Guía 2 arte y arquitectura bizantina

50 %
50 %
Information about Guía 2 arte y arquitectura bizantina
Education

Published on September 17, 2014

Author: PatriciaRachelSierra

Source: slideshare.net

Description

Hecho por YO.
Información sobre el arte y la arquitectura bizantina, correspondiente a la cátedra de historia de la arq. 2
Universidad Autónoma de Santo Domingo

Guía 2: Arte y Arquitectura Bizantina 1. El antiguo imperio romano y su transcitación al Medio Oriente. 2. El Cristianismo en el Medio Oriente. 3. La ciudad de Bizancio. 4. Importancia histórica y sus orígenes. 5. Ubicación geográfica del Imperio Bizantino. 6. El cambio de nombre a Constantinopla (razones). 7. El emperador Constantino y su gran influencia en este movimiento religioso, político y social. 8. La caída del Imperio Bizantino. 9. La toma u ocupación de los Turcos al Imperio Bizantino en el año 1453. 10. Características generales de la Arquitectura Bizantina. 11. El desarrollo del arte y la arquitectura del Medio Oriente. 12. La planta arquitectónica de Cruz Griega. 13. El uso de la cúpula central, las bóvedas de medio cañón, los tambores de elevación de esas cúpulas (elementos circulares). 14. Estructura de carga de las cúpulas. 15. El origen de las estructuras de soporte de cúpulas sobre plantas cuadradas. 16. Sistemas más importantes de apoyos de cúpulas: a)-Las Pechinas b)-Las Trompas Bizantinas 17. Origen de estas estructuras en la arquitectura persa antigua. 18. Materiales de construcción. 19. Elementos estructurales y procedimiento de construcción. 20. Las cúpulas aligeradas. 21. El muro de aparejo con entradas alternadas. 22. El uso del ladrillo y del morrillo en la arquitectura Bizantina. 23. Materiales ornamentales: el mármol, el bronce y la madera. 24. El uso del Mosaico. 25. La temática artística: La Escultura y La Pintura. 26. Las columnas Bizantinas 27. Diferencia entre la columna bizantina y la columna clásica. 28. La arquitectura Bizantina en Armenia y Siria. 29. Combinación estructural y equilibrada de los diferentes elementos estructurales bizantinos y la región donde se desarrollaron. 30. Diferencia entre Armenia y Siria y la arquitectura Bizantina propiamente dicha. 31. Monumentos Representativos determinantes bizantinos y la región donde se desarrollaron. 32. Períodos de la arquitectura bizantina y las principales ciudades bizantinas, aspectos geográficos.

1-Imperio Bizantino 1.1-El antiguo Imperio Romano y el Cristianismo en el medio Oriente 1.2-La Ciudad de Bizancio: Importancia histórica y orígenes 1.3-El nombre de Constantinopla 1.4-El emperador Constantino y su gran influencia en este movimiento 1.5-Decadencia del Imperio Bizantino 1.6-Ocupación de los turcos al Imperio en el 1453 2-Arte y Arquitectura Bizantina 2.1-Características Generales 2.2-Períodos de la Arquitectura Bizantina 2.3-La planta arquitectónica de Cruz Griega 2.4-El uso de la cúpula central y las bóvedas de medio cañón 2.5-Sistemas más importantes de apoyos de cúpulas y su origen 2.6-Procedimiento de Construcción 2.7-Materiales Ornamentales 2.8-El Mosaico Bizantino 2.9-Escultura y Pintura Bizantina 2.10-Las Columnas Bizantinas 2.11-La arquitectura Bizantina en Armenia y Siria 2.12-Monumentos representativos determinantes Bizantinos

1-Imperio Bizantino 1.1-El antiguo Imperio Romano y el Cristianismo en medio Oriente El Imperio Romano fue una etapa de la civilización romano en la antigüedad clásica, caracterizada por una forma de gobierno autócrata. El crecimiento del Imperio viene precedido por la expansión de su capital Roma, que extendió su control en torno al Mar Mediterráneo. Como consecuencia de la repartición del Emperador a sus hijos, la división del Imperio quedó distribuída de la siguiente manera:  El Imperio de Roma (Occidente), para Honorario.  El Imperio de Roma (Oriente), para Arcadio. Donde el Oriente no aceptó el judaísmo. Mientras que en el Occidente se permitió el judaísmo, inicialmente en Roma. Roma era pagana, es decir no creía en Dios. Más sin embargo tiempo después, se cristianizó. Este hecho dio como resultado el inicio de las construcciones de las llamadas: ¨Basílicas Paleo-cristianas¨ o tambien ¨Iglesias Cristianas¨. Imperio Bizantino:

