advertisement

De cosas urbanas, Manuel de Solà-Morales

50 %
50 %
advertisement
Information about De cosas urbanas, Manuel de Solà-Morales
Books

Published on March 9, 2014

Author: Restituyo

Source: slideshare.net

Description

En resumen: De cosas urbanas
'Tanto como sistema de flujos o código de memorias, la ciudad es cuestión de cosas.'Para Manuel de Solà-Morales, la lógica abstracta de la ciudad se halla en la materia de las cosas urbanas: la urbanidad estáindisolublemente atada a lo concreto. En su trabajo subyace una atención cautelosa a la riqueza latente de los lugares urbanos.Sus propuestas son siempre miradas sobre la ciudad, verdaderas interpretaciones en el límite entre la arquitectura y elurbanismo cuyos efectos trascienden el ámbito físico de su intervención.Este libro presenta proyectos urbanos realizados en las dos últimas décadas e incluye una selección de textos del propio Manuel de Solà-Morales, con un prefacio de Kenneth Frampton y un ensayo de Hans Ibelings.
advertisement

tl; E ffi ,§ W " i ffi í [iúi ü[üfil'fimilililili il [il'^

IJ¡ U I PREFAcIo Kenneth Frampton I URBANTDAD Hans lbelings 10 I o z !r l v'i oe cosÁs URBANAs Manuel deSolá-Morales ! I PARA CREAR LUGAR (COSNS INVENTADAS) 31 Saint-Nazaire, Vitle Port Trieste, Porto Vecch¡o (1ee6-2oo2) (1eee-2oo1) Oporto, Passeio Atlántico cívica La periferia histórica 32 La estrategia de la oeee-2oo2) frontalidad 4z TopografÍa marítima como estructura 46 Génova, Cantieri Navali (ee9'1eee' Groningen,'Winschoterkad s La Haya, Scheveningen Sotto Corso ttse+-tee6l La (2oo2-2oo4) S8 medida no es la escala 62 Secciones desplegadas 66 LA MIRADA ESTRATÉG!CA 72 t LA FoRMA coNDENsaoe(cosRssupenpursrRs) 8r Alcoy, La Sang (tsaa-zoo2) El casco antiguo como categorÍa de proyecto 82 Lovaina, Stationsplein (se6'2oo2) El ordentrastocado go Barcelona, Sant Andreu Arnhem, Rijnboog (2oo5-) (2oo1-2oos) Laviv'enda pública como proyecto Coherencia por LA MIRADA COMPULS¡VA TO8 diferencia 1o4 urbano 98

7"1 ooz --T=: eurapou ugrlpPrlPrlo ¿861 a6L o]lel{oid otuol Euellred e1 t4u c66L so^rllalorsor:edsaTsorr¡qgd sol:uds3 266t, 966u 991 olapou urssouolural ?66r, VLL spppuot sepepnt3 VSt lesre^tun r¡odg:1aLu 9VL EIElluol oooz lEualpul ppptupqjn eunerc¿ Sooz Stv soovNorfff'lf s sorxfr s§ z.vL vsotsNV vovutw v'l ovL 9lL ouBqrn aluarj'orutllrEtu aluarl 6661_8661) or¿t!l!.¡El¡r EnuaJaqofur'peprnrsruuo.rd'ppptnulluol z€.v soueqin salrulJ sol pJluoJ geL YeL ouen¡od oeL (Looz) (_iooz; aluaJl ,p)tuglEsaf noN elqod,Euolallug EUESSeJJof ,?ssEJlaI oupqrn opnN (-¡ooz) u¡a¡du.redg oltJlstp onenN alupsaralur pnuulstp pl (0661) (É661_o6eL¡ ,soraquv epuulfr3 ,seleqtrrv JaplodJepuuxalV ' uruplelg¡ 9tt pllprlsqe pppno pl (0661) zl?ldlapuuxelV ' ulllag 9tt (orf r'HNol Nl svsof ) vtNJDouf raH Not)vlnwntv vl §

