Historia Del Hecho Religioso Cristiano

50 %
50 %
Information about Historia Del Hecho Religioso Cristiano

Published on October 7, 2008

Author: jjbe

Source: slideshare.net

EVOLUCIÓN HISTÓRICA DEL HECHO RELIGIOSO CRISTIANO Al ritmo de las culturas...

 

 

Religión y cultura no pueden existir por separado. La fe cristiana se arraiga en unas culturas y se manifiesta a través de ellas a lo largo de sus 2000 años de historia. Para existir, como todo fenómeno humano, el cristianismo ha de encarnarse en la complejidad de las realidades humanas. El paso de los siglos también ha permitido a la Iglesia profundizar aspectos de la fe. Jamás ha existido una fe químicamente pura y liberada de todo revestimiento cultural.

Religión y cultura no pueden existir por separado.

La fe cristiana se arraiga en unas culturas y se manifiesta a través de ellas a lo largo de sus 2000 años de historia.

Para existir, como todo fenómeno humano, el cristianismo ha de encarnarse en la complejidad de las realidades humanas.

El paso de los siglos también ha permitido a la Iglesia profundizar aspectos de la fe.

Jamás ha existido una fe químicamente pura y liberada de todo revestimiento cultural.

FECHAS BÁSICAS HASTA EL 70 d.C.: Jerusalén centro DESPUÉS DEL 70: Gentiles desde Asia Menor hasta Roma HASTA EL S.IV: Organización de las comunidades, pluralidad, persecuciones 313 d.C.: Edicto de Milán (legalización del cristianismo) 325 d.C.: Concilio de Nicea I 380 d.C.: Edicto de Tesalónica de Teodosio (cristianismo religión oficial)

IV-V: Comienzo del monaquismo como reacción a las conversiones en masa V: Caída del Imperio Romano Occidental y progresivo alejamiento entre la Iglesia cristiana de Oriente y Occidente 800: Carlomagno. Sacrosanto Imperio Romano Germánico 1054: Gran Cisma de Oriente. Roma y Constantinopla se excomulgaron mutuamente 1517: Tesis de Wittemberg de Lutero. Reforma protestante – Cisma de occidente 1545-1563: Concilio de Trento. Contrarreforma

XVII-XVIII: Nuevas Iglesias surgen del protestantismo y anglicanismo XVIII-XX: Confrontación con la modernidad 1962-1965: Concilio Vaticano II

Períodos principales EDAD ANTIGUA (I-VI) EDAD MEDIA (VII-XIV) EDAD MODERNA (XV-XVII) EDAD CONTEMPORÁNEA (XVIII-XXI)

EDAD ANTIGUA (I-VI)

EDAD MEDIA (VII-XIV)

EDAD MODERNA (XV-XVII)

EDAD CONTEMPORÁNEA (XVIII-XXI)

EDAD ANTIGUA (I-VI) El cristianismo hunde sus raíces en la cultura hebrea, y para comprender el mundo y el ser humano recurrió en principio a conceptos del medio oriente. Incluso en un principio asumió los marcadores étnicos que identificaban al pueblo judío: circuncisión, sábado, prohibiciones alimenticias, purificaciones, un Templo único, etc.

El cristianismo hunde sus raíces en la cultura hebrea, y para comprender el mundo y el ser humano recurrió en principio a conceptos del medio oriente.

Incluso en un principio asumió los marcadores étnicos que identificaban al pueblo judío: circuncisión, sábado, prohibiciones alimenticias, purificaciones, un Templo único, etc.

La consolidación como religión se realiza en dos frentes: + Ante el judaísmo: rechazo de los marcadores étnicos. + Ante el paganismo: monoteísmo, rigor ético, rechazo del culto al emperador y de la divinización de los fenómenos naturales.

La consolidación como religión se realiza en dos frentes:

+ Ante el judaísmo: rechazo de los marcadores étnicos.

+ Ante el paganismo: monoteísmo, rigor ético, rechazo del culto al emperador y de la divinización de los fenómenos naturales.

Desde el 64 al 313 la religión cristiana es considerada “ilícita” en el imperio romano. Era un amenaza para la sociedad, por su negativa a dejarse asimilar y a asumir los cauces religiosos establecidos. ¿De dónde viene el rechazo? + Pretensión exclusivista y universal del cristianismo + Apariencia de “ateísmo”.

Desde el 64 al 313 la religión cristiana es considerada “ilícita” en el imperio romano. Era un amenaza para la sociedad, por su negativa a dejarse asimilar y a asumir los cauces religiosos establecidos.

¿De dónde viene el rechazo?

+ Pretensión exclusivista y universal del cristianismo

+ Apariencia de “ateísmo”.

¿Fue la cultura grecorromana una calzada o un trampa para el cristianismo? ¿Fue dinamizante o edulcoró el mensaje? Lo cierto es que el Edicto de Milán, en el año 313, hace posible la existencia libre de la Iglesia, y con ello de sus estructuras y actividades. Progresivamente se pasa de la tolerancia a la simbiosis entre Iglesia e Imperio. La Iglesia se carga de privilegios. Con Teodosio el Grande se convierte en religión oficial del Imperio (380).

