Las guerras del periodismo

50 %
50 %
Information about Las guerras del periodismo
Books

Published on March 13, 2014

Author: luisgomez66

Source: slideshare.net

Description

Presentación de "El Alto de pie" en La Paz, agosto de 2004.

Las guerras del periodismo: El Alto, en honor a la verdad Luis A. Gómez El 23 de agosto de 1927, hace exactamente 77 años, fueron ejecutados en los primeros minutos de la jornada los obreros anarquistas Nicola Sacco y Bartolomeo Vanzetti. Una nota aparecida algunas horas más tarde, en la edición matutina del New York Times, da cuenta de esos últimos momentos en la vida de quienes con el paso de los años se volvieron leyendas en más de un sentido: como luchadores sociales, como víctimas de la criminalización contra quienes luchan por demandas justas ejecutada desde el poder de un Estado. Y el reportaje, extenso y al mismo tiempo parco en detalles, es una de las mejores obras de periodismo que he podido leer en mucho tiempo... de hecho, la noticia fue el principal titular en la primera plana de ese día. He querido comenzar esta exposición de esta manera porque, a casi un siglo de distancia, la forma discursiva en que el periodismo (no solamente el que ejerce el New York Times, sino en general el de los medios comerciales) dista ya mucho de ese completo reportaje hecho por un anónimo corresponsal desde una cárcel en Massachusets. La verdad, dicen a coro un montón de teóricos y periodistas, es la primera víctima en una guerra. Sin caer en el simplismo, creo que mucho de cierto hay en esa expresión... pero matizando que la verdad, en general, es tratada como una puta por quienes poseen el suficiente poder para pagar por lo que llamaríamos sus servicios; una puta fácilmente descartable de la agenda y del directorio telefónico cuando su compañía se vuelve incómoda o innecesaria... esa “víctima”, entonces, no es nada más una baja de guerra, es uno más de los muchos expoliados

por el poder, históricamente... y eso fue lo primero que motivó la escritura de El Alto de pie, una insurrección aymara en Bolivia. Entrando entonces a los días de octubre pasado, para un servidor fundamentales, vale decir que la primera motivación que tuve, el germen de este libro, fue sin dudas la alineación, la parcialidad con que los medios comerciales bolivianos trataron las movilizaciones populares de entonces: vandalismo, relativización del hacer (volcando a los insurrectos en provocadores y los ataques y masacres convertidas en enfrentamientos). Convencido de ser apenas un testigo más de lo que acontecía, un testigo sensible de los hechos, no pude sino plasmar en mis reportes, en mis notas de aquellos días, lo que vi, cómo lo vi... completamente comprometido, al servicio de la movilización que pasaba frente a mi ser todos los días, que era reprimida todos los días. “Déjenme decirles lo que vi en Paterson y luego ustedes dirán de qué lado de esta lucha es ‘anárquico’ y ‘contrario a los ideales americanos”, dijo John Reed al iniciar uno de sus reportajes, “Guerra en Paterson”. Y con esa solicitud, Reed dijo “lo que vio”... algo que en los términos del llamado periodismo contemporáneo podría traducirse en “contar la verdad”... pero Reed hizo algo mucho más sofisticado (y sencillo al mismo tiempo): dio a sus lectores la posibilidad de construir la verdad. Y esto, dar la posibilidad al lector de construir la verdad, fue la segunda intención que motivó la creación del largo reportaje, histórico y periodístico, que es el libro que he escrito. Recuerdo que en esos días, en una charla por las calles, clandestinos y alertas, le dije a Alvaro García Linera que contar lo que estaba pasando, hacer el recuento de los hechos, pasaba

