La doble moral existencial

33 %
67 %
Information about La doble moral existencial
Education

Published on October 24, 2014

Author: BrunoAdc

Source: slideshare.net

Description

La raíz es más simple de arrancar de lo que parece. La doble moral siempre presenta, nunca hablada.

1. “LA DOBLE MORAL EXISTENCIAL” ENSAYO BRUNO ARMANDO DE LA CRUZ CHUZEVILLE

2. “El hombre es la medida de todas las cosas” Protágoras. Las palabras de Joseph Glanville trascienden el espacio tiempo, antes y después sólo las palabras sirven alguna vez para apelar a la compasión de las mudas conductas de la inmundicia. “El hombre no se rinde ante nadie, no a los ángeles, ni a la muerte, sino ante la flaqueza de su débil voluntad”.

3. LA DOBLE MORAL ¿Qué es la doble moral y cómo se llega a padecerla? Un mal pocas veces acometido en estudios sociológicos donde bien tendría cabida. Octavio Paz aludía a ésta de manera suave en el Laberinto de la Soledad, pero siempre llegaba a una conclusión en donde era aceptada y matizada para quedarse en un recóndito lugar de la idiosincrasia en el vivir de los mexicanos. Las causas de este padecimiento tan arraigado y que se funde en los seres humanos como el alcohol en la sangre, casi imposible de eliminar como el cáncer, tiene su origen en los conflictos que se han dado a lo largo de nuestra historia como humanidad. El resultado es la creación de unas y otras ideologías a veces deformes de cómo se debe conducir una persona, o un grupo de personas (familia, gremio, sindicato, centro de estudios, un país). A partir de desarrollar un modelo social y político se tienen que contemplar muchas situaciones que derivan en una serie de reglas y costumbres a seguir sin cuestionamiento, con estoicismo y mucho sufrimiento también. Una serie de hábitos creados a partir de establecer principios teóricos de conducta lleva a la gente a practicarlas por inercia y reproduciéndolas una y otra vez. Pero a la vez los conduce a momentos de decepción y ansiedad y es cuando las personas miran al cielo y se cuestionan así mismos. Después de balancear su vida se da cuenta que sólo existe una disyuntiva que lo va a llevar a sostener su existencia y sobrellevarla para no caer en la desgracia, y es casi siempre ser partícipe de aquello que de lo que lo tiene tan agobiado. Toma lugar una monotonía que deja poco espacio a la apreciación de todo lo bueno que podría ser una persona, pero que asegura su lugar en la sociedad y el sustento de la misma. Por consiguiente la persona forma parte de un engranaje que mantiene las estructuras del poder perfectamente delimitadas y destinadas a subyugar la voluntad y a beneficiar a quien las ejerce. No hay lugar para el libre albedrio, sólo coercimiento de opinión, de emociones, de voluntad y de autoestima. En México la conducta que practicamos a diario tiene una serie de mezcla de muchas costumbres y acontecimientos del pasado que si buscáramos esquematizar el problema de la doble moral sería un trabajo difícil al indagar los factores que

4. integran su árbol genealógico. Pero no es tan complejo de establecer si vemos la conducta humana como una simple búsqueda de satisfacer sus necesidades inmediatas que no van más allá de comer, vivir, relacionarse con otras personas, desarrollar la sexualidad y esperar con cautela el momento de la muerte en la vejez. A partir de esto es que podemos tener una idea del porqué de la doble moral. Desde que el hombre primitivo se dio cuenta que necesitaba buscar terrenos adecuados para subsistir se dio a la tarea de buscarlos por cualquier medio. La cacería era un hábito sencillo pero la naturaleza se encargaba de dificultarlo debido a las variables que le ponía al hombre mismo en cuanto a clima, terreno, etc. Entonces el ser humano cae en la cuenta que debe de realizar una búsqueda constante de su sustento o está condenado a morir. Migrando de un lugar a otro se encuentra que hay más como él con las mismas necesidades y que luchan a diario para satisfacerlas; y tanto trabajo les han costado que no pueden soportar la idea de compartir o bien que alguien se las arrebate sin consideración. Pero el hambre tiene que ser saciada y si es necesario acabar con quien oponga resistencia así se hará. Por lo tanto las primeras luchas entre seres humanos se dan por la búsqueda de tener un lugar seguro para su subsistencia de él y de su progenie. Los instintos mamíferos no se pueden hacer de lado por más que se le quiera dar un carácter importante en la evolución al cerebro humano a diferencia del resto del mundo animal. Darwin queda como un bonito simbolismo y un vil merolico. Una vez asegurado el poder surge la vanidad y la soberbia, las cuales hacen que el hombre se sienta realizado por haber conquistado el máximo ideal que es asegurar la supervivencia. Esa vanidad va de la mano con la afirmación del poder sobre otros mediante el sometimiento forzado; y para ello es necesario desarrollar los medios para lograrlo. Nace una lucha ambivalente ya que se tiene buscar riquezas materiales y a la vez satisfacer las necesidades básicas. Insisto en que la búsqueda de estas metas se basa en satisfacer nuestros instintos donde entran en juego el aspecto emocional ligado a la forma en como nos ven otras personas. En el lapso de cuarenta y cinco mil años desde que el primer homo sapiens caminó erguido en la tierra se han construido conductas e ideas que tienen su raíz en

