Contralínea 548

50 %
50 %
Information about Contralínea 548

Published on September 5, 2017

Author: SamoEmpalador

Source: slideshare.net

1. Año 16 • Número 548 • $30 Del 17 al 23 de julio de 2017 ISSN: 1665-1626 REVISTA SEMANAL

2. 4 17 de julio de 2017 DIRECTOR Miguel Badillo oficiodepapel@yahoo.com.mx COORDINADORES INFORMACIÓN Zósimo Camacho zosimo@contralinea.com.mx EDICIÓN Nancy Flores nancy@contralinea.com.mx CONTRALÍNEA TV Érika Ramírez esoemi@contralinea.com.mx WEB Gonzalo Monterrosa info@contralinea.com.mx DISEÑO Miguel Minero mimiga@contralinea.com.mx PUBLICIDAD Martha Moreno mmoreno@contralinea.com.mx DEFENSOR DEL PERIODISTA Álvaro Cepeda Neri cepedaneri@prodigy.net.mx DEFENSOR DEL LECTOR Jorge Melendez Preciado jamelendez@prodigy.net.mx EDITORIALISTAS Fabio Barbosa fabiobarbosacano@gmail.com Miguel Concha Malo educacion@derechoshumanos.org.mx Martín Esparza garrasleo6@yahoo.com.mx Roberto Galindo galeondelsur@hotmail.com Samuel Lara Villa samuellaravilla@gmail.com ASISTENTE WEB Armando Covarrubias ILUSTRADOR David Manrique manrique@contralinea.com.mx REDACCIÓN 5554-9194 PUBLICIDAD 5554-9193 SUSCRIPCIONES Y VENTA DE LIBROS 5554-9192 Ignacio Aldama 74-8, colonia Del Carmen, delegación Coyoacán, CP 04100, México, DF NUESTROS LECTORESOPINIÓN INFORMAN A LA ONU QUE MÉXICO INCUMPLE LAS 14 RECOMENDACIONES QUE LE FORMULÓ 4 17 de julio de 2017 Señor Zeid Ra’ad Al Hussein, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos: Las organizaciones firman- tes le escribimos con preo- cupación ante lo que parece una contundente resistencia por parte del gobierno de México a implementar la primera recomendación que usted dirigió al Estado en marzo de 2016, después de su visita a México. A más de 1 año de que usted recomendara esta- blecer un Consejo Asesor compuesto por personas expertas en el campo de los derechos humanos y el combate a la impunidad para asesorar a la auto- ridades mexicanas sobre estrategias y reformas que impulsen las capacidades de investigación y sanción para revertir la tasa de impuni- dad imperante en el país, el gobierno no ha mostrado ningún avance en la imple- mentación de la misma. Pese a reiterados esfuer- zos por parte de la sociedad civil mexicana en establecer un diálogo y ruta metodoló- gica para el establecimiento del Consejo recomendado, hasta ahora, las autoridades mexicanas se han mostrado omisas, e incluso resistentes. Lamentamos que el resto de las recomenda- ciones que usted dirigió al gobierno de México, no estén tampoco siendo atendidas. Por el contrario, nos sigue preocupando la adopción y opacidad con las que se discuten una Ley de Seguridad Interior, una contrarreforma al sistema de justicia penal, así como un marco reglamentario en torno al nombramiento de una persona a cargo de la nueva Fiscalía General de la República. Los objetivos de dichos marcos normativos que se pretenden adoptar van en contrasentido con sus recomendaciones en torno a la debida investiga- ción de graves violaciones a los derechos humanos, a la limitación de la jurisdicción militar en casos de violacio- nes a derechos humanos, a la de seguridad pública en línea con los derechos humanos, a la adopción de una ley nacional sobre el uso de la fuerza, a la autonomía de las institucio- nes forenses, así como a la independencia de las institu- ciones de administración y procuración de justicia. Tampoco ha dado se- ñales el gobierno de México sobre su firma y ratificación de los instrumentos inter- nacionales de los que aún no es parte (como del Pro- tocolo Facultativo del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Cul- turales y del Protocolo Fa- cultativo de la Convención de los Derechos del Niño, así como la competencia del Comité contra la Desa- parición Forzada conforme a los artículos 31 y 32 de la Convención), y tampoco ha trazado una ruta clara y precisa sobre cómo ga- rantizará que los pueblos indígenas sean consultados de manera adecuada en el contexto de proyectos de inversión, privada y pública, o como se reparará inte- gralmente a las víctimas y comunidades afectadas por megaproyectos. Por ello, consideramos que la falta de voluntad política expresada en el si- lencio e inacción para avan- zar en el cumplimiento de las 14 recomendaciones es una muestra clara de que el actual gobierno no prioriza el combate a la impunidad y el respeto y protección a los derechos humanos en su agenda de gobierno. Por lo anterior, le solici- tamos atentamente: Primero. Realice una visita a México para aseso- rar y dar seguimiento a las 14 recomendaciones que emitió al gobierno de Méxi- co en marzo de 2016. Segundo. Solicite al go- bierno de México presentar públicamente las medidas, puntuales y específicas, que ha adoptado para cumplir con las 14 recomendacio- nes. Tercero. Presente un informe sobre la situación de derechos humanos en México ante el Consejo de Derechos Humanos a fin de cooperar con el Estado en la búsqueda de soluciones concretas para poner fin a la crítica situación de dere- chos humanos que flagela al país. Agradecemos su aten- ción y quedamos en espera de su amable respuesta. Artículo 19;Acción Urgente para Defensores de los Derechos Humanos; Asistencia Legal por los Derechos Humanos;entre otras.

