MAGDALENA: GUÍA ETNOARQUEOLÓGICA Y TURÍSTICA

50 %
50 %
Information about MAGDALENA: GUÍA ETNOARQUEOLÓGICA Y TURÍSTICA

Published on November 4, 2016

Author: abelchichipeguablocho

Source: slideshare.net

1. MAGDALENA GUÍA ETNOARQUEOLÓGICA Y TURÍSTICA 2013 Abel Chichipe Guablocho 0 MAGDALENA GUIA ENTOARQUEOLOGICA Y TURISTICA Abel Chichipe Guablocho

2. MAGDALENA GUÍA ETNOARQUEOLÓGICA Y TURÍSTICA 2013 Abel Chichipe Guablocho 1 MAGDALENA : Guía etnoarqueológica y turística AUTOR : Abel Chichipe Guablocho TEXTOS DE APOYO:  Guía etnoarqueológica del departamento de Amazonas  Carlos Gates  El Torreón(Lima),  F. Kauffmann Doig  UNMSM  Documental del Perú: Amazonas  Kuélap: Misteriosa Huella de una antigua Civilización escondida en la cuenca del Marañón.  Arturo Ruiz Estrada FOTOS, MAPAS Y DIBUJOS : Fotografías propias y otras fuentes AÑO : 2013

3. MAGDALENA GUÍA ETNOARQUEOLÓGICA Y TURÍSTICA 2013 Abel Chichipe Guablocho 2 RECONOCIMIENTO A La memoria de don Silverio Chichipe, quien en su tiempo transmitió parte de la historia de la formación del pueblecito: “un puñado valientes que quedaron”. Agradezco a todos los adultos mayores que con el paso de los años no sólo aprendieron a vivir, sino a hacer suyo el trabajo de enseñar a querer a la tierra que nos vio nacer; y a todos los que nos apoyaron con la recolección de datos para el presente trabajo, y a los relatores: Julián Guablocho, Raymunda, Victoria Valle, Othoniel Chichipe y Rigoberto Vargas.

4. MAGDALENA GUÍA ETNOARQUEOLÓGICA Y TURÍSTICA 2013 Abel Chichipe Guablocho 3 CONTENIDO  PRESENTACION  MAGDALENA: “LA FUERZA Y EL ENCANTO TURISTICO” FORMAS DE ACCESO  VISION GENERAL DE LA HISTORIA LOCAL  BREVE RESUMEN DE LA HISTORIA DEL DISTRITO DE MAGDALENA  RECURSOS TURISTICOS RECURSOS TURISTICOS ARQUEOLOGICOS RECURSOS TURÍSTICOS DE CULTURA VIVA DEL DISTRITO DE MAGDALENA RECURSOS TURÍSTICOS NATURALES  PLUS PARA EL ORIENTADOR LA FORTALEZA DE KUELAP  BIBILIOGRAFIA CITADA

5. MAGDALENA GUÍA ETNOARQUEOLÓGICA Y TURÍSTICA 2013 Abel Chichipe Guablocho 4 PRESENTACION La presente guía etnoarqueológica y turística del distrito de Magdalena, era realmente ya una necesidad. Felizmente se presentó la oportunidad y, mediante la ayuda de conocedores de los que nos precedieron, nos prestamos a tratar de hacerlo realidad, haciendo un bosquejo por las instituciones y personajes que investigaron individualmente a cada uno de los rastros de nuestros antepasados. Se ha dicho que un libro sobre Magdalena seria un “canto de amor”, y estoy seguro de que no se puede excluir de sus páginas la magia de su naturaleza y paisajes, ni el coraje, la ternura y la sabiduría de su gente. Todo eso uno encuentra cuando camina por sus calles, cuando conversa con el pueblo que no ha perdido su espíritu rebelde, cuando escucha las historias de las orillas del río Utcubamba o cuando, con admiración, observa en silencio cómo en las manos tiernas de sus mujeres se transforma lo cotidiano en arte. Al presentar este material, estamos conscientes de la importante responsabilidad que tenemos hacia las personas que informamos. En el distrito de magdalena, son sus tradiciones, costumbres y aspiraciones, los que hacen de el un pueblo único como su gente. Este libro trata de presentar al lector una descripción periodística y profunda de lo que es realmente Magdalena como pueblo y como distrito. Con recopilaciones de primera mano y fotografías inéditas, a fin de mostrar un panorama real de la localidad por su tradición y herencia cultural. El lector e interesado por saber algo mas sobre nuestra tierra se dará cuenta de la realidad local, y valorará el significado que tiene al descubrir zonas turísticas, manifestaciones culturales, el sentido de sus habitantes, la calidez de su gente. Por ello, estamos seguros de afirmar que nuestra vocación de apoyar la promoción y difusión turística de nuestro distrito dará resultado y hoy usted también empieza a colaborar con esta iniciativa de esta manera, ya que, esta guía sobre la tierra de “la fuerza y el encanto turístico”, no solo trata de relatar todas las grandezas pasadas y presentes, su belleza, sus costumbres típicas, sino que fundamentalmente se interesa por la vida cotidiana y sufrida del hombre del pueblo. “Por lo tanto, esto es un esfuerzo para conocernos mas, porque poco se puede realmente amar lo que poco se conoce”. Abel Chichipe Guablocho

6. MAGDALENA GUÍA ETNOARQUEOLÓGICA Y TURÍSTICA 2013 Abel Chichipe Guablocho 5

7. MAGDALENA GUÍA ETNOARQUEOLÓGICA Y TURÍSTICA 2013 Abel Chichipe Guablocho 6 MAGDALENA: “LA FUERZA Y EL ENCANTO TURISTICO” DATOS BASICOS El distrito de Magdalena es uno de los veintiún distritos de la Provincia de Chachapoyas, ubicada en el Departamento de Amazonas, en el norte del Perú. El distrito de tan sólo 135,47 km², tiene una población estimada mayor a 880 habitantes (censo 2007). Su capital es el centro poblado de Magdalena. Magdalena está ubicado donde la montaña baja hacia las orillas del Río Utcubamba. Localizada a unos 1800 metros sobre el nivel del mar, por lo que tiene un clima templado donde se producen cultivos.Magdalena ofrece varios lugares atractivos para turistas como los restos arqueológicos de Macro, Machupirca, Tella y cavernas de Shihual. También destaca la plaza en el centro del pueblo. Pero no debemos olvidarnos del cerro Cosharan, que muestra el misticismo que también es realidad o lo fue en su época para nuestra tierra. Limita al norte con el distrito de Levanto y el distrito de San Isidro de Maino, al este con la provincia de Rodríguez de Mendoza, al sur con

8. MAGDALENA GUÍA ETNOARQUEOLÓGICA Y TURÍSTICA 2013 Abel Chichipe Guablocho 7 el distrito de La Jalca y al oeste con la provincia de Luyajunto al rio Utcubamba. Las fiestas patronales de la capital Magdalena se celebran del 22 al 25 de Julio. Como comidas típicas se conoce el sancochado, el mote, el chocho, el Locro de Mote pelado y el cuy con papas entre otros. Magdalena es la sede de la parroquia de Magdalena que es atendido por un Sacerdote de la Diócesis de Chachapoyas. Anexos, caseríos y lugares más notables del distrito de Magdalena  Magdalena  Chosayacu  Condechaca  Oncecha  Huilllin  Chillca  Cangall  Luin  Gacay  Shahuante  Penca Pampa  Cuyapina  Limón  Yurac Yacu  Agua Loca  Ajingopampa  Cuchapampa  Parsul  Alanya  Cuchipia  Paguana  Llaumote  Laumal  Cosharan  Sahual  Lluycunga  Gosgarrillan  Gupis  Chillo  Desengaño  Cedropampa  Quilcalon  Nogal Pampa La mayoría de los pueblos y caseríos del Distrito de Magdalena están ubicados en la montaña, algunos también están a orillas del Río Utcubamba.

9. MAGDALENA GUÍA ETNOARQUEOLÓGICA Y TURÍSTICA 2013 Abel Chichipe Guablocho 8 En conformidad a las estudios realizados podemos decir que: «el macizo de Magdalena se ubica en el flanco oriental del valle del Utcubamba, en el distrito del mismo nombre en la provincia de Chachapoyas, en el departamento de Amazonas, en las coordenadas UTM aproximadamente de 9´300,000 N y 180,000, y que el ambiente es templado con lluvias una parte del año, la vegetación es de matorrales y estepas y predomina la agricultura y que constituye la más importante del área con un desarrollo total de 569 m(Morales, 2004). FORMAS DE ACCESO: En automóvil: de Chachapoyas se toma un taxi interurbano con ruta hacia el distrito de Magdalena. Toma aproximadamente 45 minutos. A Pie: De Chachapoyas por parte del capacñan, el mismo que pasa por Collacruz, Levanto, Condechaca, y luego se sube por carretera a Magdalena. Tiempo aproximado de 5 horas.