5. simples instintos. Pero durante ese tiempo el instinto se ha vuelto más complejo, y la humanidad ha olvidado ese momento ordinario en los tiempos primitivos donde los hábitos se reducían a sólo comer y tener sexo sin importar que si tenía un peinado adecuado, maquillaje, unos zapatos y calzones que cubrieran la idea del pudor evolucionado del que más tarde vimos que los europeos querían superponer. En pocos siglos los instintos humanos han derivado en una serie de costumbres que definen cierta forma de vivir en particular, de las cuales es necesario asegurar su continuidad. Para ello debe contar con los instrumentos para plasmar materialmente dichas costumbres. De ahí una de la necesidad de desarrollar un idioma y un sistema de escritura perfectamente estructurado en cuanto a la realidad conceptual a la que estamos acostumbrados. Es muy importante preservar este sistema hegemónico ya que en vida nuestros descendientes más jóvenes tomarán nuestro lugar y nosotros seremos polvo, y no hay lugar para la decepción cuando esto pase. Por eso se deben de matizar y darle un carácter válido sin margen de error. La vanidad es parte de esta hegemonía y como ya mencioné anteriormente y un aspecto que cautiva al diablo según algunos escritores como Dante Alighieri. Entonces después de que han pasado varias generaciones simplemente no puede haber una regresión a lo básico porque nuestra educación se ha basado en la lucha constante que tuvieron nuestros antepasados por hacer valer muchas veces la ley del más fuerte; en este punto las conductas simples primitivas no tienen cabida porque ya se ha construido un elaborado sistema para definir una sociedad a partir de una división de clases que provoca un incipiente deseo de explotar y desgarrar toda su furia contra la persona que lo oprime. De esta reacción vienen las revoluciones y contrarrevoluciones que terminan en la misma rapiña de ver quién se queda con el poder de ahora en adelante. Las conquistas en la antigüedad tenían como fin el sometimiento de los pueblos más débiles e inferiores en educación a una nueva forma de conducta y de ver la vida aunque no fuera fácil en la práctica. Por consiguiente surge la siguiente pregunta: ¿después de mucho tiempo de vivir bajo ciertos principios, como se pretende cambiar de un día para otro a una nueva si los principios fundamentales y

6. sus bondades y errores matizados de la nueva ideología nunca han sido experimentados por el grupo al que ahora se le tiene que imponer esta nueva idea de vivir. Las repercusiones en los pueblos conquistados son significativas Entonces decimos que se da el mestizaje no sólo a nivel racial sino ideológico. Somos el producto de muchas ideas y acontecimientos de muchos pueblos que florecieron y cayeron a su debido tiempo. No podemos hablar de una cultura nativa en su totalidad. Los aztecas habían conquistado a muchas tribus como los tlaxcaltecas, totonacas, y hasta los remanentes de los mayas; y también habían formado un triunvirato tal cual el emperador Julio Cesar lo hizo anteriormente. Hay que recordar la triple alianza entre Tenochtitlán, Texcoco y Tlacopan para establecer una analogía con el surgimiento del imperio romano. Y a la caída de las civilizaciones mesoamericanas se da una fusión de culturas donde surgen nuevas ideas acerca de la realidad dentro de un pueblo que ha sido subyugado por la fuerza. En un futuro estas ideas se recrean y por lo tanto nos damos cuenta que los seres humanos tendemos a reproducir lo que vemos, sin pensar siquiera si eso nos da la felicidad deseada. Al final pocos analizan si realmente después de una historia de la humanidad plagada de guerras, despojos, ultrajes vale la pena reproducir un modelo importado de una otra cultura o civilización mejor desarrollada. En el camino que recorre nuestra historia como país soberano (aunque sea simbólico) vemos como después de consumarse la independencia surgen conflictos de intereses de unos cuantos grupos. Éstos han ratificado su lugar por haber heredado una educación que le dieron los vencedores de la conquista. El resto de la población no participa a la par con los nuevos gobernantes, ya que no tienen el conocimiento de las estructuras de poder porque alguien más así lo quiso. Entonces se deforman los ideales de libertad e igualdad y de desarrollo presentes en país que se quiera considerar libre. Se prohíbe que las clases pobres prosperen por una parte, pero por otro lado se aprueba el enriquecimiento de otros porque así conviene al sistema de gobierno. La esclavitud se prohíbe pero no se puede dejar que el sirviente se levante por encima de su señor. Todo este desarrollo del México independiente se reduce a una pugna entre conservadores y liberales (grupos definidos por un interés meramente político) quienes sugieren que unos y otros son

