El renacer del valle hundido

60 %
40 %
Information about El renacer del valle hundido
Books

Published on March 2, 2014

Author: NoeShepard

Source: slideshare.net

Description

El renacer del valle hundido es un cuento escrito por Noelia García @NoeBranford sobre una mariquita, un micro delfín y un mini halcón que viven en un valle apagado por el calor, los cuales emprenden una aventura para lograr revivirlo.

EL RENACER DEL VALLE HUNDIDO Licencia © CREATIVE COMMONS con derechos reservados (Reconocimiento-No comercial-Sin obra derivada). El Renacer del Valle Hundido by Noelia García López (@NoeBranford) is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

EL RENACER DEL VALLE HUNDIDO Noelia García López Autora de http://pasaporte-estelar.blogspot.com.es/ Este relato se lo dedico a todas aquellas personas que siempre confían y creen en mí, especialmente a mi familia por su apoyo incondicional y a Ana por ser la persona que me empujó y animó a escribir mis historias en mi bitácora personal. -1-

Atardecía y los últimos rayos del sol pintaban de amarillo la única sombra del día que aun permanecía sobre aquel valle oculto. Al poco comenzó a anochecer, escuchándose solamente la intensa llamada de los grillos, mientras debajo de aquel diminuto océano verde sin olas, Nina seguía durmiendo. Los grillos no paraban de llamarla, hasta que pudo levantar sus párpados cansados, a la vez que brillaba de color verde y naranja intermitentemente. Nina por la variedad de sus colores era una pequeña mariquita peculiar, especialista en la anatomía de las nubes y dotada de una astucia tremenda. Era única entre las demás mariquitas por su manera de comunicarse con el resto de animales. Mientras las demás usaban el lenguaje oral, Nina no podía, por lo que transmitía lo que quería decir de dos maneras muy distintas: Una de ellas consistía en cambiar de color según varía su estado de ánimo, representando cada uno emociones sentidas en determinados momentos. Si está añil se siente triste, si está amarilla alegre, si está roja se muestra cariñosa, si está violeta enfadada, si está azul asustada, si está verde preocupada y si está naranja cansada. Siete colores diferentes, los mismos que los del arco iris, que dependiendo de cómo parpadeen, el sentimiento vivido por Nina varía de nuevo. La otra forma consistía en levantar cada patita y posarla sobre ramas y hojas, para emitir diferentes sonidos que no todos captan adecuadamente y suelen confundir. Por este motivo es tratada de manera distante por el resto, algunos suelen pensar que lo que a veces les intenta transmitir es pura burla, pero no se han parado a mirar sus acciones por el valle, y pensar que simplemente pueden estar equivocados y no logran comprenderla bien. Nina no era nada perezosa, pero aquel día y desde hacía algún tiempo le costaba levantarse antes, apenas podía descansar, y se sentía demasiado preocupada por su hogar, que poco a poco se iba consumiendo ante la atenta mirada del sol. Se hallaban en una enorme sequía que duró meses, nadie se ponía de acuerdo en lo que podrían hacer por lo que comenzaron pequeños conflictos. -2-

Finalmente se fueron enemistando y alejando cada vez más entre ellos, hasta que decidieron abandonarlo en busca de otro lugar en el cual vivir. Todos se marcharon menos Nina, los grillos y dos amigos, que permanecieron allí porque sabían que podían salvarlo con sus conocimientos y determinación. Los amigos de Nina, llamados Oasis e Iris, eran los únicos capaces de entenderla realmente, ella les contagiaba su entusiasmo y ganas por seguir adelante. Oasis era un micro delfín de agua dulce, experto en captar los sonidos de más baja intensidad y único en su especie por poder vivir fuera del agua durante mucho tiempo. Iris por su parte era un micro halcón dotado de una vista sin límites, especialista en surcar el cielo a grandes alturas, el cual tuvo que quedarse en el valle a la fuerza. Iris se rompió un ala al chocar contra una roca, cuando intentaba realizar un tonel, pero Nina y Oasis le cuidaron hasta que logró recuperarse. Desde entonces crearon con él vínculos de amistad que no se romperían fácilmente y por eso permanecían juntos. En cuanto a Nina y Oasis, su amistad comenzó a forjarse porque ambos experimentaban por separado la soledad y el rechazo, eran tratados de manera distante por sus semejantes, por su forma de sobrevivir, por poseer facetas diferentes al resto, y ambos intentaban ser reconocidos por quienes no les veían. Se habían cansado de rendirse, de quedarse quietos sin hacer nada y decidieron dar lo mejor, no esperan nada de ellos, eso tienen a su favor, pueden usarlo para sorprender. Volviendo al tema del problema del valle, lo que sucedía en realidad es que las nubes no habían vuelto a aparecer en un largo periodo de tiempo, por lo que decidieron ir a buscarlas. Si como se lee ir a buscarlas, para nada era una mala idea, como un viejo proverbio dice: “Si las nubes no vienen, ve a buscarlas.” -3-