10. MAGDALENA GUÍA ETNOARQUEOLÓGICA Y TURÍSTICA 2013 Abel Chichipe Guablocho 9 A Caballo: se sigue la misma ruta de A pie. ACTIVIDAD PRINCIPAL: No cuenta con una sola actividad principal de la que se sustenta económicamente, pero su gente concentra sus actividades mayoritariamente en la agricultura, además del cultivo y comercio de la Taya, producto bandera del distrito a nivel provincial y regional.

11. MAGDALENA GUÍA ETNOARQUEOLÓGICA Y TURÍSTICA 2013 Abel Chichipe Guablocho 10 VISION GENERAL DE LA HISTORIA LOCAL Para comprender mejor sobre la historia de los descendientes de los Purumllacta, debemos tener en cuenta que juntamente con la descendencia de Macro, Tella y Machupirca, éramos parte del gran reino Chachapoya; por ello haremos un breve repaso sobre el gran reino chacha. LOS CHACHAPOYA Los Chachapoya desarrollaron su cultura en los Andes Amazónicos norteños. El territorio comprendía un espacio triangular, que cubría, en resumen, espacios situados en el tercio meridional del departamento de Amazonas así como sectores altos de los departamentos de San Martín y aún de Huánuco; a lo que habría que agregar la porción extremo oriental del departamento de La Libertad. El Inca Garcilaso de la Vega (1609) señala que el territorio de los Chachapoya era tan extenso que “pudiéramos llamarlo reino, porque tiene más de cincuenta leguas de largo por veinte de ancho”.

12. MAGDALENA GUÍA ETNOARQUEOLÓGICA Y TURÍSTICA 2013 Abel Chichipe Guablocho 11 Los incas, luego 132 años de lucha entre 1400 y 1532 trataron de incorporar a los Chachapoya al Incario, y cuando lo lograron, construyeron en el territorio de estos últimos sus centros de administración y culto, trasladando sus propios patrones arquitectónicos. Tal es el caso de las ruinas de Cochabamba en el distrito de Leimebamba. En cuanto a la cerámica, la legada por los Chachapoya no alcanzó el alto nivel artístico - artesanal de la alfarería Mochica o Nazca. Sus recipientes fueron decorados frecuentemente con motivos acordonados tratados con la técnica del pastillaje. En lo que se refiere al arte textil, se dispone de suntuosas telas como las extraídas de los mausoleos de la Laguna de las Momias, o las procedentes del Pisuncho, en las proximidades de Pajatén, y hoy en Piás. Las últimas fueron las primeras prendas textiles monumentales Chachapoya dadas a conocer (Kauffmann Doig 1987b). Los Chachapoya nos han legado también valiosos testimonios de pintura mural, como la soberbia muestra presente en San Antonio, provincia de Luya, que escenifica una danza ritual de parejas asidas de la mano (Kauffmann Doig y Ligabue 2003). Llegada de los primeros españoles a la tierra de los chacha Desde la entrada de Francisco Pizarro a Cajamarca, la captura de Atahualpa, el reparto fabuloso del rescate, el proceso y muerte del inca; es decir entre noviembre de 1532 y julio de 1533; representantes de diversos reinos enemigos de los incas visitaron a Pizarro, a quien veían como un vengador justiciero de las afrentas recibidas de los incas en sus guerras de conquistas; ofreciéndole su apoyo. Entre ellos, varios mensajeros chachas se entrevistaron con Pizarro, destacando el curaca Huamán.

13. MAGDALENA GUÍA ETNOARQUEOLÓGICA Y TURÍSTICA 2013 Abel Chichipe Guablocho 12 A mediados de 1535, en Lima, el gobernador Francisco Pizarro dio al capitán Alonso de Alvarado entrada a los Chachapoyas. Con la autorización, Alvarado partió a la primera exploración con sus compañeros, mas 3 peones y 4 jinetes. Los mas allegados a él fueron Alonso de Chávez, Francisco de fuentes, Juan Sánchez, AgustínDíaz, Juan Pérez de Guevara, Diego Díaz y otro soldado cuyo nombre no se conserva. Partieron de Trujillo, pasaron por el rio Marañón y llegaron a Cochabamba en Leimebamba. Fueron recibidos por el curaca Huamán, quien lo ofreció alianza a Pizarro y se hallaba acompañado por los jefes Chachapoyas, Suta y Chuquipiundu. Fueron obsequiados con un cajón repleto de oro y dos llenos de plata, en medio de gran fiesta, música, baile y alegría. Lo que dividió a mucha gente que para asegurar su vida y bienes se ahuyentaron y fueron a vivir a lugares más lejanos. Alvarado continuó su camino por el capacñan hasta Levanto, donde permaneció 30 días, luego dio cuenta a Pizarro quien le faculto no solo entrar a tierras chachas sino apoderarse de los regalos. A fines de 1535, la segunda expedición paso por Cochabamba y junto al curaca Huamán llego a la Jalca, viajando el jefe blanco a caballo y el cobrizo en Hamaca. Huamán dividió a los indios del lugar y de las poblaciones vecinas para el reparto de encomiendas. A Alonso de Alvarado le tocaron los naturales de Kuélap, Cochabamba, Leimebamba, Pausa marca y chilchos. Agradecido Alvarado le dio a Huamán el cargo de Curaca principal de los chachas que ejerció hasta su muerte en 1551.

14. MAGDALENA GUÍA ETNOARQUEOLÓGICA Y TURÍSTICA 2013 Abel Chichipe Guablocho 13 En la tercera expedición Alvarado encontró el pueblo en desacuerdo con ellos y enviaron mensajeros en son de paz y religión, mientras que los indios les rodearon. En cambio el curaca Huayamamil depuso las armas y fue matado. Otras tribus chachas se alzaron contra los intrusos a quienes calificaron de ladrones y prendiendo fuego al pasto en Quita ahuyentaron a los jinetes y los vencieron, luego Alonso de Alvarado definió esta batalla y continuo hasta Longua, Charrasmal, Gomara y Coxgon o Cocax, pero al tropezar con mucha resistencia suspendió su exploración “por ser la tierra doblada y la gente valerosa”. Fue entonces en 1536, que Alonso de Alvarado para consolidar su posición fundo el Levanto la ciudad de “San Juan de la frontera de los Chachapoyas” Por la rebelión de Manco Inca tuvo que ir a Lima, pero volvió a fundar la ciudad en la Xalca, señorío del cacique Cuta (Zuta). Se instalo el primer cabildo. Nueve días después trasladaron la ciudad a Levanto donde permaneció 6 años. Luego de un trámite ante el concejo de indias se traslado al lugar que actualmente ocupa.

15. MAGDALENA GUÍA ETNOARQUEOLÓGICA Y TURÍSTICA 2013 Abel Chichipe Guablocho 14 BREVE RESUMENDE LA HISTORIA DEL DISTRITO DE MAGDALENA El distrito de Magdalena es de origen colonial, pero tiene raíces ancestrales de los Chachapoya y para su conformación se congregó a varios grupos humanos o ayllus, quienes habitaban en las alturas que eran los sitios donde vivieron hasta poco después de la llegada de los españoles. El contingente nativo procedió principalmente de los sitios de Macro, Machupirca, Tella, Gupje, Plaza pampa, Minzot y condechaca, los cuales actualmente guardan restos arqueológicos testimonio de esas poblaciones prehispánicas. El clima templado permite cultivar desde la antigüedad hasta hoy variedad de productos agrícolas como yuca, caña, frejoles, maíz y otros frutos nativos. La Dra. Maritza Revilla Bueloth sustenta que los recursos arqueológicos de Magdalena se corresponden con la cultura de los Chachapoya del periodo intermedio tardío (entre los años 900 a 1470 DC). Y sabemos que desde épocas prehispánicas, los chachas se hallaban distribuidos en curacazgos o ayllus. En la zona de Magdalena estos ayllus o pequeños asentamientos humanos eran principalmente los macro, y Machupirca. Quienes, junto con los Ollape, Llahuantus, Olán y otros pertenecían organizativamente a Kuélap, donde era su lugar de reunión, defensa y culto (según teorías diversas). Sin embargo, desde que los incas pretendieran dominar nuestro territorio, fueron llevados muchos soldados a librar batallas, quedando así en los ayllus mujeres, niños y ancianos. Finalmente, cuando los incas lograron invadir el territorio Chachapoya, muchos fueron llevados a vivir en lugares más organizados como el de Cochabamba en Leimebamba, que eran centros de administración y culto tal como lo fuera Kuélap en su momento y muy bien utilizada.