7. los únicos capaces de gobernar al país y de dictar el modelo a seguir para la vida nacional. La religión juega un papel importante en esta maquinaria de afirmación del poder ya que coadyuva a que la población que no participa de la legislación de un país pueda someterse sin problema. El querer apoyar nuestras vidas en algo como una deidad es casi una necesidad tan simple como el comer. La simple cuestión de porque estamos en este mundo nos hace aceptar una serie de principios teológicos que fueron manipulados a conveniencia para perpetuar la hegemonía de líderes ambiciosos poco humanistas; y en algunos casos de no ser así, se crea una variación del credo religioso para poder incluir aquellas cosas que satisfagan las necesidades de algunos gobernantes mezquinos, como por ejemplo el caso de Enrique VIII. No es condenar el hecho de que un ser humano deba por obligación o por naturaleza cargar con una Fe durante su existencia. El problema es que a través de inclusiones subjetivas en principios religiosos los monarcas o gobernantes han necesitado que exista una desigualdad y sumisión que garantice sostener el poder sobre los menos favorecidos. En la clase gobernante la riqueza no puede ser compartida nunca, ya que eso limitaría el nivel de gozo del poderoso que está acostumbrado a saciar sus apetitos cualesquiera que fueren y en muchas ocasiones sus instintos más bajos. La felicidad es ante todo un ideal a conseguir y disfrutar hasta el límite de la resistencia humana. La religión en si puede tener cabida en la realización de los seres humanos si realmente tuviera un sentido práctico palpable y no fuera un balbuceo constante de frases hechas. Es contradictorio cargar con una fe que no tiene utilidad práctica en una raza de seres cuya vida es simplemente actuar y practicar una serie de hábitos que los lleven a la idealizada felicidad. Quizá haya una deidad por encima de todo con un poder imbatible, llena de bondades y virtudes como se nos ha enseñado, pero lo adoptamos pasivamente sin pretender emular los valores implícitos en dicha deidad. Caemos en una serie de contradicciones donde se presenta una doble moralidad profundamente arraigada y dolorosa para unos. Esto es debido a que en momentos decisivos de nuestra existencia no podemos actuar de la mejor forma y

8. terminamos por traicionar una serie de valores que nos fueron dados desde niños a través de la religión y nuestros padres y maestros. Por lo tanto somos unos traidores y nos corroe la pena por siempre. Nos parecemos más al apóstol Pedro cuando negó a Jesús tres veces ya que mucho deseamos actuar positivamente, pero somos constreñidos por unas normas que llevamos en la piel (hablando metafóricamente) y nos hacemos para atrás cuando se nos requiere de acciones importantes para el bien común. Cosas como el ego, el orgullo, la aceptación y un beneficio material siempre son razones por las que nuestra conciencia nos contrapone con nuestras acciones. Es un desequilibrio que desencadena un reaccionar violento y afrentas guardadas en el subconsciente que se descubren en momentos de mayor exaltación y sufrimiento. Se termina por generar una conducta de protección contra posibles ataques a nuestro ser que puedan resquebrajar nuestra forma de vivir. Por el resto de nuestra existencia vivimos protegiéndonos de todo sin dar el máximo de nuestras posibilidades por el temor de pasar al lado de los oprimidos, los vencidos, conquistados o los “chingados” que no acariciarán nunca las riquezas que poseen quienes fueron educados para preservar el poder maquiavélicamente. ¿Cómo salir de ello? Primero debemos saber si estamos dentro de este círculo errático. Hemos sido educados bajo normas que sólo son aplicables en nuestro contexto pero con cierto fin. Se tiende a condenar y temer a lo desconocido, a aquello que es abrumador para nuestra mente; por eso es que el aceptar otra visión y otra conducta de entrada es un temor muy grande que conlleva el rechazo familiar y social. Salir de una forma de vida enfermiza no es una tarea fácil cuando se ha establecido una serie de normas que han tenido una aplicación efectiva generacional para la clase gobernante de cada país. Es una metamorfosis lenta y arriesgada pero si es bien encauzada puede generar un beneficio personal que aliviará todas nuestras ansiedades, y en eso debemos trabajar desde que estamos conscientes del mundo en que vivimos; una catarsis trascendental en la cosmogonía de nuestra existencia. Tantas ideas erráticas han sido tan fuertemente mantenidas por quienes ejercen el poder que distorsiona la realidad provocando confusión y por lo tanto una realidad

