advertisement

Ministerio Adventista ENERO 2014

33 %
67 %
advertisement
Information about Ministerio Adventista ENERO 2014
Spiritual

Published on March 2, 2014

Author: LiderazgoJAAPO

Source: slideshare.net

Description

Ministerio Adventista ENERO 2014
advertisement

ENE - FEB · 2014 Relaciones que llevan a la salvación Evangelismo para hoy El anciano y su trabajo Ahora en la web El anciano y su trabajo Siendo ejemplos de la grey

Consultorio Pastoral Llamados a amar Márcio Nastrini ∙ Editor asociado de la revista Ministerio en portugués. C ierta vez, al brindar un discurso a dirigentes del partido comunista, Karl Marx expresó: “El propósito de la filosofía es interpretar el mundo. El propósito del comunismo es transformar el mundo”. El comunismo fracasó en su misión, pero compete al cristianismo cambiar radicalmente el mundo, por el poder divino. Dios utiliza su iglesia para cumplir esa tarea; es la arena de la gracia divina. Está formada por un grupo de cristianos transformados, que debe dedicarse a la misión confiada por Cristo. Sin embargo, ¿de qué manera desea Jesús que la realicemos? Después de haber aprendido con Jesús durante algún tiempo, los doce apóstoles fueron enviados para evangelizar ciudades y poblados. Debían cuidar de los perdidos así como el pastor cuida de su rebaño. Mateo menciona que Jesús tuvo compasión de las personas, “porque estaban desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor” (Mat. 19:36). Los exégetas prefieren traducir la palabra griega eskilmenoi como “confundidas” o “desamparadas”, en lugar de “angustiadas” o “afligidas”, tal como aparece en el texto. La idea que se sugiere es la de una oveja cuya lana está lacerada por las espinas (A. B. Bruce, Treinamento dos Doze, p. 99). Ministerio Adventista Año 62 - Nº 365 / Enero-Febrero 2014 Staff Di­rec­tor: Marcos Blanco Pruebas: Gabriela Pepe/Pablo M. Claverie Director de Diseño: Osvaldo Ramos Diagramación: Carlos Schefer Ge­ren­te ge­ne­ral: Gabriel Cesano Ge­ren­te financiero: Marcelo Nestares Director editorial: Marcos Blanco Ge­ren­te de Comercialización: Sixto Minetto Ge­ren­te de Pro­duc­ción: Julio Ciuffardi Gerente de Logística: Le­roy Jour­dán Ge­ren­te de EducACES: Gabriel Boleas 2 - MINISTERIO ADVENTISTA � ENE - FEB · 2014 Después del aprendizaje, los discípulos fueron enviados con la misión de poner en práctica las instrucciones del Maestro (Luc. 10:1-11). La Biblia menciona que ellos volvieron alegres, y dijeron a Jesús: “Señor, aun los demonios se nos sujetan en tu nombre” (Luc. 10:17). El amor por los perdidos debe motivarnos a cumplir con el cometido. Como predicadores, miramos a los pecadores de dos maneras: como escoria de la Tierra o como objetos del amor de Dios. Eso tiene una gran influencia sobre el resultado de nuestra evangelización. Dos niñas gemelas nacieron prematuramente. Los médicos creían que no sobrevivirían; aun cuando una de ellas tenía mayores chances que la otra. La noche en que imaginaron que la niña con peor pronóstico moriría, una de las enfermeras la colocó en la incubadora junto con su hermana. Al sentir la proximidad de aquella que estaba en situación crítica, esa hermana la envolvió con sus bracitos, y así permaneció durante toda la noche, a pesar de estar rodeada del cableado de varios aparatos. Los médicos se quedaron admirados al comprobar cuán despierta y alerta se había vuelto la pequeña. Desde entonces, creció y ganó peso. Ambas sobrevivieron. Un “abrazo fraternal” fue lo MINISTERIO ADVENTISTA es una publicación de la Asociación Ministerial de la División Sudamericana de la IASD; editada bimestralmente por su propietaria, la Asociación Casa Editora Sudamericana, de la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Impresa mediante el sistema offset en los talleres gráficos de la ACES, Av. San Martín 4555, B1604CDG Florida Oeste, Buenos Aires, Rep. Argentina. Domicilio legal: Uriarte 2429,C1425FNI, Buenos Aires, Rep. Argentina. Responsable de la edición brasileña: Zinaldo A. Santos Consejeros: Carlos Hein, Rafael Rossi Colaboradores especiales: Unión Argentina: Horacio Cayrus; Unión Boliviana: Eufracio Quispe; Unión Chilena: Mitchel Urbano; Unión Ecuatoriana: Pablo Carbajal García; Unión Paraguaya: Jeu Caetano; Unión Peruana del Norte: Aquino Bastos; Unión Peruana del Sur: Daniel Romero Marín; Unión Uruguaya: Fabián Marcos; Unión Central Brasileña: Edilson Valiante; Unión Centro-Oeste Brasileña: Jair García Gois; Unión Este Brasileña: Cícero Gama; Unión Sureste Brasileña: Geovane Souza; Unión Noreste Brasileña: Eliezer Júnior; Unión decisivo. Así, el mundo espera que nosotros, apóstoles modernos, demostremos pasión y compasión por los desilusionados y los perdidos. Fuimos llamados para ver el mundo así como Dios lo ve –con sus necesitados–, y a vernos desafiados en nuestro discipulado. Nuestra eficiencia como pastores dependerá de esto. La tarea de evangelizar al mundo es iniciativa divina, no humana. La muerte redentora de Jesús y la certeza de que la salvación solo es posible por medio de él fundamentan la misión de la iglesia. Necesitamos recordar que cada persona tiene un valor incalculable ante el Padre celestial. El mensaje adventista, como ningún otro, puede llenar el vacío existencial de la generación contemporánea, pues creemos en un Dios amoroso que controla la historia humana, actúa en esa historia y está cerca de cada uno de nosotros. Finalmente, necesitamos estar convencidos de que el éxito de la misión de transformar el mundo depende exclusivamente del Espíritu Santo. “Y cuando él venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio” (Juan 16:8). Revestidos por ese poder, los primeros seguidores de Jesús serán conocidos como los que “han trastornado el mundo” (Hech. 17:6). En verdad, ¡ellos lo transformarán! Noroeste Brasileña: Jim Galvão; Unión Norte Brasileña: Nelson Da Silva; Unión Sur Brasileña: Antônio Moreira. Fotos: Archivo ACES, shutterstock, photodisc, foxstock, digitalstock Foto de tapa: SHUTTERSTOCK Correo electrónico: aces@aces.com.ar Si desea comunicarse con Ministerio, escriba a la siguiente página: www.dsa.org.br/elministerio —104295— registro nacional de la propiedad intelectual nº 5070862 printed in argentina correo argentino Suc. Florida (B) y Central (B) franqueo a pagar Cuenta Nº 10272 Pro­hi­bi­da la re­pro­duc­ción to­tal o par­cial de es­ta pu­bli­ca­ción (tex­to, imá­ge­nes y di­se­ño), su ma­ni­pu­la­ción in­for­má­ti­ca y trans­mi­sión ya sea elec­tró­ni­ca, me­cá­ni­ca, por fo­ o­ o­ ia u otros me­ ios, sin per­ i­ o pre­ io del edi­ or. t c p d ms v t

