemos ver, la niña de 14 años ya mantenía relaciones sexuales, algo abominable, para los adultos de Lima Capital, pero que nada de extraño, ni de raro, tiene en otras partes del país. Donde las niñas desde los doce, ya tienen sexo consentido con hombres de 14, 18,24 y más. Ahora podemos mejor entender el porque la occisa la mantenía casi cautiva en casa, encerrada, a la menor.

Vylma Niño de Guzmán consideraba que su hija, estaba en las manos de Satanás, por decir lo menos. Consideraba que se estaba perdiendo y/o que estaba poseída por el demonio. Era inaceptable, que metiera al noviecito en casa y que tuviera sexo con el mozuelo, en su cuarto. Vylma Niño de Guzmán, como cualquier padre limeño mogigato, veía con horror, que su hija, su niña, su bebe, disfrutara del sexo, a tan corta edad. ¿SEXO CONSENTIDO O NO? Hay un gran divorcio entre la ley y la realidad social.

Para muchos juristas incluso, es abominable que una niña de 14 años tenga sexo consentido, cosa que en otros países, es absolutamente legal. Pero en el Perú, a millones de mujeres de 14, 15, 16, 17 años, se les obliga a ser niñas hasta que cumplan los 18 años. Esto pese a que ya menstrúan desde los 13 inclusive y antes. Los Psicólogos, Biólogos, Obstetras incluidos, de marcada orientación clerical, pontifican en canales de televisión, sobre el enorme daño que es para una mujer de catorce años, tener sexo. Incluso dicen cosas risibles, como que su útero y genitales no han desarrollado, que no son aptos para esto, etc, etc. Lo real es que se esta creando, un conflicto entre padre e hijos, por falta de sentido común y de normas, que liberen sexualmente a los jóvenes. La niña, mata a la madre o permite que la maten, porque estaba harta de ella. Nada hay más antipático, más odioso, que un adulto santurrón, mojigato, que le prohíba a un ser humano, con necesidad sexual, tener sexo.

Pero ni así, se justifica el crimen horrendo que acabamos de ver. La niña, debió huir de casa, irse lejos, escapar a otra localidad, pero no matar a su madre. UNA SALIDA DISTINTA AL PARRICIDIO Algunos adolescentes de 14, escapan con el enamorado, novio, desaparecen para siempre, nunca mas sus padres los vuelven a ver….. ¿Por qué? Porque quieren tener su pareja, sus hijos, vivir de manera independiente, sin que nadie los este gritando, golpeando, amenazando, encerrando. Estos adolescentes que son miles, que abandonan la casa materna, que se van de casa, lo hacen porque no quieren terminar asesinando a sus padres.

Prefieren vivir en un asentamiento humano, durmiendo todos los días con su pareja, pasando necesidades, apuros económicos, antes que vivir rodeados de comodidades, con un padre o madre, que es un ogro y que quiere mandar en su vida sexual. OTROS CASOS DE NIÑOS QUE MATAN A LA MADRE. Hay casos de niños que mataron a sus padres, como el de Junior Meléndez Cisneros. El niño confesó haber dado muerte a su madre. Según él, una discusión por la televisión habría propiciado una agresión de la mujer a la que él respondió rompiéndole una silla en la espalda y atacando a Marcelina Cisneros (38) con un cuchillo de cocina. Mientras tanto, su hermana menor relató las circunstancias en las que halló el cadáver: “Mi mamá estaba tirada. A él lo vi ahí con mi mamá. Él no hablaba, solo lloraba”. Como vemos, en este otro caso, el conflicto se inicia por una cuestión banal. En este caso, el niño asesino esta dentro del grupo de los sociópatas. Pero estos no son los únicos casos conocidos, tenemos este otro…. NIÑA MATA A SUS PADRES CON AYUDA DE AMIGUITOS

Chihuahua, Chihuah.- Como sacado de un libro de Stephen King, la historia erizó la piel a más de dos al enterarse cómo una adolescente de 17 años, con la ayuda de su novio y un amigo, estrangularon a sus padres, les inyectaron en la yugular cloro con insecticida, después fueron a cenar hot dogs y bebieron cervezas. La mañana siguiente acudieron a un lote baldío, rociaron gasolina a los cuerpos para prenderles fuego, luego salieron tranquilamente de compras y por la noche acudieron a una fiesta; todo esto según consta en las declaraciones del novio y la jovencita. ¿Quién es y cómo es Ana Carolina? Luego del crimen, la menor reportó la presunta desaparición de sus padres, María Albertina