3. www.contralinea.com.mx 5 En la Corte Penal Internacional, crímenes de lesa humanidad El pasado 6 de julio entregamos a la Fiscalía de la Corte Penal Internacional un extenso co- municado que contempla un análisis sobre crímenes contra la humanidad cometidos en Coahuila, en el que solicitamos la apertura de una investigación preliminar. Esta comunicación ha sido escrita sobre la base de entre- vistas a víctimas e información proporcionada por Familias Unidas en la Búsqueda y Lo- calización de Personas Desapa- recidas y el Centro Diocesano para los Derechos Humanos Fray Juan de Larios. Ambas organizaciones compartieron información detallada y expe- dientes de casos particulares de víctimas de privación grave de la libertad física, tortura y des- aparición forzada de personas en Coahuila. Asimismo, propor- cionaron análisis detallados del contexto en Coahuila con miras a establecer una línea del tiempo que explique de manera clara y coherente el complejo escenario de violencia en dicho estado. Tal información ha sido comple- mentada con datos compartidos por la Comiisión Mexicana de Defensa y Promoción de los De- rechos Humanos (CMDPDH) e I(dh)eas Litigio Estratégico en Derechos Humanos. Adicional- mente, la comunicación se ha basado en casos derivados de más de 100 recomendaciones emitidas por la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Coahuila contra las fuerzas estatales por tortura, desapari- ción forzada, detenciones arbi- trarias y ejecuciones. El número total de casos que respaldan la comunicación se compone a la vez de 32 casos, correspondientes a 73 víctimas, de un total de 562 víctimas documentadas entre las dos or- ganizaciones. También, ha sido utilizada información disponible de fuentes abiertas sobre los hechos de la denominada “Ma- sacre de Allende” y sobre los crímenes cometidos en la cárcel de Piedras Negras, además de testimonios de los miembros del cártel de los Zetas que fueron recolectados y sistematizados por la Clínica Jurídica de la Universidad de Texas, en las audiencias judiciales llevadas a cabo en las ciudades de San An- tonio y Austin, desde el 2013, y que prueban el apoyo brindado por funcionarios públicos estata- les de Coahuila y fuerza pública estatal a los Zetas para cometer dichos crímenes. Los casos y cifras indicados a lo largo del documento supo- nen una muestra limitada, aun- que representativa, de un fenó- meno criminal más amplio. Así, a modo de referente, únicamen- te se cuenta con una cifra oficial de 1 mil 791 denuncias relativas a 1 mil 830 personas desapa- recidas en Coahuila, según la Subprocuraduría de Personas Desaparecidas del Estado. Nos mueve el dolor de las familias, los esfuerzos gigantes por encontrar a sus seres que- ridos y exigir justicia mientras se les criminaliza y desprecia. Algunas temen que la comu- nicación a la CPI resulte en represalias, que se terminen los apoyos o se niegue la atención por parte del Estado. Si fuese el caso constituirían violaciones a derechos humanos y un ejercicio coercitivo del poder, por medio del chantaje. Las víctimas tienen derecho a exigir los más altos estándares internacionales en la consecución de la verdad, la jus- ticia, y la reparación, y el Estado tiene la obligación de satisfacer esos derechos. Acudir a los órga- nos internacionales no tiene otro propósito que incentivar el logro de esos estándares. No dejamos de reconocer los avances de política pública en Coahuila para atender las necesidades de las víctimas indirectas de la desaparición de personas, las reformas legales y los pasos incipientes de un ambi- cioso programa de recuperación e identificación de restos, todos ellos sin precedente en el país y un ejemplo para otras entidades; pero en materia de investigación y búsqueda los resultados son casi inexistentes. Acudimos a la CPI porque en estos 10 años de la llamada “guerra contra el narco” el Es- tado mexicano ha sido incapaz de investigar y procesar a los responsables de crímenes atroces como los que hemos documen- tado en Coahuila. En el ámbito federal las denuncias de desa- parición forzada tienden a ser enviadas a las entidades fede- rativas donde se cometieron los crímenes, no obstante el vínculo evidente con el crimen organi- zado. A nivel local, en el mejor de los casos, se investigan como delitos aislados del fuero común. En los muy contados casos don- de existen personas procesadas, son apenas algunos autores materiales, sin tocar jamás a las estructuras criminales que han hecho posible el estado de terror en que ha vivido la población civil. Los juicios de Texas nos dan una idea de estas redes tri- partitas, cárteles, funcionarios y empresas, coludidas y detrás de esos crímenes. En suma, delitos contra la humanidad se investi- gan como delitos aislados en el fuero común. De allí que sean muy pocos los desaparecidos que se localizan y que no existan más que un puñado de senten- cias por desaparición forzada. Coahuila no es la excepción, es una pieza de un contexto re- gional que incluye el noreste del país y de allí se extiende al resto de la República. La impunidad es la principal razón de que el cáncer de la macro criminalidad se extienda a lo largo del país y que cargue con víctimas inocen- tes, periodistas y personas defen- soras de derechos humanos. Después de presentada la comunicación a la CPI, co- mienza un estudio por parte de la Fiscalía, de las alegaciones, evidencias e indicios presenta- dos, para calificarlos en el marco de lo que establece el Estatuto de Roma. Haciendo un análisis comparativo de investigaciones preliminares en otros países del mundo, varios expertos han coincidido que la calidad de esta comunicación está por encima de los estándares, por tanto se esperaría que califique para una investigación preliminar. Posteriormente, la Fiscalía de la CPI indagará cuáles son los esfuerzos nacionales para tratar estos crímenes o si es ne- cesario que intervenga en com- plementariedad. Hay evidencia de sobra que señala cómo las investigaciones son prácticamen- te inexistentes e insuficientes, y más aún, tendentes a encubrir a los perpetradores e investigar a las víctimas, como en el caso Ayotzinapa y otros ejemplos de espionaje ilegal e inmoral. Dadas las condiciones, por la vía del derecho internacional, la CPI será competente para investigar los crímenes contra la humanidad en Coahuila y quizá en otras partes del país, si en el conjunto del análisis con comu- nicaciones anteriores, conside- ran que hay información sufi- ciente para abordar otros casos ya sometidos al conocimiento de la Fiscalía. La intervención de la CPI nos ayudará a subirnos a las vías del estado de derecho y la justicia, que hoy se encuentran descarriladas. Si el gobierno mexicano no quiere la interven- ción de la CPI, deberá estable- cer entonces, con el apoyo de la misma Fiscalía y la comuni- dad internacional, un órgano independiente e imparcial, internacionalizado y de carácter extraordinario, con el mandato de investigar crímenes atroces y procesar a los responsables, desmantelando las estructuras de macro criminalidad que hoy tienen sometidas a nuestras insti- tuciones nacionales de justicia. Familias Unidas en Búsque- da y Localización de Personas Desaparecidas;Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Coahuila y México;entre otras. NUESTROS LECTORES OPINIÓN

4. 6 17 de julio de 2017 CONTENIDO 28 PORTADA La ideología violenta de extrema derecha, con casi 1 mil grupos activos, registra una actividad reciente incesante en Estados Unidos EU: TERRORISMO DE DERECHA ES MÁS LETAL QUE EL YIHADISMO OPINIÓN NUESTROS LECTORES OFICIO DE PAPEL MÉXICO CAE EN SOCAVÓN DE CORRUPCIÓN GUBERNAMENTAL Miguel Badillo AGENDA DE LA CORRUPCIÓN CÁRCELES COLAPSADAS: EN PODER DEL CRIMEN, SOBREPOBLADAS Y VIOLENTAS Nancy Flores ZONA CERO LA UNAM TRAS LAS REJAS Zósimo Camacho CONTRAPODER ¿ES LA DEMOCRACIA REPRESENTATIVA Y LOS PARTIDOS LOS QUE ESTÁN EN CRISIS? Álvaro Cepeda Neri ARTÍCULOS FECSM, AYER COMO AHORA, EN PIE DE LUCHA Comité Central de la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México ENTIERRADEMUERTOS LuisEspinozaSauceda LEY MORDAZA EN ESPAÑA, EL AUTORITARISMO SE CIERNE SOBRE EUROPA Xavier Caño Tamayo/CCS MILLONES DE EUROPEOS BUSCARON REFUGIO EN OTROS PAÍSES DURANTE SIGLOS José Carlos García Fajardo/CCS Y LA HUMANIDAD TOLERÓ EL CRIMEN DE IRAK Luis Manuel Arce/Prensa Latina 4 8 10 12 14 16 20 22 24 26 CONTRALÍNEA. PERIODISMO DE INVESTIGACIÓN –año 16, número 548, del 17 al 23 de julio de 2017– es una publicación semanal edi- tada por Editorial Libertad y Expresión, SA de CV; Ignacio Aldama 74-8, colonia Del Carmen, delegación Coyoacán, CP 04100, Mé- xico, DF; teléfonos: 55 54 91 93 y 55 54 91 94; www.contralinea. com.mx, info@contralinea.com.mx. Editor responsable: Agustín Mi- guel Badillo Cruz. Número de reserva al título de derecho de au- tor: 04-2001-1206164804 00-102. Número de certificado de licitud de título: 12264, y de contenido: 8918. ISSN: 1665-1626. Impresa por Editorial Libertad y Expresión, Insurgentes Centro 98, colonia Taba- calera, Ciudad de México, teléfono 55549192. Este número se ter- minó de imprimir el 14 de julio de 2017. Distribuida por la Unión de Voceadores de México, despacho de Gloria Santillán, Ignacio Maris- cal 44, col. Tabacalera, CP 06030, México, DF, teléfono 55 92 08 91. CONTRALÍNEA reconoce el deber de veracidad y la cláusula de con- ciencia de reporteros y articulistas. Los textos son responsabilidad de sus autores. Las opiniones expresadas por los autores no necesa- riamente reflejan la postura del editor de la publicación. Queda to- talmente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos o imágenes de la publicación sin previa autorización de Editorial Li- bertad y Expresión, SA de CV. Circulación certificada por Romay Hermida y Cía, SC, folio: 00010-RHY

5. CONTENIDO INVESTIGACIÓN PORTADA EU: terrorismo de derecha es más letal que el yihadismo José Réyez SOCIEDAD Grupo Higa viola resolución judicial José Luis Santillán CONTRAGOLPE “Dueños” del basquetbol profesional violan derechos laborales de jugadores Rafael Armando Vadillo LÍNEA GLOBAL Estados Unidos y China rivalizan en la región Asia-Pacífico Mariano Bullón Méndez/Prensa Latina 28 36 42 48 MISCELÁNEO SOCIEDAD BETA El peligro del porno por venganza Gonzalo Monterrosa EX LIBRIS El internet como expresión de la democracia directa en 19 ensayos Álvaro Cepeda Neri 64 66 www.contralinea.com.mx 7 ANÁLISIS INTERNACIONAL El choque Trump-“cuarto poder” Thierry Meyssan/Red Voltaire INTERNACIONAL África contaminada... África asesinada Julio Morejón/Prensa Latina 54 60 Fotografía de portada: 123RF 4236 48 54 60

