¿Navidad Para Quien?

50 %
50 %
Information about ¿Navidad Para Quien?
Education

Published on December 24, 2008

Author: jesus24x7

Source: slideshare.net

Predicado en: Diciembre 4, 2006 México, D. F. ¿Navidad para quien? Por David Alberto Franco Pérez Pasaje base: Lucas 2:1-20 Pasajes adicionales: Lucas 1:31-38, Mateo 1:18-21, Mateo 2:1-12, Lucas 2:25-38, Mateo 2:1-3, 8,13, Marcos 5:19 Introducción ¿Alguien de los presentes leyó la novela “El León, la bruja y el ropero” de “Las Crónicas de Narnia” de C. S. Lewis? La historia narra las aventuras de cuatro hermanos, Peter, Susan, Edmond y Lucy. Ellos habían sido enviados desde su casa en Londres a un pueblo localizado en el centro de Inglaterra, a la casa de un profesor muy raro, que aunque en el libro no se menciona su nombre, al leer un libro anterior (el Tomo I de “Las Crónicas de Narnia”) se puede deducir que es Digory. Ellos fueron enviados allí debido a que en ese momento la 2ª Guerra Mundial (eso concluyo yo pues el libro se escribió en 1950) tenía lugar y su ciudad estaba bajo constantes bombardeos. De cualquier forma, en algún momento de juegos y travesuras de estos chicos, Lucy, la menor de ellos, encuentra un ropero en el que existe una puerta a un mundo mágico llamado Narnia. En otro momento, igualmente de juego y travesura, nuevamente Lucy junto con sus hermanos entran al ropero y todos se encuentran en ese mundo, en donde para su sorpresa, todo es blanco, y no por falta de colores, sino porque en ese país era invierno, algo que no tendría nada de raro a no ser porque ese invierno se había prolongado por 100 años. La novela narra que ese invierno había durado tanto tiempo pues el país de Narnia había sido “secuestrado” por la terrible bruja blanca, malvada a más no poder y cruel con todos los habitantes, que en general eran “bestias parlantes.” La bruja blanca mantenía el frío constante en Narnia y tenía sometidos a sus habitantes bajo amenaza de convertirlos en estatuas de piedra si no obedecían sus órdenes y disposiciones, algo que era muy común por lo que existían cientos de estatuas de piedra en todo el país. Entre las muchas cosas que se habían perdido bajo el régimen de la bruja blanca, eran las festividades de invierno (del invierno natural, no del invierno de la bruja), y para nadie existía la Navidad… no había Navidad para nadie. Cuando llegan los cuatro niños a Narnia, se cumple la profecía de que serían dos hijos de Adán y dos hijas de Eva quienes, con ayuda de Aslan, el León, los que liberarían a ese país. Aslan era el “Hijo del Emperador de allende los mares,” y era el responsable de haber creado ese mundo, según lo cuenta el tomo I de “Las Crónicas de Narnia.” La nieve comienza a desaparecer, el agua de los ríos nuevamente toma sus cauces, los árboles reverdecen, las flores brotan y el clima se vuelve tibio… ha llegado la salvación a Narnia y una vez más, según la narración, Santa Claus vuelve a tener “chamba”… ¡ha regresado la Navidad para todos! La historia termina como todos ya sabemos… la bruja blanca es derrotada por Aslan y los cuatro niños, no antes de haber vivido muchas aventuras y haber librado una feroz batalla, al final de la cual, se convierten en reyes y reinas de Narnia y nuevamente vuelve a haber paz en esa tierra. Ese es el fin de la historia, pero el libro concluye narrando el regreso, después de muchos años de reinado, de los cuatro niños a su mundo… regresan a la realidad de Inglaterra. Curioso ¿verdad? Ese regreso de un mundo perfecto al mundo real se parece mucho a lo que sucede en nuestras vidas en estas fechas ¿no es cierto? Llegan los festejos navideños; posadas, visitas a familiares, aguinaldos, comidas, la cena navideña, los regalos, la fiesta de fin de año, día de 1 / 16

Predicado en: Diciembre 4, 2006 México, D. F. reyes y luego… de vuelta a la realidad. El ambiente de amor y amistad y bondad y simpatía y buena vecindad y perdón y tolerancia y buenos sentimientos ¡pfum! se esfuman en un abrir y cerrar de ojos y parece, como en la historia de Narnia, que todo ha sido un sueño. Los buenos sentimientos e intenciones que la época navideña había despertado en todo mundo desaparecen y nos parece que la Navidad, realmente no existió para algunos; que la Navidad en realidad no estaba destinada para todos…y nos preguntamos ¿para que la Navidad? y ¿Navidad para quien? Cada año escuchamos una y otra vez la historia de la navidad, ya sea que leamos o escuchemos el pasaje bíblico que recién leímos o que nos la platiquen o la veamos en la televisión, en los programas especiales o películas que se exhiben en estas fechas. Tal pareciera que ya la sabemos de memoria ¿no es cierto? Estoy seguro de que cualquiera aquí me podría narrar las penurias que vivió Maria y José hasta el momento en que Jesús nació en aquel pesebre en un pueblito llamado Belén ¿verdad? Sin embargo hoy, quisiera que me ayudaran a ver los eventos que ocurrieron antes y durante ese bendito nacimiento desde otra perspectiva; quienes recibieron de primera mano el mensaje del nacimiento de Jesús y por lo tanto, para quienes estaba destinado ese mensaje, entonces y ahora. Necesito que me ayuden a identificar, si acaso es posible, si alguno de nosotros encaja en alguna de las categorías de personas a las que fue presentada la noticia tan especial de la llegada de Jesús. Necesito que me ayuden a pensar en otras personas que podrían “calificar” dentro de esas categorías y que quizás, ni siquiera están enterados de la noticia. En la lectura que tuvimos hace un momento, en el libro de Lucas capitulo 2 y en otros pasajes en donde se nos narran también estos eventos relacionados al nacimiento de Jesús y en otro pasaje posterior, también de Mateo, podemos identificar seis (6) categorías o grupos de personas a los que les fue presentada esta noticia y como reaccionaron ante ella. Un hecho indiscutible es el de que la forma de reaccionar de cada persona ante una circunstancia es lo que realmente hace la diferencia con los demás seres humanos, nos puede “unir” con otros o nos puede “alejar” de ellos. Podemos enterarnos de o vivir una situación igual a la que nuestro hermano, tío, vecino o incluso algún desconocido está viviendo o ha vivido también y sin embargo, podemos reaccionar de manera muy diferente. “Nuestra reacción a un evento que impacta nuestra vida marca el resultado que habremos de tener en nuestro futuro, sea que resulte un éxito o un fracaso rotundo”. En los capítulos 1 y 2 del Evangelio de Lucas, así como en los capítulos 1 y 2 del Evangelio de Mateo, podemos encontrar claramente en la narración, a quienes se les presentó el mensaje del nacimiento de Jesús, la noticia de la navidad… 2 / 16