Imperio Bizantino es el término utilizado histográficamente desde el siglo VIII para referirse al Imperio Romano de Oriente en la edad Media. La Capital de este imperio romano se encontraba en Constantinopla, de cuyo nombre antiguo, Bizancio, fue creado el término ¨Imperio Bizantino¨po la erudición ilustrada de los siglos VII y VIII. A lo largo de su dilatada historia, este Imperio sufrió numerosas pérdidas de territorio, pese a lo cual continuó siendo una importante potencia militar y económica en Europa, Oriente próximo y el Mediterráneo Oriental durante la mayor parte de la edad Media. Durante el siglo XII este imperio comenzó una prolongada decadencia. 1.2-La Ciudad de Bizancio: Constantino I, el grande, había convencido a Majenci quien fue emperador Romano hasta el 312 d.c. poniendo fin así a una disputa por el poder. Majencio murió ahogado en la batalla en el mismo río Tiber. Al año de tomar el poder 313(d.c.), emitió el edicto de Milán dando libertades plenas al credo cristiano. Hecho que quedó oficializado con la fundación de su capital Constantinopla siglo VII a.c. Constantino dejó así, a Roma, en manos del Papa San Silvestre, y de ahí en adelante Constantinopla fue como otra Roma, con su forum, sus basílicas, etc...Con la caída de Roma, cae el Imperio Romano de Occidente, quedando sólo el Imperio Romano de Oriente (476 d.c.)

1.4-El emperador Constantino y su gran influencia en este movimiento Seguramente Constantino sea más conocido por ser el primer emperador romano que permitió el libre culto a los cristianos. Los historiadores cristianos desde Lactancio se decantan por un Constantino que adopta el cristianismo como sustituto del paganismo oficial romano. A pesar de ello, Constantino no fue bautizado hasta hallarse en su lecho de muerte. Su conversión, de acuerdo con las fuentes oficiales cristianas, fue el resultado inmediato de un presagio antes de su victoria en la batalla del Puente Milvio, el 28 de octubre de 312. Tras esta visión, Constantino instituyó un nuevo estandarte para marchar a la batalla al que llamaría Lábaro (?). La visión de Constantino se produjo en dos partes: En primer lugar, mientras marchaba con sus soldados vio la forma de una cruz frente al Sol. Tras esto, tuvo un sueño en el que se le ordenaba poner un nuevo símbolo en su estandarte, ya que vio una cruz con la inscripción «In hoc signo vinces» («Con este signo vencerás»). Mandándolo pintar de inmediato en los escudos de su ejército, venció a Majencio. Se dice que tras estas visiones y por el resultado militar de la batalla del Puente Milvio, Constantino se convirtió de inmediato al cristianismo. Se piensa que la influencia de su familia fue en parte la causa de su adopción del cristianismo. Se dice de Elena que probablemente naciera en una familia cristiana, aunque no se sabe prácticamente nada de su entorno, exceptuando que su madre era hija de un mesonero y que su padre fue un exitoso soldado, una carrera que excluía la práctica abierta del cristianismo. Se sabe sin embargo que Elena realizó en sus últimos años numerosas peregrinaciones. (Véase: Fiesta de las Cruces) Constantino, siguiendo una extendida costumbre, no fue bautizado hasta cerca de su muerte en 337, cuando su elección recayó sobre el obispo arriano Eusebio de Nicomedia, quien a pesar de ser aliado de Arrio, aún era el obispo de la región. Eusebio era también amigo íntimo de la hermana de Constantino, lo que probablemente asegurara su vuelta desde el exilio. Poco después de la batalla del Puente Milvio, Constantino entregó al papa Silvestre I un palacio romano que había pertenecido a Diocleciano y anteriormente a la familia patricia de los Plaucios Lateranos, con el encargo de construir una basílica de culto cristiano. El nuevo edificio se construyó sobre los cuarteles de la guardia pretoriana de Majencio, los Equites singulares, convirtiéndose en sede catedralicia bajo la advocación del Salvador, substituida ésta más tarde por la de San Juan. Actualmente se la conoce como Basílica de San Juan de Letrán. En 324 el emperador hizo construir otra basílica en Roma, en el lugar donde

según la tradición cristiana martirizaron a San Pedro: la colina del Vaticano, que actualmente acoge a la Basílica de San Pedro. El Edicto de Milán, promulgado por Constantino y Licinio en 313, despenalizó la práctica del cristianismo y se devolvieron las propiedades de la Iglesia. Anteriormente a este edicto, muchos cristianos habían sido martirizados en las diferentes persecuciones a las que se habían visto sometidos. Tras el edicto se abrieron nuevas vías de expansión para los cristianos, incluyendo el derecho a competir con los paganos en el tradicional cursus honorum para las altas magistraturas del gobierno, así como también ganaron una mayor aceptación dentro de la sociedad civil en general. Se permitió la construcción de nuevas iglesias y los líderes cristianos alcanzaron una mayor importancia (como ejemplo de ello, los obispos cristianos adoptaron unas posturas agresivas en temas públicos que nunca antes se habían visto en otras religiones). Aunque el cristianismo no se convertiría en religión oficial del Imperio hasta el final de aquel siglo (un paso que daríaTeodosio en el 380 con el Edicto de Tesalónica), Constantino dio un gran poder a los cristianos, una buena posición social y económica a su organización, concedió privilegios e hizo importantes donaciones a la Iglesia, apoyando la construcción de templos y dando preferencia a los cristianos como colaboradores personales. Ícono donde aparece Constantino presidiendo el Primer Concilio de Nicea. 1.5-Decadencia del Imperio Bizantino Puede decirse que el declive de Constantinopla, la capital del Imperio romano de Oriente, comenzó en 1190 durante los preparativos de la Tercera Cruzada en los reinos de