Enríquez, de 68 años y Efrén López Tarango, de 88; sin embargo, en las investigaciones de la Fiscalía, el novio de la jovencita, José Alberto Grajeda Bastista se quebró durante la entrevista y confesó el crimen que planeó junto con la menor y otro amigo de nombre Mauro Alexis Domínguez Zamarrón. Cuando se enteraron de la noticia, varios de los conocidos de la joven entraron en shock; los amigos de Ana Carolina, principalmente cuatro; dos gemelos y otra muchacha, ahijada de las víctimas, no lo podían creer: “ya no quieren volver a ver a la chica, están muy enojados con ella,” reveló en entrevista una fuente cercana. Ana Carolina tiene 17 años, en febrero de 2014 cumplirá su mayoría de edad; desde pequeña fue dada en adopción, su madre biológica falleció por VIH sida hace cinco años, el padre murió hace tiempo, le sobrevive una hermana biológica pocos años mayor que ella. Para quienes trataron a Ana la describen como tranquila, reservada, inteligente, no muy sociable y aunque se llevaba muy bien con sus cuatro amigos compañeros de escuela, señalan que en ocasiones se aislaba y era inexpresiva.

Siempre lucía uñas impecables “muy bien arregladitas de salón”, la mayor parte del tiempo llevaba suelto su cabello largo ondulado, usaba jeans o falditas cómodas, andaba bien vestida pero sin llamar la atención ni caer en la vanidad extrema, así describen la imagen habitual de la joven que cursaba el cuarto semestre de preparatoria. En lo que a su desempeño escolar corresponde, Ana era buena estudiante, no le conocían problemas, ni con compañeros ni maestros, no faltaba a clases y era dedicada a cumplir sus tareas académicas. Aunque ella siempre supo que era adoptada, el comportamiento de la menor hacía sus padres no mostraba nada fuera de lo normal: “en ocasiones discutía con la mamá por teléfono, pero como típica adolescente”, apunta la persona que describe a Ana Carolina. “Nunca imaginé que fuera capaz de hacerle algo a sus papás, ellos le daban todo, cuando me enteré de la noticia y que era ella, yo lloré” agrega la fuente cercana a la familia, (quien prefirió omitir su nombre). Efrén y Albertina daban todo lo que estuviera en sus manos a la jovencita, inclusive, aunque ella conducía el auto de la mamá, pronto le iban a comprar su propio vehículo e iban a pagarle lo necesario para

cursar el siguiente semestre de estudios en Estados Unidos. Pero los planes de Ana eran diferentes; ella llegó a comentar entre sus amistades que ya quería casarse, tener hijos, para formar su propia familia “con hijos que sí fueran suyos”. Relación con José Alberto Grajeda Bastista Cuatro meses llevaban de relación estable Ana y José Alberto, ya que previamente estaban juntos de forma intermitente, ya que cortaban y volvían”. A decir de gente que la conoció, el noviazgo parecía “sentarle bien” a Ana, puesto que antes de ser novia de José Alberto; era muy geniosa, si algo no le gustaba se le notaba en la cara. El amorío de la joven pareja dejó de ser bien visto por los padres adoptivos de Ana, quienes en castigo le negaron a José Alberto el acceso a la casa, luego de una discusión porque ella no iba a clases de natación por irse con él. Fueron esas peleas y una propuesta de su amigo Mauro lo que desataron la idea del estremecedor crimen que planearon con un mes de anticipación; querían matarlos para ella quedarse con la herencia de los padres, comprar anillos de compromiso, el

