advertisement

Había una vez 500 microcuentos por Héctor Ugalde Corral (UCH)

71 %
29 %
advertisement
Information about Había una vez 500 microcuentos por Héctor Ugalde Corral (UCH)
Books

Published on March 4, 2014

Author: hectorugalde10

Source: slideshare.net

Description

Minificción, minicuento, microcuento, microrrelato, ficción breve, cuento breve, microtextos, microficción, nanoficción... Había una vez, variaciones, cuentos de hadas, aforismos, refranes, etc.
advertisement

Había una vez 500 Microcuentos por Héctor Ugalde Corral (UCH) http://abrapalabramagica.blogspot.mx

Para abrir boca... Para abrir boca esto tenemos: Poquito a poquito viene el apetito. Al vientre, todo lo que entre. Del plato a la boca, se cae la sopa. Una sopa de su propio chocolate. Al pan, pan, y al vino, vino. Que con su pan se lo coma. En todas partes se cuecen habas. Ave que vuela, a la cazuela. Al hablar, como al guisar, su granito de sal. Con azúcar y miel, todo sabe bien. Así dijo la zorra a las uvas: que no estaban maduras. Barriga llena, corazón contento. Nada tenemos para cerrar bocas, así que entrarán moscas.

Había una vez... Una... Había una vez... Una, porque dos sería una historia repetitiva. Un rey. Uno, porque dos sería la guerra. Quien estaba casado con una reina. Una, porque dos sería un drama. Ellos tenían una hija princesa. Una, porque dos sería un lío. La que estaba enamorada de un caballero. Uno, porque dos sería telenovela. Al que le pusieron la condición de matar a un dragón. Uno, porque dos sería labor titánica. El héroe tuvo una idea. Una, porque dos sería mucho pedirle. La de usar una espada mágica única. Una, porque dos ya no la harían única. Con la que le quitó la vida al dragón. Una, porque el dragón no era gato. Entonces se realizó la boda. Una, porque dos sería bigamia. Y vivieron felices para siempre. Uno, porque dos siempres sería algo así como dos infinitos. (Aunque sí fueron felices los dos). FIN. Uno, porque dos finales sería complicado.

Había una vez... Una... Había una vez... Una, porque dos sería una historia repetitiva. Un rey. Uno, porque dos sería la guerra. Quien estaba casado con una reina. Una, porque dos sería un drama. Ellos tenían una hija princesa. Una, porque dos sería un lío. La que estaba enamorada de un caballero. Uno, porque dos sería telenovela. Al que le pusieron la condición de matar a un dragón. Uno, porque dos sería labor titánica. El héroe tuvo una idea. Una, porque dos sería mucho pedirle. La de usar una espada mágica única. Una, porque dos ya no la harían única. Con la que le quitó la vida al dragón. Una, porque el dragón no era gato. Entonces se realizó la boda. Una, porque dos sería bigamia. Y vivieron felices para siempre. Uno, porque dos siempres sería cuento de nunca acabar. (Aunque sí fueron felices los dos). FIN. Uno, porque dos finales sería toda una novela.

Primera vez... Me sentí solo por mucho tiempo. Te vi y me enamoré. Inventamos juntos el amor... Entonces me sedujiste con lo prohibido. Y se nos acabó el paraíso... - "Pero Adán, ¡eso es historia antigua!"

Intentos Intenta dormir. No puede. Recuerda los intentos de hablar, de aclarar las cosas. Los intentos de acercarse. Los intentos de reconciliarse. El intento de no sentir dolor. El intento de olvidar. El intento de cerrar los ojos. El intento de esquivar el auto. El intento de no sentir dolor. El intento de no cerrar los ojos. Intenta despertar. No puede.

Arritmia Me quiere. No me quiere. Me quiere. No me quiere. Me quiere. Me adora. ¡Me idolatra! ¡ME AMA!! ... Me quiere. No me quiere...

¿Le temes a la obscuridad? —¿Le temes a la obscuridad? La pregunta provoca que recuerde el cuerpo postrado en la cama, en aquella habitación siempre entre las sombras. La mano colgando, que yo abrazaba y que me acariciaba. La voz que sonaba más débil, aunque todavía con fuerza... —¿Le temes a la obscuridad? —No; mi abuelo vive ahí.

Sueño húmedo Cuando despertó, la lluvia todavía estaba allí...

Cita a ciegas Cerró los ojos y recitó lentamente todo el poema. El libro se estremeció en cada una de sus hojas.

Borges despertó del sueño de ser Borges Borges despertó del sueño de ser Borges. Entonces pudo ser recuerdo u olvido, sueño o despertar, Teseo, Ariadna, Minotauro, o laberinto...

¡No es lo que parece! —¡No es lo que parece! —dijo, al ser sorprendido en su primer acto irreflexivo, el espejo.

Había una vez que se sentía muy sola Había una vez que se sentía muy sola hasta que narraron el cuento. Y así fue como la vez y la voz fueron felices para siempre.

Cuento de fantasmas para fantasmas

Amor a primera visión A lo lejos se previeron y se enamoraron a la distancia. Se acercaron sin dirigirse una palabra y sin dejar de mirarse a los ojos. Vieron en ellos los días de pasión que vivirían, seguidos de un eterno infierno de incomprensión, dudas, celos, peleas, gritos, lágrimas y dolor, hasta terminar en un fatal desenlace... Entonces se detuvieron temerosos, horrorizados, y prefirieron fingir indiferencia y alejarse, para continuar su monótona vida de videntes.

Breve cuento de hadas Hubo una vez que creímos vivir felices para siempre...

Líneas de expresión !Qué rbara! ¡Incr le! ¡Mara osa! ¡Esta crema sí que borra las líneas de expresión!

Hoy no... "Hoy no mi amor. No estoy de humor". El esposo, triste, se quita lentamente el traje de payaso...

Capturar el momento La escena era perfecta. La abuela, con su sonrisa y ese brillo travieso en sus ojos. Mis tíos y mi madre platicaban animadamente soltando carcajada tras carcajada. Mis pequeños primos jugaban en el piso ajenos al barullo a su alrededor. Tres generaciones conviviendo armoniosamente. Tres y media, porque mi prima sonreía como la Monalisa mientras sus manos acariciaban inconscientemente con ternura la promesa que crecía en su orgullosa barriga. La luz jugueteaba mágicamente entre sus cabellos y sus figuras. Fui corriendo por la cámara fotográfica. Cuando regresé, la abuela estaba con cara de preocupación, con la mirada perdida hacia la puerta. Mis tíos discutían y mi madre trataba de calmarlos. Mis primos estaban inquietos y asustados por los gestos y las palabras fuertes. Mi prima intentaba reprimir el sollozo mientras una lágrima rodaba por una de sus mejillas; sus manos extendiéndose protectoramente sobre su vientre. La luz se ocultaba tras unos nubarrones que presagiaban tormenta y las sombras se fundían con la obscuridad que llegaba. Suspiré azorado. El momento mágico se había ido. Seguramente por la puerta que mi abuela miraba tan fijamente.

El gato con los pies de trapo e a t Otr V nLo o s n e C P e @ @ Z o i u ?EsteEraUnGat e C s o D L r ver o e e e e é l s L T T s i s A O Y r euQ uQ¿ soj opa UCH

FIN del sueño La Bella Durmiente lleva 100 años soñando con el hermoso despertar que le espera. Lo ha soñado de miles de maravillosas maneras. El varonil príncipe venciendo al dragón en un wide shot y un paneo de él acercándose a la cama. Luego un close up del beso del verdadero amor. ... Nada parecido a cuando despierta. El beso no lo ha sentido, los labios los tiene hinchados e insensibles. Se intenta levantar, pero está entumida de estar tanto tiempo en la misma posición. Prefiere cerrar los ojos y soñar que aparece la palabra: "FIN".

Amor precipitado Se ven, se atraen, se acercan, se encuentran, se enamoran, se unen y terminan precipitándose en lluvia aquellas nubes enamoradas.

Cuento de hadas al revés Vivió su vida de cuento de hadas completamente al revés. Comenzó viviendo feliz para siempre. Luego se casó con la princesa. Se vio obligado a pelear con el villano, vencerlo y matarlo sin saber qué de malo había hecho aquel pobre hombre para merecer tal castigo. Para justificar la maldad del difunto inventó historias de sus fechorías, las cuales hizo circular por todo el reino. Para finalmente regresar a su pueblo natal, volverse un completo desconocido y pensar en que sus líos habían comenzado al casarse con aquella princesa. Lo bueno es que solamente Había una vez.

Crea cuentos Crea cuentos y te secarán los ojos.