Editorial El universo de al lado U na cosmovisión es, ante todo, una explicación y una interpretación del mundo, y en segundo término, una aplicación de esta visión a la vida. Es el marco teórico (consciente o inconsciente) que da significado a nuestra vida y desde el cual interpretamos toda la realidad. La Iglesia Adventista surgió con un claro mensaje profético, en el contexto de una sociedad que estaba experimentando un renovado interés por las profecías apocalípticas. Sin embargo, 150 años después, la cosmovisión de la sociedad ha cambiado. El posmodernismo trajo toda una serie de cambios en la forma de interpretar el mundo y de ver la religión. Claramente, la manera de entender y experimentar la espiritualidad ha cambiado radicalmente; un cambio mucho mayor que los experimentados durante los últimos siglos. Sin embargo, muchas veces, como pastores, seguimos intentando usar los mismos métodos de aproximación a las personas que hace un siglo y medio diera resultado a nuestros pioneros. Por supuesto, estoy hablando aquí de la forma de presentar el mensaje y de aproximarse a las personas, no de un cambio en la esencia bíblica de nuestro mensaje. James Sire utiliza una imagen elocuente en el título de su obra: El universo de al lado.1 En esta obra, el autor nos invita a comprender la cosmovisión de quienes nos rodean (claramente, el de "al lado" es mi vecino, o prójimo, en términos bíblicos). Estamos tan compenetrados con nuestro mensaje y nuestra propia subcultura, que hemos perdido impacto evangelizador al desconocer la forma de pensar de quienes viven a nuestro alrededor. El Evangelio de San Juan, en su prólogo, nos presenta a nuestro modelo de evangelismo “encarnacional”: Jesús. En primer lugar, se nos describe que Jesús, el Logos, es Dios (1:1c), que disfrutaba de una preexistente (Juan 1:1a) relación con Dios el Padre (1:1b). Sin embargo, con el propósito de alcanzar a la raza humana, Jesús cruzó la puerta hacia “el universo de al lado”, y se hizo carne (1:14). Note que no dice que “visitó” nuestro mundo ni que ocupó un cuerpo, sino que se hizo “carne”; quizás el término más crudo para referirse a la condición humana. Y dado que Jesús entiende por experiencia propia nuestra cosmovisión, él puede representarnos fielmente ante el Padre ahora (Heb. 4:15). Este será el año del énfasis en el evangelismo de la amistad. Como pastores y seguidores del Maestro, invitados a seguir su ejemplo encarnacional y su método de evangelismo, ¿estamos dispuesto a “cruzar el umbral del universo de al lado”, en el intento de comprender mejor cómo transmitir el evangelio a las personas? Referencias CONTENIDOS 02 · Consultorio pastoral Llamados a amar 03 · Editorial El universo de al lado 04 · Más allá de la amistad Las relaciones pueden reforzar el mensaje, pero nunca sustituirlo. 08 · Mantenga el foco El líder de la iglesia en Sudamérica presenta el proyecto misionero para 2014. 10 · Relaciones que llevan a la salvación La calidad de la comunión, el amor y la amistad existentes en la congregación dice mucho sobre la salud espiritual de la iglesia. 14 · El denominador comÚn de la evangelización La amistad en la Biblia, y sus implicaciones misioneras. 18 · Evangelismo para hoy Para alcanzar a las nuevas generaciones, necesitamos algo más que estrategias. 22 · En las pisadas del Maestro Hay muchos métodos creativos para ejecutar la misión urbana. Solo uno tiene el éxito garantizado. 24 · Enseñándoles todas las cosas Dejar de instruir plenamente al candidato al bautismo significa deslealtad hacia el nuevo converso. 27 · mural: gratitud y reconocimiento 28 · Una iglesia que sirve Sugerencias para llevar a su congregación a trabajar más eficazmente por la salvación de la comunidad. 32 · El anciano y su trabajo “[...] no como teniendo señorío sobre los que están a vuestro cuidado, sino siendo ejemplos de la grey”. 35 · De corazón a corazón La fuerza de la amistad James W. Sire, El universo de al lado (Grand Rapids, MI: Libros desafío, 2005). 1 ENE - FEB · 2014 � MINISTERIO ADVENTISTA - 3

Entrevista Más allá de la amistad “Para evitar el problema de ‘muchos, pero no preparados’, debemos enfatizar el mensaje. Las relaciones pueden reforzarlo, pero nunca sustituirlo”. Zinaldo A. Santos N acido en el Estado de Minas Gerais, donde comenzó su carrera pastoral en 1986, el Pr. Emílio Dutra Abdala se diplomó en Teología en el Seminario del Centro Universitario Adventista de San Pablo, donde también obtuvo su maestría en el año 2000. Pastoreó iglesias, fue evangelista, y también enseñó en la Facultad Adventista de Teología del Iaene, en Cachoeira, BA. Es doctor en Ministerio por la Universidad Andrews, y actualmente trabaja como evangelista y coordinador de Misión Global en la Unión Central Brasilera. Además de esa actividad, es profesor de Evangelismo y Crecimiento de Iglesia en la Facultad de Teología del Unasp, Ingeniero Coelho, San Pablo, donde coordina junto con los estudiantes un proyecto de plantación de iglesias. Es autor de varios libros sobre evangelismo. Está casado con Gina, quien es enfermera y está finalizando un doctorado en el área de la salud en la Universidad de San Pablo, don- Emilio Dutra Abdala de también estudian sus hijos Samuel y Sammila. A propósito del programa de trabajo de la División Sudamericana para 2014, el pastor Abdala concedió la siguiente entrevista: Ministerio: ¿Cuáles son los mayores desafíos que el evangelista encuentra ante el escenario actual del mundo y de la sociedad, y cómo es posible superarlos? Abdala: Tal vez, el mayor desafío sea tratar con la falta de pasión de los miembros de iglesia hacia los perdidos. Pero, existen otras barreras que dificultan la aceptación del evangelio por parte de las personas, entre las que está el prejuicio de la gente hacia el nombre de la denominación. Como dijo un erudito, a las personas les gustaría hacerse cristianas sin cruzar barreras raciales, lingüísticas o de clase. Eso significa que la clave para el evangelismo más eficaz es la construcción de puentes que eviten esas barreras. Eso no significa diluir el contenido del mensaje. Así, debemos esforzarnos por remover las cercas que nos separan de aquellos 4 - MINISTERIO ADVENTISTA � ENE - FEB · 2014 a los que buscamos alcanzar, sin alterar el mensaje de salvación en Cristo. Por ejemplo, las personas hoy se expresan con aplausos, en lugar del “amén”. Para ellas, los videos y las representaciones son más importantes que las lecturas, los discursos y los sermones. La música presentada debe ser preparada y profesional. Ahora bien, podría ser que la iglesia llegue a la conclusión de que las murallas son muchas y demasiado altas para ser removidas. Entonces, tal vez la mejor forma de alcanzar a las personas sea el establecimiento de iglesias culturalmente identificadas con el grupo que se pretende alcanzar. Eso no significa segregar, sino actuar dentro de la constatación, por ejemplo, de que una iglesia de habla portuguesa será más eficaz para alcanzar a los brasileros que una iglesia de habla hispana. Ministerio: ¿Cuáles son las objeciones más comunes a los cambios de métodos, y qué es posible hacer para neutralizarlas? Abdala: Las personas se resisten a los cambios por diversas razones. Las cosas fa- miliares nos hacen sentir más seguros. Muchas personas se sienten perturbadas cuando se interrumpe su rutina. En cierto sentido, muchas iglesias son prisioneras de su propio éxito. Normalmente, esas iglesias continúan usando los mismos métodos de las décadas de los años 50 o los 60. A fin de cuentas, funcionaron muy bien, ¿por qué no seguir usándolos? Algunas otras se resisten a los cambios porque los perciben como una amenaza a la tradición. Las iglesias más antiguas y las iglesias rurales son más propensas a eso que las nuevas. Otras iglesias se resisten a los cambios porque no están preocupadas por los perdidos. Se preocupan más por mantener el statu quo que por evangelizar. Finalmente, las personas se resisten a los cambios porque creen que lo que antes era verdad en el campo de la metodología, todavía continúa siéndolo. Pienso que la manera de neutralizar la resistencia es presentar las ideas de manera lógica. Comience hablando de la misión de la iglesia; analice las metas que cumplirán el