departamento y casarse, confesó en su declaración el novio, José Alberto. Quién por otra parte en entrevistas anexas que le hicieron sicólogos aludió que era Ana la que llevaba las riendas de la relación, puesto que “ella lo manipulaba con sexo”. El crimen Ana, su novio Alberto y el amigo Mauro, eligieron el día viernes para cometer el crimen, puesto que en esa fecha la mujer que acude a realizar la limpieza descansa, según se reveló cuando el Ministerio Publico dio detalles del asesinato durante la audiencia de vinculación de los dos varones. El MP explicó que el día de los hechos, los jóvenes esperaron a que Efrén (el padre) se fuera a jugar billar, después Ana dejó pasar a su casa a Mauro y Alberto; cuando ya estaban adentro llamó a su madre Albertina para que fuera a la cocina, pero la mujer no quiso salir “porque estaba en fachas”. Con la negativa de la mujer, hicieron ruidos y fingieron que Mauro y Alberto ya se habían retirado. Al creer que ya no estaban, Albertina accedió a ir a la cocina, pero al entrar Mauro la sorprendió por la espalda y con sus manos empezó a estrangularla, después uso cables eléctricos para ahorcarla y

finalmente le inyectaron tres jeringas de ácido en el pecho y en la yugular; posteriormente escondieron el cuerpo y esperaron a que llegara Efrén, (el padre). Alberto, fue quien estranguló al padre y amarró su cuello a una pata de la mesa “para en caso de que despertar no pudiera moverse” expresó el joven en su declaración; a la segunda víctima también le inyectaron en la yugular. Tras consumar el crimen, los jóvenes tomaron alrededor de 20 mil pesos que tenían las víctimas en una bodega, después se limpiaron las manos con cloro y se “fueron a comer Dogos a un local de la avenida Ortiz Mena, donde comentaron cómo se sentían después de matarlos”. Luego de cenar, regresaron a la vivienda donde bebieron las cervezas que había en el refrigerador, conversaron y fueron a dormirse. A la mañana limpiaron la escena, subieron los cuerpos a la camioneta Honda color azul, buscaron tres botes de plástico para ir a la gasolinera a comprar trece litros de gasolina. Mauro manejó la camioneta hasta que llegaron a un terreno baldío, a las fueras de la ciudad, por el Periférico Lombardo Toledano, cerca de un centro

recreativo de nombre Sapo Verde, ahí arrojaron los cuerpos. Al momento de tratar de quemarlos, se percataron de que no tenían con que prender fuego, por lo que subieron de nuevo al vehículo, fueron a una tienda a comprar cerillos, regresaron y finalmente José Alberto prendió los cuerpos. Posteriormente acudieron al restaurante; después Alberto y Ana acudieron a Telcel y por último, a plaza Galerías; donde llegaron a una joyería para medirse anillos de compromiso, mientras que su novio José Alberto se compró un reloj. Por la noche, Ana Carolina se arregló para ir a unos 15 años en los que José Alberto iba a trabajar como mesero, ahí disfrutó la noche. Al día siguiente, Ana decidió reportar primero con su tía y después a las autoridades a sus padres como desaparecidos. Frialdad ¿cautivadora para especialistas en sicología criminal? La frialdad que mostró Ana, al hablar y confesar el crimen así como su actitud imperturbable en la audiencia ante el juez llamó poderosamente la

atención de personal de la Fiscalía, cómo si se tratara de un pequeño Aleister Crowley; la aparente falta de remordimientos dejó impactado a personal que la atendió. No solo Ana llamó la atención, también el cuadro sicológico de Mauro Alexis, quién al parecer fue el primero en proponer la idea de matar a los padres de Ana. En las declaraciones de Alberto, señaló que Mauro les admitió que siempre tuvo la inquietud de cercenarle un seno a su madre, cocinarlo y comérselo, pero que nunca lo hizo porque derramaría mucha sangre. Además de que Alberto aseguró que tras asesinar a los padres de Ana, Mauro quería seguir matando. Estos casos, que podrían encajar en cuadro psicópata, no se habían visto antes en esta ciudad de Chihuahua. Quince años la pena máxima para Ana; prisión vitalicia a sus cómplices La Fiscalía de Chihuahua, busca acreditar el crimen de homicidio con todas las agravantes de ley, “predeterminación, alevosía, ventaja y traición”; dicho delito según el código penal puede castigarse

