advertisement

Contralínea 489

100 %
0 %
advertisement
Information about Contralínea 489

Published on June 3, 2016

Author: SamoEmpalador

Source: slideshare.net

advertisement

1. Año 15 • Número 489 • $30 Del 23 al 29 de mayo de 2016 ISSN: 1665-1626 REVISTA SEMANAL

2. 4 23 de mayo de 2016 CONTENIDO 28 PORTADA Militares mexicanos firman “convenios de colaboración” con el CCE y la Coparmex. El alto empresariado mexicano participa en la recopilación de información que pueda servir para la seguridad nacional y la educación militar CONVENIO EMPRESARIOS-MILITARES EN SEGURIDAD NACIONAL OPINIÓN OFICIO DE PAPEL IMPUNIDAD CONTRA SISTEMA NACIONAL ANTICORRUPCIÓN Miguel Badillo CONTRAPODER FERNANDO DEL PASO: NOTICIAS DEL IMPERIO DE INEPTOS Y CORRUPTOS Álvaro Cepeda Neri AGENDA DE LA CORRUPCIÓN LA NÓMINA DEL SINDICATO DE LA CFE Nancy Flores ZONA CERO BERTO, EN GUERRERO Zósimo Camacho IQ FINANCIERO SISTEMA UNIVERSAL DE SALUD EXCLUYE HOSPITALES DE LA SEDENA Claudia Villegas ARTÍCULOS LAS ASEGURADORAS Y LA PRIVATIZACIÓN DEL SECTOR SALUD Martín Esparza MÉXICO, UN PAÍS DE VÍCTIMAS… Y CRIMINALES Roberto Galindo EL HAMBRE, UNA CUESTIÓN DE SEGURIDAD MUNDIAL Enrique Yeves/IPS TTIP: VIDAS Y ENTORNO EN PELIGRO José Carlos García Fajardo/CCS SAQUEO Y ENTIERRO DE LA DEMOCRACIA EN LA UNIÓN EUROPEA Xavier Caño Tamayo/CCS 6 8 10 12 14 16 18 22 24 26 CONTRALÍNEA. PERIODISMO DE INVESTIGACIÓN –año 15, núme- ro 488, del 23 al 29 de mayo de 2016– es una publicación sema- nal editada por Editorial Libertad y Expresión, SA de CV; Avenida Río Churubusco 590, colonia Del Carmen, delegación Coyoacán, CP 04100, México, DF; teléfonos: 55 54 91 93 y 55 54 91 94; www.con- tralinea.com.mx, info@contralinea.com.mx. Editor responsable: Agus- tín Miguel Badillo Cruz. Número de reserva al título de derecho de autor: 04-2001-1206164804 00-102. Número de certificado de li- citud de título: 12264, y de contenido: 8918. ISSN: 1665-1626. Este número se terminó de imprimir el 20 de mayo de 2016. Distribuida por la Unión de Voceadores de México, despacho de Gloria Santi- llán, Ignacio Mariscal 44, col. Tabacalera, CP 06030, México, DF, te- léfono 55 92 08 91. CONTRALÍNEA reconoce el deber de veracidad y la cláusula de con- ciencia de reporteros y articulistas. Los textos son responsabilidad de sus autores. Las opiniones expresadas por los autores no necesa- riamente reflejan la postura del editor de la publicación. Queda total- mente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos o imágenes de la publicación sin previa autorización de Editorial Liber- tad y Expresión, SA de CV. Circulación certificada por Romay Hermida y Cía, SC, folio: 00010-RHY