6. 8 17 de julio de 2017 OFICIO DE PAPELOPINIÓN MÉXICO CAE EN SOCAVÓN DE CORRUPCIÓN GUBERNAMENTAL MIGUEL BADILLO A principios de mayo, así promovía Enrique Peña Nieto la ampliación del libramiento de Cuernavaca, conocido como Paso Ex- prés Tlahuica, que a 3 meses de inaugurado se co- lapsó y causó la muerte de dos personas: “Buena carretera, una gran autopista, que se puede reco- rrer de manera rápida y segura, felices vacaciones”. Corrupción, negligencia y abuso vuelven a ser otra vez las causas de una obra carretera mal he- cha, en donde la complicidad entre funcionarios de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y constructores privados provocó la caída de un vehículo en un socavón de 5 metros que se abrió a mitad de la autopista y causó la muerte de Juan Mena Ruiz y su hijo Juan Mena Rome- ro, ante la indiferencia del presidente de la Re- pública y su secretario Gerardo Ruiz Esparza, quienes son los responsables por inaugurar una in- segura y peligrosa obra carretera. Si hay duda de quienes son los responsables, en redes aparece otro video promocional del secretario Ruiz Esparza sobre la nueva obra, quien maneja su vehículo por el libramiento colapsado y comenta: “El complejo asfáltico que vamos viendo en esta transmisión es sin duda un material mucho más resistente. No tenía drenaje, así que tuvimos que hacerles drenaje, para que la carretera en un mo- mento dado tuviera circulación de agua y las casas de alado pudieran desaguar también los líquidos de las casas. Aquí viene conmigo el ingeniero Cle- mente Poon Hung, director general de Carreteras, viene también José Luis Escobedo, director gene- ral del centro SCT aquí en el estado de Morelos, y quienes han sido prácticamente los responsables de la ejecución de esta importante obra”. Ante la desgracia y negligencia provocada por funcionarios y constructores corruptos, que ocasio- nó la muerte de un padre y su hijo cuando circu- laban por dicho libramiento, empiezan las escusas del propio Ruiz Esparza, quien asegura que el so- cavón fue motivado por las fuertes lluvias y por la basura acumulada en el drenaje del agua que tapó el ducto e inundó y reblandeció la tierra provocan- do la ruptura del asfalto. Sin embargo, en las imágenes televisivas que muestran el enorme hoyo que se abrió en la nueva carretera entre México y Cuernavaca, se observa que el grosor del asfalto no rebasa los 15 centímetros de ancho, cuando en países desarrollados de Europa las auto- pistas tienen aproximadamente 70 centímetros de grosor, debido a que la mayor parte del año llueve y esto les garantiza carreteras seguras y no como en México que constantemente el sistema carretero está en reparación permanente. De acuerdo con las especificaciones de la SCT sobre pavimentos para las carreteras en México, según me explicó el experto arquitecto Adalberto Ruiz, el método de diseño del Instituto de Inge- niería de la UNAM (deformación permanente y agrietamiento por fatiga), con nivel de confianza Enlasimágenesdelsocavónseobserva que el grosor del asfalto no rebasa los 15 centímetros, cuando en países europeos las autopistas tienen 70 centímetros Enlasimágenesdelsocavónseobserva las autopistas tienen 70 centímetros

7. www.contralinea.com.mx 9 OFICIO DE PAPEL OPINIÓN de 85 por ciento para carreteras normales y 95 por ciento para carreteras de altas especificacio- nes, indica que para seleccionar las secciones estructurales de pa- vimentos es necesario definir el tránsito de proyecto, que permi- te tener un horizonte de proyecto de 20 años, es decir, la durabili- dad de la carretera. En el caso del libramiento de Cuernavaca colapsado, según el secretario Ruiz Esparza, la dura- bilidad de la carretera era de 40 años, pero no duró ni tres meses. El arquitecto Ruiz aclara que en el caso de las bases estabiliza- doras con cemento hidráulico, se considera un espesor de 25 centímetros como un mínimo recomendable, y advierte que las carreteras en México normal- mente no llegan ni a 17 centíme- tros promedio, sin contar que se realizan con pésimos materiales que no pasan las pruebas de laboratorio de resistencia de materiales. Agrega que la experiencia de otros países desa- rrollados ha demostrado que en la construcción de carreteras no es conveniente colocar espesores infe- riores a los 25 centímetros, como ocurre en dicho libramiento donde se rompió el cemento, pues ello pone en riesgo la vida de las personas que circulan con sus vehículos por ellas. En especificaciones más técnicas, el arquitecto Adalberto Ruiz explica que en las regiones de R1 a R5 se establece un promedio de espesor de apenas 10 centímetros, pero en realidad se construyen de un promedio de 7 centímetros máximo para car- peta asfáltica. Para esas mismas regiones (R1 a R5) se propone un promedio de espesor de 38.4 centímetros para concreto hidráulico, cuando en la realidad se cons- truyen con un espesor promedio de 32 centímetros y con una resistencia promedio de f’c= 250Kg/ cm2 . Además, añade que las sub base y base hi- dráulica sumadas no rebasan los 30 centímetros promedio cuando deben tener más de 50. Esta es la verdadera razón del socavón que provocó la muer- te de dos personas y cuyos responsables son los fun- cionarios de la SCT. En los caminos de altas especificaciones que se desea conservar un nivel de servicio de 20 años, se debe tener una deformación de 1.2 centímetros de deformación permanente de rodada y agrieta- miento ligero y medio. Pero otra vez la realidad es que la deformación es de 3.5 centímetros prome- dio, con lo cual se viola la norma. En los caminos normales, en los que se permi- ten deformaciones permanentes del orden de 2.5 centímetros en la rodada y agrietamiento medio a fuerte, al final de la vida del proyecto que es de 20 años, la deformación es más de 6.0 centímetros promedio. Hace algunos años, en plática con otro arquitec- to que se desempeñaba como superintendente de mantenimiento de una autopista, le pregunté por qué estaban en mal estado las autopistas si recibían mucho dinero por cuotas de peaje, y respondió mo- lesto: porque entre el 80 y 90 por ciento de la recau- dación lo concentran en la SCT y no lo regresan para el mantenimiento, es decir, lo desvían o se los roban. MARGARITOPÉREZRETANA/CUARTOSCURO

8. 10 17 de julio de 2017 AGENDA DE LA CORRUPCIÓNOPINIÓN CÁRCELES COLAPSADAS: EN PODER DEL CRIMEN, SOBREPOBLADASYVIOLENTAS NANCY FLORES L a tragedia que vivieron los internos del Centro de Reinserción Social de las Cruces, en Guerrero, el pasado 6 de julio es apenas una estampa de la crisis que viven los penales en México. Ese día, la supuesta riña entre grupos antagó- nicos en la cárcel de Acapulco dejó 28 reos falleci- dos y al menos tres heridos. Lamentablemente, la gravedad de este hecho no marcará ninguna dife- rencia en esa cárcel ni en ninguna otra, porque el gobierno no tiene un plan para atender de manera integral la problemática. Tres factores profundizan la crisis en las cárce- les: el autogobierno, que es el control de la prisión a manos de los criminales; la sobrepoblación, y la violencia excesiva. El más grave de los problemas estructurales es que el 65 por ciento de las prisiones estatales está en poder de grupos delictivos, observan las investiga- doras Elena Azaola y Maïsa Hubert, en su análisis “¿Quién controla las prisiones mexicanas?” Luego están la sobrepoblación y el uso despro- porcionado de la prisión preventiva; las condiciones de vida indigna e infrahumana; la falta de profesio- nalización y condiciones de trabajo deplorables del personal penitenciario; y la indiferencia social y de autoridades hacia las prisiones, indican. Factores que permiten prever que otras desgra- cias similares a la del Centro de Reinserción Social de Acapulco –con igual o más víctimas– ocurrirán con frecuencia en otras prisiones a lo largo del país. En este tema, el Estado mexicano está rebasado. Más aún, el conflicto se intensifica por la probable liberación de cientos de reos, algunos encarcelados de manera injusta pero otros porque los delitos que cometieron dejarán de ser graves gracias al nuevo sistema de justicia penal. La sobrepoblación de las cárceles no se solucio- na con la liberación de presos: de concretarse, esta determinación puede incluir graves errores, como soltar a delincuentes peligrosos a un contexto de por sí violento o potenciar la comisión de los delitos “no graves”. En la lista de los ilícitos que ya no ameritarán cárcel están: homicidio culposo; privación de la li- bertad con fines sexuales; violación, acoso y abuso sexual; estupro; violencia familiar; lesiones; ejercicio ilegal del servicio público; evasión de presos; sumi- nistro de medicinas nocivas o inapropiadas; este- rilización forzada; abuso de confianza; amenazas; allanamiento de morada, entre otros. El asunto no es menor, pues ya de por sí es di- fícil que haya justicia en este país: el 99 por ciento de los crímenes está impune. Aunado a ello, si algo caracteriza al sistema de justicia es la corrupción, por lo que resulta muy común que inocentes pa- sen por culpables y que los verdaderos delincuentes estén en libertad. En ese sentido, no sería extraño que algunos criminales obtuvieran ilegalmente su excarcelación, a través de la compra de jueces, ma- gistrados y hasta ministros. Poresoalhacinamientoseledebeencontraruna solución justa, sobre todo por lo diezmada que está la sociedad por la acción del crimen organizado, la delincuencia común y los delitos de cuello blanco. Elproblemasindudaexiste:“en51porcientode loscentrospenitenciariosdelpaísexistíasobrepobla- ción [en 2016], que afectaba a 24 mil 221 internos”, refiere la carpeta informativa Los centros penitenciarios en México. ¿Centros de rehabilitación o escuelas del crimen?