Predicado en: Diciembre 4, 2006 México, D. F. …entonces… ¿Navidad para quien? Tema Veamos el primer grupo. ¿Navidad para quién? I. Para las mujeres, los hombres y los hogares a. Para la mujer (Lucas 1:31-38) Lucas 1:31-38 31 Y ahora, concebirás en tu vientre, y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS. 32 Este será grande, y será llamado Hijo del Altísimo; y el Señor Dios le dará el trono de David su padre; 33 y reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin. ► 34 Entonces María dijo al ángel: ¿Cómo será esto? pues no conozco varón. 35 Respondiendo el ángel, le dijo: El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por lo cual también el Santo Ser que nacerá, será llamado Hijo de Dios. 36 Y he aquí tu parienta Elisabet, ella también ha concebido hijo en su vejez; y este es el sexto mes para ella, la que llamaban estéril; 37 porque nada hay imposible para Dios. ► 38 Entonces María dijo: He aquí la sierva del Señor; hágase conmigo conforme a tu palabra. Y el ángel se fue de su presencia. Vayamos unos meses atrás, antes del embarazo de Maria. Una ángel viene a ella y le da la noticia de que va a tener un hijo y que le deberá poner por nombre Jesús, que será grande y que será llamado Hijo del Altísimo. Eso lo leemos en Lucas 1:31-33. Imaginemos la escena y los problemas que enfrenta María: 1. Es una mujer joven 2. Es hija de familia 3. Es virgen 4. Está comprometida en matrimonio con un buen hombre 5. Vive en un pueblo muy celoso con los acuerdos matrimoniales y el honor ¿Pueden imaginarse como impactó la noticia a Maria? En el versículo 34 vemos la primera reacción de ella; no es de negación, es de una especie de incredulidad… (leer v. 34). Por supuesto, el ángel responde y le dice que concebirá del Espíritu Santo; Dios hará que ella pueda tener un bebé sin necesidad de un varón. María entiende y mejor aún, tiene una reacción digna de imitar, veamos (leer v. 38): 1. Dice: He aquí la sierva del Señor… Entiende que lo que sucede viene de Dios. 2. Dice: …hágase conmigo conforme a tu palabra. Recibe, confía y acepta la noticia del nacimiento de Jesús. 3. Esto a pesar de lo que involucra este evento; a. Ser criticada b. Mal vista c. Señalada y d. Hasta con la posibilidad de ser abandonada y quizás, morir por las leyes de su pueblo María pudo haber elegido no hacer suya la Navidad, pero decidió recibirla. 3 / 16

Predicado en: Diciembre 4, 2006 México, D. F. b. Para el hombre (Mateo 1:18-21) Mateo 1:18-21 Nacimiento de Jesucristo 18 El nacimiento de Jesucristo fue así: Estando desposada María su madre con José, antes que se juntasen, se halló que había concebido del Espíritu Santo. ► 19 José su marido, como era justo, y no quería infamarla, quiso dejarla secretamente. 20 Y pensando él en esto, he aquí un ángel del Señor le apareció en sueños y le dijo: José, hijo de David, no temas recibir a María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es. ► 21 Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS, porque él salvará a su pueblo de sus pecados. Situémonos también por aquellos días. Se “descubrió” que María estaba embarazada. Esto ocurrió, según se nos narra en el capítulo 1 de Mateo, antes de que José y María vivieran juntos, antes de casarse. Ahora, imaginemos la escena: José, era considerado un hombre justo. Según los estudiosos, este pasaje no se refiere a que la gente dijera: “Miren, ahí va José el carpintero, es buena gente.” Más bien se refería a que José era un miembro respetado de la comunidad, un hombre estudioso de la palabra de Dios y que guardaba con celo sus creencias. Un hombre fiel a la sinagoga pero ante todo, a su Creador. Era un hombre de reputación impecable. Bien, siendo así las cosas, ¿Cómo creen que podría o “debería” haber reaccionado José? 1. Sinceramente creo que su reacción debió haber sido de confusión y desesperación. a. Primero, su honor de hombre se veía amenazado. b. Segundo, su amor, aparentemente, se veía traicionado. c. Y en Tercer lugar, la vida y futuro de su amada se veían comprometidos. ¿Qué hacer? (leer v.19) 2. Por amor y prudencia y sin importarle su propia reputación, decide dejarla en secreto para no “infamarla” o difamarla. No es una reacción egoísta o de venganza, sino una reacción propiciada por el amor. 3. Finalmente, el ángel le da la noticia de la Navidad (leer v. 21), el la entiende y sabemos que no deja a María siguiendo la recomendación del ángel; comprometiendo aún más que antes su reputación, pero al haber entendido de que se trataba la noticia del nacimiento de Jesús, nada le importó. José pudo haber elegido no hacer suya la Navidad, pero decidió recibirla. c. Para el hogar. Ahora bien, un asunto más. Jesús no apareció de repente, bajando del Monte de los Olivos o llegando en una barca desde el Mar de Galilea o bajando directamente de los cielos. No. Jesús llegó a este mundo, naciendo de un a mujer y directamente en una familia, en un hogar. Si imaginamos la escena, allá en Belén, en un establo… había una familia esperando la llegada de un bebé, un niño especial, pues era nada más y nada menos el Hijo de Dios, Jesús, el Salvador. 1. José y Maria entendieron que Jesús nacería en un hogar… el de ellos 2. Y a pesar de las circunstancias adversas (recuerden que estaban viajando, hospedados en un establo y con solo un pesebre para utilizar como cuna, además de la situación “social” que quizás venían de enfrentar en su pueblo), su reacción fue de aceptación y valor. María y José pudieron haber elegido no hacer suya la Navidad, pero decidieron recibirla. Pasemos al segundo grupo. ¿Navidad para quién? II. Para los menos afortunados. (Lucas 2:8-20) 4 / 16