3. www.contralinea.com.mx 5 CONTENIDO ANÁLISIS INTERNACIONAL Regreso inminente de los aviones rusos a Siria Valentin Vasilescu/RV60 INVESTIGACIÓN PORTADA Convenio empresarios-militares en seguridad nacional Zósimo Camacho RENDICIÓN DE CUENTAS Los oscuros negocios de Pemex en Holanda Omar Rodrigo Escamilla Haro/Eduard Martín Borregón/Paola de Loera/Project Poder RENDICIÓN DE CUENTAS En 4 años, Veracruz acumuló desvíos por 35 mil mdp Érika Ramírez POLÍTICA Elección Tlaxcala: el pendiente de Calderón Mauricio Romero LÍNEA GLOBAL México incumple convenio internacional sobre químicos tóxicos Emilio Godoy/IPS 28 36 42 48 56 MISCELÁNEO EX LIBRIS Manuel Aguilera Gómez y su conflicto, esperanza y frustración petrolera Álvaro Cepeda Neri SOCIEDAD BETA Enrique Peña Nieto y el Día Mundial de Internet Gonzalo Monterrosa PASO A DESNIVEL Lord Nuño Miguel Galindo 63 64 66 36 48 56 42 60 DIRECTOR Miguel Badillo oficiodepapel@yahoo.com.mx COORDINADORES INFORMACIÓN Zósimo Camacho zosimo@contralinea.com.mx EDICIÓN Nancy Flores nancy@contralinea.com.mx CONTRALÍNEA TV Érika Ramírez esoemi@contralinea.com.mx WEB Gonzalo Monterrosa info@contralinea.com.mx ECONOMÍA Marcos Chávez marcos@contralinea.com.mx ARTE Cecilia Martínez cecilia@contralinea.com.mx DISEÑO Miguel Minero mimiga@contralinea.com.mx PUBLICIDAD Janett Alba janett@contralinea.com.mx REDACCIÓN Mauricio Romero mauricio@contralinea.com.mx DEFENSOR DEL PERIODISTA Álvaro Cepeda Neri cepedaneri@prodigy.net.mx DEFENSOR DEL LECTOR Jorge Melendez Preciado jamelendez@prodigy.net.mx EDITORIALISTAS Fabio Barbosa fabiobarbosacano@gmail.com Miguel Concha Malo educacion@derechoshumanos.org.mx Martín Esparza garrasleo6@yahoo.com.mx Roberto Galindo galeondelsur@hotmail.com Samuel Lara Villa samuellaravilla@gmail.com Ariel Noyola noyolara@gmail.com Adrián Ramírez presidencia.limeddh@gmail.com ASISTENTE WEB Armando Covarrubias ILUSTRADORES Miguel Galindo migalindop@gmail.com David Manrique manrique@contralinea.com.mx REDACCIÓN 5554-9194 PUBLICIDAD 5554-9193 SUSCRIPCIONES Y VENTA DE LIBROS 5554-9192 Av. Río Churubusco 590, colonia Del Carmen, delegación Coyoacán, CP 04100, México, DF www.contralinea.com.mx 5

4. 6 23 de mayo de 2016 OFICIO DE PAPELOPINIÓN E n el gobierno federal y en el Congreso apuestan porque el Sistema Nacional Anticorrupción resuelva, como en un acto de magia, todos los males que aquejan a la sociedad por la corrupción y la impunidad promovidas desde la misma esfera de la función pública; mientras que la sociedad civil, por na- turaleza crítica y desconfiada de las acciones gubernamentales, duda que ese mecanismo sea suficiente en tanto los políticos y funcionarios mexicanos sustenten su poder y mando en la acumulación ilícita de dinero público, sin im- portar el daño que esto causa al país. Por décadas, la corrupción ha pene- trado todas las estruc- turas sociales y todos los sectores políticos y económicos de Méxi- co. Por ello, en la Pre- sidencia de la Repú- blica justifican la corrupción como un asunto cultural y en el resto del gobierno creen que no hay nada que hacer más que la sociedad sopor- te y padezca sus consecuencias, mientras que la burocracia perfecciona la impunidad y pro- mueve la injusticia desde los mismos órganos encargados de combatirla. Está tan arraigada la corrupción en el tejido social que se necesita primero una verdadera división de poderes, en donde el Legislativo y el Judicial dejen de estar sometidos al Ejecuti- vo y sólo sirvan para encubrir toda la corrup- ción promovida desde el gobierno. De igual manera, tanto el Congreso de la Unión como la Suprema Corte de Justicia de la Nación son omisos, complacientes y hasta cómplices del Ejecutivo para beneficiarse del engranaje de la corrupción y a cambio otorgan impunidad a los delincuentes. Y como en la realidad mexicana el que man- da es el presidente de la República, sería bueno que desde Los Pinos se anteponga el compro- miso social y se actúe con carácter, determina- ción y voluntad política para ordenar acciones concretas que permitan combatir la corrup- ción y perseguir a quienes se benefician de ella, como serían los mismos servidores públicos, sus familias y amigos; los empresarios que ha- cen negocios con el gobierno; los líderes sindicales que reciben prebendas y canonjías autorizadas por se- cretarios de Estado y directores generales de paraestatales y órganos descentralizados; los legisladores (senadores y diputados) que hacen negocios con el cabildeo de la asignación del presupuesto a sus estados y, por supuesto, los jueces, magistrados y minis- tros que administran la justicia para beneficiar a quien más pague. Con la Constitución en la mano bastaría para meter presos a los corruptos y ordenar que los órganos encargados de hacer justicia hagan el trabajo para el cual fueron creados. En ese contexto, llama la atención que la principal cúpula que aglutina a los empresa- rios más poderosos del país, el Consejo Coor- IMPUNIDAD CONTRA SISTEMA NACIONAL ANTICORRUPCIÓN MIGUEL BADILLO Necesaria, una verdadera división de poderes, en donde el Legislativo y el Ju- dicial no estén sometidos al Ejecutivo ni encubran la corrupción en el gobierno Necesaria, una verdadera división de encubran la corrupción en el gobierno