9. www.contralinea.com.mx 11 AGENDA DE LA CORRUPCIÓN OPINIÓN Elaborada por el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (Cesop) de la Cámara de Diputados, agrega que “los centros penitenciarios con mayor sobrepoblación fueron los del Estado de México, la Ciudad de México, Jalisco y Puebla”. Por el contrario, indica que “en la mayoría de los Ceferesos [centros federales de readaptación social] se observaron espacios disponibles”. En días recientes se ha alertado que, con la apli- cación del nuevo sistema de justicia penal, hasta 30 mil presos podrían obtener su libertad. De éstos, en la Ciudad de México serían excarcelados unos 4 mil, según el gobierno capitalino. Habrá que ver cómo aplican las autoridades de justicia el nuevo sis- tema y si este tema no es más que una falsa alarma. El análisis del Cesop indica que, “en 2016, Mé- xico contaba con 236 mil 886 internos, de los cuales poco más de 45 mil se encontraban recluidos por delitos del fuero federal y casi 192 mil por delitos del fuero común. Ello significa que ocho de cada 10 internos son procesados o sentenciados por delitos de competencia local”. También destaca la violencia que se vive en los centros penitenciarios: “según datos de la Comisión Nacional de Seguridad, sólo en julio de 2016 se re- gistraron 181 incidencias donde participaron 377 presos. Desatacan en orden de importancia las ri- ñas (81), agresiones (48) y homicidios (27)”. Pero parece que esto no les importa a los go- biernos federal y estatales, pues nada hacen para procurar justicia, resolver el hacinamiento y frenar la impunidad. De acuerdo con la nota informativa del Cesop, “el número de centros penitenciarios en el país pre- senta una tendencia a la baja. En el año 2000 había 444 y para 2016 se disponían de 379. En 2016, del total de centros penitenciarios, 17 eran Ceferesos y 278 estatales, conocidos como centros de reinser- ción social, y 71 eran municipales”. Y no es que haciendo más cárceles se resuelva el asunto: la sociedad necesita oportunidades de estudio y trabajo dignos; reconstrucción del tejido social; justicia ante los crímenes, incluyendo los de lesa humanidad (que sí existen en México), y, en ge- neral, un estado de derecho que provea seguridad en todos los ámbitos de la vida. Algo que parece una utopía, pues nuestros go- bernantes se empecinan en privilegiar a la clase política y económica dominante –especialmente a trasnacionales que despojan los recursos de este empobrecido país–, en vez de generar un ambiente de paz y seguridad para las mayorías. NACHORUIZ/CUARTOSCURO

10. 12 17 de julio de 2017 ZONA CEROOPINIÓN Y a habíamos advertido que esta crisis indu- cida de inseguridad que se vive en la lla- mada “máxima casa de estudios” del país se encaminaba a justificar la aplicación de nuevas medidas autoritarias. Hoy sabemos que, aprove- chando el periodo de vacaciones, las autoridades de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) han ordenado la instalación de rejas al interior y en el perímetro exterior del campus de Ciudad Universitaria (como si eso fuera a frenar la venta de drogas y como si el problema no fuera de corrupción y de abierta complicidad entre los narcomenudistas e integrantes de la estructura de gobierno universitaria). Nosetratasolamen- te de rejas. En algunas facultades se avanza en la instalación de torni- quetes a los que sólo se podrá acceder en un fu- turo muy próximo con credenciales. Es decir, la Universidad pedirá documentos para ingresar a cada una de sus áreas. Hoy (lamentablemente) esto ya ocurre en el caso de institutos al interior del campus y en instalaciones de todo tipo (aca- démicas, administrativas o de investigación) fuera de Ciudad Universitaria. Fueron avanzando poco a poco. Lo que se pretende ahora es que todas las facultades, escuelas y colegios al interior del casco impidan el libre tránsito de universitarios y de la población en general. El caso no es menor. Se trata de un remache más, totalmente necesario, para el modelo de uni- versidad que se le impone a la UNAM: cerrado, eli- tista, ajeno a la realidad social del país y del mundo; lejosdelosproblemasdelaciudadynacionales;aje- no a las demandas políticas y de justicia social; ex- cluyente de obreros, campesinos y de toda la mano de obra barata que genera el fracasado y agonizan- te sistema económico imperante. Se avanza en el regreso a un modelo de universidad porfiriana y se rechaza el de puertas abiertas a la sociedad, al pueblo, y que hizo posible la autonomía universita- ria, el 68 y que como ningún otro proyecto pacífico promovió la movilidad y la justicia social, impulsó las libertades políticas y la educación masiva. Todo, sin dejar de ser el epicentro cultural y científico más importante de México e Iberoamérica. Las rejas, los torni- quetes, los muros no son para proveer “seguri- dad”. Son para contro- lar y aislar a estudiantes, académicos y traba- jadores. Son para revertir el ambiente de libertad que, a pesar de contar con una forma de gobierno anquilosada y profundamente autoritaria, se res- pira en los espacios universitarios. Son para cerrar la pinza que inicia con los exámenes de admisión, donde llevan ventaja los alumnos cuyas familias pueden pagar caros cursos de preparación en los que tienen acceso a las preguntas que les harán en las pruebas de ingreso. Unsiguientepasoserácerrartotalmenteelcam- pus a la circulación de automóviles. Ya empezaron con los taxis. ¿Por qué los taxistas son discriminados ZÓSIMO CAMACHO LA UNAM TRAS LAS REJAS Previsible, que la UNAM pida docu- mentos para ingresar a cada una de sus áreas. Hoy (lamentablemente) esto ya ocurre en los institutos de CU Previsible, que la UNAM pida docu- ocurre en los institutos de CU

