Huesos y articulaciones.

40 %
60 %
Information about Huesos y articulaciones.
Education

Published on March 7, 2014

Author: estevezreinosa

Source: slideshare.net

9. TRAUMATISMOS DEL APARATO LOCOMOTOR I. HUESOS Y ARTICULACIONES 1-SISTEMA ÓSEO-ARTICULAR 2-GENERALIDADES SOBRE LOS PRIMEROS AUXILIOS 3-LESIONES ÓSEAS -Fracturas cerradas -Fracturas abiertas -Periostitis 4-LESIONES ARTICULARES -Constusión articular -Distensión articular -Esguince -Luxación 5-VENDAJES

1-SISTEMA ÓSEO-ARTICULAR Antes de comenzar con la exposición del tema, cabe destacar que el sistema óseoarticular forma parte junto al sistema muscular del aparato locomotor. Si bien el sistema muscular conforma la parte activa de dicho aparato y el sistema óseo-articular representa la parte pasiva. Las funciones principales del sistema óseo-articular son: -Mantener la posición y estructura del cuerpo. -Proporcionar las palancas del movimiento. -Crear cavidades para la protección de órganos delicados (tórax, cráneo, pelvis). -Formar las células de la sangre. Estructura de los huesos. Los huesos son órganos blanquecinos duros y resistentes que forman el esqueleto (función protectora) y que sirven de sostén a los músculos que los rodean. El hueso es una forma especializada de tejido conectivo en donde los componentes extracelulares están mineralizados; esto le confiere al hueso una marcada rigidez a la vez que mantiene cierto grado de elasticidad. La estructura de cada hueso está adaptada para soportar las máximas resistencias a las tensiones mecánicas con la menor cantidad de masa ósea posible. Los huesos están formados por tejido óseo, este tejido tiene un metabolismo muy activo y sufre un proceso de remodelación constante a lo largo de toda su vida. El tejido óseo contribuye al metabolismo del calcio, así como produce la hematopoyesis (formación de glóbulos rojos) en la médula ósea. La parte más externa del hueso es muy densa y compacta dando resistencia y dureza al hueso y se denomina hueso compacto. Esta zona exterior está recubierta de una membrana, el periostio, por la que llegan nervios y vasos sanguíneos al hueso. La zona central del hueso se denomina hueso esponjoso y está formado por trabéculas, estas trabéculas se orientan reforzando al hueso, en función de la orientación de las cargas que recibe. Existe una capa que separa al tejido compacto del tejido esponjoso y se denomina endostio.

La superficie externa del hueso muestra muchas irregularidades (tuberosidades, espinas, apófisis) donde se insertan tendones y ligamentos, también hay agujeros que comunican el exterior del hueso con el interior (agujero nutricio). En las zonas articulares la superficie del hueso es muy lisa y está recubierta por cartílago articular. El cartílago es una forma semirrígida de tejido conectivo. Tipos de hueso. Los huesos se clasifican según su forma en cuatro grandes grupos: huesos largos, huesos cortos, huesos planos huesos irregulares. Ø Huesos largos: Son huesos en los que predomina su longitud sobre el espesor y el ancho. Los extremos articulares están alejados entre sí y este tipo de huesos se encuentran principalmente en las extremidades. Los huesos largos presentan tres partes diferenciadas: dos extremos, con sus superficies articulares, denominados epífisis y una zona central, de forma bastante tubular, denominada diáfisis. En los sujetos en edades de crecimiento destaca la existencia de una zona cartilaginosa que separa la epífisis de la diáfisis (en los huesos largos) denominada fisis o cartílago de crecimiento, que es la zona donde se produce el crecimiento del hueso. Al final del período de crecimiento la fisis degenera y se osifica, quedando unidos por hueso la epífisis y la diáfisis, con lo que se detiene el crecimiento del hueso. La zona resultante de la formación de nuevo hueso se denomina metáfisis. Ø Huesos cortos: Son huesos de volumen restringido, en el que todas las dimensiones son aproximadamente iguales (escafoides). Los huesos cortos están formados por tejido esponjoso rodeado por una lámina de tejido compacto y pueden disponer de varias caras o superficies articulares. Ø Huesos planos: Son huesos con dos dimensiones predominantes y están formados por dos láminas de tejido compacto, dejando una lámina fina de hueso esponjoso en su interior. Constituyen las paredes de las cavidades craneales, nasales, orbitarias y pelviana (parietal). Ø Huesos irregulares: Son huesos aproximadamente cortos pero con múltiples prominencias, como por ejemplo las vértebras.

