advertisement

Ensayo de cap. 4 florez

50 %
50 %
advertisement
Information about Ensayo de cap. 4 florez

Published on March 20, 2017

Author: raquelzambrano2

Source: slideshare.net

advertisement

1. 1 EPISTEMOLOGÍA DE LA EDUCACÓN TEORÍA DEL CONOCIMIETO; EPISTEMOLOGIA DEL SIGLO XX; LA HOLÌSTICA; LOS TRES NIVELES DEL CONOCIMIENTO; EL CONOCIMIENTO CIENTÌFICO; LAS CIENCIAS EMPÍRICO ANALÍTICAS EL PARADIGMA EMPÌRICO- ANALÌTICO EN LAS INVESTIGACIONES EDUCATIVAS Y LOS MODELOS EPISTÉMICOS. RUIZ LORAINE TERÁN LISBETH VALERO ZENAIR ZAMBRANO JESÚS ZAMBRANO RAQUEL GRUPO 38-D (I TRIMESTRE) DR. JESÚS GARRIDO UNIVERSIDAD FERMÍN TORO VICE-RECTORADO ACADÉMICO DECANATO DE POSTGRADO MAESTRÍA EN GERENCIA Y LIDERAZGO EN EDUCACIÓN BARINAS ESTADO BARINAS 2014

2. 2 Entrar a la sociedad del conocimiento, es ver la importancia que tiene el conocimiento científico en todos los planos de la vida (personal, familiar, educacional, social y laboral) del ser humano, desde su creación hasta su desarrollo integral. Cada día más se exige mayor formación y capacitación para poder incorporarse en el motor productivo de la sociedad que nos rodea. De esta manera, se requiere que el individuo amplíe al máximo su razonamiento y su creatividad para afrontar las transformaciones y así poder perfeccionar sus preparaciones. Es de aquí donde la epistemología en su teoría del conocimiento, puede logar desarrollar nuevos proyectos de investigación partiendo del saber adquirido a lo largo de la vida. Por consiguiente, se puede citar lo que dice: Flores O., Rafael (1997) afirma que según la teoría de (Carnap y Nagel): Los empiristas clásicos siempre pensaron que al conocimiento científico se llegaba por inducción, lo cual no ha dejado de ser una mera ficción. Los idealistas y los actuales lógico-positivistas piensan que es por deducción, con la diferencia de que estos últimos exigen la verificación, pero mediatizada por el lenguaje observacional o empírico a través de ciertas reglas de correspondencia lógico formales. (p.45) Al hablar de los empiristas clásicos, de los idealistas y los actuales lógicos-positivistas sobre el pensamiento y conocimiento científico, se puede sintetizar que los empiristas piensan que el conocimiento científico llega por inducción, dejando de ser una leyenda; mientras que los idealistas y lógicos-positivistas deliberan sobre el tema y dicen que el conocimiento científico llega por deducción, pero contradictoriamente para los idealistas y lógicos-positivistas requiere de la comprobación en la forma de expresión o utilización de un lenguaje empírico. Por consiguiente, el conocimiento científico respalda una vieja problemática de dos ideas opuestas como lo son: el empirismo como presencia de la conceptualización para obtener conocimientos y lo ecuánime de nuestro conocimiento. Por supuesto, el saber es un compendio de aprendizaje que va obteniendo el individuo en el transcurso de la vida, como conocer, comprender y evidenciar los saberes que se basan en el conocimiento científico. Es así, como la ciencia y la filosofía ha obtenido un lugar privilegiado en la reflexión de la sapiencia del ser humano a lo largo de la historia de la humanidad.

3. 3 Esto lleva a sintetizar, que no toda reflexión es científica, ya que esta ayuda a beneficiar el conocimiento únicamente cuando de manera teórica reformar su objeto, depurando su estructura conceptual apegado a los reglas de proceso del conocimiento, teniendo presente que la reflexión puede ser falsa, si se paralizan las pautas del progreso en el conocimiento propiamente dicho. Por tal razón, esto lleva a deducir que al analizar el carácter crítico de un método o hipótesis y los antecedentes del mismo, se está frente a la transformación del objetivo de la teoría de manera parcial, lo cual, no modifica el objetivo real de la hipótesis; solo se logra obtener una construcción nueva de un nuevo paradigma o modelo teórico. De esta forma, también se puede argumentar sobre la epistemología del siglo XX y la holística; conociendo que a principios del siglo XX, la epistemología tuvo una problemática que lo llevo a discutir profundamente el tema, dándoles ligeros ajustes, ya que existían distintas escuelas del pensamiento con discrepancias que las dividían. Procurar darle un cuidado exclusivo a la relación del hecho de describir el objeto de manera directa de las cosas que se puede conocer como resultado de la propia inteligencia. Igualmente, se puede contextualizar lo que afirma: Ruiz L.,Ramón. (1999) Historia de la ciencia y el método científic. Recuperado: http://es.scribd. com/doc/216965584/grupo-II-Epistemologia-en-el-siglo-XX#download sosteniendo que: Los autores fenomenológicos afirmaron que los objetos de conocimiento son los mismos que los objetos percibidos. Los neorrealistas sostuvieron que se tienen percepciones directas de los objetos físicos o partes de los objetos físicos en vez de los estados mentales personales de cada uno. Los realistas críticos adoptaron una posición intermedia, manteniendo que aunque se perciben sólo datos sensoriales, como los colores y los sonidos, éstos representan objetos físicos sobre los cuales aportan conocimiento. (p.59) Tras la discrepancia de no tener una conceptualización única sobre los objetos del conocimiento, cabe destacar, desde el punto de vista de cada uno de los autores fenomenológicos, como neorrealistas y los realistas críticos, desde su perfil del conocimiento todo tenían la verdad, porque su definición conllevan a que el objeto del conocimiento, es recibido por las percepciones. Además, se consigue que otros autores propongan construir una