Occidente. Los bizantinos, creyendo que no había posibilidades de vencer a Saladino (sultán de Egipto y Siria y principal enemigo de los cruzados instalados en Tierra Santa), decidieron mantenerse neutrales. Con esta reticencia bizantina como excusa, y con la codicia por los tesoros de Constantinopla como motor, los cruzados tomaron por asalto la ciudad en 1204, ya en la Cuarta Cruzada, dando origen al efímero Imperio latino que duró hasta 1261. Los bizantinos, despojados de su capital imperial, establecieron nuevos Estados: el Imperio de Nicea, el Imperio de Trebisonda y el Despotado de Epiro serían los más influyentes. En tanto, el reino establecido por los cruzados fue perdiendo territorios. Finalmente, en 1261, el Imperio de Nicea, bajo Miguel VIII Paleólogo, reconquistó la ciudad. 1.6-Ocupación de los turcos al Imperio en el 1453 La caída de Constantinopla en manos de los turcos otomanos el martes 29 de mayo de 1453 fue un suceso histórico que, en la periodización clásica y según algunos historiadores, marcó el fin de la Edad Media en Europa y el fin del último vestigio del Imperio romano de Oriente y de la cultura clásica. Representación del asedio a Constantinopla. La caída de Constantinopla causó una gran conmoción en Occidente, y se pensaba que era el principio del fin del cristianismo. Los cronistas de la época confiaban en la resistencia de las murallas y creían imposible que los turcos pudiesen superarlas. Se llegaron a iniciar conversaciones para formar una nueva cruzada que liberase Constantinopla del yugo turco, pero ninguna nación pudo ceder tropas en aquel tiempo. Los mismos genoveses se apresuraron a presentar sus respetos al Sultán y así pudieron mantener sus negocios en Pera por algún tiempo. Con Constantinopla, y por ende el Bósforo, bajo dominio musulmán, el comercio entre Europa y Asia declinó súbitamente. Ni por tierra ni por mar los mercaderes cristianos conseguirían pasaje para las rutas que llevaban a la India y a China, de

donde provenían lasespecias usadas para conservar los alimentos, además de artículos de lujo, y hacia donde se destinaban sus mercancías más valiosas. De esta manera, las naciones europeas iniciaron proyectos para el establecimiento de rutas comerciales alternativas. Portugueses ycastellanos aprovecharon su posición geográfica junto al océano Atlántico para tratar de llegar a la India por mar. Los portugueses trataron de llegar a Asia circunnavegando África, intento que culminó con el viaje de Vasco da Gama entre 1497-1498. En cuanto a Castilla, losReyes Católicos financiaron la expedición del navegante Cristóbal Colón, quien veía una posibilidad de llegar a Asia por el oeste, a través del Océano Atlántico, intento que culminó en 1492 con el arribo a América, dando inicio al proceso de ocupación del Nuevo Mundo. Los dospaíses, otrora con escasa influencia en el escenario político europeo, ocupados como habían estado en la Reconquista, se convirtieron en elsiglo XVI en las naciones más poderosas del mundo, estableciendo un nuevo orden mundial. Otra importante consecuencia de la caída de Constantinopla fue la huida de numerosos sabios griegos a las cortes italianas de la época, lo que auspició en gran medida el Renacimiento.

2-Arte y Arquitectura Bizantina 2.1-Características Generales a) Mantuvo varios elementos tales como materiales (ladrillo y piedra para revestimientos exteriores e interiores de mosaico), arquerías de medio punto, columna clásica como soporte, etc. b) También aportaron nuevos rasgos entre los que destaca la nueva concepción dinámica de los elementos y un novedoso sentido espacial. c) su aportación más importante, el empleo sistemático de la cubierta abovedada, especialmente la cúpula sobre pechinas, es decir, triángulos esféricos en los ángulos que facilitan el paso de la planta cuadrada a la circular de la cúpula. Estas bóvedas semiesféricas se construían mediante hiladas concéntricas de ladrillo, a modo de coronas de radio decreciente reforzadas exteriormente con mortero, y eran concebidas como una imagen simbólica del cosmos divino.

d) Otra aportación de gran transcendencia fue la decoración de capiteles, de los que hubo varios tipos; así, el de tipo teodosiano es una herencia romana empleado durante el siglo IV como evolución del corintio y tallado a trépano, semejando a avisperos; otra variedad fue el capitel cúbico de caras planas decorado con relieves a dos planos. 2.2-Períodos de la Arquitectura Bizantina Santa Sofía de Constantinopla Primera Edad de Oro En el período inicial o Primera Edad de Oro, cuyo momento de plenitud se corresponde con la época del emperador bizantino Justiniano I, en el siglo VI, fue cuando se realizaron las más grandiosas obras arquitectónicas que ponen de manifiesto los caracteres técnicos y materiales del estilo arquitectónico, así como el sentido constructivo que caracteriza el arte bizantino de este período. Las principales obras correspondientes a este período de la arquitectura bizantina que han llegado hasta nosotros se encuentran sea en Constantinopla sea en Rávena, en Italia, en el área más occidental de difusión del estilo. Así, se encuentran en Constantinopla la iglesia de Santa Sofía, la iglesia de Santa Irene y la iglesia de los Santos Sergio y Baco; mientras que en Rávena podemos contemplar la iglesia de San Vital o la Basílica de San Apolinar Nuovo. No podemos olvidar diversas obras de ingeniería civil, como por ejemplo la Cisterna Basílica, edificada en el 532. Segunda Edad de Oro El período intermedio, o Segunda Edad de Oro del arte bizantino, se caracteriza por la predominancia de las iglesias de planta en cruz griega con cubierta de cúpulas realzadas sobre tambor y con una prominente cornisa ondulada en la base exterior.