Estructura de las articulaciones. Las articulaciones son los puntos de unión entre dos o más huesos, permiten el movimiento del aparato locomotor y ayudan a amortiguar las fuerzas reactivas que inciden sobre el cuerpo al movernos. Independientemente de su función, las articulaciones presentan una estructura articular. En función del tipo de articulación podemos encontrar: Ø Superficies articulares: Son lisas y están recubiertas de cartílago articular (hialino), que se deforma bajo la influencia de presiones y retoma su espesor original cuando estas cesan (maleable, extensible y comprensible). Su deterioro produce artrosis, degeneración articular. Ø Cápsula articular: Rodea la articulación y la mantiene aislada del exterior, ayudando también a mantener unidos los huesos de la articulación. Ø Membrana sinovial y líquido sinovial: La membrana tapiza el interior de la cápsula articular, es delgada y produce el líquido sinovial. Tanto la membrana como el líquido nutren y lubrican la articulación. Ø Ligamentos: Localizados fuera de la cápsula articular, su función principal es reforzar y dar estabilidad a la articulación. Ø Fibrocartílagos o meniscos: Es una estructura cartilaginosa que aparece en algunas articulaciones entre las superficies articulares. Su objetivo es el de facilitar la adaptación entre las superficies óseas y dar estabilidad a la articulación. 2-GENERALIDADES SOBRE LOS PRIMEROS AUXILIOS Prestar los primeros auxilios consiste en prestar unos cuidados a un accidentado o enfermo repentino en el lugar de los hechos y hasta la llegada del personal especializado que complete la asistencia. De estos primeros cuidados depende en muchos casos la evolución posterior del accidentado. Los objetivos de los primeros auxilios se pueden resumir en: -Asegurar el mantenimiento de la vida (control de las funciones vitales). -No agravar el estado general de la víctima, o las lesiones que puedan presentar. -Asegurar su traslado a un centro sanitario en condiciones adecuadas (preferentemente en ambulancia).

La sintomatología que predomina en las lesiones óseo-articulares es la inflamatoria. Los signos de la inflamación son el calor, enrojecimiento, hinchazón, dolor y limitación del movimiento. A estos signos flogóticos se les añaden otros según el tipo de lesión como la inestabilidad, la hemorragia, deformación o crepitación. 3-LESIONES ÓSEAS Dentro de estas nos encontramos con dos tipos principalmente: -Periostitis: Inflamación traumática localizada en el periostio, debido a un trabajo excesivo o a microtraumatismos repetidos. -Fracturas óseas: Se considera fractura a la rotura de un hueso (parcial o completo). Normalmente los huesos se fracturan a consecuencia de un traumatismo violento, aunque existen un tipo de fracturas por sobrecarga que se relacionan con la aplicación de cargas repetidas durante largos períodos de tiempo. Suelen ir precedidas de periostitis. Una fractura puede ser provocada por fuerza directa o indirecta. El hueso puede romperse por el sitio que ha recibido el impacto (fuerza directa), pero también por efecto de un giro o torcedura (fuerza indirecta). Según las lesiones asociadas a los tejidos blandos las fracturas se clasifican en: Cerradas (piel circundante no está afectada), Abiertas (Existe afectación de la piel), Con complicaciones (se asocian a la fractura lesiones neurovasculares, ligamentosas, etc.) y Sin complicaciones ( lesión mínima de tejidos blandos).