Un día, nos quedamos sin palabras Un día, nos quedamos sin palabras. Las palabras, cansadas de ser utilizadas, se fueron escapando poco a poco. Al principio, nadie notó su ausencia, pero llegó el momento en que nos miramos confundidos llenos de asombro, sin saber qué decir. Entonces alguien tuvo una brillante idea. Fue inventando nuevas palabras y las fue anotando. Así hijo, fue como se creó esta obra: el diccionario. El niño miró con curiosidad al libro, pero se puso triste. Pero papá, ¡las palabras están atrapadas! El hombre sonrió. Bueno. Jugamos con ellas, las cambiamos un poco. Van transformándose y evolucionando. Pero tienes razón. Están atrapadas. Por eso de tiempo en tiempo las vamos dejando ir y creamos otras nuevas. El niño se puso feliz. Estaba tan lleno de alegría que no encontraba palabras para expresarlo, así que se puso a inventar nuevas palabras que vivieron felices para siempre.

¡Ay amor! ¡Halla amor! ¡Allá amor! ¡Ahí amor! ¡Ay amor! ¡Hay amor!

Recortito Le sugirieron que quitara todo lo que sobrara. Así, la novela se convirtió en cuento. Después de otra revisión el cuento se redujo a minicuento y después en microrelato. Luego el micro llegó al punto de ser nanocuento. Finalmente quedó únicamente el título. Lo sopesó con detenimiento y terminó por eliminarlo, quedándole la vaga idea de haber escrito algo, la cual desechó inmediatamente.

Aromaterapia Me llené del aroma de tu cuerpo y sané toda mi alma.

Princesa liberada La princesa se niega a seguir el papel de su historia. No quiere casarse con aquel estúpido príncipe que va a pelear con el dragón. Así que decide liberarse y sale a dialogar con su captor. Habla con el dragón y le hace ver que lo único que recibirá de su arduo trabajo será dolor y muerte. A continuación va a enfrentar a su padre y a su madre quienes de seguro se pondrán furiosos porque ella les arruinó su plan. Ellos le dirán que el dragón era una excelente prueba de fuerza y valor para su futuro esposo y que así, ahora se quedará soltera. Pero la princesa tiene tantos planes y quiere hacer tantas cosas que no le importa sí los realiza acompañada o sola, porque sólo así será feliz para siempre. Mientras tanto el príncipe queda confundido y llora frustrado porque se le quitó la posibilidad de lucirse en una emocionante lucha con el dragón. Bueno, piensa, ya habrá la oportunidad de liberar a otra princesa que sí se deje liberar.

Sinónimo Molestar, injuriar, incomodar, atacar, insultar, provocar, denigrar... y lo digo sinónimo de ofender.

Vuelta de letra Ahora El dinosaurio piensa escribir una minificción llamada "Augusto Monterroso".

Está dormido Está dormido. Todo está quieto, en silencio; nada se mueve. Llegan los sueños, ven al durmiente en su plácida quietud y se van sin hacer ruido. Hasta que pasa un sueño atrevido. Se acurruca junto al dormido y lo llena de sueños y aventuras. Le entrega el hilo que soltó al quedarse dormido. Juntos siguen el camino para salir de su aletargamiento. Sale del laberinto. Despierta. Ve a Ariadna y sabe que ella es su sueño.

Por primera vez Por primera vez se sintió libre. Por primera vez no tuvo preocupaciones. Por primera vez veía todo con claridad. Era una lástima entonces, que la primera vez que se sentía vivo, era porque estaba muerto... por primera vez.

El dinosaurio (versión del Director) Música suave de fondo. Encuadre de plano general. Se ve una casa desde el jardín. Una ventana entre las ramas y hojas de un árbol. Dentro de la habitación. Paneo a la izquierda en la recámara. Toma aproximándose a la cama. Una persona durmiendo. Cámara fuera de foco. Primer plano. Acercamiento al rostro. El hombre durmiendo abre un ojo, luego el otro. Voz en off: "Cuando despertó". Asombro en la cara. Música de efecto dramático. ",". Pausa. Alejamiento. Barrido a la derecha. Desenfoque. Música: Tema principal. Toma del dinosaurio. Enfoque. Voz en off: "el dinosaurio seguía allí". Desvanecimiento de la imagen. Palabra "FIN". Música suave final. Van apareciendo los créditos desplazándose lentamente. Tomas falsas de la filmación. Agradecimientos para la realización de esta versión.

Relato sobresaliente El argumento estaba muy plano y los personajes acartonados. Le agregó un conflicto de fondo con muy hondas emociones y dejó que los protagonistas emergieran. La historia adquirió profundidad. Tanta, que ahora es en 3D.

No creo que me recuerdes No creo que me recuerdes. Ya me habías olvidado mucho antes de irte.

Crear su propia historia El personaje quiere salirse del libreto. No quiere vivir feliz para siempre, obligado por un papel. Desea ser él mismo y construir su propia historia y no ser meramente el valiente príncipe que salva a la princesa. Deja atrás todo lo establecido y se libera de lo que está ya escrito. En el proceso se sorprende y descubre cosas que no sospechaba de sí mismo. Termina viviendo feliz para siempre, sí. Casado con el dragón.

TELEGRAMA AHORA MICROCUENTISTA

¿Solamente una vez? - Había una vez... - ¿Solamente una vez? - No... Ha habido demasiadas veces en que una pareja de jóvenes se han sentido príncipes y princesas. - ¿Demasiadas veces? - Así es. Y ha habido muchas veces que se han enamorado. - ¡Muchas veces! - Y hasta algunas veces han luchado contra dragones, la familia y otros problemas. - Algunas veces. - Aunque pocas veces han despertado. - Mmm... Pocas veces... - Y ninguna vez han sido felices para siempre. - ¡Vaya! ¿Ninguna vez? - Bueno... Había una vez que sintieron que vivían en un cuento de hadas y creyeron que serían felices para siempre. - Entonces sí: ¡Había una vez!

ZZZ ZZZ... Y en la última palabra el diccionario se queda dormido...

Cambiando el destino El dragón está preocupado. Ha leído y releído los libros y sabe cual será su destino. Así que cuando llega el caballero toma la determinante decisión que cambiará su destino: - Decidí dejar de fumar - le informa al doctor.

Otra vuelta de tuerca El escritor estaba trabado. La historia había sido contada ya tantas veces y desde tantos ángulos que no encontraba cómo desarrollar la narración. Le dio otro giro tratando de verla desde un nuevo punto de vista pero entonces el cuento se quebró y explotó en mil pedazos. No soportó la presión de una vuelta más de tuerca.

Largo despertar La historia oficial de la Bella Durmiente dice que sería despertada por un beso de amor. La realidad fue que el beso la despertó, pero el amor la dejó en un estado tal de ensoñación del que solamente después de 15 años de un matrimonio lleno de engaños, mentiras y maltratos, después de 5 años de terapia de psicoanálisis, y después de un largo proceso de divorcio, le permitieron finalmente despertar de su codependencia.

No eres tú - No eres tú. Soy yo. Y el espejo rompe a llorar.

Identidad batracia Después de unas copas el extraño se fue de la lengua. - ¿Sabes qué? Aquí en confianza, los batracios somos extraterrestres. De seguro conocerás esas historias que cuentan de casos en que llueven sapos. Esas han sido las oleadas para invadir la Tierra. Pasan las naves y nos dejan caer, de preferencia durante alguna tormenta. O el cuento aquel del príncipe convertido en sapo que mágicamente vuelve a su forma humana gracias al beso de una hermosa mujer. Y no es magia. ¡Pura tecnología! Bueno, pues eso me pasó a mí, así que ahora espero el beso de una rana para volver a ser sapo y... Ahí fue cuando me enfurecí y lo maté. Era un traidor que en cualquier momento hubiese arruinado la misión. La rana escuchó la explicación, sonrió y besó al hombre. Él se convirtió en sapo, ella en mujer, quien sin dejar de sonreír, mató al batracio extraterrestre. Los humanos también tienen agentes infiltrados.

Mis cenizas Mi esposa mira con tristeza mis cenizas. Las levanta y comienza a llorar desconsoladamente. Finalmente suspira y, furiosa, las tira al viento. Huyen las cenizas del último cigarro que a escondidas me fumé...

