Lecciones del proceso electoral de octubre del 2007 egg

67 %
33 %
Information about Lecciones del proceso electoral de octubre del 2007 egg

Published on February 23, 2014

Author: EmilyKalvin

Source: slideshare.net

Lecciones del proceso electoral de octubre del 2007* Documento preparado para CORDEPAZ, Villavicencio, Meta, diciembre de 2007 Presentación Terminado el baile de octubre, vale la pena preguntarle a los partidos y movimientos políticos si fueron lo suficientemente cuidadosos y responsables en el otorgamiento de avales; si estudiaron debidamente los antecedentes y condiciones de quienes aspiraron a ocupar cargos de elección popular bajo el amparo de sus organizaciones; y si están dispuestos a responsabilizarse por quienes actuarán en su nombre a partir de Enero del 2008. En los próximos años el tiempo dirá si los avales otorgados por los partidos y movimientos políticos se enmarcaron dentro de un proceso serio, riguroso y responsable, o si por el contrario, desde las mismas organizaciones políticas se abrió la puerta para el ingreso a la vida de pública de intereses ilegítimos. De otra parte existen varios puntos de reflexión que se desprenden del ejercicio realizado en el departamento del Meta en los últimos meses como parte del proceso electoral para la elección de gobernador, alcaldes, diputados y concejales. El propósito de estas notas es revisar varios aspectos del debate para que sus lecciones se tengan en cuenta en las próximas elecciones; por lo tanto su contenido solo es responsabilidad de quien escribe el texto y no comprometen a la entidad a la cual presta sus servicios profesionales. 1

Como anuncia cualquier coplero en parrando, “ahora van cuatro temitas “: la información de resultados para los electores, el acomodo de los centros de poder, la experiencia parapolítica y los lugares comunes de la campaña. 1. ¿Existe información para los electores resultados en las entidades territoriales? sobre A pesar de los notorios avances en la gestión pública todavía las entidades territoriales (departamento y municipios) están lejos de ofrecer a la ciudadanía un enfoque de gestión orientada hacia resultados en el cual se indique claramente cuál era la situación inicial y cuáles los logros alcanzados en cada una de las competencias a su cargo. Esta situación hace que sea muy difícil para los electores de ruana o poncho tener un conocimiento medianamente razonable sobre el verdadero alcance de la gestión de un alcalde o gobernador. Con frecuencia en sus informes de gestión y en sus ejercicios de rendición de cuentas (que la mayoría de veces algunos mandatarios no presentan) es común que se presente una enorme lista de realizaciones en cuanto a productos y obras realizadas, pero ningún dato en concreto sobre el mejoramiento de las condiciones de vida o la reducción de la pobreza de sus habitantes. Por ejemplo, se ofrece información (con las fotos del mandatario y su primerísima) sobre el mantenimiento o dotación de las escuelas, o sobre la construcción de vías, pero ningún dato sobre la cobertura o la calidad educativa, o sobre la reducción en los tiempos de viaje o en los costos de transporte de carga. Esto ocurre incluso en las poblaciones mayores del Meta donde a pesar de los grandes avances que es preciso reconocer, todavía los planes de desarrollo y los presupuestos tienen muchos más indicadores de acciones que de resultados. 2

Para votar bien es necesario solicitar a los candidatos que se presenten sus compromisos con referencia a metas con indicadores concretos. Esto no es nada novedoso pero desafortunadamente no se pone en práctica. En cada uno de los sectores y competencias principales ya existen indicadores para verificar los compromisos y los resultados, hace falta es usarlos. En concreto, ¿qué debería pedirse a un candidato? Que se refiera a indicadores como los siguientes: Educación: *Tasa de cobertura de la educación básica y media. *Calidad según pruebas del ICFES y pruebas saber. Salud: *Tasa de cobertura de la afiliación al régimen subsidiado. *Razón de mortalidad materna. *Razón de mortalidad infantil. Agua potable: *Tasa de cobertura de acueducto. *Tasa de cobertura de alcantarillado. *Tasa de cobertura del servicio de aseo. Infraestructura vial: * Proporción de vías pavimentadas. *Tiempos de viaje. Estos son tan sólo algunos ejemplos pero en cada uno de los sectores a cargo de los municipios y departamentos existen o es posible construir indicadores que reflejen la situación actual y sirvan para conocer las metas que se fijan los candidatos. Según las disposiciones legales vigentes en estos sectores, todos los municipios y departamentos deben recopilar y organizar estadísticas sobre su desempeño que sirvan para que la ciudadanía pueda evaluar su gestión. 3