también por dotar a los lectores, de donde fueran, de los elementos suficientes para escoger un sitio, un bando en esa lucha. Lejos de las propuestas incendiarias y las teorizaciones de café, me pareció fundamental entonces conseguir que las voces que contruyeron esa enorme voz, la de El Alto y la de las comunidades campesinas del altipolano, tuvieran al menos un espacio para decir “su palabra”. Y en esa palabra, poderosamente dicha en octubre (al grado de quebrar el poder autárquico de un presidente), encontré las voces de quienes , aún por los historiadores del presente, son considerados parte de los grupos “subalternos”, una concepción tal vez eficaz en algún tiempo que ahora carece ya de precisión y de su fuerza. Nada de multitud frente al imperio, nada de conceptos frente a sobrenombres teóricos: me encontré con gente que, entre esa masa aparentemente amorfa de seres humanos, se preocupaba por dejar registro, por sellar su actuación en la historia en documentos, hechos, registros... alteños preocupados por contar “su” historia, con nombres y apellidos, por dejar algo como herencia, como rastro, para las generaciones que habrán de levantar alguna vez la perenne flama de lo por venir. Y me propuse ayudarlos, darles con mi voz, atada firmemente a la de ellos, un cuenco donde la sed que no se ha terminado siga teniendo abrevadero. Y eso es la intención de fondo, darles, a los alteños y a los comunarios aymaras que nos han devuelto la esperanza, prafraseando a Walter Benjamin, un álbum de fotos, un recordatorio fijo, pero no estático, de lo que habían logrado. O dicho de otra manera, y como comentaba en esos días ardientes con Alvaro: Había que darle a la gente una oportunidad, aunque fuera mínima, de contar “su” historia, para que fuera recordada. Para que más allá de las aristas que marca el devenir del tiempo entre los hombres, las bolivianas y los bolivianos que han llevado

adelante esta gesta, con sus vidas y con su fuerza, tuvieran un testimonio de quien desde un rincón los había acompañado. En el caso de Sacco y Vanzetti, un anómimo colega que ejercía el oficio con claridad les permitió al menos el derecho a dejar plasmado en sus propias palabras lo que siempre fue “la verdad”: eran hombres inocentes. En el caso de El Alto, con toda modestia, es apenas lo que he querido hacer. Como me dijo un dirigente vecinal alteño en una reunión hace ya varios meses, sugiriendo títulos a este libro: “Este libro deberá ser La verdad de una historia... la historia derramada escrita en sangre”.

Add a comment

Related presentations

Related pages

Periodismo de guerra - Wikipedia, la enciclopedia libre

El periodismo de guerra trata de cubrir historias ... que patrullaban en aguas del Golfo Pérsico. Las reglas a las que debían someterse ...
Read more

Las guerras mediáticas en Argentina y América Latina y la ...

Las guerras mediáticas en Argentina y América Latina y la ... dio una visión general sobre el desarrollo del periodismo en América Latina desde la ...
Read more

Guerra - Wikipedia, la enciclopedia libre

Las guerras se producen por múltiples ... Las estadísticas son del Programa de Datos sobre Conflictos de ... periodismo infográfico sobre historia ...
Read more

Las guerras del periodismo - Education - documents.tips

1. Las guerras del periodismo: El Alto, en honor a la verdad Luis A. Gómez El 23 de agosto de 1927, hace exactamente 77 años, fueron ejecutados en los ...
Read more

El periodismo en la Guerra de Irak

19 de marzo del 2003 a las 5:00 de la madrugada ... Para muchos interesados del Periodismo Bélico, ... Críticas al periodismo en las guerras del siglo XXI.
Read more

Periodismo complice de guerras - YouTube

Las grandes cadenas periodisticas del mundo occidental, han y siguen siendo cómplices de matanzas de civiles en las múltiples guerras en las ...
Read more

Guerras mediáticas en la Historia Argentina - periodismo.com

Teoría y práctica de las guerras mediáticas Viva el periodismo del odio. Por guerra mediática entiendo la dimensión periodística de los conflictos ...
Read more

HISTORIA DEL PERIODISMO ESPAÑOL. DE LAS GUERRAS COLONIALES ...

Pedro. GOMEZ APARICIO - HISTORIA DEL PERIODISMO ESPAÑOL. DE LAS GUERRAS COLONIALES A LA jetzt kaufen. Kundrezensionen und 0.0 Sterne. …
Read more

La madre de las guerras mediáticas – periodismoabc

por Santiago O’Donnell Pagina 12. El debate sobre el presente y futuro del periodismo explotó en Estados Unidos como una bomba de tiempo programada para ...
Read more

guerras culturales | Instituto Internacional de Periodismo ...

El Instituto Internacional de periodismo“José Martí” Convoca al curso de postgrado Las guerras culturales del siglo XXI. Del 17 al 21 de enero de 2011
Read more