A este esquema compositivo corresponden, por ejemplo, la catedral de Atenas, la iglesia delmonasterio de Daphni, que usa trompas en lugar de pechinas, y los conjuntos monásticos del Monte Athos en Grecia. Este tipo nuevo de iglesia se plasma en la desaparecida iglesia de Nea de Constantinopla (881), construida por Basilio I. Para este período en la arquitectura bizantina nos enfrentamos con el problema planteado por la iconoclastia, que arruinó muchas de las edificaciones de los inicios del período. Así, por lo que se refiere a edificaciones de envergadura de los primeros tiempos del período intermedio, en Grecia sólo subsiste la basílica de Santa Sofía, en Salónica. Otra edificación de importancia, la iglesia de la Asunción de Nicea, sobrevivió hasta el siglo XX, aunque quedó destruida en los años 1920 en los combates enmarcados en la Guerra Greco- Turca; sin embargo, por lo menos sí han llegado hasta nosotros diversas fotografías del templo. Respecto de la época de la dinastía macedónica, que es tradicionalmente considerada como el compendio del arte bizantino, tampoco nos ha dejado grandes realizaciones. Se presume que la desaparecida Theotokos Panachrantos, o iglesia votiva de la Inmaculada Madre de Dios, de Constantinopla, obra de Basilio I, que se corresponde con los restos existentes bajo la moderna mezquita Fenari Isa Camii, haya servido como modelo para muchas construcciones con planta en forma de cruz inscrita en un círculo, como la Monasterio de Ossios Loukas(en Grecia, año 1000), el Monasterio de Néa Moní (isla de Quíos, un proyecto largamente acariciado por Constantino IX) o el Monasterio de Dafni (Chaidari, localidad en el Ática próxima a Atenas). La planta con forma de una cruz inscrita en un círculo es, por lo demás, la forma más expandida hacia los territorios recorridos por los misioneros bizantinos ortodoxos que en los tiempos de la dinastía macedónica recorrían los territorios de los pueblos eslavos para proceder a su cristianización. La catedral de Santa Sofía de Ohrid (en la actual República de Macedonia) o la iglesia de Santa Sofía de Kiev (en la actual Ucrania) son testimonio elocuente del uso de la cúpula de tambor, que con el tiempo se convierten en cada vez más altas y más esbeltas.

Tercera Edad de Oro La iglesia de Theotokos Pammakaristos (hoy mezquita de Fetiye Camii), del siglo XIV, constituye un ejemplo de la arquitectura de la época de losPaleólogos. El período final o Tercera Edad de Oro abarca el lapso de tiempo comprendido entre los siglos XIII y XV, coincidiendo con las dinastías de los Comnenos y los Paleólogos; en él predominan las plantas de iglesias cubiertas mediante cúpulas abulbadas sobre tamborescirculares o poligonales. Al período de los Comnenos pertenece la Elmali kilise en Capadocia; en Constantinopla, la iglesia del Pantocrátor (hoy conocida como Zeyrek Camii) y la iglesia de la Theotokos Kyriotissa (Virgen del Trono) (hoy conocida como Kalenderhane Camii). Igualmente se han conservado numerosas iglesias en el Cáucaso, Rusia, Bulgaria, Serbia y otros países eslavos, al igual que en Sicilia (Cappella Palatina del Palazzo dei Normanni) o Venecia(Basílica de San Marcos, Catedral de Santa María de la Asunción en Torcello). Al período de los Paleólogos pertenecen una docena de iglesias en Constantinopla, especialmente San Salvador de Chora (hoy Kahriye Camii) y Theotokos Pammakaristos(Santa Madre de Dios) (hoy Fetiye Camii). Una característica de todas ellas es la de no acentuar la verticalidad, primando la estructura horizontal, lo que no las dota de la magnificencia de otras iglesias de Constantinopla. La única que no cumple la regla es laiglesia de Santa Sofía de Trebisonda. A esta etapa corresponden en Grecia la iglesia de los Santos Apóstoles de Salónica, del siglo XIV, laiglesia de Mistra, en el Peloponeso, y algunos monasterios del Monte Athos. 2.3-La planta arquitectónica de Cruz Griega Cruz griega. Es típica de la arquitectura Bizantina o crux immissa quadrata es una cruz formada por cuatro brazos de igual medida que intersectan en ángulo recto. La cruz griega o Crux immissa quadrata es una cruz formada por cuatro brazos de igual medida que intersectan en ángulo recto.

