advertisement

El gran diccionario de magia antigua y alquimia (enric balach y yolanda ruiz)

0 %
100 %
advertisement
Information about El gran diccionario de magia antigua y alquimia (enric balach y yolanda...
Books

Published on March 3, 2014

Author: leosan2000

Source: slideshare.net

Description

El gran diccionario de magia antigua y alquimia (enric balach y yolanda ruiz)
advertisement

Enrie Balaseh I Yolanda Ruiz DICCIONARIO DE MAGIA ANTIGUA Y ALQUIMIA TIKAL

© Susaeta Ediciones, S. A. Tikal E diciones Campezo, 13 28022 Madrid Fax: 913 009 110 tikal@ susaela,com Textos: Enric Balasch Yolanda Ruiz Diseño de cubierta: Antonio Tello Impreso en la UE

DICCIONARIO DE MAGIA ANTIGUA YALQUIMIA

PRESENTACiÓN El presente Diccionari o de Mag ia Antig ua y Alquimia se ha concebido como una ayuda básica para la lectura de textos sobre ambas mat erias. Se trata de un diccion ario elcmenlal q ue contiene los términos más usuales e mpleados por distintos autores e n sus escritos. I..a selección de las palabr-ds, frases , títulos de libros y n ombres propios definidos en las páginas siguientes, se ha realizado tenie ndo en cuenta los que guardan una mayor relación con la cultura europea. Oc la misma manera , los nombres propios, tanto de dioses (en especial de Egipto) como de magos o alquimistas, se ajustan a la norma de escritura tradicional. El lector encontrará en este pequeño ' 0lumen una visión genernl de la riqueza de matices que e l pens.1mienlO humano, bien a través de la magia (magia y re ligión muc has veces se e ntremezclan), o bien a través de la alquimia, ha generado durante sigJos de doctrina místico filosófica. Sin e mbargo, debemos ac!ar-.Ir que en ningún c.':LSO este diccionario pretende ser una introducción a la historia de la magia o de la alquimia, sino un simple libro de consulla que analiza y describe los símbolos esenciales de ambas. tienen protagonismo en el mundo de hoy, pero su comprensión y conoci· miento ayuda al hombre a conocerse a sí mismo, a saber el porqué de sus temores, sueños o supersticiones. la magia, en especial, pese a ser conside rada una superchería desde el p linto de vista científico, todavía sigue presente en las conduelas sociales. Fiestas, dam.a5, tradiciones, ceremonias y ritos, por e je mplo, están im pregnados de la esencia de la magia más primitiva. Sólo hace falta echar una ojeada a los periódicos y revistas para comprobar que dedican un espacio considerable a los horóscopos, a la astrología; en definitiva, a unas creencias que se remontan a más de cinco mil años de ant igiiedad. Otro tanto ocurre con la brujería, una forma de la magia, que sigue prescnte en la vida cotidiana como lo demuestran la gran cantidad de anuncios de los periódicos. das, fundamentaron los principios de la sociedad y del pe nsamiento precie ntífi- Con la alquimia ocurre tres cuartos de lo mismo . la alquimia práctica murió con la Ileg:lda del raciocinio cartesiano, pero no ocurre lo mismo con la alquimia filosófica, la parte espiritual de un arte que perseguía el oro como parte de la transmutación interior del ser hum ano.Todavía hoy se reeditan los viejos gri morios de alquimia medieval y todavía existen adeptos que buscan la piedra filosofal, el elixir de la e terna juventud. Es y seguirá CO. En la aClUalidad, ni la una ni la otra siendo así. La magia y la alquimia, en é pocas pasa- ,

--- ~ _._~ CÓMO USAR ESTE DICCIONARIO Este diccionario consta de unas 2.ó50 palabras, aproximadamellte, e n orden alf~l­ bél ico. Pa..l la búsqueda de ulla palabra ddx: tenerse en cuenta lo siguiente. Cada palabr. o frase se.: indiCI en neg rila. A continuación figura la abrc'iatur:t mag. diccionario}' algunos títulos de las principales obnlS alq uímicas. Los pc.:rsonajcs se ha n ordenado por sus apellidos o por la forma más usual de dIarIos; po r e jemplo,Avicena . e n lugar de Abú Alí Husayn hen Sina. su verdadero no mbre_ o alr¡. que señala de ulla manera r;lpida s i la p ala bra definida pcrrcnecc ¡¡ la magia o a b alquimia . C uando la pabbr:.lliene UIl doble liSO se señala con ambas ab reviaturas. Después aparece su e timolo){ía, siempre quc se conozca, y actO seguidO la defin ición d e la misma .....IS palabr:ls que p ert en ecen a la alqu i mia mu- chas "ec es vienen ex presadas en latín () g riego po rq ue estas lenguas se usaron y todavía se usan en muchos textos. O tr.1S corresponde n a vocablos árabes, akmant:S, hebrt:os, o simph.:mentc a términos que 110 se identifican con ninguna IengulI conodda, porque los alquimist:ls creaban sus propias palabras para darles un St:11tido cabalístico o htTmético. Jluc has palabras tienen varias definici ones. Po r r::.lzones de espacio se tr::.nan las principales o de mayor rept:rcusión en nuestra c ultura. Cuando existt'n varias defini dones o conceptos para una misma palabra se especifica cada uno de e llos con un IlLllm:ro e n nt:grita : 2. 3. 4. 5. 6. , e tcétera. Además, el lector encontrará un resumen de b biografía de algunos magos y alquimi,<;tas que apareCen en el texto del 6 Un aSlerisco ( 0) jun to a una palabra o concepto.indica que (icn(' su entr.lda <.:vrrespo ndil: nte (t:n singular o pluml, masc ulino 11 feme nino) en el diccionario. De esta manera puede ocurrir que la búsqueda dc ulla palabra lleve a otr::.1 y esa a otra más. Con la lectura de todas ellas o tJtcndrá una amplia info rmació n sobre el conccpto o pal:lbra inicial.Aquellas palabr.ls q ue no tienen ( *) y fig umn como cntrada es de bido a que no poseen el mismo significado de la e mmd:l e n cues· tiÓn . Sólo una nota antes de term inar. Alg unos nombres o fó,:has de libros y biogr:lfías pueden da r lugar a controversias con otros textos. Esto obedece a la gran c antidad de bibliogmfía que existe y a las discrepancias vertidas por muchos alltares. Scíi:tlar la fecha y autoría de un Iihro escrito hace más dc seiscientos allos no resulta tarea fácil. En c ualq uier caso los datos aportados t:n el presente diccionario csün contrastados con varios te:»tos. Ll abreviatura ~ h.~ significa q ue la fecha es aproximada: por ejemplo: Abmham Bar Hina (h . 1065· h. 11 (3), es decir, h:lCia IOG5 (fech:1 aproxi mada de su nacimi en to)~' hacia 1163 (fccha aproximada de su mucrte).

LOS ORíGENES OE LA MAGIA Establecer los orígenes de la magia re· sulta sumamente complicado por la falta de datos fidedignos. Los términos "magia " )' ~ mago" (mag en h ebreo) tal l'ez deriven del asirio MaIJ/JI4 , citado en los libros de los profetas. En el capítu- lo XXXIX de Jeremías se habla,a raiz de la toma de Jerusalén por el rey de Babilonia, dd rab magoel ~ gran mago" Ne r~ gal Serctser. Pese a estos datOs, los antropólogos estiman que el acto mágico es innato en el hombre y surgió e n los albores de la civilización como un intento de buscar respuestas a fenómenos desconocidos. El hombre primitivo tC- nía muy claro que "observar es vivi.c" y observó c uanto le rodeaba. Lo hizo de una mancr crítica porque comprendió .. que e n los fe nóme nos de la naturaleza y del propio hombre estaba la esencia de todo lo creado. A parLir de ese momento el hombre se hizo preguntas que requerían una respuesta. Su faha de me ntalidad científica , de comprensión lógica del medio, le llevó a buscar las respuestas e n su subconsciente}' así, de los fantasmas de la mente, surgió el con· cepto mágico q ue todavía guía las ac· ciones de mucha gente , Los astros, los planetas, los fenómenos atmosféricos (relámpagos, true nos), las ca· tástrofes nat urales (inundaciones, erupciones volcánicas), ele ., fuero n para el pensamiento de la época . Así surgieron las primerns manifestaciones mágicas, las pinturas rupestres con exti.lños símbo[os para propiciar [a caza o para aplacar a los espíritus de los animales muertos. Uros sostiene que la magia es el artc de someter las fuer/.as de la naturaleza por ciertos actos que sólo le afectan en apariencia. Fra7.er, que estudió la magia en profundidad, la considera predecesora de la ciencia más primitiva porque pre· tende dar una respuesta objetivd. a un he· cho subjt:livo. Sin e mbargo, Prcuss esti· ma que el pensamiento mágico es de tipo pre rre1igioso. En el Paleolítico superior, cuando se produjo la gran explosión culturd.1 y social del hombre, la magia ya había adquirido una entidad propia. Cazadores, pescadores, agric ul· tores, todos los estamentos de [a socie· dad primitiva, debían someterse a un rito ceremonial, a un ritO mágico, para obte ner el favor de los dioses. 1 dom inio :1 del fuego , por ejemplo, se consideraba un acto sagrado; lo mismo ocurría con la const rucción de ulla casa o la elaboración de aperos y armas de guerr'J.. La magia impregnó la vida del hombre pri· mitivo porque le ofrecía el único cami· no para comprender lo que por definición resultaba incomprensible. Entre los pueblos antiguos que hicieron de la magia una fo rma de vida está el hombre prehistórico manifestaciones egipcio. Parn los egipcios la vida terrena de algo superior, de algo que rebasaba el y ultraterrcna estaba regida por fcnó7

