advertisement

La Electroestimulación (Entrenamiento y Periodización)

50 %
50 %
advertisement
Information about La Electroestimulación (Entrenamiento y Periodización)
Books

Published on March 11, 2014

Author: iPhysioEdu

Source: slideshare.net

Description

La Electroestimulación (Entrenamiento y Periodización)
advertisement

... Manuel Pamba Pem ández loan Rodríguez Barnada Xavier Brunet Pamies Bernardo Requena Sánchez la electroesti muIación J'JJ[,I¡' l

Electroestimulación: entrenamiento y periodización Ap licación práctica al fútbol y45 deportes Manuel Pamba Fernández Joan Rodríguez Barnada Xavier Brunet Pámies Bernardo Requena Sánchez

Quedan rigurosamente prohibidas, sin laautorizad60 escitade lostitulares del cqJyfKjlf,bajo las seroooes estabeodes en las 1fryes,Ia reprOOtKooo pardal ototaldeesta rora porcualquier medio o procedimiento,comprendidos lareprografía yeltratamiento íntomatco.yladistribución deejemplares de ella mediante alqu~er o pésterro públicos. Dserocubierta: David Carretero e 2004, Manuel Pombo remerdez Joan Rodriguez Barnada xsver Brunet Pamies Bernardo secuenaSánchez Editorial Paidotribo Consejo deCiento, 245 bis, l.' l.' 08011 Barcelona Te!.: 93323 33 l1-Fax: 93 453 5033 http://www.p<lidotribo.com E-mail: palocuboepadotrco.com Primeraedición: ISBN: 84-8019-776-5 Fotocomposición:EditorServce. S,L. Diagonal, 299 - 08013Barcelona Impreso entspanepor Sagrafic I'AH II 1 1I,I',L''> parael entrenamiento con electroestimulación ..5 1. Introducción 7 2. Evolucióndelautilizacióndela electroestimulación en el deporte 9 3. La ley fundamentaldelaelectroestimulación 11 4. Características del impulso óptimo 15 4.1. Forma de la corriente 15 4.2.Duración del impulso eléctrico 16 4.3.Forma de compensación del impulso 16 4.4.Tipo de generador 19 5. Contracción voluntariao eletroindudda 21 5.1. Puesta enacción preferente de las fibras rápidas (1)......... .. ...... .. ....... ... ...... 22 5.2. Mayor cantidad detrabajo en una sesión 25 5.3.Entrenamiento enun régimen de competición ,26 5.4.la capitalización en fibras rápidas 26 5.5. Mejora de la resistenciaaeróbica 27 5.6.Ventajas de la contracción con electroestimulación 28 6. Parámetros para la programación de un entrenamiento 31 6.1. Frecuencia del impulso .33 6.2.Tiempo de contracción .36 6.3.Tiempo de reposo entre contracciones 37 6.4.Repeticiones .38 PARl E2 Aplicación prácticay periodización del entrenamiento con electroestimulación 41 1. Introducción " """..,,",, 43

• ElEmOESTIMUlAClÚN ENTRENAMIENTO yPERIOOI1ACIÚN 2. Adaptación anatómica y resistencia aeróbicamuscular ..45 2.1. Programas de adaptación , .46 2.2. Programas de resistencia aeróbica .51 3. Hpertroña muscular _, . "" 59 4. Fuerza máxima .. . . . . ..,," 65 4.1.Entrenamiento simultáneo " o 71 4.2. Programas conc éntrcos .74 4.3. Programas excóntrcos , , 80 S. Conversión a potencla.; , '"' ,., 87 5,1 Programasdefuerzaexplosiva _ _ o 87 5.2. Programasptorn étocos _ _ , _ 92 6. Conversióna resistencia muscular _ _..,., 97 7. El fenómeno fisiológico de lapotenciación 103 7 1. lntroducción , , 103 7.2, Mecanismos implicadosen la potenciación "" " 104 7.3. ¿Cómo medimosla potenciación? 106 7.4. Efectosprincipalesde la potenciación, 107 7.5. Ejemplo de aplicación de la potenciación en jugadores de balomano 110 8, La eiect-oesurrclecón en el programa de entrenamiento del futbolista , _.. 121 8.1 Introducción a los modelosdepreparación tísica en el fútbol ' '.' ' 121 8.2. La electroestimu'ación en la preparación flsica del futbo'sta 125 8,3. Modelos de entrenamiento de elecucestlmcacíón en el fútbol 129 9. Ejemplos para45 diferentes espeCialidadesdeportivas 147 10. Mapa corporal dela ubicación de loselectrodos para la elect-cestimclaoón 177 Bases para el entrenamiento con electroestimulación 1

PARTE I 1. Introducción Enla actuaidad se estáemoeza-ooaIncorpora'alos entrenamen- tos de cualquier deportista una nueva técnica: la electrcesurroladón neuromuscular (EENM). Como cualquier método deentrenamiento quese utiliza porprn-e- ra vez, se corre el riesgo de no medir bien lascarqas, la frecuencia de losentrenamientos, losdescansos entre sesiones, entre grupos muscu- lares.etc. Con este l.brc queremosaportar una gJía práctica para que elde- portista y el entrenador conozcan perfectamente los diferentes pará- metrosde la electroestímutaclón ysepan interpretarqué están hacen- ca cuandoestán ut.íizandounprcq-arra de fuerza, uno deh pertrofia, uno decapilarizaci6n,etc.; en qué momento delatemporadaesmejor ufi'iza- un p'og'a-na u otro; de qcémanera se debe cornb'na- dentro dela sesión deentrenamiento, ytodos los catos que necesitael eníre- nadorparaprogramar los entrenamientos. Alolargo oellbro proporcionaremos ejemplos deutIzación de los diferentes p-cq-amasyenos críerentes morrentos delater-po~ada de un deportista, asi comodela combinación detrabajo voluntario y elec- troestirnuladón (hay muchasmanerasde hacerlo), y rond-emos ejem- plospara dferentes deportes. En definitiva, intentaremos queel entrenadoryel deportista sefa- miliaricenconesta técnica deentrenamiento yquesepanquéestánha- ciendo y por qué, y de igual manera que se planifican unas series de 1.000 metrosaunaspulsacionesdeterminadasycon un descansocon- creto, o se levantanunoskilogramosen el gimnasio repartidosen unas seriesyrepeticionesconcretas, seaposibleprogramar un entrenamien- to de fuerza máxima, incorporando la electroesnrnuladón a la sesión deentrenamiento. 7

8 ELECTROESTIMULACIÓN ENTRENAMIENTOYPERIODIZACiÓN De estemodo, expondremos unaintroducción sobrelasbasesfisio- lógicasde laelectroestimulaciónpero sin aburrir confórmulasmatemá- ticas ni leyesdeelectrofisiología, ya quenoes esto lo que sepretende, sino disponerdeun libro eminentemente práctico ydeconsulta. PARTE I 2. Evolución de la utilización de la electroestimulación en el deporte Hasta hace pocos anósla EENM era una técnica utilizadasobretodo porlosfisioterapeutas, que laempleaban para recuperar músculosatro- fiadosdespuésde largosperíodosde inactividad(despuésde unaopera- ción, un tiempo con escayola, etc) yen otrasaplicaciones terapéuticas, pero sin un objetivo demejoradel rendimiento. Estatécnica se empezó autilizar como métododeentrenamiento en la antiguaUnión Soviética. En ladécadade 1960,en laAcademiade las Ciencias del Deporte de Moscú, bajo la dirección del profesor Kotz, la EENM dio aéste unagran popularidad entresus deportistas,Losresulta- dosfueron muy esperanzadores, a vecesincluso demasiado espectacu- lares... En algún caso se lograron mejorasdefuerza en un deportistadel 35% en 3 semanas, lo quepareceimprobable. Másbiensesuponeque sería dealrededor del 5·10%, lo queya seríaconsiderable. Después fue utilizadatambiénen paísesdel Este como laRepúblicaDemocráticaAle- mana con bastanteéxito. La EENM tuvo unosaños de importante aplicación, pero, debido a una tecnología deficiente, los deportistas eran sometidos a auténticas sesionesde tortura, motivo porel cual notuvo unarápidaexpansión. En un capítuloposteriorabordaremoslosdiferentes tipos deimpulso y có- mo debeser el impulso óptimo. En 1979 elfisiólogo McDonnel1(1), que hacía numerososestudiossobrelosmecanismosde lalimitacióndel ren- dimiento muscular, todavía consideraba la EENM como: "imposible de aplicar acausa de losaltosvoltajesnecesarios ya laimposibilidad dere- alizar contracciones tetánicas". Afortunadamente los progresos de la electrónica ylallegada delosmicroprocesadores han permitido cambiar radicalmentelasituación. Actualmente se pueden encontrar electroesti- muladares de alta calidad que producen contracciones muy potentesy 9