Había una vez diferente, no como las otras Había una vez diferente, no como las otras, en que el príncipe llega a enfrentar al dragón pero se encuentra a la princesa peleando contra el enorme animal. Queda asombrado de ver a la aparentemente débil mujer vencer valerosamente al dragón y entonces voltear sonriente a verlo. Él sólo atina a quedarse con la boca abierta perplejo. La joven le explica que despertó pensando que no quería seguir siendo quien esperara pacientemente a que la liberaran; que ella misma podía luchar y lograr su libertad. Podía salirse del papel tradicional en que todos, incluyendo ella misma, la habían aprisionado. Comenzando a cuestionar su fuerza, capacidades y estilo de vida, y que podía elegir lo que siempre había querido ser. Él la ve con admiración y sólo murmura: - ¡Sí tan sólo ella fuera hombre, seríamos felices para siempre!

Abecedario versión Beta 0.0 - Adán, Burro, Cerdo, Desvergonzado... - ¡Oye! ¡No me ofendas! - No Adán. Lo que hago es inventar algo llamado abecedario y que es muy útil para organizar las nuevas palabras. Mira, sigue así: Eva, Fascinante, Genial, Hermosa, Inteligente...

Dieron las 12 (6) Esperanza en una zapatilla Dan las 12 de la noche y la Cenicienta regresa precipitadamente dejando tras de sí la zapatilla de cristal que se le ha caído, y que ha sido levantada con amoroso cuidado por aquel humilde joven cuyo deseo fue ser príncipe para deslumbrar a Cenicienta. Ahora espera que ella lo acepte tal como realmente es y que se enamore de él gracias a una zapatilla de cristal que también a él le queda.

Fatal olvido Se le olvidó que era inmortal.

Había una vez una demanda Los personajes demandan al autor. Se quejan de que les prometieron que vivirían felices para siempre y no ha sido así. El escritor les entrega las hojas del cuento y sonriendo les dice: ¿Ya leyeron las letras pequeñas?

EGOlución Al principio fue el ego... Y Dios dijo: "¡Hágase la luz!", y el ego se hizo. Entonces ocurrió el BIG BANG que en realidad fue el BIG EGO... Y en el caldo primigenio, la combinación de agua, metano, amoniaco, hidrógeno y un ingrediente secreto, dieron vida al primer ego vivo... El ego unicelular se dividió en dos egos, y luego en más, hasta formar al ego multiegocelular. Al ego le salieron escamas, aletas, branquias y además un gran ego que no podía con él. ("¡Mira mamá! ¡puedo nadar sin manos!") Y aquel ego se asomó fuera del agua y vio que era bueno, y salió de sí mismo y del mar, y así emergió el ego terrestre. El ego siguió creciendo y cuando el ego era tan grande que dominaba el mundo... cayó un pequeño meteorito. El egosaurio vio la enorme conmoción que provocó esa piedra caída del cielo ¡y se murió! (de envidia). ... Hay quienes dicen que un pequeño ego sobrevivió. Que fue escalando peldaños y que ahora se siente el Rey de la Creación. Y que no ha aprendido nada... A pesar de saber que es solamente un pequeñísimo punto, una minúscula mota de polvo, una infinitesimal partícula de ese GRAN EGO llamado UNIVERSO... QUE SOY YO.

Felices para siempre © Quisimos vivir felices para siempre, pero llegó el escritor de cuentos de hadas y nos demandó derechos de autor.

Cara o cruz ¡Se me cae la cara de vergüenza! ¡Soy un incompleto descarado!

Lluvia de ideas Después de tanto rogar que llegara la inspiración, las ideas surgieron a borbotones. El escritor garabateaba en la, hasta entonces tan temida, hoja en blanco. Escribía rápidamente extendiéndose en varios cuadernos. Tramas, personajes, enredos, conflictos, nudos, situaciones jocosas, sentidos dramas, romanticismo y amor, paisajes de ensoñación, frases memorables, misterios inquietantes, humorosas confusiones, acción y heroísmo, pasiones incontrolables, nostalgia concentrada, sabias reflexiones, brillantes desenlaces... Sin embargo, a pesar de todo, el hombre asombrado examinaba y miraba compungido las páginas. ¡Cómo le fue a tocar una musa parlanchina, si él era escritor de microcuentos!

Olvidando poco a poco Te fui olvidando poco a poco... Primero los ojos, luego la boca, brazos, piernas... Hasta que sólo quedó la nariz, que ahora no sé de quién es...

Eterno sacrificio Desde antes de salir el sol, se prepara. Suspira cansada, pero acepta sumisa continuar la costumbre. Agotada, alza los ojos al cielo y los cierra lentamente murmurando: Todos sea para tener contentos a los Dioses. Los pequeños Dioses bajan corriendo las escaleras, empujándose y gritando, exigiendo su desayuno.

inaAtentamente Por no poder atender, vendo déficit de atención. ¡Y vivieron felices para siempre! ¡Mira! ¡Qué bonito perro! Atentamente, su seguro e inatento servidor.

Pequeño reino Había una vez un pequeño reino cuyo rey tenía reglas muy estrictas. Su hijo se negaba a obedecerlo por lo que lo desterró para siempre. La hija no quiso casarse con quien él había decidido, así que la encerró de por vida en la alta torre del castillo. El colmo fue cuando su esposa le pidió el divorcio. Él simplemente continuó ignorándola... Por supuesto que él nunca iba a permitir que en su pequeño reino alguien fuera a vivir feliz para siempre.

Quimera vez Nos vimos. Nos enamoramos. Nos amamos... Desde entonces nos buscamos esperando volvernos a encontrar en un nuevo sueño...

El final está cerca El final está cerca. Entonces debe ser un microcuento.

Lo que no fue... La bella durmiente despierta, pero no entiende cómo sucedió todo. No es una princesa, de eso está segura. No es amiga, ni enemiga, de hadas o brujas que se quieran vengar con hechizos. No tocó ninguna rueca. No durmió 100 años. No hay dragón que un príncipe haya tenido que matar. No le dieron el beso de amor verdadero para despertar. Lo último que recuerda es una luz brillante en el parabrisas...

Juego de Espejos Los espejos se enfrentan entre sí y juegan al infinito...

Nostalgia del vuelo ¡No me des alas! Que ya no puedo volar. Ícaro

Había una vez que había una vez que había una vez que... Había una vez que había una vez que había una vez que... hasta que se desesperaron con el eterno inicio de nunca acabar y decidieron vivir felices, aunque no fuera para siempre.

Amor ecológico Me reusó, me redujo y me recicló...

La verdadera leyenda de San Jorge y el dragón San Jorge está a punto de enfrentarse al dragón cuando una hermosa mujer sale del castillo toda somnolienta y le grita: "¡YAAAAAAA! ¡VENCE RÁPIDO AL DRAGÓN! ¡QUE TIENES QUE VENIR A BESARME PARA QUE ME DESPIERTE DEL TODO!". Él comprende que una mujer con esa belleza y carácter se volverá leyenda anulando por completo el recuerdo de su nombre y de su hazaña, así que mejor se va buscando otro dragón, para convertirse en leyenda únicamente él, sin que lo opaque una durmiente por más bella que sea.

Eva incrédula Eva no puede creer que en su otra vida fue costilla.

Beso y la ciudad El ciudadano se asombra de ver una larga fila. Sigue la cadena de personas y encuentra que todos están formados para probar suerte y besar a la Bella Durmiente. Una multitud está reunida para presenciar tan extraordinario suceso. Hay cámaras de televisión y reporteros de otros medios cubriendo el evento. Algunos avispados aprovechan para vender y ofrecer sus productos. Camas, colchas, batas, piyamas, pantuflas... ahora está de moda parecer dormido. También hay lociones relajantes, cremas humectantes para los labios resecos y otros artículos diversos, sin faltar por supuesto las camisetas con una gran variedad de leyendas. Uno a uno van entrevistando a los candidatos hurgando en su vida para ver sí encuentran datos jugosos que aviven más el espectáculo. Finalmente, después de varios días, se termina el interés y todo mundo vuelve a sus labores. Queda un reguero de basura y en el centro la mujer dormida. El ciudadano, aquel del inicio del relato de los hechos, no se ha ido, ha quedado prendado de su belleza. Se acerca y la besa. La Bella Durmiente despierta y le sonríe. Se toman de la mano y se alejan en el atardecer... Nadie ha visto esto, ni siquiera yo, porque el amor es un acto privado entre sólo dos...

Destinos tormentosos La mayoría de las mariposas provocan grandes tormentas. Aquella pequeña mariposa prefiere ser más sutil: es la que provoca tormentas en un vaso de agua.

Dormir tan juntos Dormir tan juntos ¡y soñar tan alejados!

Noticia de última hora Apocalipsis Now.

Había una vez que recordaba... Había una vez que recordaba cuando no había ninguna vez.