DICCIONARIO DE M AGIIIIINTIGU y AlQUIM!1I II menos mágicos. TOlbs las COs:.IS estaban animadas por un espíritu scmt:jantc al humano y dotadas de concie ncia ~' voluntad propia . Por t:sta razón, los objelOs más insigllifiu llltes fueron tratados como seres vivos y tenían d pOder de afectar. dt: manera positi va o negativa. a la vida de los hombres. Los únicos quc podían dominar estos espíritus. por medio dt: cxtraños rituales, eran los magos ( nddJ klJe111 , "el que conOt:e las cosas"). Las artes mágicas egipcias estaban e n poder de Thot. el dueño de las morad:ls filosólkas. Thot conoda el nombre secreto de los dioses, sus debilidades, los peligros q ue les acechaban, etc ., y tr.Ulsmitía a sus discípulos estas e nseñanzas. Los magos cgipcios creían c n su ciencia de una manera absoluta ; por ejemplo. las personas nacidas el 27 de ¡moji. cstaban predestinadas a morir, irrcmt:diabkme nte , de la mordedura de una serpiente. No obstante , aunque el mago n() podía opom:rst: a la lllue ne establecida (doctrina del fatalismo). sí podía rC[r.lsarl:l. Por medio de conjuros y hechizos podía altemr el mes y el año en que lIc· bía ocurrir el hecho luctuoso. P:lm dlu se servía de amuletos, talismanes. estelas. omciones, etc. Estos objetos mágicos se colocaban e n las puertas de las casas. cn las habitaciones, sobre las tumbas de los antepasados, )' servían para alejar :1 los an imales}' cambiar el dest ino de las pcrsonas. Si la serpie nte no se acercaba al hombre , nacillo ti 27 de paofi. difícil· mente podría acarrearle la mue rte. Los talismanes y amuletos estaban ritualizados con fórmu las mágicas de d iversa ín- • dole: lJi kau (""palabr.ls m:ígic as~), ("t:xorc i s m os ~), (~conj uros ~) slJellliu tau y lJosi/l ( ~ e ll cantamielltos ··). El e mp leo de cstas fórmulas estaba compkmmc nre extendido y gobernaba la vida de los egi pcios. La llegada de la religión significó ti clt:c1h'c de la magia, aunquc la religión está impregnada de elemcntos nügicos. El derecho eclesiástico hizo Ulla distindón clara e mre la magia blanca, que se sirve de 1:ls causas naturales ocultas;~' la magia ncgr.l. qUC opem mediame la manipulació n de fuerzas ocultas pre'io pactO con el diablo. La primer.! estuvo permitida}' la st:gunda prohibida ~' castigada. Desdt: muy antiguo la Iglesia ha condenado a los magos y a quienes hacen uso de sus supuccstas virt udccs. A los magos St: les cxcomulgaba.a quicncs los consultaban se les condenaba a penitencia dur.Ul[e cinco al'los. Hoy la magia ha '1ued,¡do red ucida a un simple divertimento, aunque algu nas pe rsonas acude n a magos. hechiceros, hrujas, vide ntes. c uranderos, e tc. , par.1 conocer su devenir, para atrJ.er el amor de la persona deseada, o par.! c urarse de algo incurable, ante el firme convencimiento de que obr.m sobre entes supe· riores. Pero sólo es cso. un convencirnic nro personal que nada tiene que 'cr con la realidad lógica y tangiblt:. L. magia actual subsiste gracias a la dt:sesperación de muchas personas q ue hllscan una respuesta en lo desconocido al no hallarla e n la sockdad. Pero. no hay que cquivocarse, sólo es una ilusión .

LOS ORíGENES DE LA ALQUIMIA Muchos autores considtTdn a la magia y a la alquimia frutos de un mismo penSo'!miento, y hasta cie rto punto es así porque ambas se sustentaban en el animismo. Si el pensamic nlo prccicmífico es d iscutido en la magia. no ocurre lo mismo con la alquimia. Los alquimistas cman que los metales estaban dotados de alma, pero su la esencia divina y con ella, sólo con ella, podía emular la obra d e la creació n. Si Dios creó al hombre y a la mujer, los alquimistas medieV".tles estaban convencidos de su poder pam crear ho mllOc ulos. Aunque parezca increíble: hay testimonios fiables de tales hechos. doctrina se basaba en conccplOS ciem ífi- Si lo consiguieron o no sigue siendo un misterio. La bibliografía está llena de testigos que presenciaron la creació n de homúnculos y transmUlacio nes de oro con sus propios ojos, pero nada hay constalado de manera fehacieme. Debe tenerse en cuenta que muchos SU pUCSIOS alq uimistas fueron notables prestidigitadores, capaces de (:ambiar ante los ojos de la concurrencia un pedazo de plomo por otro de oro sin que nadie se percatara del truco. Dic ho esto no puede olvidarse que hubo do minicos, jesuitas e incluso santos reconocidos por la Iglesia, que practicaron la alquimia y de jaron testimonio de sus lransmulaciones.Tal es el caso de s.1n Vicente dc P',¡ú] (siglo XV1l) que , según afirman algunos :llIIo res, destinaba a obras pías los numerosos fondos q ue procedían de sus conocimientos aJq uímicos. Supuestamente el santo aprendió el arte de la transmutación mientras estaba cautivo en manos de un musulmán. En una de sus cartas,fechada e n Avjñón el 24 de junio de 1607, declara: "Mi ocllpación consistía en mantener el fuego encendido en diez o doce hornos ( ...) Mi dueño ( . .) me hablaba de alqllimia cos (la alquimia dio paso a la química), como por ejemplo la teoría del Oogislo (desarrollada e ntre los siglos XVII y XVUD, el principio combustible que contenían todas las 5lLStandas inflamables. B echef, en 1669, lanzó la teoña de que enl~ los clcmemos de la natur.lle7.a esta ba la alierna combust ibl e~ (sulplm r {ldustible), o princ ipio inflamable de los metalcs, aplmtado y.l por Poppiuscn 16 1B.P.lia estos alquimistas el flogisto era el componente responsable de la combustión del azufre }' del fuego en sí. Una especie de alma o espíritu ígneo que <..'Ontenían to. dos los cuerpos de la naturaleza. La transmutac ió n de los metales, la faceta más popular de la alquimia, pretendía convertir un pedazo de plomo en oro, pero no por medios sobrenatura1es, sino mediante procesos científicos. mediante destilaciones y coagulacio nes para aislar el espíritu puro de la materia ,es decir, el espíritu primigenio q ue pe rmitió a Dios la creación del mundo. Los alquimistas estaban convencidos de que el hombre, al ser hijo de Dios, poseía una parte de ,

_ _ _--'.~C~Ci~OI~""~IO DE w.G1iI ANTIGUA YALOIJIMIiI Elllll1:1segunda C;lrt;L cOllfics.1 que e nseñó a un prolcclOr suyo, y:'1 i nst:ll:tdo en Avi i'lón , "mucha:' COS:IS hermosas y curiosas que :lprl'ndí d urante mi esclavi tud- . El s:mto en ningún mo mento relata si conoció o no el arte de la 1..IllSllluta- ción. I>C1'O las e normes camidadcs de d i· nero que manejó. y <.:uyo origi.:n nunca se ha csdan:cido. parecen indie:.f que sí. Nadie puede d iscut ir que la doctrina alqUlmka esti muló el pcns:lIllicllIO científico. Sus o rígenes se pierden e n la noche de la hisloria . Primero p o rque el magi.... tt.:rio alqu ímico c omenzó en época rcmota . )' dcs ptlc.':s porqUé siempre perle- ncciú al campo de lo oculto}' los documentos y testimonios so n escasos. Nadie ha po<.li<lo precisar todavía el origcn y el lugar de la aparició n dt: la alquimi ... L os primc:ros d ocumentos se <.kscubrieron c:n Babilonia pero el auge de la alquimia no lkgó hasta la Edad i1t:d ia. l.:ls teoríóls espeeulati-:Is de los filóM>fos griegos, [os místicos alejandrinos }' gnósticos. h:t'iad:u. e n los rudimentarios procesos de la metalurgia egipcia, llevaron al desarrollo d e la alquimia como t:tl . tos papiros de Le,.den . tlescubicrtos e n Tcbas e n la tumba de un sac ertlote egipc io. contienen ,tigunas recetas de :llquimia asociadas a un ritual m{ lgico. Los árabes imrodlljeron la :Ilquimia en Europa, como lo de muestr:l que los primeros textos de ;t!quimistas occidentales 10 fueran sim ples comentarios de autores ár::lbes. Las Cruzadas y los reinos ;Ír::lbes asentados en la península Ibé rica, sir,-ieron de vía de penc:tr:¡ción e n Euro pa de la doctrina alquímica. Poco a poco [a alquimia adq uirió impo rtancia r en [a Edad Media rc:yes ~' c:m pe r.ldores confiaro n import;mtes SlLmas de d inero a los alquimistas par.1 que lIe'ar:m adelante sus ilwestigacio nes. P:'lr:lcdso abandonó la bllS<jueda dI.: b piedra filosofal para encaminar sus esfue rzos hacia la composición de remedios químkos l.:ontr.1 las cnfermeda(les. Se colocaba así. gr:ICi:IS a la al<j uimia, 1:1 primcra piedra de la futur.l industria farmacéutka. b :Ilquimia. con d paso de lo~ si ~los, se I.:olwinió e n químic a y ahandonó el pens;.¡miento filosófico que la había acompajíado d urante mile nio!>, para convcrtirse en pum ciencia. 1:1llegada dc "' los enciclopcdist:ls r [as teorías de Descartes, dieron por c.:oncluida la d octrina alquímica_ Sin embargo. su esenc ia no murió del todo y algunos todaví.. c reyeron en la capacidad de unos po<.:os par:1 tr:msmmar los metales. Hitler, po r e jemplo, c:ncargó la blísqueda po r toda Europa de algunos textos alquímicos con"cncido de sus enseii:mzas SCl.:retas. Hoy la alquimia ha sido estudiada e n profu ndidad .)' de vez en c uando ap:lrecen textos alquímicos o, mejor dkl1o, estudios sobre alquimia. pero ya hall desaparec ido los gr.mdes in iciados.