I 10 ElECTROEITlMULACIÓN ENTRENAMIENTO YPERIOOlZAClÓN cómodas, aunque hay queir con cierto cuidado, ya que loselectroesti- muladares no son aparatos quehacen adelgazar por sí solosni muchas delascosasque se prometen enciertotipo depublicidad. A finales de los años 1980, con la aparición de la electroestimula- dón decalidad yportátil. se empiezanautilizar algunos aparatosmédi- cos, másconcretamentealgunosprogramasquetenían estos aparatos para gananciade fuerza yfuerza explosiva. con el fin de queel depor- tista los incorpore a su rutina de entrenamiento, igual que el entrena- miento depesasvoluntario, En el año 1996 aparece el primer electroestimulador pensado para el deportista, con los programas ideados para sus necesidades (Com- pexSport 1, Compex S.A, Ecublens. Suiza). Lógicamentefueel depor- tista decompetición el primero en utilizarlo yactualmenteexisten apa- ratos para todas las personas con los programas adaptados al deportista de competición, al deportistadeocioo aquien quiere estar enbuena condición físicacon el únicoobjetivo deencontrarse mejor. REFERENCIAS 1. McO<rreI (1979).Direct stirntAatKx1 ofthead1iXt<Y poIIicis in mano}PhysioJ 300.2-3. PARTE I 3. La ley fundamental de la electroestimulación Comohemos comentado con anterioridad, noexplicaremos lasfór- mulas matemáticas delasleyes de la electrofisioloqla. ya que no es el objetivo deeste libro,aunquesíadjuntamos labibliografíanecesariapa- raquien quiera conccertas yprofundizarmásenel tema. Cuando hacemos una contracción de forma voluntaria, el cerebro emite una orden, que se llama potencial de acción. Ésta se propaga a granvelocidada10 largodel nerviomotor, invirtiendo lapolaridaddelas células que atraviesa.Alfinal del recorrido.graciasaun neurotransmisor (la acetilcolina), lainformaciónseencaminaal interiordela célularnuscu- larydesencadena unasacudida muscular. La electroestimulación es una técnicaque consiste en producirpotencialesdeacción(PA) sobrelascé- lulasexcitables (nerviosaso musculares)através deun impulso eléctrico haciendo lomismoquehace el cerebro. Desdeprincipios delsigloXX se conocenlas leyes fundamentales que rigen la excitación de las células nerviosas y musculares por impulsos eléctricos. Estas leyes fueron descubiertasy comprendidas por los emi- nentes fisiólogos franceses lapicque yWeiss (1,2). quienes lograron,gra- cias a ingeniosas experiencias, poner en forma matemática la relación entrelacantidad de corriente yladuraciónnecesaria delaaplicación de ésta para provocar excitaciones en los nervios motores. Más reciente- mente, Hill(3) permitió una comprensión todavía mejor del fenómeno. Sin embargo,teniendoencuentalosmediosdela época, únicamentese poca esperar obtener una respuesta musculardébil, asociadaadolores violentosyquemaduras. Electroestimularunafibranerviosa se resume, pues, enreducir enun punto de la membranael potencial de reposo hastaun valor medio de unacorrienteeléctrica aplicada sobrelapiel. la primera cuestión quese 11

ElECTROESTlMUlACIÓNENTRENAMIENTO YPERIODIZACiÓN PARTE I Q= I x t id can~decarga eII!ctrica(Ql ptopvrciooada¡xx lIIiI roffienleet'dJXa deiIlfM5id.Jd (1) enIn ~ ~ (fJeselproducto delaiIlfensdadporeltimpa. plantea. por supuesto. es la elección de la corriente estimulante. ¿Que tipo de corriente vamosa utilizar?Evidentemente debe utilizarse un solo tipodecorriente: la que es capaz de reducir el potencial dereposo hasta el valor umbral yque es lamás cómoda para el deportista. Dicho de otra manera, los parámetros eléctricos de esta corriente tienen que ser mínimos: ¡SU Intensidad. suenergía ysuduración hande serlomás débilesposible! Por lo tanto necesitaremos, para encontrar las características de la corrienteóptima, conocer la leyfundamental ala quedebe responder. A finales del sigloXIXyprincipiosdel XX unos célebresfisiólogoslla- mados Weiss, Hoorweg, Du Bois Reymond y Lapieque. graciasa nota- bies experiencias y tras intensas discusiones, pudieron encontrar la ley fundamental delaelectroestimulaciónysu expresión matemática. Lasexperienciasque llevó a cabo Weiss le llevaron a constatar que para obtener una estimulación no es tanto la forma de la corriente lo queimporta, sinola cantidad decorrienteen untiempodeterminado.O dicho de otra manera,si se aporta lacantidad de corrientenecesaria pa- ra alcanzar losvalores umbrales deexcitación, estos valores son compa- rables para cualquierforma de impulso eléctricode la misma duración total. Lapicque postula que, aunquelaaplicaciónde lacorrientesea infini- ta(t =00), se necesita un mlnimo de intensidad para provocaruna esti- mulación,alaque llamamosrecbase(Rh). Lareobase corresponde efectivamente al coeficiente i de lafórmula deWeis, quetienelasdimensionesde unaintensidad eléctrica. Lapicque da el nom- bre decronaxiaa la dura- ción mínima durante la cual hacefaltaaplicar una corriente en quela inten- sidad sea eldobledela re- obase para obtener la es- timulación. De hecho, él se da cuenta de que la cronaxiaesunaconstante temporal que caracteriza la excitabilidad deun teji- do(gráfica1). Gráfica 1 La cronaxla se puedecalcularmatemáticamenteapartirdelafórmu- la fundamental de Weiss. Cuando seleccionamos en los electroestimuladoresactuales la zona deaplicación, lo queestamoshaciendo es seleccionar lacronaxia, quese adaptaaunosgrupos musculares o aotrospara obtener mayor precisión ycomodidad. Hayaparatosquecalculanautomáticamente lacronaxia Lapicque, electrofisiólogo más conocido queWeiss, no es queen- contrase unanueva ley delaelectroestimulación. sino querealizó nume- rosos experimentosqueconfirman la fórmula fundamental. Él postuló otra fórmulamatemática para extraer los coeficientes reobase ycrona- xia. alos que les daunsignifICado fisiológico. Lapicque desarrolló la ~ fÓfmu!a fundamental". obteniendo la re/a- ciónentre la intensidad delacorrienteyladuración durante laque hace falta aplicar aquéllaparaobtener la estimulación. Éstaes unarelación de forma hiperbólica entrelaintensidad delacorrienteyladuración del im- pulso quese expresa porsu fórmula I =~ +i derivadadelafórmulafundamentaldeWeiss. t Figura I De estas expe- riencias, Weiss de- duce que existe una relación lineal entre la cantidad de carga necesariapara alcan- zar el umbral de esti- mulación y la dura- ción de aplicación de corriente(fig. 1). (Tiempo de la aplicación) O.21llS Q (Cantidad decorriente necesaria paraakanzar el umbral de estimlJlaci6n) 12 II

I ILICTROI5TIMULACIÓN:INTRINAMIINTO YPIRIODIZACIÓN REFERENCIAS 1. Lapirque L. (1909), Dé finitionexpérimentaledel'exdtabilité.Soc Biologie 77, 280-83. 2. WeissG. (1901). Sur lapossibilitéderer orecomparableentreeuxles appareils serva n! a l'exdtationélectrique. ArchItal 8io135, 413·46. 3 Hill (1936), Excitation and Accommodation in Nerve. 1. Physio/ 1936, 305-53. 4. RigauxP, Guía Práctica Compex 2. Manual Compex 2, 15-8-1 990. 5. PhysiologieTome 11: le Systeme n€N€UXet Musele. Charles Kayserédt. Flammarion. 6. LapicqueL. La Chronaxieel ses applications pt wslolcqques. Herrnann s Cie., Paris, 1938. 7. IrnichW Thecbronaxe timeand itspractical importanee. Pace 3 (1980),292-301 8. Colin F CccrsdePhysioloqie Humaine.Tome 1. Université Librede Bruxelles. 9. Guyton,AL Ied).traté dePhysiologieMédicale. Doin. 10. Meyer PPhysiologieuomene. zeediten, Flammarion MédecineScience. PARTI I 4. Características del impulso óptimo I 4.Uormadela comente A lo largo de la historiase han utilizado muchasformas de impulsos. Nos preguntamos qué intensidad mínima debe tener un impulso para que desencadeneun potencial deacción,quéformadebe tener, duran- te cuánto tiempo deaplicación, etc. Hay diferenteselementos ateneren cuenta, Nuestra intención será siempre minimizar la energía eléctrica, es de- cir, utilizar el menor tiempo e intensidad posibles para conseguir una mayor superficie deexcitación. Como Q =I . t, el rectángulo es, dara- mente, la forma de impulso capaz de aportar la cantidad de cargas Q con el mínimo deintensidad I(fig. 1). ------/ - -- - - - - - - -- - - - - - s, s, S3 14 Figura 1 Q = 5, = 5, = 5, 15

I ELECTROESTIMULACIÓN ENTRENAMIENTO yPERIODIZACiÓN Con impulsos de una forma distinta al rectángulo, hace falta, para aportar la mismacantidad decargaseléctricas, utilizar intensidades mas- elevadasqueson menos cómodasparael paciente, Por eso el rectángulo será la formaen la quetendremosunamayor superficiecon unos parámetroseléctricos mínimos. Con cualquierotra forma, deberemos aumentar la intensidad, el tiempo, o ambos, para conseguir el mismoreclutamiento defibras. • 4.2. Duracióndelimpulsoeléctrico PARTE I se consiguequelamediaeléctrica seanula, lacorrienteestá compensa- da yse eliminacualquier riesgo depolarización, por lo que lo podráutili- zar todo el mundo (aunquese llevecualquier elemento metálico, próte- sis, pieacings,etc.)sin riesgo dequemadurani dedolor eléctrico. Entonces, una vez determinado quela forma positivahay que com- pensarla con una negativa,vamos aver, a travésdediferentes experien- cias,cuál eslamejor forma decompensaresterectángulo positivo. Experienciasrealizadas por diferentes equiposhan comparado laefi- caciadelacorrientedeimpulso compensadaporunacurvacon laeñca- da de la misma corriente de impulso compensada por un rectángulo (fig. 2). El segundo factor que debemos minimizarpara tener una estimula- ción lomás cómodaposiblees la energía eléctricaW (W= F.t . R) don- de Ies laintensidad delacorriente, t suduración deaplicación yRla re- sistencia dela piel. La energía elé<:tricd quepasaa la piel ylos tejidos esmínima cua-do laduracióndel impulso rectangular es igual alvalor delarrcnaxia. Por estarazón, aprincipios desiglolos pioneros delaelectrofisioloqia escogieron lacronaxiacomo valor característico deexcitabilidad deunte- jido, independientementede las variaciones dela resistenciadela piel. Por lo tanto, laduración del impulso rectangular deberá, pararedu- cir laenergía eléctrica al mínimo, ser igual a la cronaxia de la estruc- tura nerviosa quese va aexcitar (como hemosvisto anteriormente). Es decir: de Figura ] - comparación entrelaeficacia - yde - - '- • 4J Formadecompensacióndelimpulso Cuando se quiere producir una excitación, se envía un impulso rec- tangularcon una duración igual a la cronaxia de la estructura nerviosa que se deseaestimular, Tanto si hablamosde electroestimulación antálgica como de excito- motora, debemos enviar más de un impulso, y si éstos no están com- pensados, generarán unapolarización. Siaplicamossobre lapielestaco- rriente, corremosel riesgo de producir quemadurasy dolor, además de unaionizaciónen personasquelleven material deosteosíntesis. Para que esto nosuceda, debemoscompensar el impulso, es decir, hay queenviar unimpulso negativo del mismo valor queel positivo.Así, 16 se hademostrado claramente quecontodos los parámetros idénti- cos (duracióndel impulso, frecuencia, intensidad eléctrica, etc.) la fuer- za dela contracción muscularesmásgrandecuando la corrientedel impulso está compensada por unrectángulo quecuandoestácompen- sadapor cualquier otraforma. Poreso, si utilizamos unrectángulo para compensar el impulsoposi- tivo, obtendremos unamayor eficacia, es decir, paraunamisma intensi- dad eléctrica, reclutaremosun mayor número de fibrasmusculares. Por eso no es de extrañar quecuando utilicemosunelectroestimuladorque trabajeconelimpulsoóptimo, con unamenorintensidad se aprecie una mayorcontracción muscular,Así, unelectroestimuladorde altacalidada unaintensidad de 50 miliamperios(mA)reclutaráunacantidad defibras 17

