Evaluación en la Educación Inicial

50 %
50 %
Information about Evaluación en la Educación Inicial
Education

Published on February 5, 2014

Author: MoisesLogroo

Source: slideshare.net

Description

Orientación en Educación

UNIVERSIDAD CENTRAL DEL ECUADOR Facultad de Filosofía, Letras y Ciencias de la Educación Carrera Educación Parvularia EVALUACIÓN MSc. Moises Logroño La Evaluación para Potencializar el Aprendizaje Moises Logroño G. Página 1

En cuanto a la evaluación y desarrollo del niño y la niña entre 0 y 6 años de edad En cuanto a la evaluación y desarrollo del niño y la niña entre 0 y 6 años de edad, se describe el proceso, partiendo de algunas conceptualizaciones, su objeto, los criterios que deben tomarse en cuenta, los períodos de ejecución y la elaboración del informe escrito de los aprendizajes adquiridos por los niños y las niñas, en función de su desarrollo integral. Se incluyen ejemplos de instrumentos de evaluación como: registros descriptivos, escala de estimación, boletín informativo y otros, los cuales servirán de guía para sistematizar la información recabada Moises Logroño G. Página 2

ÍNDICE EN CUANTO A LA EVALUACIÓN Y DESARROLLO DEL NIÑO Y LA NIÑA…………………..2 ÍNDICE .................................................................................................................................... 3 INTRODUCCIÓN .................................................................................................................... 5 EVALUACIÓN ......................................................................................................................... 6 CONCEPTOS: ..................................................................................................................... 6 LA EVALUACIÓN COMO REIVINDICACIÓN DE LA DIGNIDAD DEL NIÑO EN EDUCACIÓN INICIAL............................................................................................................. 8 LA EVALUACIÓN EN LA EDUCACIÓN INICIAL COMO ENFOQUE INTEGRADOR Y DINAMIZADOR DEL APRENDIZAJE.................................................................................... 9 TENDENCIAS DE LA EVALUACIÓN ...................................................................................10 EVALUACIÓN COMO CONGRUENCIA ENTRE LOGROS Y OBJETIVOS ..........................12 EVALUACIÓN CUANTITATIVA ...........................................................................................13 EVALUACIÓN CUALITATIVA ..............................................................................................14 MODELOS PEDAGÓGICOS Y ENFOQUES DE EVALUACIÓN ..........................................14 MODELO TRADICIONAL .....................................................................................................14 MODELO CONDUCTISTA ....................................................................................................17 MODELO COGNITIVO..........................................................................................................19 MARCO CONCEPTUAL DE LA EVALUACIÓN....................................................................20 TÉRMINOS SIMILARES A EVALUACIÓN. .........................................................................21 FUNCIONES DE LA EVALUACIÓN......................................................................................23 TIPOS DE EVALUACIÓN .....................................................................................................25 CARACTERÍSTICAS DE LA EVALUACIÓN EN LA EDUCACIÓN INICIAL. ........................29 Moises Logroño G. Página 3

LA EVALUACIÓN EN LA EDUCACIÓN INICIAL: ...............................................................30 CRITERIOS DE EVALUACIÓN EN LA EDUCACIÓN INICIAL: ............................................32 ETAPAS DE EVALUACIÓN: .................................................................................................32 MOMENTOS DE LA EVALUACIÓN .....................................................................................32 FORMAS DE PARTICIPACIÓN EN LA EVALUACIÓN: ......................................................32 TÉCNICAS CUALITATIVAS: .................................................................................................35 TÉCNICAS CUALITATIVAS: .................................................................................................35 INSTRUMENTOS DE EVALUACIÓN: ..................................................................................36 Registro Anecdótico ......................................................................................................38 Registro Descriptivo.......................................................................................................38 Escala de Estimación: ...................................................................................................38 Ficha de Registro Acumulativo: ...................................................................................38 Portafolio .........................................................................................................................39 CARÁCTERISTICAS .....................................................................................................39 TIPOS DE PORTAFOLIO..............................................................................................40 ¿POR QUÉ IMPLEMENTAR EL PORTAFOLIO EN EL ÁMBITO EDUCATIVO? .........42 APLICACIÓN SOBRE EL USO DE LOS INSTRUMENTOS DE EVALUACIÓN EN EDUCACIÓN INICIAL...........................................................................................................43 Entrevista a los padres y/o familiares........................................................................43 Escalas de Estimación: .................................................................................................44 Boletín informativo ........................................................................................................45 CONCLUSIONES ..................................................................................................................47 EJEMPLO DE REGISTRO ANECDOTICO……………………………………………………………….49 EJEMPLO DE LISTA DE COTEJO………………………………………………………………………….49 ESCALA DE ESTIMACIÓN……………………………………………………………………………………50 ENCUESTA…………………………………………………………………………………………………………51 Moises Logroño G. Página 4

ENTREVISTA……………………………………………………………………………………………………..52 CARACTERÍSTICAS DE LA EVALUACIÓN DE EDUCACIÓN INICIAL…………………………54 PARA QUÉ EVALUAMOS EN LA EDUCACIÓN INICIAL……………………………………………55 SECUENCIAS DEL PROCESO DE EVALUACIÓN…………………………………………………….57 RECOMENDACIONES .........................................................................................................59 FUENTES BIBLIOGRÁFICAS ..............................................................................................61 FUENTES VIRTUALES .........................................................................................................62 INTRODUCCIÓN Unido a la búsqueda de hacer feliz al niño, a través de una educación que le brinde las oportunidades de compartir con nuevos amigos, construir nuevos saberes a través del juego, explorar a partir de sus propios impulsos y realidades y descubrir el mundo bordeado de conocimientos, surge el dilema que más preocupa a padres y docentes: LA EVALUACIÓN. Aún cuando el maestro de Educación Inicial comience a intrigarse y a preocuparse por las cosas que hacen y expresan los niños, surge la duda en el momento de seguir y concretar un resultado evaluativo que dé respuesta a las áreas del desarrollo evolutivo del niño (cognoscitiva, socio-emocional, psicomotora, del lenguaje y física), ningún niño se parece a los otros ni en su nivel de desarrollo, ni en el ritmo que sigue, ni en las características de su forma de actuar, ni en los resultados que obtiene o los productos que elabora. Cada niño es una individualidad que avanza a un ritmo particular y cuya evolución marcha en su propio progreso. Por eso, la estrategia de evaluación que se adopte deberá ser personalizada a los efectos de conocer los estadios evolutivos que se van suscitando y la superación de las dificultades que indefectiblemente se van a ir presentando. La evaluación no es un término exclusivo del acto escolar, es un proceso inherente a la condición humana que se hace presente en los distintos momentos de Moises Logroño G. Página 5

nuestro actuar. Con ello queremos significar que la evaluación es inherente a la condición de la persona en su diario vivir, forma parte del actuar natural del niño, quien corrige sus errores o verifica sus aciertos desde el mismo momento en que actúa. Por lo tanto, no debería continuar siendo percibida como acto de distanciamiento y postergación tras la figura de delegar en otros, en este caso en el maestro exclusivamente, la valía de su saber. EVALUACIÓN CONCEPTOS:  Es un elemento importante del proceso educativo, en la Educación Inicial es un proceso continuo y holístico donde intervienen todos los actores y factores del mismo, forma parte de la planificación como proceso global y es el principal instrumento del educador o educadora para tomar decisiones curriculares, ya que suministra información, en lo que se refiere a la marcha general del proyecto educativo integral comunitario, al proceso de desarrollo y aprendizaje de niños y niñas, así como, como a su propio desempeño.  Es el principal instrumento del educador para tomar decisiones curriculares, ya que suministra información, tanto en lo que se refiere a la marcha general del proyecto educativo, institucional-comunitario, como al desempeño del maestro y al proceso de desarrollo y aprendizaje de cada niño.  Elemento constitutivo de la persona, en este caso del niño, que atiende a fines o metas acorde con las necesidades e intereses de los sujetos como manera de corregir, consolidar o modificar sus acciones, bien sea por acto reflejo, por acción reflexiva o por la comparación de su propio actuar o en equiparación con los fines planteados (Silva Batatina, 2000). Moises Logroño G. Página 6