¿Fue la cultura grecorromana una calzada o un trampa para el cristianismo? ¿Fue dinamizante o edulcoró el mensaje?

Lo cierto es que el Edicto de Milán, en el año 313, hace posible la existencia libre de la Iglesia, y con ello de sus estructuras y actividades.

Progresivamente se pasa de la tolerancia a la simbiosis entre Iglesia e Imperio.

La Iglesia se carga de privilegios.

Con Teodosio el Grande se convierte en religión oficial del Imperio (380).

La herencia cultural tal vez más importante es el derecho romano, que pasó desde el siglo IV a ser utilizado para definir y articular las exigencias evangélicas desde sus categorías. De ahí la concepción de la autoridad, la forma piramidal de la sociedad, el ejercicio de la justicia, la escala de penas coercitivas, las ceremonias rituales.

La herencia cultural tal vez más importante es el derecho romano, que pasó desde el siglo IV a ser utilizado para definir y articular las exigencias evangélicas desde sus categorías.

De ahí la concepción de la autoridad, la forma piramidal de la sociedad, el ejercicio de la justicia, la escala de penas coercitivas, las ceremonias rituales.

También heredado de la cultura greco-romana es la primacía concedida a la razón sobre las demás formas y valores del espíritu. La Iglesia la ha aprovechado especialmente para la expresión dogmática de la fe. De ahí el papel fundamental que se otorgará a la filosofía en la Iglesia, pues prepara para la acogida razonable del mensaje cristiano. El peligro, visible ya en las discusiones teológicas de los primeros concilios, fue la pérdida de sensibilidad ante el misterio.

También heredado de la cultura greco-romana es la primacía concedida a la razón sobre las demás formas y valores del espíritu.

La Iglesia la ha aprovechado especialmente para la expresión dogmática de la fe.

De ahí el papel fundamental que se otorgará a la filosofía en la Iglesia, pues prepara para la acogida razonable del mensaje cristiano.

El peligro, visible ya en las discusiones teológicas de los primeros concilios, fue la pérdida de sensibilidad ante el misterio.

Surge también de la cultura grecorromana una concepción del ser humano. Del estoicismo procede la idea de “naturaleza” única y universal del ser humano, que prescinde de las diferencias individuales. Y también del estoicismo se recogen muchos aspectos éticos, referentes a la ascesis, las listas de pecados que recoge ya Pablo, etc. También procede de la herencia griega el dualismo entre materia y espíritu, que asumirá el cristianismo marginando la vida corporal a favor de la “espiritual”.

Surge también de la cultura grecorromana una concepción del ser humano.

Del estoicismo procede la idea de “naturaleza” única y universal del ser humano, que prescinde de las diferencias individuales.

Y también del estoicismo se recogen muchos aspectos éticos, referentes a la ascesis, las listas de pecados que recoge ya Pablo, etc.

También procede de la herencia griega el dualismo entre materia y espíritu, que asumirá el cristianismo marginando la vida corporal a favor de la “espiritual”.

EDAD MEDIA (VII-XIV)

La ruptura del Imperio Romano por la invasión de los pueblos del Norte de Europa (476) inicia la ruptura cultural en el interior de la Iglesia.

La ruptura del Imperio Romano por la invasión de los pueblos del Norte de Europa (476) inicia la ruptura cultural en el interior de la Iglesia.

 

Esta ruptura culminará en el 1054 con el primer gran cisma entre el cristianismo griego y el latino.

El nacimiento del Islam (VII) y su rápida expansión, arrancan al cristianismo las regiones más descristianizadas de Oriente Próximo y del Norte de África.

A partir del 800 Carlomagno abandera un esfuerzo de reconstrucción del antiguo Imperio Romano, cuyo recuerdo nostálgico e idealizado había quedado en el imaginario de muchos. A partir del siglo X se convertirá en el Sacro Imperio Romano Germánico. Vuelve a ponerse en uso la Consagración ritual de los reyes. Con ello se les otorga un poder místico. Surge la teología del derecho divino de los reyes. El emperador pretende la soberanía universal arraigada en Roma.

A partir del 800 Carlomagno abandera un esfuerzo de reconstrucción del antiguo Imperio Romano, cuyo recuerdo nostálgico e idealizado había quedado en el imaginario de muchos. A partir del siglo X se convertirá en el Sacro Imperio Romano Germánico.

Vuelve a ponerse en uso la Consagración ritual de los reyes. Con ello se les otorga un poder místico. Surge la teología del derecho divino de los reyes.

El emperador pretende la soberanía universal arraigada en Roma.

La Iglesia es la que rige en último término la sociedad y los poderes civiles están a su servicio, igual que la luna recibe la luz del sol (Inocencio III, siglo XIII). Se acentúa la organización piramidal, asumiendo como modelo el sistema feudal. Es una forma jurídica de dependencia, surgida a partir del juego de relaciones sociales y económicas entre señor y vasallo, obligados por juramento de FIDELIDAD a servicios recíprocos.

La Iglesia es la que rige en último término la sociedad y los poderes civiles están a su servicio, igual que la luna recibe la luz del sol (Inocencio III, siglo XIII).

