Luca Rubinacci, el nuevo dandi napolitano. Por Juan Carlos Rodríguez

50 %
50 %
Information about Luca Rubinacci, el nuevo dandi napolitano. Por Juan Carlos Rodríguez
Design

Published on October 14, 2014

Author: jcelmundo

Source: slideshare.net

Description

Entrevista al sastre napolitano Luca Rubinacci en Gentleman México

1. 8 El nuevo dandi napolitano LUCA RUBINACCI SUS COLORIDOS TRAJES A MEDIDA SON EL ÚLTIMO CAPRICHO DE LOS EMPRESARIOS, ARISTÓCRATAS Y FUTBOLISTAS ALREDEDOR DEL MUNDO. HE AQUÍ EL HOMBRE DETRÁS DE TAN MAGNÍFICOS CORTES. TEXTO: JUAN CARLOS RODRÍGUEZ. FOTOGRAFÍA: MASSIMO SESTINI. 46 47

2. 8 Luca Rubinacci LOS ELEMENTOS DEL SACO NAPOLITANO 48 49 ACOSTUMBRADO A CONCEDER CAPRI-CHOS EXTRAVAGANTES, Luca Rubinacci no dudó ni un segundo cuando un cliente le encargó un frac-pijama para recibir a la gente en su casa. “Para mí fue un lujo poder darle ese placer. Este tipo de pedidos me sirven de inspiración”, asegura el joven de 32 años, uno de los sastres más sofisti-cados y solicitados a nivel internacional. Pertene-ciente a la tercera generación de una prestigiosa sastrería fundada en Nápoles a comienzos de los años treinta, Luca es la cara de la empresa familiar, Mariano Rubinacci, que cuenta con 73 empleados y 42 sastres repartidos en Nápoles, Milán y Lon-dres. “Hacemos unos mil trajes a medida al año, y cada uno de nuestros sacos tiene 72 horas de tra-bajo. Nuestra lista de espera es una de las más largas del mundo”, admite este dandi del siglo xxi. Empresarios, aristócratas y futbolistas sus-piran por sus creaciones a medida, ligeras y bien cortadas. Entre sus más devotos clientes está el mismísimo Lapo Elkann, heredero del imperio Fiat y árbitro internacional del estilo masculino. En 2002, el famoso fotógrafo Scott Schuman empezó a difundir sus osados estilismos en The Sartorialist, el blog de moda más seguido del mundo. Desde entonces, los atrevidos y coloridos looks de este sastre generan cientos de encendidos comentarios. Embajador del Made in Italy más juvenil y desenfa-dado, él intenta transmitir “el placer de la elegancia”. Consciente de la importancia de las redes so-ciales, en su blog Rubinacci Club sube sus propias fotos y comenta sus variados proyectos: desde el- Privée Rubinacci (un club exclusivo para los clien-tes más fieles) hasta la nueva línea de accesorios Accessorize, pasando por su último viaje a Almaty (Kazajastán), donde hace trajes a medida para una lujosa galería. Pero no todo es trabajo, claro. Cuan-do no está viajando por el mundo o atendiendo a sus famosos clientes en la flamante tienda de Vía Montenapoleone 17, este gran amante del deporte (en su juventud participó en regatas y fue seleccio-nado por el Comité Olímpico de Italia), procura escaparse a la playa o a las montañas para practicar kitesurf o snowboard. ¿Cuáles consideras que son las señas de identi-dad de la casa Rubinacci? El gusto por los detalles y una mezcla perfecta en-tre artesanía y elegancia. Mi abuelo Gennaro, que en 1932 abrió una boutique llamada The London House en el centro de Nápoles, fue el inventor del famoso saco napolitano que se distingue por la spalla a camicia (la construcción más ligera del hombro y los interiores sin relleno), que hace que la prenda se ciña al cuerpo como una segunda piel. Se te considera como un revolucionario de la sastrería clásica masculina. ¿Qué tipo de con-venciones estás rompiendo? Más que olvidarme de las reglas, intento rejuve-necer la sastrería clásica a medida, adaptándola al gusto de los jóvenes. Cuando entré en la empresa familiar, hace 10 años, la edad media de los clien-tes estaba entre los 45 y los 50 años; hoy está entre los 30 y los 35. Me gusta jugar con los colores y los detalles para que las nuevas generaciones conozcan el mundo de la sastrería bespoke sin considerarlo como algo anticuado o aburrido. ¿Cómo consigues mezclar todo tipo de colores sin que el atuendo sea demasiado estridente? Para mí, los colores son la expresión de tu estado de ánimo… Para empezar, uno debe sentirse a gusto con lo que lleva puesto. A continuación, yo acon-sejaría buscar “paleta de colores” en Google para conocer las distintas familias, matices y contrastes y así aprender a combinarlos. ¿De niño ya mostrabas tus dotes sartoriales? Cuando tenía sólo 10 años, pedía a nuestros sastres que me alargaran mis jeans con un trozo de tweed o de lino. ¡Quería algo diferente para ir a la escuela! Cuando tenías 19 años, tu padre te envió a Lon-dres para formarte en Kilgour, la mítica sas-trería inglesa de Savile Row. ¿Cómo te marcó aquella experiencia? La verdad es que al principio, fue un shock. Mi papá me hizo un traje a medida especial para la ocasión. Entonces, el primer día, los empleados de la tien-da me miraron extrañados: “¿De dónde salió ese saco sin relleno ni estructura? ¿Acaso ya no saben hacerlos?”