Daniel Bruhl

50 %
50 %
Information about Daniel Bruhl

Published on February 5, 2014

Author: ana_islas

Source: slideshare.net

MARTES, 26 DE MARZO DE 2013 abc.es/cultura 46 CULTURA MÚSICA Lleno de vida (y de emoción) EDWYN COLLINS Concierto de: Edwyn Collins. Lugar: La [2] de Apolo. Fecha: 24 de marzo. DAVID MORÁN Si hubiese que escoger un momento, uno solo, que resumiese las sensaciones que se vivieron en la tercera actuación que ofreció Edwyn Collins en Barcelona tras renacer artística y vitalmente, ése no podría ser otro que el que atravesó el ecuador del concierto y llevó a más de un espectador al borde las lágrimas. Sonaba «Home Again», el canto a la vida de un hombre que a punto estuvo de perderla por culpa de un doble derrame cerebral, el escocés recitaba aquello de «empecé a buscar mi alma de nuevo» y, de pronto, se hizo el milagro en La [2] de Apolo: Collins cantaba con toda su alma, su mujer sonreía sin perder detalle desde la barra y el público levitaba propulsado por la historia de emoción y superación que arrastra el ex Orange Juice. Imposible no emocionarse viendo a Collins, afectado de afasia y con problemas para moverse libremente, conquistando de nuevo un escenario en la más hermosa demostración de que, en efecto, querer es poder. Imposible no aplaudir su obstinada osadía a la hora de salir a escena acompañado únicamente por dos guitarristas —uno de ellos, su hijo Carwyn, reconvertido ocasionalmente en teclista— y un puñado de exquisitas y memorables canciones. El formato, es cierto, resultó menos vistoso que en otras ocasiones, pero mucho más valiente: si en sus anteriores visitas la banda le había servido de muleta, el domingo en Barcelona tomó impulso en su estilizado y vibrante pasado —se arrancó con el «Falling And Laughing» de Orange Juice— para plantarse, sin coraza ni apenas red de seguridad, ante un deslumbrante repertorio a ratos estremecedor y a ratos burbujeante. Venía el de Edimburgo a presentar su último trabajo, «Understated», pero al final acabó picoteando de casi toda su carrera, recuperando gemas de Orange Juice como «Blueboy», «Consolation Prize» y «Rip It Up», desarmando al público con la belleza de «Make Me Feel Again» y «Low Expectations», redoblando la intensidad y marcando el ritmo con el bastón en «A Girl Like You» y, en fin, dándonos una nueva lección de superación, elegancia y ganas de vivir. Atributos de los que ya andaban sobradas sus canciones pero que su mera presencia en un escenario se encarga de multiplicar hasta el infinito. ABC «Sin su carácter, la ciudad se vuelve un espectáculo turístico» ENTREVISTA Daniel Brühl Actor ∑ De padre alemán y madre catalana, el protagonista de «Good Bye Lenin» plasma su fascinación por su ciudad natal en el libro «Un día en Barcelona ANA LUISA ISLAS BARCELONA Daniel Brühl, de padre alemán y madre catalana, nació en Barcelona, pero se crió en Alemania. Aún así, todos sus veranos viajó a Cataluña. Esto le permite hacer trabajos tanto en castellano, como en alemán e inglés. La película que lo catapultó a la fama fue «Goodbye Lenin», por la cual ganó varios premios. A pesar de que ahora radica en Berlín, no ha podido deslindarse por completo de España; abrió hace un par de años un bar en la capital teutona: El Raval. Tal es su fascinación por su ciudad natal y su cultura que escribió «Un Día en Barcelona» (Urano), una guía a través de lo que más ama de su ciudad. Ahora presenta las versiones en castellano y catalán del mismo libro. —¿Cómo se inspiró? —Me fui a Barcelona y me senté en el parque del Turó del Putget. Es una plaza que me gusta mucho. —¿Ya había escrito antes? —De vez en cuando lo hago, ya de pequeño me gustaba. Quise escribir un libro personal y ligero, que no fuese muy pretencioso. —¿A qué se refiere? —La gente quizás pueda pensar qué hace un actor escribiendo un libro, no quise hablar demasiado de mí mismo, sino de la ciudad. Es un libro sobre Barcelona. —Habla bastante de usted en él. —Sí, es a través de mi familia, mis amigos e incluso de mí, que cuento sobre la ciudad. —¿Cómo una técnica de escritura? —Efectivamente, un periodista chileno, Javier Cáceres, me ayudó a escribir. Me dijo que mientras más personal, mejor, pues eso lo haría más interesante. —En las películas se esconde detrás de un personaje, aquí no hay dónde esconderse —No, no hay director, guionista ni nadie más a quién echarle la culpa de su fracaso, sería solo culpa mía. —¿Nervioso? —Cuando hicimos la primera lectura en mi bar de Berlín estaba más nervioso que nunca. No tenía dónde esconderme. —¿Y gustó? —Mucho, a mi familia y a mis amigos les gustó mucho. —¿Y al resto? —También, ha sido muy bien recibido. Hay un lector que me envió fotografías en cada uno de los lugares que menciono en el libro. En Alemania hay mucha gente que no conoce Barcelona y yo hablo de rincones muy especiales. —Hablar de ellos quizás le quite lo especiales —Hay algunos sitios que no incluí porque no me gustaría verlos rodeados de autocares de alemanes. —¿Cuáles? —Prefiero no mencionarlos. —¿Por qué traducirlo al castellano y al catalán? —Quizás haya gente que quiera conocer su ciudad desde la perspectiva de alguien de fuera. —¿Para cuándo uno sobre Berlín? —Por lo pronto tengo mucho trabajo como actor, quizás en un año. También estoy planeando otro sobre España pero no puedo decir todavía sobre qué es. —Hay sitios que menciona que ya no existen o están por cerrar, como el Marsella. —Me enteré que el Paloma no existe, no sabía que cerrarán el Marsella. Con la crisis, seguro cerrarán más. Si siguen cerrando lugares con tanto carácter, la gente interesante ya no querrá venir a la ciudad. Eso también está pasando en Berlín. —¿Sí? —Sin su carácter, la ciudad se vuelve más un espectáculo turístico. En Berlín quieren mover una parte del muro para edificar pisos, es un escándalo. —¿Por qué decide hablar de los toros en su libro? —Porque el tema tiene que ver con mi familia, mi abuelo fue un gran aficionado. Cuando era pequeño no lo comprendía. Ahora entiendo que no es una barbaridad sinsentido, pero tampoco soy fan. Es un tema complejo. —En efecto, más en Cataluña. —España es uno de los países más diversos de Europa, eso es lo interesante de aquí. Barcelona no es solo una ciudad de sol, también tiene muchas sombras, y eso me gusta. Daniel Brühl, fotografiado frente al «skyline» de Barcelona GERALD VON FORIS

