LIBRO VIDA DE SANTOS. TOMO 1 DE 4 - PADRE ELIECER SALESMAN

50 %
50 %
Information about LIBRO VIDA DE SANTOS. TOMO 1 DE 4 - PADRE ELIECER SALESMAN

Published on September 5, 2016

Author: sifexol

Source: slideshare.net

1. P. Eliécer Sólesmon s SA OS (1) ENERE.FEERERO-MARZI] SAN PABLO

2. @ P. Eliécer Sálesman Derechos cedidos por el autor a: @ SnN Pnnr,o EcuADoRrzüD7 ISBNz 9978-06-102-9 Drsrnmucróx: Ecuador: Quito Ventas: Andagoya388 y Av. América Tel.: (2)223 39 05 - Fax: (2)223 14 44 - C. P. 17-03-866 www. s anpaolo .otgl ecu/home. htm E -mail : distribuidoraqui to@sanpablo. com. co Et Salvador: Sarr Salvador 1 Calle Poniente 38-56 Colonia Escalón Tels.: (503)298 90 06 - 298 88 78 - Fax: (5 03)298 25 35 E - m ail : libreri ae 1 s alvado r @sanpab I o . c om. c o Costa Rica: San José Calle 2 Avenida 6 y 8 Tel.i (5 06)2565005 - Fax: 2562857 E -m ail ; libreriaco si arica@s anpablo . com. co Guatemala: Ciuclad de guatemala 11 Calle 0-49 Zona 10 Local A Tels: (s02)360 27 15 - 360 27 65 - 360 27 35 E -mail : Iibreriaguatemal a@sanp ablo. com. co Panamá: Ciudad de Panamá Boulevard EI Dorado - Av. l7B Norte, Edificio Park View Apartado 0819-02969 El Dorado Tels..'(s07)260 37 38 -260 48 62 - Fax: (s07)260 61 07 E -mail : librer rapanama@sanpablo . com. co Puerto Rico: San Juan Avenida San Diego 555 - Puerto Nuevo - C.P. 00920 - Río Piedras kls.: (787)781 33 51 - Fax: (787)793 68 02 E - m ail : Iibreri apuertoric o @sanp ab Io . c om. co Estados Unidos: Alba House: 2187 Yictory Boulevard Staten Island, New York N. Y. 103 14-6603 U.S.A. Tel.: (718) 7610017 - Fax: (718) 7610057 E -mail : sspsiny @aol. com Con las debidas licencias Portada: los santos fundadores: san Francisco de Asís, santo Dorningo, san Benito, san Juan Bosco, san Francisco de Sales, san Alfonso, san Jr.., Bautista de La Salle y san Ignacio. Queda hecho el depósito que ordena la Ley

3. EstasVIDAS DE,SAIVTOS han sido entresacados de los escriüos de los meio süicos, como; But liseda, Lamberto Ec etc. En todo ocata os I¿s ens.eñanzus Tlesia Cotólíco, y o su Magisü oueremos pern ftortala firuerte, ENTERO ENERO T ENIERO2 ENERO 3 ENERO 4 EI.IERO 5 ENERO 6 ENEROT ENERO 8 EN-ERO 9 EITERO 1O EI{ERO 11 ENERO 12 ENERO 13 ENERO 14 ENERO 15 EI{ERO 16 ENERO 17 ENERO 18 EI{ERO 19 ENERO20 ENERO2l ENERO22 ENERO23 ENERO24 INDICE MARIA: MADREDEDIOS SANBASILIO SANTA GENOVEVA DE PARÍS SANTA ÁNCELA de Foligno SAN SIMEÓX ESTILITA LA EPIFANÍA O REYES MAGOS SAI{ RAIMUNDO de Peñafort SA].{SEVERINO SANJULIÁN BEATA LAURAVICUÑN SANTEODOSIO SAI{ARCADIO SANHILARIO SAI{ FÉLIX SANI PABLO, primer ermitaño SAI{ MARCELO, Papa SANANTO}{IOABAD SANJUANDERIVERA SAI{MACARIO SAN FABIÁXY SAI{ SEBASTIÁNT SANTAINÉS SANVICENTE SANILDEFONSO SAIT FRANCISCO DE SALES 13 15 79 22 24 30 34 37 43 46 51 55 5B 64 69 74 76 83 89 92 95 98 702 104