. Entonces me quedé sin palabras, y en cuanto pude, llamé a mi papá para contárselo. “Es-toy muy orgulloso de ti”, me contestó. “Es tu primer día y acabas de aprender la diferencia entre un saco napolitano y uno inglés”. Se podría decir que la sastrería italiana está muy influenciada por la inglesa… Sí, de hecho muchas de nuestras telas proceden del Reino Unido, ya que son las más consistentes y ade-cuadas para un traje a medida. Pero, en mi opinión, “ADAPTAMOS LA SASTRERÍA CLÁSICA A MEDIDA AL GUSTO DE LOS JÓVENES”. 1 2 3 4 5 6 7 8 1. Bolsillo de forma redonda y estilizada. 2. Costuras que llegan hasta al final del saco para darle una forma más entallada. 3. Tres botones, de los cuales sólo dos están a la vista. 4. El medio forro de seda y la manga sin forro garantizan gran comodidad. 5. Bolsillo del pecho en forma de barco, ligeramente inclinado hacia arriba. 6. Hombro estilo camisa con pliegues y sin hombreras. 7. Doble despunte, estéticamente más agresivo y acentuado. 8. Botones de las mangas sobrepuestos y para desabrochar. CASA RUBINACCI nosotros hemos sabido traducir el estilo de origen militar de Savile Row al estilo de vida italiano, que es menos rígido y más relajado. Por ejemplo, nosotros podemos utilizar el saco azul marino de yachting como uniforme diario, sin necesidad de pertenecer a ningún club de vela, lo que es un ho-rror para los británicos. ¿Qué significa para ti figurar en las listas inter-nacionales de los hombres más elegantes? Es una gran satisfacción. Significa que estoy ha-ciendo un buen trabajo y que la gente entiende que es posible vestir joven y elegante. Frente a las marcas que utilizan modelos para sus campañas, yo busco transmitir una imagen real de lo que estamos haciendo. ¿Para qué contratar modelos? ¡Mi cara es el mejor anuncio! (risas). ¿Y qué tal se siente tomar medidas a iconos del estilo como Lapo Elkann? Es realmente divertido trabajar con ellos. Son per-sonajes que de verdad precian la moda y siempre están abiertos a descubrir nuevas telas, combinar colores o probar nuevos modelos. ¡Nunca los verás con un traje gris aburrido! ¿Qué novedades presenta Luca Rubinacci? En nuestra sastrería a medida, nunca hacemos dos prendas iguales porque nos adaptamos al perfil de cada cliente. Esto significa que todos los días hace-mos algo distinto. ¿Está preparado el hombre mexicano para ves-tir un traje Rubinacci? El clima en Nápoles y México es parecido, por eso creo que los caballeros mexicanos pueden adoptar sin problemas el estilo napolitano. Las telas suaves, los hombros redondeados y la falta de relleno o en-tretelas que caracterizan el corte de nuestros trajes, hacen que sean la prenda perfecta para combatir las altas temperaturas con elegancia. Teniendo en cuenta que México es el cuarto país del mundo en consumo de bienes de lujo, ¿les gustaría abrir una tienda allí? Rubinacci es una empresa familiar y a veces re-sulta complicado gestionar tres tiendas al mismo tiempo (Nápoles, Milán y Londres), pero… ¡nunca digas nunca jamás! Estamos abriendo franquicias en Corea, Australia y Moscú… ¿Por qué no en la ciudad de México? ¿QUIERES ALOJARTE una semana en Ná-poles, mientras Rubinacci te hace un traje a medida, todo por €4,200? La original idea se le ocurrió a Luca después de estudiar las posibilidades de una antigua casa familiar situada en Viale Maria Cristina di Savoia, junto al paseo marítimo. La casa consta de cinco suites de lujo bautizadas con los nom-bres de las telas más refinadas: Tasmania, Seda, Lino, Cachemira y Vicuña. Desde el momento en que el sastre acude a tomar las medidas, el cliente está inmerso en las peculiaridades de la sastrería napolitana, ro-deado de un ambiente relajado y acogedor. “Casa Rubinacci es ideal para aquéllos que quieran disfrutar de la ciudad más allá de los estereotipos; una mezcla de distinción y autenticidad”, dice el sastre, dispuesto a re-servar él mismo el restaurante si se lo piden. Cada suite cuenta con dos o tres habitacio-nes, una cocina, aire acondicionado y cone-xión a Internet. Mientras se prepara el traje, es posible disfrutar de las vistas o tomar el sol en la apacible terraza-solárium. ➨Más información: casarubinacci.it

