advertisement

Embriologia Del Aparato Reproductor Femenino Y De La Mama

50 %
50 %
advertisement
Information about Embriologia Del Aparato Reproductor Femenino Y De La Mama

Published on March 3, 2008

Author: gregorio74

Source: slideshare.net

advertisement

Embriología del Aparato Reproductor Femenino y Embriología de las Mamas Gregorio Urruela Vizcaíno Residente I Departamento de Ginecoobstetricia Hospital General San Juan de Dios

A las cinco semanas de gestación, las gónadas masculinas y femeninas son indistinguibles y los tractos genitales todavía no están formados. El sexo del embrión queda determinado en el momento de la fecundación según que el espermatozoide contenga un cromosoma X o un cromosoma Y.

A las cinco semanas de gestación, las gónadas masculinas y femeninas son indistinguibles y los tractos genitales todavía no están formados.

El sexo del embrión queda determinado en el momento de la fecundación según que el espermatozoide contenga un cromosoma X o un cromosoma Y.

El Cromosoma Y contiene un segmento de 14 Kb conocido como el gen SRY (sex determening region of the Y). Este gen codifica el TDF (testis determining factor), el cual hace que se produzcan órganos masculinos.

El Cromosoma Y contiene un segmento de 14 Kb conocido como el gen SRY (sex determening region of the Y). Este gen codifica el TDF (testis determining factor), el cual hace que se produzcan órganos masculinos.

Los cromosomas femeninos se conforman por dos cromosomas sexuales X y 44 cromosomas autosómicos. La génesis de un ovario normal depende de la presencia de dos cromosomas X y de la ausencia del cromosoma Y.

Los cromosomas femeninos se conforman por dos cromosomas sexuales X y 44 cromosomas autosómicos.

La génesis de un ovario normal depende de la presencia de dos cromosomas X y de la ausencia del cromosoma Y.

Desarrollo del aparato genital El aparato reproductor está estrechamente relacionado con el aparato urinario (excretorio) tanto anatómico como embriológicamente. Deriva de 4 fuentes: Mesodermo intermedio Células germinativas primordiales Epitelio celómico (mesotelio) Mesenquima subyacente

El aparato reproductor está estrechamente relacionado con el aparato urinario (excretorio) tanto anatómico como embriológicamente.

Deriva de 4 fuentes:

Mesodermo intermedio

Células germinativas primordiales

Epitelio celómico (mesotelio)

Mesenquima subyacente

Los aparatos urinario y genital se desarrollan a partir de los gononefrotomos, estructuras pares que se forman en el mesodermo intermedio, a ambos lados de la línea media.

Los aparatos urinario y genital se desarrollan a partir de los gononefrotomos, estructuras pares que se forman en el mesodermo intermedio, a ambos lados de la línea media.

Del gononefrotomo, sólo los mesonefros intervienen en el desarrollo de estructuras del sistema genital. El mesodermo, recubierto por el epitelio celómico, hace protrusión en la cavidad celómica del embrión formando las crestas urogenitales, que ulteriormente se dividen en crestas gonadales, medialmente, y crestas urinarias, lateralmente

Del gononefrotomo, sólo los mesonefros intervienen en el desarrollo de estructuras del sistema genital. El mesodermo, recubierto por el epitelio celómico, hace protrusión en la cavidad celómica del embrión formando las crestas urogenitales, que ulteriormente se dividen en crestas gonadales, medialmente, y crestas urinarias, lateralmente

Secciones transversas de embriones durante la cuarta semana que muestran el cambio de posición del mesodermo intermedio que resulta de la doblez del embrión en el plano transverso.

Secciones transversas de embriones durante la cuarta semana que muestran el cambio de posición del mesodermo intermedio que resulta de la doblez del embrión en el plano transverso.