  • o I U C Quizá no es del todo casual que el único paÍs en el o lU É, 0. ue la arquitectura del paisaje no cultivara y demostrara el potencial de un acercamiento moderno tardío al urbanis- o_ mo, sobre todo si ese país es Cataluña, antes que España en su conjunto. Para darle E peso a esta afirmación es necesario regresar al momento en que los Plans i Projectes per a BarcelonalgSl-1982 fueron promulgados por vez primera como un proyecto LL algo desordenado enfocado a una mejoria urbana global, bajo el auspicio del enton- .C ces alcalde, Pasqual Maragall, ycon ladirección de Oriol Bohigas, quien yaera lo () que es hoy, un empresario del urbanismo. Tres años más tarde, en 1983, en una C C exposición sobre la evolución de la forma cÍvica en Barcelona desde r75o at93o,1 CJ pado por la evolución histórica de la ciudad, asÍ como por la eventual posibilidad de Manuel de Solá-Morales empezó a destacar como arquitecto y estudioso preocu- V intervenir como urbanista en su propia época. Es entonces cuando Solá-Morales inicia su vocación de intelectual dedicado a Ia intervención urbana. Es también el momento en que aparecen publicaciones catalanas tales como zD Construcción de la ciudad, Arquitecturas bls y, sobre todo, la revista UR (dedicada al urbanismo y editada por el propio Solá-Morales) que ayudaron al desarrollo de un discurso local particularmente sofisticado en relación al futuro de la ciudad. Para Solá-Morales, todo eso vino a consumarse en larealización de su proyecto para el Moll de la Fusta de Barcelona en t985. Este paseo elevado, equipado con bares y cafés, se constru- yó sobre una vía rápida existente con el objeto de mejorar el acceso al puerto y permitir una vista panorámica sobre el mar. La designación de Barcelona como sede de las Olimpiadas de t99z dio aún mayor ímpetu a una cultura de renovación y expansión; ímpetu que trajo apare)ada una transformación del frente costero hacia el norte del Ensanche original de Cerdá y que propició los diseños para acomodar la Villa OlÍmpica como una c¡udad en m in ia- tura. Para la misma ocasión, aunque para un cliente privado, Solá-Morales dedicó su atención al diseño del conjunto de edificios llamado L'llla, emplazado en la ave- nida Diagonal en el centro de la ciudad. Esta estructura de uso mixto concebida como un bloque de oficinas de 4oo m de longitud y alturas medias, y diseñada en asociación con el arquitecto madrileño Rafael Moneo, está destinada a convertirse r N. deT.: Exposición que, con eltÍtulo/nlc6 de la urbanística municipal de Barcelona : most, ¿ dets fons m¿ni¡ipals de plans i p ! m existe como una profesión en sÍ misma sea además el lugar en donde primero se ñ I¡. q roj ectes d' u rb an i sme, 175o-1g3o,se celebró en marzo de 1985 en el Saló de Tinell. en la demostración por excelencia del concepto que Solá-Morales lLama acu puntura urbana y que se traduce en una intervención que, en virlud de sus limites y orga- nización intrinseca, es capaz de aumentar el tejido de la ciudad de tal forma que sirve al mismo tiempo como instrumento para reestructurar ytambién para enrique- f ! o
  • 8 cer el contexto inmediato, alavez que potencia un conjunto de repercusiones y desarrollos que sólo son parcialmente predecibles. Construido en un extremo del Ensanche y con un garaje subterráneo de varias plantas que se extiende bajo todo el complejo, este bloque fue diseñado guardando relación con la escala de la cuadrícula urbana del siglo xrx y también con la aglomeración desordenada que se ubicamás allá del núcleo histórico. El perfil escalonado de esta estructura permite ver- la como hito cuando es observada desde las partes más altas de la ciudad a las afueras del centro. Un aspecto clave de esta estratagema simbiótica fue la incorpo- ración de un centro comercial de cinco plantas a lo largo de todo el edificio, justo por detrás de la tradicional alineación de tiendas que dan frente a la avenida. Desde Ia realización del bloque de L'llla, 5olá-Morales ha continuado con el diseño de una intervención de acupuntura tras otra, desde la propuesta de 1988 paralrans- formar las instalaciones portuarias de Badalona, cerca de Barcelona, hasta un proyecto similar para el puerto de Amberes en 1990. Las mejoras en el transporte pú- blico y las infraestructuras han sido a menudo las motivaciones latentes de las intervenciones propuestas por Solá-Morales, desde su renovaciÓn del centro de conexiones ferroviarias y del intercambiador de transportes de Leuven (t996-zoq), impulsado principalmente por la extensión de la red de trenes de alta velocidad (TCV) en Bélgica, hasta su todavía más arriesgada propuesta de realizar un intercambiador de tránsito, en gran medida subterráneo, en el corazón de Amberes, o su propuesta de zoo4 para Operaplein, también en Amberes, que conecta el acceso de vehículos a varias líneas de transporte, incluyendo estaciones de tren y de autobús, y que integra las redes existentes de circulación en bicicleta y a pie. Más cercano a la cirugía que a la acupuntura, esta incisión estructural en forma de corre- dor iluminada de forma cenital es comparable en audacia al viaducto para el tráfico rodado de múltiples niveles que serpentea entre el borde costero y el tejido residencial contingente propuesto por Solá-Morales para el perímetro del puerto de Cénova (1998-zoo5). Asi pues, vemos que el agua, cuando no el océano, acompaña muchas de las propuestas urbanas del arquitecto, tal como podemos apreciar en proyectos tan variados como la lÍnea costera de Schevenningen, La Haya, proyecta- do en zooz, o como el llamado Passeio Atlántico realizado ese mismo año a las afueras de Oporto. En otros casos, Solá-Morales se ha visto confrontado a los sedimentos del tiempo, a la congestión topográfica de un viejo y decaído barrio de trabajadores en Alcoy, o a un búnker de hormigón en masa a prueba de bombas construido por los alemanes
  • ti.;t ¡ 'sElla aJlue saropElpsl"u ol.uol 'sauollEf lpul sElse Erpd 'ornln] lap pppnrt el rod seure pEpnD pl rod Luernbgr un ouol uol oplanlP ap 'rPnlsE Japod sPI ? PpEulPll Pun ouol '3rlo lod lsE '.( opesed 1ap 'auPd eun ap :¡uqo¡3 ?tuioj ap alesuaul elqop aisa rpldale souiaqap anb ap prtuaarl u¡ ap Áo5 'odutattr le ua opeuolln¡one eq u¡Eas elprp+ p?prurepoLr.r Pl ep satrue]¿l sepPplunuodo se¡ ,{ ourlsap la erqos ,pd ua 'plugsolU aUEd ue 'ugtxaUai ESUelxe 3un I 'e¡lryu8erd el sepe:gp sop sPtlll]l! s3l aluEJnp plsrueqrn ouor ofpqerl ns ap oppuozel o8o¡g1er un rod olsandLuol glsa selPJoW -p¡o5 rod pqla] el plspq pppzrlea.r ugr::npord e¡ ap operedse u?l ueunser alsl 'nw p A opand sauorfua^Jelur sPquP Á ra>1u¡q ¡ap o¡and U r uol :oqlal ¡a a.¡qos selr"ug.roued sulstn se¡ e.redn:ar lB osallB ap PdLUPT epBnfepP Pun opuEueslp saparzd sel ap sg^prle alanboq uer8 un ap ugtfelolred z¡ aluetpaiu ¡u o:rs¡1 Á lensl^ osellp ¡ap ¡er:rzd uglce;adn:er eun u.r3o¡ anb e¡ ua 'eq:e¡ pl plseq serlsarp sgtu sauonue^ur sns ap pun se plsl 'sourrELUqns sns e ofrqo: lup U ú. d ep olrsgdo.rd la uol elpzeN-lurps ap oyand ¡e o¡unl¡erpun6¡ErrenD llEl aluernp
  • o o0 o I LA = (.) I z É (^ C c§ I LA ARQUITECTURA Y EL URBANISMO DE MANUEL DE sor-A-UoRALES Desde comienzos del siglo xx, el urbanismo ha evolucionado en gran medida hacia unadisciplinatécnicaen laque, amenudo, losdatoscuantificablestienen prioridad sobre las cualidades espaciales: se habla de desgloses de áreas urbanizadas, de superficies disponibles, y de rendimientos expresados en porcentajes. Las funciones parecen ser más importantes que el uso. Como resultado, el urbanismo, en cuanto práctica y como disciplina, se ha convertido en algo extremadamente abs- tracto mientras Ia distancia entre la planificación y lo que realmente llega a construirse no deja de aumentar. Además, en muchos casos, la relación entre el proyectista y el proyecto parece débil. La autoría de un edificio se considera como algo evidente, a pesar de que son escasos los proyectos que pueden ser atribuidos en su É, f totalidad a una sola persona, y, sin embargo, todavía se puede detectar la firma del arquitecto en muchos edificios. En cambio, en el caso de los proyectos de urbanismo, esto raramente ocurre. El urbanismo se hace desde las grandes compañÍas, los departamentos de la administración local, los supervisores, las firmas consultoras, etc., y sólo en casos excepcionales se atribuye a proyectistas concretos. Además, los planes de urbanismo son objeto habitualmente de un mayor número de concesiones, acuerdos y ajustes. Manuel de 5olá-Morales se aparta de la práctica profeslonal actual en la medida en que opera como autor de proyectos urbanos. Tras él no hay unagran compañía, un departamento de administración local o una firma consultora. No, su práctica del urbanismo se hace a la antigua, como la de un artesano y pensador recogido en su estudio; todo lo contrario al ambiente burocrático y tecnocrático en el que se desarrollan lamayor parte de los planes de urbanismo. Como arquitecto, Solá-Morales trabaja de forma similar y no podría operar de otro modo, siendo como es un proyectista para el cual ambas disciplinas, arquitectura y urbanismo, no funcionan sólo como simples extensiones la una de la otra, sino que están unidas a la perfección. En muchos de sus proyectos resulta imposible señalar el punto en el que se pasa de una disciplina a otra'. su arquitectura influye en su práclica del urbanismo, tal como su práctica del urbanismo siempre posee un componente arquitectónico. Esta la que su aproximación del urbanismo a la arquitectura se expresa en la manera en solá-Morales logra desindividualizar sus edificios. A su vez, como arquitecto, trabajo evita el habitual culto a la personalidad, mientras mantiene una reservay una sencillez que hoy en día se han convertido en poco común, cuestión que puede
  • ns 'pEprupqrn pl ap peprlrqrsod pl :lpnuelod uer8 un pueppluesep uonenllu 'elu?§qo o¡ 'e¡8reua eunEuru o Bcod alstxe enb so¡ ua solund ua sauonueruelut apand I ¿ruas UE BJAU] -a]!p V 'olrela uer8 un rrcnpo.rd e.r3o¡ pepnr: el Epol ap plp3sa ua ugr:und Bun anb 'o]:alnl ue aluaulerp.rouuud alsrsuol salprow-?lo5 ap ofeqerl ¡e 'ernlundn:e e¡ ap e,:uaf sgu sa ou anb ugr:uarualur uun uof anb se te8eu apand as ou enb ol 'uetq Eroqv 3p _rere ousru'eqrn la rEln[ur]se A rce.tt ue outs 'sapupnrf itnr]suo) -:aunb¡ ua'oluarlup]lelp alsl'ugnuarualut Etutultu pl a]uetpaui olla]a 'ertro Él -.rod salru.r¡¡ sns euerl plrp?tu e¡Eo¡euu Else uetq ts 'pupqin etnlundnce se 'salpJoW -isodul¡ un ua Eprfnporlur efn8e pun enb ep papr El ua ESEq as ern¡undntu El seJluarLU 'anb -nuur -erow-?loS ap seuooueAJelur spl ep ollela la 'aupd EJlo ue oif a;e un a:npord re8n¡ aasod 'p¿pnn e¡ ap e¡.red prlo ue ou Á auarruelur lg epuop !llE aluatuepuxa pplts es sal -EloS ep surqe¡ed ot!rxELr ¡a rerSo¡ ua ^ e.r ep aup lo ua o oluerueauu¡d ¡a ua Bsuplsap ou ofeqer¡ ns ap Er]uase Bl 'aued er]o uoJ oprEoea anb so¡ uo: saluauoduor uos Á sa¡erow-?loS ap ofeqet¡ le ua salqelr^aut seluetp ¡ lernlEu pLll.loj Eun ap puot3Eler es ua EllEq as ofeqe"rl ns ap ¡edrcurrd ¡q ol 'opo] -arEur uos Erlolsrq e¡ Á ecrlglsa e¡ 'e¡Eo¡oura1 ouiol lpuoorperl eadorne pppno ?J z( pl 'Erfuereler ap sotrund salpdouud opesed la uauorl enb ¡( solunfuol soppptnl uEruJoluo3 enb soyarqe sor:edsa Á sorrrlrpa ap sodn.r8 soppurLUJalap ua esa.ldxa as anb 'e¡e ap ?rqo oluof pepnrf El orur?l oluaruer.relp le as enb -rpgrd -edu¡o: -rpeur e[ p 'E]r]g]sa elueue]upuLuopa.rd ugr:eluauo ap 'oluarue3Jafe la uof ru 'or.usrupqrn ¡ap odLuer le ue pnlqpq oqreq Eq as anb opell -sq¿ uol pprenluol ou soeugrodutaluo: outsrueq.rn ¡e r( er -npalrnbre e¡ ue selerow-ploS ap lanupw iod pptu.rnse ugrctsod El 'a¡pd ns rod -ell¡of 'sgurep 's?rollns -sru"qjn ep odrl elsa ue ugrsaldxa ns upiluenlue arduars ou pppno pl ep plltuputp pl sol 'sP!u 'solapou I eprn e1 'puoisrq pl ap sopeparaq soueqrn safusled ,{ sa¡euorcrpe.r} solepoLu ua as -reseq ualans soloeÁord sol 'pppnrr El rnrlsuol ap eUE ese ul 'otusrl?uonrperloeu ¡e,{ oLusrurepou-rsod ¡ap epu8a¡¡ pl epsep puo}ou s7wza^vpe) oqlaq pL{ as 'opuo} oluatLusslafp un Jp pL¡ arduuers ugrs -serl la ue salal s oprfeu?uJad eÁeq anbune ¡( 'aluasald oprlsa -le^ur eJsl 'pPpnD pl Jrnrlsuol ep eup le 'euB otuof otustupqrn lap ¿1.¡jlL ns ua §o o8¡e o,..r. -¡ar{o¡d -suol E u3 'olus ap Elrprlsqe ugreuluasardar pun ua opprulo1supr]'Áoq ap oulstueqln -nlol'espu -sqE 3iu ap olrpJlsqe ouJstueqrn lp olsando o1 'sofn¡; Á uaur ua elsrsuol ¡ap elrulgl ugrfelueuo a¡ed puenq ua oprcarzdesap Eq -oustupqln 'aluarqtue un ep oupqrn )al)g)e) le '.¡nep ¡e Á r¡odgrtraLu sa- leer o1a[qo ¡3 pl e uaÁnquluo: enb souuqrn sonrJrpa 'pppno pl ap orluap sonurpe rod elsanduuol plse prnllalrnb.re n5 'etqepd e¡ ap oprlues oua¡d la ua 'oupqrn oSle Ernlleltnbre e¡ ep Jalpq plsnq as opupnf 'lpnuesa ouol -ollury ep 'sepr pepuorr( Err¿q ? osrel ouol esleJaptsuof -ole^ Euaqap anb ap resad e 'olet"utuoue oprpoep ap o8set un ''IiI n r
  • Para solá-Moraleslel núcleo de esta urbanidad no se halla en una imagen urbana convencional, nitampoco en una alta densidad, dos aspectos comúnmente asociados con Ia urbanidad. paraéI, Ia esencia descansa en el equilibrio adecuado entre densida d y mezcla, como tan apropiadamente lo define él mismo, entre cons- trucción y actividlq¡ Desde esta perspectiva, solá-Morales es capazde detectar el potencial urbano de lugares y objetos que otros seguramente caracterizarian como periféricos. Construir en la ciudad,,construir la ciudad, requiere un delicado equilibrio entre el .tejido urbano y la construcción, entie la sustancia común y los objetos especiales, entre la normay la excepción. El trabajo de solá-Morales oscila constantemente entre estos polos, y lo hace de una maneraintrigante en la que los aspectos inusuales asumen a menudo una forma convencional, ligeramente frÍa, mientras que sus contribuciones en apariencia más corrientes suelen resaltar. Al convertir lo común en algo especial y lo especial en algo común y fortuito, solá-Morales reduce la extrema diferencia que existe en muchas ciudades entre el monumento y la maleria construida del diaadia, entre Ios edificios singulares y lamasaurbana. En una época en la que resulta imposible escapar de los edificios icónicos, esta diferencia resul- ta por lo general muy grande. pero no en el caso de solá-Morales, cuyo trabajo en este campo se caracteriza por su conmovedora uniformidad. La distinción entre arquitectura y urbanismo tiene escasa relevancia en su tra- bajo. Todo lo que hace puede ser entendido como una construcción de la ciudad, yaseaagran escala con un plan urbanístico, através de latransformación del espacio público o bien con un solo edificio. por analogía¡ no existe en su trabajo una distinción esencial entre proyecto yteoríalambos aspectos pueden ser comprendidos como reflexiones sobre la ciudad y sus propiedades. Una de las cualidades de solá-Morales es su capacidad para captar el potencial urbano de las más divergentes situaciones. Ese es su mayor mérito, pero es también la cruz con la que debe cargar, puesto que una y otravez se Ie pide insuflar nueva vida en áreas que claramente carecen de esa crase de urbanidad, como en el caso de las riberas de weerwater, elgran lago de ra ciudad de Almere en el pólder holan- dés, o bien en la transformación de lazonaen Ia que oporto y ellitoral convergen. El encargo de salvar el espacio de ocio costero horandés de scheveningen tras años y años de agonía, entra en la misma categoria. Dentro de la obra de solá-Morales hay un sorprendente número de encargos que comparten emplazamientos similares: allí donde la tierra confluye con las
  • o ó = d) É. l u!E se opol anb ugrsPlo Eun ue ofrp sEeqloo) uau f oDrur asa rlnpord ugoerurporu puenbed eun 'pulruJru ugnrpe EUn salon -ede anb so¡ ua sorcedsa uor oqel E V E.rPd uPlsPq EpEu Áeq ou alueuualuat re^all urSo¡ opnueu u ¡9 anb o8¡e sa o}s3 io8¡e ep ordr:uud la EpEu pl ap iperl lsopn8er¡ad oruof solufsap tes uapand o¡gs anb so8re:ua aluauplpgued eqr:er salprow-?toS 'otusrupqrn ¡ap ,{ e"rntr:alrnbre e¡ ap oruof lsE 'eurr lep ¡( orlea] lap sPlrlsljallErEl rellrsBlue i 'sollo uof El ep sg^Erl p eueq)n pEparros pl ap eyed ras ¡{ uf ouol P Prf uepue] El P oplqac soun asrpJluo)ua ap pepr¡rqrsodl r¿dr:rued aqrn alruled anb puprsuep Aepzaw ap ugopurqLUol -e¡ed serod ep rpq la ESe p EI ap sa}uaprsar sol p alueurpsnard acnpal es 'serq pzalernlpu esa ep sor:edsa Á 'aluarlua ap e¡apeuud u¡ 'eurnbse e¡ spf resold uel seso: E alnper as sa¡eqo¡3 sapppnn spl ua ?uprp EprA pl 'lpurj tV'spapr a sauarq'seuosrad'¡e¡rder ap sofn¡¡ ep lprpunu par pun ua opou un ouol atarcde anb r¡odg.r1auu pun ep Elpr] as ls osnllur :¡1ua1eu o¡ e 'a¡qr8uel p opplp aluaualqnlosrpur o81e ras ap efap ou peprupqrn €l 'selprow-?los prpd 'oupqrn ue asrua^uol -and opol rser ored 'pepnr: sa opoi oN 'ernpelrnbre sa opol e re8a¡¡ o o1 'l res ep :g96vep olseqrupu ns ue urelloH supH Eleuas anb e¡ oLuoe lprper uE] lulueulppun1 pnlrlfe ?un ua Epespq glsa pppnn El ap ugrsrA ns 'pnueprna ua elueu'elerpar-uur e8uod o¡ ou sutrsandotd sns ep erdord Enuafrlar e¡ anbuny 'songrpe Á seuosred uefia¡uoc anb ¡a ua re8n¡ ¡a ,{ 'ugnue^uol ;od pepnrr oLrlor oppraplsl:r sa anb o¡¡anbe ep opele ¡9 rernb¡en: ua asrpp apand puprue q)nelrcqe)epppnrr el epuop !llE sa ou le alqrsuas ered ora¿ oluerue aluauppunrrold se sa¡eroi¡1-ploS 'pupqrn ?rn]lnl EIE ugrseqpp ns ul pas anbo¡ oeza¡ernleupl 'oduue:la'saolsa'pepnn?l apouerluol ol)ezeq)dur;tuBrs ou anb ol 'Euuqrn prn]lnl pl so oluarurpsuad ns ,{ ofeqerl ns e}orq enb e¡ ap e}uan} el sErlo P sPun sEp -pluerlue uaA as o uerluanfua as seuosrad sEl opuop !llp 'sorapues sol ueznrlerlua es epuop !llp porur as arduuers anb eueqJn pEprsuap e1 Aepzaw e¡ uelrrured anb saseq sEl reluas e.red 'efuau-ra pepno El anb rlturad ,rrá 'rgrriu opunlord auar¡ anb ¡a ua pure] un 'ousrupqrn lep lprrur os¡ndLur ¡a sorcedse soq3rp E-lua¡uor an8 -rsuol sale.low-p¡o5 'olrnyo; o8lu ua:ered anb sauonuanra¡ur seunS¡e ul 'rpu lap Blprl as rs opol a.rqos 'en8e la pzuaruol apuop jltp pqplp pEpnn El 'pEprupqrn ap ugrrruUep rarnb¡en: ap er:uapuadepur olnruln un 'ugrf rsuprlEun up!]f ale efesred ouor oprpuelue uoJ seluare1rp alueL.ulErf uasa spuoz arlua Á ua8.¡Buu un upfr?tu anb so]¡aÁord ap plprl aS res p elslser es 'oS.requua urs 'anb -uallerel ras apand anb o3¡e uol prluanlua as pppnn e1 r{ eza¡?Jn1eu oLuol oppz anb so¡ ua sare8nl 'senEe