A A magoPrimera palablol" del aLf.1.bcto her- Abanico. mag. Del portugués ablmQ. Las plumas. Tambié n fu eron de plumas los abanicos de la civi lización grecorromana. El abanico plegable de papel procede de Extremo Oriente. Apareció e n Japó n, e n el siglo XII ( periodo Heian) , con escenas pintadas y tex tos poéticos caligrafiados, y de ahí pasó a China. Su uso qucdó. en ambos países, limitado a los hombres, mientras que las muje res· utilizaban abanicos ovales (paipay). El abanico ple gable se hizo muy po pular en la Europa de los siglos XVI )' XVII . En algunas sociedades los movimientos o nd ula ntes del abanico se consideraron mágicos. Fraze r relata que en las isla..;; Kei , c uando los guerreros marc haban a la guerra, las mujeres· entraban en sus c asas, lOmaban los abanicos )', al o ír el primer disparo, los agit:¡b:m frenéticamente con movimientos o ndulantes e n d irección al enemigo mientrJ.S cantaban : "¡Oh do rado abanico! , permit e que hagan blanco· nuest ras balas y se pie rdan las del e nemigo ". El movimiento dd abanico, seg ún este autor, ¡Jebe considerarse UIl hechizo destinado a desviar atraer las balas al bl:m co·, depend ie ndo de q uie n dectúc los d isparos. 2. I..a primitiva magia· del abanico pervivió hasta el siglo XIX e n el lIamado ~ lenguaje del abanico" . En A.ndalucía, principalme nte , las muje res· utilizaban este método para comunicarse en lu· gares püblicos de fonna secreta con sus civilizaciones egipcia y aSiriobabilónica, amantes.Dicho lenguaje, que variaba de así como la india , usaron abanicos de unas p rovincias a Olrds , consistía bási- mético. Los rn;L'iOnCS suelen grabarla so- bre algunos de sus inSlmmcntos como inicial de vocablos misteriosos cargados de poder m:lgico.Scguida d e tres pumos en fo rma de triángulo· sign ifica "arqui· tecto " . Ábaco . (llq. Del griego abfl.",~ ta bla · , )' d tatín l lbacl/$,· c uadrado". Dispositivo de cálculo lIlili 7ado por los alquimistas que .. consistía , no rmalme nte , en un c uadrddo· con c ue rdas· o alambres transversales. Cada alambre o cuerda· correspondía a una posición digital (unid ades, decenas ... ) }' llevaba enfilados los elementos para contar (fi chas, bolas ...) que podían deslizarse libremente. La forma más antigua de ábaco consistía de un tablero rectangular con poh'o o arena fina para anotar los signos de n umerdción con un estilete, un punzón o e l mismo dedo·. Para fac ilitar las operaciones se ayudaban de piedrccillas (calcu l i) y de ahí el vocablo ~ calcu l ar~. El ábaco parece haber sido inventado, de manera independient e , por dist int os pueblos (etrusco, egipcio, g riego, hindú , c hino, azteca , etc.) . En Europa, hasta el siglo XVII , los comerciantes utilizaron el tablero contado r, una fo rma evolucionada del ábaco. ° 11

OICCIOOARKl DE MAGIA A.'fTlGlJA YALQlJVJA I A Cimente en colocar el abanico e n cinco p o.~icio ne s diferentes en cada o rientaci6n , consigu iendo aSt veinte signos distintos. Este sistema pe rmitía re presentar gráficamente todas las letras del alfabeto si n hacer distinción entre:- la "n" y b "V", la -C" y la · Z", I:¡ " Z" r la "S".etc. I dcnds, este lt:nguaje se a)'udaba de d iversos signos para tí.1115m itir me nsa jes cortos. Por ejemplo: apO)';lr los labios el1 los plldrones dd :Ih;mico significab:1"no me fio "; abanicarse muy despacilO. "me eres indiferente "; abaniclIfsc CVIl l¡, mano· izquierda·, ~ no coquetees con eS:I ~ .ctc. Abas Ibn Firnas. /Ilag. (lIt¡. Alquimista y astrólogo (siglo IX) de la corte andalLlsí de Córdoba , quc construyó un planeta· rio que simulaba lo~ relámpagos y los true nos, y lanzó la teona sobre la clpa· cidad de 'olar dI:! homhre. Del gricgo abíl16n. ~ inac· Recinto sagí.ldo del templo grie· go, eerí.ldo a la presencia de los fieles. 1:1 mbién se llamó ;t'ií al lugar donde:- se ~lIardaba la estatua del dios. Abaton . IIU/g. cesibk ~ . Abedul. /Il(lg Del céltico bellde. variante de bt'llIlIa. con "a" inicial por influjo de ~ abeto ~. Arbol· de 1;1 familia de las betuláceas que puede crecer hasta los 15 metros de altuí.l. Este árbol· gozó de muchas con nOlacioncs mágicas ent re los cel tas: simboliza ha al dios de los vivos y de los muertos. El abedul protagonizó I.::n el m undo celta algunos actos dl' magia· con tam inante que más tarde fu eron asimilados por el c ristianismo. 12 ¡:í.lzer cita algunos ejemplos de sumo interés. En La rama domd(/ seña];¡: ~ EI jueves anterior al domingo de Pen tecostés, los aldeanos rusos ':m a los hosques·, Gultlln, IIc"an guirnaldas y derriban un aoc-<Iul joveo que revisten con ropas de mujer"' o lo adornan con cintas· y retazos de tdas multicolores. Después celebran un festín }' cuando te rminan 'lIeh'cn a c:trgar con el abedul 'estido y 10 meten en casa elltft cantos alegres)' bailoteo, deposilándolo dCl1Iro de cicrta caja donde qllt:da como huésped de honor hasta el domingo de Pentecostés. En los días inter· medios visitan la casa donde:- esta 'su huésped' . pero al tercer día . día de Pentecostés.lo llevan a un no donde 10 tiran y tras el árbol·, SlIs guirnald1S. En ~ta <-'OStumbre rusa St' muestí.1 claramente la personificación dd árbol· vestido con ropas de n1uje:-r" y el arrojarlO a la corriente dI.:: agua· cs. muy prohabkmente. UI1 conjuro para la lluvia· ... ". L1 magia· dd abedul queda patente en el Cad goddeu o Combote de los árboles· . un tcxtO atribu ido al bardo galés Talies in , en que el abedul simboliza :11 dios mago· Gwrddron. El nombrc· cel· ta del abedul, beztI , aparece en numerosos topónimos ingleses. galeses y franceses. Abeja . lIIag Del btín apiculll. diminuti'0 de api:,. Insecto himenóptero (AP'-s mellifica) de la fami lia de los ápidos, de unos 15 mm de longitud. Las connotaciones mágicas de este animal" derivan

DlCCIOOAAIO O MAGIAANTlGlJA YAUlU IMIA/ A E de las mitológicas. En el arte minoico la abeja se asimila a una deidad femenina . 2. Según la leyenda se delx a Aristí.'O, hijo de Apolo y de Cirene , que vivió en la M cadia, el arte de utilizar la miel" }' la eer.a de las abejas. Anima'" mágico en la antigua Grecia, porque supuestamente alimentó a Júpiter, se le rendía c ulto en el monte Ida. En Grecia representaba a la mujer* casta y trabajadora y se identificaba con Démeler. la madre· primordial que encarnaba en la abt:ja reina. Se le considtT,,-ba un símbolo clónico· y de inmortalidad". La segunda constnlcci6n del templo de Apolo e n Ddfos· se atribuía a las abejas. 3. Los h ititas, pueblo de Asia Menor de origen indoeuropeo que duo rante el segundo milenio antes de Cristo creó un gr.an imperio cn AnatoJia, iden· tificaban a la..~ abejas con la diosa madre" Hana Hana. 4. En la mitología egipcia las lágrimas del dios Ra se convirtieron en abejas. Los reyes predinásticos recibían el título de K príncipes de las abejas". 5. En la mitologia india los azvin OIorgaban la miel" a las abejas. Los dioses Krisna, Indra y VLSnú reciben el nombre" de Madhavas, que deriva del vocablo sánscrito mtuIlJW11l1k$IJIl , "abeja", 6. la leyenda árabe de lbrahim ben Edhem relata que una abeja robaba migas de pan de la mesa de un sultán para alimemar a un pobre que estaba ciego. 7, Entre los judíos la abeja (en hebreo de/)orah) n,"presenta la K ticrra de promisión " que en ocasiones se cila en las cscriturJS sagradas como "tierra donde mana la leche· y la miel" ·. 8. En la masonelÍa la abeja re- Abesamum . alq. Arcilla de alfarero. Los alquimistas utilizaban para muchas de sus operJciones utensilios de arcilla, al relacionar la areilla (roca sedimentaria detlÍtica formada por partículas minerales de tamaño inferior a cuatro micras) di· rectamente con la tierra, uno de los c uatro elementos. presenta la obediencia y la constancia en espátulas, paños, ramitas, virutas de ma- el trabaja. derJ o hierro", elC. El elemento tierra, en alquimia· , se relacionaba directamente con la areilla al ser el material utilizado por Dios para la creación del hombre . En d Génesis (1.26-27) se lee: "Dios dijo: 'Hagamos al hombre a nuestrJ imagen y semejanza. Domine sobre los peces· del mar, las aves dd cielo, los ganados, las fieras campestres y los reptiles de la tierra .' Dios creó al hombre a su imagen , a imagcn de Dios los creó, macho y hembra los creó ... ~ . En la tradición cristiana Dios creó al hombre con areilla, pero en otl':IS muchas tradiciones los materiales parA la c reación del ser humano vanan de la madera a la piedra . Abessl. alq. Nombre· del último elemento de las sustancias que absorbe el cuerpo. 2. Excremento· de los intestinos. Abesto , a/q. Del latín abes/lis. Amianto·. Abesum . alq. Cal· viva. AblaliD. u/l]. Operación realizada para separ.ar las impurezas. Para ello se utilizaban diversos útiles: plumas, cuchillitos, 13