Cuando el embrión se dobla en el plano horizontal durante la cuarta semana, el mesodermo intermedio se desplaza en dirección ventral, donde pierde su conexión con los somitas (fig.12-1). Después de doblarse, el mesodermo intermedio forma una masa longitudinal a cada lado de la aorta primitiva en la región del tronco, llamada cordillera urogenital (fig. 12-1C). Los sistemas urinario y genital se desarrollan a partir del mesodermo en estas cordilleras. La parte de la cordillera urogenital que da lugar al sistemas urinario, se conoce como cordón nefrógeno (fig 12-1C) , y la parte que da lugar al sistemas genital se conoce como cordillera gonadal

Cuando el embrión se dobla en el plano horizontal durante la cuarta semana, el mesodermo intermedio se desplaza en dirección ventral, donde pierde su conexión con los somitas (fig.12-1). Después de doblarse, el mesodermo intermedio forma una masa longitudinal a cada lado de la aorta primitiva en la región del tronco, llamada cordillera urogenital (fig. 12-1C). Los sistemas urinario y genital se desarrollan a partir del mesodermo en estas cordilleras. La parte de la cordillera urogenital que da lugar al sistemas urinario, se conoce como cordón nefrógeno (fig 12-1C) , y la parte que da lugar al sistemas genital se conoce como cordillera gonadal

En el mesonefros, existe además una estructura tubular que corre en sentido longitudinal al eje mayor del gononefrotomo: el conducto mesonéfrico de Wolff. Una invaginación del epitelio celómico sobre el borde lateral de cada cresta gonadal da origen al conducto paramesonéfrico de Müller , que queda incluido en el mesodermo mesonéfrico. Estos dos pares de conductos constituyen los esbozos de los genitales internos

En el mesonefros, existe además una estructura tubular que corre en sentido longitudinal al eje mayor del gononefrotomo: el conducto mesonéfrico de Wolff. Una invaginación del epitelio celómico sobre el borde lateral de cada cresta gonadal da origen al conducto paramesonéfrico de Müller , que queda incluido en el mesodermo mesonéfrico. Estos dos pares de conductos constituyen los esbozos de los genitales internos

En el sexo femenino, ante la ausencia de hormona anti-Mülleriana (AMH), los conductos paramesonéfricos de Müller forman las tubas uterinas, el útero y el tercio superior de la vagina. Los conductos de Wolff degeneran en el feto XX por falta de andrógenos, en tanto que los conductos de Müller regresan en el feto XY por acción de la AMH

En el sexo femenino, ante la ausencia de hormona anti-Mülleriana (AMH), los conductos paramesonéfricos de Müller forman las tubas uterinas, el útero y el tercio superior de la vagina. Los conductos de Wolff degeneran en el feto XX por falta de andrógenos, en tanto que los conductos de Müller regresan en el feto XY por acción de la AMH

 

Las gónadas son los primeros elementos que se desarrolla en el sistema genital. Las gónodas primitivas se derivan de partes de las cordilleras urogenitales (fig. 12-1C), conocidos como cordilleras genitales o gonadales (fig. 12-4A). Las gónadas en ambos sexos son similares al principio y se presentan como engrosamientos del epitelio celómico (mesotelio que recubre la cavidad peritoneal). Cada cordillera genital crece y se libera del mesonefros mediante el desarrollo de un mesenterio, el cual se transforma en mesorquio en el varón (fig. 12-4B),  y mesovario  en la mujer (fig. 12-4E). Entre tanto el epitelio celómico que cubre las gónodas primitivas prolifera y forma cordones de células llamados  cordones sexuales primarios,  que crecen e el mesénquima de las gónodas en desarrollo (fig. 12-4A)>

Las gónadas son los primeros elementos que se desarrolla en el sistema genital. Las gónodas primitivas se derivan de partes de las cordilleras urogenitales (fig. 12-1C), conocidos como cordilleras genitales o gonadales (fig. 12-4A). Las gónadas en ambos sexos son similares al principio y se presentan como engrosamientos del epitelio celómico (mesotelio que recubre la cavidad peritoneal). Cada cordillera genital crece y se libera del mesonefros mediante el desarrollo de un mesenterio, el cual se transforma en mesorquio en el varón (fig. 12-4B),  y mesovario  en la mujer (fig. 12-4E). Entre tanto el epitelio celómico que cubre las gónodas primitivas prolifera y forma cordones de células llamados  cordones sexuales primarios,  que crecen e el mesénquima de las gónodas en desarrollo (fig. 12-4A)>