I HECTROEITIMULACIÓNENTRENAMIENTO y PERIODIZACiÓN PARTE Ideterminada, ycon unelectroestimulador de menor calidad tendremos quellegar tal vez a 75mApara conseguirel mismo trabajo muscular(in- tensidades muchomáselevadas). Por lo tanto la mejor forma paraconseguir una estimulacióncómoda yeficazes trabajar con laforma deimpulso quevemos en la figura3. la formadel impulso es muyimportanteysólose puedeanalizar con unosciloscopio. Casi todas [as marcas deelectroestimuladorespublicitan queutilizan el impulsoóptimo, que acabamos dedescribir, pero hemos analizado diferentes impulsos de aparatos actualmente en el mercado y hemos observado que haymuchas marcas de electroestimuladores que no poseen el impulso óptimo eincluso pueden llegar aser peligrosos pa- ralapersonaquelosutiliza. - Figura3 - - - - - . .~:;'" ! " - : ', - :.... ' .__ .- .- -=-1- : "r L. I. -:-:: mm /" ¡-- - . ++ - :- ......,..."" o. J ¡ ~ •, M . ·• , ·~ L "- , ~ --;..jc,lt - - - - ·- ·- - ! Así que. vistosestos impulsos deaparatos Quecirculan por el merca- do. no hayquecreerse todolo quese dice. Figura 4. Impulsosdeaparat05 anallzad05. ~ :(=±-. t ···.··.······¡···I················ I lN-I-L'- h I -'''','', '-, ".,.,,' ," ... f.; -=J ~1 1+ I • 4.4. Tipodegenerador Ungeneradordetensión nas dauna diferencia depotencial contro- lable entre sus extremos; el valorde laintensidad que suministra no de- pende deél, sino de laimpedanciadel circuito al que se conecta, porlo que suvalorno escontrolable. Un generador de corriente nos permite controlar cuál es lacorriente quesuministramosa un circuito. Un generador de corriente estáforma- do por un generador de tensión en paralelo a una impedanciavariable, de manera que controlamoslaimpedancia total delsistema, fijando de esta manera la intensidad desalida anuestro antojo. 18 19

I EUCTROESTIMULACIÓNENTRENAMIENTO yPERIODIZACiÓN Se debeutilizarsiempre ungenerador decorrienteconstante, nunca ungenerador detensión porlassiguientes razones: • El primer punto demostrado por Weiss es la importancia de la cantidad decargaseléctricasaportadas por la corrientede estimulación; esta cantidad de cargassólo se puede contro- lar por ungeneradorde corriente. • Dadaslasvariaciones que se producen enlaresistencia dela piel, sólo un generador de corriente permite trabajar en las condicionesestables yreproducibles. • Si se quiere trabajar con un cierto tipo de impulso eléctrico, sóloungenerador decorrientepermite mantenerconstante laforma del impulso al atravesar la piel y losdiferentesteji- dos. 10 PARTE 5. Contracción voluntaria o electroinducida En este apartado veremosladiferenciaentre laestimulaciónvolunta- riaylaestimulación medianteunelectroestimulador (figura 1). TRABAJO VOLUNTARIO 1l'1 Fig lJra 1 Sepuedevercómo,en unaacciónvoluntaria, el cerebro envíaun im- pulso eléctrico queva hacia la médula espinal y de ahí hacia el nervio motor. Esto noseproduceen la electroestimulación, yaque será el elec- 11

I ELECTROESTIMUIACIÓN ENTRENAMIENTO yPERIODIZACiÓN troestimuladorelqueenviaráel impulso eléctrico directamenteal nervio motor, a través de los electrodos, quedeberemos colocarjusto encima del punto motor. Para resumir. diremosqueen laestimulación voluntaria (EV) nos en- contramoscon el funcionamiento dedosvías, eferente yaferente. yen laelectroestimulación, únicamentecon una,laaferente. En ambos casos,el resultadoserá unasacudidadel músculo(lasuma de estas sacudidas producirá la contracción muscular), pero acontinua- ción analizaremos las diferencias, ya que la sacudida producida tiene ciertas diferenciasqueseráinteresanteanalizar: I .1.Puestaenacción preferente delasfibrasrápidas(1) losdeportistasQue practcandeportesen loscualesla fuerza ylave· Iocidad son determinantes para su rendimiento, se ven obligados atra- bajarcon cargas muyimportantes yefectuar contracciones deunainten- sidadsuperior aun 80% desu fuerzamáxima. lasfibrasrápidas(FT) son reclutadasen últimolugar en una contracción voluntaria, es decir, que lasfibras lentas (Snson reclutadasprimeroylasrápidas solamentecuan- dola contracción se aproxima al máximo. Todo el quequiera progresar en fuerza se ve obligado autilizar unas cargasmuypesadas. Éstas impo- nen unestrés muy importantealasarticulaciones yal sistema cardiovas- cular, agotan física ypsíquicamenteal deportistay leexponen a riesgos deaccidentes musculares u osteoarticulares. Esbastante frecuente que los deportistasdeestasespecialidades tengan molestiasenlaespalda,en lasrodillas, problemasdedesgastedecartílago, demenisco, etc., ytodo porrealizarejercicios comolassentadillas con pesos cercanos asu repeti- ción máxima (1RM). El reclutamientodelasfibrasenEENMsehacedes- de lasuperficiehacialaprofundidad yno enfuncióndelanaturaleza de lasfibras. Asf, cuando se efectúa una contracción en EENM a un 50% del máximo,cierto número defibrasrápidasvan atrabajar mientrasque ése no seríael casoenlaEV LaEENM permiteevitarriesgosligadosalas cargaspesadas, pero además hacetrabajar durante más tiempo las fi- brasrápidasque unacontracciónvoluntaria de lamismaintensidad. En lafigura 2 podemosver la respuesta de una fibra rápida (en 30 ms) yuna lenta(en 100 ms)tomadasaisladamenteuna deotra. 11 PAliE 11 FT (1<0) 5T jt) 100ms f igura 2 En la figura3sepuedever cuál es larespuesta elemental cuando se estimulaelcuádriceps. (1<0) (ti Figura 3

I ElECTROESTIMUlACIÓN ENTRENAMIENTO yPERIODIZACiÓN PARTE I la fuerzaexplosiva es unodelos aspectosdel rendimientodeportivo que sesabedesdehacemuchotiempoquepuede ser mejorado especí- ficamenteconlaEENM.Duranteun gestoexplosivodesalto odelanza- miento, lasmotoneuronasdescargan inicialmente sobre las fibrasa fre- cuencias elevadas de80 a 100 Hz. Este nivel deactivación se mantiene duranteun periodo muy corto detiempo (menosde 1segundo) y el rit- mo dedescarga de lasmotoneuronasse reduce muy rápidamentesi el sujetomantiene una contracción máxima. De esta forma, en los entre- namientos voluntarios eltiempoque permanecenlasfibrasentrenándo- se aunalto nivel es muycorto. Con laEENM. lafrecuencia programada continua, mientras dura y se repiten las contracciones, impone alas fi· bras unaltonivel deactividad.Gracias a esto, los progresos delafuerza explosiva van a registrarse rápidamente con laEENM, yaqueeltiempo deentrenamiento delas fibras aun alto nivel de actividad es netamente superior alquese puede alcanzarenun entrenamientovoluntario. I 5.2.Mayor cantidadde trabajOenunasesión 0.35 o,~ -..,. ········T········· 0.15 0.2 0.25 0.1 1.... [11 0.05 0.1 ,,'_''-''_".,",,':-M_'",-',-M,-' .-'T.,-"._,,,I~'i'c-~'-."'=-"'i-'-''''-~,,-,,==-=-'';-''C'-'::¡''r=''''''''''1,5 1 Se puedeapreciar quela señal se descompone siempre enunaseñal detipo rápido yotradetipolento, lo que certifica que desdeunainten- sidad muy baja(comoson 5mAl yase estáestimulando la fibra rápida. También sepuede verquecuantomayor es laintensidad, mayor es la fuerzadesarrollada, lo quedemuestraquemásfibrasreclutadashay; de ahí la importancia de utilizar una intensidad máxima cuando entrena- mosconelectroestimulación, paraque trabajelamayor cantidadposible de fibras. Si secomparan lasdosfiguras,cabeidentificarcon claridad uncom- ponenterápido yunolento. 10quecorrobora el hecho de que los dosti- posdefibra han respondido alaexcitación. Como hemos comentado, el papeldela intensidades determinante. por eso también lohemos analizado. Enla figura4 se muestrala evolu- ción delaseñalobtenidaaumentandolaintensidad desde5 hasta47.5 mAdeintensidad. - ,, ~ • i : - 9.5 ...... ,,: r YIsI Jl , ~§! o A ' j . . . : - ¿l'O..... , DI ; ".=~J i ¡ j i - 47.5_ i 1 ..•. ••••.•.•..••: : .•••• •!-.-.l'o",······r·········T·.. 1 ' / ' ~ ,o,s ! i: ~..•.· ¡. ..1 . '<L.---L. !~~ .~~·,¡...- .;......o'i:-·~··T . ! !: : f ig ul il 4 24 15

