Ensayo urbano chilpancingo 2019

50 %
50 %
Information about Ensayo urbano chilpancingo 2019

Published on March 26, 2020

Author: LAZAROCOSTILLA

Source: slideshare.net

1. **VicePresidente del Colegio de Ingenieros Civiles “Primer Congreso de Anáhuac” del Estado de Guerrero A.C. LA CIUDAD DE CHILPANCINGO, GRO., UNA OPCION URBANA DEL SIGLO XXI. Ing. Lázaro Costilla Miranda** PRESENTACION Este trabajo, corresponde a la presentación resumida de un proyecto más amplio, y por condiciones de espacio, se reduce a la exposición de lineamientos genéricos, conservando sin embargo, las bases en donde se sustenta nuestra propuesta para delinear con visión integradora, una nueva ciudad para la Capital del Estado de Guerrero, Chilpancingo, que conserva condiciones de entorno aún saludables, para planear y proyectar una ciudad que garantice relaciones existenciales esencialmente humanas, que sustente a las presentes y futuras generaciones de guerrerenses, un hábitat sin trastornos para alcanzar los elementos básicos de servicios; que oferte al ritmo de su crecimiento, la infraestructura y el equipamiento urbano requerido por sus fases de planeación y desarrollo; en la búsqueda de despertar de las instancias de gobierno, instituciones académicas, gremiales y no gubernamentales, un compromiso de participación para construir una nueva ciudad, la del Chilpancingo del Siglo XXI. ANTECEDENTES. En el año de 1977 se establecen por vez primera los lineamientos de la Planeación Urbana en el Estado de Guerrero, fecha en la que se elaboran los programas rectores de los Planes de Desarrollo Urbano en Acapulco y Chilpancingo, dos de sus principales ciudades. El Plan de Desarrollo Urbano del municipio de Chilpancingo, se aprobó, publicó y registró en el año de 1979. En dicho Plan, se establecieron las bases de coordinación entre la administración pública y la propia iniciativa de la sociedad. De esta

2. **VicePresidente del Colegio de Ingenieros Civiles “Primer Congreso de Anáhuac” del Estado de Guerrero A.C. forma, el Gobierno del Estado, el H. Ayuntamiento y la Secretaría de Asentamientos Humanos y Obras Públicas de ese entonces, emprendieron la elaboración del Plan Director de Desarrollo Urbano de la Ciudad de Chilpancingo, procurando con tal hecho, la elaboración de programas y proyectos para el desarrollo y renovación de la ciudad, así como la aplicación de los elementos que permitieran la regulación y ordenamiento de su crecimiento futuro. En esos años, la población de la ciudad Capital, reunía el 8.3% de la población del Estado, en una área urbana de 666 Ha., de las cuales, el 37.7% correspondía a un uso habitacional; el 23% a vialidades; el 12.5% a servicios, comercios y oficinas; el 3.1% a áreas verdes y recreación; el 4.5% a otros usos y el 19.2% a terrenos baldíos. Esta distribución de la superficie habitable evidenciaba un crecimiento plenamente horizontal. La imagen de ciudad que se conocía, presentaba características de desorden y deterioro, aunado a las carencias de árboles y zonas jardinadas en calles secundarias y plazas. De las direcciones desprendidas de este primer plan, se pueden mencionar la estrategia enfocada al fomento de la redensificación del área urbana, con recomendaciones para evitar la expansión horizontal y aprovechar al máximo las redes de infraestructura existentes. Recomendando así también, que la estructura urbana se conformase en base a distritos habitacionales generados a partir de su estructura de barrios, complementada con nuevos distritos de usos específicos como servicios educativos, medios y superiores, dependencias de gobierno y áreas deportivas en zonas periféricas con fácil acceso al centro de la ciudad. El Plan Director de Desarrollo Urbano de la Ciudad de Chilpancingo de 1979, disponía de una reserva territorial de 400 Ha., dosificadas de forma tal, que en una primera etapa se redensificaría y saturaría el área urbana existente, que no alcanzaba la 94.0 Has., en un lapso de tiempo comprendido entre 1981 y 1985; la segunda etapa