    7 posible allí donde no hay arquitectura; pero que no se puede hacer nada más alli 14 donde hay arqu¡tectura. Es posible que esté en lo cierto. No obstante, lo que Solá- Morales logra llevar a cabo allÍ donde no hay nada es producir algo que mantiene al mismo tiempo las posibilidades abiertas, sin descartar nada por adelantado. Y lo hace mediante la adición de una materia construida que no siempre está dirigida en primer lugar a cumplir con un programa estrictamente funcional. En otras palabras, la verdadera legitimidad de dicha adición no se localiza en la función o en el programa. Tampoco sus adiciones al paisaje urbano se distinguen por su utilidad o por su ostentosa belleza. Lo esencial reside en su presencia material, lo cual le permite convertirse en un punto de cristalización de la urbanidad. El trabajo de Solá-Morales refleja un honesto optimismo en el "aquello que no existe aún puede tener lugar". 1 l_ Precisamente allí donde hay poco o nada y donde la motivación para implantar una propuesta no surge automática o rutinariamente a partir del programa, ni en ' ocasiones tampoco del contexto, es donde mejor funciona su método -que, a pesar de las imperfecciones del término, puede, no obstante, ser llamado acupun- tura urbana-. Aunque su trabajo siempre es personal y, por lo mismo, resulta casi imposible seguir, como no sea mediante c¡erto tipo de imitación, aun asi es posible extraer lecciones generales de sus puntos de vista y de su método. La importancia de esta aproximación resalta de form aparlticular a partir de la simple distribución de su obra: buena parte de su trabajo se encuentra fuera de Barcelona, fuera de Espa- ña. El hecho de que su labor funcione en un amplio rango de ubicaciones se debe a la apertura con la que 5olá-Morales se enfrenta a sus encargos, especialmente en aquellos emplazamientos en los que la ausencia es la protagonista. Su habilidad para detectar el urbanismo en este tipo de lugares y para est¡mular su resurgimiento ¡_e basa en un análisis del entorno construido que combina precisión y sensibilidad. Tanto la una como la otra pueden ser adquiridas: la precisión a través del ejercicio disciplinado y la sensibilidad mediante el aprender amirar, acapfar cómo funciona la ciudad y cómo las personas hacen uso de ella. De este modo, el método de Solá- Morales ofrece un relevante apoyo paraanalizar cómo la ciudad, en cuanto entidad construida, puede dificultar o alentar el comportamiento humano y, en consecuencia, puede afectar el habitus del residente urbano da más de la mitad de la población mundial-. -categorÍa en Ia que está inclui-

    a -/' -..' ¡-t' OY -' l liU ,v*2 Ic, n/, t .^¿ W ," :r ' t'. a'

    *'n' ¡r b r [. .t: t.. E' m n o -u rD -C 3-v oE -z gut

    ;,1 ;1 .1 ::::i,,:iy'¡i . ' alt:t///. ,: ..'.tLr./);t 'l;t lfi;:i;, lr I l:,.,--. i !.fi. i.:,. iii *r'''r.; . :ti.atr .."4,-.-. . 1,.i ¿ i !,'11* i-n i "do 'i ", i ¡ ,^ .-a;- .*-:i*

    -:r1.,1,,11 l:r* il* j.

    .*". -- &rl B L.' '§,' -'ts '- "tñ: l ; ,]w;

    ..i .i:i{.i1rl§a: lf§:¿:.:! :..:i.t . re i x;;' I .,". :tfL -.{ *r'lE :":& k. s *

    o !t o -+ t I ! A¡ Vl tn o a6' !¡.r=' +qB e.6"' g--= I ! ¿ E E. F tn=- =ii = qo z gñ§ t+B -J +JD o * o 'ó * .=§-ol= s'T ñ,of.ñxO 8 E q I Y,:i.ñ F v = g lñ t^ -{ v § óji § § z i. I P:-§¡='o? L/l hrs¡§)-ó §J R R €=qe d U =;U o=fos¡: E NJ t; dtsBB.g ¿ o_ o c g 3 á'3 N iil (D§o§¡)¿ ñ n o v t¡ t¡ n v Z lfl rn Z 7 -l l- (D' { fllr 0 n E B á: r§ f $B § =q. t) O O -¡t § ,§ w OÑ)OoO¡JtrJ ! U LN / C o v

    c LA PERIFERIA HISTORICA o o bién existen las periferias históricas, lugares que el tiempo y la memoria han arrin- I conado al margen de lo cotidiano. El inconsciente urbano a menudo disimula las ñ¡ o o o 5 F ú, o 0- Existen las periferias geográficas, son las que han dado origen al término; pero tam- áreas que no quiere reconocer, por incómodas, confusas, conflictivas. Y, sin embar- go, puede tratarse de zonas perfectamente centrales desde el punto de vistatopo- gráfico.lgual que hay "centros históricos", lugares que la historia ha considerado como centros, hay periferias hechas por la historia. La historia ha hecho una periferia del puerto de Saint-Nazaire: una historia de recuerdos marcados por el sufrimiento y la destrucción, por el esfuerzo de rehacer una ciudad bombardeada y por Ia presencia de la base submarina que materializa el recuerdo de la ocupación y de la tragedia. También hay historias más recientes de ¡¡J J J I zonificación segregativa fruto de una banalidad bienpensante que mira alaplaya, de la crisis industrial de los legendarios Chantiers Navals, del repliegue centrípeto frente a la creciente dispersión suburbana. La voluntad de reafrontar la periferia portuaria es, sobre todo, un acto de inte- Iigencia por parte de la ciudad. Es una afirmación de conciencia del presente y de u¡ superioridad sobre el pasado. Una superioridad hecha sólo de respeto y de conoci- ú, miento. Reconocer la periferia será, en el proyecto, asumir tanto la condición híbri- I da del espacio portuario, su gran capacidad de alojamiento y sus franquicias amplias N z como sus horizontes. Y establecer una relación de distancia controlada con el cen- tro urbano que mantenga las diferencias y los vacíos como la expresión principal del espacio. Vacíos en el suelo y vacíos en el espacio. VacÍos también en el uso. Expectativa de cosas porvenir. Sordina a los lugares protagonistas, dignidad ausente para T F z I la memoria (las emociones). La evidente tensión entre monumento y ciudad, entre una mole de goo.ooo m3 y-una ciudad continua y homogénea pero construida con una densidad muy baja, invierte, sin embargo, los términos aparentes de lo periférico. L, nr"uu semántica !n está en el margen, y el te;ido urbano parecerÍa sólo un soporte tranquilizante de la misteriosa emergencia al borde del agua industrial. I En efecto, si contáramos la superficie edificada del 175ha), ésta podría rondar t.z47.4oo m2 (18o x volumen del áreacentral to x9 x77),lo que no sería mucho más, acumulado, que la enorme mastaba de hormigón alveolada de la base sub- marina.