16 ELECTROEíTIMULACIÓN:ENTRENAMIENTO YPERIODIZACiÓN Comoenmenos tiempovamos aconseguirel mismo resultado, elde- portista tendrá mástiempodededicacióna latécnica desudeporte. pu- diendo mejorar así la coordinaciónylatransferenciaespecífica, lo quere- percutiráensu beneficio yen los resultados ensu especialidad deportiva. • 5.3.Entrenamientoenunrégimen de competición La EENM permite entrenar lasfibras musculares en un régimen de funcionamiento quees elsolicitado en competición. La fatiga muscular con el esfuerzo se define como una disminución delapotenciamáxima decontracción(potencia como cantidad detraba- jeporunidad detiempo)ligada, poruna parte, auncomponentecentral yoeurológico (fatiga central)y, porotra, auncomponenteperiférico (fa- tiga muscular), Elcomponente central ínterveoe un 40% en el proceso delafatiga,yelcomponente periférico,un60%. Elestrés psíquico ligado a la competidónya la motivaoón delatleta por ganar influye considera- blemente en la fatiga central y, por contra, notiene efecto sobre el com- ponenteperiférico. Así, durante una competición elcomponentecentral delafatiga está reducido, ylasmotoneuronasdescargansus excitaciones sobre lasfibrasmusculares de manera mássostenida que en el entrena- miento. lasfibras son incapaces deseguirparalelas a la demandadel sis- temanervioso central, ya que en elentrenamiento no han trabajado de este modo. la EENM permitequelasfibras musculares trabajenen un ré· gimen máselevado (con mayores frecuenciasde descarga de las moto- neuronas) queeldeportista no puede mantenerhabitualmenteen el en- trenamiento. De esta forma, gracias a un entrenamiento apropiado en EENM, cuando durante una competición el estrés va a reducir la fatiga central, el deportistamejorarásu rendimiento porque sus fibrasmuscula- resestarán preparadasparael régimen de funcionamientoquese les re- querirá en la cornpetdón Mejorará en la competición porque esasfati- gascentral yperiférica habránsido mejoradas. I 5.4. Lacapllarización enfibrasrápidas Otro aspectoparticularyventajoso delaEENM, queha sidorevelado portratados debiología, esenefecto la "capilanzadón". PARTE I Hudlicka(2)hademostradoqueestimulando un músculo abajasfre- cuencas se produce un desarrollo de la red de capilares sanguíneos prioritariamentealrededorde lasfibrasrápidas, algo que nose produce en el entrenamiento voluntario. Este fenómeno está ligado al hecho de que las fibras rápidas sólo funcionan habitualmente en contracción vo- juntara a frecuenciasmuyelevadasde tetanización y nunca a bajasfre- cuencias de menos de 10 Hz como se puede imponer en EENM. Este desarrollo de los capilares está inducido. como ha demostrado igual- mente l-ludlicka, por el fuerte aumento del flujo sanguíneo provocado IXX laestimulación.Trabajosposteriores han permitido establecer carac- terísticas de la estimulación (frecuencias) que en el hombre van a au- mentar elflujo sanguíneo máximo(3).Se puede disponer deestaforma delas bases necesariaspara realizar programasdecapilarizaciónyobte- ner las fibrasrápidas con una reddecapilares más densa alrededor de ellas. Esta superficie de intercambio másgrande les permite ser más re- sistentes alos esfuerzosintensos. • 5.5.Mejora delaresistencia aeróbica En el entrenamiento deresistencia aeróbica podríamos decir simple- mentequenecesitamosaumentar el consumo máximo deoxígeno. Éste dependededos factores:de la cantidad deoxígeno quepuede serapor- tada a losmúsculos (función del flujo cardíaco yde la concentración de oxígenoen sangre arterial) y de la capacidad de lasfibras paraconsumir ese oxígeno.Elentrenamientovoluntarioen resistenciaaeróbicadesarro- llaestosdos aspectos:alavezelflujocardfacoylas enzimasoxidativas del músculo.Sehaconstatado encardiologfaque lospacientes afectados de descompensación cardíaca (quesufren un déficit de la función del cora- zón responsablede una disminución del flujo sanguíneo) están limitados en losesfuerzos poruna debilidad desusmúsculos paraconsumir el oxí- geno que les es aportadopor el flujoarterial, Así pues, podemospensar que en undeportistaderesistencia aeróbica la limitacióndelconsumo de oxígenoestámás relacionadaconel poderoxidativo delasfibrasque con su flujo cardíaco. Por otra parte, el poderoxidativo delasfibrasmuscu- larestransformadasexperimentalmente en fibraslentaspor la estimula- ciónesel dobleque en losmejoresdeportistasde resistencia (4). 17

,8 ElICTROESTlMUlACIÓNENTRENAMIENTO YPERIODIZACiÓN Posteriormente explicaremos cómo utilizar los programas de resis- tenciaaeróbica. I 5.6.V~nta!as de lacontracción cone1eetroestimu1ación Aparte de las cinco diferencias Que acabamos de ver quese produ- cen enla contrecocn muscular, existen unas ventajas adlconales CUd,. do se realiza unentrenamiento con EENM, q..e es interesa-ne tener en cuenta Reforzar Jos mUsculos sin tener efectos hipertróficos nefastos sobrela paredcardíaca En los últimos años. lospracticantesdeactividades enlasque la resis- ~e'"lCia aercbca deserrpeña U1 :J2~1 fu....camental (e( listas. maratania- nos, etc.) estánincorporando Josentrenamientosdefuerza en su activi. dad diaria. Ademásdehacer largos kilometrajes y mejorar el consumo de ox"geno, la potencia y la res sterxia ce los cuádiceps son temb én fundamentales. Bastapara darse cuenta deello observar losdemarrajes brutalesquese suceden hoyend'aenlascarrerascidstastanto enllano corro en montaña. o cómo algL;nas rreretones se ceceen al escr nt después depoco más de2 horas. En estas cond.cones, la ganancia de fuerza en los ruádr'ceps rned'ante la musculación se ha hecho funda- mental no sólodurante losmesesInvernales. sno tal'lbién a lo largo ce toda latemporada. Hay que tener en cuenta que la musculación clásica presenta, ade- más de los problemas ce espalda, dosmconvenentes mavo.es: la mus- culación propicia lafatigageneral yla tendenciaaproducir una hipertro- tia de la pared cardíaca, como en los halterófilos, que disminuye el volumen deexpolsiónyen consecuenciael flujo cardíaco del que tienen tanta necesidad estosdeportistas. Este último punto se explica porque estos deportistasven d'smnur su rendimientoen carreracuando hacen mucha musculaciónen sala. Por este motivo, primero los deportistasde alto nivel yactualmente lagran mayoría delospracticantesdeestases- pecialidadeshan reemplazado larnuscolaaónclásicapor la EENM. PARTE a Por ejemplo, en el ciclismo moderno el concepto deentrenamiento consiste en trabajarel corazón yla técnica en la bicicleta y en hacer la musculaciónatravésde EE~ M decalidad con proc-a-nas adaptados. Mer.os resiones, menos fattgaymayor trabajo téoico En los deportes en los que la fuerza máxima y explosiva es un ele- mento fundamental para el rene rriento, como el esqui a1;:Jino. nad-e puede pasar s.n la EENM. Esta técnica ha rnoditcado el esquemace en- trenamiento. Estos deportistas, para trabajarla fuerzayla fuerza explo- siva, están00igadosen eler,trena'Tl:emo demrscu'ecón c'ás~o a ...tili- zar cargas enormes y, en consecuencia, corren un elevado nesgo de lesión acorto ysobre todo a medio ylargo plazo, ya Que losdesgastes suír.dos acona-an su vida depo'1iva. Cerno ve-nos en la macen. esta cargaacabaproduciendo lesiones. Casi todos los cerones han incorporado la EEIlM a sus entrenamientos; por ejemplo, en el vale·bol los entrenamentes traumáticos de pliometría y de muscula- ción con carqas pesadas han sido recueces en provecho de los entrenamientos con EENM. Las 'esiones, conse- « .euerrerue. han dismimn- do, ycon'asventajas particu- lares de la EENM que ya hemos Visto, los equipos ita- lianos están alineando juga- dores con 110cmdedetente vertical. La tendencia es apli- carlo cada vez másya que la mayoría de estosdeportistas tienen serios problemas de cartílago que pueden acabar consus carreras deportivas. ¡g