5. www.contralinea.com.mx 7 OFICIO DE PAPEL OPINIÓN dinador Empresarial (CCE), ande tan activa para participar con el gobierno federal en to- das las acciones que realiza. La semana pasa- da se reunieron gobierno y empresarios para supuestamente unir esfuerzos en el combate a la corrupción y la impunidad, para lo cual instalaron cuatro mesas de trabajo: prevención de la corrupción, reformas en materia de con- trataciones públicas, simplificación de trámites y seguimiento de quejas. Seguramente más de alguno de los ahí presentes se moría de risa. El orador en dicha reunión fue el secretario Virgilio Andrade, titular de la Secretaría de la Función Pública, quien piensa poder erradicar las conductas ilegales entre gobierno-empresa- rios con las siete leyes reglamentarias median- te las cuales el Congreso pondrá en marcha el Sistema Nacional Anticorrupción, por lo que convocó a la sociedad civil, en particular al sec- tor empresarial, para avanzar en esa materia. El presidente del CCE, Juan Pablo Casta- ñón, fue más simple en sus demandas y pidió ampliar la información en Compranet, fortale- cer la figura de testigo social y avanzar en una tala regulatoria que agilice los trámites evitando el riesgo de caer en actos de corrupción. En una propuesta más absurda y moralina, el líder empresarial externó la “necesidad” de homologar los códigos de ética entre los secto- res público y privado, como si alguna norma ética le autorice a empresarios y burócratas a incrementar los costos de bienes y servicios que compra el gobierno a cambio de prebendas, sobornos y comisiones. De eso no hablaron, como tampoco lo hicieron de los cuantiosos desvíos de re- cursos públicos que realizan todas las secretarías de Esta- do y los gobiernos estatales y municipales, y cuyos recursos sirven para beneficiar a em- presarios voraces y servidores públicos corruptos. Por ello ni la Secretaría de la Función Pública ni la Au- ditoría Superior de la Fede- ración –una dependiente del presidente y la otra del Con- greso– han podido frenar la corrupción que cada día crece y perfecciona sus métodos de operación, los cuales son más creativos para evadir la acción de la justicia. No recuerdo un solo nom- bre, en lo que va de la admi- nistración del gobierno de Enrique Peña Nieto, de algún funcionario de nivel superior que haya sido procesado penalmente y encar- celado por desviar recursos públicos, recibir so- bornos, cometer fraudes, traficar con influen- cias, abusar del poder o lavar dinero sucio. Son todas esas acciones delictivas que se cometen desde las estructuras del poder político y que no enfrentan consecuencia alguna las que mo- tivan a funcionarios y empresarios a seguir ro- bando dinero del erario, de tal manera que ni reglamentos ni comisiones servirán para com- batir la corrupción mientras la impunidad sea su protectora. CECILIAMARTÍNEZ