 Proceso dinámico, continuo y sistemático, enfocado hacia los cambios de las conductas y rendimientos, mediante el cual verificamos los logros adquiridos en función de los objetivos propuestos. La Evaluación adquiere sentido en la medida que comprueba la eficacia y posibilita el perfeccionamiento de la acción docente.  En la Educación Inicial, la evaluación del desarrollo y de los aprendizajes del niño y la niña entre 0 y 6 años es concebida como un proceso permanente de valorización cualitativa de los aprendizajes adquiridos y de sus potencialidades, así como de las condiciones del entorno que los afectan. Este proceso de evaluación es individualizado, ya que cada niño o niña es un ser único que se desarrolla en un colectivo social-cultural. Tiene como base de comparación los aprendizajes esperados que deben desarrollar los niños y las niñas en su contexto. En este sentido, la evaluación tendrá por objeto:  Valorar el proceso de aprendizaje del niño y la niña, identificando los cambios que se suceden durante este proceso.  Conocer las condiciones del entorno (familiar, comunitario, institucional) que facilitan o limitan el aprendizaje del niño y la niña, para propiciar un ambiente que potencie su proceso de formación.  Identificar las posibilidades del currículum para contribuir al desarrollo integral del niño y la niña.  Ofrecer a las familias, docentes, personal directivo y demás adultos significativos, los elementos de juicio para una cabal comprensión del niño y la niña, con el fin de brindarle una atención integral. Moises Logroño G. Página 7

LA EVALUACIÓN COMO REIVINDICACIÓN DE LA DIGNIDAD DEL NIÑO EN EDUCACIÓN INICIAL Pensar en la evaluación como elemento inherente al proceso de enseñanza y constitutivo de la condición humana, es sumergirse en la idea de la investigación y reflexión permanente como vía de afianzamiento de las competencias alcanzadas y como forma de explorar, mejorar y superar las dificultades habidas, en correspondencia con los propósitos establecidos en los proyectos pedagógicos. La evaluación es planteada, en primer lugar, como una acción de curso y proceso simultáneo a toda acción orientada a un propósito o fin, como ejercicio de rectificación o de énfasis en el curso de una actuación, bien para no repetirla o para repetirla o mejorarla. En segundo lugar, la evaluación de una actividad referida a objetivos específicos o logro de un producto, subordinada en concepto, método y técnica al alcance de las maneras más eficientes y eficaces de ese propósito determinado (Silva Batatina, 2000) . La evaluación, como acción pedagógica, reivindica la dignidad del sujeto en cuanto abre las oportunidades de realización y participación real de cada niño, toma en cuenta su particularidad como individuo, su contexto y la relación grupal, afianzando la negociación como acto interactivo que promueve el intercambio, los debates y los acuerdos. Negociación interpretada como compromiso del participante por alcanzar las metas que se quieren, no por imposición sino por acuerdo y convalidación con el otro, pero además lleva a satisfacer las exigencias de la otra parte que también participa. Desde esta postura, es importante que tanto el proceso de enseñanza como el de evaluación vayan apareadas en el nivel Pre-Escolar, considerando al niño como el centro de la acción, respetado en su utopía, en sus sueños, en la motivación de realizar y concretar proyectos, de aceptar comentarios de sus compañeros y de revisar sus propios errores, opción que le proporcionará crecer y socializarse en lugar de ser castigado o marginado ante los errores cometidos. Actuar contrario a lo expuesto, sólo conduciría a que, como lo expresa Maturana (1995), si el niño no puede aceptarse y respetarse a sí mismo, no podrá aceptar y respetar al otro. Temerá, envidiará o despreciará al otro, pero no lo aceptará ni Moises Logroño G. Página 8

respetará como legítimo, debido a que lo realizado por cada niño se convierte en parámetro de comparación con respecto al otro y no con respecto a sí mismo. Tal percepción nos lleva a examinar las implicaciones que tendrá la evaluación en la enseñanza, más concretamente en el nivel de la Educación Inicial. Significará pensar en un acto que tiene intencionalidad, por tanto, contribuye a: 1) Mejorar los procesos de enseñanza y aprendizaje; 2) Proveer información sobre las nociones o representaciones previas de los niños, 3) Seguir el curso en que los niños van adquiriendo y construyendo sus saberes, y 4) Mediar entre los infantes para que vayan descubriendo su propio progreso personal y busquen las maneras de superar sus propios errores. Es precisamente a través de la participación democrática del niño cuando se inicia la verdadera evaluación. Cuando el niño asume conscientemente sus responsabilidades y fija metas propias o consensuadas con el grupo comienza a valorar lo alcanzado y sopesar lo que aún le falta por realizar, esto lo impulsa a buscar nuevas estrategias a los fines de su concreción o ejecución. LA EVALUACIÓN EN LA EDUCACIÓN INICIAL COMO ENFOQUE INTEGRADOR Y DINAMIZADOR DEL APRENDIZAJE Al percibir la educación como proceso que aspira a dotar al ser humano de un armazón valorativo que le habilite para una convivencia madura y proactiva en sus entornos históricos, culturales, sociales, naturales y físicos La evaluación en el nivel de inicial de la enseñanza deberá sustentarse en un enfoque integrado y globalizado, con el uso preponderante de la función explorativa, diagnóstica y formativa, excluyendo toda pretensión de calificar al alumnado a través de una “nota, la letra o el número. En ésta etapa de la Educación Inicial, la evaluación no podrá detenerse en la acumulación lineal y sucesiva de los contenidos, sino en las redes de Moises Logroño G. Página 9

conocimientos que los niños pudieron construir en un espiral cada vez más complejo y abarcativo (Encabo, Simón y Sorbara, 1997). La contribución de esta etapa al desarrollo físico, intelectual, afectivo, social y moral de los niños debe reflejarse en una evaluación donde se señale el grado en que se van desarrollando las diferentes capacidades, y se acuerden las decisiones de refuerzo o adaptaciones curriculares necesarias (García, 1993). El desafió para el maestro, en especial en este nivel de la enseñanza, será propiciar espacios y ambientes de aprendizajes para que los niños conozcan y se aproximen cada vez más al contexto, ideando los recursos evaluativos para registrar los progresos y desencuentros del niño con los otros niños o con las cosas con que interactúa y las competencias contextualizadas que deberán alcanzar los estudiantes a lo largo del año escolar. Estas acciones contribuirían a ir detentando las particularidades de cada persona en proceso de formación, de cada grupo que se constituye y avanza en el reconociendo del derecho a la diversidad que cada niño posee. Cuando el niño se descubre a sí mismo va develando ante sí su diferencia con el otro. La escuela y el docente, en su función y acción mediadora, contribuyen en el diseño de estrategias didácticas pertinentes que permiten plantear vivencias en las que se ponga de manifiesto el ejercicio de reconocer y valorar el derecho a ser diferente. Es generar, como lo plantean Juarez-Hernández y otros (2003), un ambiente propicio donde el niño pueda ser espontáneo, se convierta en un agente totalmente participativo, dándole la oportunidad de potenciar sus fortalezas y superar sus dificultades, teniendo en cuenta su capacidad para aprender y desaprender. Es retomar, de alguna manera, lo que nos informa la historia en cuanto a los ideales educativos de Sócrates, Platón y Aristóteles, cuyas sapiencias trascienden el espacio y el tiempo. TENDENCIAS DE LA EVALUACIÓN Moises Logroño G. Página 10