I ELECTROESTIMULACION ENTRENAMIENTO y PERIODIZACION Menor fatigageneral (psíquicay física) Al realizar lassesiones de musculaciónvoluntaria, aumentaconside- rablemente lafatigageneral,tanto psíquica como física Esta fatiganos va a limitar el tiempo de entrenamiento total y, por lo tanto, el tiempo de entrenamiento técnico, eneste ejemplo, esquiando. Elconcepto de entrenamientoen esquí alpinoes hoyel decomplementar la muscula- ciónclásica porEENMpresentando de esta manera menosfatigaconel fin de dedicar mástiempo al entrenamiento técnico sobre los esquís. Actualmente, losesquiadores imponen con la EENM a sus cuádriceps una cantidadyuna calidad detrabajo muscular superiores a lasanterio- resy, aún así, puedendedicar mástiempoal trabajo técnico. Otros deportes que también utilizan la musculación, como la nata- ción, empiezan a recurrir a esta técnica desde que losestudios han de- mostrado su utilidad para lamejoradel rendimiento del nadador(5), REFERENCIAS 1. Duchateau F. (1 997), Motor unit recruitment arder during voluntaryand electrically induced contractions. Exp Brain Res 114,117-23. 2. Hudlicka (1 990).The roleof bloodflow and/or muscle hypoxia in capillarygrowth in cbroncalb stmolatedtestrnusdes.pf!ügersArch417, 67-72, 3. Rigaux, P(1995). Influence delatréq uencedestimulation neuromusculaire électriquede lajambe sur ledébit erté relférnoral. JMa!dVascu(Paris) 20:9-13. 4. Henriksson(1986). Chronicstimulationof mammalian muscle: changes in enzymes of six metabolcs pathways. AmJPhyslo/251(Ce!physio/ 20) C614-32, 5. Cometti (1 995), Electrical stimulationand swimming performance,MedSci Sport Exerc27, 1671-76, lO PARTE I 6. Parámetros para la programación de un entrenamiento En este capítulo explicaremos cuáles son los parámetros que debe- mos tener encuentacuando queremosprogramar unentrenamiento. Comohemos visto,el elemento básicoes el impulso eléctrico(prove- niente del cerebro o del electroestimulador) que provocará una exci- taciónde lasmotoneuronas, dando éstaslaordenalasfibras atravésde la placa motora, Lasfibras tienen una respuesta, que se conoce como sacudida(119. 1). MÚSCULO ESTIMULADO -<> Resp ues ta mecánica ele me nta l = sacudida Figura 1 Cada vez que enviamos un impulso eléctrico, se produce esta exci- tación y, consecuentemente, la sacudida. Para conseguir una contrac- ción,vamosavercómoresponden lasdiferentesfibras quetenemosan- te unimpulso eléctrico ycómo seproducirá su contracción. JI

ELECTROE5T1MULACIÚN ENTRENAMIENTO YPERIODIZACIÚN PARTE 32 El descubrimiento denumerosos tiposde fibras, paralelamente a las dos principales (lentas y rápidas), ha permitido mejorar considerable- mente la naturaleza de los programasdeestimulación e introducirnive- lesdiferentes enel senode losprogramasdefuerza, defuerza explosiva, de fuerza resistencia yde resistencia aeróbica. Así, hoyen día podemos distinguir hasta 8tiposdistintosdefibras: 1, IIA, IIB, IIAB, Ile. 110, 11M, II? Todas estas fibras tienen unas características diferentes que correspon- den avariaciones dentrode la naturaleza del rendimiento. Se distingue, por ejemplo,un tipodefibra 11M que se encuentra en losmúsculospar- ticularmente fuertes y rápidos, por ejemplo en la mandíbula de los primates (1). Estas fibras tienen frecuenciasde tetanización todavía más elevadas que las rápidas clásicas y funcionan a gran velocidad como nuestrosmúsculos oculares, capaces de mover muyvelozmentelosojos. Estas fibrasson lasde mayor fuerza y velocidad, responsablesde lo que se llama comúnmente fuerza explosiva. Se puede sospechar su presen- cia en loscuádriceps de los "marcianos " capaces de correr 100 metros en menos de 10 segundos. Por otra parte, se ha medido en es- tos atletas velocidades de con- ducción de los potenciales de acción sobre lasfibrasmuscula- res que corresponden a fre- cuencias de tetanizaci6n de es- tas fibras superrápidas. Por este motivo los programas de esti- mulación queson aplicados hoy en día con éxito en la mayoría delosvelocistasdealto niveluti- lizan estas frecuencias. El pro- greso con la EENMen este tipo de atletasha empezadoa mani- festarsede unaforma másclara cuando se han empleado este tipo de programas llamados de "fuerza explosiva" y"pliométri- ces", que utilizan frecuencias elevadas. A continuaciónveremos la diferenciaderespuestaentre losprincipa- lestipos defibras(gráfica 1). Tipo I Tipo 11 a Tipo 11 b Tipo 11 M F~ F[U F~ F~ 30 100 ms 20 50 ms 15 30 ms 10 20ms Tiempoderespuesta: Tiempo derespuesta: Tiempoderespuesta: Tiempo derespuesta: 100ms. Sürns. 30ms. 20ms. Momentodemáxima Momentodemáxima Momentodemáxima Momentodemáxima tensión:30 ms. tensión:20ms. tensión: 15ms. tensión: 10ms. Gráfica 1 Teniendoencuenta esto, 105 parámetros quedebemosconocer para determinar la naturaleza del trabajo que queremosrealizar en un entre- namiento son: • Frecuenciadelimpulso • Tiempo decontracción • Tiempo dereposo • Repeticiones I 6.1. frecuenCiadelImpulso La frecuencia del impulso (FI) es el númerode vecesque se repite el impulso en unsegundo. Esta frecuenciase expresa en hercios(Hz). Si utilizamos una frecuencia de 15 Hz, ello significa quese envían 15 impulsos porsegundoal músculo; si hablamosde 70Hz, el músculoreci- be70 impulsosporsegundo(yrespondecon70sacudidas). En esteejem- plo, 70sacudidas porsegundosontantas, que una sacudida se sumaala 13

I ElECTROESTIMUlACION ENTRENAMIENTOy PERIOOIZACION anterior, por lo que antes de queacabe una ya ha empezado laotra, con lo que se produce lacontracción muscular(contracción tetánica), Cuanto máselevada sea lafrecuencia(dentrode unos límites) mayo- resserán lafuerza ylapotencia, Así se comprende queun programa de fuerza explosiva necesite una frecuencia máselevadaque un programa de resistencia aeróbica. En lagráfica 2 vemosdos ejemplos (1OY25Hz). "" "".. FI H. FUE RZA MUSCULAR I'--- ----''I'-----'f-- --'I'-----:>¡.'......'.,.l - FI =10 Hz ~ ~ ~ ~,----- FI = 25 Hz Ju--lJ lf-Jlf-Jlf-Ju-l -l - Gráfica 2 Portanto,tradicionalmente hablamosdetrestiposdefibras, quetra- bajarían alassiguientes frecuencias: Fibraslentas: Su tetanizaciónempieza a partir de 10Hzyalcanza el máximo a los33Hz. Hayquetenerclaro que seestimula siempretan- to la fibra rápida como la lenta, pero lafrecuenciadetermina cuál de ellastrabaja. Másallá deesta frecuencia, lafibra lenta notendrá ni más fuerza ni podrá proporcionar mástrabajo, ya queestará igual detetani- zadaque a33 Hz. Fibras mixtas: Su tetanización se inicia a los20 Hz y finaliza hacia los50 Hz. Son lasfrecuenciasque utilizaremosen trabajos defuerza re- 34 PARTE I sistencia, pero, como veremos acontinuación, dependerá del nivel dela persona el que utilicemosfrecuencias másaltas. Fibras rápidas: Su tetanización empieza a los 33 Hz y acaba hacia los66 Hz. Hemos comentado que se utilizan frecuencias de hasta 150 Hz (en programas muy concretos); esto es porque las frecuencias que acabamos deexpresarson las de una persona sedentaria. Endeportistas y, másaún, en deportistasen los que la fuerza y la velocidad son deter- minantes,se utilizan estasfrecuenciasmáselevadas, yaque respondena esasfrecuenciasdetrabajo. También hay que tener en cuenta que con frecuenciasmásaltasse alcanza lafuerza máxima en menos tiempo. A continuación citamoslosefectosde lasdiferentesfrecuencias: Frecuencias(Hz) Efectos 1a 10 Relajación, aumento del riego sanguíneo ydelasegregación de enoorfnas 10a 20 Mejoradelaresistencia aeróbicamuscular (capacidad oxidaüvadel músculo) 20 a 50 Mejoradel tonomuscular, deladefinición muscularydelafirmeza muscular (efectosestéticos yprimerasfasesdelarehabilitación) 40 a70 Mejoradelascapacidades lécñcas del rrúsculo yaumento del volumen muscular 70 a 120 Mejoradelafuerzamáxima 90a 150 Mejoradelafuerzaexplosiva. elástica yreactiva En un rápidoresumen podemosdecir quecuanto más altasea la[re- cr.ence, mayoresserán: • Lafuerza desarrollada • Lavelocidad decontracción • Lacantidad detrabajo • La potencia máxima • Lafatiga muscular • Latetanización 35