En arquitectura la intersección de nave y transepto confiere a las iglesias una planta de cruz. Se habla de planta de cruz griega para las iglesias en las que nave y transepto tienen el mismo largo y se intersectan a la mitad de su longitud. Cuando la nave y el transepto son de diversa longitud, se habla de planta de cruz latina. La planta de cruz griega es típica de la Arquitectura bizantina: el prototipo es la ya destruida iglesia de los Santos apóstoles en Constantinopla, recreada después en Italia durante el alto medievo, pero casi completamente sustituida por la cruz latina con la llegada del románico. Un famoso ejemplo de iglesia con cruz griega de inspiración bizantina es la Basílica de San Marcos de Venecia. La planta de cruz griega fue retomada en Italia central durante el Renacimiento, cuando se construyeron varios edificios de planta central Filippo Brunelleschi la experimentó en la Sacristía Vieja de San Lorenzo y la usó en la Capilla dei Pazzi. 2.4-El uso de la cúpula central y las bóvedas de medio cañón La cúpula central es el elemento más notable de la arquitectura bizantina.

Las bóvedas bizantinas, como los persas, se ejecutan sin medios auxiliares. Construyen bóvedas de medio cañón sin cimbra por tajadas. La primera tajada se consigue asegurando la adherencia de los ladrillos al muro de cabecera por medio de morteros, donde previamente se ha trazado la montea. Las bóvedas se construyen por aplicaciones sucesivas de tajadas. En Bizancio no usan armaduras de cubierta sobre las bóvedas. Usaron las bóvedas de cañón de generatriz semicircular. En los cruces de bóvedas usan la penetración de las bóvedas por aristas que se realizan por tajadas cónicas que se construyen sucesivamente encabalgando unas hiladas y otras. También usan las tajadas inclinadas para construir las bóvedas por requerir menor adherencia al mortero en la colocación de los ladrillos (de influencia persa). Utilizaron tres tipos de bóvedas: a-De medio cañón b-De aristas

c-Cúpulas o bóvedas semiesféricas y otras semejantes (cúpulas rebajadas). Y la cúpula Balbosa durante la 3ra Edad de Oro. 2.5-Sistemas más importantes de apoyos de cúpulas Las Pechinas: Es cada uno de los elementos estructurales y constructivos que resuelve el encuentro entre la base circular de una cúpula y un espacio inferior cuadrado o poligonal. También permite pasar de una cúpula elíptica a una planta rectangular. Las pechinas son triángulos esféricos, presentando una superficie limitada por tres arcos de circunferencia. Su construcción geométrica se obtiene seccionando un hemisferio con el prisma recto cuya traza define un polígono regular inscrito en la circunferencia base de dicho hemisferio, de la bóveda vaída resultante seccionamos por la base del casquete esférico

tangente a los arcos perimetrales. Los triángulos esféricos resultantes definen la base circular de apoyo de la cúpula. Formación de Pechina Pechina Bóveda sobre Pechina

Las trompas: Elemento con forma de bóveda semicónica que sirve para pasar de una base cuadrada a una forma octogonal superior. Una vez conseguida la forma octogonal se puede poner en su base una cúpula o, para elevarla aún más respecto al edificio, se puede poner una torrecilla con forma de prisma octogonal que se denomina cimborrio.

2.6-Procedimiento de Construcción El estudio de las fábricas que frecuentemente se usaron en la construcción de edificios de los distintos períodos de la arquitectura bizantina, es sin duda uno de los temas más apasionantes que pueden emprender los interesados en estas materias. Pueden estudiarse, al menos tres etapas claramente singulares. Una primera que coincidiría con el tiempo de Justiniano, en la que cualquier influencia externa, en materia de edificación, era bien recibida en Constantinopla, y en la que los edificios muestran claramente cómo las técnicas de construcción llegaban a la capital y allí se desarrollaban, sin más modificación que la depuración propia de una repetición masiva. Una segunda etapa, que puede llevarnos hasta el siglo IX, en la que las técnicas aceptadas y consolidadas en Constantinopla comienzan a exportarse o a devolverse a los distintos puntos del Imperio. Por último, una tercera etapa que es el período que hemos denominado como "Renacimiento Bizantino", en el que el despertar de la Grecia Bizantina, tomando las iniciativas propuestas por Constantinopla en la Fenari Isa Camii y en la Bodrum camii, desarrolla una magnífica variedad de formas y combinaciones de aparejos de ladrillos, dotando de gran plasticidad a los muros de sus pequeñas iglesias de salón.