En la evaluación educativa, existen diferentes paradigmas que orientan distintas tendencias, enfoques, concepciones o modelos de concebir la evaluación de los aprendizajes. Para Domínguez, G y Diez, E., “se pueden encontrar muchas y diferentes concepciones de evaluación en función de la perspectiva o paradigma explicativo de la realidad en que nos situemos” (1996: 354). Las Tendencias de la Evaluación pretenden: * Desaprender una tradición evaluativa orientada a sancionar al estudiante. * Inaugurar una nueva cultura de evaluación orientada a la formación. * Evaluar para no devaluar. De modo general, la tendencia actual es la de concebir a la evaluación desde una perspectiva comprehensiva en cuanto a su objeto, funciones, metodología y técnicas, participantes, condiciones, resultados, efectos y determinantes. Se manifiesta con fuerza el reconocimiento de su importancia social y personal desde un punto de vista educativo, formativo, así como para el propio proceso de enseñanza-aprendizaje por el impacto que tiene el modo de realizar la evaluación y la forma en que el estudiante la percibe, en el aprendizaje. No obstante, esta tendencia que se manifiesta en la conceptualización teórica contrasta con cierta estrechez y rigidez que matizan su práctica en las instituciones educacionales y al interior del aula; así como la servidumbre de la evaluación a demandas sociales de selección, clasificación y control de los individuos y las instituciones mismas, que aún persisten con fuerza. Las transformaciones que se vislumbran, con una mirada optimista, en la evaluación del aprendizaje, a factores tales como:  Las tendencias pedagógicas contemporáneas sobre educación que dimensionan el papel de la enseñanza en el desarrollo personal y social, el aprendizaje individual y grupal, el carácter comunicativo de la educación, las relaciones democráticas, menos directivas y autoritarias entre los participantes del hecho educativo, entre otros aspectos. Moises Logroño G. Página 11

 La irrupción de las nuevas tecnologías de la informática y la comunicación en el ámbito educativo y social, en general.  Cada vez mayor convicción de la importancia de las concepciones sobre la educación y la evaluación, en particular, de los profesores, dirigentes y estudiantes, en la regulación de su actividad. Los aportes que en este sentido ofrece el desarrollo de las teorías sobre las representaciones sociales y su inclusión en el trabajo orientado a la sensibilización y toma de conciencia de los implicados en el cambio.  Los estudios interdisciplinarios y transdisciplinarios de la evaluación del aprendizaje y la ampliación y desarrollo de la evaluación educativa como campo científico dentro de las propias ciencias de la educación. Para comprender la evolución de la evaluación del aprendizaje, que es parte fundamental pero no exclusiva de la evaluación educativa, hemos considerado conveniente asumir la existencia, de al menos, dos grandes paradigmas: el tradicional, de enfoque positivista y comúnmente denominado cuantitativo por su tendencia a la medición y el cualitativo, naturalista, de indagación constructivista y crítica. En el paradigma tradicional encontramos tres manifestaciones distintas que evidencian un desarrollo dentro del enfoque positivista: evaluación como juicio de expertos, como medición y como congruencia entre logros y objetivos. Evaluación como congruencia entre logros y objetivos La evaluación como congruencia entre logros y objetivos está concebida como una comparación entre lo propuesto y lo logrado. La principal característica de este tipo de evaluación es que el criterio utilizado (los objetivos) es externo a los entes que intervienen en el proceso evaluativo. Esta tendencia concibe la evaluación como la determinación del grado en que se alcanzan los objetivos de un programa instruccional. Supone esta concepción que los objetivos deseados, pasan por una rigurosa selección y formulación, a fin de garantizar “objetividad” en los resultados de la evaluación. Moises Logroño G. Página 12

Obviamente, este tipo de evaluación significó un avance teórico por cuanto permitía la posibilidad de que todos podrían optar a la excelencia. Después de evaluar, con relativa facilidad, emitiendo juicio sin soporte, o simplificando la evaluación a notas o calificaciones, resultó complejo asumir la evaluación por logros y objetivos, de allí que las anteriores concepciones sigan vigentes para muchos docentes que se resisten al cambio. EVALUACIÓN CUANTITATIVA Representa el positivismo científico. Sus datos son fruto de mediciones numéricas. Se desarrolla en tres pasos: 1.- La recogida de información. Los principales instrumentos para recoger la información son: pruebas objetivas, pruebas libres (de respuesta abierta, exposiciones orales, prácticas reales, simulaciones) y de diagnóstico. 2.- La calificación. Es la valoración, codificada generalmente en un dato (número o letra), según el sistema en uso. La calificación es un juicio de valor en el que se comparan los datos obtenidos en la recogida de información, con unos determinados parámetros de referencia, es decir, con una norma o con criterios establecidos por la Institución, la Academia o el Sistema Educativo. Son dos las formas más comunes para llegar a la valoración de datos: la valoración normativa y la criterial. 3.- La toma de decisiones. Una decisión se define como una elección entre distintas acciones posibles. Las decisiones pueden ser selectivas, relacionadas con la función de la evaluación sumativa. Ejemplos: la aprobación o repetición de un curso o asignatura, la concesión de premios, etc. También pueden ser modificativas, relacionadas con la evaluación formativa, ya que tienen en cuenta el rendimiento del alumno para determinar actividades de recuperación o modificaciones a los programas, la metodología, etc. Moises Logroño G. Página 13

EVALUACIÓN CUALITATIVA Representa las tendencias socioculturales de las ciencias blandas. Sus datos son el resultado de la apreciación de la calidad; no del cuánto sino del cómo, por lo cual calificar cualitativamente consiste en describir el hecho que se evalúa, reducir el juicio valorativo a la elección de un grado de cumplimiento de cierta cualidad en una escala. La evaluación cualitativa trata de reconstruir y describir la realidad. Se realiza con base en juicios de valor sobre los datos y evidencias extraídos de la realidad evaluada. La evaluación en la educación tradicionalmente ha tendido a limitarse a medir la cantidad de conocimientos adquiridos por el alumno, es decir, a ser cuantitativa. Las calificaciones en los exámenes y las puntuaciones en las pruebas normalizadas dan una apariencia de objetividad que no siempre cumple todas las funciones de la evaluación. Hoy en día se busca incorporar la evaluación cualitativa al mismo nivel de la cuantitativa, para que el objetivo de la enseñanza y del aprendizaje sea la formación integral, no sólo las calificaciones numéricas. MODELOS PEDAGÓGICOS Y ENFOQUES DE LA EVALUACIÓN MODELO TRADICIONAL Hernández Poveda (1998) señala que, desde la perspectiva tradicional, la evaluación persigue acumular evidencias contundentes, garantizar que ocurran los comportamientos y establecer control del proceso, según el diseño preestablecido o lo previsto en el currículo. El evaluador además de técnico, de descriptor, adquiere la gracia de juez, de experto. Moises Logroño G. Página 14