Predicado en: Diciembre 4, 2006 México, D. F. a. Para la clase trabajadora y con falta de oportunidades. Lucas 2:8-20 Los ángeles y los pastores ► 8 Había pastores en la misma región, que velaban y guardaban las vigilias de la noche sobre su rebaño. 9 Y he aquí, se les presentó un ángel del Señor, y la gloria del Señor los rodeó de resplandor; y tuvieron gran temor. 10 Pero el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo: 11 que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es CRISTO el Señor. 12 Esto os servirá de señal: Hallaréis al niño envuelto en pañales, acostado en un pesebre. 13 Y repentinamente apareció con el ángel una multitud de las huestes celestiales, que alababan a Dios, y decían: 14 !Gloria a Dios en las alturas, Y en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres! ► 15 Sucedió que cuando los ángeles se fueron de ellos al cielo, los pastores se dijeron unos a otros: Pasemos, pues, hasta Belén, y veamos esto que ha sucedido, y que el Señor nos ha manifestado. 16 Vinieron, pues, apresuradamente, y hallaron a María y a José, y al niño acostado en el pesebre. 17 Y al verlo, dieron a conocer lo que se les había dicho acerca del niño. 18 Y todos los que oyeron, se maravillaron de lo que los pastores les decían. 19 Pero María guardaba todas estas cosas, meditándolas en su corazón. ► 20 Y volvieron los pastores glorificando y alabando a Dios por todas las cosas que habían oído y visto, como se les había dicho. (leer v. 8) Había hombres de la clase trabajadora (y vaya que trabajaban). No eran de la alta alcurnia, ni comerciantes ricos, ni hombres con una gran preparación académica o científica. Eran hombres humildes, con pocas oportunidades de progresar en la escala social y económica de su pueblo; realmente no lo sabemos pero es muy probable que así fuera. Sabemos que se encontraban trabajando de noche, cuidando los rebaños, arriesgando su salud y también sus vidas. No obstante, resultan ser privilegiados en gran manera… miremos la escena más de cerca: Se les presenta un ángel que en primera instancia, provoca gran temor en ellos, sin embargo, les dice que no tengan miedo y en seguida, los hace partícipes de una gran noticia: Ha nacido un Salvador y lo pueden visitar y ver con sus propios ojos. Les da “santo y seña” para encontrar a este Salvador. En eso estaban cuando aparece un gran coro de ángeles entonando lo que podríamos llamar “el primer villancico navideño;” 14 !Gloria a Dios en las alturas, Y en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres! Veamos su situación: 1. Estaban trabajando, por lo que, en teoría, no deberían abandonar su puesto 2. Tendrían que encontrar la forma de asegurar a sus rebaños o bien, ponderar que era más importante y tomar una decisión 3. Era de noche y en todas las épocas de la historia del hombre, la noche ha sido siempre peligrosa para viajar 4. Eran muy humildes, podrían haber pensado “y quien soy yo para ir a la presencia de alguien tan importante” Sin embargo, miren su reacción (leer v. 15) 1. Se dan cuenta de que el mensaje es muy importante y que viene directamente de Dios y creen… ¡han sido elegidos para recibir una gran noticia… la noticia de la navidad! 5 / 16

Predicado en: Diciembre 4, 2006 México, D. F. 2. Deciden, a pesar de todo, ir y ver de primera mano al Salvador que se les ha anunciado; desean conocerlo de manera personal Y todavía hay más (leer v. 20) 3. Regresan a su lugar de trabajo dando gracias a Dios por haber conocido a Jesús 4. Dice el pasaje que regresan “glorificando y alabando a Dios” por lo que sabemos que, no se “guardaron el secreto” sino que hicieron partícipes a sus amigos, patrones, familia y vecinos de la gran noticia de la navidad. Los pastores pudieron haber elegido no hacer suya la Navidad, pero decidieron recibirla. Hay un tercer grupo. ¿Navidad para quién? III. Para los más afortunados. (Mateo 2:1-12) a. La clase religiosa, la clase de eruditos en campos como la Astronomía, medicina, ciencias naturales y otros. Nota: “Si bien parece contradictorio que practicantes de la magia (severamente amonestada tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento) sean admitidos como adoradores del Mesías, el término griego μάγος, (magos), no era utilizado únicamente para referirse a los hechiceros. Se utiliza, en este caso, para referirse a hombres sabios (así se los llama en diversas versiones de la Biblia en inglés) o, más específicamente, hombres de ciencia. De hecho, también poseían conocimiento de las Escrituras (Mateo 2:5-6: 5 Ellos le dijeron: En Belén de Judea; porque así está escrito por el profeta: 6 Y tú, Belén, de la tierra de Judá, No eres la más pequeña entre los príncipes de Judá; Porque de ti saldrá un guiador, Que apacentará a mi pueblo Israel.” Mateo 2:1-12 La visita de los magos ► 1 Cuando Jesús nació en Belén de Judea en días del rey Herodes, vinieron del oriente a Jerusalén unos magos, ► 2 diciendo: ¿Dónde está el rey de los judíos, que ha nacido? Porque su estrella hemos visto en el oriente, y venimos a adorarle. 3 Oyendo esto, el rey Herodes se turbó, y toda Jerusalén con él. 4 Y convocados todos los principales sacerdotes, y los escribas del pueblo, les preguntó dónde había de nacer el Cristo. ► 5 Ellos le dijeron: En Belén de Judea; porque así está escrito por el profeta: ► 6 Y tú, Belén, de la tierra de Judá, No eres la más pequeña entre los príncipes de Judá; Porque de ti saldrá un guiador, Que apacentará a mi pueblo Israel. 7 Entonces Herodes, llamando en secreto a los magos, indagó de ellos diligentemente el tiempo de la aparición de la estrella; 8 y enviándolos a Belén, dijo: Id allá y averiguad con diligencia acerca del niño; y cuando le halléis, hacédmelo saber, para que yo también vaya y le adore. 9 Ellos, habiendo oído al rey, se fueron; y he aquí la estrella que habían visto en el oriente iba delante de ellos, hasta que llegando, se detuvo sobre donde estaba el niño. 10 Y al ver la estrella, se regocijaron con muy grande gozo. ► 11 Y al entrar en la casa, vieron al niño con su madre María, y postrándose, lo adoraron; y abriendo sus tesoros, le ofrecieron presentes: oro, incienso y mirra. 12 Pero siendo avisados por revelación en sueños que no volviesen a Herodes, regresaron a su tierra por otro camino. (leer vv. 1-2) Aquí el término griego μάγος, (magos), se utiliza para referirse a hombres sabios (así se los llama en diversas versiones de la Biblia en inglés) o, más específicamente, hombres de ciencia. 6 / 16