Todos los caminos llevan aroma ¡Tenía que ser ella! Percibió su aroma inconfundible y lo siguió por un par de calles, hasta finalmente llegar a ¡una perfumería!

Cayendo de sueño Me estaba cayendo de sueño, hasta que dejé de soñar obstáculos.

Origami de palabras Escribe su microcuento en una hoja de papel y después la dobla. Descubre que la puede desdoblar y volverla a doblar de miles de formas. Palomas, grullas, barcos, flores, unicornios, estrellas, bocas, sueños... Las letras y palabras se unen y recombinan formando nuevas historias. Miles de microcuentos brotan de esa única hoja de papel. ¡Y él los escribió todos!

Esperanza del regreso Día a día te recordaba y rogaba que volvieras. Ahora que estás aquí nuevamente, espero que mejor regrese tu recuerdo.

Puntilloso Puso los puntos sobre las íes, pero entonces faltaron los puntos y seguido, los puntos y aparte, y por supuesto, el punto final.

Cuando el río sueña Cuando el río sueña es que nubes lleva.

Toda sábana Hay que sospechar de toda sábana. Podría ser un fantasma dormido.

Microcuento de una sola palabra Era el microcuento perfecto. A unos los hacía reír. A otros llorar. Había quienes se quedaban extasiados después de leerlo. A nadie lo dejaba indiferente. Y únicamente consistía en una sola palabra: Amor. (Aunque también hay otra versión diferente; en ésa el texto dice: Infinito).

Atrapado en el juego ¡Se me juntaron todas! Me rodearon y me enfrentaron indignadas. "¿Crees que puedes jugar con nosotras?" Sorprendido me les quedé mirando. Me quedé sin palabras. ¡Y desaparecieron del diccionario!

Hogar Llego a casa, pero la casa aún no llega. La espero un par de horas. Cuando finalmente aparece, la reprendo. ¿Qué horas son éstas de llegar? La casa, apenada, murmura alguna disculpa mientras pasa, entra en mí y vuelve a su hogar.

Laberinto enredado de amor - Teseo, Teseo. ¿Dónde estás que no te veo? - Julieta, Julieta. Aquí en la banqueta. ¡Caramba! ¡Y Romeo debe estar en el centro del laberinto! ¡Corre y salva a tu amado! Que yo le digo a Ariadna que jale el hilo para sacarme de esta otra romántica y enredada historia.

El oficio más antiguo El oficio más antiguo fue el de microcuentista, cuando Dios dijo ¡Hágase la luz!

Había 1 vez 1 cuento Había una vez un cuento que se encontró con una cuenta; y juntos, letras y números vivieron felices para siempre.

Vivo en tu recuerdo Vivo en tu recuerdo, hasta que despiertas y entonces muero en el olvido.

De buenas a primeras... El príncipe se acerca a la Bella Durmiente y está a punto de besarla cuando ella despierta y lo detiene. "¡No! Primero debes de invitarme a salir un par de veces. Platicamos, nos conocemos, vemos sí nos gustamos... ¡Yo no soy de esas chicas que besan en la primera cita!".

Espejismo Aquel espejo vivía en la ilusión de ser el único reflejo de este mundo.

Recuerdos de viaje Con un suspiro de silbato, aquella estación de tren partió en su último viaje a la nostalgia.

Había otra vez Había otra vez la misma historia de siempre. La rutina diaria de no verse, no oírse, no tocarse, no sentirse. Vivieron infelices para siempre.

Cuento tan cortito Había una vez un cuento tan cortito que vivieron felices para siempre tan sólo por un ratito.

AMORexia En la ilusión de la rutina, poco a poco, día a día, fuimos reduciendo las dosis de caricias, las palabras, las atenciones, las sonrisas... Lo único que compartíamos era el espejismo de un amor sano, pero que realmente estaba ya demasiado adelgazado...

Fuera de lugar La fiesta estaba en su apogeo. El minotauro era el centro de atención contando una historia muy enredada de la que todos ya habían perdido el hilo. La esfinge intentaba interrumpir la narración con un ingenioso enigma que ya todos conocían. Sonriendo y con los brazos cruzados, el centauro hacía un paseíllo y trotaba lentamente rodeando a la concurrencia, esperando el momento de realizar unas suertes ecuestres. Las arpías volaban traviesas hurtando bocadillos a los invitados que no estaban atentos. El fauno sátiro seducía a una sirena que cantando intentaba atraer al fauno que quería seducirla. Medusa impactaba con su nuevo corte de cabello. Todos se divertían pero él se sentía fuera de lugar. Se le quedaban mirando como un bicho raro. Tenía entonces que explicar que lamentablemente hoy NO era noche de luna llena y que no, no se transformaba en mitad hombre y mitad lobo.

Cuando recordó... Cuando recordó que tenía amnesia fue demasiado tarde. Ya había recordado todo.

Invasión Extra3-D Nadie creyó que la invasión extraterrestre fuera en serio. Pensaron que era una broma, o un enorme despliegue publicitario para anunciar una nueva película. Aún el último sobreviviente murió con una sonrisa diciendo: "¡Qué realistas los efectos especiales!"

¿Qué estás pensando? Lee la pregunta de Facebook "¿Qué estás pensando?" Cuando el cuestionamiento llega por fin a su cerebro, se asombra, suspira. Ve que ha estado horas dando clic en el botón Like, o en el de compartir, o poniendo caritas sonrientes ¡todo el día! Sí, se dice a sí mismo "¿Qué estaría yo pensando al conectarme día tras día, a todas horas, a Facebook?" Con los ojos vidriosos, pone una carita feliz sobre su propia cara y se conecta a otra red social.

Garantía vencida Cuando se venció el contrato ya no pudieron seguir viviendo felices para siempre.

Cobertura amplia Se cubre la cara. No quiere que el espejo sepa quién es el verdadero reflejo.

No hay enemigo pequeño No cabe duda de que no hay enemigo pequeño. Allí estaba, esperando, y yo, una y otra vez, intentaba asirlo, pero se me escapaba... ¡Era frustrante! Aunque a la vez era un reto y una satisfacción saber que de algún modo podría atraparlo. Cuando me sentí desfallecer y me creí vencido, vislumbré un modo... Cambié mi perspectiva. En lugar de verlo como un enemigo pequeño, lo vi como un Gran amigo. Le sonreí... me acerqué... ¡Y finalmente quedó escrito el microcuento!

Cuando Cuando la adivina dijo la fecha de mi muerte caí en cuenta de que yo desde entonces era un fantasma.

Melomanía científica Ya no es fácil conseguir adecuados intérpretes para los no muy conocidos conciertos para órganos, del Dr. Frankestein.

Cuento de nunca acabar Era un cuento de nunca acabar. Comenzando con que no se decidía sí iniciar con el clásico "Había una vez", con el “Érase que se era" de gran abolengo y tradición, o con un principio moderno, corto e impactante. Además el tema aún no estaba definido, ni tampoco el estilo. Podría ser de misterio, romántico, de terror, para reír, para llorar, para pensar, histórico, tradicional, futurista, infantil, para adultos... ¡o todo a la vez! Y cuando creía que todo se aclaraba y resolvía, entonces la trama se enredaba, se desenredaba y se volvía a complicar volviéndose un embrollo. Aunque decían que la historia no tenía pies, ni cabeza, ni panza, ni lengua, ni orejas, realmente tenía muchas, tal vez demasiadas... Los personajes estaban desesperados porque de un momento a otro tenían que cambiar de papel, de ánimo, de edad y hasta de sexo, sin que se estableciera en concreto cuántos y cuáles serían los participantes. Finalmente no había consenso en cómo terminaría la historia o sí resultaría con un final abierto. Era la historia de todos nosotros... los que fuimos, los que somos y los que seremos... O sea: la misma historia de siempre.

Casi creo He leído ya tantos microcuentos variantes y ensayos sobre "El dinosaurio" de Augusto Monterroso que casi creo haberlo leído.

Corazones perdidos ¡Cupido estaba frustrado! Había lanzado flechas y más flechas, y ellos con la mirada perdida del uno hacia el otro, pero sin verse. Con el corazón puesto en la música mp3.

_ _ _ _ _ una vez sin verbos Una vez un príncipe, un dragón, una princesa y una historia; sin acción ni verbos, sólo un final feliz; todos juntos.

Esperanza en una botella Diario lanzo dentro de una botella un mensaje pidiendo auxilio... Diario me asomo a la playa con la esperanza de que vengan por mí... Hoy, por fin, veo un bote con alguien que me hace señas. Salto y grito; y corro dentro del mar. Me subo en el bote y lo apremio "¡Salgamos rápido!". La gente sale de sus casas y comienzan a llamarme para que regrese. "¡Rápido!", le digo al náufrago, "¡Llévame a tu isla!".