Se acentúa la organización piramidal, asumiendo como modelo el sistema feudal.

Es una forma jurídica de dependencia, surgida a partir del juego de relaciones sociales y económicas entre señor y vasallo, obligados por juramento de FIDELIDAD a servicios recíprocos.

El juramento feudal es un “sacramento” que santifica la obediencia y sitúa a Dios como garantía del orden social. La infidelidad es considerada un “perjurio”.

El juramento feudal es un “sacramento” que santifica la obediencia y sitúa a Dios como garantía del orden social.

La infidelidad es considerada un “perjurio”.

Surge la CRISTIANDAD.

Surge la CRISTIANDAD.

Los intentos de separar el poder civil-militar del religioso, como la teoría de las dos espadas, termina cediendo ante las pretensiones papales de autoridad suprema, como recogen las Dictatus Papae , atribuidas a Gregorio VII en el 1075.

Los intentos de separar el poder civil-militar del religioso, como la teoría de las dos espadas, termina cediendo ante las pretensiones papales de autoridad suprema, como recogen las Dictatus Papae , atribuidas a Gregorio VII en el 1075.

Recoge entre otros estos axiomas: I. Que la Iglesia Romana ha sido fundada solamente por el Señor. II. Que sólo el Pontífice Romano sea dicho legítimamente universal. III. Que él sólo puede deponer o reponer obispos. IV. Que su legado está en el concilio por encima de todos los obispos aunque él sea de rango inferior; y que puede dar contra ellos sentencia de deposición. V. Que el Papa puede deponer ausentes. VI. Que con los excomulgados por el Papa no podemos, entre otras cosas, permanecer en la misma casa. VII. Que sólo al Papa le es lícito, según necesidad del tiempo, dictar nuevas leyes, formar nuevas comunidades, convertir una fundación en abadía y, recíprocamente, dividir un rico obispado y reunir obispados pobres. VIII. Que él sólo puede llevar las insignias imperiales. IX. Que todos los príncipes deben de besar los pies solamente del Papa. X. Que sólo del Papa se nombre el nombre en las iglesias. XI. Que este nombre es único en el mundo. XII. Que le es lícito deponer a los emperadores.

Recoge entre otros estos axiomas:

I. Que la Iglesia Romana ha sido fundada solamente por el Señor.

II. Que sólo el Pontífice Romano sea dicho legítimamente universal.

III. Que él sólo puede deponer o reponer obispos.

IV. Que su legado está en el concilio por encima de todos los obispos aunque él sea de rango inferior; y que puede dar contra ellos sentencia de deposición.

V. Que el Papa puede deponer ausentes.

VI. Que con los excomulgados por el Papa no podemos, entre otras cosas, permanecer en la misma casa.

VII. Que sólo al Papa le es lícito, según necesidad del tiempo, dictar nuevas leyes, formar nuevas comunidades, convertir una fundación en abadía y, recíprocamente, dividir un rico obispado y reunir obispados pobres.

VIII. Que él sólo puede llevar las insignias imperiales.

IX. Que todos los príncipes deben de besar los pies solamente del Papa.

X. Que sólo del Papa se nombre el nombre en las iglesias.

XI. Que este nombre es único en el mundo.

XII. Que le es lícito deponer a los emperadores.

En el año 756 surgen los ESTADOS PONTIFICIOS, que duran hasta 1870, producto de un documento falsificado, según el cual el emperador Constantino habría cedido al Papa la ciudad de Roma y las tierras circundantes. El Pontífice pasa a ser soberano, a semejanza de los príncipes terrenos.

En el año 756 surgen los ESTADOS PONTIFICIOS, que duran hasta 1870, producto de un documento falsificado, según el cual el emperador Constantino habría cedido al Papa la ciudad de Roma y las tierras circundantes.

El Pontífice pasa a ser soberano, a semejanza de los príncipes terrenos.

 

Texto de la Donatio Constantini ...Junto con todos los magistrados, con el senado y los magnates y todo el pueblo sujeto a la gloria del Imperio de Roma, Nos hemos juzgado útil que, como san Pedro ha sido elegido vicario del Hijo de Dios en la tierra, así también los pontífices, que hacen las veces del mismo príncipe de los Apóstoles, reciban de parte nuestra y de nuestro Imperio un poder de gobierno mayor que el que posee la terrena clemencia de nuestra serenidad imperial, porque Nos deseamos que el mismo príncipe de los Apóstoles y sus vicarios nos sean seguros intercesores junto a Dios. Deseamos que la Santa Iglesia Romana sea honrada con veneración, como nuestra terrena potencia imperial, y que la sede santísima de san Pedro sea exaltada gloriosamente aún más que nuestro trono terreno, ya que Nos le damos poder, gloriosa majestad, autoridad y honor imperial. Y mandamos y decretamos que tenga la supremacía sobre las cuatro sedes eminentes de Alejandría, Antioquía, Jerusalén y Constantinopla y sobre todas las otras iglesias de Dios en toda la tierra, y que el Pontífice reinante sobre la misma y santísima Iglesia de Roma sea el más elevado en grado y primero de todos los sacerdotes de todo el mundo y decida todo lo que sea necesario al culto de Dios y a la firmeza de la fe cristiana... ...Hemos acordado a las iglesias de los santos Apóstoles Pedro y Pablo rentas de posesiones, para que siempre estén encendidas las luces y estén enriquecidas de formas varias; aparte, por nuestra benevolencia, con decreto de nuestra sagrada voluntad imperial hemos concedido tierras en Occidente y en Oriente, hacia el norte y hacia el sur, a saber en Judea, en Tracia, en Grecia, en Asia, en África y en Italia y en varias islas, con la condición de que sean gobernadas por nuestro santísimo padre el sumo pontífice Silvestre y de sus sucesores... Fresco del siglo XIII que muestra al Papa Silvestre y al emperador Constantino