entrevista propósito último de la iglesia. Explique los cambios necesarios para alcanzarlos. Demuestre que los cambios son solo un medio para un fin deseable. ¿Cuánto tiempo durará? ¿Cuánto costará? ¿Quién lo hará? Si no puede responder esas preguntas, su plan parecerá inconsistente. Por favor, no critique lo que se hizo en el pasado. Comprenda la oposición y dé tiempo para que las personas se acostumbren a la idea. Ministerio: ¿Es apropiado recurrir a técnicas seculares para aplicarlas al crecimiento de la iglesia? Abadala: Siempre existió el debate acerca de los límites del uso de las ciencias sociales para el cumplimiento de la misión. Existe una reacción, de parte de algunos miembros de la iglesia, hacia algunos modelos empresariales de liderazgo. Las estadísticas, el marketing y los modelos de liderazgo tomados de consultores de negocios muchas veces terminan influenciando nuestra manera de realizar el trabajo de la iglesia. El problema es el pragmatismo, hacer del eslogan: “Si funciona, entonces es verdadero” una regla del ministerio. Personalmente, no tengo dificultad en usar la ciencia al servicio de la misión, principalmente si no afecta los principios bíblicos. Creo que todo conocimiento para el bien se origina en Dios. Muchos misioneros fueron grandemente ayudados por la antropología, la arqueología y la lingüística, en la traducción de la Biblia para algunas regiones. En el campo de la sociología, nadie discute el valor de la investigación y el análisis de las personas o las comunidades que se desea alcanzar. La psicología puede ayudar a los pastores en el proceso de consejería, y a los evangelistas para entender el proceso de toma de decisiones o cómo tratar con las disfunciones mentales, como el estrés y la depresión. Todos recurrimos a la tecnología para el uso de los mejores equipamientos para la comunicación del evangelio, a Internet o a software que faciliten la tarea en la secretaría o la tesorería de la iglesia. Entonces, no veo problemas en recurrir a las ciencias. Pero, sobre todo, destaco la frase de E. M. Bounds: “La iglesia busca mejores métodos; Dios busca mejores hombres”. Ministerio: Durante este año, la División Sudamericana enfatizará el evangelismo de la amistad. ¿Es este el “método del momento”? Abdala: Desde comienzos de la década de 1980, se escribieron varios libros y se elaboraron diversos programas misioneros acerca del concepto básico de la amistad. ¿Quién no recuerda el seminario de Mark Finley: “Haciendo amigos para Dios”? Creo que el libro de Joseph Aldrich titulado Amistad: la clave de la evangelización popularizó el concepto de evangelismo de estilo de vida en el mundo cristiano. Existe un reconocimiento de que la mayoría de las personas van a la iglesia por medio de la familia, los compañeros de trabajo y de los lazos de amistad. La red social entre creyentes y no creyentes, especialmente entre los creyentes recién convertidos y sus amigos, proporciona lo que Donald McGavran llamó “puentes de Dios”. La palabra griega oikos, que significa familia o un sistema social, aparece, en las Escrituras, en varios textos relacionados con la evangelización. Los defensores de ese método citan muchos beneficios para la utilización del abordaje ENE - FEB · 2014 � MINISTERIO ADVENTISTA - 5

entrevista otra investigación que evalúa el proceso de decisión, el Dr. Flavil Yeakley, estadístico e investigador de crecimiento de la iglesia, relata un interesante estudio que identificó tres grupos de “conversos” de una campaña evangelizadora, cada uno de 240 personas: aquellos que tomaron una decisión y participan activamente de las actividades de la iglesia local; los que luego desistieron; y quienes rechazaron el mensaje. De acuerdo con ellos, el 75% de los que ahora son miembros activos fueron a Cristo y a la iglesia como resultado de alguien que consideraba el evangelismo como un diálogo no manipulador. Es decir, fueron conquistados por alguien que hizo preguntas, demostró interés por ellos y se convirtió en su amigo. Por otro lado, el 87% de los que se decidieron y luego desistieron, consistía en personas que llegaron a la decisión por medio de un miembro o evangelista que usó el monólogo manipulador; es decir, alguien que intentó presionarlos y “meterlos” en la iglesia. El tercer grupo constaba de personas que no tomaron la decisión. Yeakley descubrió que el 84% de esas personas entró en contacto con alguien que usó el método de transmisión de la información; es decir, simplemente compartió ciertos hechos, contenidos y teología a la manera de “tómalo o déjalo”: “si aceptas este mensaje irás al cielo; si no, te perderás”. del estilo de vida. Primeramente, hace uso de la avenida más natural para la propagación del evangelio. La proximidad emocional y física de los incrédulos íntimos ofrece amplias oportunidades para testificar. Además de eso, observan que existe mayor posibilidad de asimilación en la iglesia a lo largo de un período de tiempo. Ministerio: Existen investigaciones que indican un mayor énfasis en el abordaje de la amistad que en el 6 - MINISTERIO ADVENTISTA � ENE - FEB · 2014 abordaje doctrinal, en relación con la adhesión y la permanencia de las personas en la iglesia. Abdala: Win Arn probablemente haya sido el primero en divulgar su investigación realizada sobre nuevos miembros. Reveló que aproximadamente el 70% de los nuevos conversos acepta a Cristo por causa de sus amigos o sus familiares. Hice la misma investigación en dos ciudades del nordeste brasilero, Teresina y Salvador, con resultados semejantes. En Ministerio: ¿No existe el riesgo de priorizar el evangelismo de la amistad en detrimento de la preparación doctrinal consistente del candidato a miembro de iglesia? Abdala: Sí, existe el riesgo de que el evangelismo de la amistad se convierta en mucha amistad y poco evangelismo. Es posible permitir que el factor de la amistad derive en una presentación poco clara de las exigencias del evangelio. A pesar de tener un valor inestimable, un buen testimonio jamás puede tomar el lugar de la preparación consistente, en el proceso de la salvación. Indiscutiblemente, el evangelismo de la amistad tiene puntos fuertísimos a su favor. Pero, el Nuevo Testamento parece tener un abordaje más abarcador para la evangelización; incluso tomando la iniciativa de compartir el mensaje del evangelio con personas con las cuales los discípulos no tuvieron ningún contacto previo. Entonces, podemos vernos ten-

entrevista tados a descuidar a las personas que no conocemos, que necesitan del evangelio, e invertir exclusivamente en los amigos más cercanos. El cristiano no tiene el derecho de limitar a un círculo selecto la obediencia a la Gran Comisión; al mismo tiempo, debe ser consciente de la responsabilidad de compartir el evangelio con los amigos. Para evitar el desequilibrio, el evangelismo de la amistad debe ser intencional; debemos aprovechar las relaciones existentes para testificar. Pero debemos ser más amplios, yendo más allá de ellas e incluyendo a todas las personas lo largo de los siglos, ordenado por Dios en las Escrituras, y ha sido empleado con éxito a lo largo de la historia. Los evangelistas del Nuevo Testamento eran primariamente fundadores de iglesias. Me atrevo a afirmar que la mayoría de nuestras iglesias fue establecida por el evangelismo público. En muchos aspectos, el evangelista de hoy se asemeja al apóstol bíblico. Para alcanzar a las personas que no tienen a Cristo, el evangelista tiene que ir por ellas, en lugar de esperar que vayan a él. La evangelización necesita estar centrada en la comunidad, en lugar de en La presentación del evangelio a un grupo de personas ha permanecido a lo largo de los siglos, ordenado por Dios en las Escrituras, y ha sido empleado con éxito a lo largo de la historia [...]. Para alcanzar a las personas que no tienen a Cristo, el evangelista tiene que ir por ellas, en lugar de esperar que vayan a él. La evangelización necesita estar centrada en la comunidad, en lugar de en nuestra estrategia. Alcanzar a las personas donde están, en “territorio neutral”, debe ser el eje central de nuestra estrategia. con quienes entramos en contacto. Para evitar el problema de “muchos, pero no preparados”, debemos enfatizar el mensaje. Las relaciones pueden reforzar el mensaje, pero nunca sustituirlo. Ministerio: En este contexto de cambios de métodos, ¿todavía existe lugar para el evangelismo público tradicional? Abdala: Respondo con otra pregunta: ¿Qué método usó Dios más que cualquier otro abordaje, excepto el evangelismo personal, con el fin de alcanzar a las personas? La respuesta: la evangelización en masa. La presentación del evangelio a un grupo de personas ha permanecido a nuestra estrategia. Alcanzar a las personas donde están, en “territorio neutral”, debe ser el eje central de nuestra estrategia. Algunos especialistas en crecimiento de iglesia afirman que el evangelismo es más eficaz cuando sucede en la iglesia. No concuerdo con esa filosofía, basado sobre los ejemplos de Cristo y el apóstol Pablo. Es necesario tener cuidado con la postura moderna de hacer del evangelista un revividor itinerante de la iglesia local, cosa que sucede con los evangélicos. Debemos encontrar y ganar a las personas donde están (en el mundo), y no esperar a que ellas vayan a una reunión de la iglesia. Por eso, este trabajo de evangelizar e instaurar iglesias merece las oraciones y el apoyo de todos los miembros del cuerpo de Cristo. Ministerio: ¿Qué orientaciones prácticas tiene para que pastores y miembros de iglesia practiquen el evangelismo de la amistad de la manera más efectiva posible? Abdala: Bien al comienzo del año, se debe realizar un seminario sobre evangelismo de la amistad con los miembros de iglesia. Durante ese seminario, se los debe ayudar a desarrollar un plan que los oriente para identificar a los amigos que desean conquistar para Cristo, y a continuación organizar una lista con sus nombres. Entonces, pídales que oren en busca de sabiduría y discernimiento, y para que Dios cree las circunstancias que les permitan atraer a esos amigos a Jesús. Deben estar atentos a las necesidades de las personas, pues esa será la puerta de acceso a su corazón. El paso siguiente es establecer relaciones deliberadas con las personas. Un modo de hacerlo es crear puntos de contacto, valiéndose de pasatiempos o intereses comunes, como jardinería, deportes, costura, libros, cocina u otros. En esta etapa, se puede invitar a los amigos a comer. Hasta aquí, no es el momento de hablar sobre religión, pero pueden demostrarla por medio de actitudes de cortesía y bondad. Mientras siguen orando, deben permanecer atentos a las ocasiones propicias (casamiento, nacimiento de un hijo, la pérdida del trabajo, una crisis familiar, estrés, la muerte de un ser querido, etc.) para demostrar el amor de Cristo. En ese caso, es importante prestar libros cristianos que sean efectivos en el evangelismo. Con sensibilidad hacia las preferencias y los puntos de vista de la persona, ese es el momento de escoger y utilizar, con mucho tacto, el medio de cosecha más apropiado para esa persona. Ese medio puede ser una cena evangelizadora, estudios bíblicos en el hogar, un video cristiano, una serie de conferencias o eventos especiales en la iglesia. Después de la decisión, el nuevo cristiano debe ser ayudado a crecer en madurez y a asumir el compromiso del discipulado. El instructor debe integrarlo y acompañarlo en actividades como Grupos pequeños, entrenamientos y cultos de la iglesia. ENE - FEB · 2014 � MINISTERIO ADVENTISTA - 7