11. www.contralinea.com.mx 13 ZONA CERO OPINIÓN en Ciudad Universitaria y nadie dice nada? Resul- ta que los taxis no pueden ingresar al campus “si no van con pasaje”. Y eso se justifica como “me- dida de seguridad”. ¿Qué pruebas existen contra los taxistas? En realidad, esta absurda medida sólo busca, además de controlar a quienes ingresan, be- neficiar a otros taxistas (bandera amarilla) que con la anuencia de las autoridades hacen bases y tienen una ilegal “exclusividad” al interior de Ciudad Uni- versitaria. ¿Cuánto pagan estos taxistas de bandera amarilla y a quién? Muchos ni siquiera cuentan con revista ni con placas para taxi y, por cierto, algunos de sus paraderos se encuentran en las zonas con mayor venta de drogas. Si Enrique Graue Wiechers quiere resolver realmente el problema de inse- guridad, que empiece por transparentar su rectorado y por investigar a su ante- cesor, el supuesto presidenciable (¿se la creerá?) José Narro. Durante el periodo del priísta y peñanietista Narro (2007- 2015) crecieron como nunca los grupos de narcomenudistas y porros que se utilizaron primero contra los estudian- tes organizados y ahora, más violentos, para justificar las medidas autoritarias en marcha. Fragmentos Le tenían pavor y odio. Empresa- rios, oligarcas y el naciente régimen “re- volucionario” urdieron el asesinato del general Francisco Villa. Sabían que era cuestión de tiempo para que otra vez se levantara en armas. La “Revolución” en el poder, desde entonces, había traicionado toda promesa de hacer cambios profundos en beneficio de los campesinos y trabajadores. Por eso los rumores de una subversión encabezada por el general eran fundados. Pancho Villa estuvo al frente del ejército popu- lar, guerrillero, más grande que ha visto América Latina: la División del Norte, formada por campe- sinos, peones de ranchos, amansadores de caballos. Llegó a contar con 20 cuerpos militares comanda- dos por un Estado Mayor: 16 brigadas, un cuerpo de tercios de infantería, una fracción, una artillería divisionaria y los Dorados (una fuerza especial al mando directo de Villa). Los pueblos de México le rinden homenaje en cientos de corridos que se cantan hoy en día y en las consignas que se gritan en las protestas. El sen- timiento popular le canta a Villa estrofas de amor como éstas: “Canten jilgueros y cenzontles sin ce- sar/ y que sus trinos se oigan en la serranía/ y cuan- do vuelen bajo el cielo de Parral/ lloren conmigo por el gran Francisco Villa”; o “Yo soy nacido en la sierra de Chihuahua/ soy el soldado más fiel del batallón./Viva,Villa;quevivansusDorados/yque viva la Revolución”; y, entre muchos otros: “Sólo uno fue/ que no ha olvidado/ y a su sepulcro una oración va a murmurar;/ amigo fiel, fuebuen solda- do,/ grabó en su tumba: ‘estoy presente, general’”. Y también con frustración, por su partida, se le espeta: “Oye tú, Francisco Villa,/ qué dice tu co- razón./ ¿Ya no te acuerdas, valiente,/ que atacaste Paredón?/ ¿Ya no te acuerdas, valiente,/ que to- maste a Torreón?”. Y en las consignas de las pro- testas callejeras: “Si Zapata viviera,/ con nosotros estuviera;/ si Villa viviera,/ en su madre les pusiera”. Fue asesinado a traición el 20 de julio de 1923. A 94 años de su asesinato, el pueblo sigue gritando: “¡Viva Villa, cabrones!”. CUARTOSCURO

12. CONTRAPODER 14 17 de julio de 2017 OPINIÓN I mmanuel Kant dijo que el filósofo, econo- mista, sociólogo e historiador escocés David Hume (Edimburgo, 1711–1776)[] “lo había despertado de su sueño dogmático”. Y con- trario a como el filósofo Arthur Schopenhauer (1788-1860) se expresó de las mujeres, inaugu- rando el machismo estúpido contra ellas al atre- verse a definirlas como solamente de “cabellos largos”, la politólogo Berta Barbet Porta, asidua colaboradora con sus ensayos en el columnismo de España (El País, 15 de junio de 2017), nos ha despertado de nuestro sueño contra los partidos y la democracia representativa, con su brillan- tísimo análisis titula- do: “¿Qué crisis de la democracia?”. Es éste un fabuloso trabajo que nos pone en alerta sobre si son los parti- dos y esa democracia salida de las urnas en cada elección –en muchas ocasiones fraudulen- tas– los que están en crisis… o son sus actores: tanto candidatos como dirigentes de esos par- tidos. Concluyendo que son los candidatos y, a veces sí, a veces no, los líderes que conducen a las organizaciones que ya formalmente se crean con el Estado de Partidos (Hans Kelsen, Esencia y valor de la democracia). “Habrán oído una y 100 veces que la demo- cracia representativa está en crisis. Pero, ¿y si no fuera verdad? ¿Y si lo que está en crisis no es el modelo sino sus actores, es decir, los partidos? Porque si la crisis es de la democracia represen- tativa [agrego: por eso el auge del populismo de izquierdas, derechas y de centro; de derechas con Trump, de centro con Macron en Francia; de izquierdas en España y donde México asoma ya la cabeza]; deberíamos cambiar de modelo e ir a una democracia directa [vuelvo a meter mi cuchara, de donde se desprenden esos populis- mo], como sugieren unos, o hacia una expertocra- cia, como dicen otros. Pero si la democracia está bien y son los partidos los que están en crisis, bastaría con arreglar estos últimos… Aunque sea difícil reformar los partidos políticos –los que de paso hay que repetir: gastan demasia- do dinero del pueblo para corromperse y corromper–, es el me- jor camino que librar- se de ellos”. Es un ensayo perio- dístico sin desperdicio. Un ensayo que debe- rían leer (no “ler”, como Nuño) y reflexionar nuestros actores partidistas y los elegidos tanto como los funcionarios por designación. Agrega la politóloga: “Es importante tener en cuenta la posibilidad de que la solución al problema no se origine tanto en el cambio de modelo como en el de los actores que operan en él… para que los ciudadanos recuperen el interés por la políti- ca cuando los partidos encuentren mecanismos para volver a representar las inquietudes de sus ciudadanos”. Leer y releer… y volver sobre este ensayo nos regresa a la realidad (para “no soñar antes ¿ESLADEMOCRACIAREPRESENTATIVA Y LOS PARTIDOS LOS QUE ESTÁN EN CRISIS? ÁLVARO CEPEDA NERI Necesario, reformar a los partidos políticos, que gastan demasiado di- nero del pueblo para corromperse y corromper Necesario, reformar a los partidos corromper

13. www.contralinea.com.mx 15 CONTRAPODER OPINIÓN de dormir”, como dijo un trabajador que re- para fugas de agua). Porque, en verdad, no es tanto la democracia representativa la que está funcionando mal ni está en crisis. Y si la tene- mos bajo el fuego de la crisis política, es por la corrupción de sus actores y en cuanto terminan las elecciones (comprando votos en un “toma y daca” de dinero o regalos por el sufragio), se dan al “importamadrismo”; no cumplen con sus obligaciones de gobernar en beneficio del pueblo (o mejor dicho, de la sociedad, para que no les suene a populismo), tampoco cumplen sus promesas y mucho menos los compromisos contraídos a lo largo de sus campañas, haciendo recaer en el abstencionismo electoral el desinte- rés por la política. Por lo que vamos “de vuelta la burra al trigo” con la cantaleta de que es la democracia la que está en crisis. Pero es bastan- te claro que son los actores en el poder: los Peña, los Anaya, las Barrales, los Ochoa Reza, etcéte- ra, quienes están en crisis por malos, pésimos actores que hacen de la democracia solamente un escenario para elegirse y reelegirse, como en un teatro de títeres. CUARTOSCURO