En la primera etapa, las técnicas constructivas, que evolucionando sobre las formas romanas o desarrollando los fundamentos sasánidas de la construcción, habían dado fruto o tradición en los distintos puntos de la Capadocia, Norte de Italia, Costa del Egeo y Siria fueron generando, con la participación de los maestros constructores griegos y lombardos de Rávena, nuevas formas constructivas en la capital bizantina. La impresionante cerca de Teodosio II, construida contra la amenaza de los bárbaros, constaba de tres murallas, la primera "el parapeto", era la más baja y se situaba sobre de un foso de 20 m. de ancho; detrás de ella, un camino de rondas, "camino exterior", disponía de 14 metros de ancho y quedaba cerrado por la segunda muralla, de 9 m. de altura, "muralla externa". Tras este segundo muro se emplazaba una nueva calle de 20 m. de ancho y finalmente se levantaba la muralla interior, torreada, con 5 m. de ancho y 11 m. de altura donde las torres se elevaban hasta 23 metros. La fábrica de esta muralla que sirvió de modelo a muchos palacios, encerraba en su interior un amplio núcleo de ripios y argamasa. Sobre los huecos adintelados de las torres se disponían arcos de descarga, de ladrillos, de una sola rosca o sardinel. Ni esta fábrica, ni la descrita anteriormente, fueron utilizadas en la construcción de Santa Sofía. Para el año 530, en la construcción de los muros de la iglesia de los Santos Sergio y Baco, se empleó una fábrica que puede tenerse como la más empleada en todo el período justiniano y que se parecía a la que se había propuesto en San Juan de Estudio. Sin embargo, ya no podía confundirse con una sillería reforzada con verdugadas de ladrillo. Ahora, se trataba de una "fábrica de delgados ladrillos con gruesos tendeles de mortero de cal en la que cada diez o quince hiladas cerámicas, se tendían dos hiladas de pequeños sillares calizos". Sobre los huecos adintelados, algo separados del dintel, se conformaban arcos de doble rosca de ladrillos, que, como en las fábricas romanas, más que descargar los dinteles, tenían la función estructural de reforzar el muro y, aquí, de luchar contra el gran problema de "asientos de los morteros" que presentaron todas las construcciones de Constantinopla. Estos asientos, como acabamos de enunciar, no eran producto del suelo ni de la cimentación, sino que eran debidos al acomodo de la enorme cantidad de mortero que contenían las fábricas. Con todo, los muros de esta primera etapa de la construcción bizantina quedaron revestidos y no tenían ninguna vocación plástica. El exterior del edificio era muy sobrio y contrastaba, en este sentido, con la riqueza de su interior. En Rávena, como ya hemos repetido varias veces, los muros se levantaban con una "fábrica de ladrillo muy ordenada", aprendida de la construcción lombarda y ejecutada a la forma de los magníficos albañiles de Milán. Así podemos verla en el Mausoleo de Gala Placidia y en

el Baptisterio de los Ortodoxos, donde el aparejo de gruesos ladrillos, con "lesenas lombardas" y arcos de una sola rosca, ciegos al exterior, componen una obra muy bien ejecutada. En sus juntas, podemos ver un adecuado espesor de mortero que, más tarde, sería superado ampliamente en San Vital donde los ladrillos son más delgados y con mayor carga de mortero en sus juntas. En San Vital, a pesar de que los ladrillos son más delgados y con mayor grueso de mortero en sus tendeles, y aunque hay clara evidencia de que obreros griegos participaron en su construcción, la fábrica refleja el hacer de la buena ejecución local. La magnífica obra de albañilería que muestra San Vital y los otros edificios citados, nunca se dio en Constantinopla. En Rávena la fábrica cerámica se realizó sin ningún tipo de verdugada ni refuerzos. En Siria y Armenia, la construcción respondió a una "fábrica pétrea muy bien ejecutada". En Siria, en el Monasterio de Qal'at Siman, podemos ver una sillería a hueso, de grandes sillares de hasta 2 m. de longitud y 60 cm. de altura de hiladas, bien escuadrados, casi engatillados, con cortes inclinados como tratando de encajar y dar mejor respuesta al problema mecánico. Aquí, la piedra queda muy bien labrada en aquellos elementos que tomaban mayor carácter decorativo como ocurre en las molduras, en las magníficas arquivoltas y en las columnas, de traza muy clásica. La rígida continuidad de dicha moldura, que se curva y quiebra siguiendo todos los huecos, pasando de uno a otro sin interrupción, tomando una enorme presencia en el edificio, ha sido calificada, con razón, de exuberante. También en Siria, en la iglesia de Qalb-loze, la fábrica pétrea, de grandes sillares, queda colocada a hueso, incluso en la bóveda de cuarto de esfera del ábside, donde los bloques se ordenan sin juntas coincidentes. Aquí, como en todas las construcciones sirias, es notoria la ausencia de columnas, descargando los arcos sobre pilares muy bien ejecutados. En esta construcción la piedra se labraba con decoraciones clásicas.

En el antiguo Reino de Armenia, región situada al Este de la cabecera del Éufrates, se había adoptado, desde el año 301, el Cristianismo, y propagado un tipo de iglesia cuya planta ya hemos descrito y definido como pequeña y muy compacta. Para los comienzos del siglo VIII se desarrolló una arquitectura propia, ordenada y bella; producto fecundo del gusto de los arquitectos locales, entre los cuales, más tarde, destaca Tiridate, arquitecto, que como ya hemos indicado, fue llamado a Constantinopla para la reconstrucción de la bóveda de Santa Sofía.