hasta con la prisión vitalicia. No obstante, en el caso de Ana, por ser aún menor de edad, la protege la Ley Especial de Justicia para Adolescentes infractores de Chihuahua, la cual, estimula que la pena máxima que podrán imponerle a un menor es de 15 años de prisión. Por lo que de acreditarse el homicidio con todas las agravantes Ana pasaría como máximo 15 años de prisión y sus presuntos cómplices podrían pasar toda su vida en la cárcel. Confiesa crimen La menor reportó la presunta desaparición de sus padres, sin embargo, en las investigaciones de la Fiscalía, el novio de la jovencita, se quebró durante la entrevista y confesó el crimen que planeó junto con la menor y otro amigo. De acuerdo con el sociólogo criminal Glenn Muschert, hay muchos factores que influyen en las mentes de los jóvenes y que intervienen en el desarrollo del ser antisocial que decide atacar a una comunidad provocando muertes en una escuela, por ejemplo. Ha habido y siguen habiendo casos de asesinatos a balazos en escuelas de Estados Unidos, protagonizados por niños.

Algunos de ellos son la incapacidad de algunos niños de expresarse en pueblos rurales o pequeños, el sentido de pérdida y la incapacidad de manejar depresión (apuntado por el FBI en el caso de Klobold y Columbine). Para Alonso la disfunción familiar, traumas en la niñez, predisposición genética, la violencia en los medios son algunos de los factores que influyen. Si se le pregunta por qué Estados Unidos ha desarrollado este tipo de crímenes, responde que se debe en parte a la gran cantidad de información disponible a los niños, los juegos y las películas violentas que han desensibilizado a los pequeños y disfunciones familiares han contribuido a estos fenómenos en el país. PERO PORQUE MATAN LOS NIÑOS.

Una psicóloga Amelia Imbriano, escribió un libro interesante: “Porque matan los niños. A propósito de este documento, fue entrevistada sobre la obra, por una periodista que le pregunto: En ¿Por qué matan los niños? sostiene como hipótesis que la forclusión del Nombre del Padre en la cultura “aumenta la tensión imaginaria de rivalidad al semejante y el sujeto se encuentra solo frente al empuje de la pulsión de muerte”, lo cual llevaría a una resolución en lo real a través de actos de violencia entre los que se ubican suicidio y homicidio. Por otro lado, la tensión con el semejante y el intento de exterminar al prójimo han acompañado la historia de la humanidad, ¿Cuáles son las particularidades y complejidades de este tiempo? La particularidad de la época, en mi consideración,

es justamente la forclusión del Nombre del Padre en la cultura y sus consecuencias no ingenuas. No se trata de algo ocasional sino de un direccionamiento geopolítico. Siempre hubo guerras, pero en general, llevaban la alusión al Nombre del Padre, había alguien que le ponía su nombre a la guerra, como quién diría, cargaba con los muertos, y aunque se jugaba el “mato o muero”, había algún ideal al que se pretendía defender en nombre de un padre. En la actualidad, pareciera que vivimos en un ámbito en el cual la guerra ganada siempre está cobrándose su ganancia: la guerra del capitalismo globalizado ya se terminó y fue ganada por la globalización, pero los consumidores continúan siendo consumidos por “el sistema”. Ya no existe alusión a un Nombre del Padre, sino a un “sistema” que no funciona como metáfora del NP porque no articula ninguna prohibición, sino todo lo contrario, legitima lo ilegítimo con alta velocidad. El sistema es un modo de funcionar en donde todo vale y es reciclable. El sujeto está suspendido como tal y objetalizado, se tratará de nuevos modos de “fuera de discurso”. Este tiempo implica la igualación obligatoria, imperativo máximo de la publicidad –que bien sabe manipular los narcisismos– y para lograrlo el hombre recurre a la infatuación asistido por la virtualidad.

¿Qué lugar para el sujeto del inconsciente, qué lugar para el sujeto de deseo en un sistema de confusión y confusión virtual-realidad? ¿Cómo salir del sistema? Un modo de patentización subjetiva puede ser la emergencia del sujeto en lo real, a través de un pasaje al acto. Luego de la investigación que dio origen al libro ¿Por qué matan los niños? he llegado a una hipótesis: estos actos son efecto de un sujeto amordazado en sus posibilidades de deseo y tragado por la satisfacción del exceso pulsional. En ellos el sujeto aparece, aunque en un acto delictivo, como un modo de llamado a la autoridad, como un pedido desesperado de reconocimiento, como un modo de desprenderse del malestar (kakón contemporáneo). Que sabias palabras, que profundo análisis, el que realiza y que bien explica el porque matan los niños. El caso de la niña, prohibida de tener sexo, encerrada, enclaustrada, sobreprotegida, permanentemente castigada, por la madre mojigata,