Hartos de vivir felices para siempre Los personajes están cansados de vivir felices para siempre. Están hartos de ser inmortales y de tener siempre esas sonrisas permanentes sin importar los problemas, calamidades y desgracias que les pasen. El escritor cambia entonces su historia y los personajes se entristecen, lloran y gritan sacando todas las penas y dolor que tenían atorados en el alma. Luego, finalmente pueden sonreír con su propia sonrisa y ser felices... algunas veces.

Dieron las 12... (4) Destransformaciones... Dieron las 12. El hechizo terminó. El vestido fue nuevamente andrajoso, la carroza, una vez más, calabaza, la resplandeciente muchacha fue otra vez Cenicienta; y el príncipe volvió a ser sapo...

Sueños húmedos siempre Siempre tenía sueños húmedos, viviendo entre sirenas.

Cuando no es suficiente El príncipe no logra vencer al dragón. Exhausto y muy mal herido, queda tendido afuera del castillo. La Bella Durmiente sale a buscarlo, lo ve, llora y lo besa. Él abre un poco los ojos, sonríe y murmura "Mejor llama a los servicios médicos. En estos casos un beso de amor no es suficiente".

Sentimientos encontrados Buscando unos papeles me encontré una foto. Al verla sentí un sobresalto, seguido del recuerdo de los gratos momentos compartidos. Me entró una tristeza de lo que pudo haber sido... De pronto me dio indignación y enojo al recordar la razón de nuestra separación. Rompí la foto y tiré los pedazos. Entonces finalmente pude sentir paz... No quise volver a encontrarme en esos trozos de mi vida.

Laaaaaaaaaaaargo día Y lo que aprendió cuando por fin terminó aquel laaaaaaaaaaaargo día fue que hay ciertas cosas que no pueden apresurarse. Como por ejemplo esa odiosa máquina del tiempo que se descompuso y que avanzaba tan leeeeeeeeeeeentamenteeeeeeeeeee.

¡Lo siento! ¡Siento mucho ser insensible!

El dinosaurio de Monterroso y de todos Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí: en miles de antologías, ensayos, parodias y homenajes.

...y así fue ...y así fue como se perdió todo el inicio y buena parte de este cuento.

Sólo de ida... Compré varios pasajes bíblicos que me llevaron del Paraíso al Apocalipsis, pero ya no hubo regreso...

¡Te e-xtr@ño! Le escribe "¡Te extraño!" por correo electrónico. Después de un rato recibe el mensaje: "¡Yo también te extraño!". Mira de reojo a su esposo acostado junto a ella y teclea "¡Tenemos que hacer algo!". No se hace esperar la respuesta: "¿Cómo qué?". Ella suspira mientras imagina varias posibilidades. Escribe: "Estamos aquí, acostamos juntos, y en vez de platicar, nos escribimos emails...". Voltea a ver a su marido mientras él, pensativo y serio, lee la pantalla de su computadora portátil. Finalmente llega otro mensaje: "¡Tienes razón! ¿Chateamos?".

Olvidos codependientes Quise olvidarme de ti, pero más bien me olvidé de mí.

reCuento Había una y otra, y otra vez, un cuento que era contado y recontado y vuelto a contar un sinfín número de veces. Y cada vez que lo contaban lo iban cambiando. Ya incluso el cuento había perdido la cuenta del número de veces que se sentía cada vez más vivo en cada renacimiento del recuento de ser feliz para siempre.

Triunfo soñado Y cuando el sueño está a punto de vencerme, ¡despierto!

Reapariciones El sombrero mágico está descompuesto. En lugar de un conejo, hace aparecer objetos perdidos hace tiempo. Cartas, anillos, llaves, amores, recuerdos... Aviones y barcos desaparecidos en el Triángulo de las Bermudas misteriosamente comienzan a reaparecer. Al final el mundo termina completamente cubierto por calcetines.

Último naufragio Naufragó en la gota que derramó el vaso.

Primera antología Una vez reunidos los narradores, les dijo "Tengo una idea, ¿qué les parece sí las ponemos por escrito y la llamamos Biblia?"

El contador que quería ser escritor El contador quiere ser escritor, pero sus letras no tienen vida; muertas, sólo son una fría enumeración de hechos, objetos y nombres de personas. !Ah, pero qué diferencia sus números! ¡Qué extraordinarias historias cuentan!

Tempus ex machina 1 Y cuando todo parecía maravilloso en mi vida apareció mi yo futuro en una máquina del tiempo para decirme que no sabía todo lo que me esperaba...

Tempus ex machina 2 ¡Imagínense mi sorpresa cuando una máquina del tiempo apareció en la sala de mi casa! ¡Claro que era una máquina del tiempo! Después de decenas de novelas, cuentos y películas, podía identificar una máquina del tiempo hasta con los libros cerrados... Era un asiento rodeado de tubos, palancas, diales y luces. Además tenía "partes de metal, cristal de roca y marfil". Me senté y me puse a pensar ¿A cuándo (y dónde) sería bueno ir? ¿A la era jurásica? ¿Al futuro? ¿Al histórico momento en que se inventó la rueda?... De pronto se me ocurrió la idea. ¡Claro! ¡No podía ser de otro modo! Ajusté los diales de las coordenadas tempoespaciales, oprimí el botón y... ...¡la máquina del tiempo desapareció y yo caí de sopetón! ¡Imagínense la sorpresa de H. G. Wells cuando una máquina del tiempo aparezca en la sala de su casa!

Molino de tiempo Pasan los días y los recuerdos se van haciendo pedacitos de olvido...

Vida light Aquella mujer de silueta 0% grasas se reunía con gente light a tener conversaciones light, veía programas de televisión light, se entretenía con lecturas light y comía alimentos light... Por supuesto, todo aderezado superficialmente con sustituto de vida.

No dejes que la verdad te estropee una buena historia Quería ser periodista. Pero entonces lo dejó pensando la frase que un maestro le dijo: "No dejes que la verdad te estropee una buena historia". Desde entonces es microcuentista.

Centauros oníricos Somos mitad hombres, mitad sueños.

En las profundidades... Me sumergí en las profundidades de mi subconsciente. Me enfrenté a mis miedos irracionales. Finalmente emergí victorioso. ¡Por fin pude rescatarte del olvido!

Había una vez en un reino paralelo "Había una vez en que La Sirenita se encontró con La Bella Durmiente...". "¡No mamá! ¡No puedes mezclar esas historias! La Bella Durmiente es de los Hermanos Grimm DC y La sirenita es de Hans Christian Andersen Marvel."

Mi definición de Libro Libro: Almohada donde sueñan las palabras.

El mismo sueño Un día descubrió porque siempre tenía el mismo sueño. Él era ese sueño.

La espera de la Cenicienta La Cenicienta espera, pero el príncipe no llega. Él se cansó de estar probando la zapatilla de cristal a las muchachas casaderas del reino y se comprometió con la primera que le gustó aunque no le quedara la famosa zapatilla, la cual terminó olvidando en algún lugar; al igual que el recuerdo de aquella muchacha que conoció en aquel baile. La Cenicienta espera, pero el Hada Madrina no regresa, ya que piensa que no es negocio reavivar viejos fuegos que pronto se extinguirán. La Cenicienta finalmente se decide y deja de esperar. Toma clases con el Ave Fénix y resurge de sus cenizas.

Me quedé dormido Me quedé dormido y ya no supe de mí. Me busco entre sueños esperando algún día encontrarme despierto.

RECONOCER RADAR Dicen que hay mensajes ocultos en muchos textos sí los lees al revés... Especialmente en los palíndromos.

Palabras finales La niña, asustada, se refugia entre los escombros. Estrecha contra su pecho su más valioso tesoro, la sucia y arrugada página de un libro con ilustraciones y grandes letras. Ella no sabe leer, pero se sabe de memoria lo que dice la preciada hoja. Repite como un mantra en voz muy muy baja las palabras finales. "Vivieron felices para siempre". "Vivieron felices para siempre". "Vivieron felices para siempre". Se pregunta qué significarán esas palabras; tal vez lo sepan los extraños invasores.

No les quito más el tiempo No les quito más el tiempo. Ya quedó completamente recargada mi máquina del tiempo.

Hoy tampoco hubo una vez Solloza... Suspira... Hoy tampoco hubo una vez en que fueran felices para siempre.