Fresco del siglo XIII que muestra al Papa Silvestre y al emperador Constantino

...Desde este momento concedemos a nuestro santo padre Silvestre, sumo pontífice y papa universal de Roma, y a todos los pontífices sucesores suyos, que hasta el fin del mundo reinen sobre la sede de san Pedro: nuestro palacio imperial de Letrán, la diadema, o sea nuestra corona, la tiara, el humeral que suelen llevar los emperadores, el manto purpúreo y la túnica escarlata y cualquier otra indumentaria imperial, la dignidad de caballeros imperiales, los cetros imperiales y todas las insignias y estandartes y los diversos ornamentos imperiales, y todas las prerrogativas de la excelencia imperial y la gloria de nuestro poder. Queremos que todos los reverendísimos sacerdotes que sirven a la misma santísima Iglesia Romana en sus diversos grados, tengan la distinción, potestad y preeminencia con las que se adorna gloriosamente nuestro ilustre Senado, es decir, que se conviertan en patricios y cónsules y sean investidos con todas las otras dignidades imperiales. Decretamos que el clero de la Santa Iglesia Romana se adorne como el ejército imperial. Y como la potencia imperial se circunda de oficiales, chambelanes, servidores y guardias de todo tipo, así también queremos que la Santa Romana Iglesia esté adornada con los mismos. Y para que resplandezca magníficamente el honor del Pontífice, decretamos asimismo lo siguiente: que el clero de la Santa Iglesia Romana adorne sus caballos con arreos y gualdrapas de lino blanco y así cabalgue. Y como nuestros senadores llevan calzados blancos de pelo de cabra, así los lleven también los sacerdotes, para que las cosas terrenas sean adornadas como las celestiales, para gloria de Dios. Además, a nuestro santísimo padre Silvestre y a sus sucesores les damos autoridad de ordenar a quien quiera que desee ser clérigo, o de agregarlo al número de los religiosos. Nadie actúe con arrogancia respecto a esto. También hemos decidido que él y sus sucesores lleven la diadema, o sea la corona de oro purísimo con gemas preciosas, que de nuestra cabeza le hemos concedido. Pero porque el mismo beatísimo Papa no quiso llevar una corona de oro sobre la corona del sacerdocio, que lleva a gloria de san Pedro, Nos con nuestras propias manos hemos puestos sobre su santa cabeza una tiara brillante de cándido esplendor, símbolo de la Resurrección del Señor y por reverencia a san Pedro le sostuvimos las riendas de su caballo, cumpliendo para él el oficio de caballerizo: establecemos que también todos sus sucesores lleven en procesión la tiara, con un honor único, como los emperadores. Y para que la dignidad pontificia no sea inferior, sino que tenga mayor gloria y potencia que la del Imperio terreno, Nos damos al mencionado santísimo pontífice nuestro Silvestre, papa universal, y dejamos y establecemos en su poder gracias a nuestro decreto imperial, como posesiones de derecho de la Santa Iglesia Romana, no solamente nuestro palacio, como ya se ha dicho, sino también la ciudad de Roma y todas las provincias, lugares y ciudades de Italia y del Occidente. Por ello, hemos considerado oportuno transferir nuestro imperio y el poder del reino hacia Oriente y fundar en la provincia de Bizancio, lugar óptimo, una ciudad con nuestro nombre, y establecer allí nuestro gobierno, puesto que no es justo que el emperador terrenal reine allí donde el Emperador celestial ha establecido el principado de los sacerdotes y la Cabeza de la religión cristiana. Decretamos que todas estas decisiones que hemos sancionado con un sagrado decreto imperial y con otros divinos decretos, permanezcan inviolables e íntegros hasta el fin del mundo. Por consiguiente, en presencia de Dios vivo que nos ordenó reinar, y delante de su juicio tremendo, decretamos solemnemente, con este acto imperial, que a ninguno de nuestros sucesores, magnates, magistrados, senadores y súbditos que ahora, o en el futuro estuvieren sujetos al imperio, sea lícito infringir esto o alterarlo de cualquier modo. Si alguno —cosa que no creemos— despreciase o violase esto, sea alcanzado por las mismas condenas y les sean adversos, tanto ahora como en la vida futura, Pedro y Pablo, príncipes de los Apóstoles, y con el diablo y con todos los impíos sean precipitados a quemarse en lo profundo del infierno. Hemos puesto éste, nuestro decreto, con nuestra firma, sobre el venerable cuerpo de san Pedro, príncipe de los Apóstoles.