16. MAGDALENA GUÍA ETNOARQUEOLÓGICA Y TURÍSTICA 2013 Abel Chichipe Guablocho 15 Pero, de acuerdo a los hallazgos arqueológicos realizados en varios lugares estratégicos de magdalena y en cuevas subterráneas como las de Shihual que al parecer fue morada de los muertos de los antiguos Macro y Tella, se observa que la antigüedad de ellos no retrocede sino hasta el Período Intermedio Tardío (1000 a 1500 d.C.) cuando en Amazonas se encontraban en pleno apogeo los grupos humanos Chachapoya y Chilcho, no habiéndose encontrado restos que sean más antiguos a los señalados. Es decir, no hemos distinguido en ningún caso vestigios que pudiesen corresponder al Horizonte Medio (500 a 1000 d.C.) o al Formativo(1600 a 400 a.C.) por ejemplo. ¿Túpac Inca Yupanqui Llegó a Macro? Desde la antigüedad han existido crónicas y escritos que manifiestan los hechos que ocurrieron con la llegada y el paso conquistador del Inca Túpac Yupanqui. Según las investigaciones de Gates, manifiesta en uno de sus escritos que en las crónicas de los primeros mestizos, llámese Huamán poma de Ayala y Garcilaso de la vega, o como quiera que fueren los mismos según algunas teorías, hay indicios que hacen pensar de la conquista del inca hacia los rebeldes de macro, zuta y Kuélap. Así se puede manifestar también en las recopilaciones de Garcilaso y la adaptación que hicieron para dar un origen al canal incaico de Levanto: El Inca Túpac Yupanqui en la conquista de los Chachapoya, después de derrotar a los pueblos de Zuta, Macro, Condechaca y Kuélap llegó a Levanto; y allí conoció a la hija del curaca Lóloc”...

17. MAGDALENA GUÍA ETNOARQUEOLÓGICA Y TURÍSTICA 2013 Abel Chichipe Guablocho 16 Ya en la época colonial, cuando los españoles pretendieran apoderarse del imperio incaico, los que habitaban en el territorio Chachapoya fueron llevados en contingentes de soldados para pelear en las batallas, mucha gente volvió a ser disminuida. Sin embargo, cuando Pizarro en 1533 aprovechando la división de la guerra civil entre Huáscar y Atahualpa, lograra invadir Perú, algunos curacas, como el curaca Huamán ofrecieron lealtad a Pizarro a fin de definir la muerte del líder incaico por dominarlos mas antes de una manera humillante. Ya posteriormente en 1535, cuando Alonso de Alvarado empezara su exploración codiciosa por tierras Chachapoyas en busca de rastros del dorado y junto a su contingente de jinetes y soldados, llego a las zonas de la Xalca y Llahuantu donde fueron bien recibidos por los curacas. Por consiguiente, el hecho de que la comitiva española pasara por el Capacñan, que forma parte de ella la zona del camino empedrado que pasa por sobre la población actual por Mollepata, Alanya y Kajshe, para llegar a Levanto conlleva a mencionar que los últimos habitantes que quedaron rebeldes en Macro y Machupirca, se vieran disminuidos por el temor de un nuevo ataque y la división de la gente ante el poyo de sus lideres, estos subieron a Tella. Esto se puede comprobar, ya que en ese lugar existen murallas de igual modelo pero donde se diseñaron casas con ventanas y numbrales de madera para su apoyo, lo que no sucede con las construcciones más antiguas de la zona; por lo que se afirma que Tella podría ser una construcción habitacional ligeramente menor a los de Macro y Machupirca.

18. MAGDALENA GUÍA ETNOARQUEOLÓGICA Y TURÍSTICA 2013 Abel Chichipe Guablocho 17 Ya por el año 1536 en el primer semestre y cuando los españoles, ya establecidos en Chachapoyas con una capital fundada, aunque no aun en el lugar actual e implementaran políticas de reunión de pobladores llamada “las reducciones” para implantarles una nueva educación, religión y cultura y dentro de sus estrategias estaría el destruir los lugares de vivienda de los ayllus así como macro, Tella y todos los demás curacazgos vecinos incluidos Kuélap, Ollape (xalcas), Yálape y otros; muchos indígenas, entre ellos los de las zonas del distrito actual mencionados, tuvieron que escapar con su forma de vida hacia partes menos accesibles. Es así como se infiere la formación de los Purumllacta, descendientes unos y contemporáneos otros, netos de los macro, Machupirca y Tella. Siempre conservadores de las costumbres Chachapoya; tal como lo podemos comprobar al observar las construcciones, las formas de vida, cerámica, patrones funerarios y otros aspectos relevantes que forman parte de los restos encontrados en macro, Tella y Purumllacta. Este ultimo que fueran casi contemporáneos a los Macro y Machupirca, pero que habrían vivido de forma estable sin perjuicio de invasión. Y que forman parte del patrimonio de Magdalena. Purumllacta era como un lugar mejor a comparación de los que habían escapado del peligro hasta Tiñín (donde también hay indicios de existencia de vida antepasada; chacra de Javier Cruz Chichipe), las cuevas yuya y minzot. Donde el otro peligro era el excesivo frio del invierno y casi todo el tiempo. Pero algunos de los de Purumllacta descendieron por cortísimo tiempo hacia Tolpín. Posteriormente cuando la situación en el ámbito político de la vida colonial de Chachapoyas ya estaba “cambiando a pañales nuevos” y no había peligro, los Purumllacta tuvieron que buscar un mejor lugar para

19. MAGDALENA GUÍA ETNOARQUEOLÓGICA Y TURÍSTICA 2013 Abel Chichipe Guablocho 18 vivir y así salir de ese lugar muy escarpado y sin condiciones de extensión. Además se estaban por caer en dominios de levanto, sin mencionar que ya estaban otros casi bajo los dominios de la Jalca que así lo llamaban ya para ese entonces. Para esto tuvieron que descender nuevamente hacia shoplón, parte baja de lo que es actualmente el pueblo de magdalena. Aquí se toparon con otros grupos de familias como los taumachos o Taomas quienes eran como descendientes directos de macro y Machupirca. Los taumachos no les permitieron establecerse en su territorio, pues estaban cerca al rio y se dice que temían que en un enfrentamiento fueran empujados hacia el. Por ello luego de muchas disputas este grupo se tuvo que dividir y tuvieron que ir a vivir cerca de las fuentes de agua. Mientras algunos se distribuyeron sin descender, hacia, Llaumute, Ellos, divididos ya, para no quitarse el agua, se asentaron en los alrededores de los pozos de Juliana yacu, Galljo y los pozos de Patilla que significa “camino de principio a Tella”, Condechaca y Oncecha. Se dice que mientras esto sucedía, se encontró una imagen humana muy hermosa cerca a Campanero por lo que la llamaron “mayuloto” que quiere decir “Flor al costado del rio”. Esta imagen (aunque otros afirman que ya existió desde el incidente con el cura en Despoblado) pasó a ser centro de atracción y veneración para los lugareños que hasta entonces ya habían entablado amistad con los taumachos y además se tuvieron que adaptar a las nuevas practicas religiosas de la religión católica. Luego de muchos años, cuando el concejo de Chachapoyas ordenado por el gobierno republicano decidiera, para una mejor administración, establecer otros cabildos y concejos distritales bajo su mandato en esta zona de la región nororiental del Marañón, se organizo el cabildo de la jalca grande el cual estableció en su territorio a toda esta zona, quedando así los caseríos del lugar como anexo de la Jalca.