  • 4. ENERO 25 ENERO 26 ENERO 27 EITERO 28 ENERO29 ENERO 30 ENERO 31 F'EBRER.O FEBRERO 1 FEBRERO 2 FEBRERO 3 FEBRERO 4 FEBRERO 5 FEBRERO 6 FEBRERO 7 FEBRERO 8 FEBRERO 9 FEBRERO 10 FEBRERO 11 FEBRERO 12 FEBRERO 13 FEBRERO 14 FEBRERO 15 FEBRERO 16 FEBRERO 17 FEBRERO 18 FEBRERO 19 FEBRERO 20 FEBRERO 21 FEBRERO 22 FEBRERO 23 FEBRERO 24 FEBRERO 25 FEBRERO 26 FEBRERO 27 FEBRERO 28 MARZO MARZOl MARZO2 MARZO3 IvÍARZO 4 MARZO 5 MARZO 6 MARZOT MARZOs MARZOg MARZO 10 MARZO T1 MARZO 12 MARZO 13 MARZO 14 MARZO 15 MARZO 16 MARZO 17 MARZO 18 CONVERSIÓN DE SAN PABLO SAI{ TIMOTEOY SANT TITO SAITTA ÁXCELA De MeTici SAITTO TOMÁS DE AQUINO SANPEDRONOLASCO SAIT FULGENCIO DE RUSPE sAr{JUANBOSCO SAIT RAUL, SANTAEMMA, SANTAALICIA LA PRESENTACIÓN DE JESÚS SAN BLASYSAIT ÓSCAN SANAITDRÉS CORSINI SAITTAÁCUEDA SAN PABLO MIKI y compañeros mártires SANTOBÍAS SAN JERÓITIMO EMILIAI{I SAI{ MIGUEL FEBRES CORDERO SAI{TA ESCOLÁSTICA NUESTRA SEÑORA DE LOURDES SANTTAEULALIA JORDÁXDESAJONIA SAITTO S CIRILO Y METODIO SAIT CLAUDIO DE LA COLOMBIERE SAN MACARIO el viejo LOS SIETE SANTOS FUNDADORES SANTA BERI{ARDITA SOUBIROUS SAN GASPARDE BÚFALO 111 115 118 722 729 133 136 r47 749 r52 156 160 763 168 775 181 185 187 194 198 204 207 271 216 220 226 SANTA FRANCISCA JAVIER CABRII{I 228 SANPEDRO DAMIAN 235 SAITTA MARGARITADE CORTOI{A 240 SAN POLICARPO 247 SAN MOISÉS, profeta 251 SANTAJACTT{TA 2s8 SANT PORFIRIO 263 SAIT GABRIEL DE LADOLOROSA 268 SAN LEANDRO 275 LOS 40 MÁRTIRES DE SEBASTE SAIT NICOLÁS DE FLUE SANJUAI{CLÍMACO SANCASIMIRO SANJOSÉORTOL SANTA MARÍ,I NN LA PROVIDENCIA SANTAS FELICIDAD Y PERPETUA SAITJUAN DE DIOS SANTA FRANCISCA ROMANA SANJUANDEMATA SAI{EULOGIO SANI ABRAHÁNI, patriarca SANHUMBERTO SAITTAMATILDE SANTA LUISA DE MARILLAC SAN CLEMENTE HOFBAUER SANPATRICIO SAI{ CIRILO DE JERUSALÉI{ 281, 283 286 291, 296 300 303 309 316 32r 324 329 332 337 341 348 355 360
  • 5. MARZOlg MARZO20 MARZO2l MARZO22 MARZO23 MARZO24 MARZO2s MARZO26 MARZO2T MARZO2s MARZO29 MARZO30 MARZO31, SANJOSE SAN DAI{IEL, profeta SANTA MARÍN NNNNCISCA SANTA JUAI{A ISABEL SANTO TORTBTO DE MOGROVEJO SANTA JOAQIJINA DE VED RUITA LAAI{UNCIACIÓN SANTBRAULIO SAN RUPERTO BEATO ENRIQTJESUSSO SANTA MAGDALEI{A SOFÍA BARAT SAN LEONARDO MURIALDO BEATOMIGUELPRO 363 370 374 381 386 391, 396 401 404 406 411 414 420 E,STAES LAVOLUNTAD DEDIOS: VUESTRA SANüTIFICACIÓN (San Pablo),
  • 6. III(] S'FE, SALVE R.E[ITA Y hzrADf{.E: Madre de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra. Dios te salve, a ti clamamos los desterrados hijos de Eva. A ti suspiramos gimiendo y llorando en este valle de lágrimas. Ea pues, señora, abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos y después de este destierro, muéstranos aJesús, fruto bendito de tu vientre, ¡oh clemente!, ¡oh piadosa!, ioh dulce Virgen María! Ruega por nosotros santa Madre de Dios, para que sea- mos dignos de alcanzar las promesas y gracias de nuestro Señor Jesucristo. Amén. 10 "Qrré bonitaes rrri Madre", dice el Niño Dios. 'oSu rioxnbrc: es Nl[at:ta" 1,1
  • 7. EI{E,RO 1, La Iglesia Católica quiere comenzar el año pidiendo Ia protección de la Santísima Virgen María. La fiesta mariana más antigua que se conoce en Occidente es la de "María Madre de Dios". Ya en las catacumbas o en los antiquísi- mos subterráneos que están cavados debajo de la ciudad de Roma y donde se reunían los primeros cristianos para cele- brar la Misa en tiempos de las persecuciones, hay pinturas con este nombre: "María, Madre de Dios". Si nosotros hubiéramos podido formar a nuestra madre, ¿qué cualidades no le habríamos dado? Pues Cristo, que es Dios, sí formó a su propia madre. Y y" podemos imaginar que la dotó de las mejores cualidades que una criatura huma- na pueda tener. Pero, ¿es. que _D_ios ha teni-do principio? ].Jo. Pl_or nunca tuvo principio, y laVirgen no forma a Dios. Pero EIla es Ma- dre de uno que es Dios, y por eso es Madre de Dios. Y qué hermoso repetir lo que decía san Estanislao: "La Madre de Dios es también madre mía". Quien nos dio a su Madre santísima como madre nuestra, en la cruz al decir al discípulo que nos representaba a nosotros: t'Ffe ahí a tu madre", ¿será capaz de negarnos algún favor si se lo pedi- mos en nombre de la Madre Santísima? Al saber que nuestra Madre Celestial es también Madre de Dios, sentimos brotar en nuestro corazón una gran con- fíanzahacia Ella. Cuando en el año 437 elhereje Nestorio se atrevió a decir que no era Madre de Dios, se reunieron los 200 obispos de1 13
  • 8. mundo "r, Éf"r., (la ciudad donde la Santísima Virgen pasó sus últimos años) e iluminados por el Espíritu Santo declara- ron: "La Virgen María es madre de Dios porque su Hijo, Cristo, es Dios". Y acompañados por todo el gentío de la ciu- dad que los rodeaba portando antorchas encendidas, hicie- ron una gran procesión cantando: "Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén". El título "Madre de Dios" es el principal y el más im- portante de la Virgen María, y de él dependen todos los de- más títulos y cualidades y privilegios que Ella tiene. Los santos rnás antiguos dicen que en Oriente y Occi- dente, el nombre más generalizado con el que los cristianos llamaban a laVirgen eraelde "María, Madre de Dios". "La Madre de Dios es tarnbién Madre mia" EI{ERO 2 SAITBASILIO 1514
  • 9. E,NE,RO 2 S/,,I{ ts,A'SnX-XO (AÍÑO 3'72} Perteneció a rrna familia de santos. Su abuelo murió már- tir en Ia persecución. La abuela fue santa Macrina. La mamá: santa Amelia. La hermana también fue santa. Sus hermanos ,"., P"dto, obispo de Sebaste, y san Gregorio, obispo de Niza. Su mejor amigo san Gregorio Nacianceno (el otro san- to que se celebra. este día). Basilio significa: "R"y". Nació en Cesarea de Turquía el afio 329. EstudiO en Atenas y Constantinopla Al ver que su hermana santa Macrina había fundado un monasterio de monjas y que estas progresaban mucho en san- liJr¿, Basilio se fuá a Egipto a aprender de los mgnjes del de- sierto el modo de vivir.o*o monje, en la soledad; y al volver de allá se hizo monje y redactó sus famosas "Constitucio- nes,, que son Ia primerá Regla de vidaque se escribió para-1os i"iigio.o.. En ellas enseñJcómo vivir en oración, estudio, b,rÁ".lecturas y trabajos manuales en un monasterio y cómo hu""rr" santo en lavidireligiosa. En esas "Constituciones" se h"r, b"rrdo 10s más famosos fundadores de comunidades para redactar losi Reglamentos de sus Congregaciones' Basilio fue e,legido Arzobispo de cesarea, y el delegado del gobierno quiso hacerle renegar de la fe. Varios habían re- ""gI¿o po. mi"do. Pero nuestro santo le respondió: "¿Qué ;;;;. a pod"t quitar si no tengo ni casas ni bienes, pues todo io r"furti entre ios pobres? ¿Acaso me vas a atormentar? Es lá" á¿Uit mi salud q,r" no résistiría un día de tormentos sin morir y no podrás seguir atormentándome. ¿Q".", me vas a á".i.rá.1 Á ".rrlqoler sitio a donde me destierres, allá t6 estará Dios, y donde esté Dios, allí es rni patria, y allí me sentiré contento..." EI gobernador le respondió admirado: "Jarnás nadie rne había contestado así".Y Basilio añadió: "Es que jamás te habías encontrado con un obispo". El gobernante no se atrevió a castigarlo, porque le pareció que era un gran santo, y porque todo el pueblo lo veneraba in- mensamente. Por su oratoria maravillosa, por sus admirables escritos y por las muchísimas obras que hizo a favor del pueblo, fue lla- mado "Basilio el Grande".Era amado por cristianos, ju- díos y paganos. San Gregorio decía: "Cada vez que leo un escrito de Basilio, siento que el Espíritu Santo transforma mi alma". Sus escritos tienen Io que se llama t'LJnción", o sea, la cualidad especial de que conmueven al que los lee. Además de su arrebatada elocuencia, Basilio tenía una asombrosa actividad en favor de los necesitados. Fue al pri- mero que se le ocurrió fundar por allí un F{ospital para po- bres y un ancianato. Todo, todo 1o que llegaba 1o regalaba a los necesitados. Estudió mucho la Biblia y sus sermones están llenos de frases de la Sagrada Escritura. Y era especialízado en filosofía y en literatura y así sus escritos están redactados de una ma- nera muy sabia y agradable. Se conservan unas 365 cartas suyas, muy hermosas y de provechosa lectura para el alma. Su pensarniento dorninante después del amor a Dios, era ayudar y hacer que otros ayudaran a los pobres. De san Basilio son aquellas famosas palabras: OYEME CRISTIA- NO QUE NO AYUDAS AL POBRE: tú eres un verdadero ladrón. El pan que no necesitas Ie pertenece al hambriento. 17

    10. Los vestidos que ya no usas le pertenecen al necesitado. El calzado que ya no empleas le pertenece al descalzo. El di- nero que gastas en lo que no es necesario es un robo que le estás haciendo al que no tiene con qué comprar lo que ne- cesita. "Si pudiendo ayudar no aSrudas, eres un verda- dero ladrón". Trabajaba y escribía sin cesar. La gente decía: "El obis- po Basilio predica a todas horas: en las misas, en las re- uniones, en las catequesis, y cuando no está hablando con sus labios, está predicando con las buenas obras que hace a favor de los demás". Y eso a pesar de la salud tan débil que tenía. Sufría de he- patitis, Ia cual no le permitía casi alimentarse, hasta tal pun- to que su piel llegó a tocar los huesos. Murió ei L' de enero del año 379 cuando sólo tenía 49 años y fue sepultado el 2 deenero, en medio de un gentío tan grande y unos lloros tan impresionantes como nunca se ha- bían presenciado en aquella ciudad capital. Todos sus escritos y sermones tienen por fin hacer que la gente ame más a Dios y se vuelva más santa. Por eso es conside- rado como el primer escritor ascético del Oriente (ascética es la ciencia que enseña a dominarse a sí mismo y a ser santo). San Gregorio Nacianceno, Arzobispo de Constantino- pla, dijo en su discurso el día del entierro: "Basilio santo, na- ció entre los santos. Basilio pobre vivió entre los pobres. Basilio hijo de mártires, sufrió como mártir. Basilio predicó siempre con sus labios, y con sus buenos ejemplos y seguirá predicando siernpre con sus escritos admirables". San Basilio el Grande: ¡Rogad por nosotros! 18 EI{ERO 3 SAI§TA GEI{OVEVA DE PARÍS 19