Se podrían señalar como sus principales funciones las siguientes: de control, en cuanto a la presencia en el sistema; selectiva porque excluye a los fracasados no sólo del sistema escolar sino incluso los afecta en su vida laboral y social; de comprobación ya que la superación de la prueba sirve de garantía social; de clasificación y de acreditación, por cuanto ubica dentro de una escala de aprobación y con respecto al resto del grupo para certificar los aprendizajes; y, por último, como todo está planificado, de jerarquización sin derecho a reclamo. Este tipo de evaluación ha creado una cultura que se expresa en forma negativa de la siguiente manera: en individualismo, a pesar de que se trabaje colectivamente; competitiva, porque fomenta la rivalidad sobre todo cuando se hace presente la selección para algún logro; de reduccionismo de la cuantificación, todo es un número o un nombre, como excelente o deficiente, que tiene detrás un número; de simplificación, ya que todo está reducido y aislado del contexto; y, por último, de inmediatez, por el éxito o fracaso que se le atribuye al resultado de la evaluación. Principales tendencias en la evaluación tradicional Evaluación como juicio de expertos Esta concepción de evaluación del aprendizaje se caracteriza porque el experto juzga la situación objeto de la evaluación con sus propios criterios y en función de sus propios propósitos. En sus más remotos orígenes y en el inicio de la educación popular, el juicio de experto prevaleció en forma preponderante. El maestro era el único que concebía y desarrollaba la enseñanza, y por ende, bajo sus criterios decidía qué evaluar y cómo. Cada estudiante era evaluado verticalmente por el docente, y según se aproximara o se alejara de su ideal de rendimiento en el aprendizaje, así sería calificado. La evaluación como juicio de expertos se ha mantenido en nuestro sistema escolar, aunque no en forma preponderante, sino combinada con las otras corrientes evaluativas. La principal característica de esta concepción es la presencia de un experto, un profesional con experiencia y conocimientos acerca de lo que se desea evaluar. Moises Logroño G. Página 15

El evaluador ejerce una influencia considerable sobre la naturaleza de la evaluación, por cuanto es él quien determina los patrones para juzgar lo positivo o lo negativo de la situación evaluada. Los distintos y posibles criterios que puede crear el experto para juzgar, son en su mayoría arbitrarios, esta quizá sea la característica más cuestionada, cuanto resulta un contrasentido hablar de democracia en el aula, cuando la arbitrariedad y el autoritarismo, que emanan de esta concepción, aún siguen vivos. Es posible que muchos educadores conscientes o llevados por la costumbre, asuman esta concepción en sus prácticas evaluativas por considerarla válida. Evaluación como sinónimo de medición La evaluación como sinónimo de medición surge como una reacción a la exagerada arbitrariedad del juicio de experto. Se ubica históricamente paralela al desarrollo de la psicometría. Su aparición está apoyada en la concepción positiva y las ciencias, que postulaba una evaluación científica, lo que requería evaluar sólo aquellos aspectos que pueden ser cuantificables y objetivamente observables. La evaluación, bajo esta concepción, emplea como referente básico para la comparación del sujeto evaluado, normas preestablecidas, obtenidas por procedimientos estadísticos con base en mediciones de grupos de sujetos. Esta concepción supone obtener resultados donde exista un grupo brillante (mejores calificaciones), un grupo mayoritario con notas por encima y por debajo de la media y un grupo necesariamente deficiente. Esto indica que la escuela no es un medio para homogeneizar conocimientos, sino para mantener esas diferencias de la distribución normal de la población. Por ello, el diseño de los instrumentos evaluativos (pruebas), se preocupa en incluir distintos niveles de dificultad en las preguntas que permitan discriminar entre buenos, regulares y deficientes. Moises Logroño G. Página 16

Santos Guerra (1998) afirma que la evaluación medicional consiste en comprobar los resultados del aprendizaje en el ámbito de los conocimientos. Se realiza a través de pruebas estandarizadas, para todos iguales, aplicadas en las mismas condiciones de tiempo y espacio y corregidas con criterios comunes. La evaluación se convierte en una comprobación del aprendizaje y en un medio de control social. En definitiva, obedece a una concepción social donde la desigualdad es natural y por lo tanto se presta a la clasificación, a la comparación y a la selección. Lo cual estimula la competitividad negativa y la discriminación. Desde esta concepción se desarrollaron técnicas para el perfeccionamiento de los instrumentos como vía para garantizar “la objetividad”, lo cual condujo a hacer equivalente evaluar y calificar (poner nota). El docente es un experto conocedor de la realidad. Capaz de comprobar objetivamente el conocimiento adquirido por el estudiante. El docente se guía de manera normativa por un programa preestablecido. Penaliza los errores en la calificación y establece los correctivos para futuras situaciones. El estudiante es un receptor pasivo. Un aprendiz que debe demostrar sus logros. Su metodología es lineal, formalista, predeterminada. MODELO CONDUCTISTA El conductismo ha sido una de las teorías psicológicas que ha servido de base durante décadas para organizar las prácticas educativas en las instituciones educacionales. Moises Logroño G. Página 17

El conductismo está relacionado con: el condicionamiento y la formación de hábitos. Su fundamento teórico está basado en que a un estímulo le sigue una respuesta, siendo ésta el resultado de la interacción entre el organismo que recibe el estímulo y el medio ambiente. Este modelo trata de modificar la conducta a través de premios y castigos, el sujeto guía su conducta hacía la adquisición de hábitos para conseguir sus logros o premios. Los aprendizajes que se desean alcanzar en los alumnos se expresan en forma de objetivos específicos (propósitos) que vienen expresados en función de estímulos y de respuestas. De allí que se le conoce mediante la expresión (C= E+R), en el que la conducta es igual a estímulo más respuesta Rol del Estudiante: Rol del Docente: *Receptor de todo el proceso instruccional diseñado por el maestro. *Receptor pasivo, inducido actuar por reforzadores. *Determina todo el proceso de aprendizaje. *Posee el conocimiento, establece objetivos y metas Evaluación: *Por objetivos expresados en función de conducta esperada. * Cuantificación de las conductas. * Los conocimientos a través de pruebas que demandan respuestas. Moises Logroño G. Página 18

MODELO COGNITIVO En contraposición con el paradigma conductista, el cognitivismo se basa en el desarrollo de teorías psicológicas sobre la personalidad. Se define como el resultado de un proceso sistemático y organizado que tiene el propósito fundamental de reestructuración cualitativa de los esquemas, ideas, percepciones o conceptos de las personas. Acentúan procesos cognitivos más complejos como el pensamiento, la solución de problemas, lenguaje, la formación de conceptos y el procesamiento de la información. En este caso el aprendizaje en torno al cognitivismo está basado en la ejercitación, repetición y mecanización de contenidos. Las tics como herramienta en un entorno educativo. Los objetivos educativos plantean que están basados en la adquisición de aprendizaje significativo, no arbitrario. Deben ser adquiridos gracias a la maduración de contenidos previos de modo que los nuevos conocimientos puedan ser utilizados y llevados a otros contextos. *El estudiante aprende en cuanta información ha procesado. *El profesor es reflexivo, crítico, participa, organiza, emite juicios. Es el mediador y dirige la enseñanza. *El modelo curricular es definido como abierto y flexible. *Las actividades en el aula se centran en el desarrollo de los procesos de pensar y facilitan la adquisición de conceptos. *La evaluación está orientada a valorar los procesos y los productos. Moises Logroño G. Página 19