OICCIONAfHO Ot fI.AGIA ANTIG U YAlQ U I I A A IM A Ablutio. alq. Quitar las impurezas me· diante 1 reducción de la sustancia a su ,1 estado puro. Abneleitem. alq. Al umbre· . Abracadabra. II/ag. P:llabra· cabalístil.."a y mágiGI utilizada por diferente.~ pueblos. Su sign ificado real se d esconoce. Los hebreos la utilizaban en ciert os rituaks mfigkos y los g nósticos se sirvieron de dla para l."llrar las fiebres cuartanas. Par.! este propÓsito I:t escrihían en fo rm a de triángulo' invertido. Los c ri slianos la usaron en muchos talism anes·, La palabra' dai"a dd hehn.:o abreq (Id balJln. que signi fica ~c ll'ía tu fuego· h asta la muerte " . E<.;ta palahr;¡· mágica apareCt' en infinidad dc cuentos inf:nll iles. algunos muy anti· guos, hec ho que deja constancia de su popu laridad desde la nl;Ís remota an tigüedad.Algunos autores l lan propuesto , además dd rcseil.:ldo, "arios significados par.! 1 misrna.W'enddin lk Tournay sos:1 tt'nía que las cuatro prirncras ll:tras St: fo rmab:11l con l:lS iniciales de las palabras· hebreas IIb, Bell , Rllllj lIuulÓsl.l. que significan '· Padre. Hijo ~' Espíritu' Santo". BelIerm:llln la der h'a del 'oGl.blo egipcio abrak que equivale a "samo-. lhJl1ter aporta ot ro vocablo egipcio como origen dd abracada{JI"(/ , berre, que signitica "nuevo ", aunque esta pabbra' no parece tcncr sen tido en un amulcto-. Sin embargo, sí podrí:l significar "palabra ' nuco va~ en el sent ido de "t'reada para"'. es (te. c ir, una plllabr.l· más de I:Ts muchas inventadas por los magos·, sin ningún 14 significado intrínseco sa l'o invocar divinidades oseur.s u ocul tas. Otro grupo supone que se tmta de una p alabra· cabalística inventada por el m('lIieo Sereno Sammó nico (siglo 11) . En un grueso 'olumt:n sob re nn-dicina, tilLll:Tdo Preceptos de la medicil/a. Sammónico enseña el modo de emplear esta fórmula cabalística para que surja efecto. Para d io había que escribi rl a sobre pergam inO, dohlarlo en figura de triángulo" de tal mane!~l. que la palabra' quedar.l. en la parte interior para qUl' no se viesen las k· tr.I.S. De esta manera se colgaba del eue· 110 del enfermo dur.ulle nueve días. Pasado este tiempo se descolgaha. se lIe'aba d pequt:ño triángulo' a orillas dc un río que sc dirigier. hacia O rien te.)' se arrojaha al agua· par.l. q ue la corriente St: Ile'ar.! J:¡ enfermedad. De cumplirse esras consejos. Sammónico ascgur.! que "combate las fiebre s intermitentes, la debilidad. r cur.l. las enfcrmedadcs mOrtales con su mar.lvi lloso poder .. Algunos autores de p rincipios del sig lo XIX eSllldiaron el abracadabra y llegaron a la conclusión de que sign ifi ca Sol" o Mitr.l, porquc el astro' rey gir.! :)65 días sobre sí mismo. Esta palabra· la mbi~ll figuró en las contr.!señas dc llUmt:rosas sociedades secret as cuyos miembros la utiJi"A,han para reconocerse {'nt rt' sí. Por último, no lall;! quien ve el origen de esta 'OZ en cierto ídolo de Siria al que se atribuían notables virtudes mágicas par.! Cllr.!r todo tipo dl' fiebres. Para <¡lIC el :Ibracadabra surgiera cfccto dehía escribirse de las siguientcs lormas:

  • DICCIONARIO DE MAGIA ANTQIA YAlQUIMIA, , IRR ACA D ABRA B R ACADA BR A RAC AD ABR A CADA P"J.rís, /11 m agia' sag rada o l.ibro d e Abramelín el Mago' . Se considef'J. entre los grandes textos de magia· conocidos. CAD Abraxas . mag. Del griego abmsá.x,c uyas A klI"aS, segl"1ll d valor numé rico griego, su- A BRA CADA B RA B R A CADA BR A RACADA B AC A D A CA D A A IlR ACADA BR A A BR ACAD ABR A BR ACAD A B AIlR ACA OA AB R ACA D ARRA CA A BRA C A BR A ABR AS A Abraham el Judio. tllt¡. Supuesto autor dd tratado alquímico que Nicolás Fla- mel· adquirió e n 1357. El lib ro estaba e ncabezado con la siguiente fili ación : "Abraha m el Judío , pñncipc, presbítero, le vita , ;Islrólogo y fil ósofo [nombre que recibían algunos alquimistas l, a la nació n de los judíos, dispersos e nlre los galos' po r la ira de Dios , deseo salud .. .". AbrameH el Mago. magoalq. ~1 ago' yaln man 365. Palabra' simbólica entre los gnósticos que re presentaba el c urso del 501* durJ.ntc los 365 días del año. Deriva de. [a hcndición he brea ba rec/)ll , de berech , " bcnd cc ir~. Su significado lo relacionan algunos autores con b rl t.Xlls , · piedra" de bendición-; o abmClu/l lbm". Esta palabra* aparece gmbada e n numerosos talismanes' gnósticos como símbolo mágico, pues nada indiC'd que se . trate de un genio· o un dios. e cree que gO . . . lba de grandes podc res porque con frecue ncia sc e nc uentra en amule tos· de dive rsa índole, junto a esce nas }' fig uras sin ninb 'Una relación entre sí. Su verdadero significado se pe rdió en fecha antigua y poco a poco degene ró e n un símbolo mágico. Según Bernardo de Montfaucon, religioso be nedictino fra ncés. célebre antic uario y helenista de la congrcg,lcióll dc san MaurO,con la palabm' lIbra:Xlls se enc uentran siete clases de amule tos": con cabe7.a· de galJo·,con cabeza" de león*, con cabeza' de Serapis, con c abeza· de Anubis', con cabeza' humana (con o sin alas'), sin fi guras pero con i.nscripciones hebreas, y otros mc· nos conocidos de diversa iconografia. La iconografía del abra:xtJS muestra a un hombre con cabe7.a· de halcón" o de ga110* y p ie rnas" de se rpiente"; e n una quimisla egipcio de quien se conserva mano· sostiene una daga y en la otra un una ohm e n la Biblioteca del Arsenal de esc udo . 15