Predicado en: Diciembre 4, 2006 México, D. F. Es más, también conocían acerca de las Escrituras (leer vv. 5-6). La referencia que hacen es a Miqueas 5:2 (escrito entre el 750 y 687 a. C.) Miqueas 5 El reinado del libertador desde Belén 2 Pero tú, Belén Efrata, pequeña para estar entre las familias de Judá, de ti me saldrá el que será Señor en Israel; y sus salidas son desde el principio, desde los días de la eternidad. Así pues, tenemos que estos hombres pertenecían a un estrato social muy alto, pues en aquellas épocas, solo tenían acceso a la educación y la ciencia los miembros de la nobleza, quizás es por eso y por el tipo de regalos que llevaban, que en algún momento, sin tener bases reales pues la Biblia no lo dice, se les comenzó a llamar “Reyes Magos.” Bien, una escena más por contemplar. Resulta que estos hombres seguramente tenían muchas comodidades y no había necesidad de que realizaran un viaje “hacia lo desconocido,” abandonando temporalmente su nivel social y económico, la frescura de sus casas, la compañía de sus familias, el placer de sus libros, la convivencia con sus amigos y quien sabe que tantas otras cosas que bien podrían haberlos hecho desistir de realizar una visita a un pequeño pueblo llamado Belén. Pues resulta que deciden realizar el viaje (leer v. 11). No solo satisfacen su curiosidad científica, ya que de acuerdo a sus actos podemos ver que: 1. Sin importarles su clase, adoran a Jesús reconociéndole como Rey; esto significa que ellos habían entendido el mensaje de la navidad 2. No dudan en ofrecer presentes que representan para ellos, una parte de lo que han recibido en la vida. Regalos que representan también, de alguna forma, su disposición a dar sus vidas a Jesús. Los magos bien pudieron haber elegido no hacer suya la Navidad, pero decidieron recibirla. Hay un cuarto grupo que podemos encontrar. ¿Navidad para quién? IV. Para la gente de la tercera edad (Lucas 2:25-38) a. Para los adultos mayores. Lucas 2:25-38 ► 25 Y he aquí había en Jerusalén un hombre llamado Simeón, y este hombre, justo y piadoso, esperaba la consolación de Israel; y el Espíritu Santo estaba sobre él. 26 Y le había sido revelado por el Espíritu Santo, que no vería la muerte antes que viese al Ungido del Señor. 27 Y movido por el Espíritu, vino al templo. Y cuando los padres del niño Jesús lo trajeron al templo, para hacer por él conforme al rito de la ley, 28 él le tomó en sus brazos, y bendijo a Dios, diciendo: ► 29 Ahora, Señor, despides a tu siervo en paz, Conforme a tu palabra; ► 30 Porque han visto mis ojos tu salvación, 31 La cual has preparado en presencia de todos los pueblos; 32 Luz para revelación a los gentiles, Y gloria de tu pueblo Israel. 33 Y José y su madre estaban maravillados de todo lo que se decía de él. 34 Y los bendijo Simeón, y dijo a su madre María: He aquí, éste está puesto para caída y para levantamiento de muchos en Israel, y para señal que será contradicha 7 / 16