Especial Mantenga el foco El líder de la iglesia en Sudamérica presenta el proyecto misionero para 2014. Erton Köhler · Presidente de División Sudamericana. U no de los grandes desafíos de nuestra actividad cotidiana es no perder de vista el foco del ministerio. Son demasiados los compromisos y los intereses, muchas las demandas, las prioridades y las carencias que compiten con lo que es realmente esencial, a punto tal que corremos el riesgo de escoger solo lo que nos entusiasma e interesa, dejando de lado la esencia de nuestra vocación. He evaluado algunos de los riesgos que corremos, y que pueden debilitar o anular nuestra concienciación misionera. Son actitudes que terminan comprometiendo el ministerio y destruyendo la vocación. Aquí presentamos algunos de estos riesgos: Distracción: el riesgo de perder el rumbo y distraernos con otras actividades interesantes y atractivas, pero no esenciales. Secularización: el riesgo de abrir las puertas al secularismo, intentando ser agradables, contemporáneos, o ser vistos como alguien con “mente abierta”. Acomodación: el riesgo de pensar en agradarnos a nosotros mismos y a nuestros amigos, haciendo de eso un fin en sí mismo. División: el riesgo de no pensar en la iglesia como cuerpo general, sino tomar partido y seguir actitudes independientes y personales. Materialismo: el riesgo de evaluar a la iglesia por el lucro, el dinero o el patrimonio; es decir, solo por las ganancias y las pérdidas materiales. Artificialidad: el riesgo de decir algo y hacer lo contrario, viviendo artificial y 8 - MINISTERIO ADVENTISTA � ENE - FEB · 2014 falsamente, con solo una apariencia de piedad. Superficialidad: el riesgo de buscar un conocimiento profesional sin obtener profundidad espiritual. El riesgo de ser hombres capaces, pero no hombres de Dios; de tener la capa de superhombres, pero no el manto del pastor. Prioridad inconfundible Ante estos desafíos, necesitamos trabajar con oración; pero, al mismo tiempo, de forma clara y disciplinada, de modo de alcanzar los objetivos de Dios para su iglesia. Pero ¿cómo definir lo que realmente es prioritario, en medio de tantos intereses y promociones? La respuesta es simple: concentrándonos en la misión, que es clara e inconfundible: “Preparar un pueblo para el encuentro con su Dios”. Eso incluye cuidar de los que ya están adentro, y redoblar los esfuerzos para alcanzar a los que todavía están afuera. En el corazón de esa misión está el discipulado. Como iglesia, no hemos ahorrado esfuerzos en demostrar que el camino para tener una iglesia más saludable, profunda y fructífera es este: comunión, relacionamiento y misión. A medida que llevamos a cada miembro a experimentarlos, mantenemos el rumbo correcto y cumplimos plenamente nuestra misión. Con el énfasis en la comunión, fortalecemos a quienes ya están en el redil. Al acentuar el relacionamiento, integramos a los de adentro con los de afuera. Al realzar la misión, alcanzamos a aquellos que todavía no fueron atraídos a Cristo. Permanentemente debemos recordar que esa es nuestra prioridad absoluta. Tenemos que reorganizar el tiempo, los recursos, los proyectos, los programas, las promociones y los mejores talentos, para el cumplimiento de la misión. A fin de cuentas, como dijo alguien: “La iglesia no es un club de yates, sino una flota de barcos de pesca”. Sobre la base de esta visión de discipulado, preparamos el proyecto de acción de la iglesia en Sudamérica para el año 2014. Para que se haga realidad este proyecto, necesitamos continuar avanzando unidos; lo que no significa uniformidad. Ya que tenemos una base de acción, pero también una variedad de iniciativas y creatividad en la ejecución, siempre con un tinte y una identidad locales. Por otro lado, necesitamos trabajar fuertemente con la planificación de la iglesia local. Si el discipulado, con sus tres énfasis, es nuestra prioridad, cada actividad necesita ser preparada con el propósito de apoyarlo. No podemos estar multiplicando todo el tiempo programas que agraden los sentidos y no hagan del discipulado una realidad. La planificación de la iglesia debe ser construida sobre aquellos tres principios, y cada actividad debe ser preparada con el objetivo de profundizar su experiencia. Si no lo hacemos, estaremos demostrando que tenemos tres palabras bonitas pero que, en la práctica, no se transforman en realidad. Con esto en mente, vamos a continuar clamando por el poder del Espíritu Santo, y actuando de manera osada en el cumplimiento de nuestra misión, pues “Hay delante de nosotros posibilidades que nuestra débil fe no discierne” (Elena de White, Parábolas de Jesús, p. 333).

especial Estrategia básica En 2014, nuestra meta es compartir La única esperanza que está en Cristo Jesús. La principal estrategia es el evangelismo de la amistad, que es más eficaz, alcanza mayor número de personas, produce mayor resultado y propicia la permanencia de las personas en la iglesia. Dentro de este proyecto, la actividad principal será el día de los “Amigos de esperanza”, el sábado 12 de abril. Esta es la estrategia que seguiremos: * Motivar a cada adventista a invitar a la iglesia a un familiar, un amigo, compañero de trabajo o de escuela, ex adventista, o alguien cuyo interés haya sido despertado por TV Nuevo Tiempo. Ese día, debemos tener un programa especial en la iglesia y, después, el invitado será recibido para comer en la casa del miembro adventista. * Presentar un DVD especial que construya un puente para el testimonio personal. Se lo invitará para las reuniones de evangelismo de Semana Santa, que comenzará en las casas, en Grupos pequeños, y terminará en la iglesia. * Continuar acompañando a los amigos, estudiar la Biblia con ellos y llevarlos a la decisión del bautismo. Todo el programa está construido sobre la visión del discipulado. De esta manera, debemos trabajar tendiendo a fortalecer esta visión no solo en este programa básico, sino también en la planificación de la iglesia local. No podemos dispersar energías con una serie de acciones inconexas, ni actuar de forma independiente. Al actuar así, por mejores que sean las iniciativas, no causarán impacto, pues serán pequeñas, ante el tamaño de nuestro desafío. Por eso, necesitamos trabajar unidos en propósito, integrando a la iglesia en cada una de estas iniciativas: Comunión: cada discípulo dedica al Señor la primera hora de cada día. El énfasis está en los diez días de oración, del 13 al 22 de febrero, y que termina con diez horas de ayuno y oración en la iglesia, el 22 de febrero. Relacionamiento: cada miembro de iglesia participa en un Grupo pequeño. El énfasis está en la multiplicación de los Grupos pequeños y los prototipos. El gran día de la multiplicación será el 19 de agos- to. Cada iglesia puede hacer una ceremonia especial, para celebrar el nacimiento de los nuevos Grupos. * Día de los Amigos de Esperanza: el 12 de abril, y del 13 al 20 de abril. * Distribución del libro La única esperanza, el 31 de mayo. La distribución debe ser integrada al impacto de las acciones para la comunidad. * Dos bautismos especiales, como resultado de la actuación de los frentes misioneros: Bautismo de las Primicias, el 19 y 20 de abril, y el Bautismo de Primavera, el 27 y 28 de septiembre. Todas las personas bautizadas en esas ocasiones, y en los demás bautismos, deben ser incluidas inmediatamente en el Ciclo de Discipulado. * Evangelismo vía satélite, del 15 al 22 de noviembre para zonas de habla hispana (del 22 al 29 de noviembre para habla portuguesa), con un cierre el sábado por la mañana. ¡Trabajemos unidos y comprometidos, para que esa iniciativa integrada de discipulado y evangelismo sea un gran paso dado en el cumplimiento de la misión! ENE - FEB · 2014 � MINISTERIO ADVENTISTA - 9