    OICCKlt.AllIO DE II.AGlA. ANT IGUA YAl.!)j'W I A Abrje. ah¡. Azufre". Acamech. alr¡. P oso o sedime nto de la plata'. Abrótano hembra. l1lag. Del latín abrola1 11/111 , por t:/brolmllllll , }" éste dd griego abr61(mOIll, "sU:lve", "lIulce"}' ten ocasio- nes ·· rJorido". l'lanta de la familia de las compuestas que no supera los 50 c m lIc alt ura . Se considcr:lba que su mayor hendicio ler:lpélllico se conseguía al utilizar (en infusión) las cahezuelas e n número' impar. 2. 'EUl1 bién se le atlibuyó el poder mágil:o de ahuycnt:lr a las serpientes' y de contr.lrrestar cualquier n.'ncno. Absemir. a lq. Picdr:¡' filosofal. Acanto . mag. Del latín aca ll llJ/ls , y éste del griego (liulIlt/.¡os. PJ:¡nta vivaz de la fa· milia de las acamáceas, mur robusta y d e ho jas grandes (de hasta u n me tro de Ion· gitud). En la ElIad Media sus hojas se con· sideraron símbolo de la inmorta!itl:Jd' y, por esta razón, aparece n c n numerosas ocasiones C0l110 tema orn:U llenral. 2. En el mundo cristiano las hojas de acanto simbolizaron la conciencia r el dolor dd pecado. Acarlum. (/llj. Ci nabrio'. plomo' rojo' o minio. Absoluto . alt¡. Del lat ín absolllllls. Nombre' que los alquim istas daban a la pie- Acato. alt¡. Hollín. dm' filosor:.!. Acazdir. a/tl- Est:li,O·. Acacia ferrea . alt¡. Cu<.: har:l de hierro'. De CI/char. del latín cQch leare , de CQ(;/)lea . Accalum . alq. Oricalco. "concha". La forma de estc utensilio ha variado muy poco desde la prehistori a. Al marge n de Stl LISO pura me nte como instrumento par:1 I:¡ ali mentación , e n al· quimia' la cuch:lra también se utilizó jX)r sus connotaciones mágicolitúrgiclS. Desde el .~iglo XIII , o un poco antes, la eu· c hara sirvió par:. mezclar el :ll!lIa· con d 'ino e n el of<:rtorio de la misa, es decir. par:l transmutar dos líquidos e n la san· ~n.: ' de Cristo. "vinagrc··. M agrio'" . Il ierba 'ivaz de 1:1 familia de las poligonáceas. tille se con· sideraba capaz de <':l!mr por magnetismo, es deci r, por la sim ple tr:l nsm isión de su pode r mágico. Andrés de L aguna refiere que si :¡lguie n bebt: un como plleslo' de r:líz de acede ra y lIesp ués es picado por un escorpión no sufre nin· gllll dailo. AcahL alq. Agua' lIe azufrc·. Acaid . alq. Vinagre. Acalai. alt¡. Sal·. ti Acedera. 11/(/8. Del latín acelflria.dc lIce· 1// 111, Así lo relata el insigne ckntífk o segoviano (siglo XVI) : M sim iente del l:ípa· La tú silvestre, y del oxilápalO se bebe cómodamcnte con agua' o con 'ino con· tra los n ujos disentéricos o celíacos,

    DICCIONARIODE MAGIA ANTIGUA YALOUIMIA ! A contra los hastíos del estómago y contra las picaduras del alacrán. Además, si alguien bebe tal simiente y después fuese he rido del escorpión no recibirá daiio alguno Algunos se cuelgan las r.tíces del cuello contra los lamparones. Majadas y aplicadas a la natura de la mujer·, detienen la purgación. Cocidas con vino y bebidas son saludables a la ictericia ,deshacen la picdr-d de la vejiga y socorren a los heridos del alacrán ... n . e... ) La virtud de algunas plantas para luchar contm las picadur.ts y mordeduras de animales· venenosos las hizo muy p<)pulares y arraigaron en la magia· con tanta fuerza que todavía hoy,e n algunas zonas de l Pirineo y las Alpujarras, los campesinos las utilizan con fines mágicos. Aceite. mag. Del ár-dbe az ZlIit , ~ jugo de la oliva ~ . En el ámbilO de la c ultura me· diterránea el aceite tuvo connotaciones mágicas y religiosas. El término hebreo scbémen, "aceite ~ , se c ita doscientas vc· ces en la Biblia. El Libro de los Números· menciona al aceite como parte de los diezmos que los fielcs de bían ofrecer a Je hová. Durante la permanencia en el monte Sinaí, e l aceitc y la harina· fo rmaron parte de las ofrendas de los jdes de las doce tribus. En la consagración de Aarón y del sumo sacerdote se de rramaba aceite sobre la cabeza·, yen la consagración del resto de los sacerdotcs se ungían las manos·. 2. Utili7.ado en medicina para calmar los dolores y cicatrizar las heridas, en la magia· su unción· tmns- feña al neÓ fitO poderes wbrenalur"lcs. 3. Aplicado a los difuntos se creía que evitaba la putrefacción· del cadáver y lo preservaba pam volver a la vida en el más allá. 4. En el antiguo Egipto se tenía por cie no que el brillo del aceite protegía al ungido cOntm las fuerL.as malignas de las tinieblas. Aceite de azufre. alq. Del ár-dbe az zait, U jugo de la olivJ. y del latín sulfJhur, sll!phuris. Ácido sulfúrico. Acero de los filósofos. alq. Del latín aciar/llm ,de acies,~ fLio " ,y philosophkl.C.aos· o acumulación de elementos natumles que deben ser purificados. Acetabulus. alq. Medida cuya capacidad equiva lía a media cáscam de huevo·. Acetum. alq. Vinagre. Durante siglos se c reyó que los vinagreros poseían un secreto para la e laboración de su produc. to, y que dicho secreto sólo se tr:lOsmitía a los aprendices c uando alcanzaban el gmdo de maestros. Acelum philosophorum. alq. Vinagre nlosófko, es decir, leche· de Virgen o agua' mcrcurial pam disolvcr los metales·. 2. Algunos autores sostie nen que el vi nagre filosófi co procede de la destilación· sucesiva de los <.... par.tzones de las torrugas· marinas. Acelum radicatum. alq. Poso que se observa en la retorta· tras la destilación· sucesiva del vinagre. Achicoria. mago mozár.tbe del latín ctVoz chorea. Uierba viVdZ de la familia de las 17

    D ICCIONARIO DE MAGIAANTIGUA y ALDUIMIA I A compuestas, que se utilizó para conjurar los Iu.:chizos de las brujas· . Recolectad:. la noche de San Juan impedía el poder maléfico de las brujas' . Por esta razón , se colgaba de los dinteles de las cas;.s, o se guardaba envuelta en pailos blancos" y limpios. Adamas quadralus planus. alc¡. Oiamanle* cuadr:do· }' plano. Adamatum. al(j. Cualquier lipo de piedra brillante. Adarneeh . alq. Oropimente. Ácido muriático. ahf. Del latín acidus, y I/luria, "sallllller::.·· Acido clorhíd rico. Acies. aft/. Acero. Acónito común. Adarris. al(j. Espuma de agua· de m;¡r. Adee. aft/. Leche agria. Del griego ak{mi- Adech. a/t¡. 1' o mbrc* que r¡;:cibió el··yo·· Hierba vivaz de la f:lmil ia de las nInunculáceas. que se em pleaha de una ma· nera práctica para malar :. los lohos. En el Illundo de la magia-o nu.:zc1ado con otras plantas como 1:1 ruda- o t:l azafr:ín *, servía para espantar a los malos espíritus' . 2. Una (1<: las doce plantas de los roSac ruces. 3. t os griel!os situaba n el origen de esta planta en la espuma del Cancerbero· c uando Hércules· k reselló dc los infie rnos' . El Cancerbero·, el ~ perro de tres c abezas·· , hijo de Tifón y Equidna ,u.s+ todiaba la puerta de entrada all·la<!t·s* Las notas suaves de la lira (k Orli.:o le adormecieron, Hén:ules o 10 venció. lo subió al Illundo de los vivos)' después lo de'ol'ió al Ha(l<:s' por orden de Eurisleo. (ego) e ntre los alquimislas. ltulandus· es, pecifica; ··Se 1r:lla de nueslro hombre interior e invisible, que prefigura e n llllesIras mentes las imágenes o arqu¡;:tipos de todas las cosas que nuestro ser visible y exterio r imita y form a con sus manos.... .~ . Acsuo . a/q. Coral· rojo*. lación· . Acus. alq. Agua*. Adepto. alq. DcllalÍn adejJflls. Nombre que recibía el alquimist:l que habÍ:l con· s¡;:guido la piedra' filosofal . IIIlIg. fOil. Adelfa. IJU/R. Del ára b(: (/(/·diJ7ií. y éste del griego dfl/J/Jlle:· laurd"·.Arbusto de la fa milia de las :tpocináceas, q Ul: en la península Ibérica se consicler:l una planta de mal augurio. Por esta circllllSlancia ha formado parte del arsenal de las brujas· que utilizaban di'c.:rsas partes de esta planta par:1 realiÍ',ar pócimas y ungrlenlOS· que pote nciaban el mal de ojo· . Adeps. alq. El últ imo líquido dt: la desti· Adam . (lft/. Tierra ro ja·, fuego· dc la natur.tleza o mercurio· de los sabios. Ader. alt¡. Leche' fresca sin grasa. Adamas acuminatus. alq. Oiamamc* de c ualro caras. 18 Adibal. aJq. Mercurio·.
  • DICCION DE MAGIA ANTIGUA YALQUlM1A / . ARIO Adibisi. alt¡. Tortuga" O capar.azón de la tortuga". Adirige . alq. Amoníaco·. Adivinación aritmética. mag. Sistema q ue utiliza cálculos matemáticos par.! predecir el futuro . Sus princ ipios se sustentan en las su puestas propiedades mágicas de los números" pares e impares. Los oñgcncs se silúan en cI antiguo Egipto y,supuestamcnte, llegó a Grecia de la mano" de Pitágoras. Esta adivinación se basa en la represemación numéricl¡ dcl nombre del individuo que efect uaba la consulta. Los números· que sirvieron para dichos cálculos fu eron el 3,e17 y el 9. todos con poderes misteriosos. Adivino . mag. Dcllatín addivlllaro," adivinar". Persona que adi"ina o predice e l futuro con agüeros conjellu".tS. En cI mundo antiguo los adivinos tuvieron especial relev-.!ncia en la vida de las sociedades. En Grecia , por ejemplo, destacó por sus ,""nidnios· cllcbanoTiresias",ciego desde los siete años. Según la It:ycnda, sus poderes fueron tales que incluso después de muerto conservó su capaddad de predecir el futuro. ° Adonay. mag. En hebreo significa M Señor mío ~ . Los judíos lIlili ....aban este vocablo para no pronunciar el ven.l:Idcro nombre de Dios representado por el tetragrnmalOn Yh w lJ . muestra una cápsula grande, redondeada o achatada, coronada por el disco estigmático. Como planta mágica la utili ....aron las bru jas" cn infinidad de ungüentos· y pócimas. En la península Ibérica se empleaba para preservar de l mal de ojo· .Sirvió también, en e l arsenal mágico de las brujas· , para confeccio nar el famoso ungüento· P;U<l -'olar.E1 padre Feijoo,que estudió el tema, señala: gDiccn q ue aquel ungliento· que afecto de volar usan las brujas· . tienc la virtud de adormecerlas profundamente; que luego se sepultan en aquel letargo; o porque el demonio· les conmueve la fantasía porque las brujas· están de antemano ahamente selladas de aquellas especies, concuniendo acaso e n parte la virtud natural dd ungüe nto· sueñan tan vivamente que vuelan y asisten a aquellos diabólicos congresos, que cuando despiertan fu-mísÍffiamente creen que no se trató de un sueño, sino de una realidad ... M. Así fue. Las brujas· jamás -'0laron pem la sensadón de volar, en parte por la sugestión y en parte por cI efecto narcótico de las plantas q ue formaban parte de los ungüentos·, les hicieron CTee r que sí, y lo jummn una }' mil veces frente a 1 tribunales de la Inquisición, con05 "encid:lS totalmente de su virtud mágica. En los misterios eleusinos la adormiderd se ofrecía a Deméter, como símbolo de la lie n".! . pero también como símbolo del sueño y del olvido que permitía a los acólitos renacer a su nueva condición de inic iados·. Adormidera. //lag. Del antiguo dormid(!ra, y éste de dormir. Planta anual de la fa- Ados. a/t/- Agua· en la que se sumerge un milia de las papavtr.íceas, cuyo fruto· hierro· candente. "