3. **VicePresidente del Colegio de Ingenieros Civiles “Primer Congreso de Anáhuac” del Estado de Guerrero A.C. para una superficie de 140 Has de esas áreas de reserva, del período comprendido del año 1986 al 1990; y una tercer etapa, con 166.5 Has., para promover el crecimiento ordenado en la última década del milenio. En términos generales, se recomendaba evitar el crecimiento de la ciudad hacia el Oriente, Poniente y Norte de la ciudad, razón que llevaba a tener la reserva principal al Sudeste de la misma. Aun sobre este Plan, la irregularidad y el desbordado crecimiento de la ciudad, dio lugar para que en el año de 1981, el Ejecutivo del Estado en ese momento, Lic. Alejandro Cervantes Delgado, dispusiera la elaboración de un nuevo Plan Director de Desarrollo Urbano, acción que fue rebasada por la demanda del suelo de los años subsecuentes, obligando a su primera actualización en el año de 1987, definiendo por consecuencia un nuevo límite de crecimiento urbano, sin variar substancialmente las estrategias del Primer Plan Director. El segundo Plan propuso como políticas de crecimiento: la saturación de los lotes o zonas baldías dentro del área urbana; incrementar la intensidad poblacional mediante la intensidad del uso del suelo; promover la construcción de edificios para conjuntos habitacionales en la periferia de la ciudad y en las áreas de futuro crecimiento urbano. De sus políticas de mejoramiento, proponía el encausamiento de las barrancas y del Río Huacapa, habilitándole como espacios verdes libres de contaminación; el mejoramiento de la imagen urbana de la ciudad mediante la reforestación y la reubicación de elementos urbanos incompatibles, de ellos se recuerdan la penitenciaría, el rastro, los aserraderos, las terminales de autobuses foráneos y las bodegas. Hay que destacar, que esta actualización del Plan Director, ha sido la única intensión seria que identificó problemas neurálgicos del desarrollo urbano de la ciudad, y que permitió un primer esquema de ordenamiento e imagen urbana. El Plan Director Urbano vigente, se desprende de una actualización del segundo Plan, sin embargo, habría que destacar, que

4. **VicePresidente del Colegio de Ingenieros Civiles “Primer Congreso de Anáhuac” del Estado de Guerrero A.C. sus recomendaciones y estrategias no obedecen a un trabajo de campo reconocido, o al uso de las técnicas de pronósticos adecuadas, pues a la vista de las condiciones actuales, la planeación o programas de desarrollo urbano, se ven totalmente rebasadas e incluso sujetas a la dinámica del crecimiento de las múltiples colonias o zonas de crecimiento fuera de toda normatividad, caso igual que se da en un gran número de ciudades del Estado. LA NUEVA CIUDAD Las políticas federales de los Estados Unidos Mexicanos, iniciaron en la últimas décadas del siglo pasado, un programa de ordenamiento urbano denominado de las 100 CIUDADES. El Programa de Desarrollo Urbano que comprendió a las 100 ciudades medias del país, buscó consolidar el desarrollo ordenado de las ciudades que, desde la perspectiva nacional, constituían alternativas de inversión y residencia para la población. La ciudad de Chilpancingo, Guerrero, fue tomada como una alternativa adecuada por su mejor disponibilidad de recursos naturales y humanos, por tal razón, en esos años, se observó la construcción de importantes obras que además de buscar mejorar su imagen urbana, reordenaron incipientemente su crecimiento y promovieron la intensidad en el uso del suelo. Derivado del programa de las 100 ciudades, la ciudad capital del estado de Guerrero fue testigo de importantes obras de vialidad, infraestructura y equipamiento urbano, que cubrieron expectativas parciales de su desarrollo urbano, con un mejoramiento que sin embargo no alcanzó a cubrir su dinámica de crecimiento, ni mucho menos atender a las colonias actuales o en fase de conformación. Es lamentable y preocupante, pero el crecimiento de la ciudad se ha desbordado anárquicamente, saturando las reservas que a corto, mediano y largo plazo se establecieron en los diversos planes rectores, sometida a las demandas por servicios básicos por las

5. **VicePresidente del Colegio de Ingenieros Civiles “Primer Congreso de Anáhuac” del Estado de Guerrero A.C. nuevas zonas de crecimiento, convertidas en fuentes de conflictos por reclamos recurrentes que las administraciones municipales están imposibilitadas de cumplir a corto plazo. Por tales razones, se debe iniciar de inmediato no sólo la actualización del Plan Director de Desarrollo Urbano, en donde se identifiquen nuevas estrategias para suplir o mejorar las disponibilidades de vialidad, infraestructura y equipamiento urbano; se deben definir otros proyectos alternos que lleven a la PROYECCIÓN DE UNA NUEVA CIUDAD, en donde se rescate la integración de los asentamientos humanos actuales, con una nueva ciudad que presente un nuevo colorido, matices y movilidad que la primera, por diversas condiciones está imposibilitada de ofrecer. La ciudad de Chilpancingo, de acuerdo a los registros históricos, cumplió a principios de este nuevo milenio 400 años de existencia, albergando en ese momento una población cercana a los 180,000 habitantes. Un análisis de su crecimiento poblacional, asumiendo una tasa anual del 2.5%, señala que para el año 2025 tendrá una población cercana a los 400,000 habitantes, es decir, más del doble de la población que tenía al principio de este nuevo siglo, lapso de tiempo que corresponde a un cuarto de siglo, contra los más de 400 años que llevó el crecimiento de esa población. Este ejercicio numérico se deriva del Escenario Sociodemográfico del Plan Social de Chilpancingo, correspondiente a su Plan Municipal de Desarrollo 1996-1999, tomando como referente una población de 151,474 habitantes en el año de 1999. Con la TCA del 2.5%-ligeramente superior a la TCA promedio del país, que es de 2.16%- entonces para el año 2025, se calcula una población de 392,773 habitantes. Tabla I. Obviamente, tal tasa de crecimiento podría ser variable e incluso superior por la razón de la fuerte población atraída por la ciudad capital, derivado de su vocación burocrática y educativa.