20. MAGDALENA GUÍA ETNOARQUEOLÓGICA Y TURÍSTICA 2013 Abel Chichipe Guablocho 19 Mientras tanto, el cabildo de la jalca tenía que organizarse territorialmente y convocó a un procurador (persona que velaba por la seguridad y el orden en nombre del estado; hoy la contraloría o gobernación) que visitaba constantemente los caseríos y sus límites. Fue ahí cuando al enterarse de la existencia de la imagen virginal le puso el nombre de María Magdalena, de acuerdo al calendario y la fecha de su hallazgo. Esto llego a ser motivo de festividad la misma que convocó a todos los lugareños que ya estaban reunidos mayoritariamente en Chillo, Oncecha y la hacienda de Condechaca, acordaron reunirse periódicamente en el mismo lugar de su hallazgo para hacer fiesta. De esta manera se empezó a poblar esta parte muy lenta y discreta pero de manera desordenada. El párroco de la jalca que también empezaba por este motivo a evangelizar a este lugar, hizo construir en 1898 una capilla en Chinchinpampa (lugar donde se encuentra hoy la plaza mayor). Así el nuevo lugar se llamó Magdalena e hicieron nueva fiesta con la imagen pagando religiosamente con votos de panes, carnes y frutos, de alguna manera influenciados por la costumbre de la Jalca.

21. MAGDALENA GUÍA ETNOARQUEOLÓGICA Y TURÍSTICA 2013 Abel Chichipe Guablocho 20 El Paso De Raimondi Por Magdalena Se tiene conocimiento también que personaje importante que hizo presencia en la zona fue nada menos que el sabio“Antonio Raimondi quien transitó a inmediaciones de la caverna de Shihual sin llegar a ella, pues sólo pasó por el camino real que comunica Chachapoyas con el pueblo de Suta y Magdalena. Raimondi después de cruzar el puente tradicional de Condechaca se trasladó al pueblo de La Magdalena sin incursionar a la caverna. Por eso menciona que «el valle de Condechaca es bastante estrecho, pero sus terrenos están bien cultivados, de modo que vistos de punto elevado ofrecen bonito aspecto» (Raimondi, 1905: 258)”. Es decir que Raimondi sólo pasó por el camino real que justamente se extiende por la parte alta de la margen derecha del río Utcubamba (Mollepata, Alanya y Kajshe). De allí observó el pequeño valle de Condechaca o Yuya, que es la cuenca donde se encuentra la caverna, pero no llegó a ésta, pese que él tenía conocimiento de la importancia de las cavernas porque ya había visitado similares formaciones en otros lugares fuera de la región de Amazonas. “En suma, de su periplo efectuado entre la ciudad de Chachapoyas y el pueblo de La Magdalena para dirigirse a Kuélap, sólo dejó algunas notas escuetas. Consignó distancias entre los puntos que tocó y anotó algunos aspectos del paisaje local”.(…) Posteriormente, doña Ciriaca cruz, y sus hijos, y con ellos don Juan Culqui, Victoria Valle Lozano y otros convencidos por don Matías Guablocho Culqui, hermano de la madre de Manuel Glorioso Guablocho Aliaga; vinieron de la Jalca a vivir en este territorio que ofrecía oportunidades, y con la condición de anexo que fuera en ese entonces se vio que se tenía que formar un nuevo distrito.

22. MAGDALENA GUÍA ETNOARQUEOLÓGICA Y TURÍSTICA 2013 Abel Chichipe Guablocho 21 A esta causa también se unieron los descendientes netos de los primeros dueños de la hacienda de Condechaca: Arturo Mesía, padre de Julio Mesía, Hildebrando Mesía yAlberto Mesía. Fue entonces en una reunión con los principales primeros pobladores y cabecillas: Matías Guablocho, Tereso Guablocho, Arturo Mesía, Juan José Guablocho, Elías Tauma, Dorila y Cupertino Tauma; que acordaron independizarse para ser un distrito más de la provincia de Chachapoyas y designaron apoyar al “más malacho” don Matías Guablocho Culqui, quien era el agente municipal designado por el gobierno local de la Jalca para ese tiempo. Desde entonces se iniciaron las gestiones ante las entidades regionales pertinentes quienes a su vez elevaron las gestiones ante el congreso en 1932 para que varios anexos que quisieran convertirse en distrito y reunieran las características lo hicieran así. Y en 1933, lograron que el entonces presidente de la república don Óscar R. Benavides promulgara la Ley Nº 7877 con fecha del 03 de noviembre de ese mismo año. Aquí presentamos un retazo de la Ley Nº 7877, ley que creó y organizó varios distritos Chachapoyas, con ayuda de las gestiones de don Pedro Quiroz. Ley Nº 7877 EL PRESIDENTE DE LA REPUBLICA Por cuanto: el congreso constituyente ha dado la ley siguiente: (…) Art. 5o.- Créase en la provincia de Chachapoyas, el Distrito de Magdalena, que tendrá como capital el pueblo de Magdalena y se compondrá de los caseríos de Magdalena, el Chillo y Condechaca.

23. MAGDALENA GUÍA ETNOARQUEOLÓGICA Y TURÍSTICA 2013 Abel Chichipe Guablocho 22 Art. 6o.- Los limites del nuevo distrito estarán constituidos por los limites de los caseríos que lo componen. (…) Casa del congreso, en Lima, a los 30 días del mes de Setiembre de 1933. Clemente J. Revilla, Presidente del congreso… Al Sr. Presidente Constitucional de la República. Por tanto: mando se publique y se circule. Dado en la casa de Gobierno, en Lima, a los 3 días del mes de Noviembre de 1933. O.R. BENAVIDES- Jorge Prado. (…) Pronto, factores como religión, geografía y clima hicieron salir de la hacienda de Condechaca de propiedad de ese entonces cuando era diputado de la república aproximadamente entre 1948 y 1950 don Pedro Quiroz; a don José Santos Chichipe Pérez en compañía de sus hijos Francisco, Otoniel, Silverio; y su esposa Rufina Chávez, salieron a doblar la población del nuevo distrito que hasta entonces ya eran 130 los comuneros que se contaban en las faenas y mingas. También vinieron de ahí don José Gómez, don Pedro Chávez, don Teodosio Chávez, Casiano Barrera y otros con sus respectivas familias. Además de Gupje y Gacay vinieron a establecerse Doña Agustina Chávez Guablocho y su esposo Eloy Torrejon Cueva al que apodaron de “rajcha” por su forma de hablar. De Levanto llego Teobaldo Inga de Levanto, padre de don Filiberto Inga Tauma y suegro de Dorila Tauma y otros, con sus respectivas familias. De Llactapampa llegaron Don santos Cruz y su familia a formar también parte del pueblo.

24. MAGDALENA GUÍA ETNOARQUEOLÓGICA Y TURÍSTICA 2013 Abel Chichipe Guablocho 23 El 18 de Marzo de 1961 fue reconocida oficialmente como “Comunidad Campesina” mediante Resolución Suprema No 036 por gestiones del entonces Gestor Comunal Miguel Ángel Zuta Trauco ante el Ministerio de Comunidades, oficialmente llamada: Dirección General de Comunidades Campesinas. Muy posteriormente, entre 1987 y 1989, cuando fuera alcalde don Santiago Ruiz, se logró obtener agua hasta las casas y también se logró construir el notable muro de contención frente a la casa de doña María Chávez y don Rafael Alvarado. Con don Vicente Tauma, se construyó el nuevo local del Concejo Distrital, en el mismo lugar que le reemplaza hoy el moderno edificio. Así se formó magdalena, descendencia de los Macro y Tella; y los Taumachos o Taomas, con herencia Chachapoya por cuanto son los descendientes históricos de los pobladores ancestrales que habrían usado la caverna y que habitaron los territorios del entorno inmediato. Es por eso que en nuestra población existen lazos familiares muy antiguos y extensos como son lo originarios TAUMA, CRUZ Y GUABLOCHO, (Cruz: frutos de doña Purificacion, mestiza jalquina), Cabañas, y Culqui mayoritariamente. Descendientes tomasinos como los Chichipe; Los Chávez de Levanto; y otros reconocidos esencialmente por que no tienen origen conocido pero que le ponen corazón a todo lo que hacen para forjar un pueblo mejor para sus hijos.

25. MAGDALENA GUÍA ETNOARQUEOLÓGICA Y TURÍSTICA 2013 Abel Chichipe Guablocho 24 Entre los padres del pueblo dignos de mencionar y recordar en nuestro relato biográfico entonces figuran don Matías Guablocho, Elías Tauma, Juan Tauma, Manuel Glorioso, Guablocho, Vicente Tauma, Filiberto Inga, Juan Culqui, José Santos Chichipe y sus hijos aun vivientes, Santiago Ruiz, Los Mesia: Poderosos Dueños ancestrales del Gran Fundo Condechaca, y todos los demás personajes que nos guiaron desde la conformación del distrito hasta nuestros días. Estos son hombre dignos de respeto y agradecimiento ya que gracias a la línea de dirección que nos brinda un concejo distrital, estamos forjando líderes que sucederán a estos para el mañana.