14. 16 17 de julio de 2017 ARTÍCULOOPINIÓN L os antecedentes del normalismo rural son los mismos de la lucha del pueblo mexicano por su emancipación. En 1906 y 1907, con las huelgas de Cananea, Sonora, y de Río Blanco, Veracruz, quedó clara la resolución del pueblo por generarse una mejor calidad de vida. Después vino la Revolución de 1910, ganada por la burguesía y que aprovechando la confusión y las necesidades educativas del pueblo se constituyeron las Centrales Agrícolas como una mascarada para supuestamen- te brindar aparente educación al campesinado y, al mismo tiempo, ejercer control sobre la sociedad. Posteriormente, estas escuelas se convirtieron en Regionales Campesi- nas, para que más tarde se convirtieran en Nor- males Rurales. En un momento histórico, las Normales Rurales llega- ron a ser 36. Pero por los golpes a la educación, algu- nas fueron desapareciendo. En la actualidad existen unas 20, pero sólo 15 están agremiadas en la Federa- ción de Estudiantes Campesinos Socialistas de Mé- xico (FECSM), junto con una normal indígena y un Centro Regional de Educación Normal (CREN). A la cabeza de una anhelante iniciativa estaban los maestros Rafael Ramírez y Moisés Sáenz, quie- nes estructuraron un proyecto en el cual involucra- ban a las Misiones Culturales, las Escuelas Rurales, las Centrales Agrícolas y las nacientes Normales Rurales. La primera normal rural fue fundada en Ta- cámbaro, Michoacán, en mayo de 1922. Nació en la extrema pobreza, carecía de inmobiliario y edifi- cio. No tenía internado; los alumnos contaban con un presupuesto de 50 centavos diarios como beca para sus estudios. Trabajaban en una casa rentada y con la oposición del arzobispo del estado. Ése fue el inicio de todo un sistema. También se fundó una similar en 1923, la escue- la de Malango, Hidalgo. Después pasó a Actopan, para quedar finalmente en El Mexe, del mismo es- tado. Estaba alojada en un viejo convento domini- co y padecía las mismas carencias que la anterior. Después se fundó otra en San Antonio de la Cal, Oaxaca, hacia 1925. Al siguiente año se instaló la escuela en San Juan del Río, Que- rétaro, con 35 alumnos, y se formó la primera sociedad de alumnos normalistas con propó- sitos literarios y culturales. El mismo año se abrió la escuela de Tixtla, Guerrero, con 25 alumnos y con una pobreza verdaderamente lamentable. En 1926 se instaló la Escuela Regional de Cuer- navaca, Morelos, con internado para nueve alum- nos inicialmente. En Izúcar de Matamoros, Puebla, comenzó a trabajar la escuela en marzo del mismo año. En junio se fundó la Escuela Normal Rural de Xocoyucan, Tlaxcala, en la finca de una exha- cienda porfiriana. También se inaugura la central agrícola de Santa Lucía, Durango (Aguilera). En 1927 inicio labores la Normal de Río Ver- de, San Luis Potosí, instalada también en una ex- hacienda porfiriana. En mayo de 1930 la Escuela COMITÉ CENTRAL DE LA FEDERACIÓN DE ESTUDIANTES CAMPESINOS SOCIALIS- TAS DE MÉXICO* FECSM, AYER COMO AHORA, EN PIE DE LUCHA La necesidad de organizarse es inhe- rente al pueblo que desea cambiar su realidad. Esa misma necesidad fomentó la fundación de la FECSM La necesidad de organizarse es inhe- la fundación de la FECSM

15. www.contralinea.com.mx 17 ARTÍCULO OPINIÓN Normal de Galena, Nuevo León, se fundó con 70 alumnos. El 26 de marzo de 1931 comenzó a funcionar la Escuela Central Agrícola Ricardo Flores Magón, instalada en el edificio de la vieja hacienda porfiria- na en Carmen de Peña Blanca, municipio de Bue- naventura, Chihuahua. Para 1933 se fundó la Escuela Regional Cam- pesina de Tamaulipas, que llegó a ser después la Escuela Normal de Tamatán, cerca de Ciudad Victoria. En un principio los estados de Campe- che, Tabasco, Yucatán, Chiapas y Quintana Roo compartirían dos escuelas nor- males. Baja California, Sonora, Chihuahua y Tamaulipas com- partirían tres de ellas, dos estaban en Chihuahua. Las primeras escuelas traba- jaban con un plan de estudios de 2 años que combinaban materias académicas con el aprendizaje de labores agrícolas y oficios rurales. En 1932, siendo Narciso Bassols secretario de Educación, las Es- cuelas Normales Rurales pasaron a depender del Departamento de Enseñanza Agrícola y Normal Rural. En 1934, con una reforma aprobada por el propio Congreso de la Unión, dio nace la escuela socialista. A la toma del poder, Lázaro Cárdenas del Río per- mitió la difusión de los principios socialistas. Las escuelas normales fueron despertando y exigieron el cambio de su situación. La necesidad de organizarse es inherente al pueblo que desea cambiar su realidad. La misma necesidad que fomentó la fundación de la FECSM. Sucedió en 1934, cuando en la Escuela Normal Urbana de Ciudad Victoria, Tamaulipas, a con- vocatoria de la Federación de Universitarios –con sede en la Ciudad de México– se reunieron estu- diantes de todas las preparatorias. Regionalmente se pretendía crear la Federación de Estudiantes Ta- maulipecos (FET). De esta reunión fueron avisados los estudiantes de Tamatán, que asistieron con la intención de pertenecer a la FET. El problema sur- gió cuando los estudiantes de Tamatán explicaron su origen, su organización, sus fines y se declaran partidarios de la escuela socialista. La escuela no contaba, además, con la simpatía de los políticos estatales, en particular del gobernador del estado. Todo anterior provocó el rechazo hacia los compa- ñeros de origen campesino. La delegación de Ta- matán se retiró de la asamblea. La Escuela Regional de Tamatán, Tamaulipas, junto con su director Alfredo Rico y el profesor Je- sús Santos Valdez lanzan un manifiesto a todas las normales para organizarse. Fue durante julio, agos- to y septiembre cuando se llevó a cabo la agitación necesaria para la organización de la Federación, ya que se recibieron repuestas aprobatorias de todas las escuelas. Tal evento se llevaría a cabo en Agui- lera, Durango. Como fue en periodo vacacional, la falta de recursos para movilizarse hizo fracasar este primer intento, pues sólo llegaron los delegados de La Huerta, Michoacán; Jalisquillo, Nayarit, y Ta- matán, Tamaulipas. El 18 de junio de 1935, se reunieron en la Central Campesina de El Roque, Guanajuato, JUANPABLOZAMORA/CUARTOSCURO

16. 18 17 de julio de 2017 ARTÍCULOOPINIÓN representantes de las escuelas normales rurales. Formaron entonces la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México (FECSM). En 1969 el gobierno dirigido por Gustavo Díaz Ordaz dio el más grande golpe a la educa- ción popular rural, pues destruyó más de la mitad de las normales (14). El pretexto fue que no había presupuesto para estas normales. Mientras que, por otro lado, se desarrolló una campaña mediá- tica para señalar que estas instituciones estaban formando “guerrilleros”. La consigna de ese ré- gimen fue la de acabar con ese “nido de comu- nistas”. También desapareció la Federación y la Confederación Nacional de Estudiantes Demo- cráticos. En 1970 y 1971 la mayoría de las escuelas nor- males rurales desaparecidas fueron convertidas en otro tipo de centros educativos o en centros de mili- tarismo bajo control de la Secretaría de Educación Pública y la Dirección General de Educación Nor- mal, sin comités ejecuti- vos, ni siquiera jefes de grupo en las escuelas. Claro ejemplo de esto fue la Normal de Pe- rote, Veracruz, tomada por el Ejército Mexi- cano. Y también la Es- cuela Normal Rural de Jalisquillo, Nayarit, que fue creada cuando era presidente de México Pascual Ortiz Rubio, el 1 de septiembre de 1930. Durante el gobierno de Lázaro Cárdenas fue transformada en Escuela Regional Campesina y se convirtió en normal rural en la década de 1940. Por pertene- cer a la FECSM, fue clasificada por las autoridades federales como “foco de agitación”. Esta escuela fue suprimida y sus alumnos enviados a la Normal Rural de El Quinto, Sonora, para que terminaran su carrera. El edificio fue destinado a una escuela agropecuaria. A consecuencia de las represalias, numerosos grupos clandestinos que operaban en las escuelas de Tiripetío, Michoacán; San Marcos, Zacatecas, y El Mexe, Hidalgo, tomaron las tareas de luchar enarbolando como bandera la reorganización de la FECSM. En 1972, con Luis Echeverría Álvarez como presidente, separaron los ciclos de secundaria y de la normal. Todo para que los estudiantes ya no lle- garan de 13 años a los internados. En 1973, la FECSM sostuvo la primera huelga nacional en su nueva etapa, llevando como objeti- vo el reconocimiento de la Escuela Normal Rural de Amilcingo, Morelos. El propósito se logró en 1974. Para 2003, el estado de Chiapas –gobernado por Pablo Salazar– recibió un préstamo del Banco Mundial (BM) a cambio de convertir en privadas las escuelas normales ubicadas en Tuxtla Gutié- rrez. La Normal Rural de Mactumactzá no escapó a esta política. El 6 de agosto de ese año, en la ca- pital del estado, se suscitó un enfrentamiento entre estudiantes de Mactumactzá y policías. Más de 200 normalistas fueron detenidos. Posteriormente, casi 300 elementos de la policía sectorial se desplegaron afuera del centro educativo. En esas mismas fechas se dio otro golpe en la normal Luis Villarreal, de El Mexe, Hidalgo, en donde el estado cerró el paso de carreteras para evitar el apoyo de más contingentes hacia la normal y es así como se logró el cierre de ésta como normal rural. Uno de los hechos indignantes más recientes son los de la noche del 26 y madrugada del 27 de septiembre del 2014 en Iguala, Guerrero. El caso Ayotzinapa ha sido uno los más grandes embates contra los normalistas y los estudiantiles en general. Hasta la fecha no se sabe nada del paradero de nuestros compañeros y el gobierno ha otorgado la impunidad a los perpe- tradores. Hoy se recrudece la andanada en contra del normalismo rural. Por su historia y porque mien- tras la pobreza exista, las normales rurales tendrán razón de existir, la FECSM está lista para dar la ba- talla y vencer en la lucha a favor de la educación pública, laica, gratuita y popular. *La Federación de Estudiantes Campesinos Socia- listas de México es la organización estudiantil que aglutina a los integrantes de 15 escuelas normales rurales, una escuela normal indígena y un CREN; su estructura es de carácter semiclandestino Se recrudece la andanada en contra del normalismo rural. Pero las normales rurales tienen razón de existir, por eso la FECSM está lista para dar la batalla Se recrudece la andanada en contra la FECSM está lista para dar la batalla