    rñ É. 'ouolrJJal also ap e^rsualur E]lrgjued ugrrlpuol E^anu pl ,{ e¡msa El uaralqetsa Á sorpau.ra¡u¡ so!r?^ sol eP pnlru8eu El u?flualB 'Ernllu uo sauor?pf ljlpa,,{ so¡rs so¡ ap 'seuefa¡ anbune 'ssluepunlln sur?uara}al sBl 'orjunlsa ¡ap ,( o¡and lap ouarqE aluozuoq la uol lErtrual pEpnrs Pl uuzelae'e3uEf l3 o8ru¡ ns .rod 'anb sEzpJl seun arnporlur 'en8e ¡ap le^ru lE solognlp sns ua ,( e¡atqn: ap seuro¡rlr¡d sns ua elqrserre 'rplr¡tu ugrrer4ruo¡ El ua ugneJleued a¡qop e1 'orciauo¡ ,{ s.rnllnf 'orf o ep sEuEpPpnlf sauonun] -spqlnu ou- ,{ se¡euor3a"r suunS¡e uauod¡adns as anb se¡ u lersad ap sareuue ,{ sefuo¡ 'so"ra¡¡r1se 'sor¡¡¡ro8rr¡ 'solrs) seulsnpur sns ep upr^ ?l Epzlur euerluetu anb 'oc -ugiuad ouoUirel un eluar.uEnrpela earetu enb saleuonun¡ r{ sa¡ensrn sauor?Elal ap ?Jnpnrlse Eun '?sorepod ,{ exe¡ Ern}f nrlse EUn ue Eerg Ia Bpo} opualpun} uezuqu o¡ enb sepruale sel ep ozrenler ¡a ,( oyend le a;qos (seluelsrxe Á sunenu) sa.r.ro1 spl 'aseq El Etrletu anb olrqug asa opuet^lo^uo 'etfu?lslp Bl ua '^ '(saluetnelsa:.( s€ull 'ugrf rsodxa ap s?lps ap olnq!¡so^) espq ?l ep aluelBdsue;] rorJatut la uo opuaJl ,,ouenyod oule,, la :(sppuar^r^ 'opplreuredrll) sope.rod.ro:ur sonljrpe uo) 'eseq L"p orlr"l l? osarle ap udu.ra pl leuueLuqns aseq 'sezeld¡ olrel le uos sprfuereler splsl e¡ z{ El orluar la arlua (soluaruue:rede 'E^rpE Áelxru.¡'puerqe s?ru'¿Aenu ugll¿lar pun ue o¡and ¡a ,{ pepnr: El Jurrqut ualruuad anb 'ouun¡rod ouo}ula} le ue sEA -anu supuara]ar ep puatrsls un eelue¡d '966ve ?66t, epsep 'ugonlefa ap Á oslnruo: u l J ap saspj sp^rseons ue opproqple 'Uod-alll¡ 'arEzeN-lures ered opar{ord ¡3 ú. 'ppprlrqrsuasur ap rqradsos auua.led El ¿ oprleuos U ú U ú L ugrqtuul ored oprqrfal ua¡q a.rdu.rars 'orafuer¡xe o¡ra¡¡nb.re ouo) olraleL{ orulxgw 'e:r8g¡o:rsd Á ¡etcudsa ugrsual pl erauo¡8e enb reBn¡ un ue lrualJelur operrlep sl
  • rffiffi FU E=.. trH 5 Ér-. ffiwffi §t /) É{dr liffiffi! € 6sñoó '§ eée t¡di F,: 'i
  • É. '( rla 'Uaqnof eLrrol pl oLuol opDouor oles enbtp p'uopedq ouUEtuqns le 'lpdtruud Puasrgp PI 'Jouelut ns Á espq El ap puetqnr el 'npolJpw arPld Pl 'eldnad np uostpw pl) pEpnD pl ep pluglstq -prSoe8 pl ep sorposrde soqlnu ezepa'urcle eJJ plsEq 'l? ep sg^pr] p 'Á oyand la Elseq orluel le apsap a¡ualod eu -Pqrn uoneluauo oLUol rns-euou zlt]lerrp e¡ ap ugr:rsod -srp pnanu pl pepntr-ouand soprrqrq soluau.ra¡a ,( sosn ap ugnplelsuol EUn ep ¡e;1ua: otr¡q¡d or:edsa ol.uot pu -r.reL.uqns asEq El ap pJnllnrlse EI pztltln ulsandord 'opelsre eqepanb 'psatuprrr lpnpu e1 V ugnln;l : -suol ep o;1uar rautud 'ugr8ar pl ap oltLuguola rololt,l 'oUand ll alsao-else ugnla.r p e¡ ua 'se,{e¡d sel p¡lpq glueuo as pEpno pl ep Ep El ugnpLulolsuerl ,{ o¡uaru.t ^ -pualpLxlE ap sora8r¡ sosn Á seuenyod seulsnpur uo: gd -nlo as anb ouend ¡a r( oueqrn orluet Ie ugllrLU z'r -t alluo ,,puplrues,, ppupq pun eJlalqplse .iernbse;euta1 1eo¡ olta¡rnbte lap gV6Lap ue¡d ¡a u¡8es pppnrr El ap ugnlnrlsuolal u93ru;oq ap ap sorq!t pl É. ¡t L- t rF-' llg*r t solleur orpaW (soeprpqu-roq sol reqrosqp ered sop -Eznrrerlua sope8rnua ap Ll g ,{ psol ap uu f) Lu 6 ap tos -adsa un ueuer] oqla] ¡ep sopefiol so¡ Á rosor8 ap ,( -uol a-i1ua uElr)so sornLU uel.unJo^ un elue¡d ua ¿LU sns ,L.u uof 'solelpred u S'É .>**' gt x oÉr x oÉ ap olunf so¡ogr,¡e ll rod opeuuro; ooo 6€ ep 'opeturp seuade 'ug8ru.roq olr¡e8au un se arpzeN-lutps ap puuutuqns espq ep pl z ]se.rE E soaping ap 'otllugllv eluarl lep ugDelrlluoj ep upl¿ le ua lEUasre ,{ oBr.rqe oL!ol sauelua¡e so¡ .rod pprnr}suol ff U l J 'Euupuqns aseq El ap er:uase;d e¡ Á pepno e1 ap gg o7o ":vé É. U É. U ú. L lep 'sopprlV so¡ ap oped -rod 'ugr::n;lsep El :pppntr ue splrlEurnpr] splenlas sop sepe[atede o[e.r1 ¡erpun61 -0nD ll pl eluErnp erpzEN-lurps ap ourlsap o:r3gr1 El ff el ¡¡ r

    # I 1 fl

    É. s,r serrluv spr p,pr.r elueurluol puend rep ^ I I "rfffiJ e¡ ap e:r1gr3oa8 pepr¡euorrde:xa e¡ ,( o1r ¡ap ouenlsa la 'pEpnrr pl ep ser.uroJ selurlsrp s¿l 'oll? ol apsap se¡re¡dr-ua1 -uof lp 'Jepuelue Á'puolsrr.{ e¡ ,{ uauun¡on la reurLr.rop ugrq -uE] sa E]rarp prlio] ap ?Uerqnr ?l B rqns 'e¡¡a enb sguu ,,{ so1¡e esuq erdord e¡ ou-.ro: so8,re¡ ue1sora1ol1ed Á sorrlug¡ -lpsuprl uacnpo.rd anb 'anbrlue¡ly,l ap srarlueq;l sopDouof 'so^rsueJxe soJellrlsP soun PI ouol ,{ 'erjeau¡uq ,{ era8r¡ 'lenuapisal pepnn EUn ua sopesed uaLUnlon 'pEpnlr -rn Á esey¡ ¿ ep lPluau ugr:e1uar.ro.,{ ¡en1 afa oluof 'solfen ap peprlerxp eun ep oln]lqen le se zr:ue;edsuu.rl El orpll ,{ e¡quronu; o8¡e ouror o:rEgr1 ,{ olsendur enl enb o¡1anbe ap esrerdorde ep ugrspro el sl 'ezaw) r{ pepr¡rqe5a op aluare}er un 'psuep -uelxe 'lunlle pzpnrr A e¡te 4s qe e ¡t la u ep ueunlo^ ll n I El o^ orod Á Bs e ;r-pe:r"d oL.urslsorlE^ sguapp sa o tu '?spLu Bl 03 oso r.l.ir a q ar are de u 9E r ur oq ap sg^Erl e erruaredsuerl g sa¡d11¡¡ur seru8n¡ ap peprunyodo EUn ua euanu euozeun ue[u]o] -suer] rns-a¡ou ugnelueuoe t saualeLrlp sol ep oqurep Q l J ll e1 A soqp ,,a:r-¡ues,, Epueq El ep Eluanlurr ap o8re¡ o¡ e opeluaserdar €q espq El ep psetu e¡ anb eran8ac u¡ Á pup É. u -rcedo e¡ ap u:ord1:ar sa enb enuaredsue.l] eun rplue^ur É. ú. L alruurad 'ouend la erqos p€pnrr pl ap ouarqnr olnq!] -sal 'oule ua pppLu.,lolsuerl aseq e¡ ap ugnu;trauad e1 S