Para poder llegar a ellas, necesitaban ayuda del viento que tampoco lo habían sentido desde hacía tiempo, así que primero tenían que encontrarlo y después a las nubes. Antes de partir, prepararon las provisiones necesarias y pensaron un plan. Primero mandaron a Iris hacia el sur para inspeccionar en qué lugares podría haber viento y nubes, pero volvió sin resultados satisfactorios, así que lo volvieron a intentar mandándole al norte, pero sucedió lo mismo como en el este. Solo les quedaba probar en el oeste y justamente el micro halcón al regresar les transmitió que había hallado allí al viento, pero no nubes al igual que en los otros sitios. Ya sabiendo donde se encontraba el viento podían pensar en cuándo partir, pero se dieron cuenta de algo, Oasis por tierra era muy lento, así que Nina en poco pudo construirle unas alas que se agitan y mueven ante la vibración de sus sonidos, pero esto solo servía para alcanzar las nubes. Ante ese hecho, Iris se ofreció a llevarles hasta donde estaba el viento y por él hasta las nubes pero ya era mayor, la lesión del pasado a veces se le resentía, lo que ayudaba a que no tuviera la suficiente energía como para volar tan alto. Por fin emprendieron el viaje con las alas artificiales de Oasis a bordo de Iris, las cuales se convertirían en un futuro no muy lejano en una gran ayuda. El camino se hacía duro por el calor asfixiante que a Iris le agotaba demasiado y el primer día las fuerzas le abandonaron, casi cayendo en picado contra la cortina de agua de una mini catarata, pero pudo cambiar su dirección a tiempo y aterrizar forzosamente a la orilla de aquella pequeña maravilla. Nina comenzó a parpadear de color verde, eso significaba que se sentía preocupada por Iris, que solo les pedía descansar un poco y seguir, pero vieron que lo mejor era descansar hasta la noche en una cueva escondida detrás de la mini catarata. Iris estaba de acuerdo y de repente Nina antes de irse a dormir tuvo una idea muy sencilla, lo más conveniente debido a las altas temperaturas de día sería viajar de noche, el único problema era la luz para poder guiarse. -4-

Todos pensaron en cómo conseguir luz, era más complicado de lo que pudiera parecer, así que finalmente del cansancio y sin ideas los tres se quedaron dormidos. Horas más tarde, cuando el sol se estaba poniendo Oasis fue el primero en despertarse, comenzaba a sentirse un poco mal, necesitaba agua, así que fue a bañarse en la caída de la misma mini catarata, aun era algo temprano para moverse de nuevo. Estuvo allí durante dos horas, regresando a la cueva de noche, donde Iris y Nina seguían durmiendo. Oasis se dio cuenta de dos cosas, Nina cambiaba de color rápidamente, estaba experimentando en un momento una cantidad enorme de emociones, eso solo significaba que estaba teniendo un mal sueño. A la vez pudo observar algo asombroso, ella entera emitía una luz brillante, bella, y serena que no producía daño a los ojos, pero que era lo suficientemente potente como para iluminar el valle entero. Ante este descubrimiento, Oasis decidió despertar a Iris, para que lo viera con sus propios ojos, ya que su vista era sorprendentemente mejor que la suya y quizás a él no se le escapara detalle alguno del porqué de eso. Justamente Oasis se quedó sorprendido y pudo ver que Nina estaba rodeada de luciérnagas, era algo extraño que se produjera ese fenómeno, pero seguramente supuso Iris que se habían acercado a ella por la viveza de sus colores y la calidez desprendida. Oasis quería que Nina lo viera, así que le despertó sin acercarse a ella con el dulce sonido de miles de hojas cayendo hasta el suelo. Nina al levantarse sentía como si no hubiera descansado nada, abrió sus ojos y vio a sus amigos sorprendidos, preguntándoles si pasaba algo malo y dijeron que no, que simplemente se mirada el cuerpo. Nina no lo entendía, así que giró su cabeza hacia ambos lados y su mirada se cruzó con la luz de las luciérnagas. Nina se puso amarilla y comenzó a sonreír, no era la primera vez que las había -5-