Destino inevitable Él moreno. Ella rubia de ojos azules. Ella directora de una empresa transnacional. Él desempleado. Él apenas terminó la educación primaria en escuela pública. Ella estudió un doctorado en una universidad extranjera. Ella estrenando un Mercedes Benz del año. Él milagrosamente avanzando en su Vocho de 1985. Él por la calle de la amargura. Ella por la calle de la soledad. Ella distraída por su llamada por celular. Él absorto en los rayos de sol que se filtran por las nubes. El choque era inevitable...

Primer despertar Cuando despertó, ella todavía estaba allí. (Adán, al estilo de Augusto Monterroso)

Apariciones Un día, buscando no sé qué cosa, encontré en una empolvada caja una fotografía llena de recuerdos que hace tiempo ya había olvidado. Eran aquellos tiempos en que ella todavía era ella. Y yo... aún no era yo...

Error pensativo Mi error fue entrar pensativo al laberinto de espejos. ¡Me perdí en mis propias reflexiones!

¡No tenía tiempo que perder! ¡No tenía tiempo que perder! Así que me di tiempo para inventar una máquina del tiempo y entonces ¡disfruté perder el tiempo!

Por reducción al absurdo Quise probar que existo por medio del método de reducción al absurdo. Así pues, me reduje al absurdo. ¡Y así me quedé!

Obra póstuma De acuerdo a los deseos de aquel famoso compositor, su última obra fue enterrada junto con él. Es por ello que todas las ejecuciones de tan hermosa y peculiar composición sólo puedan realizarse tres metros bajo tierra.

Una piedra, papel y tijera en mi camino me enseñaron que mi destino Una piedra, papel y tijera en mi camino me enseñaron que mi destino era... ¡el origami creativo a pedradas!

Para siempre... La Bella Durmiente está preocupada. ¿Por qué siente ese vacío sí fue despertada por un beso de amor verdadero? ¿Por qué la desazón al esperarlo cada noche a que regrese de madrugada? ¿Por qué la inquietud al ver las manchas de carmín en su camisa? ¿Por qué el dolor cada vez más grande al verlo constantemente ebrio? ¿Por qué la tristeza al sentir los golpes y las injurias? ¿Por qué, sí le prometieron ser feliz para siempre, se siente tan infeliz? Aunque eso sí, sí le parece para siempre..

¡Me encanta soñar despierto! ¡Me encanta soñar despierto! Porque luego, si sueño dormido ¡No me entero de nada!

Final abierto No encontraba cómo terminar su relato. Así que escribió un final abierto y se salió por él.

El drama más romántico de todos los tiempos El joven ve a la bella durmiente y llora desconsoladamente porque piensa que ella ya está en el sueño eterno... Él quiere suicidarse, pero antes la besa dándole el último adiós. Julieta despierta justo a tiempo y logra detener a Romeo antes de que se mate. William Shakespeare decide cambiar la historia. Los finales felices ya no venden...

Deja Vu del futuro Volví a acordarme de la amnesia que tendré.

Zapping Nacimiento. Desayuno. Escuela. Soledad. Escape. Amor. Empleo. Hambre. Horario. Matrimonio. Compras. Desempleo. Comida. Hijos. Rutina. Accidente. Divorcio. Enfermedad. Trabajo. Dolor. Tráfico. Cena. Dormir. ¡Y yo que sigo creyendo que tengo el control, aunque sea remoto, de mi vida!

Lista de reproducción El reproductor mp3 avanzó a la siguiente canción. El joven marcó el siguiente número de teléfono para ver sí ahora sí tenía suerte.

poco a poco... y transcurren los días poco a poco... un olvido a la vez...

El número de la suerte ¡El número de la suerte! ¡Lleve su número de la suerte! Pregona el vendedor de billetes de lotería. Y así cada quien se lleva el número de su suerte. Buena, mala o regular.

Receta para un mundo equilibrado La receta es sencillísima y muy útil. Mezcle por partes iguales alegría, tristeza, amor, odio, risa, llanto, paz, guerra, serenidad, inquietud, realidad, fantasía, sosiego, terror, rabia, ternura, felicidad, desdicha, suerte, adversidad, placer, dolor, pasión, indiferencia, vida, muerte, ruido, silencio, delicia, náusea, aburrimiento, diversión, verdad, mentira, fuerza, debilidad, cercanía, lejanía, debilidad, bondad, maldad, hielo, fuego, vejez, juventud, negro, blanco, salado, dulce, perros, gatos, gritos, suspiros, piedras, pantuflas, en fin, toda la gama de ingredientes disponibles. Se obtendrá un mundo perfecto, equilibrado, estático y gris que combinará con todo. Nota: Los ingredientes se tienen que mezclar completamente en cantidades iguales. Sí no se mezclan uniformemente o sí algún ingrediente sobrepasa a otro, aunque sea por una cantidad ínfima, el desequilibrio y el desorden llegará al mundo y la creación se arruinará totalmente. Dios termina de leer la receta. Con mirada pícara piensa "¡Esto va a estar interesante!" y deja de mezclar.

¿Me da fuego, por favor? El niño lee en su computadora la frase "¿Me da fuego, por favor?". Hace una búsqueda en Internet, pero no entiende lo que ve. Voltea y dice: "¿Qué es el fuego, mamá?". La señora trata de recordar... Imágenes de su padre encendiendo un pequeño fuego en el extremo de un... ¿cómo se llamaba? ¡cigarrillo! Y había ese enorme mueble que servía para preparar y calentar la comida con pequeñas llamas en la parte de arriba, por supuesto antes de los prácticos hornos de microondas. También le parece que usaban fuego en el viejo calentador de agua... Abraza a su hijo pensando cómo explicarle algo que ni ella misma recuerda bien, ambos viendo las imágenes incomprensibles en la pantalla. Los Dioses, desde lo alto, sonríen. ¡Han robado el fuego al Hombre!

Microcuento homeopático Nota: El microcuento anterior está formado por 0.00001 de esencia de palabra.

Amor no tan a primera vista El caballero queda pensativo. Se supone que tiene que despertar a la Bella durmiente con un beso de amor pero, ¿cómo enamorarse de ella si no la conoce? Así pues la mira, dormida y hermosa y se enamora un poquito de ella. Suspira, la besa y ella despierta un poco. La vuelve a ver y se enamora algo más. La vuelve a besar y entonces ella despierta más. Platican, se conocen, se gustan, se enamoran... Esto continua gradualmente hasta que finalmente le da un beso de completo amor con el que ella despierta completamente. Por último, con calma, pasaron a la siguiente etapa: vivieron felices para siempre, poquito a poco, un paso a la vez...

¿En el tuyo o en el mío? ¿Nos vemos hoy? ¿En tu sueño o en el mío?

Renovarse o morir Hace tiempo ya que murió el viejo Doctor y cada vez le es más difícil reponerse. Y el problema no es tanto conseguir las piezas de repuesto, sino la autoreparación en sí. El pobre monstruo se aleja lentamente, casi descorazonado, de la tumba del Doctor Frankestein.

Ficción imposible Quiso escribir la obra más imaginativa jamás escrita. Así que echó a volar a su imaginación. ...Pero nunca volvió...

Sobre el outsourcing y la especialización Sacó la lámpara y la frotó. El genio apareció y preguntó "Y bien ¿cuál es el deseo ahora?". El primer genio, que había frotado la lámpara, extendió el papel al segundo genio, quien pensativo, leyó la lista. "Bueno... necesitaremos al genio de autos deportivos... al de cenas románticas... al experto seleccionador de parejas... al evaluador... al consejero... al supervisor... al diseñador... a la modista... al asesor de comunicaciones... y por supuesto al administrador, al líder de proyecto, al gerente de cuenta, al de relaciones públicas, al coordinador, al contador, al abogado... y anotó algunos más". Finalmente el genio organizador sonrió. "¡Esto del outsourcing y la especialización es una maravilla! ¡Quién lo inventó debió ser un verdadero genio!"

Sueño que despierto... Sueño que despierto... Sueño que despierto sueño... Sueño que despierto sueño que despierto... Sueño que despierto sueño que despierto sueño...

Paradoja temporal Estando yo a punto de inventar la máquina del tiempo, llegó mi yo del futuro a evitarlo, creando con ello una paradoja. Pero no por mucho tiempo...

Pasatiempo reflexivo Le gustaba jugar a encontrar las diferencias entre el espejo y la realidad. Observaba concienzudamente el mundo real y lo iba comparando detalladamente con la imagen reflejada en el espejo. Disfrutaba enormemente el ir marcando pacientemente las diferencias con tinta indeleble. Así, el mundo se iba llenando gradualmente de más marcas e imperfecciones, y se iba alejando más y más de la imagen perfecta e inmaculada del espejo.

ensoñecido Ando ensoñecido en la penumbra de los sueños. Casi casi dormido. Casi casi despierto.