Especial Relaciones que llevan a la salvación La calidad de la comunión, el amor y la amistad existentes en la congregación dice mucho sobre la salud espiritual de la iglesia. José Umberto Moura · Profesor en el Centro Universitario Adventista de San Pablo, Ingeniero Coelho, San Pablo, Rep. del Brasil. E l modelo de discipulado desarrollado por Jesús no era absolutamente inédito. Los filósofos griegos ya lo practicaban con mucho éxito. Platón (428 a.C.– 348 a.C.), considerado el mayor discípulo de Sócrates, fue el principal divulgador de sus ideas.1 “A lo largo de todo el período grecorromano, varias figuras filosóficas y religiosas reunieron a su alrededor personas que podrían ser clasificadas como seguidores, partidarios, estudiantes o discípulos. Estos públicos receptivos absorbían y cultivaban las enseñanzas de su líder, iniciando así la formación de varias tradiciones intelectuales o religiosas, que eran entonces transmitidas de generación en generación”.2 Algunas de estas “escuelas” atravesaron los siglos, y todavía son reconocidas: los pitagóricos, los platónicos, los aristotélicos, los epicúreos, los estoicos, la escuela de Qumran, la casa de Hilel, la escuela de Filón.3 Las condiciones socioeconómicas, culturales, intelectuales e, incluso, políticas constituían la base de este modelo filosófico-pedagógico de enseñanza racional. Al estudiar estas escuelas del período grecorromano, R. Alan Culpepper identificó algunas características; entre las cuales dos son muy peculiares del cristianismo. Primera característica: énfasis en la amistad y en el compañerismo. Segunda, la práctica de compartir alimentos juntos.4 En su análisis de estas características, Keith 10 - MINISTERIO ADVENTISTA � ENE - FEB · 2014 Philip destacó lo siguiente: “Jesús usó un relacionamiento semejante con los hombres que él entrenó para difundir el Reino de Dios. Sus discípulos pasaban con él día y noche, durante tres años, escuchaban sus sermones y memorizaban sus enseñanzas. Lo vieron vivir la vida que él enseñaba”.5 existentes en la congregación dice mucho acerca de la salud espiritual de la iglesia. Cuando la iglesia es fría y carece de una comunión efectiva, ella no puede experimentar un crecimiento real. Jesús afirmó: “En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros (Juan 13:35)”.7 El fundamento de las relaciones cristianas La pedagogía del Espíritu Por otro lado, había algo diferente, personal, relacional, en el método de Cristo. El discipulado de Jesús no estaba fundamentado sobre la disciplina, la filosofía ni en el tecnicismo; se alimentaba del amor. En verdad, y para ser más específico, estaba fundamentado en una gran amistad entre él y los discípulos, a los que llamó “amigos” (Juan 15:15). La amistad entre Cristo y sus discípulos tenía, como fundamento, el conocimiento de la verdad (15:16), el amor entre ellos (15:17), la comunión con el Padre, el Hijo (17:21) y, evidentemente, el Espíritu Santo (1 Cor. 12:13). Las relaciones horizontales entre las personas dependen en gran medida de la relación vertical: entre las personas y Dios. Esta relación entre los individuos y Dios no es solo oportuna, sino también necesaria. Haddon Robinson creó una máxima, al decir que “es más difícil construir puentes que paredes. Pero, eso no altera una realidad: los no cristianos son atraídos por los cristianos, y luego por Cristo”.6 “La calidad de la comunión, el amor y la amistad Es oportuno recordar que la palabra “pedagogía”, tan fundamental en las relaciones personales del discipulado, tuvo origen en la Grecia clásica, y está compuesta de otras dos palabras griegas: Paidós (niño) y agogé (conducción). El término “pedagogo”, como es evidente, surgió en ese período de efervescencia intelectual, a partir de la palabra paidagogós, cuyo significado es preceptor, maestro, guía, aquel que conduce. Esa era la palabra que identificaba al esclavo que conducía a los niños hasta el paedagogium, el lugar de enseñanza. Como parece claro, la relación vertical personal es fundamental para desarrollar las relaciones personales horizontales, que derivan de la primera. Pues, si de un lado somos el paidogogós en la función de hacer discípulos, por el otro, el Espíritu Santo es nuestro Paidogogós en su papel de convertirnos en discípulos. Él es nuestro Maestro y guía. Jesús garantizó:“Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las

ESPECIAL Sección cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho” (Juan 14:26). En ese contexto, Juan utilizó, por lo menos, dos palabras pedagógicas: “enseñar” (didajei) y “recordar” (hupomnesei). Otra palabra relacionada con hupomnesei es hupomone, que significa paciencia o perseverancia, usada en un contexto escatológico en Apocalipsis 14:12. Observe que el Espíritu Santo trabaja con nosotros con los mismos verbos con que trabajamos con nuestros alumnos o discípulos: recordar, enseñar, perseverar. El apóstol Pablo destacó que el Espíritu de Dios “da testimonio a nuestro espíritu” (Rom. 8:16). Por lo tanto, si creemos, si lo permitimos, nuestra relación con el Espíritu será muy cercana y real. El papel del Espíritu Santo, también llamado “Maestro de justicia”, es ser el responsable de llevarnos a una comunión más profunda con Dios. “El Espíritu Santo es un Maestro divino. Si obedecemos sus lecciones, nos haremos sabios para salvación. [...] Aceptad las enseñanzas del Espíritu Santo. Si lo hacéis, esas enseñanzas serán repetidas vez tras vez, hasta que las impresiones sean claras como si hubieran sido ‘grabadas en la roca para siempre’ ”.8 El evangelismo no prescinde de las relaciones personales, presenciales y, finalmente, comunales. Existen hoy varias y excelentes herramientas no personales para iniciar y desarrollar la evangelización; sin embargo, su consolidación solo es posible cuando se establece una relación personal. Las campañas de evangelización que comienzan en un contexto impersonal necesitan de cuidados especiales en su transición hacia el contexto personal, a fin de evitar pérdidas y frustraciones. Es necesario tomar especial atención, en ese contexto, a este asunto; principalmente en este mundo posmoderno, en que existe la tendencia a las relaciones impersonales, cada vez más empleadas en la evangelización. Sencillez versus tecnicismo Tal vez, en función de una vasta pluralidad de recursos y de informaciones disponibles, los métodos de evangelización pueden parecer complicados para los miembros de iglesia, que son los que están en la línea del frente del evangelismo. La utilización de un tecnicismo exacerbado puede confundir, más que orientar, a la her- mandad; que, a su vez, se verá tentada a ver esa tarea como trabajo de “profesionales”. La especialización, la sofisticación y el tecnicismo pueden llegar a tomar el lugar de la sencillez del evangelio, según fuera anunciado por Jesucristo y los apóstoles. Acerca de este asunto, Aldrich declara que, al mismo tiempo en que “la mayoría de los entrenamientos evangelizadores incluyen ayudar a las personas a aprender a ‘decir palabras’ del evangelio, se le presta poca atención al desarrollo de una filosofía bíblica del ministerio, que transforme la vida colectiva de la iglesia, de la fealdad a la belleza”.9 En otras palabras, él defiende que, aun cuando es importante, se ha puesto demasiado énfasis en el entrenamiento, cuando deberíamos preocuparnos un poco más por la belleza del evangelio y por su divulgación, haciendo de esa tarea algo más agradable y personal. Es necesario emplear un lenguaje sencillo, que pueda alcanzar a los miembros de la iglesia. Por ejemplo, evitar el lenguaje teológico que está más allá de la comprensión de los miembros de la iglesia. El uso de esta clase de lenguaje puede hacer que sientan recelos de responder al llamado del entrenamiento. Muchos pueden considerar utópico presentar el modelo de vida apostólico a una iglesia que vive dos mil años después, con un estilo de vida posmoderno. Si bien ha sido olvidado, este también puede ser ENE - FEB · 2014 � MINISTERIO ADVENTISTA - 11