Predicado en: Diciembre 4, 2006 México, D. F. 35 (y una espada traspasará tu misma alma), para que sean revelados los pensamientos de muchos corazones. ► 36 Estaba también allí Ana, profetisa, hija de Fanuel, de la tribu de Aser, de edad muy avanzada, pues había vivido con su marido siete años desde su virginidad, ► 37 y era viuda hacía ochenta y cuatro años; y no se apartaba del templo, sirviendo de noche y de día con ayunos y oraciones. ► 38 Esta, presentándose en la misma hora, daba gracias a Dios, y hablaba del niño a todos los que esperaban la redención en Jerusalén. (leer vv. 25, 29, 30, 36, 37, 38) Tenemos otra escena: Dos personas de la tercera edad viviendo la realidad de la navidad. No solo conocían de la promesa de la navidad, sino que de acuerdo a lo que vemos en estos versículos, pudieron abrir sus brazos y recibirla, personalmente. Tuvieron ante sí, a Jesús, la promesa hecha realidad. Pero antes de esto, habían pasado muchos años esperando que este suceso ocurriera… tal vez en otras ocasiones habían pensado estar cerca del cumplimiento de la promesa del Salvador, tal vez se habían ilusionado muchos años atrás pensando que podrían ver nacer al Mesías y que vivirían lo suficiente para ver su obra, tal vez ya a estas alturas de sus vidas habían pensado que nunca verían finalmente la llegada de la navidad… bien podrían haber dudado de que aquel niñito, que Simeón sostenía en sus brazos, era en realidad aquella promesa hecha a su pueblo… Pero no. Ni dudaron, ni se desesperaron, ni se quejaron. Si ponemos atención a los escasos versículos que hablan de ellos y su contacto con el Salvador veremos que: 1. Esperaron con fe y paciencia que la promesa de la navidad llegara a sus vidas 2. Sabían que antes de morir, deberían conocer personalmente al Salvador Y no bastando esto, podemos también ver que: 3. Reconocen que Dios es quien les ha dado esta oportunidad pues está en sus planes que ellos conozcan al Salvador 4. Hablaban del niño, de Jesús a todos los que esperaban la redención Simeón y Ana bien pudieron haber elegido no hacer suya la Navidad, pero decidieron recibirla. Llegamos al quinto grupo. ¿Navidad para quién? V. Para los poderosos (Mateo 2:1-3, 8, 13) a. Para la clase real, los gobernantes, la alta alcurnia, la clase social y económica poderosa. Mateo 2:1-13 La visita de los magos ► 1 Cuando Jesús nació en Belén de Judea en días del rey Herodes, vinieron del oriente a Jerusalén unos magos, 2 diciendo: ¿Dónde está el rey de los judíos, que ha nacido? Porque su estrella hemos visto en el oriente, y venimos a adorarle. ► 3 Oyendo esto, el rey Herodes se turbó, y toda Jerusalén con él. ………………………………………………………………………………………. ► 8 y enviándolos a Belén, dijo: Id allá y averiguad con diligencia acerca del niño; y cuando le halléis, hacédmelo saber, para que yo también vaya y le adore. …………………………………………………………………………………….… Matanza de los niños ► 13 Después que partieron ellos, he aquí un ángel del Señor apareció en sueños a José y dijo: Levántate y toma al niño y a su madre, y huye a Egipto, y permanece allá hasta que yo te diga; porque acontecerá que Herodes buscará al niño para matarlo. 8 / 16

Predicado en: Diciembre 4, 2006 México, D. F. No podía faltar en las escenas que estamos revisando, la presencia de un hombre poderoso. Este hombre, Herodes I El Grande, en particular era un hombre cruel. Había conseguido que el senado romano lo nombrara rey de Judea en el año 40 a. C. Más adelante en su vida, mandó ejecutar a toda la familia derrocada, que podría aspirar por derecho al trono de Judea. Mandó ejecutar a una de sus esposas (tuvo 10) e incluso, ejecutó a tres de sus hijos. No todos los hombres poderosos son malvados, como no todos los hombres pobres o comunes son buenos, pero este Herodes, si que tenía veneno en su corazón. Podemos encontrar en esta escena que, a pesar de los pesares, Herodes es copartícipe de las noticias de la navidad, miren: 1. Los magos le dan el mensaje de la navidad 2. Le muestran las señales que corroboran el nacimiento del Salvador Tampoco resulta difícil prever su reacción (leer vv. 3, 8) 1. Se turba… se llena de sentimientos en contra del niño, ya que en vez de preguntar a que tipo de rey se refieren los magos, asume que es una amenaza contra su trono (por cierto, ganado por artimañas políticas y no por heredad) 2. Trata de engañar a los magos diciendo que quiere también adorar al niño. 3. Y finalmente, toma las acciones que lo harían tristemente célebre… ordena matar a los niños menores de 2 años del pueblo de Belén… y junto con esta acción, mata a su propia esperanza… Sin embargo, al igual que a los demás, con la misma oportunidad y con el mismo mensaje, se le ofreció la opción de comprender y aceptar el mensaje de la navidad, del nacimiento de Jesús, el Salvador de su pueblo y de la humanidad. Herodes pudo haber elegido NO hacer suya la Navidad, y ¿saben que? realmente decidió NO hacerla suya. Finalmente, encontramos un grupo más, el sexto grupo. ¿Navidad para quién? VI. Para los niños (Mateo 19:14) a. Para los pequeños. Mateo 19:14 ► 14 Pero Jesús dijo: Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de los cielos. En esta ocasión, el mensaje de la navidad, no es presentado por un ángel, o por unos magos, o por unos pastores… ni por María o José; es presentado por el mismo Jesús, ya siendo un hombre joven, en sus treintas. Jesús había partido de Galilea hacia las regiones de Judea, al otro lado del río Jordán. Allí tuvo un día muy ocupado, cuando le trajeron a algunos niños para que los bendijera. Los discípulos los detuvieron para que “no molestaran” a Jesús, pero miren que les dijo El: (leer v. 14) También para los niños es el mensaje de la navidad, dicho de los propios labios de Jesús, que quiso que entendiéramos que: 1. Los niños en su inocencia, entienden el significado de su nacimiento; del nacimiento de Jesús. 2. Los niños son gente importante para Dios. 3. Los niños en el futuro, formarán parte de alguno de los grupos que hemos mencionado. Los niños también pueden hacer suya la Navidad. ¡Y muchos lo hacen! 9 / 16