I ElECTROESTIMULACIÓN ENTRENAMIENTOy PERIODIZACiÓN I 6.2.Tiempodecontracción Acabamosdever en el punto anterior que la suma de lasdiferentes sacudidasproducela contracciónmuscular.Lógicamentela fibramuscu- larse fatigayno se puedemantener esacontraccióntetánicade unmo- do indefinido, dependiendo del tipo de fibra que queramos trabajar y del tipo deentrenamiento quequeramosllevar acabo elquela manten- gamos máso menos tiempo. El tiempo decontracción se relaciona con la frecuencia del impulso. Cuanto más alta sea la frecuencia del impulso, menor será la duración de la contracción, ya que las fibras trabajadas (las rápidas) se fatigarán con mucha más rápidez. En cambio. cuando utilicemos una frecuencia baja. podremos mantener este tiempo decontracción durante un perio- do mayor, pues estaremos trabajandofibras lentas, que tienenla capaci- dad demantenerlacontracción muscularduranterNStiempo. En el siguiente cuadro resumimos los tiempos de contracción se- gún las frecuenciasutilizadasy el tipode entrenamiento que se desee conseguir. Frecuendas (Hz) Tiempos de Tíemposde contracdón medios(s) contrecdón ideales(s) 100a 150 , ,5 3 70a 100 ,,' 4 30a 70 5,8 8 10a 30 7a 10 8 Debemostener en cuenta algunospuntosdeinteréspara que real- mente programemosun tiempo de contracción correctoy no nosque- demosnicortosnilargos. Enentrenamientosexplosivos en principiantesesmejor utilizar tiem- posdecontracción máscortos paraqueel principiantese vayaadaptan- do al entrenamiento, pero, de todas formas, si reducimos mucho el tiempo de contracción, por ejemplo 1 segundo, también deberemos acortar bastanteel tiempodereposo, J6 PARTE I Si se utilizan frecuencias muy elevadas (alrededor de 120-150 Hz), hay que reducirel tiempo de contracción, ya que corremos el riesgo de producir una fatiga eléctrica (se produce una saturación de potasio ex- tracelular, aunque es un proceso que en pocos minutos restablece la normalidad)y deentrenarsinobtener ningún resultado. I 6.3.Tiempo dereposoentrecontracciones Una vez producida la contracción, que tendrá unaduración aproxi- mada de 3 a 8 segundos, según los programas utilizadoscomoacaba- mos de ver en el apartado anterior, se producirá un reposo, quetendrá encuentalafrecuencia quese hautilizadoylos tiempos decontracción, para permitir a las fibrasunreposo y, asi, poder realizar lasiguiente con- tracciónen plenascondiciones. Si tenemos en cuenta los dos parámetros anteriormente comenta- dos(frecuencia y tiempo de la contracción), parece claro que, cuando utilicemos frecuencias altas, debemos dar al músculo un reposo largo, yaquelafibra quetrabajaremos (lamás rápida)necesitará unbuenperí- odode descanso, y cuando utilicemosfrecuencias bajas, impondremos al músculo unos reposos cortos, pues la fibra lenta es capaz de recupe- rarse muyrápidamente. En lasiguiente tablase muestran lostiempos dedescansoidealespa- ra losdiferentes entrenamientos. Tipos de entrenamiento Tiempos de reposo(s) Fuerza yfuerza explosiva 15a 35 Fuerza resistencia 4 a8 Resistenciaaeróbica 1 a 5 Otro elemento importante en losperíodosde recuperación esel que algunos electroestimuladores incorporan. Se puededecir queestetiern- po noes untiempo de reposo pasivo, sinoquese estimulael músculo a una frecuencia baja (normalmente entre 1 y 5 Hz), produciendo así un 37

I ELECTROESTIMULACIÓN ENTRENAMIENTO y PERIODIZACiÓN incrementodel flujo songuíneo en la zona estimulada, lo quehace que el músculo se recuperemejor entrecontracciones yesté más preparado para lasiguientecontracción. Se puedehablar, por tanto, de un "reposo activo entre contracciones". • 6.4. Repeticiones Por último, nos quedaun elemento para medir lacantidad detraba- jo quedebemos realizar: lasrepeticiones. Los parámetrosanteriores de- terminan, como ya hemos dicho, la naturaleza del trabajo, es decir, la calidaddeéste. Pero debemosdeterminarcuántasrepeticionesharemos de esa contracción que tendrá una frecuencia. un tiempo de contrae- eón yunode reposo concretos. Aconnnueoón proponemos otra tabla para exponer el número de repetoorespara cada tipodeentrenamientoyelequivalenteen tiempo (en minutos). Tipo de Repeticiones Repeticiones Tiempo entrenamiento medias óptimas aproximado(min) fuerzaexplosiva 20a40 30 15a 20 fuerza máxima 30a 50 40 15a 25 Fuerza resistencia 60 a 100 70 12a 20 Resistenciaaeróbica 200a 300 220 35a 45 Con estecapítulonose pretende quecada persona programesus en- trenamientos, porquelosestimuladores de calidad yatienen estos pará- metros predeterminados (aunque también hay modelos que nos per- miten modificarlos), sino dar a conocer todos los parámetros que se modifican en los diferentes programas para comprender exactamente qué es lo que se está haciendo cuando decidimos realizar unprograma defuerzaexplosiva, fuerza resistencia, etc. 38 PARTE I Tambiénasícomprenderemosmejor lasdiferencias entre losdistintos niveles quesepuedenencontraren losdiferentesprogramas (a vecesun mismo programatiene 4-5niveles; realmenteson cinco programas dife- rentes, yaquelosparámetros sondistintos). En latablasiguiente resumimostodo loexplicado. Programas frecuencias Tiempos de Tiempos Repeticiones Objetivo contrecdén de reposo RelaJaóón 1a 10 Hz - - - Descontracturar. relajar, aumeotar flUfO serqcoeo. etc. Resistencia 10a20 Hl 8s 2s 220 "'~adela eeóbca capacidadoxdawa ...w" Fueua 4Oa70Hz 8s 4, 70 Mep ra del ressteroa metabolsno aneerooko láctico Fuerza 70a 120Hl 4s 30s 40 Ml'jora dela máxima fuerza rráxirra fuerza 90al50 Hl 3s 30s 30 Ml'jora delas ellPlosiva memíestacores répdas dela fuerza REFERENCIAS 1. Rowlerson(1983).The ñbretypecomposñon ofthe first bra nchial arch rnusdes in carnívoraare primates,JMuse/esRes( el!Moti/4, 443-72. Manual deprogramación CompexSport- P(programable). CompexMédical SA, Suiza 2002. 39

c cru Q.J o -ou """O - -- - u U+-' C rou o-o --ro +-' ::::J'- - - c E o... U Q.Jro - - - -C N E +-'-o -- V") """O ro Q.J-U o c oro - - Q.J ' -U '- +-'Q.J ' - U - - +-'o... o... C Q.J -<:( >-, Q.J Q.J N

PARlE 11 1. Introducción E~ estecapitulo vamos a exponer cómo podemos utilizar laelectro- eltimulación para mejorar las diferentes manifestaciones de la fuerza. Para ello hemos seguido la estructura de la temporada que Tudor O. Bompa propone en su libro Perlod'lación delentrenamiemo deportivo (Pa;dotnbo,2' ed., 2004), Noshaparecido quesu estnzturadónes clara yap,¡rtir deah!expli- caremos cómoseusa la EENM para mejora, estas diferentes cualidades. Hay quedecir quero S€debe tomar esta periodlzecón comolaideal (ya quedependeráde mochos factores), sro queapartir deella explicamos cómollevar acabo un entrenamiento adecuado, sorce estructuralatemporadade lasiquienterrarera: Primera teseadaptaciónanatómica Segunda tsse hipertrofia Tercera fase: fuerzamáxima (wrta lase: wrwersiÓll a potencia Quinta tese: ronvervón a resistenciamuscular Encada capítulo daremos ejemplos deenuenenentc con electroes- timulilCKm y combinación de elewoestimulaciÓll y entrenamiento vo- luntaro, y una vez desarrollados éstos, darHTlO ejemplosde aplicación endiferentes deportes ydiversosmomentos delatemporada Todos los ejemplos expuestosdebentomarse como orientaciones, ya quela individualidad decadapersona es fundamental

2. Adaptací6n anatómica y resistencía aeróbica muscular CUil"ldow prt'ltnCle mepl'''' la flll"Za de l61 deportista. h.Jy qUl'pIa- Illfl(df la prepalaciOo ~e p"'a (,Jmr ioces la<> etapas do:> adapta:iOn ~ queel 't'fIdimlento seaeldewaOO en elnomerrto de la temoorada que nos ...terE'!lt. FU eIo se neo::esu ura pnmera fase oe adap-.a<1Oo ~ de loclai la<> estJIJ(lll'as {hUl'SO'>, tl'f'dmes. lIg.a- ~ etdalerttreroarTier'to, Para esta prmera f_ . enlaque laso:arg.JS de tr~o Wl'<Y1 de me-- mas abai.JS. en las Que w e,erutará Lrl ni.mefo de repetirjmes eeeoc o:ndesee-ses rorttJl" eic., elefl~to dJotarlO dá';il:outd¡z.-n¡ es elentrl:'nilmiento en tirwto (c*fereotes l!Jetooor. enlazados en los que tr~ bs l1<11"1Oes 9"IJ'lOI rrusaJnsl fsl.) prrrera tesedeiII(,¡pl.JOOIt ~ paraempez.:.- elenller.amierTto 'MI ~fOJS de aguiPtas lo para l!Jl'WTliLrllsl. Hay que tener en ruent.l que estosdolores ~'l"i ca lXJli6 a:ml ilgu¡etas se¡nrlJ- (enalas 24-48 horas ~terlOft'S ;iI ejertioo fflla l'T"oiI'pÍOI de los ~ Las alJ.!¡et.JS se ~ de lJfl ~ de 105 rUleos ~ de aIguvsfI'ZIll1.JS mu~iao'l"i comola (lI'iIl rcrese, lo que se t"olIl:luce en lI'l cierto l1m de -suf'lll'oento" de las filfas1lUiCIllan-;, En e-eco. se CCln51a'll lI'IOS mootr~ en las fóil'i (0(1 una deg'adac:iOn de laeslruCtll'<1 l1IlJOSCOpI(a (modtoe«iOn de lasbardasZl(1).Seaotn- te gener'*"erll' queestas-e5o:rIes' ~bles sonla «J<l'Ml del dolor. ~ alI1 CUoTdl elmKonSffi() exacto que laspoexe 110 está del todo cLvu (2) Üa'>~ se~ arorrp;ioY de unamltraciórl n- flamator.. 5r1 erIbargo.1a toma de arrllIrfamat<nJ'> noest....l.*leos pa--- rece Q<Je 110 Irnt.l el~ nI los dolores O). AdUilIrr>erte está ed- mm que las contracciones de t;po exco!'nt~o «((lit estJ"armento ~lJar) son m.)s productoras de -lesiones" Yde agujeta<. que tes mn-