Dios necesita de cada uno de sus hijos redimidos; necesita de personas para salvar a otras personas. Comunión y persuasión A medida que pasa el tiempo, el ser humano se va diluyendo en un mar de estadísticas y, de a poco, va dejando de ser una persona para convertirse en un número; va dejando de ser alguien para ser uno más. En las iglesias actuales, especialmente en las grandes congregaciones, ese es un riesgo calculado. Innúmeros miembros fluctúan en un océano de cabezas erguidas y miradas distantes, con la expectativa de ser vistos como personas que necesitan de ayuda, como personas que buscan a alguien que se parezca a Jesús. Por otro lado, ellos mismos podrían hacer mucho para mejorar ese cuadro, al participar de un Grupo pequeño. Si un miembro pertenece a un Grupo pequeño, ya no está más en soledad; tampoco se sentirá más solitario. Al igual que en el antiguo Israel (Éxo. 12:1-4), la iglesia cristiana primitiva vivió sus mejores momentos de consagración, comunión y amor fraternos (Hech. 2-4) en el contexto de los relacionamientos de los pequeños grupos. La antigua estrategia dio resultado, y la iglesia crecía y se multiplicaba no solo en número, sino también en calidad. “Y la multitud de los que habían creído era de un corazón y un alma” (4:32). Y perseveraban “unánimes cada día en el 12 - MINISTERIO ADVENTISTA � ENE - FEB · 2014 templo, y partiendo el pan en las casas, comían juntos con alegría y sencillez de corazón” (2:46). Los conceptos en torno de la palabra “persuasión” son amplios, al igual que la importancia de esta palabra. Pastores, ancianos y demás líderes de la iglesia, normalmente, son vistos por la comunidad y por sus amigos como alguien cercano a Dios, que tiene algo que decir acerca de Jesucristo y de la salvación. Esos pastores y dirigentes podrán aprovechar mejor su condición socioeclesiástica con el propósito de, bajo la dirección del Espíritu Santo, persuadir a las personas amigas y de la comunidad a que acepten a Cristo. Cierto pastor visitó una iglesia en la que era bastante conocido. Después del sermón, mientras despedía a los hermanos, se encontró con un hombre con el que ya había conversado acerca de la salvación. Le preguntó: “¿Ya has sido bautizado?” Ante la respuesta negativa, el pastor prometió volver a aquella iglesia, para bautizarlo. La hija del hombre, que estaba escuchando el diálogo, le informó que tampoco era bautizada, y el pastor la incluyó en su llamado. Casi siempre, este “ataque directo” proporciona resultados positivos, y hasta sorprendentes. El plan de Dios Joseph Aldrich relata una leyenda interesante10 acerca del regreso de Jesús al cielo, después de haber concluido su ministerio terrenal. De acuerdo con esa leyenda, al llegar al cielo Jesús fue abordado por un ángel: –Maestro –dijo ese ángel–, ¡debes de haber sufrido terriblemente en la Tierra! –Sí, así fue –respondió Cristo. Entonces, el ángel continuó: –¿Ellos saben todo acerca de tu amor por ellos y de lo que hiciste en su favor? –¡Oh, no! –dijo Jesús–; todavía no. En este momento, solo unas pocas personas en Palestina saben de eso. El ángel se quedó perplejo: –Entonces, ¿qué has hecho para que todos sepan de este amor? –Pedí a Pedro, Santiago, Juan y algunos otros amigos que cuenten a otras perso- nas acerca de mí. Aquellos a quienes mi historia les sea contada se lo dirán, a su vez, a otras personas. Así, la historia será difundida por todo el mundo. Finalmente, toda la humanidad sabrá acerca de mi vida y de todo lo que hice. Demostrando mayor perplejidad, el ángel respondió: –¿Y si Pedro, Santiago y Juan se cansan? ¿Y si en el siglo XXI las personas, sencillamente, no cuentan esta historia a los demás? ¿Tienes algún plan alternativo? –No –respondió Jesús–. No tengo otro plan. Es difícil imaginar que el cielo y todos sus poderes dependan del ser humano para llevar adelante la historia de la redención. Eso parece reducir el poder de Dios y el extraordinario drama del Calvario. Pero, Dios necesita de cada uno de sus hijos redimidos; necesita de personas para salvar a otras personas. Las personas entienden sus necesidades mutuas y comunes, pueden entender los dolores, las carencias, las angustias y las frustraciones de otras personas. Por esa razón, se debe generar un lazo de simpatía en toda oportunidad que el cristiano tenga de relacionarse con sus semejantes. Tal vez, Dios no tenga a nadie más que a ti y a mí, para salvar a esa persona ante la que él nos colocó en ese día, en esa hora, en ese lugar, en ese encuentro. a Referencias Keith Philip, A Formação de um Discípulo (São Paulo: Vida, 2001), p. 19. 2 Julio Fontana, Revista de Teologia & Cultura, nº 1, julio-septiembre 2055, sección 3, p. 3. 3 Wayne A. Meeks, O Mundo Moral dos Primeiros Cristãos (São Paulo: Paulus, 1996), pp. 35-113. 4 R. Alan Culpepper, The Johannine School (Missoula, MT: Scholars, 1975), pp. 258, 259. 5 Philip, p. 19. 6 Joseph C. Aldrich, Amizade, a Chave Para a Evangelização (São Paulo: Vida Nova, 1992), p. 12. 7 Emílio Abdala, Diagnose (Artur Nogueira, SP: União Central Brasileira, 2013), p. 68. 8 Elena de White, Recibiréis poder, p. 166. 9 Aldrich, p. 18. 10 ______, p. 13. 1 Ministerio 2/2014 un camino de libertad, a través de medios y poderes desconocidos. Además de esto, la gran marca propuesta por Jesús a los apóstoles fue el amor fraternal: “Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros” (Juan 13:34). El contacto personal, relacional, comunal, que debe marcar el testimonio evangelizador, necesita estar acompañado de las marcas personales dejadas por el Espíritu Santo en la vida de quien testifica acerca del poder del evangelio. Esas marcas pueden expresarse por medio de tres sencillas características: sentimiento (el amor existe, sentimientos, emoción, ternura), simpatía (un rostro amable, feliz, sonriente, condice más con el cristianismo) y sinceridad (la sinceridad genera la posibilidad de que todo cristiano pueda testificar).

www.aces.com.ar Venid, aclamemos alegremente a Jehová; Cantemos con júbilo a la roca de nuestra salvación. Salmo 95:1 La música que agrada a Dios Daniel Oscar Plenc Un intento por enlazar la música con la teología y el arte con la religión. Es una reflexión profunda para pensar la música desde el ámbito de la fe y de la alabanza al Artista divino que nos hizo capaces de disfrutar lo bello y lo sublime. Con un sólido fundamento bíblico, se recuerda a los antiguos músicos que convertían sus expresiones musicales y poéticas en instrumentos para acercarse a Dios. El culto que agrada a Dios Daniel Oscar Plenc Ministerio 2/2014 Criterios revelados acerca de la adoración. Para que los momentos de adoración en el ámbito personal o congregacional se fundamenten en las enseñanzas de la Biblia, en la historia cristiana y otros estudios. Para que cuando adoremos, lo hagamos en paz y armonía, del modo que a Dios le agrada. www.aces.com.ar Pide hoy mismo estos materiales al coordinador de Publicaciones de tu iglesia.