Predicado en: Diciembre 4, 2006 México, D. F. 10 / 16

Predicado en: Diciembre 4, 2006 México, D. F. Conclusión Déjenme preguntarles algo. Se que está por demás pero déjenme hacerlo. ¿Hay alguien aquí que no encaje en alguno de los grupos de los que hemos hablado? ¿Hay mujeres? Si. ¿Hay hombres? Si. ¿Hay hogares representados aquí? Si. ¿Hay alguien que se considere de los “menos afortunados”? Quizás. ¿Hay alguien que pueda considerarse de los “más afortunados”? Seguro que si. ¿Hay algún poderoso? No me refiero a “malvado como Herodes” sino más bien a alguien que tenga influencias políticas, económicas o sociales. Quizás y no lo sabemos. ¿Hay niños? Ahora déjenme preguntarles algo más. ¿Qué van a hacer esta Navidad? No. No me refiero a que van a hacer para cenar o que compras van a realizar o a quienes van a visitar o a invitar a su celebración. Me refiero a ¿Qué vas a hacer; tu, vas a hacer tuya la Navidad este año? ¿O solo vas a pasar una fiesta navideña más, como todos los demás años? ¿Qué vas a hacer? Fíjate, hoy se te presenta en frente la oportunidad de hacer tuya la Navidad, el mensaje navideño, de hacer tuyo el mensaje de que Jesús vino a nacer a este mundo, tu mundo. ¿Qué vas a hacer? Cierto. Podemos tener problemas, podemos sentirnos confundidos, presionados por la sociedad o por nuestra propia familia. Podemos dudar y hasta tener miedo. Pero como María, José, Simeón y Ana, ¿vas a darte cuenta de que es Dios que te da la oportunidad de participar de esta gran noticia? ¿O vas a “matar” la oportunidad, como lo hizo Herodes? Déjame darte una recomendación, de corazón, sincera. Haz tuya la navidad. Para ello, debes: 1. Entender que hoy estás lejos de Dios, no porque el quiera, sino a causa tu pecado. El no actuar como Dios quiere que actuemos, el no hacer su voluntad, es pecado. Y eso es lo que nos aleja de El. Y nos aleja no solo en esta vida, que nos puede durar 20, 30, 40 ó más años, sino que nos aleja de El en la eternidad, para siempre. Somos merecedores del infierno en donde pagaremos por nuestros pecados. Dice en Romanos 6:23 “Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.” Somos pecadores y estamos alejados de Dios. 2. Entender que el mensaje de la navidad es producto del Amor de Dios. Porque Dios te ama, es que hoy puedes festejar la navidad. El no quiere que te pierdas. Dios te ama y quiere que te arrepientas de tu pecado para que no sufras la muerte eterna, el infierno. 3. Entender que el mensaje de la navidad no es solamente la noticia del nacimiento de un niño hace más de 2,000 años. Jesús vino al mundo para entregar su vida, derramar su sangre y morir en la cruz del calvario en tu lugar. Porque si “la paga del pecado es muerte” pero el regalo de “Dios es vida eterna” alguien tenía que pagar el precio de ese regalo, y ese alguien fue Jesús. Jesús murió en tu lugar para pagar por tus pecados y darte vida eterna. 4. Entender que debes arrepentirte, dar la media vuelta y aborrecer el pecado y caminar en dirección de Jesús. Debes poner toda tu fe y confianza en Él y creer de todo corazón, que Jesús murió por ti. Debes confesarle y aceptarle como tu único y suficiente salvador personal. Debes rendir tu vida entera a sus pies. Arrepentirte y poner toda tu fe y confianza en Jesús y confesar que le entregas tu vida. Vuelvo a insistir, ¿Qué vas a hacer? Dos últimos asuntos que dejé al final porque resultan ser también un recordatorio para todos los que ya hemos tenido este encuentro personal con Jesús. 11 / 16

Predicado en: Diciembre 4, 2006 México, D. F. 5. Lo siguiente es: Mantente en contacto con Dios. ¿Cómo? Hablando con El a través de la oración. Escuchándolo, a través de la lectura y el estudio de su Palabra y Relacionándonos con otros que han creído lo mismo que nosotros. (Explicar en donde congregarse: una iglesia bíblica y con Cristo como centro de su fe). 6. Por último: “Vete a tu casa.” Si. Vete a tu casa. No. No los estoy corriendo, miren, Jesús le dijo a un joven al que había sanado y que había decidido seguirlo: “Vete a tu casa, a los tuyos, y cuéntales cuán grandes cosas el Señor ha hecho contigo, y cómo ha tenido misericordia de ti.” Marcos 5:19b (Explicar la importancia del Testimonio personal como cristianos y el testificar de Jesús). Que esta navidad sea una navidad de alegría, de felicidad, de bendiciones y de vida. ¿Contestamos la pregunta “Navidad para quien”? Para cada uno de nosotros. Que Dios nos bendiga. Vamos a orar… 12 / 16

Predicado en: Diciembre 4, 2006 México, D. F. Lucas 2 Nacimiento de Jesús (Mt. 1.18-25) 1 Aconteció en aquellos días, que se promulgó un edicto de parte de Augusto César, que todo el mundo fuese empadronado. 2 Este primer censo se hizo siendo Cirenio gobernador de Siria. 3 E iban todos para ser empadronados, cada uno a su ciudad. 4 Y José subió de Galilea, de la ciudad de Nazaret, a Judea, a la ciudad de David, que se llama Belén, por cuanto era de la casa y familia de David; 5 para ser empadronado con María su mujer, desposada con él, la cual estaba encinta. 6 Y aconteció que estando ellos allí, se cumplieron los días de su alumbramiento. 7 Y dio a luz a su hijo primogénito, y lo envolvió en pañales, y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el mesón. Los ángeles y los pastores 8 Había pastores en la misma región, que velaban y guardaban las vigilias de la noche sobre su rebaño. 9 Y he aquí, se les presentó un ángel del Señor, y la gloria del Señor los rodeó de resplandor; y tuvieron gran temor. 10 Pero el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo: 11 que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es CRISTO el Señor. 12 Esto os servirá de señal: Hallaréis al niño envuelto en pañales, acostado en un pesebre. 13 Y repentinamente apareció con el ángel una multitud de las huestes celestiales, que alababan a Dios, y decían: 14 !!Gloria a Dios en las alturas, Y en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres! m 15 Sucedió que cuando los ángeles se fueron de ellos al cielo, los pastores se dijeron unos a otros: Pasemos, pues, hasta Belén, y veamos esto que ha sucedido, y que el Señor nos ha manifestado. 16 Vinieron, pues, apresuradamente, y hallaron a María y a José, y al niño acostado en el pesebre. 17 Y al verlo, dieron a conocer lo que se les había dicho acerca del niño. 18 Y todos los que oyeron, se maravillaron de lo que los pastores les decían. 19 Pero María guardaba todas estas cosas, meditándolas en su corazón. 20 Y volvieron los pastores glorificando y alabando a Dios por todas las cosas que habían oído y visto, como se les había dicho. Presentación de Jesús en el templo 21 Cumplidos los ocho días para circuncidar al niño,(A) le pusieron por nombre JESÚS, el cual le había sido puesto por el ángel(B) antes que fuese concebido. 22 Y cuando se cumplieron los días de la purificación de ellos, conforme a la ley de Moisés, le trajeron a Jerusalén para presentarle al Señor 23 (como está escrito en la ley del Señor: Todo varón que abriere la matriz será llamado santo al Señor(C)), 24 y para ofrecer conforme a lo que se dice en la ley del Señor: Un par de tórtolas, o dos palominos.(D) 25 Y he aquí había en Jerusalén un hombre llamado Simeón, y este hombre, justo y piadoso, esperaba la consolación de Israel; y el Espíritu Santo estaba sobre él. 26 Y le había sido revelado por el Espíritu Santo, que no vería la muerte antes que viese al Ungido del Señor. 27 Y movido por el Espíritu, vino al templo. Y cuando los padres del niño Jesús lo trajeron al templo, para hacer por él conforme al rito de la ley, 28 él le tomó en sus brazos, y bendijo a Dios, diciendo: 29 Ahora, Señor, despides a tu siervo en paz, Conforme a tu palabra; 30 Porque han visto mis ojos tu salvación, 13 / 16