9. relativa. Estas ideas se han aferrado tan fuertemente en nuestras vidas que si se intenta cuestionarlas enfrentamos un fuerte castigo. Existe una violencia simbólica perpetua, ya que porque podemos leer pasajes en la historia donde se exalta y se afirma la victoria de algún pueblo sobre otro donde la gloria resalta más que el motivo de la lucha. Este simbolismo ha trascendido el tiempo a través de distintos textos históricos, religiosos y aquellos que intervienen en nuestra formación escolar, los cuales fueron desarrollados cautelosamente por encargo del estado para evitar conductas subversivas que atenten contra su supremacía. Nos emociona conocer el esfuerzo glorioso y a veces fantástico de los héroes nacionales, aunque la realidad en la que vivimos el resultado de esa historia no sea la más satisfactoria. Pero entre tantas batallas podremos apreciar algunos detalles importantes como cuando Napoleón abolió la inquisición en algunos países por ejemplo en España, donde muchos musulmanes y judíos incluso (por no aceptar como el mesías a Jesucristo) habían muerto en la hoguera antes de la llegada de los franceses. El valor que se le da a este tipo de acontecimientos peculiares es de menor importancia en la educación formal porque contradice a una ideología que puede llevar mucho tiempo implantada; no puede un simple caudillo revulsivo echarla abajo y tiene que ser difamado su valor en la historia hasta el grado de ser llamado anticristo. Entonces lo que debemos hacer en nuestra educación es siempre buscar la validez de esa ideología impuesta, mediante su cuestionamiento y contraste y desecharla sino tiene ninguna utilidad práctica en nuestro desarrollo personal. Por supuesto que para ello es necesario tener las bases de una educación libre de supresión mental y encauzada a llegar una felicidad espiritual basada en la ética, y el buscar el bien común; porque a final de cuentas somos una sociedad que mantiene relaciones interpersonales dependientes y en estas relaciones existe una causa-efecto la cual afecta nuestra forma de vivir y pensar. ¿Qué es lo que entendemos después de analizar históricamente la conducta de los seres humanos? La respuesta es una serie de formas tergiversadas de ver nuestra existencia basadas en el materialismo evolucionado a partir del cambio de luchar por hambre a luchar por el poder. Estas ideas concebidas de ver a la vida como una acumulación de cosas inertes nos ha hecho practicar una conducta errática y