1.1. El papel del gobierno nacional para un mejor voto territorial El gobierno nacional puede contribuir enormemente a mejorar la calidad de la votación territorial ofreciendo información comparativa sobre el desempeño de los municipios y departamentos. De este modo un ciudadano podría verificar cómo se encuentra su municipio en cobertura de acueducto en comparación con municipios similares y tener elementos de juicio para tomar su decisión con respecto a los candidatos. Sin embargo, la nación no está cumpliendo adecuadamente con sus obligaciones legales en esta materia. Veamos algunos ejemplos. La ley 617 de 2000 determinó en su artículo 79 que el Departamento Nacional de Planeación se encargaría de divulgar por lo menos una vez al año los resultados de la evaluación de la gestión territorial, con el fin de facilitar el control social. El DNP ha venido elaborando y divulgando el indicador de desempeño fiscal, lo cual es un insumo muy valioso y es preciso reconocer el esfuerzo realizado en este campo. Sin embargo, a la fecha, no ha publicado el primer informe sobre el desempeño integral de las entidades territoriales, que permita a los ciudadanos comparar la situación de sus municipios y departamentos. En parte esto se debe a que el DNP solo recientemente inició la recopilación de información para construir este indicador; sin embargo, actualmente cuenta con la información para los años 2004 y 2005 y está procesando los datos para 2006, pero no los divulga a la opinión pública. Tenemos de este modo que uno de los bienes públicos por excelencia termina siendo apropiado y utilizado solamente por unos cuantos funcionarios y se le niega a la ciudadanía el derecho a información útil para controlar la gestión territorial y para ejercer en forma más responsable su derecho al voto. 4

De otra parte, la ley 715 de 2001, en su artículo 93 , ordenó la creación de un sistema de información territorial, coordinado por el DNP, la participación de los Ministerios con mayores recursos en el sistema general de participaciones y el apoyo del DANE y el Ministerio de Hacienda. A la fecha, tal sistema no existe, aunque cada sector y Ministerio ha venido haciendo esfuerzos particulares. Sin embargo, estas entidades no ofrecen a la ciudadanía información de fácil consulta que les permita comparar la situación de su municipio con otros municipios en materia de coberturas en educación, salud o agua potable. Por tanto, tenemos una situación en la cual el Gobierno Nacional no cumple con los mandatos legales en materia de información territorial y priva a la opinión pública de uno de los insumos principales para orientar su participación política y ciudadana. 2. ¿Aprendieron en el Meta los partidos y movimientos políticos de la experiencia de la parapolítica? El escándalo desatado por la revelación de los nexos entre políticos y paramilitares, y que hoy tiene en la cárcel a un número considerable de congresistas, alcaldes y gobernadores, contribuyó a profundizar la crisis por la que ya venían atravesando los partidos y movimientos políticos colombianos. El fenómeno de la parapolítica incrementó la desconfianza ciudadana en las organizaciones políticas y produjo una desilusión generalizada frente al sistema de representación, causando daños irreparables en la esencia misma de la democracia colombiana. Considerando que la ley 130 de 1994 facultó a los partidos y movimientos políticos con personería jurídica a “postular candidatos a cualquier cargo de elección popular sin requisito 5

adicional alguno”, resulta evidente que parte importante en la tarea de prevenir la infiltración de intereses delincuenciales en las corporaciones públicas y en los cargos de elección popular, está en manos de las mismas organizaciones políticas. Si bien la ciudadanía tiene el deber de ejercer su derecho al voto de manera consiente y responsable, los ciudadanos carecemos de información suficiente sobre el perfil de todos y cada uno de los candidatos que aspiran a ocupar cargos de elección popular y, por tanto, confiamos a los partidos y movimientos políticos, a quienes suponemos más y mejor informados, la labor de evaluar las cualidades y condiciones de quienes aspiran a detentar el poder en los distintos niveles del Estado. Si los partidos y movimientos políticos, como dice nuestra legislación, son instituciones que contribuyen a la formación y manifestación de la voluntad popular, se presume que dichas organizaciones tomaron las medidas necesarias para asegurar que sus candidatos gestionarán con responsabilidad los asuntos públicos y reunirán las condiciones que los hagan acreedores de la confianza ciudadana. Los partidos y movimientos políticos al otorgar avales certifican la honorabilidad de sus candidatos, la coherencia de sus propuestas políticas, y sus capacidades para ejercer dignamente la función pública. Por ello, cuando se producen fenómenos como el uso (o abuso) del poder público para satisfacer intereses particulares legales o ilegales, gran parte de la responsabilidad es atribuible al partido que avaló la integridad y seriedad del elegido. Mientras algunos partidos adoptaron e hicieron públicas medidas para prevenir que a sus filas ingresaran candidatos cuya integridad pudiera ser cuestionada en el futuro, otras organizaciones políticas se mostraron más laxas frente a las 6