6. **VicePresidente del Colegio de Ingenieros Civiles “Primer Congreso de Anáhuac” del Estado de Guerrero A.C. De esta y otras razones, se desprende la importancia de proyectar la nueva ciudad Capital del Estado de Guerrero, en donde se tiene el reto de crear y construir, además de la infraestructura social, la plataforma económica que de movilidad a una sociedad presente y futura reclamante de servicios, trabajo y seguridad social. Sin la promoción al fomento industrial a corto plazo, la proyección y desarrollo de la nueva ciudad será muy limitada, pues como sabemos, la composición de la población dentro de los sectores primario, secundario y terciario en el crecimiento de las ciudades guarda una relación íntima de equilibrio, y salvo casos excepcionales de ciudades del sector servicios, la industria tiene una alto valor de participación en la creación de fuentes de empleo y del producto interno bruto. Las políticas de desarrollo económico a seguir, deben entonces fomentar la implantación de la ramas de la industria de la transformación cercanas a los nuevos asentamientos humanos, no necesariamente contaminantes, con incentivos que promuevan y permitan su radicación, que podrían ser, por mencionar algunas: la donación de los espacios reservados para tal fin, excepción de impuestos durante sus primeros años de funcionamiento, la construcción de vías de acceso, políticas fiscales flexibles, etc. Es deducible que la inversión que pueda dirigirse en principio a la radicación de la industria, se traduce en un plazo muy corto, a un incremento de la plusvalía que deriva el valor catastral de los terrenos, la riqueza generada por la creación de empleos y el desarrollo de otros sectores de bienes de consumo, de construcción e industrial. Se propone que el papel de la nueva ciudad en el reordenamiento urbano, deberá considerar una organización tal que le convierta en el centro político y administrativo, proponiéndose un esquema de retícula en donde cada unidad o suma de ellas, será formada por cuadras que enmarquen el equipamiento básico necesario. La ciudad actual, deberá integrarse con la de proyecto, con filtros que contengan

7. **VicePresidente del Colegio de Ingenieros Civiles “Primer Congreso de Anáhuac” del Estado de Guerrero A.C. glorietas y espacios de animación bien diferenciados y que actúen como zonas de transición entre ambas partes de la ciudad. La imagen de la nueva ciudad, la del Chilpancingo del Siglo XXI, urbanísticamente, deberá estar en concordancia con la época, esperando encontrar en ella, además de otras características, que: -El trazado de sus avenidas y calles serán lo suficientemente amplias para el tráfico vehicular y peatonal. -Deberá establecer la ubicación del equipamiento urbano necesario. -Deberá tener un rostro propio, que hable de su pasado armonizándolo con su paisaje. -Su mayor densidad debe darle continuidad espacial, y deberá contener hilos que le hagan reconocible y fácilmente orientable. Deberá ser rica en ritmos, trazos, matices, coloridos y la naturaleza deberá estar especialmente presente. Parte de su composición serán los jardines, paseos, fuentes y espacios de recreos. Los edificios de gobierno estatal y federal, además de las oficinas de las grandes corporaciones y almacenes, se irán ubicando formando un gran centro cívico. Esta será la expresión más cabal de la nueva ciudad. La ciudad actual, se convertirá en la parte romántica y cultural, donde se concentren los museos, teatros, centros de arte y gran parte de su historia, con una desconcentración de áreas vehiculares a cambio de mayores espacios peatonales que le irán transformando con una imagen urbana más aceptable y atrayente. Estas acciones deben permitir que la ciudad capital del Estado de Guerrero se convierta, en las primeras décadas del próximo milenio, en un espacio en donde se encuentren nuestro pasado, nuestro presente y, para nuestro hijos, nuestra mejor herencia.

Add a comment