Add a comment

Related presentations

My Music Magazine Pitch

My Music Magazine Pitch

October 30, 2014

music mag pitch

Questionaire charts

Questionaire charts

November 4, 2014

bk

Final research

Final research

November 5, 2014

final research

Cersaie 2014

Cersaie 2014

October 30, 2014

allestimento in cartone per il Cersaie 2014 alberi in cartone scultura in cartone

Quarta turma do workshop de Infografia, ministrado por Beatriz Blanco e Marcos Sin...

Related pages

Luca Rubinacci, el nuevo dandi napolitano. Por Juan Carlos ...

Playa Comporta. El destino secreto de la jet set europea. Por Juan Carlos Rodríguez. Fotografía de Luis de las Alas
Read more

Luca Rubinacci, el nuevo dandi napolitano. Por Juan Carlos ...

Download Luca Rubinacci, el nuevo dandi napolitano. Por Juan Carlos Rodríguez
Read more

Pregón de Navidad (Chiclana, 2011), por Juan Carlos Rodríguez

Por Juan Carlos Rodríguez 1. LUJOGOURMETGastón Acurio,peruano universal“EXTRAÑO MI CAMA, ... Luca Rubinacci, el nuevo dandi napolitano.
Read more

I.- TAREAS IDEOLOGICAS PARA EL 2013 Por Carlos Lanz ...

Luca Rubinacci, el nuevo dandi napolitano. Por Juan Carlos Rodríguez. ... Sergio Rodríguez "El Chacho". Por Juan Carlos Rodríguez. Fotografías de Luis ...
Read more