10. disfuncional que al final no obtiene ninguna satisfacción y nos puede hacer perder la vida en su búsqueda incesante. El mantener esa ideología fractura el estado emocional de las personas pero preserva su posición en la sociedad. A la par de los avances tecnológicos se da la apertura de conocimiento de otras realidades, a veces interesantes y estéticamente agradables y otras veces poco comprendidas. Un ejemplo es el caso de la homosexualidad penalizada en Nigeria, la cual nos ofende como sociedad moderna y global. Pero cuando caminamos por la calle a diario para ir al trabajo o a la escuela no nos desagrada ver a un indígena vendiendo dulces para comer, y a quien no se le dio el beneficio prometido desde que los criollos consumaron la independencia en 1821. Entonces con qué valor moral podemos juzgar a los nigerianos cuando ellos fueron un país explotado y esclavizado y cuyos esclavizadores nunca les enseñaron la idea de que la homosexualidad no era un error de la naturaleza mucho menos un pecado. Aquí es donde todas esas costumbres e ideas mezcladas a través de los siglos por medio de las conquistas, usurpación, pillaje y proclamación de una raza sobre otra menos iluminada terminan por darle forma a la práctica de la doble moral. Este tipo de conducta es aceptada y es visible siempre, pero no se habla de ella, porque en nuestra ideología de sociedad guarda un hermetismo inquebrantable. La doble moral es la que puede sin ningún reparo afirmar la desfachatez y la falta de humanidad en muchos actos atroces desde robos, violaciones, fraudes políticos, económicos hasta grandes masacres. Su existencia ha germinado como consecuencia de la creación de una y otra forma de gobernar que mantenga la superioridad de una sola clase social o persona a cualquier costo sobre una desfavorecida. Es una relación de simbiosis en los seres humanos no aceptada, pero está adherida ahí cual virus terminal en cada proclamación de ideas para gobernar y de actuar. La doble moral es el resultado de una historia llena de satisfacción frívola de los seres humanos y golpea las conciencias con mucha fuerza, pero inconscientemente nos da el valor suficiente para poder mantenernos en esa red enfermiza llena de injusticia que día a día conlleva a la desgracia social. No podemos escapar de ella

11. a menos de tener una fuerte determinación y estar dispuestos a recibir todo tipo de descalificaciones y rechazo de la misma sociedad. Si se nos ha educado con principios que tienen una carga doble moralista es muy difícil escapar de ellos de adulto; a veces cuando ya nos dimos cuenta del problema mantenemos cierta dependencia al ver que la misma sociedad nos constriñe a seguir sus patrones. Y de no seguir estos lineamientos estamos condenados a un aislamiento social donde se nos negará la obtención de los medios para sobrevivir. La práctica de la doble moral no es simplemente una trivialidad existente como se concibe actualmente. Si se tiene esa idea es porque se nos ha programado para darle poca valoración. La formación en el seno familiar es una parte importante si se llega a desarrollar un ideal erróneo de conducta y que puede estar por encima de la educación escolar; ya que al parecer no existe mucha evidencia de que una persona adulta tenga una conducta en particular producto de la escuela. La razón obedece a cosas simples realmente y no necesita un tratado psicopedagógico amplio para definirlo brevemente. En la familia desde que nacemos debemos obedecer a nuestros padres sin ningún reproche. Esa fidelidad como la de un soldado a su superior es inherente en nuestra naturaleza e interacción humana. Los padres nos enseñarán una serie de hábitos aprobados por ellos y nosotros no estamos en posición de contradecir. Al ir creciendo simplemente reproducimos esos hábitos y damos por hecho que tienen un valor positivo en nuestro crecimiento. Pero si realmente tienen ese buen valor entonces ¿porque siempre nuestra curiosidad nos obliga a incurrir en actos que no son del agrado de los adultos? Al caer en conductas no aceptadas por nuestros mayores se nos hace ver cuáles son las normas a seguir y que no debemos nunca transgredir o seremos castigados. La realidad es que cada familia es como el mundo, existe una diversidad tan grande la cual hace imposible cuantificar el tipo de conducta que se practique en cada una de ellas, y dicha conducta es dentro de ese círculo una ley inapelable. Entonces si conforme vamos creciendo vemos que nuestro padre es un empresario que evade impuestos, explota laboralmente a sus subordinados, es infiel, y tiene una conducta misógina característica en una buena parte de los mexicanos, veremos que si lo