Deshoje desafortunado Me quiere... No me quiere... ¡Sí me quiere! Aquella romántica muchacha se siente afortunada desde que, en vez de deshojar margaritas, pone sus ilusiones en los tréboles. Hasta que se topa con un trébol de cuatro hojas... supuestamente de buena suerte.

Refugio Me refugio en el recuerdo de tu ausencia. Para así escapar de la realidad de tu inesperado regreso.

Vivieron felices hasta que llegó el siempre Vivieron felices hasta que llegó el siempre. Siempre nos quedamos en casa. Siempre me dices lo mismo. Siempre estás callado. Siempre es lo mismo. Siempre estás distante. Siempre me ignoras. Siempre nos peleamos. Siempre discutimos. Siempre estás de prisa. Siempre me contestas de mal modo. Siempre dices que no. Siempre me cuestionas todo. Siempre tergiversas las cosas. Siempre me dices lo que debo de hacer. Siempre estás en desacuerdo. Siempre me criticas. Siempre me mientes. Siempre dices que siempre miento. Siempre las discusiones son interminables. Siempre sales con los celos de siempre. Siempre nuestra vida es un infierno. Siempre la rutina de lo mismo. Siempre pretendes que sea perfecto. Siempre todo se enreda. Siempre vivimos infelices para siempre.

¿Crees en el amor a primera vista? ¿Crees en el amor a primera vista? ¡Ya no! Contestó El Hombre Invisible.

Amor a la vista Ella me preguntó si creía en el amor a primera vista. Le di una segunda mirada y le contesté que sí.

Falta de sueño Como no tenía sueño me puse a construir uno.

Cuestión de edad Tuve una idea. Saqué mi libreta y me puse a escribir inspirado. Un par de mesas más allá una joven me observaba con curiosidad y sonreía. Me atreví a acercarme y enseñarle lo que había escrito. "¡Qué hermosas letras!", me dijo, "¡Ya nadie escribe así!". Me sentía volar por los aires. Hasta que la escuché decir: "¡Me dan ganas de aprender a leer la letra manuscrita!"

Tenue disfraz Algunos fantasmas se disfrazan de niebla.

inZZZomnio Después de tanto esperarlo, por fin llega el sueño. Pero yo ya estoy tan dormido que no me doy cuenta.

Al mal tiempo Al mal tiempo, buena máquina del tiempo.

La curiosidad del espejo La curiosidad del espejo por saber su apariencia, lo lleva a asomarse y verse en un espejo. Entonces descubre que todo espejo tiene cara de infinito...

En el taller Lo llevé al taller para que lo revisarán y el diagnóstico no fue muy prometedor. "Habrá que arreglarle casi todo e invertirle mucho tiempo", me dijeron. Triste, escuché el veredicto, sin embargo me dije "¡no importa! ¡Voy a salvar lo que se pueda de él!" Quedó irreconocible, pero el esfuerzo fue satisfactorio. ¡Ya estaba yo muy encariñado con ese microcuento!

El dinosaurio ya no estaba allí Cuando despertó, el dinosaurio ya no estaba allí. Así que volvió a dormirse a soñar con el dinosaurio que podría esta vez sí estar cuando despierte.

Disfraz vital A aquel hombre le gusta disfrazarse de pordiosero y entonces ponerse a pedir limosna. La gente del pueblo fingimos no reconocerlo y le damos unas monedas o comida. Al llegar la noche el hombre se quita el disfraz y vuelve a meterse a su féretro en el cementerio, lamentando no poder continuar su juego y seguir más tiempo disfrazado de vida.

Los mismos lugares Parece que visitamos los mismos lugares. Porque siempre me encuentro la sombra de tu fantasma...

Naturaleza muerta Acostado sin dormir. Dormir sin soñar. Soñar sin vivir. Vivir sin amar.

El silencio nos fue invadiendo El silencio nos fue invadiendo... por eso no escuchamos cuando llegó el olvido...

Oso reconocer radar "¡Botellita de jerez, todo lo que escribas será al revés!" Y desde entonces sólo escribo palíndromos

¡Arrepentíos, el final está cerca! Siento que el final está cerca. Pienso en todo lo que pude haber hecho y no hice. En lo que debí hacer de una mejor manera. Bueno... Tal vez para la próxima vez, por lo pronto a disfrutar de este orgasmo.

Se me fue el sueño Se me fue el sueño. Y no quise despertar, hasta volverlo a encontrar.

El regreso de Alicia detrás del espejo Alicia estaba maravillada por todo lo que veía detrás del espejo. Así que pasó a través de él y vivió un gran número de emocionantes, aunque extrañas aventuras, acompañada de varios personajes extraños e inolvidables. Finalmente, cuando quiso regresar, encontró que el espejo realmente era una ventana. Y que ahora estaba cerrada...

Inmortalidad al alcance de la mano Quiso ser inmortal. Así que se puso a escribir un cuento de nunca acabar...

Hasta el tiempo ya está soñando... Va avanzando la noche y todos se van durmiendo. Hasta el tiempo ya está soñando. Sólo quedo yo despierto, tratando de no hacer ruido para no despertar a nadie.

Esperanza mutua La Bella Durmiente despierta y busca infructuosamente al gallardo joven que le dio el tan esperado beso de amor. Se pone triste porque solamente encuentra a un decepcionado sapo que creyó poder convertirse en príncipe.

Más vivo que nunca Se sentía más vivo que nunca. A pesar de que estaba más muerto que siempre.

inAtentamente Por no poder atender, vendo déficit de atención. ¡Y vivieron felices para siempre! ¡Mira! ¡Qué bonito perro! Atentamente, su seguro e inatento servidor.

Peligros cercanos Nos acercamos tanto... que estuvimos a punto de conocernos.

La razón por la que no vivimos felices para siempre La razón por la que no vivimos felices para siempre es que la razón nos convence de que no vivimos en un cuento de hadas.

Mala memoria Memoricé todos los trucos mnemotécnicos que encontré. Sin embargo, mi amnesia los venció a todos.

El amanecer de los despiertos durmientes El intrépido y valiente príncipe mata al feroz dragón y sube a la alta torre para darle el beso de amor a la Bella Durmiente. La encuentra despierta, despeinada, con los ojos inyectados de sangre de 100 años de insomnio. Ella lo ve y se le acerca ansiosa diciéndole a gritos con voz ronca y seca: "¡BÉSAME!" ¡BÉSSSSSSAMMMMEEEE!" El ya no tan valiente príncipe huye precipitadamente de aquel, el más grande y aterrador peligro al que se ha enfrentado.

desDICHA El dolor de tu recuerdo acalla mi boca...

Biblia científica Dijo “¡Hágase el Big Bang!” Y el Universo se hizo...

¡DeRepentimiento! De repente se siente arrepentido de tener esos arrepentimientos repentinos.

No encuentra palabras El escritor está preocupado. No encuentra palabras para expresar lo que desea escribir. Se encuentra paralizado, sin saber qué escribir. Piensa y piensa y rechaza y rechaza una y otra idea. Teme que los críticos, la gente, los conocidos, los desconocidos, todos, no comprendan lo que escribe. Bueno, piensa, ¿por qué no simplemente escribir sobre lo que le pasa, su vida y sus preocupaciones? Escribir libremente sin querer quedar bien con nadie. Tal vez, ni siquiera consigo mismo. Escribir, simplemente escribir. Las palabras que le lleguen a su cabeza. Así que escribe... Escribe y escribe... … … Son ya demasiadas palabras, y el microcuento parece novela. El escritor está preocupado. No encontraba palabras y ahora todas las palabras lo encuentran a él.

Memoria fotográfica Teniendo memoria fotográfica, no se decidía sí escribir sus memorias, o dibujarlas.

Sueño húmedo Amor instantáneo, sólo agregue agua. Entonces despierto sudando...

Volver al futuro Para regresar al futuro lo primero que tendría que hacer sería volver a inventar la máquina del tiempo.

Teseo y la tecnología de la perdición Teseo entra confiado. En el centro del laberinto, el GPS se apaga.

Séptimo día Y al séptimo día Dios dijo: ¡Hágase el amor! Y crecieron y se multiplicaron.

Descuento Había una vez un descuento al que le descontaron el 33% y se convirtió en cuento.