MARCO CONCEPTUAL DE LA EVALUACIÓN DEFINICIÓN Considerada la evaluación en su acepción más amplia, nos encontramos con definiciones como la de la Real Academia Española: evaluar es “señalar el valor de una cosa”. El significado más aceptado en el presente se aproxima a las definiciones más globales y amplias que se encuentran en los diccionarios generales; la de apreciar, valorar, fijar el valor de una cosa, hecho o fenómeno. En el campo semántico de la evaluación aparece frecuentemente el del control. Pero el término "control" no expresa necesariamente el aspecto valorativo, consustancial a la evaluación; lo que vendría a reforzar la cuestionada "neutralidad" y la limitada noción de que los problemas de la evaluación son puramente técnicos. Como una primera aproximación a la precisión conceptual del término, podemos decir que la palabra evaluación designa el conjunto de actividades que sirven para dar un juicio, hacer una valoración, medir “algo” (objeto, situación, proceso) de acuerdo con determinados criterios de valor con que se emite dicho juicio. En la vida cotidiana permanentemente estamos valorando sobre todo cuando ponderamos las acciones y decisiones que tomamos. Son formas de evaluación informal, las que no necesariamente se basan en una información suficiente y adecuada, ni pretenden ser objetivas y válidas. Pero cuando queremos evaluar servicios o actividades profesionales no basta la evaluación informal. Debemos recurrir a formas de evaluación sistemática que, utilizando un procedimiento científico, tienen garantía de validez y fiabilidad. Una importante característica de la evaluación del aprendizaje es la interrelación que se establece entre los sujetos de la acción: el evaluador y el evaluado. De Moises Logroño G. Página 20

hecho, el objeto sobre el que recae la evaluación es otra persona -individual o en grupo- que se erige como sujeto de la acción y coparticipa, en mayor o menor medida en la evaluación. Aún más, para el caso de la evaluación del aprendizaje la pretensión debe ser que el evaluado esté en capacidad de devenir su evaluador. Obviamente la evaluación del aprendizaje constituye un proceso de comunicación interpersonal, que cumple todas las características y presenta todas las complejidades de la comunicación humana; donde los papeles de evaluador y evaluado pueden alternarse, e incluso, darse simultáneamente. La comprensión de la evaluación del aprendizaje como comunicación es vital para entender por qué sus resultados no dependen sólo de las características del "objeto" que se evalúa, sino, además, de las peculiaridades de quien realiza la evaluación y, de los vínculos que establezcan entre sí. El objetivo de la evaluación del aprendizaje, como actividad genérica, es valorar el aprendizaje en su proceso y los logros La evaluación del aprendizaje se fortalece por los aportes del enfoque constructivista, y por los de Ausbel, Novak y Vigostki, quienes plantean que cada individuo es capaz de construir su propio aprendizaje por medio del intercambio permanente con el entorno, a partir del conocimiento previo y de sus estructuras cognitivas. Es decir, mediante un proceso de valoración continua del proceso de aprendizaje, se recogen y analizan evidencias sobre experiencias previas del estudiante, para construir nuevos conocimientos, que a su vez serán valorados para darle continuidad al proceso de crecimiento individual. TÉRMINOS SIMILARES A “EVALUACIÓN” CON LOS CUALES NO DEBE CONFUNDIRSE En el ámbito de los servicios, programas y proyectos socioeducativos, existen una serie de términos que se emplean con frecuencia y que –en ocasiones- se utilizan de forma similar al de evaluación, siendo necesario precisar y diferenciar su alcance. Dicho en otras palabras, cuando hablamos de evaluación debemos diferenciarla de: Moises Logroño G. Página 21

- Medición, que se refiere a la extensión y/o cuantificación de algo, pero sin determinar su valor. - Estimación, que tiene un carácter aproximado y una carga subjetiva, ya que no implica exigencia metódica y formal como la evaluación sistemática. - Seguimiento, que es el proceso analítico para registrar, recopilar, medir y procesar una serie de informaciones que revelan la marcha o desarrollo de un programa y que asegura una retroalimentación constante para una mejor ejecución del mismo. - Control, que consiste en una verificación de resultados, no de su valoración (lo que constituiría una evaluación). Sistemática, planificada y dirigida: Porque utiliza procedimientos basados en los requerimientos y exigencias del método científico. Se trata de estudiar de manera consciente, organizada y con una intencionalidad expresa un aspecto de la realidad. Este estudio no consiste en un conjunto de recetas, sino en establecer una estrategia dentro de un proceso que tiene una clara direccionalidad y para cuya consecución se establecen por anticipado los cursos de acción más racionales. Encaminada a identificar, obtener y proporcionar de manera válida y fiable: La evaluación es el proceso de enjuiciar algo, y para ello es necesario conocer primero ese objeto a evaluar. De ahí, que el proceso de evaluación implique y conlleve tareas de identificación de información (qué se va a evaluar), de obtención de dicha información (mediante técnicas de investigación social) y de difusión de la misma a los actores sociales interesados o a los responsables que han solicitado el estudio evaluativo. La necesidad de la evaluación viene dada porque permite una retroalimentación acerca de lo que se está haciendo y los errores que se cometen o han cometido, a fin de que se puedan ir subsanando, mejorando o evitando en sucesivas ocasiones. Asimismo, sirve para proporcionar información objetiva que pueda Moises Logroño G. Página 22

fundamentar las decisiones de los responsables de un programa o proyecto, haciendo que disminuyan las posibilidades de fracaso del mismo. La evaluación es un instrumento útil para mejorar las políticas y las intervenciones sociales, haciéndolas más eficaces y eficientes, más idóneas y pertinentes. Lo que se pretende es una toma de decisiones racional e inteligente, la evaluación se torna imprescindible. Ella permitirá elegir la alternativa de acción más conveniente, corregir una estrategia de acción o modificar actividades previstas, en función de los cambios que se den y de los resultados que se quieren obtener. La evaluación no es un fin en sí mismo, sino un instrumento al servicio de unos objetivos que están relacionados con algunos aspectos o elementos de una intervención social. FUNCIONES DE LA EVALUACIÓN La utilización de la evaluación en el terreno de los proyectos socioeducativos puede cumplir una serie de cometidos que vamos a destacar a continuación (Vega, F. y Ventosa, V.; Ventosa, V.). FUNCIÓN OPTIMIZADORA Mediante la cual, a través de una aplicación sistemática y persistente se va logrando una mejora y un aprovechamiento óptimo de los procesos, en el sentido de ir consiguiendo progresivamente el máximo de resultados con el mínimo de recursos. En este sentido, la evaluación actúa como un mecanismo de selección y de progresivo refinamiento. FUNCIÓN SISTEMATIZADORA Mediante el mismo efecto descrito anteriormente, la acción, por el mero hecho de evaluarse, tiende a racionalizarse y estructurarse progresivamente, de cara a su organización, control, comparación, difusión y reproducción. Moises Logroño G. Página 23