12. que él hace está bien nosotros podemos hacerlo también. Aunado a esto notamos que su forma de ser lo ha llenado de felicidad y riqueza y por consiguiente nosotros también debemos seguir ese camino. En esta realidad distorsionada ya ni si quiera el padre o nosotros como hijos y futuros adultos participes de la sociedad sabemos el origen de esta forma de vida. Le ha tomado tanto tiempo a la doble moral mimetizarse y adherirse a nosotros que es casi imposible saber que está ahí; es ubicua y escurridiza al mismo tiempo. Me recuerda un chascarrillo de un maestro de la universidad que decía así “El mejor truco del diablo es hacerle creer a los demás que no existe, ya que cuando es confrontado por aquellos quienes lo negaban, el diablo los abrazará diciéndoles, ya ven que sí”. Y en sí en eso consiste esta forma engañosa de vivir. La doble moral es negada pero al final existe una resignación al aceptarla porque tiene un fin ya sea relativamente bueno o malo. Por eso es que todos hemos sido parte de esto alguna vez en la búsqueda de nuestros objetivos o tareas encomendadas. Vislumbrar nuestro futuro sin la práctica de la doble moral está muy lejos de ser algo tangible. Como país hemos caído súbitamente en un modelo de sociedad fallida que ha importado ideologías que no puede sustentar. Esto se debe a la división dentro de la misma esfera de poder, la cual ha caído en el arrebato de los bienes de la sociedad al sentir una ansiedad que no conoce mesura ni paciencia, y más aún porque la supervivencia no está garantizada. Una avaricia que deja por los suelos los principios de la Revolución Francesa, las ideas de formar una cultura de culturas de Alejandro Magno, la sociedad de virtud de Napoleón Bonaparte, la igualdad de riqueza y bienes de Emiliano Zapata, el humanismo de José María Morelos y Pavón, en fin personajes recurrentes sin ninguna utilidad práctica como los principios religiosos. En el caso de México la hegemonía política ha decidido dejar atrás los modelos sistemáticos de desarrollo que fundamentaron el capitalismo y el neoliberalismo en su momento, para cambiarlo por una conducta primitiva de saciar sus ambiciones e instintos rápidamente y a cualquier precio, aun cuando eso conlleve perder su humanidad y se caiga en una esquizofrenia incontrolable por temor a ser desposeído de lo que se ha conseguido. Y de nuevo la doble moral surge de su escondite para reafirmar las ideas que definieron esa conducta y le dan

13. valor al ser humano para enfrentar de nuevo la realidad; ya que ahora en la sociedad global la doble moralidad es un mal necesario para sustentar las conductas que satisfagan nuestros intereses. Porque al final sin ella no podríamos sortear las dificultades que nosotros hemos desencadenado, con un fin que no es la realización personal sino obtener un bien inerte que nunca nos hablará ni tocará como lo hacen las personas a las que tuvimos que degradar para conseguirlo. Bruno Armando

Add a comment

Related presentations

Related pages

Reivindicación de una moral existencial | Juan-Luis ...

REIVINDICACION DE UNA MORAL EXISTENCIAL Xoan-Lois Pintos Si consideramos que una supuesta dialectica abierta rige la historia de los hom- bres, nos ...
Read more

Doble moral - Wikipedia, la enciclopedia libre

Aunque la doble moral, por lo general, es una práctica que se condena, en la práctica es muy común su empleo.
Read more

La Doble Moral - Taringa! - Taringa! - Inteligencia colectiva

La doble moral política se basa en la injusticia y viola la imparcialidad de criterios sociales, los cuales deben aplicarse a todos los ciudadanos por igual.
Read more

Monografía - Inteligencia Existencial - Google Sites

La Inteligencia existencial es la capacidad para situarse a sí mismo con respecto al ... y no tiene esa carga moral que si posee la inteligencia ...
Read more

Psicología Práctica: doble moral

Doble moral : combinación muy fuerte de palabras, he querido escribir esto desde hace tiempo debido a la cantidad de experiencias que he tenido al ...
Read more

LA DOBLE MORAL - YouTube

La doble moral y falsedad entre la sociedad Dominicana y los legisladores - Duration: 55:26. Sin Cortapisa 29 views. 55:26 La Doble Moral ...
Read more

Antes muerta que sin brillo: LA DOBLE MORAL DE ALASKA

Se habla de doble moral, de triple, ... LA DOBLE MORAL DE ALASKA; CRISIS EXISTENCIAL ¿QUIÉN SABE DÓNDE? ESTO NO ES UN NUEVO POST febrero (5)
Read more

Doble moral cristiana - YouTube

Doble moral cristiana Hades. Subscribe Subscribed Unsubscribe 16 16. ... Doble moral en la sociedad - Duration: 6:59. Sauartur presenta: 2,746 ...
Read more

Existencialismo - Wikipedia, la enciclopedia libre

Se ha llamado a esta posición individualismo moral. En contra de la posición ... el compromiso existencial debe lograr la libertad de todos y ...
Read more

LA DOBLE DECLARACIÓN EXISTENCIAL DE DIOS | Docs for Facebook

LA DOBLE DECLARACIÓN EXISTENCIAL DE DIOS by Ferrer Bettín Francisco Javier Francisco Javier Ferrer Bettín Página 1 LA DOBLE DECLARACIÓN ...
Read more