Especial El denominador común de la evangelización La amistad en la Biblia, y sus implicaciones misioneras. Carlos G. Molina · Profesor en la Facultad Adventista de Teología, Cachoeira, Bahía, Rep. del Brasil. L a amistad, en la mayoría de los casos, demora algún tiempo en ser consolidada. Los aborígenes Sioux tenían un proverbio relacionado con el proceso de conocer y hacer amistad con alguien: “Debo caminar en sus zapatos durante algunos días”. Con el propósito de alcanzar a las personas con el evangelio, el cristianismo reúne tres elementos indispensables en el desarrollo de la amistad: principios bíblicos, aplicación diaria de esos principios en la vida del evangelista y la forma en la que estos son comunicados a las personas. La estructura de la salvación es la misma, pero la forma de su presentación puede variar.1 Este artículo analiza la amistad en la Biblia, sus implicancias y las necesidades dentro de la evangelización. En idioma hebreo, la palabra “amigo” contiene dos términos que expresan conceptos muy importantes: rê’eh (referente al mero asociado, vecino o colega), y ‘ãhabh (que indica el afecto natural, o no). Aun así, el Antiguo Testamento menciona varios ejemplos de amistad estrecha: Abraham, mencionado por Dios como “mi amigo” (Isa. 41:8); la bella amistad entre Rut y su suegra, Noemí (Rut 1:16-18),2 y la amistad entre David y Jonatán (1 Sam. 18:1). Otros versículos del Antiguo Testamento explican poéticamente el valor de la amistad (Job 6:14; Prov. 15:30; 17:17; 18:24). En el Nuevo Testamento, se emplean dos vocablos con el fin de definir el significado de amigo: hetaíros (referido a un co14 - MINISTERIO ADVENTISTA � ENE - FEB · 2014 lega, compañero), y fílos (que sugiere una relación más afectiva). Jesús y sus discípulos ilustraron el desarrollo de la amistad en varios ámbitos: el maestro y el discípulo; el Señor y el siervo; y amistad recíproca (Juan 15:13-15). Lo mismo ocurrió entre Pablo y Timoteo (2 Tim. 1:1).3 Algunas veces, los términos amistad y salvación interactúan en la Biblia. Veamos la asociación entre estas dos palabras. Amistad y salvación Algunos términos hebreos como mãtsal armonizan con la idea de ofrecer amistad para salvar. Esa palabra denota, literalmente, “atraer”, “acercar”, y puede sugerir el rescate o la liberación de una persona (Sal. 91:3). Otras palabras hebreas (hâyah, mâlat y pâlat) indican salvación, llevar a un lugar seguro. En este último caso, los ángeles visitaron a Lot, entraron en su casa, conversaron con él y lo salvaron (Gén. 19:16, 19). En el Nuevo Testamento, lytrõo y algunos términos derivados (l’ytron, lytróomai, l’ytrõtes, apol’ytrosis) y rh’yomai, por ejemplo, también refieren a las ideas de libertad y salvación.4 Cuando la primera pareja pecó en el Edén, Dios continuó “aproximándose” a ellos, con el propósito de mostrarles su plan de salvación (Gén. 3:8-21). De manera semejante, la tipología del Santuario describe cómo Dios ofreció su proximidad al pueblo hebreo. Esa proximidad y amistad divinas, mediante los rituales y las ceremonias, interactuaban con la doctrina de la salvación. La orden de construir un Santuario para que Dios habitara en medio de ellos señalaba hacia ese propósito (Éxo. 25:8). Dios otorgó su amistad mediante el ritual del Santuario. A pesar de eso, la cercanía y la amistad del verdadero Dios entre los hombres fue desfigurada mediante diversas cosmogonías. Por ejemplo en Ur, los servicios fúnebres de la élite y de la realeza, asociados a los templos, eran acompañados por sacrificios humanos, para garantizar ayuda en el viaje del gobernante después de la muerte.5 Los sumerios, que también paganizaron el concepto de la presencia y la amistad divinas, llegaron incluso a hacer de sus templos el edificio más importante en las ciudades de esa cultura.6 Cuando Cristo vino al mundo, su proximidad y amistad revelaron el amor y el plan de salvación para la humanidad. La palabra shakãn (habitar, morar), de Éxodo 25:8, halla su correspondencia en Juan 1:14 por el término griego skenõo, que sigue la misma connotación de shakãn. El Dios hombre, Jesús, se manifestó como la shekinnah entre los hombres, para extenderles su amistad y salvación.7 Evangelización y amistad En su libro Ningún hombre es una isla, Thomas Merton describe cómo las necesidades humanas pueden ser satisfechas solo por Dios y los principios de la Biblia. Merton indica que los seres humanos necesitan de otras personas durante la

ESPECIAL existencia.8 La amistad es un medio por el cual el amor de Dios actúa en el mundo. Como tal, ese vocablo sugiere un instrumento de aproximación, cuyo objetivo es estrechar vínculos genuinos guiados por los principios bíblicos. Continuando con la definición anterior, la influencia, entonces, se convierte en motivación que promueve un proceso de amistad. En ese sentido, debemos recordar que la influencia de una mente santificada sobre otra mente es un poder para el bien.9 La influencia está relacionada con lo que es conocido como “vida satisfactoria”; es decir, cómo la persona percibe su vida en relación con el pasado, y su proyección hacia el futuro. Cristo declara que vino a dar “vida en abundancia” (Juan 10:10). Los estudios relacionados con la mente indican la importancia de una actitud positiva y optimista hacia la vida.10 Para el cristiano, esas cualidades resultan del conocimiento de Cristo y de la comunión con él (2 Cor. 5:17). En la sociedad actual, muchas personas, cansadas del materialismo y la vacuidad de una sociedad cada vez más lejos de la sensibilidad humana, desean tener con sus semejantes una amistad fundamentada en valores morales y altruistas. Es el Espíritu Santo el que implanta ese deseo en la vida de aquellos que buscan a Dios. Esos valores morales y altruistas son conocidos en la Biblia como el “fruto del Espíritu” (Gál. 5:21, 22), y deben formar parte de la vida diaria del cristiano. Esa es la influencia amistosa para el bien, con la que son construidos los puentes evangelizadores. A pesar de eso, algunos enseñan que la amistad no es relevante para el proceso de evangelización. Objeciones confrontadas Al referirse al evangelismo en el Nuevo Testamento, algunos autores argumentan que la iglesia primitiva no utilizó el método relacional ni el de la amistad, sino que empleó el testimonio o la instrucción bíblica.11 En defensa de esa posición, presentan varios argumentos, como los siguientes: * Jesús y los apóstoles no establecieron amistad, inicialmente, ni esperaron algún tiempo antes de presentar el evangelio. La predicación ocurría casi simultáneamente con la llegada de ellos a cualquier lugar. Las necesidades humanas pueden ser satisfechas solo por Dios y los principios de la Biblia. Los seres humanos necesitan de otras personas durante la existencia. La amistad es un medio por el cual el amor de Dios actúa en el mundo. ENE - FEB · 2014 � MINISTERIO ADVENTISTA - 15

Especial * El evangelismo de la amistad hace que el trabajo del Espíritu Santo dependa del contexto relacional y quede limitado a él. La amistad con el mundo es enemistad contra Dios (Sant. 4:4). Por lo tanto, desarrollar un proceso de amistad es contradecir al apóstol. * La Gran Comisión no disimula la verdad. * El tiempo apropiado para evangelizar a alguien es subjetivo, pues no es igual para todas las personas. * En las Escrituras, hay ejemplos de evangelización sin el proceso previo de amistad (Hech. 10:26-40; 16:14, 15, 32-34; 17:32-34). * La urgencia del evangelio puede ser perdida en medio de la preocupación por establecer amistades. * Pablo no estaba preocupado con el proceso de la amistad, sino con la predicación del evangelio.12 A pesar de la pertinencia de algunas de esas objeciones, pueden ser contestadas 16 - MINISTERIO ADVENTISTA � ENE - FEB · 2014 por otros argumentos. Entre esos, presentamos los siguientes: * El Espíritu Santo trasciende toda metodología convencional, y puede evangelizar mediante la amistad o sin ella. * La llegada del Mesías a Israel había sido ampliamente anunciada y esperada. Esa situación estimuló y facilitó la recepción del mensaje de Cristo en una comunidad eminentemente judía. Aun así, durante la primera mitad del primer siglo, las enseñanzas de los profetas y los maestros formaban parte de la vida cotidiana del pueblo hebreo. Fácilmente, las personas se reunían para escuchar. Eso posibilitó la predicación del evangelio en Judea.13 * Jesús y los apóstoles realizaron curaciones, algunas veces como estrategia que ayudara en la receptividad del mensaje. Ejemplo de esto fue el trabajo de Pablo y de Lucas en la isla de Malta. En Hechos 28:8, Lucas utilizó la palabra iasáto (sanidad) para referirse a la sanación realizada por Pablo. Refiriéndose a la curación de otras personas, el médico Lucas usó la palabra etherapeúonto, que significa tratamiento (Hech. 28:9, 10). * Jesús manifestó que los hijos de Dios no son del mundo, pero permanecen en él (Juan 17:15, 16). Él oró para que sus seguidores fueran protegidos del mal. * Eso implica la existencia de actividades en el mundo, que no son contrarias a los principios bíblicos; y que el cristiano, en ciertas circunstancias, puede compartir amistad en el mundo, testificando a otras personas sin comprometer las enseñanzas de Cristo. * Las cartas de Pablo mencionan a muchas personas como partícipes de su círculo de amistad. Para este apóstol, las relaciones solo tenían sentido si estaban sujetas a la comunión y a la misión. * La ausencia de claros elementos de amistad previos en la evangelización del etíope, del carcelero de Filipos, de Dámaris y otros en el Areópago no implica, necesariamente, ausencia de contactos anteriores