El monje se convierte en el ideal del cristiano. Es el cristiano ejemplar. Vive en contacto de clientela feudal con la población de los alrededores, para la que la abadía simboliza la realización del reino de Dios. En un mundo violento se la considera fuente de paz y belleza. Su importancia es fundamental en la cadena de transmisión de la cultura antigua.

El monje se convierte en el ideal del cristiano. Es el cristiano ejemplar.

Vive en contacto de clientela feudal con la población de los alrededores, para la que la abadía simboliza la realización del reino de Dios.

En un mundo violento se la considera fuente de paz y belleza.

Su importancia es fundamental en la cadena de transmisión de la cultura antigua.

El monasterio vive en íntima relación con la población de los alrededores, que lo tienen como referencia no sólo religiosa, sino también económica y cultural.

El monasterio vive en íntima relación con la población de los alrededores, que lo tienen como referencia no sólo religiosa, sino también económica y cultural.

Desde el siglo XIII declina la civilización monástica y feudal. Por medio de los árabes se descubre la obra de Aristóteles, así como de un buen número de autores antiguos. La curiosidad intelectual hace adentrarse en nuevos terrenos, incluso en el ámbito religioso. En ese contexto surge la figura de Santo Tomás de Aquino , que pretende conciliar el conocimiento de los griegos, sobre todo Aristóteles, con la revelación. El trabajo se considera un castigo por el pecado. La concepción del hombre es dualista. La materia compromete la dignidad del espíritu. Surge como exageración de esta tendencia la herejía cátara , que pretende también una purificación de la Iglesia. Es exterminada en el siglo XIII.

Desde el siglo XIII declina la civilización monástica y feudal.

Por medio de los árabes se descubre la obra de Aristóteles, así como de un buen número de autores antiguos.

La curiosidad intelectual hace adentrarse en nuevos terrenos, incluso en el ámbito religioso. En ese contexto surge la figura de Santo Tomás de Aquino , que pretende conciliar el conocimiento de los griegos, sobre todo Aristóteles, con la revelación.

El trabajo se considera un castigo por el pecado.

La concepción del hombre es dualista. La materia compromete la dignidad del espíritu. Surge como exageración de esta tendencia la herejía cátara , que pretende también una purificación de la Iglesia.

Es exterminada en el siglo XIII.

 

 

Surgen importantes movimientos de despertar evangélico, frente a dogmatismos rígidos y endurecimientos institucionales. En este contexto surge Francisco de Asís, Santo Domingo de Guzmán… y otros muchos que les siguen en pequeñas fraternidades muchas veces itinerantes. También destacan las órdenes militares : caballeros laicos que se hacen monjes para combatir a los infieles con voto.

Surgen importantes movimientos de despertar evangélico, frente a dogmatismos rígidos y endurecimientos institucionales.

En este contexto surge Francisco de Asís, Santo Domingo de Guzmán… y otros muchos que les siguen en pequeñas fraternidades muchas veces itinerantes.

También destacan las órdenes militares : caballeros laicos que se hacen monjes para combatir a los infieles con voto.

A partir del siglo XIV se desarrolla un espíritu laico en todos los aspectos: sociales, políticos, intelectuales, que propugna la independencia y emancipación de lo religioso y lo civil. Del régimen feudal en descomposición nacen los primeros estados nacionales. Surgen nuevas divisiones internas en la Cristiandad ( Aviñón ) y el imperio bizantino cae en manos de los turcos (1453). Aparece un nueva sensibilidad religiosa más personal y popular.

A partir del siglo XIV se desarrolla un espíritu laico en todos los aspectos: sociales, políticos, intelectuales, que propugna la independencia y emancipación de lo religioso y lo civil.

Del régimen feudal en descomposición nacen los primeros estados nacionales.

Surgen nuevas divisiones internas en la Cristiandad ( Aviñón ) y el imperio bizantino cae en manos de los turcos (1453).

Aparece un nueva sensibilidad religiosa más personal y popular.

 

EDAD MODERNA (XV-XVII) El movimiento cultural del humanismo realiza un regreso a la cultura anterior al cristianismo, al mundo grecolatino. Con ello exalta la individualidad propia, la decisión, la plástica corporal y la belleza, la afición al arte. Tiene gran importancia la aparición de la imprenta y del libro impreso.

El movimiento cultural del humanismo realiza un regreso a la cultura anterior al cristianismo, al mundo grecolatino.

Con ello exalta la individualidad propia, la decisión, la plástica corporal y la belleza, la afición al arte.

Tiene gran importancia la aparición de la imprenta y del libro impreso.

Muchos de estos humanistas, sinceros cristianos, buscan un regreso a las fuentes bíblicas y patrísticas. Destacan Erasmo de Rotterdam y Tomás Moro. La institución eclesial, con los Papas Alejandro VI y Julio II, no responde a las necesidades de los fieles, y vive con la sensación de que la caída del viejo mundo hacía añicos la fe encarnada en esa cultura. La nueva crítica científica e histórica hacía tambalear la Sagrada Escritura; la autonomía moral y la nueva conciencia social, atacaban los mandatos divinos y la autoridad eclesial.