    11. EIERO 3 SANTA GENOVEVA DE PARrS (ANO soz) Nació cerca de París en el airo 422. Genoveva significa: "Dg buena familia". Mry niña se encontró con san Germán, venerable Obispo, el cual le acon- sejó que dedicara su vida a servir a Dios y al prójimo y así lo hizo. A los 15 años formó con un grupo de amigas una aso- ciación de mrrjeres dedicadas al apostolado y a ayudar a los pobres. No eran religiosas pero "i"i* muy santamente en su casa o en su sitio de trabajo, y asistiendo mucho al tem- plo y ayudando todo lo más posible a los necesitados. Genoveva practicaba de tal manera el recogimiento y apartamiento del mundo que durante los cuarenta días de cuaresrna no salía de su casa sino par? ir al templo o ayudar a algún necesitado. Y el resto del año hacía casi lo mlsmo. Cuando tenía3O años oyó que el terrible bárbaro llamado Atila se acercaba con 10.000 guerreros a sitiar a París y a des- truirla a sangre y fuego. La gente quería salir huyendo pero Genoveva los convenció de que en vez de salir corrien- do lo que debían hacer era ir al templo a rezar. Casi la Iinchan los cobardes, pero Ia mayoríalehizo caso y se dedica- ron a orar. Y Ia ciudad se salvó de ser atacada, pues el feroz Atila, cuando ya venía llegando a París, cambió imprevistamente de rumbo y se dirigió hacia Orleans, pero por el camino le sa- lieron al encuentro los ejércitos cristianos y lo derrotaron en 20 la terrible batalla de los campos cataláunicos. Así se cum- plió lo que había anunciadó Genoveva, que si "l pr"ltl oraba con fe la ciudad de parís no sería atacada. Esto le dio una gran popularidad en esa capital. Después llegó a París una espantosa escase zy carestía y ra gente se moría de hambre. Genoveva en uez deq""j"r.",.- unió unbuen grupo de hombres y se fue río ,r"ib. bus- cando víveres y volvió con las barcas llenas de comestibles y así salvó una vez más Ia ciudad. como los reyes childerico y clodoveo sentían por ela una gran veneración, logró obtener de ellos "l p"rdó, para muchos presos políticos que iban a ser ajusticiaios. - cuando Genoveva murió, muy anciana, el 3 de enero del aio S-jZ,yalaciudad de París Ia consid erabasu patrona, y todavía hoy, ella es la patrona de parís. sobre .r, ir*b" ." construyó un famoso templo, el cual en ra Revolución Fran- cesa fue destruidoy en esesitio levantaron un edificio llama_ do Panteón, donde los franceses entierrr" r.". rrZ.o".. Los datos de esta santa los conocemos porque los escribió Gregorio de Tours, unos veinte años desprr¿. á" rr"u", muer- to ella. santa Genoveva ha sido invocada en épocas de grandes calamidades públicas, y ha librado muchas^v".". "-.tdadesy pueblos de pestes, carestías e invasiones de enemigos. señor: que a imitación de santa Genoveva ¿unemos a nuestra patria y a nuestros paisanos no sólo con amor d" p"- labras, sino con amor q.r" ." demuestre en buen* ob.r. fcomo ella, estemos convencidos de que es mejor confiar en Dios que confiar sólo en las ayudas hlmanas. ÁÁ¿". 21

    12. EI{ERO 4 S.dNl]A ANGELA DE FOLIGNO Murió el4 deenero de 1309 en Foligno, Italia, donde ha- bía nacido en7248. Es una de las místicas más famosas que ha tenido la Igle- sia Católica (se llama mística a Ia persona que se dedica a Ia vida de contemplación y de comunión con Dios). En los primeros años de su vida fue una pecadora: orgu- lIosa, vanidosa, poco piadosa y dedicadaalavida mundana. Se casó muy joven y tuvo varios hijos. Poseía riquezás, casti- Ilos, lujos, joyas y fincas, pero nada de esto la hacía felí2. En7283, cuando ellatenía 35 años deedad, mueren suce-' sivamente su madre, su esposo y sus hijos. En medio de la in- mensa pena, Ángela va al támplo y oye predicar a un franciscano, el padre Arnoldo, y durante el sermón se da cuenta de 1o equivocada que ha vivido. Hace una confesión general de toda su vida. Se hace terciaria franciscana. Va en peregrinación a Asís, y san Francisco en una visión le dice que es necesario hacer dos cosas rnuy importantes: vender todo 1o que tiene, darlo a los pobres, y dedicarse a meditar en la Pasión de Nuestros Señor Jesucristo. Así lo hace. Lo vende todo, menos un castillo o palacio que estima muchísimo. Hasta que en una visión oye decir a Cristo crucificado: "¿Y por amor a tu Redentor no serás ca- paz de sacrificar tu palacio preferido?" . Lo vende también y todo el dinero recogido 1o distribuye entre los pobres. Vende todas sus joyas y lujos, reparte el dinero entre los más necesi- tados, y se dedicaalavida de contemplación y de meditación en laVida, Pasión y Muerte del Señor. 22 Ha sido llamada Ia Mística de la pasión de cristo. y fu"-t?l grande el amor que adquirió hacia ra pasión-y Muer- te del señor, que le basta miraiuna imagen de Jesús doliente u oír hablar de su santísima Pasión prm qrr" selnroj"ciera su rostro y quedara como en éxtasis.-En visiones se Ie p""á" comparar a santa Teresa y a santa Catalina. Al padre Arnoldo Ie dictó su Autobiografia. En ella se dicelo siguiente: "Yo, Álgela de Foligno, t;u. ;;;travesarmuchas ejapls en el camino de la penñen.i, o .orrrersión. La primera fue el convencerme de lo grave y dañoso que es el pe- :"9o. La se-gunda, el sentir arrepentimiento y ve'rgüenza de haber ofendido al buen Dios. Litercera,ha."r.oif".ió, d" todos-mis pec¿dos. I a cuarta, convencerme de la gran mise- ricordia que Dios tiene para con el pecador q,r"lriere ser riendo un gran amor y esti_ frió por nosotros. La sexta, esús Eucaristía. La séptima, recitar con amor y atención el Padrenuestro. La octava, tratar de vivir "r, .orríirr.ra y afec- tuosa comunicación con Dios". En Ia santa Misa veía muchas veces aJesucristo en la san- ta Hostia. reunía frecuentemente un selecto grupo de es, terciarios franciscanos, a los cuales fue por uno como una madre cariñosa, la tarde der 4 de enero de 1309, y luego santamente y en gran paz, su alma voló a la eternida l. sobre su sepulcro se han obrado innumerables milagros. 23

    13. Señor: Tú le dijiste en una visión a santa Angela: "El rnejor carnino para llegar a la santidad es estudiar la vida de Cristo en el Evangelioy tratar de imitarlo". I{az que nosotros estudiemos la vida de Jesús y la imiternos siernpre. Arnén. ENERO 5 SAN STMEOI{ EST-Itr-ITA Nace cerca del año 400 en el pueblo de Sisan, en Cilicia, cerca de Tarso, donde nació san Pablo. (Estilita significa: el que vive en una colurnna). De pequeño se dedicaba a pastorear ovejas por los cam- pos, pero un día, al entrar en una iglesia, oyó al sacerdote leer en el sermón de la Montaña las bienaventuranzas, en el capítulo 5 del Evangelio de san Mateo. Se entusiasmó al oír que Jesús anuncia: "Dichosos serán los pobres, porque de ellos es el Reino de los cielos. Dichosos los puros de cora- zón porque ellos verán a Dios". Se acercó a un anciano y Ie preguntó qué debía hacer para lograr cumplir esas bienaven- turanzas y ser dichoso. El anciano le respondió: "Lo más se- guro sería irse de religioso a un monasterio". Se estaba preparando para ingresar a un monasterio, y pedía mucho a Dios que le iluminara qué debía hacer para lograr ser santo e irse al cielo, y tuvo un sueño: vio que empezabaa edificarse el edificio de su santidad y que cavaba en el suelo para colocar los cimientos y una voz Ie recomen- daba: "Ahondar más, ahondar más". Y al final oyó que la voz le decía: "Sólo cuando seas lo suficientemente hu- milde, serás santo". 24 A los 15 años entró a un monasterio y como era muy difi- cil conseguir libros para rezar, se aprendió de memoria los 150 salrnos de la Santa Biblia, pararezarlos todos cada se- mana, 27 cadadía. Se Ie considera el inventor del cilicio, o sea, de una cuer- da hiriente que algunos penitentes se amarran en la cintura para hacer penitencia. Se ató alacintura un bejuco espinoso y no se lo quitaba ni de día ni de noche. Esto para lograr do- minar sus tentaciones. Un día el superior del monasterio se dio cuenta de que derramaba gotas de sangre y lo mand ó ala enfermería, donde encontraron que la cuerda o cilicio se Ie había incrustado entre la carne. Difícilmente lograron qui- tarlelacuerda, con paños de agua caliente. Y el abad o supe- rior le pidió que se fuera para otro sitio, porque allí su ejemplo de tan extrema penitencia podía llevar a los hermanos a exa- gerar en Ia mortificaciones. Se fue a vivir a una cisterna seca, abandonada, y después de estar allí cinco días en oración se le ocurrió Ia idea de pasar los 40 días de cuaresma sin comer ni beber, como Jesús. Le con- sultó a un anciano y este le dijo: "Paramorirse de hambre hay que pasar 55 días sin comer. Puede hacer el ensayo, pero para no poner en demasiado peligro la vida, dejaú allí cerca de us- ted díez panes y una jarra de agua, y si ve que va a desfallecer, come y bebe". Así se hizo. Los primeros 14 días de cuaresma rez6 depie. Los siguientes 14 días rezó sentado. Los últimos 12 días de la cuaresma era tanta su debilidad que tenía querezar recostado en el suelo. EI domingo de resurrección llegó el an- ciano y 1o encontró desmayado y el agua y los panes sin probar. Le mojó los labios con el algodón empapado en agua, le dio un poquito de pan, y recobró las fuerzas. Y así pasó todas las de- más cuaresmas de su larga vida, como penitencia de sus peca- dos y para obtener Ia conversión de los pecadores. 25