Add a comment

Related pages

Daniel Brühl – Wikipedia

Daniel Brühl lebt zeitweise in Berlin und auch in Barcelona. ... Er ist mit dem Theater- und Opernregisseur Thierry Bruehl verwandt.
Read more

Daniel Brühl - IMDb

Daniel Brühl was born in Barcelona, Spain. His father was German TV director Hanno Brühl (1937-2010), who was born in São Paulo, Brazil. His Spanish ...
Read more

Daniel Brühl (*1978) · Portrait · KINO.de

Alles zu Daniel Brühl (*1978) bei KINO.de · Hier findest du alle Filme von Daniel Brühl, Biografie, Bilder und News · KINO.de
Read more

Daniel Brühl - FILMSTARTS.de - Filme, Kino, TV, DVD ...

Alle News, Filme, Videos und Bilder mit Daniel Brühl (Daniel César Martín Brühl González Domingo), Schauspieler
Read more

Daniel Brühl - Wikipedia, the free encyclopedia

Born: Daniel César Martín Brühl González (1978-06-16) 16 June 1978 (age 37) Barcelona, Spain: Residence: Berlin, Germany: Nationality: German: Occupation
Read more

Suchergebnis auf Amazon.de für: daniel brühl: DVD & Blu-ray

In der Hauptrolle: Daniel Brühl. DVD. EUR 9,97 Prime. Lieferung bis Dienstag, 1. März. Andere Angebote. EUR 6,95 neu (18 Angebote) EUR 5,76 gebraucht (6 ...
Read more

Daniel Brühl - Biografie, Infos und Bilder - ProSieben

Daniel César Martín Brühl González Domingo wird 1978 in Barcelona, Spanien, geboren und verbringt seine Kindheit abwechselnd in Spanien und Deutschland.
Read more

Daniel Brühl - Steckbrief, News, Bilder - Stars, Royals ...

Daniel Brühl wirkt viel ruhiger, als man es bei einem gebürtigen Spanier erwartet. Privat sei er aber auch mal unheimlich albern, versichert er.
Read more

Daniel Brühl - filmportal.de - Alles zum Deutschen Film

Daniel Brühl, geboren am 16. Juni 1978 in Barcelona als Sohn des Regisseurs Hanno Brühl und einer spanischen Lehrerin, wuchs in Köln auf. Mit acht ...
Read more