Estas construcciones de gran uniformidad en sus fábricas, dispusieron de gruesos muros de piedra, compuestos por sillares no demasiado grandes, bien escuadrados y ajustados con apenas mortero en sus apretadas juntas. En el asentado de los sillares, más que tomados con mortero, este constituye un sellado de sus juntas. Así, lo podemos ver en la Iglesia de la Virgen en Avan, construida hacia el año 611. Estos gruesos muros alojan un corazón de ripios en su interior. En las regias fachadas de estas construcciones, se señala un moldurado liso y sobrio, los huecos se adornan con arquivoltas de poca presencia, rodeando a los arcos separándose del intradós de ellos y quedándose por encima de su línea de imposta o arranques. De esta forma lo podemos ver en la arruinada Catedral de Ani de finales del siglo X y en la iglesia de Santa Ripsimé de Vagharshapat, levantada hacia el año 618, donde también encontramos la forma singular de arcos de cortinas en las trompas, con embocadura de arcos abocinados en la misma piedra. La cúpula pétrea está construida con una magnífica sillería de pequeños sillares y recibe una decoración con motivos sasánidas, muy sencillos. En la Iglesia de la Santa Cruz de Aght'amar encontramos pequeñas trompas de una sola piedra para lograr el cimborrio poligonal de dieciséis lados. Con todo, el estudio más atractivo al que puede invitarse al investigador interesado en el aspecto plástico de las fábricas bizantinas es el que corresponde al período que hemos definido como "Bizantino Medio" o del "Renacimiento Bizantino", que se inicia en la Grecia ática y macedónica, al final del siglo IX, y que se desarrolla durante los tres siglos siguientes, en dichas áreas, en Monte Athos y en Salónica. En Constantinopla es asumida para la construcción de monasterios y pequeñas iglesias, con la notoria incorporación de las técnicas locales, matizadas por la creatividad e incorporación de maestros constructores griegos y armenios. Estas fábricas que suelen definirse como "de ladrillo", por ser este material el elemento fundamental de ellas, es, en muchos edificios y en buena parte de sus muros, una sillería pétrea que remarca sus sillares con ladrillos. El pequeño sillar, generalmente calizo y sin excesiva labra, recibe el abrigo del ladrillo por todos sus costados. Por ello, los sillares mantienen una altura igual a la "soga" o longitud mayor del ladrillo y, en esta conjunción, los ladrillos se presentan mostrando su canto al paramento. Fuera de estas grandes másas murales, la construcción se realiza en ladrillo.

2.8-El Mosaico Bizantino Ubicación: Iglesia de San Vital (Rávena) Estilo artístico: Bizantino Técnica: Mosaico, realizado con teselas de diverentes colores y de oro. Es una de las manifestaciones más conocidas del arte bizantino, y es una continuación del mosaico paleocristiano. Al igual que en este estilo artístico, se usaba para la decoración de paredes, y no de suelos como era habitual en el mundo romano. Fue el vehículo idóneo para transmitir el mensaje religioso de esta cultura y, a la vez un instrumento de propaganda del poder imperial, con lo que refleja fielmente el espíritu cesaropapista que caracteriza el arte bizantino. Utiliza teselas de mármol de colores y también de barro cocido policromadas con pasta de vidrio, logrando efectos de gran vistosidad, colorido, riqueza y variedad cromática. Las técnicas empleadas habitualmente se basan en el uso de “Opus Tesselatum”, con teselas cúbicas, todas iguales, solo cambian los colores y el “Opus Vermiculatum”, con teselas distintas, en la que cada una adopta el contorno preciso de la figura a realizar. Lo más frecuente es que en una misma obra se utilicen las dos técnicas complementándose entre sí, puesto que la segunda se reserva para los contornos de las figuras y la primera para rellenar los huecos. La tendencia general del estilo se basa en la idealización de las representaciones, lo que las vincula a un sentimiento religioso profundamente espiritual que hace que no haya que

materializar las formas, sino darles precisamente sensación de irrealidad. Por ello las composiciones son frontales, con figuras que permanecen aisladas entre sí, con repetición de esquemas, disposiciones rígidas, sin expresar sentimientos ni emociones, hieráticas, que se reiteran monótonamente entre elementos decorativos o de paisajes. 2.9-Escultura y Pintura Bizantina Pintura: La pintura bizantina fijó su carácter desde los comienzos del siglo VI y se sirvió casi exclusivamente del procedimiento al mosaico en muros y cuadritos y de miniaturas sobre pergamino. Se distingue la pintura bizantina al mosaico por la riqueza de materiales, con abundancia de oro(mosaicos vítreos y dorados) y fastuosa ornamentación y la pobreza en el movimiento artístico. Las figuras de los personajes se presentan ordinariamente alargadas, en pie y con los brazos en actitud algo movida o llevando algún objeto. La túnica o vestimenta con que aparecen cubiertas suele ofrecer pliegues rectos y paralelos, casi verticales. Pero el manto o capa los presenta más movidos y se recoge sobre el brazo izquierdo de la figura. El continente de las personas se ostenta siempre majestuoso, tranquilo y honesto; su mirada, de frente o a la derecha del espectador; sus ojos, grandes y abiertos; sus pies, pequeños o estrechos y terminados en punta. Los elementos decorativos de los cuadros o composiciones consisten de ordinario en perlas, cintas, series de joyas, guirnaldas ygrecas sin excluir algunas plantas sueltas como la palmera ni los motivos arquitectónicos. A los lados de las figuras o encima de ellas, se destacan a menudo sobre el fondo de oro inscripciones en sentido vertical u horizontal que fijan el nombre y el significado del personaje o de la escena que se representa. Los asuntos