    38 8 Domesticar (apprivoiser), esclarecer la base, es abrir- la a un uso público más amplio, en su interior y en su 4o m de vano) la nave de un hipermercado como actividad semilúdica incrustada en la infraestructura civil. cubierta. Supone hacerla participe de un sistema flexible de espacios (aparcamiento, hipermercado, multicines, museo-espectáculo, chiringuitos y 't2 La rampa es una estructura de cuatro cuchillos metá- bares, discoteca, licos paralelos, apoyados sobre cuatro muros longitudina- transportes especiales, etc., y también viviendas, hoteles les. Cubre un vano libre de 4o m por encima del hipermer- y comercios inéditos). Significa crear un espacio común cado y otro tramo de 5o m sobre el Boulevard Leferme, de accesos y flujos, base de la imagen mental y de la fun- acodándose por el canto a la cubierta de la base. cionalidad del lugar. Un lugar que no existía. 9 La condición de "periferia histórica", o mejor de "periferia de la historia", que en otras ocasiones hemos usado para definir este proyecto refleja el carácter no central, no vacío, no cerrado y no preciso de esta zona, que la historia los hechos -la historia de los hechos humanos y de urbanos- ha convertido en materia inerte y altamente deflagrante. Protagonismo histórico de una ciudad menor con hechos urbanos grandes, enormes. 10 El salto de escala de las calles y las casas comunes y los espacios y elementos propuestos (grandes explanadas, rampa y atrio interior, puerto industrial) es la sustancia del proyecto. Mantener esta explosión dimensional, pero haciendo posible su comprensión visual, lleva al diseño simultáneo de lo muy grande y lo muy detallado. También contribuye a dar a toda intervención el carácler de infraestructura, en el sentido de soporte generador de otros actos pr¡vados y, alavez, de un acto público de servicio y de control. 11 La altura de r8 m que hay que salvar para subir al techo de la base (con un ascensor o una escalera) se vence gracias aunarampa, cuya pendiente es de 7,8o/o, des- de la Rue Henri Cautier. Es una calle para el tránsito y los tranvías. Y también unafachada de viviendas y despachos. También es capaz de alojar en su primer hueco (de ir -{, # F,: -r

    =: r+:- **.-- BEE =ry #2 ffi- % .-¡ o É. (] l ) ú. U É. U ú. LO

    r § e^lenAes oDPdse ugrsuarduol -farprun e4enld Pl ll leluozuoq ugDrledaJ eldt]lf uol Plzenbuua .lPlrueA Lr.l ns ep ap orlauu¡.red ¡e uernBrluo: anb elue¡d E^enu ep sanbo¡q sprnllnrlso se^anu uol eprralqelsa eroqe o¡and-pEpnn ¿nuantas el Eppl ap lpuotl as oJog^lE ugrsr^ el anb opou.r ep es lPsie^suPrl peprlrqEaLurad pl 'soDraurof sou so¡ e r( a¡dna¿ np uosrpw pl E atuer,'npairEw alPl¿ El ap ep ugrrrsuprl ep lenrusep le e))ew'e.rpard ep olupq un o^rlrsodxa oDpdse le e^lan^ua lelstil lpruloJ sgtu rolfes lp 'EuupLxqns aseq pl ap sor:edsa so¡ -enbed E soppurlsap lpualEtu or"usil.u lap solnrpa sorlo uasnporlur as ap ¿[p] pun ^ 'so)lqfd solog^lp sol ep ror.,re]ur le ul gL rod e¡rl:sun:rl 'pueJp ep '(salualsrxeerd salPulsnpur sosn sol opuarueluetu o) senrleatrat Á sa¡e.r 'popn',,ol.r) Jep,, vzeldel 5u or:edsa else ap ppprlel ap ugrs -erdr-ur e¡ Á oluaruurluas ¡a rernfuo: ered aluepodur ,{nuu ae)u) uooela; ap or:edsa un ouof ( lle 'soppznrrallue ugrl 'erugrrued ppprlprlual pl ap oltlslra] ¡a Á ugrsr:ard u1 onedsa oL.uol solo?^lp sns ap orlpnl opueuqp 'lEnlrp se olens lap ugrrpzrupqrn pl ep sel€uelelu so¡ ap ;o8u o:r¡q¡d -nllnl sapppr^qteercd seluelser sol opupzrlrln Á pl opelsa ns ua eluel.uplfulse pladsar as aspq -ezp^Dlul otuol afe¡¡rnbeLu la otrue] opuEit^a 'pepruerp -rlol pl ua El.ra^lo^ue uol euupuqns Á e¡rarouorar ours 'so:rdg solse8 espq ¿l reluorlp ou 'olupl o¡ rod ep o]lP lap ouPrluol ol ras eluelut o]¡ar(otd la 'Á erran8 opol Lv Á r soBn;1.r1ua: sa¡euolead soluetL.utAout 'solnrlqaA ap orqurplialur 'so8ru.re ep eradsa ep eeag'sa¡anbed ap uB -rpf ) sExeup seuoDUnJ sns sEpo] uol 'oluetLllpuoD¿lsa la Á osac:e la eluanl ue euer] anb 'pepr¡erluaf ap re]1gl€l un ¡( osn un auodord soluaruue:rede ep ouetd p Vv '( :1a 'o:r¡q¡d osrn¡uo¡.rod o: ú. u :) J 'o:r¡q¡d orc -rug1:a¡rnbru olloresap uol) olreÁordelue ouuo¡ elsand É. U É. U ú L -ord e¡ ua spprurrrep ,( 1e1¡qe¡ el€zpN-lures lednrunLu pppanos e¡ rod seperr;rpa salpnos sepuerAlA uos eduuB.r sel e¡ ap ard ¡e Aezep El ep elsa oppl lap sppuet^t^ gL -edsa ¡ap sala^ru solurlsrp sol orlua sepezn sulst^ sEl al -elqEsa anb 'sepeue¡dxe spun a.rqos uglleq un ugrqLüE] se uduuB.r z¡ rod aseq pl ap puetqnr pl E osallp lf ÉL
  • r o o N I o o o LA ESTRATEGIA DE LA FRONTALIDAD Este proyecto propone una idea estratégica para ordenar la oferta de suelo y de edificación que, para la ciudad de Trieste, supone el área de Porto Vecchio (casi 5o ha de superflcie y más de 3oo.ooo m2 construidos en unos antiguos almacenes de la época de la dominación austriaca, alineados regularmente en grandes estructuras de cinco y seis plantas, de indudable interés patrimonial). 5e quiere aprovechar esta oportunid 9 I U U I l¡J ad para abrir ala ciudadanÍa (mediante usos recreativos, culturales, universitarios, depoñivos, comerciales, residenciales y turísticos) lo que ahora son unos esqueletos vacíos en un recinto hasta el momento prohibido e inaccesible a la población. Las formas y dimensiones de las viejas instalaciones son enormes. El proyecto no pretende ser integrador ni exhaustivo. Al contrario, trata de inserir operaciones puntuales de derribo, sustitución, renovación y nueva construcción que adecuen esazonaaun nuevo tipo de relaciones entre la ciudad y el agua propias de la cultu- o ra moderna. F 1 É, Supone romper las barreras físicas y administrativas que excluyen el acceso cívico y o o- En ese proceso, el establecer los primeros elementos de una modernidad que contengan ya las inten- ciones urbanísticas (accesibilidad, escala, imagen y carácter público o privado de sus t¡J F !n I¡J I funciones futu ras). Se trata de reemplazar el material existente para"urbanizarlo" más. Penetrar en lo opaco significa aquí sustituir la barrera de edificios y fronteras existentes entre el Borgo Teresiano y Porto Vecchio e iniciar el sector al uso urbano, mixto y colecti- i TrL vo para que se ext¡enda hasta las estructuras portuarias, hoy díavacÍas. É, F primer paso es la operación más importante, difÍcil y decisiva. Esta es la función de un espacio híbrido de bisagra se -el Largo Cavour, donde encontraban las murallas, antigua frontera con el puerto contiguo-, como solu- ción de circulación y accesos, y como nuevo espacio cívico entre laplazade la Esta- z& V€orl 3Yd Ve§.l 4ra leñd ción y el agua. La propuesta consiste en esf construir una masa que enlace. Mediante el volumen y la densidad de un frente edificado se puede garanlizar el salto de la vida cívica hacia la transformación sucesiva de las naves y calles posteriores. La lógica de esta estrategia es la de la frontalidad, es decir, la confianza en Ia evidencia visual de las relaciones urbanas como garantía de éxito económico y funcional y como condición de calidad espacial. No siempre, ni en todas partes, es ésta una hipótesis justa. Pero en el centro de Trieste, hoy, podría resultar estúpido no d.*Éí urtd
  • el 'l?DrurprEelprlse el ap psoJnBu ugrsDard Pl Á orqLUPr lop eltlsluEqrn PJElse )vilo!il uarq sgru ours 'roPrlsrp aqap ou ''fla 'solueurPuEdP 'sepeilnlPl 'salaloq pl u9¡re;ntrluo: unanu 'ppprllqlpEJ r{ eluouo:a ns ue sppp}r.url sa}ue 'sauor:erado sereuut:d se¡ asrplajluo: anb auarl'orr19"r3oa3,( ouolelUrpe zetqe 'plzrse orq::e¡ ouod erqos lpJnleu e1 ap olles ugrsualxa pun Bl ap 'eu?qrn salueu!uralap soluauala ouo) o¡ra¡qz o¡:edsa un ep uglfrasu! e¡ 'selErfrauof soDEdse 'soDoSeu ap serol 'saqnlr 'soesnu 'soreperrPque ap ugll -rsodsrp ua I uu¡¡¡eu ppeqlu, ¿l ap ppplnulluol E1 'a¡uu1¡nsar elSoloyow t 'olqlrs^ ouod ap l?nlrE opulsa lap Par?B Blsl^ alsl '¡euor:da:xa olrlslueqJn eueroued ouor EIquq pl ep ELtlJo] e¡ e1a¡dLL.ro: anb ap ua8eurr pl ep sulrlslra]lpl€l 'E^rU É 'orqlraA ouodep owzze8ewun apod¡1opuz¡y z 'olq)ra^ ouod ¡elseul t sl 'elserl1 ap o8re¡ ol p oupqrn gluerj la ua e.rn1:altnbre ap sezard sapuel8 sel uepuerlxa as anb le erqos auodos Ia sa ppruanu Else 'sel -enru saluara¡p so¡ Á ugrrelse pl erlue soluarL!rnoLu so¡ ,{ rnone3 osro3 lap o}uaru -Elqopsep le u03 'ugnelnlrr ep afa ou.ro¡ pEprlpuonunj ns ap gllp sgu.r 'ored 'or.usrur !s ue ppprlpr uer8 ap ror;alur ot:udsa un ours orrjgr] ep erraup pun olgs ou u¡ras ofn¡; ns Á enrlnqulsrp pepr:edur ns Jod elseul ep p]3al Aeqtue'e3.tu1 sgw -roduure¡ E]lpser 'seleluozrJoq aluaur?]raruad sa¡ueser uo: sel ap serfua;alal spl uol oruglsrq orluaf lp plrale r{ eJA pl ep prf up] sentle:r;ruBts sa¡eutuural as A rcw p aluauuenrsarSo.td arqp as'sopp.ln]lnrlseal soualeurle son8tlue sol ep seppqre] spl arloral anb'¡ern else ep unrlern8rl uaanlel prro]]r¡ pllap orel le epsep rl?rauaD ruorzprnlrssv ep orrgrpa olrlgqu.lrs Ia Elspq '(uu>¡ z) pnir8uol ns Epol ua .,rollas le opuuse^prle (sosou -rurnl sor.uElle.r r( selsanerl 'soluarure:jed¿ 'selurEl orlEnr uof) orqlle^ ouod Epru -e^p e^anu el ap sg^prle (elseo lp 'pDeueA 'plorr98 apsap) arELUerW apsep pppnrr El E osellu ¡ap ugr:ezrueSroal El aluerpalu Ern]lnr]se es ¿uppepnrf puprnrl:e r{ orro ep sare8n¡ ua souzn¡od sonedsa Á sa¡eu spl ap ugrsre^uo: e¡ 'a¡ed erlo s 'ugrcerdo.rde ppr^ ns ue l J É oUrua^uol rllLurad ap eq anb É. u o¡ sa llJgJ ap olrnli rod ¿ oru¡r.uop un ue 'salrroqel o sprp!l sepppr^r]lu sns ue 'puprprlol orqlfa¡ ouod ap Ernsnpll ap ecrSgLu pl p rplr^ur e 'opur¡du.re ú. U ú. L eaul¡ e¡¡anbe )ees e ugne¡qod o:r¡q¡d or¡edsa un a.rqos 'rnonel os.rol la ua ouersa;a1 oB -roB lp ppEqlp; epun8as eun )va)) 'eu€qrn ugrsualxa ap sEnrsefns sauorce;ado se¡ ua 'sapeprn8rluo: rod 'sourrxg:d solleluol .tod rczuu¡e ep sprlqo sefe¡uan se¡ ren