Existe otra clasificación que últimamente da lugar a cierta discusión que es la que divide a las fracturas en completas e incompletas, estas últimas son las comúnmente conocidas como fisuras, pero que los traumatólogos prefieren denominar fracturas incompletas que son definidas como rotura ósea en la que la solución de continuidad del tejido óseo no separa por completo en dos partes al hueso afectado, sino que forma un ángulo en una o más direcciones. A la hora de analizar los primeros auxilios vamos a centrarnos en la clasificación que divide a las fracturas en abiertas y cerradas. Fracturas cerradas Síntomas: - Dolor intenso, aumenta al intentar mover la extremidad. - Inflamación y enrojecimiento, en un principio localizados y posteriormente expandidos. - Deformidad de la extremidad de grado variable. - Impotencia funcional también variable, según tipo de fractura y hueso fracturado. - Crepitación o sensación de roce entre los fragmentos del hueso fracturado. - Shock (especialmente si la fractura es de pelvis o fémur o se trata de una fractura abierta). Primeros Auxilios: Antes la sospecha de FRACTURA, y presente algunos síntomas antes descritos no debemos vacilar en tratar al afectado con el procedimiento adecuado para dicho caso. - No mover al afectado si no es preciso, retirar objetos tales como relojes, anillos, pulseras, etc. que dificulten la circulación sanguínea cuando la zona se inflame. Además de retirar toda ropa de la zona afectada. De ser necesario, se recortaran los pantalones o mangas de jersey, según sea el caso (fracturas abiertas). - Se palpara la zona afectada en busca de puntos dolorosos y crepitaciones, comenzando por la parte más cercana al cuerpo y llegando hasta el final. Así mismo, se comprobara la existencia de pulso en la parte distal de la zona afectada (pulso radial o pedio). Su ausencia empeorara el pronóstico. - Aplicar frio local sin contacto directo con la piel, seguidamente, pasaremos a inmovilizar el punto de fractura desde una articulación por encima hasta otra debajo de este punto. Al igual que en las luxaciones, no intentaremos poner los huesos en su sitio. Una vez realizada la inmovilización se procederá a realizar el traslado (si la situación lo permite)

evitando por todos los medios movimientos bruscos. -Para mantener la inmovilización, ponga la zona afectada junto a otra parte sana del cuerpo. Asegúrese de atarla sobre la parte ilesa. En la lesiones de brazo, inmovilice el miembro herido contra el tronco. En las de miembros inferiores, una la pierna sana con la lesionada si hay probabilidad de que el traslado se retrase. -Controle la ciruclación más allá del vendaje cada 10 minutos. Si se deteriora, afloje el vendaje. Frácturas abiertas Las fracturas abiertas tienen un riesgo añadido de infecciones, hemorragias y lesiones de los tejidos y estructuras próximas. Los objetivos en fracturas abiertas son: -Evitar la pérdida de sangre, el movimiento y la infección en la zona de la herida. -Conseguir el traslado al hospital, asegurando la correcta inmovilización. la inmovilización debe realizarse de forma tal que no presione la herida. Los pasos a seguir serían los siguientes: -Nunca intentaremos poner el hueso hacia adentro, sino que cubriremos la herida con gasas estériles y húmedas (mojadas en suero), así evitaremos que la suciedad penetre disminuyendo de esta forma el riesgo de infección. Usaremos guantes estériles si es posible. -Coloque cuidadosamente relleno sobre y alrededor del apósito. Asegure el apósito y el relleno con un vendaje. Hágalo firme, pero no tan tenso que dificulte la circulación. -Inmovilice la zona lesionada como en el caso de una fractura cerrada y consiga el traslado de la víctima al hospital. -Minimice el shock. Controle y anote los signos vitales: nivel de conciencia, pulso y respiración. Compruebe la circulación más allá del vendaje cada 10 minutos.

Periostitis Es la inflamación del periostio, la capa más superficial del hueso. El lugar de mayor afectación suele ser la cara anterointerna de la tibia, principalmente en el tercio inferior, aunque puede extenderse más arriba, casi hasta la rodilla. Esta lesión es típica de los corredores. Se debe a las vibraciones que recibe el periostio por el impacto continuo de los pies contra el suelo en este deporte. Los factores que predisponen a sufrirla son: aumentos bruscos del volumen o intensidad de entrenamiento, mala amortiguación en el calzado, correr por superficies duras, pronación excesiva de la pisada. Síntomas: -Dolor difuso, con molestias e hinchazón en la parte inferior interna de la espinilla. -El dolor sólo aparece al correr o saltar, desapareciendo al estar parados. Primeros auxilios: -Cuando aparezcan los primeros síntomas en conveniente parar el ejercicio y aplicar hielo de manera inmediata. -Posteriormente acudir a un fisioterapeuta o médico especialista para tratar la lesión cuanto antes mejor. Hay diferentes métodos de recuperación, entre los que se encuentran: el reposo, la aplicación de hielo local, la corrección de la pisada con prótesis plantares, vendajes o mallas de sujección para limitar las vibraciones, antinflamatorios y el refuerzo de la musculatura del tibial anterior. 4-LESIONES ARTICULARES Dentro de estas lesiones vamos a analizar las más importantes que son la contusión articular, la distensión articular, el esguince y la luxación. Contusión articular La contusión, como consecuencia de un traumatismo deportivo sobre una articulación, produce una inflamación y un exudado seroso. Sintomas Se caracteriza por dolor en reposo que aumenta con la manipulación, impotencia