6. CONTRAPODER 8 23 de mayo de 2016 OPINIÓN F ernando del Paso es un escritor, dibujante, pintor, diplomático y académico mexicano, excepcional tanto por sus cualidades litera- rias como por su crítica a la decadencia que vive México a causa de los gobernantes ineptos y co- rruptos que han resucitado al país colonizado por el nuevo autoritarismo político, y las desgracias económicas como una tenaza de hambre, desem- pleo, inseguridad criminal (que favorece a las élites en el poder del Estado), sobre un pueblo some- tido a la oligarquía y la plutocracia. Ha vuelto a denunciar, dentro y fuera, las nuevas noticias de la devastadora crisis general que los nuevos Maxi- milianos han impuesto a la nación y ésta, si bien en hechos aislados de protestas sociales, aun no ha reaccionado más allá de festaciones que deben transformarse en revueltas contra el mal gobierno y la sobreexplotación empresarial, bancaria, patronal que cabalga sobre la versión más radical del capitalismo salvaje, o sea el neo- liberalismo económico con la punta de lanza del militarismo que intencionalmente no extermina a las delincuencias que han llevado a México al borde del precipicio que ahora lleva el nombre de: peñismo-despeñadero. Parece que tenemos a otro Maximiliano en Peña Nieto. Y en su camarilla, a otro imperio que están devastando económicamente al país y mani- pulando la democracia indirecta o representativa como si ya hubiera habido un golpe de Estado. Vibrante. Provocador. Literaria y políticamente alentador, Del Paso ha dejado caer una vez más sus palabras a favor de que la democracia directa, la del pueblo en las calles, debe “reaccionar y po- ner más de su parte”. ¡Cómo le hubiera gustado a Miguel Ángel Granados Chapa haber analizado y comentado ese discurso de Fernando del Paso!, autor de Noticias del imperio, que es la novela del México que reaccionó, para usar la palabra-con- cepto de Fernando del Paso al recibir el Premio Cervantes de las Letras, contra la “mentalidad de país colonizado”. No ha dejado nuestro compatriota, excelso, de señalar las desgracias actuales que son las “noti- cias del imperio” presidencialista que nos infor- man sobre lo que está generando la decaden- cia del país. Ha sido un escritor al día de lo que le pasa a su patria y que ha consignado en su obra de creador y recreador de literatura del español mexicano. Ya México “tiene muchas años de ser un desastre”, apunta Del Paso en su obra cumbre donde Carlota recobra sus recuer- dos sobre el efímero imperio de Maximiliano. La novela histórica nos recuerda que “México era un país de recursos infinitos”. Era, porque lo han ido destruyendo (y el peñismo le da su tiro de gracia con sus fallidas “reformas” y su cinismo de felici- tar a Del Paso por lo que dijo). Tengo la edición empastada de Muchnik de 1987 y debe ser releída para darle materia a las nuevas “noticias” que Fer- nando del Paso ha sintetizado en su certera crítica al imperio presidencial que remata el peñismo con su ineptitud y corrupción, contra lo cual el pueblo masivamente debe reaccionar, o nuestra decaden- FERNANDO DEL PASO NOTICIAS DEL IMPERIO DE INEPTOS Y CORRUPTOS ÁLVARO CEPEDA NERI Del Paso sintetizó en su certera críti- ca al imperio presidencial que remata el peñismo con su ineptitud y corrupción, contra el cual el pueblo debe reaccionar Del Paso sintetizó en su certera críti- contra el cual el pueblo debe reaccionar

7. www.contralinea.com.mx 9 CONTRAPODER OPINIÓN cia llevará a la nación a una mayor postración so- cial. Y es que hemos “tenido muchos gobernantes ineptos y corruptos”. Al Premio Cervantes, Fernando del Paso, agre- gó el Premio al Patriotismo y el de la convocatoria a impedir que siga el desastre nacional por medio de que la democracia directa reaccione, se oponga al presidencialismo imperial que hemos soportado a costa de las desgracias que llevan al país de Noti- cias del imperio, a noticias del peñismo. Estas últimas noticias son a las que el literato, a sus 81 años, nos confirma que al releer su grandiosa obra maestra del español no debemos pasar por alto, que otras Carlotas en el trono presidencial, reinvención del imperio de entonces, con sus Maximilianos actúa- les, han impuesto la decadencia política, econó- mica y social. Ya entonces al intruso lo apodaron, dice Del Paso, “Empeorador”, caricaturizado, a su vez, en el periódico La Orquesta. Ahora tenemos a los presideteemperadores, a quienes nuestro novelis- ta les dedicó sus nuevas noticias de corrupción e ineptitud de los Maximilianos sexenales y sus Car- lotas. Cómo agradecerle a Fernando del Paso sus creaciones literarias que han enriquecido el lega- do de Cervantes, si no es leyéndolo. Y como Del Paso, salir a “desfacer entuertos” de tanta corrupción e ineptitud de los presidencialismos como el actual del peñismo que ha completado la decadencia del país. DAVIDMANRIQUE