    It*j! I ---

    ' :v ¡'* : :1:',, ¡ | ¡ .:,¡..-. |,.j '_ 1.rl .? :iiJ ' :f ¡.¡ n:l L;i I 9_'::r." :i "," -;'.,.., t,:-:, : - .- , ) - --'- l/ ' L, -. I {rq",, -j"':-:',:,,. .::,#t¡ :-y -i.u - ., -'i:'Y -*4¡ a, ; ._.-, ".'". ;' .iji¿r::-. 'i,':f .:.'t .i .';. + '' i n.i-.,. ,-, . :l rr lirti..',: : r:ri-i .. l.-r,r.: t; ' irr t¡ .7x#* ,. ti";:.. -. 'alu?llnsa/ ?!/launlo^ :rnonel o8re'¡ lap orrr¡pa lap op"zlv 8 'sero!ralu! so¡:edsa so¡ Azzzld q 'oulrypu eluar¡ Ia ?!lual? s?luq su¡ue¡d sns allua uorf,rsuprl i: -.1i-- i1 El ai+ § ,=.4 ap pupr¡rquaurad e'¡ 'ezu¡d e¡ apbll¿^ lap EzalErnlBu Pl surleP orfr}lpa lep Elilaunlo^ P'l 'rnone¡ o8rul lap Earae ¿lsl¡ -:.ql I 'o¡runyod aluar¡ lap loUalul lap sapBp¡¡rq¡sod spl opupzrrolEAar 'oulllipu aluar¡ ¡z z¡a¡zrzd arrnf,slp Eplualp p^enu E'l 'purnlroN Elsl¡'afz¡uouo1o3 9 'ufa¡duro: e.rn1:n.r¡sa sapeuawoLd A ?zrsnlaJ ouo, or.u!l!rPr! aluaJ, lap Eapl o¡ua¡uz::udu ap sparg s?l El sel'souzze8eu sol aJlua u9!tlsuElt p'I 'u¡rznyod pppql"J pl ap odr¡ u9r::a5 .-*-J I 'lnoAE) o8rel ¿l ap ¡ap o¡:zdsa la uof pulllrpu pppq)BJ orluanruf 'rnonu3 otru'¡ lap orlurpf t 'oulllrPu aluaJ, o^anu la ua sa¡euo¡eed i( se¡rz¡n sauo¡:ular ap ?uolsts st r( rnorz¡ oBrzl ¡ap or:r¡rp3 'parau plsr¡ ú. É '¡z¡:edsa t1 l J u9¡:ern3¡¡uo: unanu e¡ ap Á u9!fueAJalu! u¡ ap ¡zraua8ulupld'olqlra¡ opod É. 'Puzqrn PpPqlzl U É. p "¡ ourll¡Bu a¡ua:, lep uor:zrlauad ¿ ap o8re¡ o¡ u¡ a¡¡urad Pp rno^BJ ot,ru1 ¡ap o ollrytpa L i -' i( surrenpod spp?qf"J spJ p ppprnulluo) É. lf L

    o o TOPOGRAFÍA MARíTIMA COMO ESTRUCTURA CÍVICN r El litoral atlántico de Oporto es una ribera urbana I fuertemente ocupada, en la que los múltiples rasgos N N o o o transversales del mar son reducidos por la ciudad con grandes alineaciones de avenidas rectilineas, y con facha- 5 das o U - F z y muros continuos. irregulares y valles rocosos se han visto uniformados por las perspectivas largas de las Avenidas do Brasil y de Montevideu, y el Largo do Rio de Janeiro. Sin embargo, la extraordinaria belleza de la materia y las formas de estos pequeños acantilados sucesivos mantienen todo su atrac- tivo en J las visiones próximas que ofrece el paseo lento de la costa o el reposo F o I l¡J U1 Casi tres kilómetros de puntos 2 contemplativo. Los proyectos para el frente marítimo del Parque da Cidade y de la Avenida de Montevideu, (desde Praca da Salvador da Baía al Molhe) proponen descomponer la interpretación viaria local, unitaria y monolítica e introducir otra escala de experiencia de la ciudad y de la costa. que busca el reconocimiento de las formas !n Es la escala 0- pensado va descubriendo al recorrer los distintos episo- menores del terreno, aquellas que el reconocimiento dios (pequeños rincones, miradores, terraplenes, muros L o F É, o L o de contención, edículos de servicio, etc.). 3 Es en el valle de Calinheiras, entre la peña de Castelo do Queijo y la circunvalación de Matosinhos, donde este principio toma mayor f uerza. El proyecto del nuevo fren- te marítimo del Parque da Cidade es una gran operaciÓn de renaturalización del valle; sustituye el pesado terraplén viario por un viaducto transparente para crear un sistema nrtural playa-parque como nuevo ámbito paisajístico y recreativo. Es una afirmación fundamental sobre la coexistencia de piezas de pequeño tamaño, próximas, propias de los usos de la costa (paseo, reposo,

    N § É- (, l J ú u ú U oduuerl orlsanu ap selern]lnr so¡:npord § ,p g $$ t)' -l', 'lF 't{ '|d' r4,. . : ¡*¡ld:.Il o lii' sorapppreA 'spupunq pEprnt]lp e¡ ,( u9r:uroqela El ap o1:npord'soppzrlrnrf so:r¡q¡d sor¡Bdsa oLUol outs'sale.l !,-l-+ -nlpu sEArasar ou.tol olgs ou sol:edsa solse ap osn un ¿L.ll § -epat A alrur;ad Áoq ap lpuo¡.,ue] oluaruuesuad ll ' '-t : lprolrl l:,.-l lap Paull El erqos ugDpztltqplsa IlrlJlp ep lplrua^ aluar] : '. ,l ,-¿-: -1,: :,:l!:r'": un opuezjorr 'en¡¡e Ae)nq)ue ue ug¡deral la gluaunp or¡eupl ep orU op epeue¡ds3 pl ep ugnfnrlsuo¡ enrsat8 -ord e¡ 'o6gu ep .rrped p 'eprel sgr! otugl Á soqursoleyy E spuprlore; seaull sns uo: re8a¡¡ e.rud oyo¿ op oJrel ep sure3 urqueduo¡ El oggL ue oztlea) anb ug¡de.ua1 ¡a ofnpord 'lernlEU plurol plsa arqos 'anb err391o;rouu ugnlnrlsqo e¡ ep eqanrd uep sorrSg¡oa8 soue¡d so¡ en8rlue e¡¡etSoyu sgr.u ouprA e1 opodg ap ugr8ar e¡ ap ,{ oso;epod opezul la 'plst^pog ap oupqrn a[e ¡e re8n¡ orp anb e.rape¡ pl 'elseo p elsa ap 'eqeu)o] 'o[ran3 op o]row ¡a ua asopug8uqe 'anb se.,teLlutlED ap allE^ ppeLanlel ap o:rlslfesrud oluarLlJnouola.r ¡ap a¡red o¡:e,{ord ¡3 l_ 'pueqrn er¡uauadxa e¡ e arodtotur as plsol e¡ ep ¡erauaB B:ruup;oued e¡ anb opor-u ap plol pl opsap srr¡duue szlsr^ sEl.rrqp sa ou.¡rxord olluluol ouelral spl E 'pppnn pl ep 'sEUpq..rn ugrrplUrpa e¡ ,{ ugne¡ntrn El ap zep -rBu e¡ e as-rauoderluo: ap ugjqpq anb efee¡o Á eundsa elsa uela¡duuol 'nepr^aluow ap saurp.re[ sol ap le^ru un ralelqelsa ercd enBe ¡e ,{ se:or 'lps 'olen 'se:or 'enBB ep pLUtll.lpul uaBBuul pl E ugnuale ourol alueuodur uel oup,reurlr un rrn8asuo3 'naprleluow ep Eprue^V e¡ ep o8re¡ ol p lprolrl outuel ¡a uo oltaÁord ap seuorsnap se¡ eln8 rpLU lap E]lerrp ugnpL.uro] E-l g ¡e ofeq 'en8e ¡e olunIsolsandsrp sarouau soluarutedrnbe sol ler.rolural ugr:e:r¡u8rs uer8 ap sopt.lolar sonenu ean'zoJ ap ourpq la uol rns ¡e Á soqursoleyy ap seÁe¡d spl uor euou Ie uezelue anb pnlr8uo¡ ue;8 ap aluar, un 'olra,{o.ld oluerupuonelsa la 'o]lnpprn ¡a 'aluaredsue;l onryrpa ugrsnep El oruot ,se alouolel as 'e:r¡slfesred pLxroJ oLuol ap o^r]lp oluaru-rpuoounl ¡a e.red sEllesalau '(oUatqnl lep el¡sgq pp¡pualue 'u,(e¡d ap ppuuq El ap ppp¡un e1 e,{e¡d ap Á ¡a) pl saledr:uud sprn]lnrlso se.r] spl ep uonlnrlsuol ? Plsol ap Eaull pl ap opuoJ ap ugle] ouol soqutsolew ap alual,t le epsap epernBUUor puppppn¡r Bpeqtp] e3rc1 ,{ oÍan6 op olalspl auodns anb olrq É. L ro¿ 'lPluo]] u9DPlurpa e1 la ugrreler ue-rauod ap pq oll.lr],rpu eluar; Iep plersa u¡ 'a¡-red prlo S ns Aeuoz pl uesar^erle ue.r8 anb ugr:e¡ntrn ep seJ^ sel :plplse ep selrlslupqrn seLxroJ ap ,{ '1ugne¡dureluot 'oupq
  • o st 'sPuEseAErlE E UglfEllAUl PUn Á -ons le e]qos uúelvp Plluasard Eun opPllnsal seuodos sns aJlua i( en8e ¡a LU oÉ ap ugllP]Pdas ouol Ol glEp E-l olell la Elleq plfpq ..roueJur a-ror.ladns pPptltqrsl^ e¡ a1ru.r.lad ,{ sauoDrodord sns PZtltqPlsa enb o¡ 'r-u oEL lsPl ap pnlr8uo¡ pun ua'lpluorj oluEt ap uu o6'o ep leluozlroq EJull EUn auUep'olu]?L!rsp olru! re¡td un arqos s?le sop ap oluPlq ug8rr-uroq ep psol pun oLUol opealue¡d 'olrnpul^ ll ot 'lpnsr^ o^r]lp.lle ns ,{ oased lap pPptpouror e¡ ern8ase a/o z ap Erpeur eluerpuad e1 ¡ernleu aluau.l -e1ra¡ad errlsllesred ppprun Pun opueradn:ar 'u 5'§ + o e¡ote'eÁe1d El ep serouadns salrLUll solP peptlernlPU uol apuarrsep es'L1r oo'eL + plos Pl P sopEnlts'enbled ¡ap saroue1ur saluelstxa soulLxPf sol apsap 'ollarLa Elsandord pun ol.uol eepelutteq anbred u¡ e:r39¡ lap osuelsap e1 la repuelua altu;ad olans lep ¡e.rn1eu eluarpuad 6 -& 5B ouerqE ol P opE]ral o¡ ap Á 'opeLuf q ol p oles o¡ ap enrserSord el¡uen:as EUn uelnrup e|ep e1 e efeq anb lPurro; Plqll-tel PUn ,{ anbrpd la ua seluelsrxa sol E oppue es anb anbuelsa onanu un olf nper^ lap leluozrroq Eluo)eLan+er as anb ollanr Á 'a¡¡en lap seua8rgL! sol ueuroJ anb o:r1gr3odo] lep sg^pl] eeue)e e¡ ,( se:o; spl ap sapre^ sar:r¡adns se¡ i r i 'l ap ugilrsupl] EUn elalqplsa elsando.rd e1 o1ta,{old ¡ap s9la1ur .roÁeur ¡a ,{ pel¡ntr;rp rcAew el sa lero}tl a}uo;} uo¡ enbred lap ;ouelur lap lernlpu pLuro; Pl r. ;& la rElnltuv 8 É. U l '.* j J d 7,'. u É. U .. #!{";t,,-iS:5- ú.o <: ;;-se,e*w- LO -z ,! =-