Predicado en: Diciembre 4, 2006 México, D. F. 31 La cual has preparado en presencia de todos los pueblos; 32 Luz para revelación a los gentiles,(E) Y gloria de tu pueblo Israel. m 33 Y José y su madre estaban maravillados de todo lo que se decía de él. 34 Y los bendijo Simeón, y dijo a su madre María: He aquí, éste está puesto para caída y para levantamiento de muchos en Israel, y para señal que será contradicha 35 (y una espada traspasará tu misma alma), para que sean revelados los pensamientos de muchos corazones. 36 Estaba también allí Ana, profetisa, hija de Fanuel, de la tribu de Aser, de edad muy avanzada, pues había vivido con su marido siete años desde su virginidad, 37 y era viuda hacía ochenta y cuatro años; y no se apartaba del templo, sirviendo de noche y de día con ayunos y oraciones. 38 Esta, presentándose en la misma hora, daba gracias a Dios, y hablaba del niño a todos los que esperaban la redención en Jerusalén. El regreso a Nazaret 39 Después de haber cumplido con todo lo prescrito en la ley del Señor, volvieron a Galilea, a su ciudad de Nazaret. 40 Y el niño crecía y se fortalecía, y se llenaba de sabiduría; y la gracia de Dios era sobre él. El niño Jesús en el templo 41 Iban sus padres todos los años a Jerusalén en la fiesta de la pascua;(G) 42 y cuando tuvo doce años, subieron a Jerusalén conforme a la costumbre de la fiesta. 43 Al regresar ellos, acabada la fiesta, se quedó el niño Jesús en Jerusalén, sin que lo supiesen José y su madre. 44 Y pensando que estaba entre la compañía, anduvieron camino de un día; y le buscaban entre los parientes y los conocidos; 45 pero como no le hallaron, volvieron a Jerusalén buscándole. 46 Y aconteció que tres días después le hallaron en el templo, sentado en medio de los doctores de la ley, oyéndoles y preguntándoles. 47 Y todos los que le oían, se maravillaban de su inteligencia y de sus respuestas. 48 Cuando le vieron, se sorprendieron; y le dijo su madre: Hijo, ¿por qué nos has hecho así? He aquí, tu padre y yo te hemos buscado con angustia. 49 Entonces él les dijo: ¿Por qué me buscabais? ¿No sabíais que en los negocios de mi Padre me es necesario estar? 50 Mas ellos no entendieron las palabras que les habló. 51 Y descendió con ellos, y volvió a Nazaret, y estaba sujeto a ellos. Y su madre guardaba todas estas cosas en su corazón. 52 Y Jesús crecía en sabiduría y en estatura, y en gracia para con Dios y los hombres. Lucas 1:31-38 31 Y ahora, concebirás en tu vientre, y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS. 32 Este será grande, y será llamado Hijo del Altísimo; y el Señor Dios le dará el trono de David su padre; 33 y reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin. 34 Entonces María dijo al ángel: ¿Cómo será esto? pues no conozco varón. 35 Respondiendo el ángel, le dijo: El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por lo cual también el Santo Ser que nacerá, será llamado Hijo de Dios. 36 Y he aquí tu parienta Elisabet, ella también ha concebido hijo en su vejez; y este es el sexto mes para ella, la que llamaban estéril; 37 porque nada hay imposible para Dios. 38 Entonces María dijo: He aquí la sierva del Señor; hágase conmigo conforme a tu palabra. Y el ángel se fue de su presencia. 14 / 16