4. 4 clara distinción sobre las formulaciones analíticas y sintéticas. En esta perspectiva el siguiente autor: Ruiz L., Ramón. (1999) Historia de la ciencia y el método científic. Recuperado de http://es.scribd.com/doc/216965584/grupo-II-Epistemologia-en-el-siglo-XX#download afirma que según Hume y a Kant expresa que: El llamado criterio de verificabilidad del significado ha sufrido cambios como consecuencia de las discusiones entre los propios empiristas lógicos, así como entre sus críticos, pero no ha sido descartado. La última de estas recientes escuelas de pensamiento, englobadas en el campo del análisis lingüístico o filosofía analítica del lenguaje común, parece romper con la epistemología tradicional. (p.60) En este orden de ideas, se puede decir que analizando lingüísticamente el idioma habitual del individuo, al estudiar la manera existente en que se utiliza los términos epistemológicos como compresión, inteligencia y perspectiva; expresa sistemáticamente categorías que sirvan para el uso del objeto y así impedir confusiones verbales. Claro está, que esto no es más que considerar que un artículo puede ser verdadero por parte del que lo escribe o lo dice, ya que la verdad es una condición de los artículos. Continuando con lo holístico en el siglo XX, se puede hablar de la educación holista, lo cual se reconoce como un paradigma educativo nuevo del siglo XXI, registrando que el mismo se ha venido desarrollando a partir de los años noventa, y siendo reconocido como el mejor conocimiento en los diferentes campos del desarrollo de la ciencia. Esto promete un nuevo modelo para comprender la educación de la nueva era, por una parte, y por la otra, recoger lo mejor de los profesores clásicos y también mejorar lo falso en que se estableció la educación del siglo XX, con la construcción de este nuevo paradigma extraordinariamente creativo, sin antecedentes en la historia de la educación que está revolucionando absolutamente nuestras ideas sobre lo educativo. De esta manera, la educación holista no se sujeta a ser un procedimiento educativo solamente, sino que también, se fijara como una perspectiva exhaustiva de la educación yendo más allá, basándose en los siguientes compendios tales como: El objetivo de la educación holista es el desarrollo humano; la capacidad inmensa para aprender; el proceso de las vivencias en el

5. 5 aprendizaje; el reconocimiento de múltiples caminos para conseguir el conocimiento; la articulación del docente y el alumno en el proceso de aprendizaje; lograr el conocimiento en un ambiente de libertad; la internalización del aprender a aprender como técnicas de enseñanza; conseguir que la ciudadanía integral se instruya, respetando la diversidad; lograr que la educación ecológica y sistemática tome conciencia del amor y cuidado del planeta; enseñar con reflexión y lógica en ámbito espiritual y en la formación del orden interno del individuo. También, es importante recalcar los niveles del conocimiento, que se articulan con lo holístico, ya que el individuo puede estar sujeto a obtener un objeto en tres diferentes niveles como es sensible, conceptual y holístico. El conocimiento sensible: utiliza los sentidos para la captación de un objeto. Donde por medio de la vista logramos almacenar imágenes, con color, figura y dimensiones en nuestra mente. Igualmente tenemos el conocimiento conceptual: que radica en representaciones invisibles, inmateriales, pero universales y esenciales. Lo transcendental que marca la diferencia entre el nivel sensible y el conceptual reside en la singularidad y universalidad que define, equitativamente, a estos dos tipos de conocimiento. El conocimiento sensible es singular y el conceptual universal; por último el conocimiento holístico: (también llamado intuitivo, con el riesgo de muchas confusiones, dado que la palabra intuición se ha utilizado hasta para hablar de premoniciones y corazonadas). En este nivel no conseguimos colores, ni dimensiones, ni estructuras universales como es el caso del conocimiento conceptual. Acá se intuye un objeto, lo que simboliza aprehender interiormente de un extenso contexto, como componente de una totalidad, sin estructuras ni límites definidos con claridad. Es oportuno el momento igualmente para continuar con el siglo XX y hablar de la revolución científica: Flores O., Rafael (1994) afirma: La revolución científica no aparece sino en el siglo XX, cuando se generaliza una visión relativista e histórica del mundo, se reconoce que en el desarrollo de una ciencia hay etapas y que cada etapa tiene su valor cognoscitivo y sociocultural, se descubre que el mismo progreso de la ciencia se produce en el movimiento de superación de su propia crisis. (p.50)