    !llCOO'lAflIO !lE !.l.AG1A NffiGUA. y Al.0UI~.A f • Adram. alq. Sal· gema. Adraragi. ({(q. Azafrán· . Adsamar. alq. Orina. 2. Se utilii'..a también liando ex plicación par.¡ el fenómcno algunos se desesper.lfon , como le ocurrió a Empédoclcs,quc se lanzó de e lbeza' :1 las llamas dd Etn:! porque prefirió morir de wrgiienza antes que de ignorancia. p:lra lksignar la acció n de lavar. Aelhnici. allJ. Espíritus' del fuego" . Adversa venae pars. a/q. I"art e contraria a la 'ela de un mineral . Aer. a/q. Alie nto ' vi tal o cspírilll*. Aelites. IIU/g. (lIt¡. Piedr.l de :I¡.:uila·. Según la tr.ldiciól1 sin ella ningllll (¡guila· dana a luz. Se !t: atribuyeron numcros:ls 'irtudes mágicas y :tlqu imic:.s. Aeris scobs . alq. Cobre" natllr.ll. Allenicum. (l/l¡. Alm'l· . Aeruginato. a/t¡. Cobre roj izo. Alformas. a/q. Cristal. Aes. alq. Cobre". b is primeras minas d e cobre (lles) conocidas est:lban e n ElIbea, donde. según la tradició n, se lraha· jó este metal por primera ·cz. Los alqui· mistas atribuían el cobrc" :1Venus. Aflreng i. alt¡. Plomo· rojo" o min io. Afrob. a/q. Plo l11o· . 2. Cuerpo impuro. Agaba. alt¡. Cal' preparad a. Aes Corinthium . alt¡. Cobre que proced í,. de Corintio. Aes Cyprium , alt¡. Cobre" quc proccd[a de Chipre. Aes hermetis. (lIt¡. Mercurio". Aes ustum. (l1q. Cohre" cocido.Sl~ o bte nía colocand o C IIl:lS allcrn,.s dc cobre" con sal· )' azu fre e n un reci piente de I> .. rro. Aethna , alq. Nombre' del fu ego' subterráneo, invisible y sulfúreo que provoca los 'olC:lOes. En la :mtig iiedad muchos hombres dc ciencia se interrogaron sobrc el origen d el fuego· sísmico. No ha· 2D Agar. alq. ..:11'. Ágata. mag Dd latín a c/)afes , )' éste dd griego ach{¡ l es. Varicdad de c alcedonia mur d ura raigo tr.¡nsparenlc, utilizada en joyerí;. como piedrJ. p reciosa. En la m agia" se asimi l;¡ a la longevidad r a la SOl' lud. 2, Dependiend o <1<: la for ma }' d color*' de sus 'etaS, l'lin io la con:.i(!t-r:tha un amu!t:lo' p rotector control numerosos animales· peligrosos. A este respec to refiere: "Es {¡til COntr.l las picadu ras de arañas'. Sobre las ágalas l,.s :-guilas· cons¡ truycn sus nidos p:.r. p roteger a sus polluelos dc los animales" ,'c ne n05OS. Calma la sed~' fo rtalece la " ista ... ~ . Plinio tamo b ién refiere laS distintas figur..s q ue

    OICCIONARlO Il€ MAGIA ANTIGUA YALOUIM { A IA muestran las ágatas: nos, bosqucs·, animales· de carga, hiedras·, carros de guerra, cstatuiLlas, adornos de caballos·, etc. Aseguraba, al igual que Pirro, que poseía un ágata en la Que aparecían Apolo y las nueve musas con sus insignias. Rulandus· corrobora la versión de Plinio y escribe: "Yo mismo pude observar una gema en casa de un príncipe (que no era allténtica) en la que, cuando las manchas se movían, aparecía un nlstico arado e ntero.Tambié n encontré otra vez una piedra blanca·,cerca del pue rto deTangm,en la que aparecían restos de un lobo o de un león·, en mitad de una rosa· tallada con tanta precisión por la natur.tlt::z.:l ,que parecía que la hubiese. grabado un joyero ... ~. En algunos tratados de magia· se aconseja el USO de ágatas como remedio contra numerosas enfermedades }' como afrodisíaco: también para protegerse de las tormentas y contra el temido mal de ojo·. Agiel. mago Nombre" que recibe en los c uadrados· mágicos la inteligencia dc Saturno·. Agli, Nicola Antonio degli. alq. Alquim ista italiano (siglo XV), autor de una im· portante obra repleta de láminas que han servido de base a otros textos alquímicos posteriores. Agricola , George Bauer, apodado . alq. Científico y alquimista alemán ( 14941555) que estudió en L eipzig, Bolonia y Venecia y, posleriormeme, se instaló en Bohemia, en un centro minero, para ejercer la medicina. Sus continuas visit".LS a las minas y a las fundiciones le dieron un profundo conocimiento de la minería y la metalurgia·. Más tarde se lf:l.sladÓ a Chemnitz, donde ejerció de burgomaestre y llevó a cabo varias misiones diplomáticas entre Carlos V y Fernando de Austria. En 1556 se publicó su obrd más famosa, De re meulilica libri X li que durallte aÍ10S se consideró un texto básico par.t la minería. Lo ilustr.tn doscientas noventa y dos láminas con información sobrc la maquinaria de la época. En esta obrJ. se diserta sobre la varila del zahori· y la labor que verifica el alquimista en los metales· viles para hacerlos nobles. Sin embargo, negó la posibilidad de la transmutación· alquímica. Agrippa, Enrique Cornelio. magoalq. Filósofo y alquimista renacentista (14861534 o 1535) cuyo verdadero nombre·, Heinrich Corndius von Nc.:tteshei m, sustituyó por el apodo de Agrippa o Agripa, en ho nor de su ciudad natal. Contemporáneo de ParaccJso·, estudió en la Unive rsidad de Colonia y estuvo al servicio de los empt:rJ.dores Maximiliano 1 y CarIas V. Su filosofía está impregnada de la corriente animista que norcció en su siglo, interesada principalmente por el origen d e la natur.tle7..a y sus problemas. En ella se funden los conceptos religiosos cristianos con una visión mágica del mundo, un desprecio por las ciencias e mpíricas y un desmesurado interés por la cábala· . Agrippa concibió la naturalC""La como un principio animado}' universal (alma· del mundo), el cual no aclara si 21