Predicado en: Diciembre 4, 2006 México, D. F. Mateo 1:18-21 Nacimiento de Jesucristo 18 El nacimiento de Jesucristo fue así: Estando desposada María su madre con José, antes que se juntasen, se halló que había concebido del Espíritu Santo. 19 José su marido, como era justo, y no quería infamarla, quiso dejarla secretamente. 20 Y pensando él en esto, he aquí un ángel del Señor le apareció en sueños y le dijo: José, hijo de David, no temas recibir a María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es. 21 Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS, porque él salvará a su pueblo de sus pecados. Mateo 2:1-13 La visita de los magos 1 Cuando Jesús nació en Belén de Judea en días del rey Herodes, vinieron d oriente a Jerusalén unos magos, el 2 diciendo: ¿Dónde está el rey de los judíos, que ha nacido? Porque su estrella hemos visto en el oriente, y venimos a adorarle. 3 Oyendo esto, el rey Herodes se turbó, y toda Jerusalén con él. 4 Y convocados todos los principales sacerdotes, y los escribas del pueblo, les preguntó dónde había de nacer el Cristo. 5 Ellos le dijeron: En Belén de Judea; porque así está escrito por el profeta: 6 Y tú, Belén, de la tierra de Judá, No eres la más pequeña entre los príncipes de Judá; Porque de ti saldrá un guiador, Que apacentará a mi pueblo Israel. 7 Entonces Herodes, llamando en secreto a los magos, indagó de ellos diligentemente el tiempo de la aparición de la estrella; 8 y enviándolos a Belén, dijo: Id allá y averiguad con diligencia acerca del niño; y cuando le halléis, hacédmelo saber, para que yo también vaya y le adore. 9 Ellos, habiendo oído al rey, se fueron; y he aquí la estrella que habían visto en el oriente iba delante de ellos, hasta que llegando, se detuvo sobre donde estaba el niño. 10 Y al ver la estrella, se regocijaron con muy grande gozo. 11 Y al entrar en la casa, vieron al niño con su madre María, y postrándose, lo adoraron; y abriendo sus tesoros, le ofrecieron presentes: oro, incienso y mirra. 12 Pero siendo avisados por revelación en sueños que no volviesen a Herodes, regresaron a su tierra por otro camino. Matanza de los niños 13 Después que partieron ellos, he aquí un ángel del Señor apareció en sueños a José y dijo: Levántate y toma al niño y a su madre, y huye a Egipto, y permanece allá hasta que yo te diga; porque acontecerá que Herodes buscará al niño para matarlo. Marcos 5:1-20 El endemoniado gadareno 1 Vinieron al otro lado del mar, a la región de los gadarenos. 2 Y cuando salió él de la barca, en seguida vino a su encuentro, de los sepulcros, un hombre con un espíritu inmundo, 3 que tenía su morada en los sepulcros, y nadie podía atarle, ni aun con cadenas. 4 Porque muchas veces había sido atado con grillos y cadenas, mas las cadenas habían sido hechas pedazos por él, y desmenuzados los grillos; y nadie le podía dominar. 5 Y siempre, de día y de noche, andaba dando voces en los montes y en los sepulcros, e hiriéndose con piedras. 6 Cuando vio, pues, a Jesús de lejos, corrió, y se arrodilló ante él. 7 Y clamando a gran voz, dijo: ¿Qué tienes conmigo, Jesús, Hijo del Dios Altísimo? Te conjuro por Dios que no me atormentes. 15 / 16

Predicado en: Diciembre 4, 2006 México, D. F. 8 Porque le decía: Sal de este hombre, espíritu inmundo. 9 Y le preguntó: ¿Cómo te llamas? Y respondió diciendo: Legión me llamo; porque somos muchos. 10 Y le rogaba mucho que no los enviase fuera de aquella región. 11 Estaba allí cerca del monte un gran hato de cerdos paciendo. 12 Y le rogaron todos los demonios, diciendo: Envíanos a los cerdos para que entremos en ellos. 13 Y luego Jesús les dio permiso. Y saliendo aquellos espíritus inmundos, entraron en los cerdos, los cuales eran como dos mil; y el hato se precipitó en el mar por un despeñadero, y en el mar se ahogaron. 14 Y los que apacentaban los cerdos huyeron, y dieron aviso en la ciudad y en los campos. Y salieron a ver qué era aquello que había sucedido. 15 Vienen a Jesús, y ven al que había sido atormentado del demonio, y que había tenido la legión, sentado, vestido y en su juicio cabal; y tuvieron miedo. 16 Y les contaron los que lo habían visto, cómo le había acontecido al que había tenido el demonio, y lo de los cerdos. 17 Y comenzaron a rogarle que se fuera de sus contornos. 18 Al entrar él en la barca, el que había estado endemoniado le rogaba que le dejase estar con él. 19 Mas Jesús no se lo permitió, sino que le dijo: Vete a tu casa, a los tuyos, y cuéntales cuán grandes cosas el Señor ha hecho contigo, y cómo ha tenido misericordia de ti. 20 Y se fue, y comenzó a publicar en Decápolis cuán grandes cosas había hecho Jesús con él; y todos se maravillaban. Mateo 19:14 14 Pero Jesús dijo: Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de los cielos. 16 / 16

Add a comment

Related presentations

Related pages

NAVIDAD , PERO PARA QUIEN ... - YouTube

Los compañeros y compañeras de Radio Kalle nos invitan a pensar y meditar sobre la Navidad y nos preguntan ..Navidad si pero para quien ...
Read more

¿Navidad para quien?.mp4 - YouTube

¿Navidad para quien?.mp4 Sixto Augusto Alberca Ortega. ... obra cristiana para navidad - Duration: 11:35. antonio rosales 74,264 views. 11:35
Read more

Navidad / Todo sobre la Navidad - ACI Prensa

Para colorear en Navidad; Rompecabezas; Villancicos; Tarjetas Navideñas ¿Quién es Santa Claus o Papá Noel? Teología de la Navidad. Tiempo de Navidad;
Read more

Películas navideñas para quien ama la Navidad

La navidad ya está aquí, y si no os va esos de las películas navideñas para quien odia la Navidad, te proponemos películas auténticamente navideñas ...
Read more

Navidad - Wikipedia, la enciclopedia libre

La Navidad ha sido el principal motivo para los regalos entre familiares. ... como es el caso de Aquí no hay quien viva, La que se avecina, ...
Read more

Películas navideñas para quien odia la Navidad

Una serie de películas, inspiradas en la Navidad, pero para aquellos que están cansados de estas fiestas.
Read more

Los Regalos más Originales para Navidad - regalador.com

Dinos para quién son los regalos de Navidad y te ayudaremos a encontrar los más originales. regalos originales para hombres. regalos originales para mujeres
Read more

Navidad con niños. Qué es la Navidad. Decoración, cuentos ...

La Navidad con los niños. Consejos de regalos, recetas culinarias, villancicos, guía de juguetes, cuentos navideños, canciones de navidad, decoración ...
Read more

Definición de navidad - Qué es, Significado y Concepto

Navidad es un término de origen latino que significa nacimiento, ... Para el cristianismo, el festejo de la navidad implica varias tradiciones.
Read more

¿Regalos para quién? | LearnEnglish Kids | British Council

Santa y Amy tienen una bolsa llena de regalos. ¿Pero para quiénes son? Ayuda a Santa y Amy a entregar a tiempo los regalos de los niños para Navidad.
Read more