    f 5O LA PRAqA DE GONCALVES ZARCO Y EL APARCAMIENTO 11 sistema de conexiones entre las distintas zonas que lo constituyen. 5e remodela laPracade Conqalves Zarco cambian- do las proporciones de sus superficies, pero mantenien- 14 do la preponderancia de las formas circulares como ima- ción, en continuidad con los jardines de la Avenida do gen característica de este espacio urbano. EI rebaje del Brasil, prolongando las oportunidades de paseo y creando actual terraplén en su lado norte, de la cota aproximada un balcón panorámico sobre la nueva playa y sus equipa- de + 8,9o m a la cota + 6,5o m, refuerza la volumetría de mientos. Al mismo tiempo, laacera circular (que alcanza la plaza. Al mismo tiempo, la calzada de vehículos en su punto máximo z5 m de ancho) se desdobla en una se La acera oeste de la plaza se acompaña de vegeta- reduce a2t m de anchura (una medida suficiente para los rampa descendente (de trenzados necesarios entre los distintos movimientos). intermedio (de Con ello se recrecen las aceras y se marca con claridad la de las tierras de la plaza en bandas horizontales y permi- diferencia de carácter entre la mitad este de la plaza (del ten una experiencia visual muy variada en ios recorridos. Sm ro m de ancho) y en un anfiteatro de ancho) que descompone el soporte lado de la Avenida da Boavista) y la mitad oeste (del lado 15 del Castelo do Queijo). El estacionamiento subterráneo bajo la Pra1a de Goncalves Zarco, de 4o m de ancho, se dispone en tres 12 interior de laplazase dispone en sectores circula- naves de z3o m de longitud, alineadas en la dirección del res de distinta naturaleza (piedra, césped, jardín y ado- eje de acceso de la Avenida do Rio de Janeiro. 5u estruc- quinado). Éstos permiten una nivelación helicoidal que tura es s¡métrica e inversa a la que se propone para el via- aloja una rampa de acceso al aparcamiento subterráneo a ducto elevado sobre el parque. Tiene una capacidad para cielo abierto. En el centro de esta configuración queda el z7o plazas, con dos rampas de entrada de vehículos y monumento ecuestre al Rey Don Joáo, situado sobre una otras dos de salida. Los peatones disponen de rampas de peana esbelta que se apoya en el suelo del aparcamien- acceso a la Avenida do Brasil, escaleras de salida a la acera la verdadera cota del suelo de la Avenida da Boavistay salidas a nivel a la plaza interior del lugar, ya que resulta visible como la cota inferior de y a las rocas de Castelo do Queijo, alaplayay a los paseos referencia desde los distintos puntos de vista. La trans- del Parque da Cidade. El aparcamiento está abierto en su parencia lateral hacia el interior del aparcamiento relacio- lateral oeste, lo que garantiza laventilación directa. El to. Este nivel aparece como na directamente éste con el espacio exterior, consiguien- do una mayor sensación de comodidad y confort que en t6 cualquier otro tipo de solución, enterrada y oscura. propone la construcción de un pequeño quiosco (de En la esquina de la Avenida do Rio de Janeiro, se periódicos, golosinas y bebidas) que sirva de transición 13 Desde el nivel del aparcamiento (+ 6,4o m) se abre entre el amplio espaci o delaplazay la estructura del via- un túnel rectilíneo paradar un acceso peatonal directo a ducto. Constituye el arranque de una escalera de acceso Queijo. Esta obra directo ala playa y el aparcamiento y aloja en la planta anecdótica añade curiosidad y atractivo al uso de esos inferlor los servicios de vestíbulo del aparcamiento. 5u espacios y cohesiona el proyecto, entendido como un superficie en planta es de r5o m2 aproximadamente. las rocas y al paseo, al sur de Castelo do

    ji,l r::t:iir'X !ilIi::Lt'E r:i,::t':r:i¡i

    52 AVENIDA DO RIO DE JANEIRO Y PRACA DA CIDADE DO SALVADOR 1l El nuevo lrazado de la Avenida do Rio de Janeiro se I dispone con un tramo de viaducto en arco de radio A I amplio (r75 m en su sector central), de una anchura de '17 m paracalzadaz- + z carriles con tranvía eléctrico §; 16 m (13 compartido en los carriles laterales), y una acera balcÓn para peatones en el lado del mar. No se dispone de paso peatonal en el lado interior del parque. La estructura es de hormigón blanco, pintada de azul claro en una de sus mitades inferiores (el ala mar) y en sus pilares En el lado parque, la propia estructura resuelve la protecciÓn lateral en hormigón, mientras que en el balcÓn sobre la playa Ia barandilla es transparente con balaustres de acero pintado, igual a la usada en otras partes del proyecto La iluminación se resuelve con barras fluorescentes empotradas en los brazos metálicos que cada 20 rn sostienen también eltendido eléctrico deltranvía. Los postes verticales son de hormigÓn y repiten también los utilizados en la Praca de Concalves Zarco. LaPracada Cidade do Salva- dor se resuelve sobre la base del lrazado elíptico preexis- tente, con una propuesta de isleta central que aloja una instalaciÓn escultÓrica de la artista americana Janet Eichelman. Propongo una imagen ligera de velas textiles moviéndose al viento fuerte de la zona, que establece una rótula grande entre el mar y la tierra y también entre el parque abierto (de Oporto) y la zona densamente edificada (de Matosi nhos). -'