condiciones para expedir avales, llegando incluso a ofrecerlos mediante vallas y anuncios radiales y televisivos. Así las cosas, no sorprende que haya candidatos que ya fueron elegidos para los próximos años 2008-2011 que se encuentran inhabilitados para ejercer cargos públicos, y aun así, recibieron el aval de distintas organizaciones políticas. Amanecerá y veremos, dijo el ciego y amaneció y no vio nada. Este es tan sólo un ejemplo de la escasez de medias preventivas que impera al interior de las organizaciones políticas, y que ratifica la necesidad de que partidos y movimientos políticos se conviertan en guardianes de la honorabilidad de sus candidatos y actúen como “filtro” para evitar el ingreso a la vida política de aquellos que, lejos de querer representar el interés ciudadano, pretenden atentar contra las instituciones y los valores democráticos. 3. El acomodo corrupción de las élites regionales con la Al analizar las primeras fases de irrupción del paramilitarismo en los años 80, se halla que las formas adquiridas por estas organizaciones variaban de acuerdo a quienes las conformaron, los intereses que buscaban proteger y el tipo de amenaza que combatían. Las autodefensas de Puerto Boyacá fueron las más famosas, pero no las únicas que surgieron en ese entonces. Otros grupos en otras regiones del país también se encargaron de enfrentarse a la subversión y, al mismo tiempo, sentaron las bases para una competencia por el poder regional y por imponer un estilo propio de sociedad. Una clasificación de las organizaciones paramilitares que surgieron en los 80 estaría dada por cuatro orígenes y motivaciones. Los primeros, fueron aquellos escuadrones de la 7

muerte formados por las fuerzas de seguridad estatales, que se encargaban de eliminar a indeseables, políticos opositores y delincuentes comunes. Desde guerrilleros en la clandestinidad y activistas de grupos de izquierda hasta abigeos, violadores y asesinos comunes fueron dados de baja para agilizar la solución de los problemas de seguridad locales. Los segundos, fueron aquellos aparatos armados de las élites tradicionales en las regiones (terratenientes, gamonales, caciques políticos, comerciantes, etc.) que se encargaban de proteger su integridad y propiedad de las guerrillas cuando a finales de los 70 los grupos insurgentes comenzaron a irrumpir desde zonas aisladas hasta los alrededores de ciudades y municipios dependientes de economías agrícolas. El propósito de estos grupos fue exclusivamente la protección de las propiedades, los intereses económicos directos y los miembros de las élites regionales, más que involucrar al resto de la sociedad en la defensa antisubversiva. Los terceros, estuvieron conformados por campesinos de lo local –principalmente ganaderos de clase media con fuertes vínculos sociales– que habían logrado un incipiente proceso de acumulación. Estos grupos surgían en medio de una relación más estrecha con las comunidades y su respuesta antisubversiva involucraba no sólo la protección de sus propiedades, sino también la supervivencia y el bienestar de los miembros de las redes clientelistas y de parentesco asociadas a su proyecto. Finalmente, estaban los narcotraficantes, quienes terminarían en una guerra a muerte con la guerrilla. La razón de la guerra tenía que ver con la amenaza de la subversión contra los enormes capitales que ellos acumulaban. El caso del secuestro y asesinato del padre de los Castaño resume el desafío que enfrentaban los narcos con el arribo de un grupo armado que destruía las bases de su acumulación capitalista. 8

En el transcurso de las décadas siguientes, quedaría claro que ni los escuadrones de la muerte de las fuerzas de seguridad ni las bandas paramilitares de las élites regionales fueron capaces de imponer su modelo de contención a la subversión. Se acomodarían, más bien, al nuevo orden planteado por los grupos armados de campesinos medios y narcotraficantes, los cuales se narcotizarían aún más por la lógica de la guerra y el negocio. De hecho, algunos de los miembros de las élites regionales optarían por ingresar en estos grupos en vez de mantener las organizaciones paramilitares pequeñas dedicadas exclusivamente a proteger sus propiedades e intereses económicos. Y de fondo, la formación de los bloques de las AUC como resultado final del proceso histórico del paramilitarismo, es una evidencia que las élites regionales no fueron capaces de construir un proyecto de sociedad acorde con sus principios y métodos. Tuvieron que asociarse al narcotráfico y la corrupción para contener a las guerrillas, pero más importante: para poder sobrevivir en un contexto social donde se habían rezagado como principales fuerzas de la economía, la política y el prestigio social 4. Los lugares comunes en la campaña política del 2007 Después de escuchar con detenimiento a los candidatos a la Gobernación y a los candidatos a alcaldías de diferentes municipios del Meta en la exposición de sus propuestas en caso de ser elegidos, las respuestas de los candidatos arrojan un panorama preocupante dado que la mayoría de ellas, con 9