Muchos de estos humanistas, sinceros cristianos, buscan un regreso a las fuentes bíblicas y patrísticas.

Destacan Erasmo de Rotterdam y Tomás Moro.

La institución eclesial, con los Papas Alejandro VI y Julio II, no responde a las necesidades de los fieles, y vive con la sensación de que la caída del viejo mundo hacía añicos la fe encarnada en esa cultura.

La nueva crítica científica e histórica hacía tambalear la Sagrada Escritura; la autonomía moral y la nueva conciencia social, atacaban los mandatos divinos y la autoridad eclesial.

Retrato de Rodrigo Borja. Elegido papa en 1492 con el nombre de Alejandro IV, hubo de afrontar una fuerte oposición debido a su vida licenciosa. La figura de Julio II, guerrero, político, estratega, maquinador, absolutista y maquiavélico se asemeja más a la de un monarca de su tiempo que a la del líder de una religión. Enemigo implacable de los Borgia, había contemplado impotente cómo Alejandro y César vaciaban el patrimonio de los Estados Pontificios y se apropiaban de sus territorios a título personal.

En 1517 surge la Reforma Protestante, cuyo necesidad se venía haciendo sentir en la Iglesia desde el siglo XIV. Esta Reforma no es meramente eclesial: se inscribe en el cambio de la conciencia religiosa y social que afecta a Alemania. Entre otros rasgos destacan: la elevación de los burgueses y artesanos de las ciudades; la expansión del sentimiento nacional; el debilitamiento de una visión sacral del mundo; el imperio del dinero; la primacía del individuo. Además la ignorancia del clero bajo choca con los humanistas que promueven un contacto directo con las fuentes de la fe cristiana.

En 1517 surge la Reforma Protestante, cuyo necesidad se venía haciendo sentir en la Iglesia desde el siglo XIV.

Esta Reforma no es meramente eclesial: se inscribe en el cambio de la conciencia religiosa y social que afecta a Alemania.

Entre otros rasgos destacan: la elevación de los burgueses y artesanos de las ciudades; la expansión del sentimiento nacional; el debilitamiento de una visión sacral del mundo; el imperio del dinero; la primacía del individuo.

Además la ignorancia del clero bajo choca con los humanistas que promueven un contacto directo con las fuentes de la fe cristiana.

 

 

Lutero será el portavoz de este fermento social y religioso. Su gran aportación reformadora fue el redescubrimiento de la salvación por la fe. Sólo Dios salva. En Inglaterra la Reforma fue obra de Enrique VIII, que aunó sus intereses personales con el sentir antipapista de la burguesía inglesa y de gran parte del alto clero.

Lutero será el portavoz de este fermento social y religioso.

Su gran aportación reformadora fue el redescubrimiento de la salvación por la fe. Sólo Dios salva.

En Inglaterra la Reforma fue obra de Enrique VIII, que aunó sus intereses personales con el sentir antipapista de la burguesía inglesa y de gran parte del alto clero.

Surgen las guerras de religión. Hasta que en la paz religiosa de Augsburgo, en 1555 se impone la sentencia de cuius regio, eius religio . Se desconoce aún la libertad de conciencia.

Surgen las guerras de religión.

Hasta que en la paz religiosa de Augsburgo, en 1555 se impone la sentencia de cuius regio, eius religio .

Se desconoce aún la libertad de conciencia.

La Iglesia latina pierde la esperanza de volver a encontrar su unidad e inicia la Contrarreforma, o movimiento de restauración católico del siglo XVI. Gran importancia tuvo el Concilio de Trento (1545-1563) en el que la Iglesia se endurece con el fin de conservar al resto de los cristianos, especialmente los del mundo latino. Entre las iniciativas reformadoras destacan Ignacio de Loyola, Teresa de Jesús, San Juan de la Cruz, Carlos Borromeo y Francisco de Sales, Vicente de Paúl y Juan Bautista de la Salle.

La Iglesia latina pierde la esperanza de volver a encontrar su unidad e inicia la Contrarreforma, o movimiento de restauración católico del siglo XVI.

Gran importancia tuvo el Concilio de Trento (1545-1563) en el que la Iglesia se endurece con el fin de conservar al resto de los cristianos, especialmente los del mundo latino.

Entre las iniciativas reformadoras destacan Ignacio de Loyola, Teresa de Jesús, San Juan de la Cruz, Carlos Borromeo y Francisco de Sales, Vicente de Paúl y Juan Bautista de la Salle.

 

 

Los grandes descubrimientos geográficos de la época abren nuevos continentes a la Evangelización. Se hace desde el imperialismo y no desde la inculturación. No faltan voces de protesta desde el interior de la Iglesia, como Bartolomé de las Casas y Francisco de Vitoria.

Los grandes descubrimientos geográficos de la época abren nuevos continentes a la Evangelización.

Se hace desde el imperialismo y no desde la inculturación.

No faltan voces de protesta desde el interior de la Iglesia, como Bartolomé de las Casas y Francisco de Vitoria.

El nuevo auge de la ciencia desde el Renacimiento supondrá una dura época de lucha hasta que alcance su autonomía respecto a la fe.