    14. Se fue a una cueva del desierto y para no dejarse dominar por la tentación de volverse alaciudad, llamó a un cerrajero y se hizo atar con una cadena de hierro a una roca y mandó soldar la cadena para no podérsela quitar. Pero varias sema- nas después pasó por allí el Obispo de Antioquía y Ie dijo: "Las fieras sí hay que atarlas con cadenas, pero al ser huma- no le basta su razón y Ia gracia de Dios para no exceder ni irse a donde no se debe". Entonces Simeón, que era humilde y obediente, se mandó quitar la cadena. De todos los países vecinos y aun de países lejanos venían a su cueva a consultarlo y a pedirle consejos y las gentes se le acercaban para tocar su cuerpo con objetos para llevarlos en señal de bendición, y hasta le quitaban pedacitos de su man- to para llevárselos como reliquias. Entonces para evitar que tanta gent viniera a distraerlo en su vida de oración, se ideó un modo de vivir totalmen- te nuevo y raro: se hizo construir una columna de 3 me- tros para vivir allí al sol, al agua y al viento. Después mandó hacer una columna de 7 metros, y más tarde, como la gente todavía trataba de subirse hasta allá, hizo levantar una co- lumna de 77 metros, y allí pasó sus últimos 37 años de vida. Columna se dice "Stilos" en griego, por eso lo llamaron "Simeón Estilita". No comía sino una vez por semana. La mayor parte del día y de la noche la pasabarezando. LJnos ratos de pie, otros arrodillado y otros tocando el piso de su columna con la fren- te. Cuando oraba de pie, hacía reverencias continuamente con la cabeza. Un sacerdote le llevaba cada día la Sagrada Comunión. - Para que nadie vayaacreer que esto que estamos narran- do son c entos inventados o leyendas, recordemos que Ia vida de san Sirneón Estilita la escribió Teodoreto, {uien era mo e en aquel tiempo y luego fue Obispo de Ciro, ciudad cercana al sitio de los hechos. un siglo más tarde, un famoso abogado llamado Evagrio escribió también Ia histo- ria de san simeón y dice que las personas que fueron testigos de la vida de este santo afirman que todo lo qu" cuenta Táo- doreto es cierto. Las gentes acudían por montones a pedir consejos a Si_ meón el stilita. El les predicaba dos veces por día áesde su columna y los corregíadesus malas costum6res. y entre ser- món y sermón oía sus súplicas, oraba por ellos y resolvía prei- tos entre los que estaban peleados, para amistarlos otravez. A muchos ricos los convencíapara que perdonaran las deu- das a los pobres que no les podían pagar Convirtió a miles de paganos. Un fa oso asesino, ai oírlo predicar, empezí a pedir perdón a Dios a gritos y llorando. Algunos lo insultaban para probar su paciencia y nunca respondió los insultos ni demostró disgusto por ellos. _ _ Hasta Ohispos venían a consultarlo, y el Emperador Marciano de constantinopla se disfrazó de peregrino y se fue a escucharlo y se quedó admirado del modo tan santo como vivía y hablaba. Para saber que la vida que llevaba en la columna era san- tidad y virtud y no sólo un capricho, los monjes vecinos vi- nieron y le dieron órdenes a gritos de que Je bajara de Ia columna y se fuera vivir con los demás. Simeón, que sabía que sin humildad y obediencia no hay santidad, se dispuso inmediatamente a bajarse de allí, pero I s monjes al ver su 26 27

    15. dociiidad le gritaron que se quedara otravez allá arriba por- que esa eralavoluntad de Dios. Murió el 5 de enero del año 459. Estaba arrodillado re- zando, con la cabeza inclinada, y así quedó muerto, como si estuviera dormido. El emperador tuvo que mandar un bata- llón de ejército porque las gentes querían llevarse el cadáver, cada uno para riu ciudad. En su sepulcro se obraron muchos milagros y junto al sitio donde está su columna se construyó un gran monasterio para monjes que deseaban hacer peni- tencia. Señor Jesu.cristo: haz que como Simeón el Estilita, re- cordemos todas aquellas palabras tuyas: "Si no hacéis peni- tencia, todos pereceréis" y que nos dediquemos también a ofrecer penitencias por nuestros pecados y por los pecados. del mundo entero. Amén. SEÑORDIOS: mHcFflOs0 Q{"IHEN CONF'ÍEH,NTT (Salmo 83) EI{ERO 6 LOSREYESMAGOS 28 29

    16. EI{ERO 6 LA EPIFANIA OVISITA DE LOS REYES MAGOS Epifanía significa: manifestación o presentación en pú- blico. Se llama así esta fiesta porque en ella se recuerda cómo Jesús se manifestó ante los Magos p¿rra ser adorado. Esta fiesta se celebra el 6 de enero en la Iglesia Católica desde el año 400. La adoración de los Magos al Niño Jesús Ia narra el Evangelio de san Mateo en el capítulo 2, y es una de las narraciones más bellas de la Santa Biblia. Magos: Ilamaban en Oriente a ciertos sabios que se dedica. ban a estudiar los astros y a profundizar en ciencias religiosas, y se les consideraba como personas de gran santidad y sabi- duría, que empleaban su vida en la búsqueda de la verdad. El Evangelio no dice cuántos eran, pero el Papa san León dice que probablemente eran tres.Y esto lo deduce de los tres regalos que le trajeron. La tradición Ie ha dado los nombres de Gaspar, Melchor y Baltasar. Venían de Oriente: los países de Oriente de Israel eran: Arabia, Persia (o Irán) y Asiria o Babilonia (Irak). Muchos creen que probablemente eran persas, porque las gentes de ese país eran muy religiosas. Se presentaron en Jerusalén diciendo: "¿Dónde está el rey de los judíos que ha nacid'o?". Tuvieron que averiguar en Jerusalén porque al llegar a esa ciudad desapareció la es- trella que los venía guiando. Y de esto se valió Dios para anunciar en esa Ciudad Santa el nacimiento de su Hijo. 30 Pues vimos su estrella en Oriente. EI profeta Balaam ha- bía anunciado: "Hacia Israel ella, y es que un nuevo reinado aparecerá en I . Suetonio yTá- cito y otros historiadores qu el siglo primero cuentan que había en Oriente una creencia muy extendida de que de Palestina iba a salir uno que gobernaría el mundo entero. 1Ouellos hombres vieron una estrella nueva y desconocida y la fueron siguiendo hasta llegar aJerusalén. Estaban convenciáos de que ella los guiaría hasta el sitio donde había nacido el nuevo rey que iba a gobernar al pueblo creyente. Y hernos venido a adorarle: no vienen por curiosidad ni por interés, sino a adorarlo como a Dios. Es un viaje de fe el que han hecho estos hombres. Se llama peregrinación a un viaje que se hace para ir arezar y adorar. El viaje de estos ma- gos fue una verdadera peregrinación. El rey Fferodes se turbó y con él toda Jerusalén Herodes era un rey sumamente desconfiado y mataba sin más ni más a toda persona que a élle pareciera que le podía quitar el puesto de rey. Así mató a su esposa Mariamme, a su madre Alejandra y a su hijo Antipater y a sus dos nietos Ale- jandro y Aristóbulo. César Augusto decíapor burla que era mejor ser cerdo de Herodes (cerdo se dice "Hus") que ser hijo de Herodes (hijo se dice "Huios"). Así que en casa de Herodes era más seguro ser "Hus" (cerdo) que ser "Huios" (hüo) porque a los cerdos no los mandaba matar, pero a los hijos sí. Herodes se llenó de afán al saber que había nacido un niño que iba a ser rey. Y tuvo miedo de que Ie pudiera quitar a él su alto puesto. Jerusalén también se llenó de emoción, por dos causas: por miedo a las medidas de la crueldad que 31