Razones para llorar La Bella Durmiente finalmente despierta después de recibir el beso de amor verdadero. Reprime las lágrimas al saber que su madre, padre, familiares y amigos han muerto pues ha permanecido dormida por 100 largos años. Pero al ver bien al valiente y apuesto príncipe, no lo puede evitar y suelta el llanto. ¡La moda actual está para llorar!

Palabras cruzadas - ¡Payaso! - ¡Bruja! - ¡Monstruo! - ¡Araña! - ¡Charlatán! - ¡Momia! - ¡Inútil! - ¡Guacamaya! - No... Debe de ser de 7 letras... - ¡Pensemos bien cuál es la última palabra para terminar de llenar este crucigrama!

¡Ay olvido, no te rajes! Cuando la vi, casi, casi, la recuerdo.

inZZZomnio Después de tanto esperarlo, por fin llega el sueño. Pero yo ya estoy tan dormido que no me doy cuenta.

Ciudades perdidas 106 Los Dioses se enfrentan entre sí y cruzan apuestas. Se juegan el destino de los hombres y de civilizaciones completas. Lo curioso del juego es que hay más Ciudades Perdidas que ganadas...

La invasión de los Muertos Vivientes se vio opacada La invasión de los Muertos Vivientes se vio opacada por la Resurrección de los Muertos. Los zombies se pelearon con los resurrectos para ver quienes eran los más vivos.

Microcuento en busca de conflicto El microcuento era demasiado corto para contener un conflicto y su resolución; aún así el pequeño texto enfrentó el reto y emergió transformado de esa experiencia que le permitió crecer como cuento.

La diferencia del había una vez Mientras el príncipe se va a la aventura diaria, la princesa queda encerrada en el castillo y piensa que no ve diferencia con su situación anterior. Bueno, sí. Al menos el dragón tenía un gran fuego interior.

Hecho histórico irrepetible Cuando terminó de construir la primera máquina del tiempo y estaba a punto de probarla, en ese preciso instante aparecieron cientos de viajeros del tiempo ansiosos por presenciar aquel hecho histórico irrepetible.

Los sueños de Eva Todos heredamos el despertar de Adán y los sueños de Eva.

Diferente Antes, todo era diferente. Ahora, nada es igual...

La Bella Durmiente quiere el divorcio La Bella Durmiente quiere el divorcio. Al principio todo parecía muy bien: el príncipe, gallardo y valiente, se enfrenta al temible dragón para llegar a la hermosa damisela en peligro y la despierta con un romántico beso de amor... Pero ahora que ya están casados, él no tiene ningún detalle para con ella, la ignora y apenas la ve, ya que solamente piensa en ir al gimnasio a ejercitarse. Además, él se molesta cuando la ve leyendo, y no quiere que asista a eventos culturales; lo único que le preocupa es el fisicoculturismo. Ella alega que existe incompatibilidad de caracteres, que viene siendo, dice, algo así como incompatibilidad de personajes.

Ustedes son... ¡Miren! ¡Las flores han abierto y están en su máximo esplendor! ¡Cuánto verdor hay en la arboleda! El cielo tan azul, ¡tan hermoso! ¡Sientan la luz cálida del sol sobre la cara y la piel! ¡Huelan el refrescante olor a tierra mojada! ¡Amen la vigorizante fuerza vital que nos une! ¡Saboreen el gusto que se paladea con cada delicado pedazo! ¡Aprecien el juego de luces entre las hojas de ese árbol! ¡Palpen la voluptuosidad de las formas! ¡Escuchen el alegre canto de los pájaros! ¡Disfruten el tenue aroma de su perfume! ¡Gocen la sensualidad con todos sus sentidos! ¡Sientan el viento que juguetea con su cabello! ¡Sueñen despiertos las extraordinarias posibilidades! ¡Toquen la maravillosa textura de la madera! ¡Suspiren con los recuerdos que todo esto evoca! ¡Perciban la palpitante vida de la naturaleza que nos rodea! Bueno, sí no quieren ver las maravillas de la vida ¡es su problema! Yo voy a realmente vivir mi último día. Voy a disfrutar hoy, el día de mi ejecución. ¡Ustedes son los zombies!

Edad de piedra... papel o tijera Vivía en la edad de piedra... papel o tijera. No se decidía sí cortar, envolver o machacar lo que creaba.

Auto e-stima Leyó un gran número de libros de auto ayuda en forma electrónica. Siguió siendo esa persona intratable y áspera que nadie soportaba, aunque mejoró mucho su personalidad virtual.

¿El fin del cuento? "y vivieron felices para siempre. Fin." Y justo ahí es donde comienza el cuento...

Adelantado El primer hombre que realmente se adelantó a su tiempo fue el inventor de la máquina del tiempo.

En el espejo Me decían que ese espejo era muy especial, que nadie podía ver su reflejo. Con curiosidad me asomé y sí me vi en el espejo, dentro de él, y ya nunca pude salir. Desde entonces los que se asoman al espejo no encuentran su reflejo, me ven a mí.

Coincidencia ¡Qué coincidencia! Ese microcuento era idéntico a uno que yo había escrito, letra por letra... palabra por palabra... Iba firmado por el mismo seudónimo y hasta tenía el mismo título: "Olvidadizo".

Había una vez que encontró Había una vez que encontró una voz; ¡y el cuento y el escritor vivieron felices para siempre!

Advertencia aicnetrevdA Los objetos en este espejo pueden parecer más parecidos de lo que son.

Gazapo mágico El mago ha olvidado las palabras mágicas y no puede hacer aparecer un conejo. Prueba intentando palabras en orden alfabético. Ya ha sacado todo un zoológico de su sombrero hasta que finalmente aparece el tan esperado conejo. ¿Quién iba a pensar que iba a lograrlo con la palabra mágica Zanahoria?

¿Igual a todos? Ella me dijo que era igual a todos los hombres. Me miré al espejo y vi mi millón de rostros... Me devolví un millón de miradas... Esbocé un millón de sonrisas... Volteé y le respondí "No a todos. Solamente a un millón".

Dieron las 12... (4) Destransformaciones Dieron las 12. El hechizo terminó. El vestido fue nuevamente andrajoso, la carroza, una vez más, calabaza, la resplandeciente muchacha fue otra vez Cenicienta y el príncipe volvió a ser sapo.

Soñaré olvidos Soñaré olvidos, ya que no puedo vivir de recuerdos.

Brecha notacional (Microcuento de ajedrez) El padre jugó P4R. El hijo contestó Cc6. Después de unas jugadas era obvio que había una brecha generacional. ...y más aún: que ni siquiera estaban jugando en el mismo tablero.

Ciudades perdidas 100 Finalmente, lo importante es lo que el explorador encuentra de sí mismo en cada Ciudad Perdida...

Frankenstein contra la discriminación Frankenstein está triste. No lo aceptan entre los zombies. Dicen que está 18.37% más vivo que los muertos vivientes.

Lastre El dilema de toda mudanza: ¿Qué abandonar? ¿Qué conservar? Decidí renunciar a todo. No llevarme nada. Y ahí, entre todas las cosas, me dejé a mí mismo.

Irrelevante - ¡Es inconcebible! Él tenía los pies estirados y yo, al pasar, lógicamente no pude evitar pisarlo. - Pero hombre, ¡eso sucedió hace siete años! - ¡Eso es irrelevante! Lo relevante es que él tenía los pies estirados y yo, al pasar...

En tu memoria Este aniversario voy a hacer algo en tu memoria: Olvidarte.

Gregorio Samsa enamorado Cu

Add a comment

Related presentations

Related pages

Había una vez 500 microcuentos por Héctor Ugalde Corral ...

×Close Share Había una vez 500 microcuentos por Héctor Ugalde Corral (UCH)
Read more

abraPALABRAmágica La MAGIA de la palabra: Había una vez ...

... otras cosas más por UCH (Héctor Marcial Ugalde Corral ... Había una vez... ... más de 2,000 microcuentos! Antes ya había publicado ...
Read more

Piedra y nido : Tiene miedo - Héctor Ugalde Corral

... también conocido como Héctor Marcial Ugalde Corral, ... Su cuento "había una vez, ... Sintetiza en breves palabras su pasión por los temas que ...
Read more

La vida breve: Héctor Marcial Ugalde Corral

... también conocido como Héctor Marcial Ugalde Corral, ... Su cuento "Había una vez, ... Su blog de microcuentos se encuentra en abrapalabramagica ...
Read more

'CUENTO DE NUNCA ACABAR', por Héctor Ugalde - Creatividad ...

... por Héctor Ugalde. ... UCH, también conocido como Héctor Marcial Ugalde Corral, ... Su cuento "Había una vez, una" aparece ...
Read more