 

 

Desarrollo de conductos genitales femeninos En los embriones que carecen de cromosoma Y, los conductos paramesonéfricos (Muller) forman la mayor parte del tubo genital femenino. Las partes craneales crean los tubos uterinos , y las caudales se funden para formar el primordio uterovaginal o conducto que se transformará en útero y parte de la vagina. El contacto del primordio uterovaginal con los senos urogenitales, induce la formación de crecimientos endodermales pares llamados bulbos sinovaginales .Estos se fusionan para formar una placa vaginal sólida (fig. 12-5B), las células centrales de esta placa pronto se rompen  y producen la cavidad de la vagina. Las células periféricas forman el epitelio vaginal. El primordio uterovaginal , contribuye a las partes superior de la vagina , pero su epitelio entero quizá se deriva de células endodermales en la placa vaginal.

En los embriones que carecen de cromosoma Y, los conductos paramesonéfricos (Muller) forman la mayor parte del tubo genital femenino.

Las partes craneales crean los tubos uterinos , y las caudales se funden para formar el primordio uterovaginal o conducto que se transformará en útero y parte de la vagina. El contacto del primordio uterovaginal con los senos urogenitales, induce la formación de crecimientos endodermales pares llamados bulbos sinovaginales .Estos se fusionan para formar una placa vaginal sólida (fig. 12-5B), las células centrales de esta placa pronto se rompen  y producen la cavidad de la vagina. Las células periféricas forman el epitelio vaginal. El primordio uterovaginal , contribuye a las partes superior de la vagina , pero su epitelio entero quizá se deriva de células endodermales en la placa vaginal.

Deriva del endodermo del seno urogenital Primordio uterovaginal + seno urogenital Tubérculo sinusal Bulbos sinovaginales Placa vaginal sólida Células se rompen para formar la luz Desarrollo de la vagina El himen se forma por una invaginacion de la pared posterior del seno urogenital

Deriva del endodermo del seno urogenital

Primordio uterovaginal + seno urogenital

Tubérculo sinusal

Bulbos sinovaginales

Placa vaginal sólida

Células se rompen para formar la luz

 

Los órganos genitales externos se originan a partir de derivados de la cloaca y la membrana cloacal. Los esbozos de los genitales externos son bipotenciales; su evolución en sentido masculino o femenino depende respectivamente de la presencia o ausencia de hormonas testiculares.

Los órganos genitales externos se originan a partir de derivados de la cloaca y la membrana cloacal. Los esbozos de los genitales externos son bipotenciales; su evolución en sentido masculino o femenino depende respectivamente de la presencia o ausencia de hormonas testiculares.

Séptima semana los GE son similares en ambos sexos. Las diferencias comienzan a aparecer hacia la 9 semana. Alcanzan su diferenciación a las 12 semanas. Genitales externos

Séptima semana los GE son similares en ambos sexos.

Las diferencias comienzan a aparecer hacia la 9 semana.

Alcanzan su diferenciación a las 12 semanas.

 

 

 

Malformaciones congénitas en el sistema genital Malformaciones del útero y vagina.- Ya que la formación del útero depende de la fusión de dos conductos paramesonéfricos, varias formas de duplicación del útero resultan cuando esta fusión es incompleta. La falla completa de la fusión de estos conductos dará lugar a una duplicación de todo el tubo genital femenino ( doble útero y doble vagina) . Rara vez, un conducto paramesonéfrico no se desarrolla. Esto da como resultado la formación de un solo tubo uterino y un solo cuerno del útero (útero unicorne).

Malformaciones del útero y vagina.- Ya que la formación del útero depende de la fusión de dos conductos paramesonéfricos, varias formas de duplicación del útero resultan cuando esta fusión es incompleta. La falla completa de la fusión de estos conductos dará lugar a una duplicación de todo el tubo genital femenino ( doble útero y doble vagina) . Rara vez, un conducto paramesonéfrico no se desarrolla. Esto da como resultado la formación de un solo tubo uterino y un solo cuerno del útero (útero unicorne).