    17. Herodes podría tomar contra todos los niños recién nacidos, y por la esperanza de que ahora sí hubiera llegado el tiempo de tener un rey que les concediera la libertad y el mando. Convocó a los sumos sacerdotes y a los escribas y les averiguó el sitio donde deberianacer Cristo. Ellos eran los que más conocían la Biblia y podían darle la respuesta precisa. Y así lo hicieron. Eilos Ie diieron: enBelén deJudea, porque asíestá escri- to por el profeta: "Y tú Belén de Judá no eres el pueblo menor entre los principales, porque de ti nacerá el caudillo que será pastor de mi pueblo Israel" (Mi 5,7). Le estaban citando el capítulo 5 del profeta Miqueas. E{erodes llamó a los magos y les averiguó el tiernpó de la aparición de la estrella. Quería satrer desde qué edad debía mandar matar a los niños. Todos los que hubieran nacido en los años cercanos a la aparición de [a estrella. Al salir de Jerusalén vieron otravez la estrella y se llenaron de alegríay ellalos guió y se detuvo encima del si- tio donde estaba el Niño. Al ver la estrella se llenaron de inrnensa alegría... Ahora ya estaban seguros de que los guiaría al sitio seguro a donde querían llegar. Dato curioso: no se lee que alguno de Jerusalén se haya tomado la molestia de acompañarlos hasta Belén. Y sólo que- da a pocos kilómetros. ¡Cuánta percza a veces para ir a dar culto y adoración a Cristo! Entraron a la casa y encontraron al Niño con su ma- dre María y arrodillándose lo adoraron. 32 Entraron en la casa.: o sea que Jesús, María y José ya no estaban en Ia cueva sino que ya habían conseguiáo una casi- ta en arriendo para vivir en Belén. Encontraron a Jesús cor) su maclre María: a Jesús lo encontramos con su santísima Madre. Por eso para ir a Jesús, nosotros tratamos de ser devotos de María. Abriendo sus cofres le ofrecieron oro, incienso y rni- tra. oro: es lo que se lleva de regalo al primer mandatario de la nación: Jesús es rey. Incienso: se lleva de regalg a los dioses en sus templos. Jesús es Dios. Hijo Unico del único Dios. lesia a los tr Jesu s ayudas económicas para el culto y para los pobres. Incienso: nuestra oración. Mirra: (amarga) nuestros sacrificios. señor Jesús: que a imitación de los Magos de oriente va- yamos también nosotros frecuentemente a adorarte en tu casa que es el Templo, ! rro vayamos jamás con las manos va- 33

    18. mos honrar y venerar nuestfa. Amén. siempre como a Madre tuya y Madre EITERO 7 SPxN FtAIh/rTUIoilLlrJ DE trEhIAF OR.T Raimundo significa "Buen consejo". Nació en Peña- fort, cerca de Barcelona, España, en 7175. A los 20 años ya era profesor de filosofía en un colegio de Barceloro, y a los 30 años era profesor en la famosa Universidad de Bolonia (Ita- Iia), donde se había doctorado. En 7222 entró en Ia Comunidad de Padres Dominicos cuando apenas hacía ochos meses que había muerto santo Domingo de Guzmán, el fundador de esa Comunidad. Pidió a sus superiores que le pusieran oficios duros y hu- millantes para hacer penitencias de sus pecados, especial- mente de su orgullo. Pero los superiores le pusieron por oficio y tareael dedicarse a coleccionar las respuestas que los sabios antiguos de Ia Iglesia daban a ciertas preguntas difíci- Ies de los fieles, 1o cual llamó: t'Casos de conciencia" y compuso entonces su famoso libro llamado t'Surnrnat'o re- sumen de respuestas a casos dificiles en la confesión. Raimundo obtuvo de Dios la "eficacia de lapalabra", o sea que su predicación lograba conmover a los oyentes y con- vertirlos. Y así recorrió ciudades y campos de Aragón, Casti- lla y Cataluña y los que 1o acompañaban decían que parecía casi imposible que un predicador lograra tantas trans- formaciones con sus sermones. EI{ERO 7 SAI{RAIMUITDO RAMON' san Ramón o Raimundo de peñafort. Lienzo Í:l:ig.k XVI que se_conserva en el Museo Oiá"".u.ro a" Yi"h (Barcelona). san Ramón de peñafort - ááLi.ri"o barcelonés y general de su orden, se considera como el mejor canonista de su época. Es er patrón de rosjuriscon- sultos. Murió centenario en1,275. 34 35

    19. Junto con san Pedro Nolasco, Raimundo fundó la Co- munidad de los Padres Mercedarios, dedicada a rescatar a los cristianos secuestrados por los mahometanos o turcos. En 1.230 el Papa Gregorio IX llamó a Raimundo a Roma y entre otros c;:rgos que le dio, lo nombró su confesor. LJna de las penitencias que este santo le puso al Surno Pontí- fice fue que atendiera siempre rnuy bien a las peticio- nes que le hicieran los pobres. El Papa le encomendó que recogiera y publicara todos los decretos que habían dado los Pontífices y los Concilios. Des- pués de 3 años de trabajo publicó su famoso libro titulado "Decretales", el cual han tenido que consultar después por varios siglos todos los que quieren saber qué prohibieron los Pontífices y Concilios de la antigüedad. El Pontífice 1o nombró Obispo, pero poco después el san- to obtuvo que'el Papa le aceptara Ia renuncia. Los religiosos de su comunidad 1o eligieron Superior General, pero a los dos años renunció. Se consideraba apto para predicar y escri- bir, pero no para mandar. Los últirnos 33 años de su vida los dedicó a convertir cristianos y pecadores y a obtener que muchos musulma- nes se pasaran al cristianismo. En una carta a su superior en 1,2561e informa que ya ha logrado que 10.000 rnahorneta- nos se vuelvan cristianos. Este santo murió cuando estaba por cumplir los 100 años, en1,275. Dos reyes asistieron a su entierro y en su sepulcro se obraron mararrillosos milagros. ENEROs SAN SEVERINO, PREDICADOR. Murió el8 de enero del año 492, pronunciando la últi_ ma frase del último salmo de la santa Biblia (sal 150): ,.Todo ser que tiene vida, aiabe al señor". Había nacido probablemente en Roma el año 410. Es pa- trono deViena (Austria) y de Baviera (Alemania). Su biografíalaescribió su discípulo Eugipio. A nadie decía que era de Roma (la capital del mundo en ese entonce_s) ni que provenía de una familia noble y rica, pero su perfecto-modo de hablar el latín y sus exquisitós mo- dales y su trato finísimo lo decían. san severino tenía el don de profecía (anunciar el futu- 1o) y el don de consejo, dos preciosos dones que el Espíritu Santo regala a quienes Lerezancon mucha fe. se fue a misionar en las orillas del río Danubio en Austria y anunció a las gentes de Ia ciudad de Astura que si no dejaban sus vicios y no se dedicaban arezar más y a ha- cer sacrificios, iban a sufrir un gran castigo. Nadie le hizo caso, y entonces é1, declarando que no se h"acía respon- sable de la mala voluntad de esas cablzas tan duras, se fue a la ciudad de cumana. Pocos días despues [egar;;ios terri- bles "Hunos", bárbaros de Hungríi y dest-ruyeron total- mente la ciudad de Astura, y Áahron a .".i todos sus habitantes. . . _ El- Curnana, el santo anunció que esa ciudad tarn- bién iba recibir castigos si la gente no se convertía. Al 36 37

    20. principio nadie le hacía caso, pero luego llegó un prófugo que había logrado huir de Astura y les dijo: "Nada de Io terrible que nos sucedió en mi ciudad habría sucedido si le hubiéramos hecho caso a los consejos de este santo. Él quiso librarnos, pero nosotros no quisimos dejarnos ayudar". Entonces las gentes se fueron a los templos a orar y se cerraron las cantinas, y empe- zaÍott a portarse mejor y a hacer pequeños sacrificios, y cuan- do ya los biírbaros estaban liegando, un tremendo terremoto los hizo salir truyendo. Y no entraron a destruir la ciudad. .rrlln fiüi¿ir¿na, una ciudad que quedaba junto al Danubio, había mucha carestía porque la nieve no dejaba llegar barcos con comestibles. San Severino arnenazí con castigos del cielo a los que habían guardado alimentos en gran can- tidad, si no los repartian. Ellos Ie hicieron caso y los repar- tieron. Entonces el santo, acompañado de mucho pueblo, se puso a orar y el hielo del río Danubio se derritió y llega- ron barcos con provisiones. Su discípulo preferido, Bonoso, sufría mucho de mal de ojo. San Severino curaba milagrosamente a muchos enfer- mos, pero a su discípulo no lo quiso curar, porque le de- cía: "Enfernao puedes llegar a ser santo. Pero si estás rnuy sano te vas a perder".Y por 40 años sufrió Bonoso su enfermedad, pero llegó a buen grado de santidad. El santo iba repitiendo por todas partes aquella frase de la Santa Biblia: "Para los que hacen el bien, habrá gloria, honor y paz. Pero paralos que hacen el mal, tristezay castigos vendrán" (4* 2).Y anunciaba que no es cierto lo que se imaginan muchos pecadores: "He pecado y nada malo me ha pasado". Pues todo pecado trae castigos del cielo. Y esto detenía a muchos y les impedía seguir por el camino del vicio y del mal. 38 EITERO 8 SAN SEVERII{O, PREDICADOR 39