17. 20 17 de julio de 2017 ARTÍCULOOPINIÓN B aca, Choix, Sinaloa. Mientras hojeo La Jor- nada en la sección de Cultura buscando un tema de interés, con aliento a café, me atra- pan unas frases sueltas pero lapidarias y un olor a tierra mojada. La travesía es corta pero muy trá- gica, al grado de llegar a confundir el detonar de los cohetes con el de las armas, una reacción para los de este lugar. En la zona Norte de Sinaloa se respiraba un ambiente de alguna forma poco violento. Los mu- nicipios de Choix, El Fuerte y la ciudad de Los Mochis con rutas de comercio definidas y un her- manamiento tácito. Las noticias corrían además de voz en voz por El Debate, un diario impreso con bastante presencia y circulación en esos munici- pios. El diario empezó a llegar a mi pueblo a través de los operadores del camión de la ruta Baca-Los Mochis, aunque de vez en cuando los tienderos, al ir a Choix, lo compraban. Pero la ruta se pue- de decir que es reciente, entonces empezó a llegar y no precisamente para la venta sino que ellos lo compraban, lo leían y lo compartían al día si- guiente con unos pobladores. Lo que ocurría en las comunidades o cabe- ceras municipales pronto se conocía con todo y referencia de las familias involucradas en hechos violentos. Es muy común que la gente se conozca o por lo menos tenga ciertas referencias de las fa- milias que habitan en las diversas comunidades. A esos de las ocho de la mañana en tempora- das de frío salía Ramón Torres y Mónico Arce con unas sillas mecedoras para tomar un poco de sol y aprovechar para leer El Debate. Mónico que era el que sabía leer con mayor fluidez. Leía las notas periodísticas en voz alta para Ramón. ―¡Eeeh, Mónico, lee más fuerte! -exclamaba Ramón, cuando le interesaba la nota, en espe- cial como que buscaba memorizar los apellidos de los muertos de esos días. Curiosamente había una afición por la sección policiaca que se forta- lecía día a día. Esta sección cubre todos los ase- sinatos, robos, asaltos y en general toda la nota roja de El Debate. Así pasaban los días y años. No pasaron mu- chos así. A los 2 o 3 años pasaba por la calle y me entretuve a escuchar un rato las notas que es- taban leyendo. Escuché decir a Mónico, resuelto mientras daba una hojeada al diario a manera de preámbulo para empezar a leer en voz alta: “¡’uta, Ramón, ahora sí hubo una matasahui de la chinga- da…”. No terminó ahí. Se soltó a leer sin detener- se, hasta que Ramón con voz sonora y pausada le marcó el alto: “¡Eeh, Mónico, ya párale, son un chingo de muertos!”. Esto parece una metáfora de la realidad que se estaba gestando, sin mayor timidez, en hechos aislados pero por lo constante no podían tomarse con esta consideración. Siempre me intrigó por qué a todas las personas lo primero que leían, si no es que lo único, era la sección policiaca. Muertos y más muertos todos los días. Mi inge- nuidad rondaba hasta entonces que las personas malas eran los que acostumbraban a robar vacas mejor conocidos como pelavacas, que se reconfor- taban en los corridos. En eso andaba cuando pre- sencié un pleito entre dos tipos con antecedentes violentos en Estados Unidos, aunque en sus co- munidades se comportaban de forma no agresi- va. Los dos andaban armados. Con la fusca en la cintura se desafiaron. Estábamos varios. Lo más curioso fue que se retaron. Uno de ellos se adelan- LUIS ESPINOZA SAUCEDA, LICENCIADO EN ADMINISTRACIÓN DE EMPRESAS POR LA UNI- VERSIDAD DE OCCIDENTE, UNIDAD EL FUERTE; ESCRITOR E INVESTIGADOR DE LA HISTORIA MEXICANA REGIONAL (SINALOA); CURSANTE DEL DIPLOMADO DE ESCRITURA CREATIVA EN LA ESCUELA MEXICANA DE ESCRITORES EN TIERRA DE MUERTOS

18. www.contralinea.com.mx 21 ARTÍCULO OPINIÓN tó: “¡Vamos a darnos la madre como los meros ga- llos!”. Me sorprendió que las pistolas cada quien las depositara a resguardo de los presentes. La gente de la sierra todavía vivía en aparente paz. Sin embargo, ya se dejaba entrever una paz armada con unidad de mando. Las trocas del año, las armas y el dinero para los vicios estaban cir- culando desaforadamente. Pronto se reventó la reata. Las consecuencias han sido trágicas en los últi- mos 10 años, y lamentables que continúe sin una contención real. El gobierno del estado se resuelve a decir que son enfrentamientos entre grupos de las drogas, generalizando los casos y construyendo un discurso que las personas son asesinadas por- que tienen antecedentes dentro de los grupos de- lictivos, y en muchos de los casos ni investigaciones ministeriales se hacen, reinando la total impuni- dad. Convirtiéndose en la práctica en un permiso oficial para matar. Ahora en el Fuerte se ha organizado un grupo de mujeres conocidas como Las Buscadoras de El Fuerte, que en los últimos 3 años, cada miércoles y domingo, salen a rastrear bajo las inclemencias del calor sinaloense. Los buscan a todos, ya no sólo a sus hijos: “Los buscaremos hasta encontrarlos”, dicen sus camisetas… En un contexto en el que ya nadie cree en las instituciones del Estado, su eslo- gan es: “No queremos justicia, queremos verdad”. En año nuevo se acostumbra a tirar cohetes en laiglesiaparadespedirelañoviejoydarlabienveni- da al año nuevo, pero ahora también acostumbran que los que tienen armas los reciban con ráfagas de balas que se prolonga por minutos que hacen retumbar los cerros, como un campo de guerra. 123RF