    DlCCION ARjO DE MAGIA ANTIGUA YAlQUIMIA I A de be identiJicarse o no con Dios. Algu· nos auton.:s le hacen fun dador secreTO de la fr;lte rnidad de la Rosacrm:. Entre sus principales o bras destat:an Acerca de la filosofía oculta o magia· . Comentarios del Ars blY!l'is de Raillll/udo Lufio }' Acerco del dl/doso saber y la vallidad de las ciendos. Agua. /lUIR. alq. Del latín aqu(1. Par;¡ los hombres Jmig uos [as aguas fu cronfims el o rigo ( "fu t:nte )' origt:n") dt: todas [as posibil idades de exist<:ncia. Po r eso se consideró al agua feme nina y madre. En casi 1{X!aS las civilizacioncs se;: alude a una "fuentc· de la eterna juve ntud" , de d ifí· c il at:ceso , q ue proporciona la vida eter· na o el rejuvcnt:c imicnto a quienes be· bt:n sus aguas. Los ant iguos t:onsideí.l.han q ue 1:1 t:ascadas. fl lentes' , arroyos. lagos. 5 ríos, ctt:. , e staban vivos y utilizaban sus aguas para profetizar o CUí.l.rse . Estas <:re· t:ncias se extienden desde el Neolítico hast:1 las sociedades ac tua les, como lo at estiguan cie rtas prohibiciones de las autoridades eclcsiástit:as o [a costumbre romana de arrojar monedas a las fLlen · tes·, costumhre que todavía perdu ra . 2. En el antiguo Egipto se imaginaba la vida humana de acuerdo a las c recidas del Nilo y se <:reí:! que el :Ig ua formaba parte de la esencia· primordial que dio origen a los st:res vivos. Durante las fiestas en honor de Osiris se veneíJ.hall un fal o· (símbolO dd dios) y un recipiente con agua (símbolO de Isis) ,d ementos de la re producción que, en el aspecto má· gico, reprt'sentaban el car:ícte r imptTe· t:cdero de la vida. 3. En numcrosos ri tuales lll{igicos }' religiosos el agu:I puri· 22 Ika a los adeptos' y les conduce :1 una rcsurreo..:ión· mistka. como en el bau· tismo uistiano. 4. En la India el agua se considt:r"J. el demt:n to indispe nsable de la vida porq ue de mil fo rmas (sangre, lechc*, savia, l[uvia', elc.) está presente en la natur.¡]eza. 5. Uno de [os t:uat ro ele· mentos de la alquimia· occidental. Agua Que no moja las manos. alq. Mer· c urio·. AguaciÓn . a/q. Del latín aqua(io. Nom· bre· dd agua· que se añade en el proceso alquímico de la sublimación· . Aguamarinél. mago De agita 11/(/1"11/(1 , dd latín aq/l a , y lI1(/rIIlIlS. V:lricdad gemológica dd berilo· que e n el mundo de la magia· correspo nde al mes de marzo y al signo zodiacal dt: Piscis. Águila. mag. a/q. Del latín aquiJa, deri· vado posibleme nte de állk)'/os.··curvo" , por la lorllla de su pico. Nomhre· comlín que reciben [as a"es f:llco nilorrnes de la familia de [os accipítridos.A esta a"e, de gí.l.n importanCia e n la mitología. se le atribuyeron numerosas d rtudes mágicas. Plinio refiere que construía su nido sobre una piectrol m{igit:;¡ dotada de pode· res rnar.'illosos (actites· o '· picdr:.l de águila "). Otros autores aseguran que las úgui[as se ,·alían (!t: este talismán-. que su· jetaban con las garr:.IS, para po de r rnir;lr al Sol· de cara. 2. Como t:mblema dI;" la d ivinidad simbo lizaba la i nm orta[i dad ~ }' el alma· humana que tras la mue rte re· monta a [as regiones celestiales. 3. I:n los vatici nios· simboli zaba la ventur;1 y la fe·

    llICCIfJHAfOO DE MAGIA AHTIGUA YALQUIM f , IA licidad. 4. P.dm los indios de América lid Non e las plumas caudales dd {¡guila tienen especial simbolismo y sólo pueden usarlas quienes st: han distinguido por su valor. 5. En d ane románico representa el principio de 10 espiritual y celeste, e n lucha const:tnte cOnlm las fuerz:ls ctó. nicas. 6. En alquimia" el águila simbolizó la volat ilización. Un águila que devomba a un lc:ón" repn::sclllaba la volatilización , el cambio experimentado del fijo por el volátil". Sin duda, csta asimilación debe atribuirse a la fábu la del ave Fénix' que renace: de sus propias cenizas. Los al· quimistas denominaron íIlJllila coe/estis (~ águ il a celc:stial") a una panacea mercurial que curaba todos los males. Agujelas de bruja. mag. Oc aguja,dclla· tín acucula, lIiminutivo de aClts ,· aguja~, y bruja, voz de origen iu cieno. presu· miblemente prerromá nico, Nombre que recibe e n Alc:mania el dolor de ri· ñones. Para evitar este dolor, como fruto de la siega, los campesinos saltaban sobre las hogueras del solsticio de verano o trazaban círculos alrededor de ellas. Ahenum , a/q. Vaso de metal, de igual anchura que altura, dotado de una tapa hermética. figura del Ahorcado participa de esta mística y de la p urificación al estar la figura invertida. 2. En la mitología escandinava la figura del Ahorcado adquiere especial simbolismo porque Odín ,esposo de la diosa Frigg, sc ahorcó en e l Iggdrasill, el árbol· del universo que ocupa el centro del reino de los dioses , pero si n ser eje o soporte del mundo. AhQrcados. ""'g. Los hechiceros utilizaban diferentes dcspojos de los ahorcados para confeccionar sus pócimas y ungi.icntos· mágicos. En la brujería- y la magia· europea el semen de ahorcado" adquirió una especial reJc:vancia en la preparación de diversos elixires' . Ahusal . a/l}. Azufre arsenical. Aiarazath . (1Iq. Plomo·, Ailly, Pedro de. mag. Teólogo y astrólogo francés ( 1350- 1425) comisionado por la Universidad de París e n la asambJc:a que intentó poner fin al cisma de OccidentC.Tuvo un papel importante en el Concilio de Constanza. Escribió un tratado de astronomía titulado De correctione calcndm"/l. Ahorcado, El. mag. Arcano' número' 12 del tarot' , Los pueblos primitivos cola. caban a sus divinidades en un plano in- Aire. a/q, Del latín acr, acr;s, }' éste del griego a ér , (léros. Uno de los cuatro elementos de la alquimia- occidental, En alquimia· el aire y el fu ego· Se conside ran act.ivos y masculinos; el agua· y la tierra, pasivos y femeninos. El aire se asocia al termedio entre el cielo y la TierrA para hálito vital, creador y, en consecucnda, preservarlas de Jos malc5 del mundo. La a la palabra-; al viento que generan las Ahius, alq. Sal' gema. "

    DICCI()IWl.o DE MlGIA ANTIGUA YALau... ,A I A te mpestades,asociado en numerosas m itologías a los procesos 'it;llL's: y a la luz, el vuelo, el perfume (que St: tr.lOsmile medianIl' el aire), elc. Ajenjo. I//a,f-I. Del la(Ín ahsintlJlulI/ , y éste del griego (ffJ.~(lIllJiol1$. PI:m t:t 'ivaz de la familia de las com put"Slas , que e n magia' y esote rismo se consideró el receptáculo' dd astro' inferior. Su perfume, inhalado, provocaba visiones inICrnak s. Sin e mbargo, también fo rmó pa rte de los filtros" de amor que p rep:u":lban los bru jos gr:madinos. Ajo . f}/ag. Del latín alilllll . [' Ianta de la familia de las liliá<'."C:ls que t u vO inlinidad de aplicaciones en la botánica oculta O mágica. Se utilizó como amu leto' . 1-10me ro refi ere que c uando Ci rce" convirtió t"n cerdos' a los compaileros de Ulises. óte se libró del hechizo gr.tcias al Allilll l l mol)" que h .. bía recibido d e Ik rmes. Sin e mbargo, e l po¡Jcr mágico más popular y difund ido atribuido a los :ljOS es el de espanlar a los vam piros. UrJ.m Stoke r, c.:n Drácult l . habla :lIupliamente de dIo. Por esta r:lzÓn. las disti ntas especies de ajos se han utilizado parJ. eOlljU í.lr el mal de ojo' , los malo s espíri tus' , cte. Aj usticiados . /lltIg . Los cuerpos sin 'id'l de los ajusticiados fueron pr1'ados de sepu!tUí.¡ por las ordenanzas cclesi;Ístieas. Los brujos eonsidcmban que sus cspírit lL~- vagahan c te rnamc.:nte y los i n "oc~· ban con numerosos fi nes. Akibot. alq. ¡ zufre. 24 Akon . a lq. Piedr:l cónic:l, cuyo nombrc· deriva de acónito-. una planta que crece e n las rocaS. Al Biruní. alt¡. Viajero ámbe (973- 1048) que visitó la India}' dejó noticias sobre el arte alq uímico en el r:lI1trismo.l 'r.ldujo al sánscrito los Elemelltos, de Euclides. y el A lmaMl!sto. de "l"o lomeo· . Alabastrites. a lq. Alabastro, de la ciudad de igual nombre e n Egi pto. o de Damasco (Siria). Según Rulandus· hay lrcs clases. El blanco' }' bri llante se ul ilizaba l'n tie mpos pas:ldos paí.¡ tallar santos y monunU ;I:ros a los di funtos. Alacranera . mtlg De abcrÍln . }' este dd ámbe a l·al/rab . l-lierba anual de la familia de las papilionáceas, t uvO varias aplicaciones e n la magia" homeopática o "ley de scme jan7..:I". Po r esta razón, 1:1 fo rma de sus fru tos", e ncon.-J.dos. se considero un remedio excelente. sin base científi ca ninguna , eomm las picad uras de los esco rpiones. Alahic. alq. Pa rJ. algunos ;Utores esta palabra" defi ne al horno' o alanor" de los alquimist;ls,pam Otros al carbón dc leib . Alambique . lIlq. Del ámbc alllll blq o aUIIhlq, y éste del griego á mblx.Aparal o empleado en alquimia' parJ. destilar compuestos. Consta de un c uerpo d0 11(k se coloca el líquido a deStilar,q ue recihe el calor". y un l:ond ucto que am lrlca de su parte superior r continúa en un serpentín por el que s.11c el producto de 1 des:1 ti lación".