FUNCIÓN ADAPTATIVA O RETROALIMENTADORA Con arreglo a lo cual se consigue el auto mantenimiento y la auto mejora del programa evaluado, en una adaptación dinámica constante, al facilitar información sobre los efectos de la acción, con vistas a su consolidación si son positivos a su corrección si son neutros- o eliminación –si son negativos. FUNCIÓN FORMATIVA O DE APRENDIZAJE Como consecuencia de esa retrospección sobre la propia acción, el profesional que la ejecuta aprende sobre la marcha a partir de las consecuencias que produce su trabajo. Desde esta perspectiva, la evaluación se puede plantear como un método de formación en la acción. FUNCIÓN MOTIVADORA De especial importancia por ser ésta uno de los objetivos básicos. Y es que la verificación y constatación de resultados, actúa como refuerzo positivo – gratificación simbólica para seguir trabajando. Ahora bien, esta función es efectiva en la medida en que se enfoca la evaluación desde un punto de vista positivo y constructivo, incidiendo más en los logros conseguidos –aunque sean pequeñosque en los fracasos, sobre todo en los comiendo de cualquier proceso sociocultural. En este caso, estamos hablando de la utilización de la evaluación como técnica motivacional. • Función Pedagógica: Es la razón de ser de la auténtica evaluación, permite principalmente la identificación de las capacidades de los estudiantes, sus estilos de aprendizaje, sus hábitos de estudio al inicio de todo proceso de enseñanza aprendizaje, con la finalidad de adecuar la planificación a las particularidades de los estudiantes. Igualmente permite la motivación de los estudiantes para el logro de nuevos aprendizajes, refuerza y recompensa el esfuerzo, haciendo del aprendizaje una actividad satisfactoria, favorece la autonomía de los estudiantes y su autoconciencia respecto a cómo aprende, piensa, atiende y actúa. Moises Logroño G. Página 24

El estudiante toma conciencia sobre su propio proceso de aprendizaje para controlarlo y regularlo, desarrollando cada vez más su autonomía. El estudiante reflexiona sobre los resultados alcanzados al término de un período, para determinar las prácticas que resultaron más eficaces y aquellas que pueden ser mejoradas. • Función Social: Pretende esencialmente determinar qué estudiantes han logrado las competencias necesarias, para otorgarles la certificación correspondiente, requerida por la sociedad en los diferentes niveles o modalidades del Subsistema Educativo. Por esta razón se considera que esta función tiene carácter social, pues constata y/o certifica el logro de las competencias al término de un período o curso escollar, para la promoción o no, a grados inmediatos superiores o para su inserción en el mundo productivo. TIPOS DE EVALUACIÓN Según el momento en que se evalúa:  Ex ante: Esta evaluación se realiza antes de la ejecución del programa y tiene como objeto de recogida de datos acerca de la situación inicial de la institución o del programa.  Durante: Es aquella que se realiza a lo largo del proceso de ejecución y que recoge de modo continuo y sistemático datos acerca del funcionamiento del programa.  Final, ex post o de impacto: Es realizada cuando el programa ha concluido. Nos permite recoger datos acerca de la ejecución, funcionamiento, efectos o resultados de un programa, cualesquiera que éstos hayan sido, tanto los esperados como los no esperados, y valorar en qué medida las necesidades que originó el programa han sido satisfechas o no o se han generado otras nuevas. Según las funciones que cumple: Moises Logroño G. Página 25

 Formativa: La función que cumple es la de ir suministrando información a medida que avanza el programa de tal modo que puedan tomarse decisiones pertinentes para cambiar las acciones en curso. Su utilidad radica en que no es necesario que el programa concluya para darnos cuenta de los errores cometidos, sino que durante la ejecución es posible subsanarlos, es decir, sirve para ayudar en la toma de decisiones que ha de irse realizando sobre el terreno.  Sumativa: Se realiza una vez ha concluido el programa, y pretende determinar los resultados obtenidos a partir de la implementación de sus actividades, indicando si ha sido capaz de dar respuesta a las necesidades que lo generaron. Trataría de dar respuestas del tipo: ¿ha sido efectivo?, ¿a qué conclusiones podemos llegar?. Es útil para ayudar en la toma de decisiones futuras, así como para comprobar las responsabilidades y verificar la eficacia y rentabilidad de lo evaluado. Una desventaja es que otorga la información cuando ya suele ser demasiado tarde para rectificar si es que algo ha salido mal. En cambio puede poner las bases para futuros intentos.  De impacto: Cuando lo que se trata es de comprobar y valorar los efectos o la repercusión que un determinado hecho ha tenido sobre el medio en el que aconteció. Según la procedencia de los evaluadores:  Externa: Quienes toman la iniciativa de efectuar la evaluación pueden ser responsables pertenecientes a la institución o externos a ella, pero en cualquier caso ha de quedar claro que sí han de ser externos o ajenos a ella quienes la realicen. Se pretende lograr máxima objetividad; de ahí que la tarea de evaluar la emprendan expertos que no han participado en el proceso de planificación ni de ejecución, pese a que ello suponga un desconocimiento de los acontecimientos. Una labor evaluativa rigurosa redundará en una mayor calidad técnica, aun a riesgo de seleccionar informaciones concordantes con los intereses de los responsables, en cuyo caso la descripción de la realidad quedaría sujeta a fines arbitrarios. Moises Logroño G. Página 26

Además, si no se enmarca adecuadamente, puede generar rechazo y sentimientos de control por parte de los profesionales ejecutores del programa.  Interna: Es la que efectúan profesionales pertenecientes a la propia institución pero que no intervienen en el programa, de modo que pueden valorar objetivamente tanto el trabajo realizado o el proceso seguido como los resultados obtenidos a fin de facilita las decisiones pertinentes. El conocimiento del programa del que dispongan resultará valioso al efectuar su tarea evaluativa. Sin embargo, la falta de objetividad puede influir a la hora de recoger información y traducirse en actitudes de permanente justificación ante cualquier discrepancia detectada, lo que podría desembocar en actuaciones poco afortunadas e impedir la introducción de modificaciones oportunas. Ésta es una de las grandes desventajas que planteas este tipo de evaluaciones.  Mixta: También denominada coevaluación, pretende ser una combinación entre los dos tipos antes descritos. Se trataría de efectuar tanto la evaluación interna como la externa para posteriormente contrastar los datos procedentes de ambas y dar cuenta de las divergencias o concordancias. De este modo quedaría superados los problemas de ambos tipos de evaluación. Como desventaja cabe reseñar su alto coste en tiempo y recursos, por lo que este tipo de evaluación se reserva para casos de envergadura. Una variante de la evaluación mixta consiste en formar un equipo compuesto por evaluadores externos y evaluadores pertenecientes a la propia institución  Autoevaluación: En este caso son los responsables de la ejecución del proyecto quienes llevan a cabo la actividad evaluativa. Pretenden reflexionar acerca del trabajo realizado o los resultados obtenidos. Presenta ventajas y desventajas similares a las indicadas para la evaluación interna, y, de hecho, a veces se la considera como tal. Moises Logroño G. Página 27