19. 22 17 de julio de 2017 ARTÍCULOOPINIÓN L a Ley de Seguridad Ciudadana española, motejada ley mordaza por la ciudadanía, de la que hace unos días se cumplieron 2 años de vigencia, es clara muestra del autoritarismo que se cierne sobre la Unión Europea. Un auto- ritarismo propiciado por la crisis y porque la mi- noría que detenta el poder económico la necesita para imponer sus políticas de austeridad y desgua- zar la democracia por medio de tratados bilate- rales y bribonadas semejantes para aumentar sus beneficios incesantemente. Un autoritarismo pre- sente en más países de la Unión, no sólo España, de modo preocupante en Hungría, Bulgaria y Polonia y con retroce- sos democráticos alar- mantes en Reino Uni- do o Francia. La lucha antiterrorista (denomi- nada hoy antijihadista) ha sido además en los últimos años pretexto para hacer recular los derechos humanos de la ciuda- danía. Un comunicado público de jueces y juezas por la Democracia, la Asociación Libre de Abogados y Abogadas, Greenpeace, SOS Racismo y la Fe- deración de Sindicatos de Periodistas ha denun- ciado las graves consecuencias de esa ley para los derechos humanos de la gente. El comunicado acusa a la ley mordaza de una buscada ambigüedad que deja a la ciudadanía indefensa ante la policía. Aún peor, al reducir las antaño faltas penales a infracciones administrativas, suprime la figura del juez como garante de derechos de la gente y son los agentes de policía, cual si fueran jueces, quie- nes tienen la potestad de determinar qué hechos son sancionables y multar por ello. En la práctica cotidiana, esa situación supone cercenar las liber- tades de expresión, manifestación y reunión. Lo que en verdad ha sucedido en el Reino de España es que, al aplicarse los enormes grandes sociales exigidos por la Unión Europea para re- ducir el déficit público, la respuesta ciudadana ha sido movilizarse, organizarse y protestar llenando calles y plazas. El gobierno y las élites económi- cas se inquietaron y alarmaron ante el volumen e intensidad de esa pro- testa desde mediados de 2011 y se sacaron de la manga esa ley mordaza para frenar las movili- zaciones. Con la ley morda- za se han disparado las cuantiosas multas a ciudadanos pacíficos por cargos tan imprecisos e inconcretos como falta de respeto a la autoridad o desobediencia a la mis- ma. ¿Quién determina si hay falta de respeto o desobediencia a la policía? La misma policía. Esa arbitrariedad propició el año pasado que la policía impusiera casi 20 mil multas por pretendidas faltas de respeto a agentes de los cuerpos de seguridad y 12 mil más por desobediencia a la autoridad. La ley mordaza sanciona, por vía administrativa (que en realidad no permite defensa) y las multas pueden llegar a ser de 600 mil euros. La Plata- forma en Defensa de la Libertad de Información ha denunciado con datos del Ministerio del In- XAVIER CAÑO TAMAYO, CENTRO DE COLABORACIONES SOLIDARIAS LEY MORDAZA EN ESPAÑA EL AUTORITARISMO SE CIERNE SOBRE EUROPA Al aplicarse las exigencias de la Unión Europea para reducir el déficit público, la ciudadanía española ha protestado en ca- lles y plazas. Algo que inquieta al poder Al aplicarse las exigencias de la Unión lles y plazas. Algo que inquieta al poder

20. www.contralinea.com.mx 23 ARTÍCULO OPINIÓN terior que se han puesto más de 285 mil multas por las que han recaudado más de 130 millones de euros pagados la ciudadanía multada. Además, Amnistía Internacional ha denunciado documen- tadamente el uso excesivo de la fuerza por la poli- cía española contra manifestantes pacíficos y que muchos de esos manifestantes han sido acosados, golpeados, detenidos y enfrentados a multas e in- cluso a cargos penales. Mimbres de un nuevo au- toritarismo. Que la ley mordaza era innecesaria es convicción de las asociaciones de jueces y de fiscales, además de sindicatos policiales. También catedráticos de derecho Constitucional y de derecho Penal la consideran claramente innecesaria. Que España no necesitaba ninguna nueva ley de seguridad ciudadana lo demuestra que es uno de los países europeos con las tasas de delincuencia más bajas. Además de que en las más de 4 mil manifestacio- nes que hubo en Madrid en 2014 (el año antes de la ley mordaza) apenas hubo 10 incidentes que no fueron graves, según fuentes de la misma policía. La llamada ley mordaza es un ataque sistemáti- co a las libertades políticas ciudadanas y recuer- da mucho la nefasta Ley de Orden Público de la dictadura franquista, cuya aplicación supuso años de cárcel para muchos ciudadanos y ciudadanas pacíficos que reivindicaban su derechos. La crisis económica y la imposición de austeri- dad más el indecente y manido recurso al terroris- mo (real, pero que tiene otras respuestas) impulsan ese autoritarismo que se cierne sobre la Unión Eu- ropea y se infiltra solapado en los Estados. De no frenar ese taimado autoritarismo que se extiende, la democracia puede llegar a ser sólo un recuerdo. 123RF

21. 24 17 de julio de 2017 ARTÍCULOOPINIÓN C on facilidad olvidamos que Europa ha sido la primera en volcar los excedentes más po- bres de su población en otras tierras para aliviar la presión demográfica y abrir caminos a la conquista y a la explotación, bajo los principios de las tres “Ces”: Cristianizar a los paganos, Civilizar a los salvajes y abrir rutas al Comercio que llevaría la prosperidad de todos, según las leyes de la econo- mía dirigidas por una mano invisible. Siempre recuerdo las palabras que escuché a Julius Nyerere, La conciencia de África: “que no nos echen una mano, basta con que nos quiten el pie de encima”, en ocasión de una ayuda económica que pretendían ofrecer- le filantrópicas institu- ciones europeas. En el siglo XVI, 200 mil castellanos emigra- ron a América para evangelizarla, de acuerdo con la Bula del Papa Ale- jandro VI concedida a los reyes católicos. Portugal hacía otro tanto hacia el futuro Brasil y las tierras atlánticas de África, con idénticos propósitos. En menos de 20 años, entre 1846 y 1864, 2 millones de irlandeses, la cuarta parte de su población, par- tieron para Estados Unidos. En ese mismo tiempo, un millón de alemanes abandonaron Europa para instalarse en América y, a finales del siglo XIX, les siguieron 650 mil italianos como avanzadilla de 2 millones de compatriotas que les habían de seguir. Entre 1820 y 1925, unos 55 millones de eu- ropeos abandonaros sus tierras en una de las más grandes migraciones que ha conocido la historia. La mayoría se fueron a América, “tierra de promi- sión y de esperanza”: 33 millones a Estados Unidos, 5.4 millones a Argentina, 4.5 millones a Canadá, 3.8 millones a Brasil y el resto a diversos lugares controlados por potencias europeas en África. Polonia, Italia e Irlanda, entre otros países sumi- dos en la pobreza, se aliviaron así del lastre de mi- llones de personas hambrientas. Poblaron el Este de Estados Unidos, California, Argentina o Uruguay. Las superpobladas India y China, en los siglos XIX y XX, volcaron sobre el resto de Asia y sobre África, sus excedentes de una población cuyos descendientes construye- ron diásporas educadas y ricas, que controlan el comercio y que gobier- nan países prósperos como Singapur o Isla Mauricio. Este fenómeno de las migraciones ha experi- mentado un vuelco impresionante en las últimas décadas: una Europa enriquecida con la transfor- mación de las materias primas expoliadas al Sur y con el nivel de vida que le proporciona su bienestar y su cultura, ya no exporta mano de obra sino que rivaliza con Estados Unidos en atraer a decenas de millones de inmigrantes empobrecidos y deslum- brados por El dorado con que les bombardean los medios de comunicación y la publicidad de los paí- ses enriquecidos del Norte sociológico. JOSÉ CARLOS GARCÍA FAJARDO, PROFESOR EMÉRITO DE LA UNIVERSIDAD COMPLUTENSE DE MADRID; DIRECTOR DEL CENTRO DE COLABORACIONES SOLIDARIAS/CCS MILLONES DE EUROPEOS BUSCARON REFUGIO EN OTROS PAÍSES DURANTE SIGLOS Los flujos migratorios desnudan la in- soportable desigualdad entre ricos y po- bres, entre los que se benefician de la paz y la seguridad y los que carecen de ellas Los flujos migratorios desnudan la in- y la seguridad y los que carecen de ellas

22. www.contralinea.com.mx 25 ARTÍCULO OPINIÓN Ante esta situación, se consideran como forta- lezas asediadas por millones de incontrolados. Sólo pretenden devolvernos la visita que durante siglos les hicimos nosotros. Conocen bien el camino que hicimos con anterioridad, pero ellos sin la fuerza con la que nos pudimos imponer. Esa es la radical diferencia junto a no saber reconocer que necesita- mos a esos inmigrantes, a sus familias y sus aporta- ciones para no perecer en un orgasmo de felicidad estéril y envejecida. El documento de la ONU “Las migraciones internacionales y el desarrollo” habla de los flujos migratorios que ponen al desnudo la insoportable desigualdad entre ricos y pobres, entre los que se benefician de la paz y de la seguridad y los que ca- recen de ellas. Nadie abandona su país por gusto si no es para viajar o para estudiar; cuando es por la fuerza de la inseguridad o de la miseria se repro- duce la cadena de injusticias que como llagas san- grientas estampan la historia: esclavitud, invasio- nes, racismo, xenofobia, colonización, explotación, conquistas, guerras, deportaciones. Tantas formas del desprecio y del mied

Add a comment