visto, muchas noches cuando se sentía sola, y miraba a las estrellas dándose la mano, ellas la arropaban abrazándose, eran como sus pequeñas estrellas al fin y al cabo. Después de verlas, Nina miró a Oasis e Iris con aire despreocupado, haciéndoles saber que ellas habían venido a ayudar sintiendo su deseo, ya que eran las guías perfectas de las noches. Y desde aquel momento viajaron durante ocho largas noches. La primera noche fue la más dura, porque nunca antes se habían movido con el acompañamiento de la dulzura de la luna y amabilidad de las estrellas, más el oscuro silencio imperante. Poco a poco esa situación se fue convirtiendo en agradable y rutinaria, y a la cuarta noche estaban más cerca de la satisfacción que del cansancio, estaban a mitad de camino y nada podía apagar su ilusión. Las siguientes noches, se hicieron las más pesadas, Nina comenzó a parpadear de varios colores, la expresión de su rostro lo indicaba todo, y Oasis e Iris al verla así notaron que algo grave debía de suceder. Nina no tuvo en cuenta lo más importante: ¿Cómo lograr atraer las nubes hasta su hogar? Iris y Oasis se quedaron paralizados, se les encogió la voz, no habían pensado en eso y suponían que Nina sí, porque las conoce mejor que nadie. Nina estaba realmente atrapada entre el desconcierto y la preocupación, por lo que le costaba pensar y en aquel momento no podía hacer nada. Tuvieron que pasar dos días más hasta que Nina dio con la clave del misterio, sacó un diminuto libro antiguo sobre “Los secretos de las nubes” y en las páginas finales encontró una pequeña ilustración que a pie de de la misma decía: “Si a las nubes quieres domar, uno o varios lazos debes encontrar. No una cuerda cualquiera, sino una cuerda hecha con raíces de tempestad. Fíjate bien en el dibujo mostrado y el secreto de la leyenda de las nubes atadas lograrás descifrar.” -6-

Ninguno comprendía bien de qué material exactamente debía ser la cuerda, pero si que tenían claro que necesitaban cuerdas especiales para sujetarlas y llevarlas con ayuda del viento hasta su valle. Se quedaron durante el séptimo día mirando minuciosamente aquella ilustración, pero era tan pequeña que muchos detalles se les escapaban, no eran capaces de percibirlos. Oasis le pidió a Iris que regulara su vista de halcón sobre la mujer que aparecía sujetando un lazo, para captar mejor qué tipo de cuerda era. Iris no encontró nada especial, creía que era una cuerda cualquiera, pero rodeada de algunas raíces. Como en unas cuantas horas llegarían al valle del viento, decidieron no angustiarse demasiado, que nada más llegar irían a la tienda de objetos y comprarían varias cuerdas y se fijarían en las raíces de los árboles para intentar adivinar cuáles necesitaban. Y así fue, la noche siguiente nada más llegar fueron a comprar varias cuerdas de buena calidad y bastantes metros de largo para abarcar lo máximo posible. Después de obtener aquellos materiales visitaron el lugar donde habitaba el viento, al árbol sagrado, un roble tosco y viejo de cuarenta metros de altura, con las raíces más resistentes que jamás habían visto en su vida. Mientras lo observaban, Nina recordó la parte del mensaje de la ilustración, dándose cuenta de que las raíces de tempestad sencillamente hacían referencia a las raíces del árbol sagrado donde nace el viento. Ya tenían todo lo necesario para proseguir, por lo que pidieron permiso al árbol sagrado para que les prestara algunas raíces, el cual no se opuso, se las ofreció encantado sabiendo su noble propósito e invocaron al viento. Nada más aparecer el viento Nina, Iris y Oasis, les contaron su historia y lo que pretendían hacer, a lo cual respondió que le parecía razonable y que les elevaría a la mayor altura que necesitaran para encontrar la nube adecuada. -7-