  • I ElECUOESTlUl..../,OOrtHiTAENAUEmO yPlR.iOOIlACOl 1'"dCCocrE' ~ (con arortJm~ muscular)14,S). Of ~ lT"iItril loma~ ~ «l!"rtr<l(OOI'eS~lricas. la {fNM erll'l entr(>fl(l'T1oel'lto l'D'Tlé':nco ¡:mduce rn.b ~ao; Q<Jl' la cceecocn d,¡nt..nl ocncérl-- trica (6.n. l.os ~ muscwres y~ ~~'l en ll"aOOn COllIa imE'<lSiddd de ~ coot'~ En la EENM la oceeoca de ~ conl'M- ccoesyla lrfllQrtdnci-lde ~ Clguj(>tas ~ de la freclJt'!1C1<l de Id etlmulación utilizada (8), 01:' esta manera, los prooremas de entrena- miento oe fuerza contreclJt'rlCiasdet~tanizacl6n (ompl<'ta alredeóor de 100 Hz prOO.¡cffi más "9Ui<'t4slJ.Il' kJ'i progr.vnas de resi~tl'llCia dl'róbi- ca con IrecUfl)(ias de lE'tanozación parclitlalrMedor de20 Iiz. Por loQlJl' ~ a lan.J1lJ1"ai<'za de lao;contr~ aetualrTl('n!e podeo¡rlCK pro- porIl'f enorden ffi.'Ol'I't<' en ('l q..oe gI'fl<'Iidn las il9J)l'Ia'; • ronc:l!ntriQ voIunt.Jria • eoIectroestimulación iKImétriy • e~u!ntrica YOlunt.:lria • ~jmulaoción l'lcl!ntiXa Así, df>bemos lene!en nenta que hay QU<'.r muy progfl'>ivamente enla apl,(acióll de la eJectrol'Stimuladón para noterer muchas ~as yt¡<Jl' k tas noros Impro:9'l lacorrectaprOl}"eSlón l'n elemererrseotode lafuerza En P'itl pnmera tesev.1mOS a Il'ltmWo:;ir dos lJpcI'; de I.'flt't'falTImlO COIlIa l'lectroP'illml&iloón Progr~ de~ que l'OGiI....iowl ~te ene.,) p,wIe de latemporoJOlJ, A'OgrdmdS de 1l'SIS/l'l'lOI iJeffbc~ apjocables enesta tase YQUe, además. peeamuchos depon.s1as(deoepcoesd<' largaduración) Villl a see uneotrerameoto importante dentrodetodala terreo- reca ~ l)'OgI'iIlTIil5 !IE:'J'ofI1.unos par~ ~ yIOflIos l)'OgI'ir mas ide,¡jes no léóoOif¡) noar la!l.'rTlDada, ~ t.lmbién para ~ per_ 'O'Ia5 q<Jl'llI.r'(a han ubI~ laEENMcorno ~ de l'I'~. • Yep"arel~~, • t.4etow lascwhdades COI1fok;t:d(Os de los mÍl5CUlos • AUfTll'Ilto de los Inl~ celulales enlos mÍl5CU1os sometldos a laestomula(iOn • Mejora dela rructccetulecón. • Como trabajode basepara apli«lr otros programas, • Como r~ad",aci6n muso.:ular en p€f'>Or'l<lS sedentarl<lS o oeooes de unlargo ¡)<'fi(Kkl de nact~ A ronMuaci6nmostralTlO'i unCUéldro(Or1 los p.lI~~ que Ile!'oen estoS progl'ilITIil5-.l.os rorrtlfes ce los progrirlilS que~ ¡ Il'lIJOCilri" en lodos los wadros dellibm lOfl e¡etrlllos de losque¡x¡det I(l!, eno:on- tr.. en diferentes eIectroe<aimlJadore'!. del rrerta<i:l. que nos pueden st'IV1r para (01 CJbteIMl de,(O;Kjo. Programa< de Fre,uen'ia de Dur",ión de DuróKión Rq>elKione< adapl",ión trabajo la ,ontr;>('ión del ",poso 21).~- Ir»DiI(iOO mu,",u¡'" 11).40 H1 ." S-t ss. ....~ f.....ZA --~ ,,- , Ista es lIl'lil (O!<IPd del (Ont'enamie<1to en laquelaEEf11.4 se debeu(j- ZaI masbien corno un metooo de adaplolCiOn para etapaspostenores.En éstesesmás poecbcscutilizar otrosmétodos, comohemos «rremeoc antes, siendo el rná!. erooteue el E'Iltrenoltrllento E'Il crcuto. enel que se realLZa mcMrnoentos <Jl-"'I-'f~ no t.lt1 (";¡)<'(ífKOScomo COr1 la EENM. y!>t' Uabaj<Y1 g'ilI1des grl4Xl'iftlU5(~ ~'(Ol1lO5 yron ceceeos eones A<.J que el este perio<b de ~ hay qce_101 EENM mas ro- roo Ul metoOO que nos iI'flrlT~ a ~ a(OSIoJ t«na p.Ya pa5<1f ¡ "aba¡os posleoores má<; ere-ses SO"l ~ ~(omo unmelado 11re<10del'nt~ pera elDeportrsId

    '., - ...., - - - - o. .. - _iOft ...... _z.... _.._.en ""'"-~ ~ ~ - .", i<q.tJCtJ/looOos -,• • .-"'" yP"<b'oI "'"<l/ilÓ'lCepsy ........,.... "'" ,,,,,O Si ros fijamos eoeste ejerllllo, 'Il!fT()S qUE' basitamente se....~.lrI 'es ~ grirlÓeS F'tóiolrros re.lÚdf el rTRlT'lO traboJto ~ los mÚ'iCUlos l-'I1 do<;~. l'fl lu9ar de l'fl tres; euceces descanwial''lOS mierwle'i yseceoc. Qued.Jria como l'ffi)(lS en el sigu'ente~b - ...., ....... - - - , • - ...... """'" _..finnt•• en _.-~~ ~ -."....-• • "'" -"""- - .... ........, ,.,.., - ~." SerIa ct'lfIYeOIE'llteenestepericxlo combinar laEENM con trabiljo<le- «cecoetese En estos~en Joo¡ que se habla únic.lmenle deell><:troest,lnU- 1aoOn. no'ioI' oceeitenpo di:< progrOllTl<l. puesto QIR. al110 combl'l,w- locon 0110sistema de trabi:f:l. las sescoes deben ser c(llT'4lletas,ya que ~ no eifl.'SUllddo no seuaeloeeeoo porqUE' losPilrámetros de 105 pro- gramasest.lr1 eofuoo6n de la <ualidad qoe<;lO desea trabaiar: encem- 00, CUilOdo rorrbnemos otro 1'I11~ tenlO. ~ que I.M seo- roes de eIed!ol.>sllmulaoón no w.; redllzaremos enteras; en caso contrario, l'5tari.Ynos "repilienOo· ,,1 eotren<omienlo y. en consecoen- ca, sobfE'l"Otrer":'llionos • - .- - - ..... ....- - ,- _.......,...,. ,...,.&.~_ •..<milo .. .... _. ~ .-- • ......... .... ,.. 10 ¡dm blto -. ."..-~ ..", ". "" OJ<IIIi"'" • ¡o,';> lrhp - .- nro""': ...11"11- -..11Q-160W1' Este ere-r1JO <,ería lnI'Iltrl'Oallliento má'; aderuoldo llI"il este roo- mento de latemporada,ya que coo'tJlnafTlO5 el traoaJO il!'rotxo gene- ralo el trabajo dl!'l0bir" muscularyla ada¡)t.106na laele<uM tlmulación ¡¡ara eY¡)iIS postP<iores Un~ deOrru~o donde nose ~ f1(e'>IYO material poctia ser el si9uente: 1 ~ de bralO!i 2_ SCfJat con peso (()llCM'a1 3 arecsoece 4 Abdomir.al 5 5lbda di' estalón 6 luITW l'fl ~ 7. Re-oone-> delfíceps l'fl ecaoi 8 Abdornin<ll 9 EIevacicn'S de OO'NIro 10"'" E,emp ( onaOO enla tToI'f SE">IC En este etef'1plof1'O'Jfilf~ ctmo poeeecs <o:rilinar un di,) de sntreramentc wn los do<; métodos.