26. MAGDALENA GUÍA ETNOARQUEOLÓGICA Y TURÍSTICA 2013 Abel Chichipe Guablocho 25 RECURSOS TURISTICOS Se hicieron observaciones y registros in situ de los recursos arqueológicos de Macro, Tella, Shihual y Machupirca y se comparó con aquellos ya bien conocidos de la provincia de Chachapoyas. Macro manifiesta una arquitectura de plataformas circulares con algunas estructuras decoradas con frisos romboidales típicos de la cultura de los Chachapoya. Las cavernas de Shihual muestran improntas de piedra, fragmentos de cerámica y osamentas humanas comparables a las de las cuevas de Hatumpamba, provincia de Bongará y del Carnero, provincia de Luya. En Tella se identifican recintos arquitectónicos de forma circular lo mismo que en Machupirca. El pongo Shihual es una pequeña caída de agua cristalina y está asociado a la caverna Shihual.

27. MAGDALENA GUÍA ETNOARQUEOLÓGICA Y TURÍSTICA 2013 Abel Chichipe Guablocho 26 RECURSOS TURISTICOS ARQUEOLOGICOS MACRO Es un conjunto de arquitectura habitacional prehispánico ubicado aproximadamente a 40 minutos del distrito de Magdalena, yendo por un camino de herradura. Esta asentada sobre una pendiente abrupta y está constituida por plataformas que soportan una serie de estructuras de forma circular cuyos materiales constructivos fueron las piedras calizas unidas con argamasa de barro. Algunas estructuras están adornadas con frisos romboidales característicos a la cultura Chachapoya y por su regular estado de conservación, se considera uno de los sitios arqueológicos más importantes del distrito de Magdalena y la región Amazonas. Las técnicas de construcción utilizadas son característicos a otros sitios arqueológicos de Amazonas, como Yálape (Levanto), Chipuric (Lonya Chico). Se dice que el lugar de entierro de sus muertos fueron las cavernas de Shihual, siguiendo así el patrón funerario de los antiguos Chachapoya. Otro recorrido para llegar a macro es el mismo que se inicia tomando un huaro, con el objetivo de cruzar el río Utcubamba, luego se camina por un sendero inclinado por espacio de 1 hora. Durante el ascenso se aprecia campos de cultivo que forman parte de la belleza paisajística del valle del

28. MAGDALENA GUÍA ETNOARQUEOLÓGICA Y TURÍSTICA 2013 Abel Chichipe Guablocho 27 Utcubamba. Entre los principales productos que se siembran en el lugar son la papa, caña de azúcar, naranjo, limón, entre otras especies. Este recinto arqueológico esta conformado por edificaciones de forma semicircular, emplazadas sobre una pendiente, esto evidencia un claro ejemplo del patrón de establecimiento de la cultura Chachapoyas, estas plataformas fueron construidas con bloques de piedra caliza, dispuestos en hiladas horizontales ajuntados con barro y otras piedras de menos tamaño. Ellas sirvieron para lograr espacios planos en el fuerte declive del lugar, de modo que sobre ellas se pudiesen erigir sus viviendas. También se observa que algunas estructuras aún conservan aleros hechos de laja, que sirven de división entre las bases y los muros; además sirvió para proteger a los cimientos. En sus muros, es posible observar decoración de frisos en forma romboidal y en zigzag. A diferencia de otras edificaciones construidas por los pobladores de Chachapoyas, Macro es un Complejo con una ruta más sencilla para el visitante ya que puede llegarse hasta cerca 8 kilómetros de él a través de transporte público para proseguir con una caminata de aproximadamente 8 kilómetros de un promedio de una hora hasta el lugar. El Complejo Arqueológico de Macro, también llamado Torres de Macro, es en sí un conjunto habitacional está construido sobre una pendiente de un espolón rugoso. Se cree que la ubicación en alturas de difícil acceso de la mayoría de las construcciones Chachapoyas responde a intereses defensivos, aunque también podrían responder a puntos territoriales óptimos para la obtención y conservación de intereses primarios, un

29. MAGDALENA GUÍA ETNOARQUEOLÓGICA Y TURÍSTICA 2013 Abel Chichipe Guablocho 28 lugar en alturas, con el inconstante clima amazónico, podía, en ese sentido, prevenir posibles inundaciones de las construcciones realizadas. Las construcciones de Macro, que abarcan un promedio de tres hectáreas, son casas de base circular con motivos romboides, mismo que son típicos en las manifestaciones artísticas de los Chachapoyas, tanto en arquitectura, cerámica, textiles y escultura. Las casas y torreones de macho son edificios en buenas condiciones que hasta la fecha no han sufrido ni necesitado ningún tipo de restauración. Las chocas y torreones circulares de Macro, se encuentran asentadas en plataformas escalonadas, siendo estas un total de cinco, y están construidos, como la mayoría de los edificios de estos hombres, a base de piedras y unidos con ayuda de argamasa de barro. La forma circular de las casas no tiene aún una explicación confirmada, pero se cree, que al igual que los restos arquitectónicos de Kuélap y otros vestigios de esta cultura, que responden a sus creencias astronómicas. Se cree que en Macro, se albergó a al menos unas cien personas Chachapoyas. A nivel ornamental podemos observar en estos edificios frisos de formas romboides que aluden a sus deidades animales, en este caso al puma, aunque más en específico el ojo de este animal, también hay presencia de formas zigzagueantes que responderían a su fervor por otra deidad animal: la serpiente. La presencia de estos elementos de simbolización religiosa pueden simbolizar tanto la devoción como la protección de la deidad para

30. MAGDALENA GUÍA ETNOARQUEOLÓGICA Y TURÍSTICA 2013 Abel Chichipe Guablocho 29 el habitante y o el pueblo custodiado. En el decorado de estas casas y torreones también podemos ver la presencia de hornacinas. SHIHUAL Es una de las 7 formaciones geológicas más representativas de la provincia de Chachapoyas, junto con Carpona, Soloco, Izcuchaca Yurumarca, Los Gavilanes, Laguna de losCóndores (Ruiz Estrada). La caverna Shihual se halla ubicada aproximadamente a 9 km del distrito de Magdalena. Para llegar a Shihual nos conducimos por un camino de herradura, recorriendo aproximadamente 2 horas en caballo y 2 horas y media a pie. Para ingresar a su interior primero se debe escalar un talud de aproximadamente 18 metros de altura. Ya en el interior se puede observar estalactitas que se desplazan desde el techo de la cueva. También se observan, fragmentos de cerámica, restos óseos humanos que en su conjunto dan muestra de que fue un lugar de sepultura. Cabe mencionar que en este lugar han existido investigaciones hechas por reconocidos arqueólogos. Uno de ellos es Ruiz Estrada. A

31. MAGDALENA GUÍA ETNOARQUEOLÓGICA Y TURÍSTICA 2013 Abel Chichipe Guablocho 30 continuación presentamos una fiel recopilación de la publicación hecha por la UNMSM. Ubicación y ambiente Shihual se encuentra ubicado en el distrito de Magdalena, provincia de Chachapoyas, de la región de Amazonas. Para acceder a la caverna uno asciende casi en esa dirección pero más al sur de ese centro arqueológico, punto de donde se toma un camino peatonal que luego de trasponer la cumbre de Cocharan, desciende abruptamente a la cuenca del río Yuya a cuyas orillas se encuentra la caverna. Antecedentes Entre los estudiosos que estuvieron por la zona donde se ubica Shihual, debemos mencionar al general francés Louis Langlois y Raimondi (…) Corresponde al investigador alemán Peter Lerche el haber mencionadoa la caverna, expresando que la exploró en sólo un sector, y publicó una foto a color referida a la entrada de la caverna (Lerche, 1996). Aparte de esta cita, no hemos podido encontrar datos que nos sirvan para contrastar nuestras apreciaciones. El año 2003 en Shihual, la expedición espeleológica Pucará conformada por especialistas peruanos y franceses entre los que figuran el ingeniero geólogo Carlos Morales Bermúdez y el hidrólogo Jean Loup Guyot, quienes abordaron en forma sistemática el reconocimiento de esta