funcional, derrame sinovial y la adopción de una postura antiálgica. Primeros auxilios -Reposo funcional. Inmovilización con vendaje elástico, aplicar hielo (encima del vendaje) 3 veces al día 15-20 minutos. Se deben efectuar radiografías para descartar daños óseos. Es rara la evacuación del líquido intraarticular para eliminar el derrame (artrocentesis) aunque puede aliviar el dolor y acelerar el retorno a la actividad deportiva. Distensión articular Los ligamentos y la capsula se someten a una tracción anormal, produciéndose un estiramiento o elongación de los mismos, pero sin llegar a desgarrarse. Suelen deberse a malos apoyos o hipertracciones( tobillo, rodilla…). Síntomas -Dolor selectivo en el ligamento dañado -Dolor que aumenta al movimiento -Reacción inflamatoria escasa o nula Primeros auxilios -Reposo funcional -Elevar el miembro (evitamos la inflamación) -Inmovilización de la articulación -Aplicar hielo 15-20 minutos varias veces al día. Esguince Consiste en una rotura incompleta de un ligamento, o de un complejo de ligamentos, responsables de la estabilidad de una articulación. Este término también se aplica a la rotura incompleta de músculos y tendones. Se producen cuando los tejidos son estirados en exceso y resultan parcialmente desgarrados por movimientos bruscos o violentos. Suelen asociarse a actividades deportivas.

Síntomas -Dolor intenso de la articulación con la consecuente limitación funcional. Ante mayor gravedad de la lesión más dolor e imposibilidad funcional conllevará. -Inflamación de la zona afectada, suele ser lo más llamativo de esta lesión. Tal hinchazón no conlleva deformidad o desplazamiento de partes óseas de la articulación, es lo que diferencia el esguince de una luxación o fractura. -Aparición de hematomas, es menos frecuente pero se suele dar en los casos en los que se rompe algún vaso sanguíneo. Este hematoma puede desplazarse y extenderse a otras zonas a causa del movimiento de los fluidos de la lesión por el tejido conectivo. Por eso es normal que el primer día el hematoma ocupe sólo la zona lesionada y a los 2-4 días se haya extendido por otras zonas. -Calor local. La zona lesionada está caliente como consecuencia de la inflamación y la mayor afluencia de sangre a la zona. -Alteración de la sensibilidad localizada en la zona del ligamento lesionado. Primeros auxilios -Elevar la extremidad afectada, para evitar la inflamación. -Inmovilización o reposo absoluto de la zona dañada. -Aplicación de frío local (primeras 36-48 horas) con hielo, pero nunca en contacto directo. Envolveremos el hielo en una tela limpia y lo aplicaremos en intervalos de tiempo. -Traslado a un centro hospitalario para las correspondientes pruebas y en caso necesario

nos pondrán una férula o escayola. Luxación Es una lesión articular en la que los huesos son parcial o totalmente desplazados de su sitio. La luxación puede ser provocada por una fuerza intensa que fuerza al hueso a una posición anormal, o por una contracción muscular violenta. Puede ser difícil distinguir una luxación de una fractura cerrada. Si tenemos dudas la trataremos la lesión como una fractura. Los objetivos prioritarios que debemos marcarnos en este tipo de lesiones son: evitar el movimiento de la zona lesionada y conseguir el traslado a un centro sanitario, asegurando la correcta inmovilización. Síntomas -Dolor intenso, que además aumentará conforme intentemos mover la zona. -Deformidad de la zona luxada. -Incapacidad de movimiento.