El nuevo auge de la ciencia desde el Renacimiento supondrá una dura época de lucha hasta que alcance su autonomía respecto a la fe.

Se necesitará tiempo para que la fe se distinga de la cultura en la que se había expresado hasta ese momento, debido a la profundidad y duración de la simbiosis que había existido hasta entonces. A partir del XVII, la ciencia toma un nuevo impulso, y también la “autoridad” (Biblia y Aristóteles) tienen que pasar por la criba y el control de la experimentación y verificación.

Se necesitará tiempo para que la fe se distinga de la cultura en la que se había expresado hasta ese momento, debido a la profundidad y duración de la simbiosis que había existido hasta entonces.

A partir del XVII, la ciencia toma un nuevo impulso, y también la “autoridad” (Biblia y Aristóteles) tienen que pasar por la criba y el control de la experimentación y verificación.

ÉPOCA CONTEMPORÁNEA (XVIII-XXI) Se acentúa el conflicto entre fe y ciencia. Su comienzo fue por razones bíblicas en el siglo XVI y XVII (por ejemplo Copérnico, Galileo…). En el siglo XIX este conflicto se extiende ya a todos los terrenos religioso, y la Iglesia necesita dar razón de sus afirmaciones más clásicas o reformularlas de otra manera. Surge la versión más “vulgar” del conflicto (la incompatibilidad absoluta entre ciencia y fe), que persiste hasta hoy en el imaginario colectivo.

Se acentúa el conflicto entre fe y ciencia.

Su comienzo fue por razones bíblicas en el siglo XVI y XVII (por ejemplo Copérnico, Galileo…). En el siglo XIX este conflicto se extiende ya a todos los terrenos religioso, y la Iglesia necesita dar razón de sus afirmaciones más clásicas o reformularlas de otra manera.

Surge la versión más “vulgar” del conflicto (la incompatibilidad absoluta entre ciencia y fe), que persiste hasta hoy en el imaginario colectivo.

La ciencia prehistórica y las teorías de Darwin revolucionan las concepciones tradicionales sobre el origen del hombre. Se proclama la incompatibilidad entre ser católico y ser inteligente. Algunos cristianos se esfuerzan por lograr un acuerdo entre la letra de la Biblia y los descubrimientos científicos.

La ciencia prehistórica y las teorías de Darwin revolucionan las concepciones tradicionales sobre el origen del hombre.

Se proclama la incompatibilidad entre ser católico y ser inteligente.

Algunos cristianos se esfuerzan por lograr un acuerdo entre la letra de la Biblia y los descubrimientos científicos.

La importancia de este desencuentro es enorme. La ciencia moderna ha ocasionado un cambio cultural sin precedentes, que ha provocado una transformación histórica de la conciencia humana. Muchos científicos y filósofos del XIX ven la necesidad de eliminar la religión para que el hombre alcance su mayoría de edad.

La importancia de este desencuentro es enorme. La ciencia moderna ha ocasionado un cambio cultural sin precedentes, que ha provocado una transformación histórica de la conciencia humana.

Muchos científicos y filósofos del XIX ven la necesidad de eliminar la religión para que el hombre alcance su mayoría de edad.

También los cambios políticos perturbaron a los cristianos: especialmente la autonomía de la persona, que conlleva libertad de opinión y de religión. La Iglesia se opuso firmemente a todas las reivindicaciones del liberalismo: Gregorio XVI consideraba una locura la libertad de conciencia, de opinión y de prensa. Pío IX se opuso en el Syllabus ( 1864 ) al progreso, al liberalismo y a la cultura moderna. La cuestión de los Estados Pontificios movilizó a los católicos durante todo el siglo XIX. Se consideraba que eran imprescindibles para el ejercicio normal de la autoridad del Papa y de la Iglesia. En cambio no se percibió el alcance de otros problemas probablemente más importantes para la Iglesia y el mundo: las transformaciones sociales y económicas provocadas por la revolución industrial.

También los cambios políticos perturbaron a los cristianos: especialmente la autonomía de la persona, que conlleva libertad de opinión y de religión. La Iglesia se opuso firmemente a todas las reivindicaciones del liberalismo: Gregorio XVI consideraba una locura la libertad de conciencia, de opinión y de prensa. Pío IX se opuso en el Syllabus ( 1864 ) al progreso, al liberalismo y a la cultura moderna.

La cuestión de los Estados Pontificios movilizó a los católicos durante todo el siglo XIX. Se consideraba que eran imprescindibles para el ejercicio normal de la autoridad del Papa y de la Iglesia.

En cambio no se percibió el alcance de otros problemas probablemente más importantes para la Iglesia y el mundo: las transformaciones sociales y económicas provocadas por la revolución industrial.