contadas excepciones en aspectos particulares, son lugares comunes. De hecho, lo que dicen los candidatos prácticamente se podría utilizar en el programa de gobierno de cualquier otro departamento o municipio del país. Dado que se trata de ciudades y gobernaciones de mayor tamaño y desarrollo esta situación es aún más alarmante. Es innegable que muchas entidades territoriales han avanzado sustancialmente y que como consecuencia del proceso de descentralización ha mejorado notablemente, aunque con grandes diferencias, la capacidad de gestión, el liderazgo y la administración en las entidades territoriales. Sin embargo, falta mucho todavía para que se consolide un enfoque de gestión orientada a resultados en el cual gobernadores y alcaldes se comprometan claramente con el logro de impactos concretos en las condiciones de vida de sus territorios. Todavía se continúa haciendo mucho énfasis en ofrecer un conjunto de acciones sin una clara articulación con los resultados de dichas acciones. Así como en el sector privado las múltiples acciones de gestión se deben traducir en resultados concretos en cuanto a incremento de las utilidades, rentabilidad sobre los activos o aumento en la participación en el mercado, en el sector público territorial es necesario que la guía de la gestión sean los resultados sociales: reducción de la pobreza, mejoramiento de los indicadores de calidad de vida, reducción de la tasa de desempleo, aumento de los ingresos, reducción de la tasa de homicidios y otros delitos. Estos resultados son los que interesan a los ciudadanos y sobre los cuales debería estructurarse las propuestas de los candidatos; las estrategias y programas deben explicar la manera en la cual se obtendrán estos resultados. Desafortunadamente, casi ninguno de los candidatos ofreció metas concretas a alcanzar con lo cual resulta muy difícil juzgar 10

las acciones propuestas; igualmente, prácticamente ninguno señaló los costos de los programas ni indicó palmariamente la forma en la cual se financiaría. En conclusión, los candidatos no ofrecen suficientes elementos de juicio a sus electores. La mayoría de las respuestas, con contadas excepciones, corresponden a lugares comunes y parece que las respuestas hayan sido respondidas por los asesores de los diferentes candidatos. Una de las cosas que llevó a Gandhi a ser uno de los principales líderes mundiales fue precisamente su coherencia, porque la gente cuando escuchaba a Gandhi o leía sus documentos siempre coincidía que lo que él decía era igual a lo que pensaba. Por eso mediante un proceso tranquilo y sereno pero contundente logró ganarse la confianza de su gente y liberó a su país del yugo inglés. Eso mismo deberían poder lograr los candidatos a cargos públicos para el 2011-2014: la confianza de los ciudadanos. Así podremos volver a fortalecer la política. Emilio García Gutiérrez Villavicencio, diciembre de 2007 *Lectura recobrada para los estudiantes de la Especialización en Gestion para el Desarrollo Urbano y Regional. ESAP, San José del Guaviare, Guaviare. Enero de 2014. 11

Add a comment

Related presentations

Related pages

Lecciones del proceso electoral de octubre del 2007 egg ...

1. Lecciones del proceso electoral de octubre del 2007* Documento preparado para CORDEPAZ, Villavicencio, Meta, diciembre de 2007 ...
Read more

Aplicación de Nuevas Tecnologías al Sistema Electoral ...

Ander-Egg Ezequiel; ... Rial, Juan, "Modernización del Proceso Electoral: ... Ushuaia, octubre 2003. Autor: Sergio D. Werner ...
Read more

Curso on Line Para Actores Electorales - Documents

... en el periodo del primero de octubre del 2011 ... las lecciones, ... Secretaria Ejecutiva. (2012). Cifras Relevantes del Proceso Federal Electoral ...
Read more

Calendario del proceso electoral - Documents

Calendario electoral octubre ... Lecciones del proceso electoral de octubre del ... LAS GARANTIAS DEL PROCESO ELECTORAL Y LOS DELITOS ELECTORALES ...
Read more

Octubre, 2007 - Documents

* Octubre, 2007 El gobierno corporativo en la nueva Ley del Mercado de Valores Rafael Colado Ibarreche * Antecedentes del gobierno corporativo en el ...
Read more

El Wili de Alaguay - Inicio

2007-09-27 Lecciones de un exitoso Programa Araucanía Tierra Viva Chile 2007-10-02 Lecciones ... En memoria de Willibaldo Brack Egg. I. ... La llegada del ...
Read more

Nuevo ataque taromenane cobra la vida de una persona ...

Por más de tres horas habló en la Corte Nacional sobre la presunta red de corrupción que entre octubre del ... lecciones del canciller ... del proceso ...
Read more

Peliculotas

¿Qué podemos decir?. En Peliculotas nos dedicamos a subir peliculas completas en español latino sobre todos los géneros. Disfruta y comparte.
Read more