-Hinchazón o inflamación. -Calor local. La zona lesionada está caliente como consecuencia de la inflamación y la mayor afluencia de sangre a la zona. Primeros auxilios -Inmovilizar la articulación afectada (de la misma manera que comentamos para las fracturas). Cuando una persona presenta una luxación, no intentaremos colocar el miembro afectado en su lugar bajo ningún concepto ni administraremos ningún medicamento. Tampoco debemos permitir comer, beber ni fumar a la víctima, ya que puede ser necesario anestesiarla. -Traslado a un centro hospitalario para las correspondientes pruebas. Trate el shock (si se produce). Controle y anote los signos vitales: nivel de consciencia, pulso y respiración. -Compruebe la circulación más allá del vendaje cada 10 minutos. Si se deteriora la circulación, afloje el vendaje. 5-VENDAJES Reglas para aplicar un vendaje 1º Tranquilizar a la víctima 2º Colocar a la víctima en una posición cómoda 3º Mantener sujeta la zona que va a ser vendada 4º Trabajar de frente a la víctima en el lado dañado 5º Si el lesionado está tendido de cúbito supino pasar las vendas a través de huecos del propio cuerpo como en el cuello o las rodillas. 6º Ajustar las vendas sin impedir la circulación 7º Usar nudos cruzados que no sean incómodos. Nunca sobre un hueso. 8º Comprobar regularmente la circulación en la zona del vendaje. Si es necesario volver a realizar el vendaje más flojo. Comprobar la circulación de un vendaje Reconocimiento Un miembro que pueda estar congestionado, piel azulada o hinchazón, y sensación de que la piel está distendida. En el caso de que estos síntomas continúen pueden llegar a producir que: la piel quede pálida, un entumecimiento frío, hormigueo seguido de dolor o incapacidad de mover los dedos afectados

Pasos a) Presionar ligeramente o pellizcar la piel. Si no recupera el color o tarda demasiado puede ser a causa del vendajes. b) Aflojar el vendaje simplemente desenrollando las vueltas necesarias para que recupere el color y la temperatura.

Add a comment

Related presentations

Related pages

Huesos, articulaciones y músculos: MedlinePlus en español

Huesos, articulaciones y músculos . Acondroplasia ver Enanismo; Amputaciones ver Pérdida de extremidades; Anatomía; Anomalías craneofaciales; Artritis
Read more

Huesos, músculos y articulaciones - KidsHealth - the Web ...

Huesos en proceso de crecimiento. La construcción de los huesos continúa durante toda la vida, ya que el cuerpo renueva y reconstruye constantemente al ...
Read more

Articulación (anatomía) - Wikipedia, la enciclopedia libre

Una articulación es la unión entre dos o más huesos, un hueso y cartílago o un hueso y los dientes. La parte de la anatomía que se encarga del estudio ...
Read more

Huesos y musculos - Monografias.com - Tesis, Documentos ...

Las Articulaciones. Enfermedades de los Huesos. Enfermedades de los Músculos.
Read more

HUESOS Y ARTICULACIONES - Lo mas natural

Produkte pro Seite. CONSULTA NATURISTA 30,00 € In den Korb. CORAL NATURAL 32,00 € In den Korb
Read more

Cono, 2º de Primaria. Tema 1. Los huesos y las articulaciones

Explicación de qué son los huesos y las articulaciones
Read more

CUERPO - Biblioteca Básica - Huesos

Huesos, Músculos y Articulaciones. De los pies a la cabeza, los huesos son el sostén de nuestro cuerpo y ayudan a darle forma. El cráneo protege el ...
Read more

El cuerpo humano huesos y articulaciones - YouTube

El cuerpo humano huesos y articulaciones ... Los huesos y el esqueleto - Duration: 26:29. Gabriel Manquillo Giménez 321,992 views. 26:29
Read more

Enfermedades de huesos, articulaciones y musculos - Canal ...

Enfermedades musculos, huesos y articulaciones en Canal Salud Mapfre. Osteoporosis, tumores oseos, artrosis, gota, lupus, artritis reumatoide, espondilitis ...
Read more

Cambios en huesos, músculos y articulaciones por el ...

Los cambios en la postura y en la marcha (patrón de caminar) son comunes con la edad. Los cambios en la piel y el cabello también son comunes.
Read more