Según el aspecto objeto de evaluación o contenidos  Las necesidades o contexto: Esta evaluación se hace después de haber estudiado la realidad y es previa a la formulación del proyecto. Se evalúa el contexto y la realidad sobre la que se quiere intervenir y se realiza un diagnóstico de las necesidades de y con el grupo destinatario, para dirigir nuestra acción. Este tipo de evaluación coincide con el análisis de la realidad, que ya ha sido tratado previamente. Esta evaluación sirve, sobre todo, para ayudar a desarrollar objetivos y para tomar decisiones sobre la planificación de la intervención. A su vez cumple la función de ofrecer una base que sirva para juzgar los resultados del programa.  El diseño o planificación: Esta es una evaluación del diseño del programa, de su coherencia y su aplicabilidad. Puede cumplir una función de ayuda, a la hora de dar forma a propuestas y proyectos y formar decisiones sobre la estructuración de los mismos. Permite, además, obtener una base para juzgar cómo se está llevando a cabo el programa. Las bases para este tipo de evaluación se pueden encontrar en los procesos de planificación y elaboración de proyectos también tratados anteriormente.  El proceso y desarrollo del programa: Este tipo de evaluación sirve para guiar el proceso de ejecución del programa, de manera que se obtenga una información útil para realizar los ajustes convenientes mientras el programa se está llevando a cabo. Busca, pues, explicaciones de lo que pasa, de los fallos y lo cambios que se producen. Se puede realizar a través de distintos “puntos de control” y tiene una función de retroalimentación, de ofrecer información que permita mejorar y refinar el diseño y la ejecución del programa. Esta información, además, puede ser útil posteriormente cuando se evalúen los resultados. Así, este tipo de evaluación de proceso pretende ir ajustándose mejor a la realidad y a los destinatarios a los que se dirige.  Resultados o productos: Describe y juzga los resultados de un programa de intervención, relacionándolos con los objetivos y las necesidades, para evaluar el mérito y valía del programa en su conjunto. Así, sirve para Moises Logroño G. Página 28

evaluar los efectos que ha producido el programa., no sólo los pretendidos y positivos, sino también los no buscados y negativos. Se evalúa una vez finalizada la acción y facilita la tomad e decisiones sobre la continuación, terminación o modificación del programa. CARACTERÍSTICAS DE LA EVALUACIÓN EN LA EDUCACIÓN INICIAL Preventiva Permite detectar a tiempo situaciones de riesgo físico, social y psicológico del desarrollo infantil, así como aspectos inadecuados del proceso educativo, con el propósito de tomar decisiones pertinentes y oportunas. Global Hace referencia a las capacidades de los niños y niñas integrando los ejes curriculares con los contextos de aprendizaje. Implica utilizar diversidad de procedimientos, instrumentos y situaciones de evaluación, de manera que se puedan ajustar a las diferencias individuales. Continua y sistemática Se realiza a lo largo de todo el proceso educativo, de forma permanente y organizada, registrando y analizando los datos obtenidos de manera secuencial. Formativa o de procesos Le da énfasis al proceso más que al producto. Se evalúan los progresos que va alcanzando el niño y la niña, de modo que en todo momento se posea el conocimiento apropiado de la situación evaluada para tomar las decisiones necesarias de forma inmediata. Genera pautas que orientan la acción educativa, lo que permite ir adecuándola a los intereses, potencialidades y a los aprendizajes que se esperan de los niños y niñas. Moises Logroño G. Página 29

EVALUACIÓN EN EDUCACIÓN INICIAL Cada docente de Educación Inicial es responsable de la tarea evaluativa en su aula y fuera de ella, y debe recordar que el proceso de enseñanza - aprendizaje es una actividad que se valora cualitativamente. Asimismo, en el momento de evaluar a los niños y niñas se debe tener presente que las dificultades o necesidades que puedan tener son parte del proceso de aprendizaje. Por tanto, debemos considerar la evaluación como un proceso continuo que facilite la obtención de información relevante sobre los distintos momentos y situaciones del proceso de enseñanza y aprendizaje de los niños y niñas, desde una mirada integradora, que permita emitir un juicio valorativo con miras a tomar decisiones oportunas y pertinentes para mejorar los aprendizajes. 1. Evaluar a los niños y niñas, considerando las condiciones personales que tienen cada uno. 2. Permitir que muestren que son capaces de resolver situaciones problemáticas y aplicar lo aprendido en el momento oportuno. 3. Ayudar a los niños y niñas a identificar y estimular sus logros y a reflexionar sobre sus errores. 4. Comunicar a los niños y niñas confianza, seguridad y optimismo. 5. Estimular la capacidad de pensar. 6. Utilizar técnicas e instrumentos funcionales, prácticos y diferenciados. 7. Desarrollar el proceso de evaluación como una experiencia más en el aula y no como una prueba. Moises Logroño G. Página 30

CRITERIOS DE EVALUACIÓN EN EDUCACIÓN INICIAL Para evaluar en Educación Inicial el/la docente debe tener presente los siguientes criterios: Respeto al niño y la niña como seres individuales y como seres sociales. Significa que concibe al individuo con características propias, como ser único, tomando en cuenta sus necesidades, intereses y potencialidades; pero también como personas que forman parte de un contexto familiar, social y cultural. Considera la valoración tanto del proceso como del producto. Enfatiza la observación en lo que el niño y la niña están haciendo, en lo que obtienen como resultado de sus acciones y de lo que son capaces de hacer con la ayuda del adulto o de sus compañeros(as). Se realiza en un ambiente natural, espontáneo e informal. La observación se lleva a cabo en situaciones reales y cotidianas, sin que el niño y la niña se sientan amenazados ni colocados en situación especial para ser evaluados. Se pueden evaluar en todos los períodos de la rutina diaria, durante todo momento del año escolar y en todos los escenarios donde se desarrolle el hecho educativo. Se basa en condiciones de objetividad y confiabilidad. Parte del hecho observado y no en creencias, expectativas, prejuicios y fantasías. Es el resultado del análisis de conductas observadas en varias oportunidades, siendo una muestra representativa de lo que el niño y la niña son o no son capaces de hacer. ETAPAS DE LA EVALUACIÓN • Planificación de la evaluación. Se define los elementos centrales de la evaluación: - ¿Qué? Moises Logroño G. Página 31

- ¿Para qué? - ¿Cómo? - ¿Cuándo se evaluará? - ¿Con qué estrategias e instrumentos? Todos estos elementos garantizan la obtención de información válida y confiable sobre el proceso educativo. • Recopilación y selección de información: La obtención sobre los aprendizajes de los estudiantes, se realiza a través de las interacciones en el aula, la aplicación de instrumentos, u otras situaciones de evaluación que se considere oportuna. De toda la información obtenida, deberá seleccionarse la que resulte más confiable y significativa. • Interpretación y valoración de la información: Se realiza en términos de las competencias alcanzados en el grado correspondiente, se trata de encontrar sentido a los resultados de la evaluación, determinar si son coherentes o no con los propósitos planteados y emitir un juicio de valor. • Comunicación de los resultados: Se analiza y reflexiona acerca del proceso educativo con la participación de los estudiantes, docentes y padres de familia, de tal manera, que los resultados de la evaluación son conocidos por todos los interesados. Así todos se involucran en el proceso y los resultados son más significativos. • Toma de decisiones: Los resultados de la evaluación deben llevarnos a tomar decisiones y a aplicar medidas pertinentes y oportunas para mejorar el proceso de enseñanza aprendizaje. MOMENTOS DE LA EVALUACIÓN Evaluación diagnóstica: Su propósito es conocer el punto de partida y dar pautas para planear la mediación pedagógica. Permite apreciar los conocimientos, experiencias y Moises Logroño G. Página 32