    21. San Severino era muy inclinado por temperamento a vivir retirado rezandoy por eso durante 30 años fue fundando mo- nasterios, pero las inscripciones del cielo le mandaban irse a las multitudes a predicar penitencia y conversión. Buscando pecadores para convertir recorría aquellas inmensas llanuras de Austria y Alemania, siempre desca)zo, aunque estu- viera andando sobre las rnás heladas nieves, sin comer nada jamás antes de que se ocultara el sol cada día; reunien- do multitudes para predicarles Ia penitencia y la necesidad de ayudar al pobre y sanando enfermos, despertando en sus oyentes una gran confianza en Dios y un serio temor a ofen- derle; vistiendo siempre una túnica desgastada y vieja, pero venerado y respetado por cristianos y biírbaros, y por pobres y ricos, pues todos lo consideraban un verdadero santo. Se encontró con Odoacro, un pequeñoreyezielo, y le dijo proféticamente: "Hoy te vistes simplemente con una piel so- bre el hombro. Pronto revestirás entre los tuyos los lujos de la capital del mundo". Y así sucedió. Odoacro con sus Héru- los conquistó a Roma, y por cariño a san Severino respetó el cristianismo y lo apoyó. Cuando Odoacro desde Roma le mandó ofrecer toda cla- se de regalos y de honores, el santo lo único que le pidió fue que respetaralareligión y que a un pobre hombre que había desterrado injustamente, le concediera la gracia de poder volver a su patria y a su familia. Así se hizo. Giboldo, rey de los bárbaros alamanos, pensaba destruir la ciudad de Batavia, san Severino le rogó por la ciudad y el rey birbaro le perdonó por el extraordinario aprecio que le tenía a la santidad de este hornbre. En otra ciudad predicó la necesidad de hacer penitencia. La gente Ie dijo que en vez deenseñarles a hacer peniten- 40 cia le.s ayudara a comerciar con otras ciudades. Ér les res- pondió: " ¿Paraqué_comerciar, si esta ciudad se va a convertir :."" desierto por la maldad de sus habitante.?;. t ,; d.jóde la ciudad. Poco después ilegaron ro. ¡árürro. y d".t.ffiron la ciudad y mataron muchá gente. En Tulnrnan_llegó una terrible praga que destruía to- dos los cultivos. La glnte acudió " ."., SE r"rirro, ei cual les dijo: "El remedio e s rezar, dar limosn, ;[r, p;br", y h"-cer penitencia"- Tdrla gente se fue ar tempro ir"r^rcon ér, menos un hacendado-que_se quedó en su campo por pereza de ír a rezar . A los tres_ dias l, pirg, ," hrbi" iáá $;;ár. la de_ más fincas, menos de la finci dár hacend ^ao p"r"ro.o, "l .rr"l vio devorada por las plagas toda su cosecha de ese año. En Kuntzing, ciudad a las orillas del Danubio, este río h.acía- grandes destrozos en sus inundacio";, ;l; hacía mu_ cho daño al temp_lo católico que estabu.."iáiJo " t". ori- llas de las aguas. san sevgrino ilegó, corocó una gran cruz en F q"".t" de la iglesia y düo at Dánubio: ,,No t" á";*a Áiseñor Jesucristo -que p.r"r der sitio d";á; ;il" sanra crrtz". El río obedeció siempre y ya nu ca pas¿rron sus co- rrientes del lugar donde esta6a ric¡uzpuestipor el santo. El 6 de enero del año 482, fiestade ra Epifanía, sintió que se iba-a morir, llamó entonces a la autoridades civiles de la ciudad y les dijo:"si quieren tener ra bendilion J"'óio, ...-peten mucho los derechos de ros demás. Ayuden a lÁ necesi- tados y esmérense por ayudar todo ro í"er p"rrure a los monasterios y a los templos". y entonando el salmá 150 se murió, el B de enero. A los seis años fueron a sacar sus restos y lo encontraron incorrupto, como si estuviera recién enterrado. Al levantarre 41

    22. Ios párpados vieron que sus bellos ojos azules brillaban como si apenas es;uviera dormido. Sus restos han sido venerados por muchos siglos, en Nápoles. En Aust;ria todavía se conserva en uno de los conventos fundados por é1, la celda donde el santo pasaba horas y horas rezando por la conversión de los pecadores ylapazdel mun- do. Señor jesirs: que no nos suceda nunca ser castigados por la justicia Divina como aquellos pueblos que no quisieron escuchar la invitación de san Severino a convertirse. Recuér- danos la fra.se del libro santo: "FIoy si escucháis la voz de Dios no endurezcáis vuestro corazítt" (Sal 94). Que es- cuchemos siempre a los profetas que nos llaman a la conver- sión, y que dejando nuestra mala vida pasada, salvemos nuestra alma. Amén. EI{ERO 9 SAN JUI_IÁN, hdÁR-flIxt (luño 3o,f) Nació.san Julián en ra ciudad de Antioquía (en siria), de q3 familia que se preocupó por darle """1".rii^t.-r.io"re[grosa. . Los papá.s qu rían que contrajera matrimonio con un¿ joven m y vrrtuosa_ y de familia muy ica, pero lulian tuvc una visión en la cual vio argunos de lás pr;.,ii;;;Ll oior."_serva para quienes conserva su virginid"a y "u.iá1u visiór a la novia. Y entonces los dos, de cámún aluerdo, hicieror voto de castidad, o sea un juramento de.o"r"r"ur.L ,i.mpr.puros. Los papás reían que ellos formarían "" frág"r, pero los novios se habían .o*pio-erido " ;";;;;;p*I .i"-pr.su virginidad. Y poco tiempo d.espué, ,,,r.i"ro" i* p"a.es de los.dos jóvenes, y. entonces Julián y su prometida se fueron cada uno a un desierto a o.raiy a hacer pá.,it".r.ia y.uda.rrur fundó un monasterio. Julián úrr -o.ru.t"rio p"r" ÉÁbr"., yella uno para mujer s. Muchos hombres deseosos de conseguir la santidad se fueron a acompa[T.a Ju.lirin en su rid; á;;;i,eiár;ro nom_ braron superior. Ét to. dirigió con especi"r .uiiná y con gran prudencia. Era el que más duro trabqaba.,"i;;;;ores fa- vores hacía a todos y el más fervoroso en la oración- y dedi_ caba muchas horas a Ia rectura de tib;;. ái*ñ.o, y u t"meditación. Su vida fue una continua Cuaresma, o sea un ayunar, guar_ dar abstin ncia, orar y meditar, todos fá, ¿i*, ,irr'J.furr". A los súbditos nunca -ros reprendía con artanería ni con malos modos ni delante de los áemás, .i"o "o frirráo, con 42 43