El Syllabus abarca 80 proposiciones divididas en 10 capítulos. Dichas proposiciones se resumen en 4 puntos fundamentales: 1-. Proposiciones de la 1 a la 18: condena los errores relativos a la fe: panteísmo, naturalismo, racionalismo tanto absoluto como mitigado, indiferentismo, incompatibilidad entre la fe y la razón, ...etc. También incluye la proposición 22 que condena el no-sometimiento de la inteligencia al magisterio de la Iglesia. 2-. Proposiciones de la 19 a la 55: son las relativas a la naturaleza de la Iglesia, del Estado y las relaciones entre ambos. Se subraya la libertad de la Iglesia, la subordinación del Estado a la moral y la existencia de derechos naturales anteriores al Estado e independientes del mismo. Condena la separación entre la Iglesia y el Estado. 3-. Proposiciones de la 56 a la 74: son las relativas a la ética. Prestan especial atención al matrimonio, pero también a la moral laica, al utilitarismo (tesis 58) y la separación sacramento-contrato. 4-. Proposiciones de la 75 a la 80: afirman que la religión católica debe ser la religión de Estado y condenan la libertad de culto, pensamiento, imprenta y conciencia. Destaca la tesis que afirma que el Romano pontífice no puede conciliarse con el progreso, el liberalismo y la cultura moderna.

El Concilio Vaticano I (1869-1870) pretende combatir el racionalismo y defiende la doctrina de la infalibilidad papal. Desde finales del XIX la Iglesia comienza poco a poco a hacerse consciente de los problemas sociales, y surgen la Doctrina Social con la encíclica Rerum novarum de León XIII en 1891.

El Concilio Vaticano I (1869-1870) pretende combatir el racionalismo y defiende la doctrina de la infalibilidad papal.

Desde finales del XIX la Iglesia comienza poco a poco a hacerse consciente de los problemas sociales, y surgen la Doctrina Social con la encíclica Rerum novarum de León XIII en 1891.

Hasta 1950, la misión se concibe como una difusión de un cristianismo “occidental”. Se creían indispensables la uniformidad de categorías, gestos y criterios. En el período entre las dos guerras mundiales muchos misioneros comenzaron a ver la necesidad de adaptar el rostro de la Iglesia a las realidades culturales locales. Surge con fuerza el problema del resvestimiento cultural de las expresiones de fe. En el fondo el problema del lenguaje.

Hasta 1950, la misión se concibe como una difusión de un cristianismo “occidental”. Se creían indispensables la uniformidad de categorías, gestos y criterios.

En el período entre las dos guerras mundiales muchos misioneros comenzaron a ver la necesidad de adaptar el rostro de la Iglesia a las realidades culturales locales.

Surge con fuerza el problema del resvestimiento cultural de las expresiones de fe. En el fondo el problema del lenguaje.

El Concilio Vaticano II pretende reconocer los signos de los tiempos en el mundo actual. Uno de los giros más importantes es el de la concepción de la Iglesia como sociedad perfecta a COMUNIDAD. Esto invita a que el acontecimiento de fe y fraternidad sea lo primero y fundamental.

El Concilio Vaticano II pretende reconocer los signos de los tiempos en el mundo actual.

Uno de los giros más importantes es el de la concepción de la Iglesia como sociedad perfecta a COMUNIDAD. Esto invita a que el acontecimiento de fe y fraternidad sea lo primero y fundamental.

Add a comment

Related presentations

Related pages

1 El hecho religioso y el hecho cristiano - domingo.org.ar

El hecho religioso y el hecho cristiano . ... historia. Afirmamos, ... datos sobre el desarrollo religioso del hombre.
Read more

Hecho religioso y hecho cristiano, parte - Aurelio ...

UNIVERSALIDAD DEL HECHO RELIGIOSO La historia de las religiones ha ... con el pensamiento cristiano acerca del origen y del sentido de la religión.
Read more

El hecho religioso | ALFREDO FIERRO

I. NATURALEZA Y VARIEDADES DEL HECHO RELIGIOSO. ... de generalizar determinados rasgos del hecho cristiano a otras ... curso de la historia ...
Read more

El hecho religioso - filosofia.net

El hecho religioso. ... de la experiencia del hombre religioso es que comprende ... en la historia, el encuentro del Misterio con él es sólo ...
Read more

Texto Hecho religioso - :: editorial VERBO DIVINO

del hecho religioso partiendo de los ... lo largo de la historia. Por ello, al estudiar el hecho religioso en ... en el hecho religioso cristiano y en ...
Read more

www.proyectopv.org

El hecho religioso es una parte de la historia humana. ... el budista, el cristiano, ... Este es el nacimiento del hecho religioso actualmente y en toda la ...
Read more

DIOS EN LA HISTORIA: EL HECHO RELIGIOSO

... conectada con la fenomenología y la historia de las religiones. ... (que es, para un cristiano, ... Estructura del Hecho Religioso.
Read more

EL HECHO RELIGIOSO E HISTORIA DE LAS RELIGIONES

EL HECHO RELIGIOSO E HISTORIA DE LAS RELIGIONES ... 3.Hecho religioso cristiano y cultura ... Aproximación al estudio del hecho religioso, ...
Read more

El hecho religioso - mercaba.org

Un hecho universal. ... ¿Es religiosa la persona del siglo XXI? Si por religioso entendemos ... se da a conocer en la historia y en la vida de las ...
Read more

EL HECHO RELIGIOSO E HISTORIA DE LAS RELIGIONES

Tras el estudio del hecho religioso en sus dimensiones histórica y antropológica, esta materia se centra enel hecho religioso cristiano y los valores ...
Read more