32. MAGDALENA GUÍA ETNOARQUEOLÓGICA Y TURÍSTICA 2013 Abel Chichipe Guablocho 31 caverna. Publicaron un plano minucioso que nos permite tener un claro conocimiento de su naturaleza y dimensiones reales. La exploración Viajamos a la caverna acompañados por el señor Otoniel Chichipe, natural del distrito de Magdalena, conocedor del patrimonio de su distrito, quien nos apoyó como guía e informante de la ruta de acceso al sitio. Igualmente lo hizo Rigoberto Vargas, guía de Kuélap y su entorno, así como Samuel Vargas quien pesea su corta edad, ocho años, rastreaba en el camino las huellas de la pisada de los animales del monte o del ganado doméstico, que los identificaba con facilidad. La exploración se facilitó con linternas y sogas para desplazarnos bajo tierra y tener acceso a la caverna, cuya entrada se encuentra varios metros encima de la orilla del río. Sin embargo, nuestro recorrido ha sido parcial debido a la presenciade abismos interiores a los que sólo se puede salvar con arneses de mayor seguridad y equipos de iluminación de mayor potencia. Significado del nombre No podemos estar seguros sobre el significado de la palabra nativa Shihual, pero nos atrevemos a pensar que probablemente es un término que proviene del antiguo idioma Chachapoya, sobre todo por la terminación «al», la cual apareja con muchos topónimos de la zona que terminan en «al» como Solmal, Puemal, Yumal, Gajmal y también Ocol, Huayambol, Shocol que se le asemejan por su terminación en «l». Shihual es un término usado en el medio rural chachapoyano para referirse a un terreno donde existen retoños de monte antiguo. La empinada ladera por donde se desciende hacia la caverna no es utilizada para la agricultura, de modo que resulta ser como una shihua con vegetación sólo de arbustos.

33. MAGDALENA GUÍA ETNOARQUEOLÓGICA Y TURÍSTICA 2013 Abel Chichipe Guablocho 32 Tal vez esta circunstancia sirvió para que se diese ese nombre a la caverna. Espeleografia Shihual se encuentra al fondo del profundo abismo de la cuenca del río Yuya, más o menos en dirección a la cumbre de Tella, pero próximo a la orilla izquierda del río. La boca de la caverna, que mira hacia el lado este, se ubica a unos diez metros de altura sobre el nivel de la orilla del río, de modo que para alcanzarla es necesario trepar por unas grietas. Luego de salvar dicho obstáculo y casi alineado con el mismo talud de la caverna aparece un muro curvo de cincuenta centímetros de ancho y menos de un metro de altura, hecho de piedra y barro que corre paralelo al farallón rocoso y se lo utiliza como acceso a la caverna. Tanto en la boca como en el primer tramo aparecen varias rocas enormes desprendidas de la misma caverna hace bastante tiempo. Luego se desciende por un tramo de unos veinte metros hasta encontrar el vestíbulo de las columnas que son formaciones estalagmíticas petrificadas entre el techo y el piso. Esta enorme galería a la que denominamos como «Galería de las Columnas» da acceso, siempre en descenso y a una distancia de ochenta y cinco o noventa metros, a partir de la entrada de la caverna,

34. MAGDALENA GUÍA ETNOARQUEOLÓGICA Y TURÍSTICA 2013 Abel Chichipe Guablocho 33 hasta un abismo de unos quince metros, punto hasta el cual llegamos sin dificultad, pero que para transponerlo habríamos requerido de arneses, por lo cual no topamos el fondo de la caverna. Sin embargo, en este lugar de la caverna uno se encuentra a un nivel más profundo que el cauce del río Yuya. De otro lado, a unos veinte metros de la boca, hacia el lado izquierdo, apreciamos los restos de una pared de la cual sólo quedan los extremos laterales. Trasponiendo esta pared se accede a otra galería de menor ancho que la anterior pero de contorno abovedado y permite un desplazamiento normal. Avanzamos en esta galería unos treinta metros y nos encontramos con una pendiente de donde retornamos, debido a las molestias delos abundantes murciélagos y a la falta de equipos adecuados. Por la abundancia de estos animales decidimos bautizar a esta galería con el nombre de «Galería de los Murciélagos». Pero observando el Plano de Jean Guyot se aprecia que esta galería es la más extensa e incluso se desprenden de ella dos galerías cortas, una de las cuales hacen curva y viene a dar a la pared externa del farallón rocoso donde se abre la caverna. Una tercera galería parte de la principal pero es bastante corta. Hay que señalar, en términos generales, que la exploración de la caverna se facilita por su condición de estar seca, donde la única molestia para las personas es el olor del guano dejado por los murciélagos. Las medidas de la boca de la caverna indican un ancho de catorce metros con cincuenta centímetros y una altura de más o menos diez metros. Al interior, esas medidas son variables, alcanzando mayores alturas, lo cual permite una exploración holgada. En ningún momento hemos notado falta de oxígeno por lo cual podemos afirmar que su exploración es practicable sin riesgo, salvo el alboroto y el olor que despiden los murciélagos.

35. MAGDALENA GUÍA ETNOARQUEOLÓGICA Y TURÍSTICA 2013 Abel Chichipe Guablocho 34 Espeleoarqueología La presencia de muros de piedra tanto en el talud como en la boca de la Galería de los Murciélagos, indican claramente que el hombre antiguo la acondicionó con propósitos tal vez rituales vinculados a sus costumbres funerarias. Probablemente los restos de pared de la Galería de los Murciélagos habrían estado destinados a restringir el paso al interior y tal vez poseía un vano, hoy destruido, que obstaculizaba el ingreso. Tanto en el primer tramo como en la Galería de las Columnas, hemos observado restos óseos humanos desarticulados y esparcidos sobre el piso de la caverna. No son abundantes, pero existen huesos de personas de toda edad. Hemos detectado también, especialmente en el tramo inicial, algunos fragmentos de alfarería que por sus características corresponden a recipientes sin decoración, sencillos, de la Fase Kuélap. En este mismo sector aparece basura acumulada pero no de gran profundidad, donde algún buscador de tesoros ha intentado huaquear. Aparte de lo mencionado no hemos notado otros indicios arqueológicos como grabaciones o pinturas. Espeleobiología En este aspecto, durante la exploración de la caverna, hemos apreciado que, especialmente la Galería de los Murciélagos, está habitada en sus primeros tramos justamente por estos animales, los cuales se crían prendidos en la bóveda y las grietas de este pasaje. Obviamente, la presencia humana despierta y puede alterar la vida de estos mamíferos voladores produciéndose el ruido característico que emiten como defensa. De otro lado, se percibe un olor fuerte motivado por las deposiciones que dejan en el piso, donde han acumulado, a través del tiempo, buena cantidad de guano. Este olor, por consiguiente, causa molestia al discurrir por este sector de la caverna. Aparte de este quiróptero, no hemos notado, en esta primera exploración, la presencia

36. MAGDALENA GUÍA ETNOARQUEOLÓGICA Y TURÍSTICA 2013 Abel Chichipe Guablocho 35 de otros seres vivos, salvo los restos de excrementos de otro mamífero que al parecer puede tratarse de los majás u otro animal todavía no identificado, el cual puede estar usando la caverna como refugio. Aparte de los mencionados no hemos identificado otras especies troglofilios. Importancia espeleológica En el ámbito de los recursos espeleológicos de la región de Amazonas se debe considerar a la caverna de Shihual como una de las más importantes en la cuenca superior del valle del Utcubamba. La profundidad que ostenta y los laberintos que presenta, aunque todavía no completamente explorados, nos hace sospechar la gran extensión que debe alcanzar y que probablemente equipara a las cavernas de la provincia de Luya. El fascinante ambiente en el que se ubica, al fondo de una profunda quebrada, adyacente al torrente del río Yuya, lo convierten en una espectacular formación espeleológica apta para la investigación arqueológica y la exploración y estudio geológico. Tan solo discurrir por la empinada ladera, cortada por un camino angosto de numerosos zigzags para asomar a la caverna, depara al visitante experiencias inolvidables que se visualizan en ese ambiente de verdor tropical, de farallones abismáticos y una fauna de raros insectos. La misma caverna, cuyos antros han sido utilizados por el hombre antiguo de la zona, demuestra la atención que le pusieron, pues no otra cosa revelan los muros que allí se encuentran para acondicionar algunos espacios. Otro aspecto que confirma la presencia humana lo delatan los huesos desarticulados que bien pudieron originalmente ser parte de fardos funerarios pertenecientes a personajes que durante su existencia habrían muy probablemente residido en la cercana ciudadela arqueológica de Teya. A la luz de la exploración inicial que hemos realizado en la caverna, podemos afirmar que no fue un extenso cementerio ni un osario comunal. Debieron pues depositar allí a