    I El[ClROEITIMUlAClÓN INTlENAMI[NTOyPERIODIZACIÓN Primer ejemplo 8 mln de iniciacioo mLJ,rular en eu" dricep' y sin de".nso un tiJ{u~o de 4 , 6 ejm:icio, {45 sde trabajo - 30 , de desean",¡- l . Pr€'SS de bonca 2 112 sqUill 3 Abdomonal 4 Remo horizontal 5 Split 6 AlHlominal 8 min de firmeza en do",,1 3 , 6 mln aeróbi"', No ~os fi¡aremos en la, I'LJISilclone, . El ritmo debe ser tómodo En este ejemplo vernos que, al combinar los métodos, sereduce el número deejercicios del circuito; si no, la cantidad detrabajOseriamuy elevada. Ademasen este caso anadimosun trabajo aeróbico a pie alti- nal, por eso las ráferentes pertes de lasesión 00 son excesivamente lar. g~s, pero entreellas nodebe haber prácticamente pausa Podl'mos de. or que los descanses los marcaráel tiempoque tardemos en quitamos y ponemos loselectrodos Segundo ejem plo DespU"' del calentamiento un ( ircujto de 4 x 6 ejcrcKios 145 , de traba¡O 15 , de de" an>r')' 1, P,-ess de banca 2 Pr~" ¡ra> mICa 3. Prensa de p;ema, 4 Abertur<lS(pe<:lDral) 5 Remo vertical 6 Subirescalón 10 min de tonlfiul(ión en pe<:tor.1 10 mm de ton~ica(lón en do",,1 20 mon " erób,,,,s a pie 'u. ves PARlE I En este segundo ejemplo se puede V€r que hay untrabajo en circui- to, peroya se busca unaespecrrccec en pectoral y dorsal, ya que, ade- másde10 5 ejercicios del circuito, donde se los trabaja dos veces, al aca- bar se añadenesos 10 minutos deeertrcestirnuladóo que hacen que el entrenamientosea muchomásespecifico, • 2,2.Programas deeseoaaeróbica Como hemos dicho al empezar este capitulo, éstos son programas que tomamos como entrenamiento delosdeportistasque practican es- pedalidades prolongadas a intensidades de medias abajas, Loshemos incluido eneste primer apartado deadaptaciónanatómi- ca por sus ceraoenstcas similares, pero los emplearemos a lo largo de toda latemporada Los objetivosdeestos programas son' • Mejorar el consumo deoxígeno. • Mejorar 1<1 ressterxia aeróbica muscular. • Aumento delos intercambios intramusculares • Mejoradela micrcx:ircul<K:ión • Aumento de lasenzimasondatives. Programa.de F""uen<ia Dura<:ión <le Duración RepO'ticione. R",i.ten<ia aeróbica de trabaio la <ontracción del "'1>0'0 Re0i5tencia oerobica I Q.-20 H, 7-' O, '4 < 200-300 Aerob,co I099in9 EndlJlon(e Unodelostemascontrovertido>es cómo nospuede ayudar la EENM con la resistencia aeróbica, ya que hemos dicho que no hay un trabajo cerdovascular antes hemosavanzado unpocoel modo de hacerlo (ca- pitulo5 delaprimera parte),peronos extenderemos unpoco más.
  • Los ~ a lJJ'E'flE'5 nteeesa ese tpc deprogramas 50'1105 que proKbColrl .K1""cades ~ (tnalil'las. ma-~ortidnos. E'SQI Joldores de foodo, 1'Id- ta meiorade flUe'Stra ~~ aeróbica podeI,~ ba- ceia de ~ 1TIoTIe'.n: • mantenendo ~ mrsmo (ltmo dlJfilflle un teeoc másproloogado o • aumentandolaintensidad media del esfuerzo (p. ej., wlocidad de c~rtra) scoekJ d1s1anclil de Idprueba Pilfalel.Jr'I'lM1E' al'eOChl'lll'fl- 10 bIomeI:ár'1ro (a lTll.'JO'ade la técnca de lU'Wa espeoai- dac1), q"" t.l~ h"f que te- nerIo ~ CUl'f11a. Yd que twá ouestfO esfueuo mucho mas efKaz yE.'ConOO1ico, Yendefirll-- tfva nos permitirá rerldlr más, h.ly dos factores considerados 9ffil'r"lmente como los más impor1ilflles para la esererce -- El 00, max. es ~ consumo máXimo de oxigE'no por mlou- te y por kilogramo oe peso. A un volumen de oxigeoo deter- minado, corresponde para to- ooetmundolamisma cccouc- dOnde eoergia, QUl' es S kcal producidaspor Colda lilro de oxigeno consu'l",do. De estemodo. ~ que escapaz de COOSUmlf iTW'¡ o.ígl'flo es tarTbén capaz de prodUCIf más_gi.J pata <lesplazat- su peso: por lo tiIfTtO, ¡escapaz de de5pla.zilf1o más lapido' El urTbral ar.aeróbco es laiI1:eo~ de esfuerzo ma.;mo por debato <le ta cual el rwei del 1ac.ilIOen sangre no 5lJPl"a 4 mlT'lOM. lo tra:aremos l'f1 UO caortlAo posteriofdedicado <1 losprogrilfToJS de h.I'IZa ~lenclil El -O, f'Iá~ sefurdarreMa sobre todol'f1 dos tectees • Eltransponede olÓgl'nON5talos músculos • La capacidad de last1tlfas rroscuiees para ccesuenreseoxigero queesaportado por la sangre El transpol1e df oxígeno depende del flujo Cilrdaco y de la corr cl'flUilCión de lIJ(~ l'fl lasaqe<1rterial LA mejlT<1 del f11,f) ceoecc se 00t.0er'e 9'ilOir; a los es!LeIZOS voIunt.ll'lOS de 1ilf9il cir.f(l(i6n Yde ,n- 1@flSIdad meda. que taerEf1 por et«to des.YroLIr el voloml'fl del COla- Zófl (el vO<.rnen de ellp.l~ y00 elespeo;ol' de I.l'ip.Yedrsl. iI5Í que pe- f<1 mepJf<1r ese <Ióll'ClO debemos salif a COf"e'r. momili ~ 00. r.addJ, I'IC., d...iIflte pe<iodos prolorlgados Y<1 rntE'llSidadl>s ro muyeeeoss. Como la HM.l prt.d.x:e sólo liI1 pequeIIo estrés CiI'drov¡sculilf ~I ilJmento de la flE.'CuenciaCiIIdi.l(.(l yde kJ presión artE'f<l1Slstólica {9}-, no tiene, por lotanto. efectosobrela mejora del flujO cardía<:o. Para la concentración de onqeno en sarqre eneriel, la EENM tampoco uere efecto porque hace falla aumenlill el «oteooc de hernogIoona en sangre, un rt'SU~aOO q.Jl' sólo puede obtenerse coneslaroasen alt~ud elevada o porotros métodoS ((PO, trans'usiooes). Por elcont-are. laEENM puede aetuat' YJbre elSoegliflOO g'an faetOf """.,lt.'f........,"" "" 00, r¡ ..... . loo ' ...... iol* 1do: <"'....."" do: " Xiyo:oIU ele I.lsfibras muswlarM Sesabe eesoe tece muero tJempo ---y laspu- bIIcalxlnes 50breeste temI <;00 nur,."CSdI q... 1a EEtN poeoe t"iII1S- tormar f,bra-; rápidas l'fl fibra-; lenta5 (10·121seeoe YCUiIfldo, daro es- t.i. seapliqueun tiempo su/icieotemenle largo yque lal1ecuenciG delos impulsos eléctricos correspondaaladed~ rga d~ potencialde a<:coo de las motoneuronas queíreoen las fibraslentas (131. Uno de los as- pectos distimivos entre fibras lentas ylibras rápklas es la can~dad mu- chomás grande de enzirn.lS lIJ(!dalrvasde Las fibras lent.n: Con latilE'f' 'Il"lCiOn del odgeno,e!otilS enzmas perm'll'f1 s.JCiJf enl'fg¡¡ de los ácidos g'ao;os Yde los t.dfatos deCiIfbono. la rnejOfa oel (()'lSlJ'fX) <le Olígeno po" lasfb"as estom.lladas se elpiu por su (Ol'(l'f1IJ«iOf de E'I'llmiIS ~. Cen laEENI,4, así corro con ti l'f1:ref1a1"1oenl d..I1i1fll) de 'E'SISleocia eecoce, alJ'TlE"'lta ~ cootendo de lasf'1llmas oludaLvas en s

    mCTRO¡lTIt.IUlAC,w ENTRENAMIENTOYIIRIODllA(Ii)N las f,bl'as musaAares pe esafo<ma,losdeportJ5tas dl>~ dE'fébi- ca b~ entr@nao:.los(cidi'>las. maraloni.lllOS,etc)tll'nl'llunaCOO(ent,a_ ciOo de enzimas oxldativas en las fibr.Y., de sus cuádn:l'ps allfOX"'llada- mente tresseces ~ a lade lossed!:o<rtanos (14). En esl.Jdlos tecos con oYIrn.*lo sorroelldosa unentrenarrieno cm. niro lfl1enso CO'l EENMse llega a

  • Add a comment

    Related presentations

    Related pages

    La electroestimulación: Entrenamiento y periodización ...

    La electroestimulación: Entrenamiento y periodización (Color) (Deportes nº 24) (Spanish Edition) eBook: Joan Rodríguez Barnada, Manuel Pombo-Fernández ...
    Read more

    manuel pombo - la electroestimulacion entrenamiento y ...

    manuel pombo - la electroestimulacion entrenamiento y periodizacion - download at 4shared. manuel pombo - la electroestimulacion entrenamiento y ...
    Read more

    ELECTROESTIMULACIÓN. Entrenamiento y periodización, LA ...

    Este libro es una guía práctica para que deportistas y entrenadores puedan incorporar en los entrenamientos la técnica de la electroestimulación ...
    Read more

    LA ELECTROESTIMULACION, ENTRENAMIENTO Y PERIODIZACION

    Descripció: MANUEL POMBO, JOAN RODRIGUEZ, XAVIER BRUNET, BERNARDO REQUENA 179 PÁGS. CONTIENE CD Este libro es una guía práctica para que deportistas y ...
    Read more

    La electroestimulación - entrenamiento y periodización ...

    PARTE 2 Aplicación práctica y periodización del entrenamiento con electroestimulación 1. Introducción 2. Adaptación anatómica y resistencia ...
    Read more

    La electroestimulación. Entrenamiento y periodización ...

    Este libro es una guía práctica para que deportistas y entrenadores puedan incorporar en los entrenamientos la técnica de la electroestimulación ...
    Read more

    Bases para el entrenamiento con electroestimulación

    metros de la electroestimulación y sepan interpretar qué ... El entrenamiento y la mejora de la capacidad de ... ENTRENAMIENTO Y PERIODIZACIÓN 9 ...
    Read more

    CERTIFICACION - - © Kinesiologia & Salud -

    ... La Electroestimulación, entrenamiento y periodización ... La Electroestimulación en el Programa de Entrenamiento del Futbolista cap 9 ...
    Read more

    ELECTROESTIMULACIÓN: ENTRENAMIENTO Y PERIODIZACIÓN ...

    ELECTROESTIMULACIÓN: ENTRENAMIENTO Y ... la aplicación de la electroestimulación en el entrenamiento ... Y PERIODIZACIÓN DEL ENTRENAMIENTO CON ...
    Read more