    DICCDWIIO DE lAAGI4 ANTIGUA YAlOOIMlA / l Álamo. mag. Voz de origen incierto , posiblemente prc rro mana. Árbol· caduci· folio que florece antes de que broten las hojas. La coloración de sus ho jas se con· sitiero un símbolo de dualidad: la pa rte verde se identificaba con la Luna y la más oscura con el 501 . 2. l os indios hi· · datsa de Amé rica del Norte c reen que todo objeto natura l está dotado de espíritu", y especialmente su sombrol" , La sombra· del álamo, el árbol· más robusto del valle del Alto Missouri , se su· pone que posee una inteligencia que , debidamente manejada, puede favore· cer a los indios en determinad:ls em· presas. lidad" d e los hombres, y esta c ircunstan· cia la convirtió en una plllllm de uso en pócimas p:ml aumentar el rijo. Albahaca. mag. Del árJ.bc al·babaqa. Hierba anual de la familia de las labiadas, formó parte de un compuesto· de hierbas par.. liberar del mal de ojo· y de los hec hizos. Otros autores señal:1Il que esta planta c riaba gusanos en el cerebro, y que aliviaba los do lores del parto < tan :on sólo suje tar en la mano· una raíz de la misma . Albani. alq. Piedras de sal· de leche". Albanum . alq. Sal· de orina. Alareón, Fernando de. alq. Falso alquimiSta (siglo XlV) q ue ejerció su arte al servicio de l arzobispo deTo ledo, en tiempos de los Reyes Católicos, y murió eje· cutado por estafador. Albaras. alq. Arsénico·. Albedo. alq. Lcukosis·. Alberto Magno. (llq. Filósofo, teólogo y al- Alartar. alq. Cobre" ñlOdido. anual de la familia de las compuestas q ue tuvo pocas aplicac iones mágicas, pero una de ellas merece destacarse. Se con· quimista alemán (1 206- 1280) que perteneció a la Orden dominica. Comentó sistemátic.unentc las o br.t.s de Aristóteles, ejerció de profesor de teología en varias ciudades (París, Friburgo, COlo nia), y tuvo como alumno a Tomás de Aquino. Alberto Magno introdujo e n el pensamiento occidental la totalidad de la obra aristotélica, Conocido en los círculos cultos como Doctor wziversfllis, sus detractores le llamaron "el mono· de Aristóteles~ . Entre el populacho tuvo fama dc mago· y (.le poder alterJ.f e l c urso de los acontecimientos. Se le atribuyc la creación de un autómata capaz de hablar,que sideraba Que aumemaba el flujO de es- le servía de criado, y que fue destruido perma·, es decir, que propiciaba la feni- a su mue rte. Entre su.~ o bras desta<.-an De Alas. alq. Dellatin ala. Corresponde n al elemento superior activo y masculino: los animales· sin alas representan el principio pasivo y fe me nino. Alasalet. (l1q. Amoníaco·. Alastrob. alt¡. Plo mo· . Alazor. mflg. Del árabe al-usIL/r. Planta 25

    DICC IONARIO DE "".AGIAANlJGU y AlOUIMIA I A A /legetatiblls et plfmfiblls,De (/1l;1II(/libus )' Los t/(/mirab/es secretos , obrd de au- toría discutida. Albeslon_ altl. Cal· vi"a. Albicante. a/q. Del latín a/bicans, a/bicalltis, de a/bicare. ~ blanquear". Proceso alquímico que, a través de sucesivas sublimaciones de la materia". convertía la "Obm negm o • en blanca· . Albor. alq. Orin3. Albula . ah/- Perl;,· hlanca·, Album. alft Cobre· blaneo·. AlbÚnea . J/Iag Del latín a/bumea, dce allJlls ," b l3n co ~. Ninfa· con doncs profét i· cos a quien se consagró un bosque , un; fuen te* , una grilla)' un templo cerca de Tívoli. Profet izaba e n el bosque* sagrado dc Ti bur, a orillas del Auia, por medio de sacerdotcs dormidos r cubiertos con las pieles· dc los animalt:s· que sac rifica ban. Seglm Lauancio, e n el CIUCt: del An io, se descubrió una estatua de la ninf;,* cOllun libro en la malla·. Sus orácu los·, guardados dur::mc siglos en el templo de Hércu les·, se trasladaron al Capitolio y forma ron parle de los libros sibilíticos. Alcahest. a/q. Mercurio· prepamdo. Algunos alquimistas consider::ban que Cr::1 tártaro·. Se creía q ue el a/cal.¡esl ac tuaba sob re todos los metaks al StT un d isol 'entce univerSal. Van J-Ielmonr· }' Paracelso· fucronlos primeros en aClular " el térmi no a/cabes/. aunque este d isol· vente fu e conocido por todos los alquimistas. L dift:rencia fundamental está en .a que Paracdso· lo ide ntifica con un "t:Spíritu· quce act lla direu a me ntc sobre el hígado·· y Van Helmont· como un simple disolvt:nte de mectaks" capaz de actuar sobre todos los elementOs y cucrpos de la misma manem que "d :Igua' caliente disuelve el hielo ". Fulcanelli lo <.:onsider:a Ull fuego· de la naturaleza, y especifica: "El primer agente magnético em picado para preparar el disolveme - que algunos han Ilam¡ldo alctlhes{- recibe el nombrc* de 'kón· vcrde' ,debido no tanto a su coloración verde como al hecho de que no ha adquirido touavia las camucrísticas animales· que distinguen químicamente el estado ad ulto del estado naciente. Es un fruto 'verde }' ' acervo' . compa rado con el frut o 'rojo·' y ·maduro ·. Es la juventud metálica, sobre la c ual todavía no ha actuado la evolución , pero que contiene el germe n late nt e de una energia real , llamada a desarrollarse más adelan te. Es el arsénico· y el plomo· con respe<.:lO a la plara o }' el oro' . b la imperfección actual de la que sald,:' 1 mayor pertCcción fmura ; el TU:[ dimento de nuestro embrión,el embrión de nuestra piedm·, la pkdr;:t· de nuestro eli xir· . Algunos adepLOS·, c ntre ellos Ba...ilio Valcru ín·, lo llamaron ·vitriolo· verde', pa ra expresar Sil naturaleza cálida. ardiente y salina; otros 'esmeralda' de los filósofos ' , 'rodo· de mayo ', 'hierba saturnina ' . Álcali. alq. Del ár.lbe tI/l/ati, de qi~I', ~sosa ", a tf:w(:s dd latín. Base quím ica.

    DICCIOtWlIO (t MAGIA ANTIGUA. YAlOlJ1t.4IA J -. 2. Sustancia, p.1rticu1armcme la cal·, la J» I'asa o la sosa , que disuelta c n agua· da una solución alcalin a. 3. Principio sim· bólico de los alquimistas. Alcamor. alq. Plomo' . Aleaol. alq. Mercurio' . Alce. mago Dd latín alces. Nombre" común de varias especies de mamíferos artiodáctilos de la familia de los bóvidos y cérvidos. los indios omaha, del centro nordeste de Estados Unidos, creen que sólo con tocar a un alce macho su cuerpo se c ubrirá de pústulas y manchas blancas'. Alcebris vivum. alq. Azufre. Alchibit. alt,. Azufrc*. Alchonor. alq. Plomo'. Alcimad . alq. Antimonio'. Alción . altl. Del griego alky6n , de MIs , ~ mar~, }' k)'o,~ concebjr-. Estas ao" es, consagradas a la diosa Tetis. llamadas actualmente martines pescadores, se incluían en la preparación de ciertos medicamentos alquímicos. Ovidio , en

  • Add a comment

    Related presentations

    Related pages

    Diccionario de Magia Antigua y Alquimia - Enric balash ...

    Diccionario de Magia Antigua y Alquimia ... y Alquimia - Enric balash - Yolanda ruiz ... la magia y la alquimia; DESCARGAR GRATIS EL GRAN LIBRO ...
    Read more

    El Gran Libro - Diccionario De Magia Antigua Y Alquimia ...

    Este Diccionario de Magia Antigua y Alquimia se ha ... Yolanda ruiz .pdf; Diccionario de Magia ... DE LA MAGIA Y ALQUIMIA Enric Balach PDF; El gran libro ...
    Read more

    DICCIONARIO DE MAGIA ANTIGUA Y ALQUIMIA”, Enric Balasch ...

    “DICCIONARIO DE MAGIA ANTIGUA Y ALQUIMIA”, Enric Balasch y Yolanda Ruiz ... este “ Diccionario de Magia Antigua y Alquimia ... El desarrollo y ...
    Read more

    Balach, Enric - Diccionario de Magia Antigua y Alquimia ...

    El gran diccionario de magia antigua y alquimia (enric balach y yolanda ruiz) El gran diccionario de magia antigua y alquimia (enric balach y yolanda ruiz)
    Read more

    Ver TVES - El gran perro muerto - LaPeliculas.com

    El gran diccionario de magia antigua y alquimia (enric, El gran diccionario de magia antigua y ... i yolanda ruiz diccionario de magia antigua y ...
    Read more

    Enric Balach & Yolanda Ruiz El gran diccionario de magia ...

    Archivo Enric Balach & Yolanda Ruiz El gran diccionario de magia antigua y alquimia.pdf en la cuenta del usuario lucentum • Fecha agregada: 11 oct 2015
    Read more

    El Gran Diccionario De Magia Antigua Y Alquimia (Enric ...

    Descargar: El Gran Diccionario De Magia Antigua Y Alquimia (Enric Balach Y Yolanda Ruiz).pdf
    Read more

    Diccionario de Magia Antigua y Alquimia: Amazon.es: Enric ...

    Diccionario de Magia Antigua y Alquimia: Amazon.es: Enric ... Enric Balasch y Yolanda Ruiz ... El Gran Libro de... Este Diccionario de Magia ...
    Read more

    Siglo Xviii La Sociedad Amantes Del Pas Y El Mercurio

    ... El gran diccionario de magia antigua y alquimia ... antigua y alquimia (enric balach y yolanda ruiz) ... El gran diccionario de magia antigua y ...
    Read more