37. MAGDALENA GUÍA ETNOARQUEOLÓGICA Y TURÍSTICA 2013 Abel Chichipe Guablocho 36 personajes de especial jerarquía o tal vez esos restos humanos corresponden a sacrificios destinados a sosegar los poderes de la misma caverna o de las entrañas de esas altas cumbres cuyo canal de comunicación eran precisamente las cavernas, según las creencias antiguas en el mundo andino. No es desacertado también pensar que las profundas galerías que contiene, bien pudieron servir de refugio en casos de conflicto. La defensa y conservación de Shihual es perentoria, tanto para protegerla como para proseguir las investigaciones con miras a proponer un plan de manejo con la directa participación de la comunidad local. Plano de la caverna deShihual, diseñado por BenoitLe Falher (Morales Bermúdez, 2004). Se observan las dos galerías principales que se ramifican por diversos ambientes. En la parte superior derecha se ubica el río Yuya que discurre al pie de la entrada a la caverna. El vestíbulo presenta una plataforma construida en tiempos prehispánicos que sirve para facilitar el acceso.

38. MAGDALENA GUÍA ETNOARQUEOLÓGICA Y TURÍSTICA 2013 Abel Chichipe Guablocho 37 TELLA Tella, es un conjunto de construcciones circulares, ubicadas en la parte noreste del pueblo de Magdalena y cuya arquitectura se extiende hasta las laderas de los cerros. Para tener acceso a Tella, se recorre 3 km aproximadamente partiendo de La plaza central de Magdalena, recorriendo aproximadamente una hora y media por un camino de herradura. Este lugar también muestra la conexión que hubo con los Chachapoya quienes ubicaban sus construcciones en zonas altas y aprovechando las colinas naturales o niveles de aterrazamientos. Se encuentra a 2300 metros sobre el nivel del mar, de tal manera que tiene un clima templado y a su entorno existe una vegetación nativa de bromelias, orquídeas, helechos cuyo nombre nativo es el de «choz», y una serie de arbustos y árboles que constituyen un ambiente tropical propio de los bosques de neblinas muy comunes en la región. Hacia la ladera oeste que desciende al pueblo de Magdalena los terrenos son aptos para el cultivo y actualmente se aprecian sembríos de maíz y frejoles principalmente. En cambio la ladera este, donde se encuentra la caverna,

39. MAGDALENA GUÍA ETNOARQUEOLÓGICA Y TURÍSTICA 2013 Abel Chichipe Guablocho 38 es totalmente escarpada y abismática, por lo cual no es practicable la agricultura. Su latitud es de 6°37’26’’ S, Longitud de 77°88’ 34 W. tiene un desarrollo de 569 metros con un desnivel de +64 metros según los estudios de Jean Guyot (2006). El Complejo Arqueológico de Tella es una ciudadela de origen preincaico que comprende una superficie total de cuatro hectáreas y que se ve rodeada de campos de cultivos que embellecen el entorno y el conjunto. Esta ciudadela parece ser parte de las construcciones que el grupo cultural de los Chachapoyas dejaron en el Amazonas y entre sus estructuras se reconocen espacios habitacionales bastante similares a los que se encontraron dentro del Complejo Arqueológico de Kuélap. Lo interesante de esta estructura es la presencia de muros de contención que alcanzan los cuatro metros de altura, por lo que se demuestra parte de las características de las estructuras Chachapoyas: el diseño preparado para enfrentar posibles ataques. Cerca de este complejo se encuentran también otras importantes ruinas preincaicas como Macro y Machupirca, que forman parte de tours en conjunto con Tella y que por la cercanía pueden ser fácilmente visitadas por los interesados. Quien quiera disfrutar más de los atractivos aledaños y de la totalidad de Tella, puede optar por alojarse en la ciudad de Magdalena donde existen hoteles, además de restaurantes y bodegas que le brindarán los servicios

40. MAGDALENA GUÍA ETNOARQUEOLÓGICA Y TURÍSTICA 2013 Abel Chichipe Guablocho 39 necesarios, para que disfrute de más días de estadía en Magdalena y pueda conocer los atractivos turísticos de su entorno. El Complejo Arqueológico de Tella, forma parte de los atractivos turísticos que se encuentran localizados dentro del distrito de Magdalena, en la provincia de Chachapoyas, departamento de Amazonas. El Complejo Arqueológico de Tella es una ciudadela de origen preincaico que comprende una superficie total de cuatro hectáreas y que se ve rodeada de campos de cultivos que embellecen el entorno y el conjunto. Esta ciudadela parece ser parte de las construcciones que el grupo cultural de los Chachapoyas dejaron en el Amazonas y entre sus estructuras se reconocen espacios habitacionales bastante similares a los que se encontraron dentro del Complejo Arqueológico de Kuélap. Lo interesante de esta estructura es la presencia de muros de contención que alcanzan los cuatro metros de altura, por lo que se demuestra parte de las características de las estructuras Chachapoyas: el diseño preparado para enfrentar posibles ataques. MACHUPIRCA Machupirca corresponde a un espacio arqueológico, con evidencias de arquitectura circular y que, en su gran mayoría, se encuentra en mal estado de conservación, que fueron destruidos por factores naturales y antrópicos los que hacen que colapsen su arquitectura impidiendo explicar el contexto socio cultural y su entorno geográfico en donde se desarrolló el hombre del lugar.

41. MAGDALENA GUÍA ETNOARQUEOLÓGICA Y TURÍSTICA 2013 Abel Chichipe Guablocho 40 Restos arquitectónicos que se resisten a través del tiempo El sitio arqueológico Machupirca se ubica a una altitud de 1900 msnm, en la margen izquierda del río Condechaca afluente del río Utcubamba. Machupirca, es uno de los pocos sitios arqueológicos que se ubican en el fondo del valle, a diferencia de los sitios arqueológicos de la tradición cultural Chachapoya, que se ubican en las partes altas, sobre los 2500 msnm. El ecosistema de esta zona se caracteriza por la presencia de un bosque espinoso y de matorral poblados de tillandsias y bromelias, con notoria presencia de líquenes y musgo. El sitio se encuentra cubierto por esta vegetación que en parte cubre la arquitectura. El asentamiento prehispánico pertenece a la cultura Chachapoya que floreció durante el Intermedio tardío (1100 -1470 dC.). Tiene aproximadamente una hectárea de extensión asentado sobre la pendiente de un espolón abrupto. Machupirca está compuesto por terrazas y plataformas cuneiformes de diferentes alturas sobre las cuales se aprecia restos de edificaciones de planta circular. A diferencia de otros sitios arqueológicos de la cultura Chachapoya, en Machupirca no se aprecia ningún tipo de friso en las paredes de sus edificaciones. El material utilizado para la

42. MAGDALENA GUÍA ETNOARQUEOLÓGICA Y TURÍSTICA 2013 Abel Chichipe Guablocho 41 edificación fue la piedra caliza finamente canteada unida con argamasa de barro.

43. MAGDALENA GUÍA ETNOARQUEOLÓGICA Y TURÍSTICA 2013 Abel Chichipe Guablocho 42 RECURSOS TURÍSTICOS DE CULTURA VIVA DEL DISTRITO DE MAGDALENA La cultura viva del distrito de Magdalena, representa a las fiestas tradicionales, música, danza, gastronomía típica, tecnología tradicional y folklore, que se vienen utilizando y conservando de generación en generación, tal es el caso de la elaboración de textiles con técnicas y herramientas ancestrales (tejido con callua), actividad que se complementa con la práctica agrícola y ganadera sin dejar de lado la constancia de sus costumbres y tradiciones que aún es atracción para los que practican un turismo vivencial. En el aspecto folklórico, posee diversidad de usos y costumbres entre los que se pueden mencionar las danzas de la Chumaychada y el Brazo. La danza de la Chumaychada pertenece a la manifestación del folklore de la ciudad de Chachapoyas y se practica en el distrito de Magdalena, sin embargo, el folklore de este pueblo pone en evidencia como en pocos pueblos, el espíritu de su gente, sencilla y conservadora., su presente y también el misterio de lo inexplicable: cerros, tribus, vertientes hidrográficas tienen siempre su origen místico o que casi siempre contravienen invariablemente las reglas de la lógica o la naturaleza. Así también, cuenta con relatos escritos y recopilados. Uno de ellos es la másreal, representativa y colorida historia de Magdalena. Del mismo modo, la gastronomía corresponde a comidas y bebidas típicas como el shipashmute, tucsiche, locros, tamales, juanes,