aprendizajes previos que poseen los niños y niñas, mediante la observación de lo que realizan sin ayuda y de lo que pueden realizar con ayuda. Esto facilitará identificar la distancia entre dichas adquisiciones y lo que se espera que adquieran al finalizar un período escolar. Por otra parte, el diagnóstico permite conocer los elementos del entorno sociocultural que inciden en lo que el niño y la niña saben y hacen. Evaluación continúa: Se realiza durante todo el período escolar, con la finalidad de reconocer o identificar los aprendizajes y nivel de desarrollo alcanzado por los niños y niñas después de un período de mediación pedagógica. En este momento, la evaluación servirá como base para planear estrategias que favorezcan el logro de nuevos aprendizajes o avanzar hacia la consolidación de los que están en proceso. Del mismo, modo permite valorar la eficacia del ambiente de aprendizaje y la actuación del docente en los logros o limitaciones del proceso educativo. Evaluación final: Consiste en comparar los resultados obtenidos al concluir el período escolar con los propuestos a su inicio. Permite identificar los aciertos y limitaciones de la acción pedagógica para formular nuevas propuestas en la planificación del trabajo para el siguiente período. En cada nuevo año escolar se considerará la experiencia del anterior, con el propósito de que la mediación de los adultos significativos y del entorno sea más acertada y que facilite la redefinición de estrategias para lograr los aprendizajes esperados de los niños y niñas y por ende los avances y progresos en su desarrollo humano. FORMAS DE PARTICIPACIÓN EN LA EVALUACIÓN: LA AUTOEVALUACIÓN, COEVALUACIÓN, HETEROEVALUACIÓN. La Autoevaluación: Comprendida como el reconocimiento que cada niño tiene de sí mismo, en cuanto a fortalezas y desencuentros propios y con los demás. Fomentar la autoevaluación Moises Logroño G. Página 33

en el aula permite que cada sujeto revise lo que hizo y lo que no realizó, lo que le gustó y lo que le disgustó, contribuye a que cada participante comience a descubrirse en sus propias posibilidades de realización, como manera de contribuir a que sean ellos mismos los que asuman sus compromisos y construcciones. Un recurso valioso de autoevaluación lo representa el empleo de la técnica del portafolio. La Coevaluación Es un proceso de valoración recíproca que realizan los niños sobre su propia actuación y la del grupo, atendiendo a ciertos criterios previamente convenidos o normas consensuadas entre ellos. Contribuye a apreciar y a detectar el alcance de valores importantes como: la solidaridad, la responsabilidad en el cumplimiento de las tareas asignadas o distribuida por los integrantes del grupo, el cumplimiento de normas establecidas por toda la clase, el respeto por la opinión del otro, así como valorar los espacios para el intercambio, el afecto y la amistad. La Heteroevaluación Representa la valoración continua y recíproca entre los grupos de trabajo (niños, maestros, padres, equipo interdisciplinario) acerca de las experiencias emprendidas en el aula o fuera de ella, en concordancia con los referentes establecidos en los proyectos pedagógicos acordados y del conocimiento de todos los actores involucrados en el proceso de formación del niño. Es importante que los niños y los padres se vean implicados en las diversas fases de la evaluación, para poder participar activamente en las rectificaciones necesarias (desaceleraciones, aceleraciones, momentos de profundización) y sobre todo para ser conscientes del camino que se está recorriendo. Aún cuando dentro de las formas de participación no se menciona la Evaluación del docente, también llamada evaluación externa o unidireccional, es finalmente al maestro(a) a quien le corresponde asumir la responsabilidad de la función administrativa de la evaluación, vista como manera de registrar e informar el progreso de cada niño y de lo que ocurrió durante el año escolar. Moises Logroño G. Página 34

Es oportuno tener presente que esta información que se ofrece tiene incidencia en la vida de las personas, por cuanto se le está dando a conocer su evolución y desempeño dentro del sistema educativo, contribuyendo muchas veces en las decisiones que adopten los representantes de los niños en la prosecución o no de los estudios. En este plano, la escolaridad, mediante la evaluación, emite juicios decisivos en torno a cuáles son los canales por los que legítimamente puede transitar en función de la posibilidad de adquirir ciertas competencias, conocimientos y valores que le habilitan para ascender en la vida social y laboral Moises Logroño G. Página 35

Moises Logroño G. Página 36

TECNICAS E INSTRUMENTOS DE EVALUACIÓN  TÉCNICA OBSERVACIÓN:  REGISTRO ANECDÓTICO  El registro anecdótico es un instrumento en el cual se describen comportamientos importantes del estudiante en situaciones cotidianas.  En el mismo se deja constancia de las observaciones realizadas acerca de las actuaciones más significativas de los estudiantes en situaciones diarias del proceso de enseñanza aprendizaje.  El registro anecdótico se caracteriza por recoger informaciones sobre el comportamiento del niño y la niña; preferentemente recoge evidencias sobre su adaptación social y las conductas típicas relacionadas a la interacción de estos con el medioambiente y con el contexto social en el que se desenvuelven. INSTRUMENTOS DE EVALUACIÓN Moises Logroño G. Página 37

Registro Anecdótico Son registros sistemáticos y no planificados, que describen en forma anecdótica, una situación, un acontecimiento o un suceso significativo del desarrollo del niño y la niña y las circunstancias que lo rodean. Registro Descriptivo Son registros diarios, sistematizados y planificados, donde se señala la actuación del niño y la niña en el desarrollo de las actividades. El educador decide con anterioridad de acuerdo a su planificación, que va observar, en que momento y donde, para obtener información relevante. Esta información se vacía en una hoja de observación, cuaderno, carpeta o ficha destinada para tal fin. Escala de Estimación: Es un instrumento de registro de las observaciones realizadas por los adultos significativos que obtienen niños y niñas, que consiste en valorar las distintas gradaciones bajo las cuales se puede presentar el rasgo a observar. Ficha de Registro Acumulativo: Es el se integran los distintos documentos personales de cada niño y niña. Entre ellos se considera indispensable la inclusión del diagnostico inicial, las evaluaciones formativas o de proceso que se transcriben en los Boletines Informativos y el Informe final de evaluación. Permite tener una visión global del desarrollo infantil. Así mismo, contiene: la ficha de inscripción del niño o la niña con datos de identificación familiar, prenatales, post-natales, datos de salud y tratamiento de especialistas, patrones de crianza, registros de la actuación del niño o la niña, diagnósticos sucesivos y entrevista con los familiares. Moises Logroño G. Página 38

Portafolio Existe

Add a comment

Related presentations

Related pages

EDUCACIÓN INICIAL EVALUACIÓN Y PLANIFICACIÓN

I. EVALUACIÓN DEL DESARROLLO Y LOS APRENDIZAJES DEL NIÑO Y LA NIÑA EN LA EDUCACIÓN INICIAL El currículo de Educación Inicial tiene como base teórica
Read more

Evaluación en la educación inicial como proceso ...

Evaluación en la educación inicial como proceso constitutivo a la condición del niño lidad, por tanto, contribuye a: 1) Mejorar los procesos de ...
Read more

EVALUACION DE LOS APRENDIZAJES EN LA EDUCACIÓN INICIAL

La evaluación de los aprendizajes en Educación Inicial. Documento de apoyo curricular Ministerio de Educación de la Provincia de Córdoba Secretaría de ...
Read more

Características de Evaluación en la Educación Inicial

La evaluación es un elemento importante del proceso educativo, en la Educación Inicial es un proceso continuo y holístico donde intervienen todos los ...
Read more

La evaluación del área Educación Física en el nivel ...

EVALUACION EN EDUCACION FISICA EN EL NIVEL INICIAL Raquel Geiler (Argentina) Profesora de Educación Preescolar Licenciada en Ciencias de la Educación
Read more

LA EVALUACION EN EDUCACIÓN INICIAL by ARYOLY ROJAS on Prezi

LA EVALUACION EN EDUCACIÓN INICIAL La Evaluación La evaluación es un proceso sistemático de identificación y valoración de los logros que pueden ...
Read more

Evaluación Educativa - Chasque es una iniciativa de ...

La evaluación en Educación Física ... El comienzo de cada actividad deberá estar precedido de una serie de tareas de evaluación inicial que ...
Read more