    fñ o o8anf ap r?8nl o orJeualsa ouol ,{'ug8ruuroq ep spralptsa Asedwu uol solopugruoduot uprn]rnrlseer a5 're8n¡ 'splor sEI 1e e:r1s¡fesred ezanbu.rep uapand arlua pltugpel urcuaserd ns tod 'anb ope¡¡u -vlue)le lep ugotnpuo: enErlue e¡ oplrqlq 'lern1eu )ep1)e) ap ap ppptler ap e¡ralsod -u.,lpu ep so¡uaLu8e.rl sop upJnElsar Á ueuerluruu a5 o¿ 'osodal 'eepel 'prnp ,( epe¡enru '.rr¡ -n8urs zr-urolelu¡d eunS¡z auodord es ugtqLlpl anblBd er{e¡d a.r1ue Á Á alua¡ruuretrul orc ua sopplrltq -pqer Jprnlrnllsaerlur e13o¡oanb:e ep soluauala so¡ uaÁ -nlrlsu03 ol lpnsr^ eleuror ns Á eÁu¡d ap euoz e¡ ap sa¡dr1 e¡ enb ordord operqLrnlp ,( so:ueq uot A'eztlet etpard ol:er ado spq LuV'soul r]!rpur so pnlsa uotEzelul 'ppprueqJn u¡ar: uan8rolo -?dsa oLUof 'lzrolrl o^anu ¡ap u:r1s¡Íesred ueSeuur ?l aluaul -eUe n] ugr u Ue p sa u t so¡ rod epefr; erntr¡e el ?lseq psuelep ap sornu Á lsour -rxgrd sa¡zrolrl ap o pJelupl ap) ugrre¡ode pnonu ap s¿l -r11uerE spf or :elpelo lE -lr.')tu sou'ereurlr sol uof oprnrlsuo: auodo.ld a5 Lu og'§ + Á oS'g + splol sul iltua'o/og'L ¡ap aluarpuad pun auatlelqule.r-oased ¡3 6L solnlg$qo ap sefuerl sop ep uglr -rnrJsuol e¡ auodord es eÁe¡d e¡ ap altryadns e¡ u3 zz ellP^ lep opuoj ¡ap e¡;er3odol pl pptlosuol 'oduarl 'Eprua^e elAuzep eleDeqseper.lre] sns ue soueul lE 'oorlrpe ¡ap uaSeLur e¡ u?rqtupf uoDPrnpnJlseel ep s¿iqo spuatl 'erie¡d e¡ ap )etltlle] osn la iplrlrfpj u.l¿d sor:lruas ,( uo: 'ru¡ndod olapuareul ,{ oueau¡eq suq:np 'seurqpl oLlol leuoopura}ul -osn1 or39¡o1 lep ooqrpa la rpztltlnar auodord eS Lz p'Au(ep El Errsq olueased EUn upo.¡l solueurala Bl p .w lE Eluauo enb ¡unsrn soqulv 'Epaloqrppl ap o3.re¡ ol plol E ol-usrLr.r zupelp ru o6L ap pn¡rEuo¡ Eun ap aluetpuafsap oaspd un LoS' I + oSz € ap anbuelsa '!a.* olanu un ep uotfpall e¡ auodord as soluauale solsa alqos 'pqrarap uaSrpul ns ua soppeurlp solsnqrp uol pnlel ¡a Á aluelo¡ ¡ap a: T# -ne: ¡a :sa¡eur8uo selplnleU soluauala so¡ opueqcanorde arelqplsa as rpLr.¡ le enuq anbred lep peptnutluol 'souru sol E salqrsaffP se)twv) el VAV-]d -oued selsrn r{ ugrsJa^rp e¡ ered sa.re¡n8urs solund opupru gL VI lnouvd -'ltc rrNluJ -tl -.ro¡'ugrceyodp plenu ap soarlgd senbo¡q ap ordo:e uot t=.ii¡*r :1 -=i. ¡i : - ¿{ -,:' -- ,-]' . --."- dl < or 1 ,l :;- #- ¡ *u n, ur* t{ f ) É. U ú. U É. (n O-ñ

    f l i 54 EL EDIFICIO TRANSPARENTE 2l 23 construidos en explotación mediante concesiones en alquiler (bares de cuatro plantas para alojar usos recreativos y culturales, playa, discoteca, tiendas, restaurante) y que se pueden que Io convierten en un foco de atractivo ciudadano y utilizar ocasionalmente como sala de exposiciones. Su- animador del espacio litoral. Su estructura es de hormi- pone portanto unagestión pública unitaria, con activida- gón y sus fachadas de vidrio, y se presenta de estaforma des privadas incorporadas en su interior. lgual que un como un contenedor transparente, en el que se circula mercado, un aeropuerto o un /oft de oficinas, resulta, por sin obstáculos y donde se entra en contacto con las dis- tl1l9trn Se trata de un edificio de 6.7oo m2 El edificio incluye servicios adecuados para su modelo prototípico de un espacio colectivo. tintas actividades alojadas en su interior. 28 24 Junto al edificio transparente se ha definido el edificio se recorre por rampas y escaleras. Desde emplazamiento para un futuro auditorio o centro de con- el nivel de la avenida (planta o) se accede a los locales venciones que ofrezcaa la ciudad de Oporto una instala- El comerciales (58o m'z) (planta -t). cafeLerias y se desciende al nivel inferior ción de nivel internacional para congresos, seminarios y Es en este segundo nivel donde se prevén espectáculos, en una privilegiada posición frente al mar. y bares, extensibles sobre las terrazas de la Es un espacio de unos 6.o0o m2 que permite alojar dos playa. Se prevé también un espacio de r.ooo m2 para salas interdependientes (de 6oo y 1.2oo plazas) con ser- una discoteca, distribuidos en ambos niveles. vicios de restaurante y cafeferia y salas de reuniones anexas. El aprovechamiento panorámico de este edificio 25 La planta +r se destina a espacio expositivo, para es un elemento principal del proyecto. uso de la ciudad, clubes o instituciones que ocasionalmente lo soliciten. Puede también utilizarse para exposi- ciones industriales, técnicas o políticas, y 29 El Auditorio o centro de convenciones se relac¡ona para {erias directamente con un nuevo hotel, situado al otro lado de comerciales. Por este nivel se circula libremente, dejan- laAvenida da Boavista. Este hotel, de 3oo habitaciones y do al lado norte un espac¡o destinado a un restaurante de de volumen longitudinal, contribuye a configurar y dar lujo, compartido con la planta superior (+u ). calidad urbana alaPraca da Cidade do Salvador, de la que ha de convertirse en elemento protagonista. 26 El hotel Lamayor proporción de la planta +z se destina a un estará conectado con el centro de convenciones, con el gran balcón mirador al que se accede directamente des- edificio transparente y con Ia playa, mediante un paso de el parque, por una pasarela elevada. De esta manera, inferior bajo la Avenida do Rio de Janeiro, obra prevista a los paseantes del parque les sorprende la visión del en la construcción de dicha avenida. mar, en toda la longitud de su espectáculo. Haciendo footing, paseando, o s¡mplemente dejándose Ilevar por los sucesivos alicientes, la experiencia del parque vegetal se relaciona con el océano, de modo análogo, aunque con visuales muy distintas, de manera análoga a cómo se produce el contacto al nivel del suelo.
  • É. tJ l J ú. U d U ú. L
  • 56 EL CAMINO LITORAL 30 Se pretende duplicar la experiencia del paseo a lo largo de la costa, mediante la renovación de los jardines ex¡stentes en el nivel superior, junto a la Avenida de Montevideu ylacreación de un itinerario peatonal ligero a cota inferio r, trazado directamente sobre las rocas y junto a las playas. 31 Las incidencias transversales que se suceden en este recorrido se recogen y acentúan por medio de cambios de material, del trazado del camino y de la construc- ción de escaleras y rampas entre los niveles alto y bajo, miradores, bares, pasajes y plataformas que convierten un entorfto hasta ahora inhóspito en un lugar accesible y expuesto al contacto directo con el mar. :::::::::
  • - § ¡ = ú (, l J ú U ú U ú. Lñ # r aE
  • SOTTO CORSO o o o Las casas de Cénova cuelgan de sus colinas, encima mismo del puerto. La topogra- fía vertical de su casco antlguo es una fachada que aprieta la ciudad, a punto de I caerse al agua. En su borde, fruto de ladramáticae imperiosa necesidad de circular, oo o o se construyó en la década de 1960 una estructura metálica serpenteante: la Soprae- levata. Cortando el muro del Vecchio Molo, deslizándose entre las ventanas de las fachadas del Settecento, desde el primer dia provocó la expectativa de su futuro. J derribo. Hoy sigue viva la polémica. Por otra parte, la actividad portuaria ha extendido sus áreas hacia el oeste, a Sampierdarena. El puerto viejo se está destinando al ocio, según un proyecto de Renzo Piano; pero los talleres de reparación naval, una de las industrias más activas z I de la economía genovesa, perviven en el corazón del puerto, en el centro mismo del frente marÍtimo de la ciudad. Entremed¡o, el Club Náut¡co del Duque de Aosta. Y, más allá, al este, laferianaval y las futuras marinas recreativas. É, ¡JJ I F z U L Para reestructurar el sector productivo y solucionar la vialidad este-oeste se propone duplicar la sección artificial de la fachada urbana, añadir otro corso inlermedio y convertir en geografia natural e histórica lo que podía parecer sólo un arti- ficio topográfico. 5e propone una fachada virtual para el frente marítimo, capaz de duplicar el espacio donde más escaso y necesario es, y alojar los usos (industriales, deportivos y recreativos), las actividades y las circulaciones (portuarias, ciudadanas y metropolitanas) que conviene poder concentrar en ese frente. Con ello quizá Cénova evitaráladispersión y el abandono de las industrias portuarias, y Ia banalización que supone convertir un puerto de importante tradición comercial y naviera o en un parque acuá

  • Add a comment

    Related presentations

    Related pages

    Manuel de Solà-Morales: De cosas urbanas - raco.cat

    100 lectures | 101 Un curiós batibull de temps ens porta ara, amb poques diferències de calendari, dues obres de Manuel de Solà-Morales que són fruit ...
    Read more

    Manuel de Solà-Morales i Rubió - Wikipedia, la ...

    Manuel de Solà-Morales i Rubi ... Nai Publishers, Rotterdam, 2008 / De cosas urbanas, ed. Gustavo Gili, Barcelona, 2008; Deu lliçons sobre Barcelona.
    Read more

    DE COSAS URBANAS - MANUEL SOLA-MORALES - 9788425222603 ...

    Resumen del libro 'Tanto como sistema de flujos o código de memorias, la ciudad es cuestión de cosas.' Para Manuel de Solà−Morales, la lógica ...
    Read more

    Manuel de Solà-Morales - lub.upc.edu

    De cosas urbanas - prefacio Kenneth Frampton ... directors de l'edició: Manuel Solà-Morales Rubió, Montse Lavado, Mireia Freixa Barcelona, ...
    Read more

    Publicación de la semana: “De cosas urbanas”, Plataforma ...

    “De cosas urbanas” Editado por: Editorial Gustavo Gili Idioma: Español ISBN: 978-84-252-2260-3 Año: 2008 Autor: Manuel de Solà-Morales Dónde ...
    Read more

    De cosas urbanas, Manuel De Solá-Morales - Comprar libro ...

    Comprar online De cosas urbanas de Manuel De Solá-Morales en Fnac.es. Comprar De cosas urbanas, ... cuestión de cosas.'Para Manuel de Solà-Morales, ...
    Read more

    Laboratori d'Urbanisme de Barcelona - lub.upc.edu

    De cosas urbanas Manuel de Solà-Morales. 13 d'Octubre de 2008. Miradas diversas sobre la ciudad: eso son los proyectos que aquí se reúnen. Son trabajos ...
    Read more

    DE COSAS URBANAS - Librería Arcadia Mediática

    DE COSAS URBANAS, MANUEL DE SOLÀ-MORALES, S/.261,00. 'Tanto como sistema de flujos o código de memorias, la ciudad es cuestión de cosas.'Para Manuel de ...
    Read more

    De cosas urbanas (Book, 2008) [WorldCat.org]

    Get this from a library! De cosas urbanas. [Manuel de Solà-Morales i Rubió; Kenneth Frampton; Hans Ibelings]
    Read more

    Manuel de Solà-Morales i Rubió - Viquipèdia, l ...

    Nai Publishers, Rotterdam, 2008 / De cosas urbanas, ed ... Formosa · Joan Sabater i Tobella · Neus Sanmartí i Puig · Manuel de Solà-Morales i ...
    Read more