6. 6 La revolución científica del siglo XX, no solo ha logrado cambios tecnológicos profundos, también represento un cambio en el pensamiento filosófico, epistemológico, social. Igualmente evidencio una gran marca entre países desarrollados y subdesarrollados, esto pauta que va de la mano el perfeccionamiento del conocimiento con la evolución de la humanidad aunque no continuamente la evolución represente adelanto (en el caso de las humanidades). Las ambiciones de los poderes económico, social, y del conocimiento han logrado que el individuo muestre sus capacidades para hacer el bien y el mal; y su primordial instrumento es la ciencia. Por eso es significativo razonar sobre el extraordinario y complicado camino de la revolución científica, entender la relación entre la corriente humana y la ciencia adyacente al instante, de entender y investigar si la ciencia cambia la forma de pensar o la forma de pensar puede cambiar a la ciencia. Otro aspecto importante, es el paradigma empírico analítico, siendo un legado dejado por Galileo, entro en el siglo XIX, como un legado que conforman la realidad histórica, donde se muestra el conocimiento como dominio de la naturaleza y progreso material, en contra de todo espíritu religioso donde personas como Comte, Siant Simón y otras, quieren organizar racionalmente el conocimiento y la conversión de términos físicos matemáticos de la realidad del ser humano y el medio que lo rodea. En el mismo orden de ideas, hace la acotación sobre la cosmovisión científica, donde: BuenasTareas.com (2010,10) según Kunh afirma: “una postura que obedece en términos de una toma nueva de cosmovisión científica. Un proceso que se va explicando con los positivistas mencionados, queriendo hacer de la ciencia un conocimiento racional, sistemático, exacto, verificable y por consiguiente falible” (p.2). De esta manera, se precisa que el mundo desde el punto físico-matemático, involucra la investigación científica en una restauración conceptual de la creación con hechos que se manifiestan en la realidad. De esta forma, se articula la ciencia y la filosofía ofreciendo una definición, respondiendo por qué suceden los fenómenos, y esta explicación genera una imagen del universo coherente y consciente con los fenómenos conocidos, quedando determinados tanto los elementos fundamentales de la realidad como las leyes que la rigen. Con estas explicaciones nos encontramos ante unas cosmovisiones científicas. Con respecto a este paradigma cabe precisar la acotación importante que dice: Bunge (1996), “el hombre quiere amasar y remoldar la naturaleza sometiéndola a sus propias necesidades y así maneja su ambiente para adaptarlo y

7. 7 dominarlo, creando un mundo de artefactos” (p.2). Con respecto a lo antes mencionado, la ciencia como actividad corresponde a la vida del individuo, en todo lo que lo emplea al progreso del entorno que lo rodea, a la investigación de bienes materiales y culturales, formando nuevos conocimientos. Asimismo, el ser humano se cree desde este paradigma como amo y señor de todo su entorno, transformándolo y adaptándolo a sus necesidades, logrando facilitar de tal forma poder explicarla, transfórmala y conocerla cabalmente. Quedando demostrado de esta manera, que el apoyo epistemológico es la base del paradigma empírico analítico que requiere deslizarse de la anticuada manera de analizar que llevaba a acuerdos efímeros o fugaces, por no tener una disciplina organizada sino que simplemente se afianzaba en una autoridad sobrenatural a una filosofía de la ciencia que ubicará al que hacer científico de una forma ordenada, metódica y coherente que originara los estatutos generales con el objetivo de pronosticar y reconocer los fenómenos que incurren en la transformación del individuo. Ahora bien, ya que el paradigma especifica lo que es o no ciencia, el empirismo analítico define el quehacer científico en la recolección del conocimiento integral del hombre. REFEENCIAS Carpenter, C. y Gullotto, G. (s.f) El cambio científico en el Empirismo Lógico y

8. 8 Feyerabend. Disponible en URL: http://www.ugr.es/~perisv/docen/asigna/fc/alum% 20trabajos/ 2013-2014/ensayos/El%20cambio%20cientifico%20en%20el%20 empirismo %20logico%20y%20en%20Feyerabend%20CAROLINA%20 CARPENTER%20- %20GABRIELE%20GULLOTTO.pdf [consulta 24 de Junio de 2014] Flores O., Rafael (1997) Hacia una pedagogía del conocimiento. Bogotá, Colombia: Editorial MCGRAN HILL Paradigma Empírico Analítico (2010,10Disponible en URL: http://www.buenastareas.com/ensayos/Paradigma-Empirico-Analitico)/998095.html [consulta 24 de Junio de 2014] Ruiz L., Ramón. (1999) Historia de la ciencia y el método científic. Atlanta, Georgia (USA) Disponible en URL: http://es.scribd.com/doc/216965584/grupo-II-Epistemologia- en-el-siglo-XX#download [consulta 24 de Junio de 2014] Wompner G. Fredy H., (s.f) Inteligencia holística la llave para una nueva era Disponible en URL: http://www.eumed.net/librosgratis/2008c/464/LA%20 EDUCACION%20 HOLISTICA.htm [consulta 24 de Junio de 2014]

Add a comment