santurrona, excesivamente moralista, con gigantescos escrúpulos de conciencia, avasalladora, es emblemático. Nos permite este caso ver que la postura moralista de los padres, las prohibiciones sexuales a los hijos, en un mundo, que fomenta un sistema de vida libre, erotizado en toda forma de propaganda y publicidad, que aplaude el libertinaje sexual, y lo fomenta y promueve las 24 horas del día de manera abierta, solapada, por radio, televisión, cine, revistas y periódicos, el sujeto busca ser parte de esta propuesta, sin que nadie lo limite, prohíba, satanice. En ellos el sujeto aparece, aunque en un acto delictivo, como un modo de llamado a la autoridad, como un pedido desesperado de reconocimiento, como un modo de desprenderse del malestar. ¿QUÉ DEBE HACERSE CON LA NIÑA ASESINA DE LA MOLINA? Dejarla en libertad, porque es menor de edad y los menores de edad según ley son inimputables. No se le puede enviar a la cárcel. Ni mucho menos se le puede juzgar como un adulto, eso seria una suerte de salvajismo legal. Hay que tener en cuenta que le niña, no sabia lo que hacia, no puede a los 14 años ser responsable de sus actos. Podría haber devorado el cadáver de la

madre, en estos 20 días, pero eso habría sido para enviarla tal vez, a un sanatorio mental. Exijo que a la niña se la libere y que siga estudiando en el colegio, como siempre, porque no es responsable de nada. A su amiguito, lo mismo, son niños y los niños repito son inimputables. Si lo hicieron porque les prohibían tener sexo, de algún modo culpa tendría la sociedad mojigata en que vivimos, pero no ellos. No puede la sociedad echar a perder la vida de estos dos jóvenes, que son valiosísimas, para el país.

No son culpables de nada, libérenlos ...ya,ya,ya. PEDRO ALEJANDRO REYES RAMOS INSTRUCTOR DE SEGURIDAD PÚBLICA Y PRIVADA.

Add a comment

Related presentations

Related pages

Niña de 14 años mata a su madre y convive dos meses con ...

Adolescente de 14 años mata a su madre y convive dos meses con el cadáver la ... su hija en la alberca ... FUE EL CRIMEN LA MOLINA ...
Read more

ARTICULOS Y TEMAS UNIVERSITARIOS: NIÑA MATA A SU MADRE EN ...

NIÑA MATA A SU MADRE EN EL DISTRITO DE LA MOLINA, NIÑA MATA A SU MADRE EN EL DISTRITO DE LA MOLINA from Management Institute . Publicado por Moliere en
Read more

Madre mata al hijo porque su marido no la quería más ...

El momento en que la mujer admite a un periodista de TELEFE Noticiasque había matado a su hijo para vengarse de su marido
Read more

Niño de 2 años mata a su madre en Walmart | CNNEspañol.com

Niño de 2 años mata a su madre en ... de la madre, mientras estaba sentado en el ... la oficina. En ese momento, la madre y su hijo ...
Read more

Una chica de 14 años mata a su madre y oculta el cuerpo ...

Una chica de 14 años mata a su madre y oculta el cuerpo en casa durante dos ... martes 11 de marzo de 2014 fue detenida por la Policía de la Molina, ...
Read more

Madre mata a su hijo de 9 años por tener el pene pequeño

"Ahogó a su hijo en la bañera llena de agua. Entonces lo vistió y lo dejó recostado en ... Una madre mata a su hijo porque tenía el pene muy chiquito ...
Read more

Katniss Everdeen - Wikipedia, la enciclopedia libre

Katniss y su familia viven en el Distrito ... Luego de que su esposo muriera, la madre ... En ese momento, el aerodeslizador vuelve a bombardear y mata ...
Read more

Consignan a una mujer por asesinar a su hija en el DF ...

... que asesinó con un cuchillo a su hija de un año en el ... Justicia del Distrito ... porque la niña hizo un berrinche. El fiscal de ...
Read more

Asesinatos en Lima | Noticias de Asesinatos en Lima | El ...

... entre ellos la vivienda de La Molina donde el joven estranguló a su ... niña de 7 años, hija de la ... en la puerta de su casa . Madre de ...
Read more