Al poco los tres amigos se encontraban volando por separado menos Nina y Oasis. Oasis no podía volar, por eso Nina le construyó aquellas alas, y Nina si estaba dotada con la naturaleza del vuelo, pero sus alas no son tan resistentes como para soportar tal altura. Por tanto ella se posó sobre la espalda de Oasis, para poner en funcionamiento con el ritmo de su cuerpo aquel invento. Después de un rato recorriendo el cielo por fin encontraron la nube que necesitaban, diferenciándola así Nina de las demás por sus rasgos. Era una nube inmensa, sombría y densa, de tonos plateados, repleta de vida, llena de lluvia la cual cubría completamente el cielo ocultando al sol. Como las nubes eran muy testaduras, y solo se movían a su antojo, necesitaban las cuerdas de raíces de tempestad para atraparlas como si de una red se tratara. No sabían exactamente su longitud por eso pensaron en dividirse de extremo a extremo para ponerle las cuerdas a igual distancia y en la mayor parte de la misma. Una vez que acabaron de hacerlo le dijeron al viento que soplara con fuerza en dirección al norte. El viento lo hizo tan fuerte, que en un día solamente llegaron a su hogar. Allí la gran nube pudo ver vida marchitada, completamente todo estaba seco y eso no le agradaba. Se sentía tan enfadada y apenada por no haber acudido antes por su propia voluntad, que lloró durante siete días sin compasión. Cuando cesó su llanto, Nina y los demás pudieron ver como el caudal de los lagos y ríos había crecido, como pequeños brotes estaban naciendo para convertirse algún día en hermosas flores. Poco a poco el valle iba renaciendo, aquella naturaleza muerta adquiría su color inicial, y los rumores de su nuevo despertar se fueron esparciendo al resto de valles. -8-

Sus antiguos inquilinos volvieron a su tierra natal muy arrepentidos y apenados por haberlo abandonado, pero sobre todo esos sentimientos eran producidos por la actitud hostil y de distanciamiento mostrada hacía Nina y Oasis y por el abandono de Iris. Todos se disculparon con ellos siendo profundamente sinceros, por no mirar más allá, por no detenerse en intentar comprenderles, ahora ya podían sentirlo, darse cuenta de su amor por el valle y de todo lo que hacían por el más que nadie. Desde aquel día todos trabajaron duramente por cuidar bien del valle y reconstruir sus pequeños hogares, prometiendo que no juzgarían a nadie a simple vista, que aunque no sean iguales, todos se complementan y que protegerían los vínculos que habían creado entre ellos. FIN -9-

Add a comment

Related presentations

Related pages

RIAÑO VIVE: ...en el Valle

... si ahora lo ves, hundido en la ... que renacer espera ... La última noche que pasé en el Valle amanecí empapado en el agua del Río.
Read more

Pasaporte Estelar: septiembre 2016

... además de en la Convención de los Derechos del niño: "...El niño de ... oasis El otro despertar El renacer del valle hundido El suspiro de los ...
Read more

Rancho de Cuca - YouTube

El Rancho de Cuca está situado en el ... Tanque León Cuates de Australia Valle el Hundido ... El Renacer del Río Monclova ...
Read more

El desnudo renacer de un pueblo | Edición impresa | EL PAÍS

El desnudo renacer de un pueblo. ... de acceso, al menos, complicado, hundido en un valle. ... pese a que llame la atención por el hecho del nudismo, ...
Read more

El Universal DF

Tras la demanda que tuvieron las lecciones impartidas en el Parque Hundido para celebrar el Día del ... Sigue a Línea 12 Del Valle ... el renacer del ...
Read more

parque hundido | Cronicas de Asfalto

Caída y renacer del Barrio Bravo después del temblor de ... colonia del valle, comida callejera, crónicas de asfalto, Daniela ... y en el lapso de ...
Read more

El Renacer de los Olvidados - Zona Fanfic - Saint Seiya Foros

El Renacer de los Olvidados ... proveniente del norte recorría por todo el valle. Al pie de las colinas del Santuario, al sur de los restos del Templo de ...
Read more

Pasaporte Estelar: Postales del Patrimonio

Las palabras a veces pueden ser tristes, pero en muchas ocasiones son alegres. También pueden ser espinosas y hacer daño, pero incluso ...
Read more