Especial y de una relación previa de esas personas con otros cristianos. * La koinonía (comunión), experiencia posterior al Pentecostés, propone unidad, no uniformidad. Había, en la iglesia primitiva, varias metodologías relacionales: grupos de oración, ayuda a los pobres, predicación, fraternización, entre otras. A esas actividades se asociaban vocablos como metochos (participante) y sunérgos (compañero), jetairos (compartir con un propósito en común) y filos (amor hacia los demás). En los días del Nuevo Testamento, esas palabras justificaban la actitud amistosa como factor relacional en la comunidad cristiana, al igual que hacia los que no participaban de ella.14 Traspasando límites Actualmente, el cristianismo debe quebrar algunas barreras propias del materialismo y de la densidad poblacional de las ciudades. La gran cuestión es la siguiente: ¿Cómo es posible llegar a las torres, o edificios, residenciales, protegidas con acceso restringido y codificado? Muchos de esos rascacielos tienen más de veinte pisos. Es obvio que, en esos lugares, se necesita de “un evangelista residencial”; es decir, alguien que resida en el lugar o que tenga fácil acceso, a fin de acercarse y cultivar una amistad. Es necesario recordar que Cristo vino a enseñar a sus seguidores la verdadera amistad, que traspasa todas las barreras sociales. Durante el primer siglo de la era cristiana, en su mayoría, las castas estaban establecidas desde antes del nacimiento de las personas. Por ejemplo, el esclavo nacía y cargaba su condición de esclavitud hasta la muerte, a menos que su libertad fuera comprada por alguien.15 El concepto de “honra” aislaba a las personas unas de otras, buscando la preeminencia de una familia sobre la otra, privándose mutuamente de ayuda y compasión.16 Algunos señores cristianos continuaron teniendo esclavos, identificándolos con collares.17 En contraste, Cristo vino para enseñar que en su mensaje “no hay fronteras nacionales, ni casta ni aristocracia”, y que “las paredes divisorias del sectarismo, las castas y las razas se desplomarán cuando el verdadero espíritu misionero entre en los corazones de los hombres. El prejuicio es eliminado por el amor de Dios”.18 Sugerencias A continuación, presentamos algunas ideas sencillas que, si son puestas en práctica, producirán éxito en el evangelismo de la amistad: * La oración perseverante y específica a favor de las personas ayuda a generar lazos de aproximación. * Los pequeños actos motivados por el amor de Dios abren puertas y producen sentimientos de bienestar en el ser humano. * Demostrar bondad y tratar a las personas con la misma cortesía ejemplificada por Jesucristo. * Cultivar el arte de escuchar ayuda a ganar la confianza, y facilita que los demás compartan sus experiencias personales. Eso hace que las personas entiendan que el cristiano también sufre, pero sin perder jamás la esperanza. * Por medio del fortalecimiento de la amistad con alguien es posible alcanzar a otras personas de su círculo de amigos, y también a familiares. * La sinceridad y la confianza son fundamentales para superar barreras. * Los momentos pasados juntos al compartir alimentos representan ocasiones valiosas para profundizar las relaciones. * No existe un método específico defi- No debemos olvidar que, independientemente de su linaje, todos los seres humanos son atraídos a Cristo por el abrazo compasivo de su amistad y salvación. nido para alcanzar a las personas. A veces, la solicitud de un favor puede significar el comienzo de una amistad. * Un camino que puede llevar al evangelismo de la amistad es el de los grupos establecidos para compartir algún tiempo dedicado a diferentes propósitos. Esos grupos pueden ser homogéneos o heterogéneos. Los grupos homogéneos incluyen a personas de la misma profesión, del mismo nivel cultural y educacional. Los heterogéneos incluyen a personas de diferentes niveles sociales, profesionales y educativos.19 Si bien estos dos grupos tienen su función, no debemos olvidar que, independientemente de su linaje, todos los seres humanos son atraídos a Cristo por el abrazo compasivo de su amistad y salvación. Referencias 1 Ivan Blazen, Tratado do Teologia Adventista do Sétimo Dia (Tatuí, SP: CPB) p. 308. 2 El nombre “Rut” significa “amiga”, “amistad”. Ver Sigfried H. Horn, Diccionario bíblico adventista (Buenos Aires: ACES, 1995), p. 1.014. 3 James Orr, ed., The International Standard Bible Encyclopaedia (Grand Rapids, MI: Eerdmans, 1974), t. 2, p. 1.146. 4 Blazen, pp. 308-310. 5 John Noble Wilford, “Ritual Deaths at Ur Were Anything but Serene”, New York Times, 26 de octubre de 2006. 6 Denise Schmand T. Besserat, en Elias Brasil de Souza, “The Heavenly Sanctuary Temple: Motifs in the Hebrew Bible: Function and relationship to the Early counterparts”, Tesis de doctorado (Berrien Springs, MI: Universidad Andrews, 2005), p. 8. 7 Elena de White, El Deseado de todas las gentes, p. 29. 8 Thomas Merton, No Man is an Island (Nova York: Harcourt, 1955, reimpreso en 2004). 9 Elena de White, Nuestra elevada vocación, p. 116. 10 W. Eng Bailey, M. Firsch, R. C. Snydey, Journal of Positive Psychology, 2007, pp. 168, 169. 11 www.e

Add a comment

Related presentations

How to do Voodoo

How to do Voodoo

November 11, 2014

How to do Voodoo Are you working too hard and not getting the results?? Well,...

LA VERDAD SOBRE LA MUERTE

LA VERDAD SOBRE LA MUERTE

October 24, 2014

Donde van las personas despues de muerto?

Son simples cuestiones que, aunque puedan resultar a priori inocentes, albergan in...

"The souls of the just are in the hand of God, and no torment shall touch them. " ...

Boletín de 02/11/2014

Boletín de 02/11/2014

November 1, 2014

Boletín de 02/11/2014

Omms News 10-07-2014

Omms News 10-07-2014

November 4, 2014

Omms News 10-07-2014

Related pages

Revista Ministerio Adventista | Enero-Febrero 2014 ...

Revista Ministerio Adventista | Enero-Febrero 2014 | Relaciones que llevan a la Salvación Esta revista está dirigida para Pastores y Ancianos de Iglesia ...
Read more

Ministerio Adventista Ene-Feb 2014 by Editorial ACES - issuu

Title: Ministerio Adventista Ene-Feb 2014, Author: Editorial ACES, Name: ministerio_1b_2014, Length: 36 pages, Published: 2014-01-28T00:00:00.000Z.
Read more

enero | 2014 | Seventh-day Adventist Church – Inter ...

Ministerio Adventista de la Familia; Ministerios de Salud; Ministerio Juvenil; Ministerios Personales; ... enero 23, 2014 in Desde la iglesia mundial by ...
Read more

Canto Tema nuevo del Ministerio de la Mujer Adventista ...

Canto tema nuevo del Ministerio de la Mujer Adventista 2014. Iglesia "La Palmíta", Distrito Cárdenas 3 Asociación Olmeca, En Cárdenas, Tabasco
Read more

enero 2014 | Recursos Adventistas - recurso-adventista.com

Le recomiendo seguir estos tres pasos que cada verdadero cristiano adventista debe practicar ... 18 de Enero 2014. ... de ministerio pastoral en el ...
Read more

enero | 2014 | Revista Adventista

By Javier Moliner, Ministerio de las Prisiones UAE | Contraportada, ... Descarga aquí la Revista Adventista de Enero de 2014 en PDF para imprimir. Read More
Read more

Revista Ministerio Adventista - Mayo Junio 2014 by Igreja ...

Title: Revista Ministerio Adventista - Mayo Junio 2014, Author: Igreja Adventista do Sétimo Dia, Name: ministerio_2014_-_3b, Length: 36 pages, Published: ...
Read more

enero | 2014 | Revista Adventista

enero 2014 1. Andrés Portes en Madrid By Javier ... El pastor Andrés Portes, evangelista internacional de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, ...
Read more

VIDEO MINISTERIO INFANTIL ENERO 2014 - YouTube

Ministério Infantil - Programa Grande Como Davi - Vídeo Compacto - Duration: 8:56. Igreja Adventista do Sétimo Dia - Central Votuporanga, SP ...
Read more