    23. frases amables, comprensivas y animadoras, que les demos- traban el gran aprecio y amor que les tenía, y que llegaban hasta el fondo del alma y obtenían verdaderas conversiones. Los religiosos decían que Julirín era muy exigente y duro para sí mismo, pero admirablemente comprensivo y amable para con los demás, y que gobernaba con tal prudencia y cari- dad a los monjes que éstos se sentían en aquel desierto más feli- ces que si estuvieran en el más cómodo convento de la ciudad. La persecución. Y sucedió que estalló en Antioquía la persecución contra los cristianos, y el gobernador Mediano ordenó apresar a Julián y a todos sus monjes. Centenares de cristianos fueron siendo quemados por proclamar su amor a Jesucristo, y cuando le llegó el turno a nuestro santo, se pro- dujo el siguiente diálogo entre el perseguidor y Julián: -Le ordenamos que adore la estatua de nuestro emperador. -Yo no adoro sino única y exclusivamente al Dios del cielo. -Su Dios y emperador es el César de Roma. -Mi jefe a quien adoro y obedezco es a Nuestro Señor Jesucristo. -¿Cómo se le ocurre creer en uno que fue crucificado? -Es que el crucificado ya resucitó y está sentado a Ia dere- cha de Dios Padre. -¿Te ríes de nuestros dioses y del emperador? Pues ahora que te atormenten te arrepentirás de haber procedido así. -Dios ayuda a los que son sus amigo , y CristoJesús, que es mucho más importante y poderoso que el emperador, me dará la fuerzay el valor para soportar los tormentos. El perseguidor viendo que con amen azas ve, se. propone cambiar de táctíca y ofrece a premios si dej alasanta religión. no lo conmue- Julián grandes . . f yr pdres eran personas muy importantes en esta ciu_dad. Si dejas de s :r ciistiano y "a-"r-r;;;.;;;;dioses, reconcederemos puestos de primera clase. -Mis padres me están observando desde el cielo y se sien-ten muy contentos y mu¿lon¡ados de qr" yo p.o.t.*" mi feen Cristo y derramá porEl mi sangre. Primer milagro: empiezan a darre aJulián terribres lati-gazos, con fuetes que tienen pedacitos a."rr¿rr" "" ros "xtr"_mos, pero uno de los verdugos al retirar.apidaÁ"*" a r.rát",e.s heli{9 gravemente en.uñojo por la punta de hierro der rá-tigo. Julián ove el grito d" doioiy ilr.í, J "*üi" coroca sus manos sobre el ojo destrozado y se obti".r"]rrmediata_ mente la curación. segundo rnilagro: ios verdugos re cortan ra cabeza arsanto, pero en ese momento el jovei Celso, ¡r¡" aJ j"r."gri_ dor Marciano, al ver con qué ¿r"";"É;;;á riüína ido aIa muerte este amigo de.ciistJ, ." a".t"." á ;#;;n segui_ dor de Jesús y se hace cristiano. E.tu .o.rrrersión fue conside- rada como un verdadero milagro espiritual "ut""i¿" por elmartirio de Julián. Y los amigos de Jesús queremos proclamar siempre y entodas partes nuestra fe, y preferi;;iñ;;ffi;H;Ll ,or_ -rrlo.r, antes que dejar nuestra santísima r"liáiá" po, ir.ro.a religiones falsas quá ni dan feliciá"d ;; ;;;;ü; "J;J:guen salvación eterna. 44 45

    24. fian Julián: pídele a Cristo que nosotros logremos perse- veraÍ fieles a nuestra santa religión hasta la muerte. ENtrR.O 1CI lBliA:[7 L^/u{JIR"A ViiCU IT A [-,a i:ija- que of,i:eci,ó ia. vjiefla prori'sa]var a la ryla.dre Nació en Santiago de Chile, el 5 de abril de 1891 y murió en Argentina el 22 de enero de 7904, a la edad de sólo 13 años. El papaJuan Pablo II la beatificó el 3 de septiembre de 1988. Su padre era un alto jefe militar y político de Chiie. Una resolución derroca al gobierno y la familia Vicuña tiene que salir huyendo, desterrada a 500 kilómetros de la capital. Allá muere el papá y la familia queda en la miseria. Laura tiene apenas dos años cuando queda huérfana de padre. La marná, con sus dos hijas, Laura y Julia, emprende un larguísimo viaje de ocho meses hacia las pampas de Argenti- na. Allá encuentra un ganadero brutal y matón, y movida por su gran misería,lapobre Mercedes se va a vivir con él en unión libre. El hombre se llama Manuel Mora. En 1900 Laura es internada en el Colegio de las Herma- nas Salesianas de María Auxiliadora en el colegio de Junín de los Andes. Allí, en clase de religión, al oír que Ia profesora dice que a Dios disgusta mucho los que viven en unión libre, sin casar- se, la niña cae desmayada de espanto. En la próxima clase de religión, cuando la religiosa empíeza a hablar otra vez de 46 EIüERO 10 47

    25. unión libre, la niña empiezaa palidecer.Laprofesora cambia de tema pero consutta et .uró .on la hermana directora del colegio: n¿Por qué será que Laura Vicuña se asusta tanto ."rria" .utrbtu del pecadb que es vivir en unión libre?". La ,"p"rior" le aconseji "Vuelvá atr.atar de ese tema, y si ve que Ia niRa se asusta, cambie de tema"' Así lo hace' Laurita se ha dado cuenta de un gravísimo mal: su madre, el ser que más ama en el mundo, después deDios ylaVirgen" ,r, -"-á. Mercedes, vive en pecado mortal y está en grave peligro de condenación eterna' ¡Es terrible! Y Laura hace un plan: ofrecerisu vida a Dios, con tali d" qrr" Ia mamá utarrdo,'e a ese hombre con el cual' ;;"';. p".udo. Comunica su plan al confesor' el padre Cr"rt"rr"llo, salesiano. É11" dice: "Mira que eso es muy.serio. óiá, p""¿ e aceptar tu propuesta y te puede llegar la muerte ;üpt;;á;. p"ro Ia niRa está reiuelta a salvar el alma de la ;á; a cualquier costo, y ofrece su vida al señor Dios, en sa' crificio para Jalvar el alma de la propia madre' En el colegio es admirada po¡ las demás alumnas como la mejor .o-pr-á"ra, Ia más u*ábl" y servicial. Las superioras ." [r"dr" maravilladas de su obediencia-y-del enorme amor á"J.i""i" pár Jes,is Sacramentado y por María Auxiliadora' El día de su primera comunión ofrece su vida en sacrificio aJesús, y al seridmitida como "Hrj" de María", consagra su pir"r^a la SantísimaVirgen María' Vaapasarvacacionesenlacasadondevivesumadre, Manuel 4or" trata de irrespetarla pero ella no 1o permite, ir;;ii;;" sár abofeteada y ^zot^d^brutalmente por él pero no "áÁii" "irrgri' irrespetó a su virtud. Manuel aprende a res' petarla. 48 En una gran inundación que invade el coiegio, Laura por salvar la vida de las más pequeñas, pasa largas horas de'la no- che entre las friísimas aguas sacando niñas en peligro, y ad- quiere una dolorosa enfermedad en los riñones. Dios empieza a aceptar el sacrificio que le ofreció por salvar el alma de su mamá. Laura empieza a palidecer y a debilitarse. Siente enorme tristeza al oír de los superiores que no la podrán aceptar como religiosa porque su madre vive en concubinato. Sigue orando por ella. Se retuerce del dolor.Lavida de Laura se está apa- gando. "Señor: que yo sufra todo 1o que a Ti te parezcabien, pero que mi madre se convierta y se salve". Va a entrar en agonía.Lamadre se acerca. "Mamá, desde hace dos años ofrecí mi vida en sacrificio para obtener que tú no vivas más en unión libre. Que te separes de ese hombre y vivas santamente. Mamá: ¿antes de morir tendré la alegría de que te arrepientas, y le pidas perdón a Dios y empieces a vi- vir santamente?" "¡Ay hija mía! -Exclama doña Mercedes llorando-, fen- tonces yo soy la causa de tu enfermedad y de tu mgerte? Po- bre de mí ¡oh Laurita, qué amor tan grande has tenido hacia mí! Te lo juro ahora misrno. Desde hoy ya nunca volve- ré a vivir con ese hornbre. Dios es testigo de mi promesa. Estoy arrepentida. Desde hoy cambiaré mi vida". Laura manda llamar al padre confesor. "Padre, mi mamá promete solemnemente a Dios abandonar desde hoy mismo a aquel hombre". Madre e hija se abrazaron llorando. Desde aquel momento el rostro de Laura se torna sereno y alegre. Siente que ya nada la retiene en esta tierra. La Divi- na Misericordia ha triunfado en el corazón de su amadísima 49