44. MAGDALENA GUÍA ETNOARQUEOLÓGICA Y TURÍSTICA 2013 Abel Chichipe Guablocho 43 humitas, chicha de jora, y licor de mora. La tecnología tradicional, se refiere a la elaboración de textiles, hornos tradicionales para la cocción del pan, la molienda de caña de azúcar con técnicas e instrumentos ancestrales y originarios de la zona LA TRADICIONAL MINGA Es el trabajo mancomunado que realizan los pobladores para el beneficio de una persona en un tiempo determinado. Dicha persona, para invitar a los demás tiene que abastecerse de bastante huarapo (jugo de caña procesado y fermentado) y el tradicional Hucho de chocho. Cualquier trabajo que realizan, lo hacen al compas del sonido del tambor y la flauta, causando alegría y regocijo a los colaboradores; pues ellos lo disfrutan saboreando a cada instante el huarapo. A la hora del almuerzo, las cocineras extienden sus manteles de algodón en la que envuelven la comida para empezar el convite, precedido por el locro en unos mates (depósitos adaptados de la corteza del fruto de la calabaza). Después de “coquear” (masticar coca y cal), se levantan nuevamente al compás del tambor y trabajan hasta la tarde. Luego de esto pasan a cenar en casa del anfitrión y luego de disfrutar el rico locro de mote pelado festejan con los cajeros, banda de músicos o un equipo de sonido que proporciona el dueño celebrando el éxito de la culminación del trabajo.

45. MAGDALENA GUÍA ETNOARQUEOLÓGICA Y TURÍSTICA 2013 Abel Chichipe Guablocho 44 FESTAS PATRONALES Es una de las grandes manifestaciones de cultura viva que conserva el pueblo de Magdalena, donde el “malacho” nos presenta las más coloridas costumbres y tradiciones heredadas de nuestros antepasados. Fiesta costumbrista que se mantiene intacta a través del tiempo y que se lleva a cabo desde el 22 al 25 de Julio de cada año, celebrada en honor María Magdalena, patrona principal del pueblo y sus fieles devotos en el distrito. Esta fiesta es realizada al compas de una o mas bandas de músicos, la presencia del cajero maestro principal y sus danzantes, y el infaltable

46. MAGDALENA GUÍA ETNOARQUEOLÓGICA Y TURÍSTICA 2013 Abel Chichipe Guablocho 45 mojiganga, ya que sin él la fiesta sería un completo desorden. Dirigidos por los mayordomos de la patrona, patrón san Cristóbal, San Juan, y de la Humildad. Indumentaria Tradicional Mojiganga: lleva puesta en la cabeza un tocado blanco de algodón y un sombrero viejo. Lleva la cara cubierta con una mascara de madera tallada y con barbillas y bigotes. Un poncho no deja de cubrirle la espalda, un pantalón y unas ojotas(llanques) en los pies. Lleva en la mano un arma sin municiones, que le da autoridad para poner orden entre los presentes. Cajero: utiliza un pequeño tambor (llamado también caja, de ahí el nombre del individuo) y una flauta con los que entona la tradicional música propia del distrito haciendo moverse a los bien entrenados danzantes. Vaca loca:representación animal con la forma de una vaca, hecha de cuero y cuernos de ganado vacuno. Cargado por un hombre adiestrado persigue a los danzantes, haciendo movimientos y piruetas al compás de la música del maestro cajero. Esto se realiza durante las procesiones y el traslado de votos. Capeador: un muchacho de menor edad y muy ágil vistiendo los tradicionales colores del pueblo y de la

47. MAGDALENA GUÍA ETNOARQUEOLÓGICA Y TURÍSTICA 2013 Abel Chichipe Guablocho 46 actividad que realiza, usa una bandera pequeña para motivar el movimiento de la “vaca loca”. LEYENDAS “Historia De Magdalena” La tátara abuela Ciriaca transmitió la historia de la formación del legendario pueblo de Magdalena, aun cuando era Purumllacta, aposentada en la cumbre del cerro entre Tolpin y Gacmal, frente a la imponente y erguida peña acantilada de yuya, en aquellos tiempos nuestros ancestros vivían con las costumbres heredadas de los Sachapuyos(…). El estilo de esta vida cambia entrando a otra fase al llegar a este caserío de indígenas (Purumllacta), un curaca de La Jalca, de esta manera el feligrés irrumpe en la vida indígena e implanta ordenes y hace prevalecer sus ritos ceremoniales y religiosos, tal es así que pone a la vista del pueblo una imagen al que llama “Santo Cristóbal”, al cual el cura le rendía homenaje y le hacia reverencias; y celebraba misas y ceremonias en las que obligó a los indígenas a participar con el acompañando todos sus actos. Pasado el tiempo, el pueblo de Purumllacta fue en su totalidad obediente y aprendió toda la celebración de las misas y procesiones, y además en el lugar del santo se edifico una pequeña capilla, sirviendo de escenario religioso a todos los indígenas del lugar, tal es así que en una celebración del día 07 de julio, día de San Cristóbal, el pueblo reunido viviendo en

48. MAGDALENA GUÍA ETNOARQUEOLÓGICA Y TURÍSTICA 2013 Abel Chichipe Guablocho 47 algarabía novedosa que se ponía como costumbre en su medio, ordenados por el cura, sacaban en procesión al santo acompañado por todo el pueblo.(…) El cura tenia su vivienda en el lugar denominado Panlaya, donde abundaba el agua y era constantemente frecuentado por las doncellas y niñas que tenían que cargar el agua a sus hogares, asimismo este lugar era habitado por todo tipo de aves del campo, por lo que el cura diariamente asediaba a las bellas doncellas del lugar embolsándoles en sus trampas que preparaba para cazar las diversas aves, luego, mediante ritos extraños, las encantaba en su cabaña del cual las devolvía cada siete días, vestidos con trajes de plumas de aves y collares rojos de huairuro. Esto trajo a la indignación a los indígenas quienes conversaron con su “runa apu” para que le venga con castigo o maldición al cura por tal perjuicio. Estos mismos también fueron al curaca de Llaumute (quiere decir querencia de maíz), Cuyapina y Candul. Por lo que los moradores de Llaumute, supieron que el castigo llegaba para el curaca de Purumllacta avisándose así de banda a banda separando a estos pueblos por una enorme quebrada donde el estruendo de la voz del apu de Llaumute decía “ooh, ooh, cahua puncha rumipurumllacta” que quiere decir: oye, oye, mañana caerán las piedras de Purumllacta y se despoblará. Los indígenas inocentes del pueblo ignoraban el anuncio y contestaban: “ashnin, ashnin, ari, ari”. Al día siguiente salía la procesión con todos sus ritos, el cura con el incensario ahumaba a todos los presentes en los parajes del pueblito por donde paseaban a San Cristóbal; y cuando calentaba la mañana el sol levantado ya hasta una cuarta parte de cielo, y la muchedumbre con los canticos que seguían a la voz y a los pasos del

49. MAGDALENA GUÍA ETNOARQUEOLÓGICA Y TURÍSTICA 2013 Abel Chichipe Guablocho 48 cura, escucharon que se acercaba el rugir con furia de un fenómeno nunca antes escuchado, y era un huracán que en pocos segundos llego por la vuelta del pueblo levantando miles de hojas sueltas y arremolinándose sobre las cúpulas de las casas con techos de paja y eran arrancados y levantados por los aires. De la misma manera, levantó como plumas a algunos indígenas. Y unos y otros hacían esfuerzos para protegerse escondidos y con el máximo de sus fuerza ellos fueron los que vieron como el curaca era levantado por los aires, flameando su túnica que vestía como si seria un pájaro grande o alguna ave desconocida, el mismo que fuera llevado por el feroz huracán hasta la tremenda boca hueca de Yuya quedando ese lugar maldito y desde entonces y siempre nadie ha logrado entrar ahí, ni siquiera los loros (…). Es así como Purumllacta quedo despoblado. Los indígenas que pudieron salvarse, llenos de terror y misterio tomaron algunas de sus pertenencias y descendieron a Tolpin donde vivieron por cortísimo tiempo; posteriormente descendieron hasta Shoplon, parte baja de lo

Add a comment