Desarrollo de la mama Las glándulas mamarias inician su formación en la sexta semana como crecimiento hacia abajo de la epidermis, a lo ,largo de la parte craneales de las crestas mamarias . Las glándulas se desarrollan por germinación de los primordios mamarios, que forman numerosos cordones. Estos se canalizan lentamente para formar los conductos galactoforos. Al nacimiento, las glándulas mamarias rudimentarias son identicas en ambos sexos.

Las glándulas mamarias inician su formación en la sexta semana como crecimiento hacia abajo de la epidermis, a lo ,largo de la parte craneales de las crestas mamarias . Las glándulas se desarrollan por germinación de los primordios mamarios, que forman numerosos cordones. Estos se canalizan lentamente para formar los conductos galactoforos. Al nacimiento, las glándulas mamarias rudimentarias son identicas en ambos sexos.

 

Los pezones se encuentran deprimidos al nacimiento, pero por lo regular se elevan durante la infancia. El fallo en este proceso de origen a pezones invertidos. En la pubertad, las mamas en las mujeres crecen en forma normal debido al crecimiento de la glándula mamaria y al deposito de grasa.    Los fragmentos de la cresta mamarias pueden persistir, y crecimiento hacia abajo a partir de ellos, pueden dar lugar a mamas supernumerarias ( polimastia) y pezones adicionales ( politelia ). Estas manos o pesones se pueden desarrollar en cualquier parte a lo largo de los cordones mamarios originales  

Los pezones se encuentran deprimidos al nacimiento, pero por lo regular se elevan durante la infancia. El fallo en este proceso de origen a pezones invertidos. En la pubertad, las mamas en las mujeres crecen en forma normal debido al crecimiento de la glándula mamaria y al deposito de grasa.

   Los fragmentos de la cresta mamarias pueden persistir, y crecimiento hacia abajo a partir de ellos, pueden dar lugar a mamas supernumerarias ( polimastia) y pezones adicionales ( politelia ). Estas manos o pesones se pueden desarrollar en cualquier parte a lo largo de los cordones mamarios originales  

Referencias Levy N, Berne R. Physiology . 4th ed. Mosby 2004. Rey R. Diferenciación sexual embrio fetal: de las moléculas a la anatomía . Rev. chil. anat. v.19 n.1 Temuco abr. 2001 Katz, Comprehensive Gynecology , 5th ed. Elservier, 2007.

Levy N, Berne R. Physiology . 4th ed. Mosby 2004.

Rey R. Diferenciación sexual embrio fetal: de las moléculas a la anatomía . Rev. chil. anat. v.19 n.1 Temuco abr. 2001

Katz, Comprehensive Gynecology , 5th ed. Elservier, 2007.

Add a comment

Related pages

23 embriologia ginecologica - es.scribd.com

EMBRIOLOGIA Y ANATOMIA DEL APARATO REPRODUCTOR FEMENINO Y DE LA MAMA. César Herrera Gutiérrez Etapas del desarrollo Cambios embriológicos ap. genital ...
Read more

EMBRIOLOGIA DEL APARATO GENITAL FEMENINO Dr. Luis ... - issuu

EMBRIOLOGIA DEL APARATO GENITAL FEMENINO Dr ... (Muller) : Aparato reproductor femenino. ... En relación a la embriología del Aparato Genital Femenino, ...
Read more

Embriologia Del Aparato Reproductor Femenino Y De La Mama

Embriologia Del Aparato Reproductor Femenino Y De La Mama Check out this SlideShare Presentation: Embriologia Del Aparato Reproductor Femenino Y De La Mama
Read more

Embriologia Aparato Genital Femenino Pdf - The best free ...

Embriologia Del Aparato Reproductor Femenino Y De La Mama 1. ... EMBRIOLOGÍA DEL APARATO GENITAL FEMENINO. Embriologia Del Aparato Reproductor Femenino Y ...
Read more

LA EMBRIOLOGIA DEL APARATO GENITAL FEMENINO

LA EMBRIOLOGIA DEL APARATO GENITAL FEMENINO ... y la hormona antimülleriana. La glándula mamaria es un anexo del sistema reproductor femenino que ...
Read more