de tales composiciones son generalmente bíblicos tanto del Antiguo como del Nuevo Testamento, además de algunas escenas religiosas de la corte imperial y representaciones de ángeles y santos. Es bastante común en el ábside o en la cúpula de las basílicas de Oriente la figura del Pantocrátor (o el Cristo en majestad) rodeado de ángeles a imitación del tipo de Santa Sofía en Estambul. Pero en las de Occidente se representa más bien a Jesucristo en medio de Apóstoles o santos. El amaneramiento y el convencionalismo de la pintura bizantina que ya desde el principio más o menos la acompañan se hicieron más sensibles en el siglo VIII y llegaron a su apogeo en el XIII por la falta de expresión y el exceso de rigidez y angulosidad que se manifiesta en las figuras. Alguna restauración se vio aparecer en el siglo XIV bajo el imperio de los Paleólogos pero resultó escasa y la decadencia fue completa desde últimos del XVI refugiándose el arte en el monasterio cismático del monte Athos (Grecia) centro artístico de las regiones que habían abrazado el cisma y donde la pintura se convirtió en una industria que seguía fórmulas de receta. Escultura: Con el estilo bizantino en arquitectura se formó a su vez el de escultura quedando definido a partir del siglo VI. Anteriormente a dicho siglo dominaba el estilo romano decadente, aun en la misma Constantinopla según lo evidencian las dos estatuas del Buen Pastor y los relieves del gran zócalo en que se apoya el obelisco egipcio colocado por Teodosio el Grande en una plaza de la capital a finales del siglo IV, llamado por él, obelisco de Teodosio. No obstante, en otros monumentos de la época se iniciaba ya el gusto bizantino, como lo demuestra el clípeo votivo de plata o Disco de Teodosio de Madrid que ostenta en bajorrelieve las figuras sedentes del emperador con sus dos hijos y otros cortesanos en pie y que data el año 393 de la era cristiana. El estilo bizantino en escultura debe considerarse como una derivación y degeneración del romano, bajo la influencia asiática. Le caracterizan, en general, cierto amaneramiento,

uniformidad y rigidez o falta de naturalidad en las figuras junto con la gravedad la cual suele consistir en esmaltes, en imitaciones de piedras y sartas de perlas, en trazos geométricos y en follaje estilizado o desprovisto de naturalidad. Cultivó el arte bizantino muy poco la estatuaria pero abundó en mosaicos y en relieves sobre marfil, plata y bronce y no abandonó del todo el uso de camafeos y entalles en piedras finas. En los relieves, como en las pinturas y mosaicos se presentan las figuras mirando de frente. No todas las obras de escultura bizantina merecen igual nota desfavorable pues aun en medio de sus defectos reúnen muchas de ellas notables cualidades y relativas perfecciones sobre todo, en las épocas de mayor florecimiento. 2.10-Las Columnas Bizantinas Son columnas decorativas. Participan al juego de luz y colores que se lleva a cabo en los edificios bizantinos. Muchas veces son de mármol de color. Debido a que no sostienen dinteles, sino arcos en series, requieren de capiteles voluminosos. En estos se encuentran todo tipo de decoraciones, en particular, intrincados motivos vegetales. El ábaco también cambia, adoptando una forma trapezoidal, más conveniente en las arcadas. La columna del grabado da una idea de lo que eran las columnas salomónicas, comunes en el arte bizantino. Aquí, la columna de fuste torcido esta pintada de rojo. Las originales eran de mármol rojo. Columna bizantina

2.12-Algunos Monumentos representativos Bizantinos

Add a comment

Related presentations

Related pages

Guía 2 arte y arquitectura bizantina - Education

Guía 2 arte y arquitectura bizantina; System is processing data Please download to view 1
Read more

Imperio Bizantino y Arte Bizantino - ARTE ROMÁNICO rutas ...

... ARQUITECTURA PALEOCRISTIANA Y BIZANTINA. ... GUÍA ARQUEOLÓGICA DE ESPAÑA. ... Arquitectura y Arte Bizantino Medieval.
Read more

Arquitectura bizantina - Wikipedia, la enciclopedia libre

... del Imperio bizantino se vinculó a la expansión de la fe ortodoxa y del arte bizantino. [2] ... Arquitectura paleocristiana y bizantina. Madrid ...
Read more

Arte bizantino - Wikipedia, la enciclopedia libre

Arquitectura bizantina. Santa Sofía de Constantinopla. En la Primera Edad ... Imperio y Arte Bizantino; Taller de iconografía MHEGA; Byzantine icons;
Read more

Liliana Timaure - Arq. Paleocristiana y Bizantina - Education

Mapa conceptual Paleocristiana y Bizantina 1. ARQUITECTURA PALEOCRISTIANA Y BIZANTINA Republica Bolivariana ... Guía 2 arte y arquitectura bizantina ...
Read more

Video del arte Bizantino. - YouTube

Un resumen de los temas de arquitectura, escultura, mosaicos y pintura ... mosaicos y pintura de la civilización Bizantina. ... Video del arte ...
Read more

2.9. Arquitectura Bizantina - garciacalderonvictorino

2.9. Arquitectura Bizantina ... Arte y técnica del ... Es el ejemplo más grandioso y paradigmático de la arquitectura bizantina cuyo nombre significa ...
Read more

o i zant i Arte 1 Contexto histórico. - Proyecto Clío nº 41

... el arte y las letras griegas y las ... Página 2 de 5 06 E l Arte B i ... Las mejores aportaciones del arte bizantino se dan en arquitectura y, ...
Read more