    26. i madrecita. Su misión en este mundo ya está cumplida. Dioq Ia llama al Paraíso. , Recibe la unción de los enfermos y su última comunión, Besa repetidamente el crucifijo. A su amiga que reza junto a su lecho de moribunda Ie dice: "¡Qué contenta se siente el alma a la hora de la muerte, cuando se ama a jesús y a María Santísima!" Lanzauna última mirada a la imagen que está frente a su cama y exclama: t'Gracias Jesús, gracias María", y muere dulcemente. Era el 22 deenero de 7904. Iba a cumplir los tre. ce años. La madre tuvo que cambiarse de nombre y salir disfraza. da de aquella región para verde libre del hombre que Ia perse. guía. Y el resto de su vida llevó una vida santa. LauraVicuña ha hecho muchos milagros a los que le pi. den que rece por ellos ante Nuestro Señor.Y el papaJuan Pa- blo II la declaró Beata en 1988. SEÑOR JESUS: tú que concediste a Laura Vicuña la gracia de c'frecer su vida por la salvación del alma de su pro. pia madre, concédenos también a todos nosotros Ia gracia dr obtener con nuestros sacrificios, nuestras oraciones y nues. tra§ buenas obras, la conversión y salvación de muchos peca. dores. Amén. EhtERO tt SANTEODOSIO Su nombre significa: "Regalo de Dios,,. Nació en Türquía en el aflo 423. sus padres lo acostumbraron desde jovencito aleer cada día con atención una página de Ia sagrada Escri- tura, lo cual Ie sirvió muchísimo para llegar a la santidad. Al leer en el Gé¡resis que Abryhán agradó a Dios al dejar su patria y su familia para irse a Tierra Santa a servir al vár- dadero Dios, dispuso hacer él otro tanto, y dejando sus gran- des riquezas y su familia, se fue aJerusdén. Antes que todo se fue a visitar al famoso san simeón el Estilita, el cual le anunció muchas de las cosas que le iban a suceder durante su-vida y le dio consejos muy pr.ácticos para saber comportarse bien. _ _ Después de visitar en peregrinación a Jerusalén, Belén y Nazaret, se- propuso dedicarse a vivir "o-á un religioso soli- tario. Pero luego, el temor de tener que vivir sinirn direc- tor.espiritual y p9r lo tanto quedar"expuesto a graves equivocaciones, 1o hizo quedarse cerca de Bárén, dondJvivía el más sabio director de los religiosos de esas religiones, el abad Longinos. - D-"rpgés de ser ordenado sacerdote, recibió de Longinos la orden de encargarse del culto de una iglesia que estaÉa en el camino entre Jerusalén y Belén. Después delos actos del culto en la iglesia se iba a una cueva solitiria a meditar y are- zaf. 51 50

    27. Pronto vinieron muchos jóvenes a pedirles ser admitidos como religiosos. Él recibía a todos aquellos que demostraban estar dispuestos sinceramente ahacer penitencia y a-conver' tirse. A uno de sus discípulos, el que después fue Obispo dc Petra, le debemos los datos que vamos a narrar en seguida. A sus jóvenes religiosos les hacía cavar a ellos mismo¡ su propiá sepultura (una palada cada noche cada uno, antel d" l.ott"tse áiciendo: "Yo he de morir, yo no sé cuándo; yo he de mori::, yo no sé dónde; yo he de morir, yo no,sé cómo; pero lo qr. ti sé de cierto es Qg9 si muero en pecado mortal *".ot d"naréparasiempre"). Esto para que recordaran qut somos polvo y en polvo t os hemos de convertir y que "a la hora merros pensada vendrá el Hijo de Dios a tomarnor cuentas y que hay que estar preparados, porque no sa bemos ni el día ni la hora". Cuandc¡ terminaron de cavar la primera sepultura, el abad Teodosio les dijo: "La sepultura ya está lista; ¿quién de' sea ocup arla?,1 .IJn sacerdote llamado Basilio se adelantó 1 dijo: "Pádre, si al buen Dios le parece bien así, yo acepto sa el primero en morir. Pero rczad por mí y 4.qdyt" la bendi' ción,,. Teodosio mandó qverezaran por Basilio las oracionet por los moribundos. A los cuatro días el sacerdote cayó muer io d" repelte, sin haber estado enfermo antes. Pero estab¿ bien preparado para la muerte. Un día de pascua no había nada qué almorzar. Los mon; jes empezrton u murmurar pelg Teodosio les recomendó qut iuri"rr., fe en la Divina Providencia. A medio día llegó una recua de mulas cargadas con alimentos. Nadie supo de dón de llegaron ni quién las envió. conventos: uno para los que hablaban griego, otro para los que hablaban idiomas eslavos y el tercero para los de idiomas orientales como hebreo, árabey persa. Todos cerca de Belén. Los salmos los rezaba cada convento en su idioma, pero la Eucaristía Ia celebraban todos juntos en el templo. También construyó Teodosio cerca de Belén tres hospi- tales: uno como ancianato, otro para los que sufrían toda cla- se de enfermedades, y el tercero para los que padecían enfermedades mentales. Esta idea era muy nueva en esos tiempos y poco frecuente en el mundo. Eran tantos'los enfermos que venían a ser asistidos, que los historiadores de ese tiempo cuentan que hubo días en que llegaron cien enfermos a ser curados. Cuando no había ali- mentos o medicinas, Téodosio ponía a sus monjes a re- zar con toda fe y las ayudas llegaban de las maneras más inesperadas. Los monasterios dirigidos por san Teodosio eran como una ciudad de santos en el desierto. Todo se hacía a su tiempo y con exactitud, oración, trabajo, descanso, etc. Cada uno se esmeraba por tratar a los demás como deseaba ser tra- tado por ellos. El silencio era perfecto. Todos estaban obliga- dos a dedicar varias horas del día a trabajos manuales para conseguir 1o necesario para alimentar a tanta gente. El Arzo- bispo de Jerusalén quedó tan admirado de aquel orden y se- riedad, que nombró a Teodosio i'Superior de todos los religiosos que vivían en Tierra Santa". EI emperador de Constantinopla apoyaba una herejía que negaba algunas cualidades de Cristo, y para que Teodo- sio lo apoyara Ie envió una gran cantidad de dinero. Teodosio Como Ia fama de santidad de Teodosio atraia muchos jó recibió el diner_o y lorepalió entre l9s pobres pero_recorrió "orá-q"" ""o¡* " "i* como religiosos, tuvo que hacer tro toda Palestina diciéndole a la gmte: "El que enseñe algo acer- 52 53

    28. t: i ca de Jesucristo, contrario a 1o que enseña Ia Santa Iglesia CaJ tólica, sea maldito". Y los sermones de este santo producíanl efectos ma.ravillosos en los oyentes. : Tarnbién obtenía rnilagros de Dios. lJnavezutta mui jer que teníauntumor maligno incurable, tocó confe el mani to de Teodosio y quedó curada instantáneamente' i El emperador se disgustó porque el abad no apoyaba su, herejías y 1o desterró. Páro en seguida murió el emperadol,I et qüe 1o reemplaz1 mandó a nuestro santo que volviera ini *"ái"t"-ente a sus conventos de Belén. Teodosio enfermó de una afección dolorosísima. como él había curado a tantos enfermos en su oración, un discípulti le aconsejó que le pidiera a Dios que le quitara la enfgí medad. É1 .*to le respondió: "Eso sería falta de Pacieirciq L:so sería no aceptar Ia santa voluntad del Señor"' ¿No saba que "todo redunda en bien de los que aman a Dios"? Lo sepultaron en la cueva en Ia cual escamparon los Re- yes Magos cuando viajaban de Jerusalén a Belén. Señor Dios: gracias por darnos ejemplos tan maravillo- sos en tus santos. Te suplicamos que a imitación de san Teo- dosio vivamos de manera tan santa cada día, que a cualquier hora que vengas a llamarnos a la eternidad nos puedas decir aquellas palabras del Evangelio: "Bien siervo bueno y pru- dente: has sido fiel en lo poco, ahora te constituiré sobre lo mucho". Amén. EI{ERO 12 SAN ARCADIO Fue martirízado en la persecución de Diocleciano en el afro 304, en Mauritania (hoy Argelia), al norte de África. Pertenecía a una familia muy distinguida. cundo sintió que se iba a morir.m¿ndó :T]:iT:Ti Diocleciano habÍa decretado que todo el que se declarara lecho a los religiosos y les recomendó üvil de tal manen - - - i::; il;ü;;;;dr"e"*1,¡*""q1{,:!;,fl^.f*^:::Sffifli"f:i::j;.b"'li:ilffii3f;3:;:iifX"fllm ante el Jücio de Dios. Y anunció varios hechos que suce t"i *ü"*'y mujer s y si no querían quernar incimso a los dieron después ídolos y asistir aias procesiones de los falsos dioses,los lleva- Mu¡ió a los 105 años, err el año 529. Era admirable sr ban ante losjueces para que los condenaren a muerüe. vieor en Ia ancianidad, a pesar de qu:,,1fl1|lf,:,ltf: Arcadio al darse cuenta de todo esto, huyó a Ias montañas nffi""x*:i:n:u;pé*B*i:H1*:";Jffi rái*ttif ;im""*:.rxl",L:.,*i".,hasta la nráa avanzada ancEntoao" ' zando que si Arcad o no aparecía, morirÍa su familia¡. E[ Arzobispo de Jerusalén y muchos cristianos de es ciudad santa asisti ror, " rr, "rrtl"t á1,1i."t;;;;h;; -^ Entonces eljoven regresó de su escondite de la montaña y r"."".¡-'*"""*iosmilagros. v'su¡q¡!Úe*§--.--L'"'tr#l:jffi;tl"'it*'Ílf.toqueloapresaranaél 54 55

    29. El juez ie prometió Ia libertad para é1y.su pariente si ado' raba ídolos y quemaba incie"to' Att"dio respondió: "Yo ;óil ;á";., í ñi* Úrri.o del cielo v a s

  • Add a comment