8. 10 23 de mayo de 2016 AGENDA DE LA CORRUPCIÓNOPINIÓN LA NÓMINA DEL SINDICATO DE LA CFE NANCY FLORES L os sindicatos oficialistas son los que hacen alianzas con empresas y gobiernos, y a los que aplaudió el subsecretario del Traba- jo, Rafael Avante Juárez, el pasado 18 de mayo durante su participación en la presentación del plan estratégico 2016 de la Confederación Re- volucionaria de Obreros y Campesinos. Ante el brazo sindical del Partido Revolu- cionario Institucional, el funcionario criticó al sindicalismo que “se hace notar con paros, es- tridencia, gritos y confrontación, afectando los derechos de terceros”. Es decir, los sindicatos combativos y en pie de lucha, como la Coor- dinadora Nacional de Trabajadores de la Educación. Lo que no dijo el subsecretario es que los sindicatos charros, lejos de defender los derechos laborales, se alían con los empresarios y gobiernos para acep- tar condiciones que contravienen el bien común de sus agremiados a cambio de prebendas para los líderes. Ese tipo de representaciones sindicales, por desgracia, abunda en el país, y un ejemplo de ellas es la que se ha enquistado en la Comisión Federal de Electricidad (CFE). Y es que en la Comisión no sólo su director general, Enrique Ochoa Reza, cobra un sueldo millonario. También lo hace la cúpula sindical, conformada por 15 líderes, a quienes se suman algunos representantes locales. Mientras que Ochoa Reza percibe 199 mil 591 pesos mensuales (su sueldo base de 47 mil 172 más su compensación garantizada de 152 mil 418 pesos), los sueldos de los 15 líderes na- cionales van de los 161 mil a los 54 mil pesos. Al líder nacional del Sindicato Único de Tra- bajadores Electricistas de la República Mexica- na (SUTERM) se le atribuye poseer cinco resi- dencias, valuadas en total en 30.6 millones de pesos (El Universal, 8 de septiembre de 2015). Pero para sorpresa, en el Comité Ejecutivo Nacional del SUTERM quien más gana no es el secretario general Víctor Fuentes del Villar, sino el secretario de Gestión Industrial, Carlos Víc- tor Manuel Carreto y Fernández de Lara. Además, otros cuatro representantes de esa cúpula superan el suel- do del máximo líder. De acuerdo con datos oficiales de la Comisión Federal de Electricidad, Fuentes del Villar cobra 71 mil 148 pesos cada mes, mien- tras que Carreto y Fernández de Lara percibe 161 mil 238. Otro que supera el sueldo del líder del SU- TERM es Nereo Vargas Velázquez, quien ocupa la cartera de Trabajo y gana 158 mil 135 pesos cada mes. También, uno de los vocales de la Co- misión Nacional de Justicia: Luis Díaz Vargas, quien cobra 83 mil 653 pesos mensuales. En esa misma circunstancia se ubica Ezequiel Emeterio Meixueiro Velásquez, secretario de Asuntos Económicos, con 82 mil 809 pesos; lo mismo que Lizandro Lizama Garma, secretario En la cúpula del SUTERM quien más gana no es el líder Víctor Fuentes del Vi- llar, sino el secretario de Gestión Indus- trial, Víctor Carreto y Fernández de Lara En la cúpula del SUTERM quien más trial, Víctor Carreto y Fernández de Lara

9. www.contralinea.com.mx 11 AGENDA DE LA CORRUPCIÓN OPINIÓN de Comunicación Social del Sindicato y coordi- nador de la sección Peninsular, con una percep- ción mensual de 82 mil 159 pesos. Además de ellos, Rafael Guillermo Falomir Hernández, dirigente de la sección 72 del SU- TERM en Los Mochis, Sinaloa –y quien no for- ma parte de la cúpula nacional–, gana más que el secretario general. Según la CFE, su sueldo asciende a 112 mil 310 pesos mensuales. Regresando a quienes sí integran el Comité Ejecutivo Nacional, ya con sueldos menores al de Fuentes del Villar, están Mario Ernesto Gon- zález Núñez, secretario del Interior, con 69 mil 609 pesos; Carlos Ortega Calatayud, secretario de Educación, con 68 mil 662. Además, con sueldos de 66 mil 681 pesos mensuales, Daniel Peña Treviño, secretario de Acción Política, y María de la Luz Estrada Gar- cía, secretaria de Finanzas. Le siguen con 62 mil 493 pesos José Tobón Martínez, secretario de Fomento y Desarrollo del Sector Social, y Ale- jandro Chávez Anguiano, secretario de Previ- sión Social. Víctor Manuel García Trujeque, vocal de la Comisión Nacional de Justicia, percibe 58 mil 569 pesos. Y finalmente, con 54 mil 891 pesos, están Vinicio Limón Rivera, secretario de Organización, y Alfredo Mo- lina Cotarelo, presidente de la Comisión Nacional de Justicia. Los otros 12 líderes locales No sólo en el Comité Eje- cutivo Nacional del SUTERM hay buenos sueldos: también los hay en algunas de sus sec- ciones y carteras locales. Tal es el caso de Jorge Alcalá Do- mínguez, delegado sindical de Proyectos, Subestaciones, Ingeniería Civil y Topografía, quien gana 78 mil 451 pesos mensuales. En el listado de los líderes del sindicato de la CFE también se encuentra Urbano Rosas Ida, quien fuera líder de la sec- ción 154 y cuya percepción mensual asciende a 77 mil 51 pesos. Los datos de la Comisión Federal de Elec- tricidad, fechados en febrero de 2016, indican que el delegado sindical Orlando Bello Sotelo gana 74 mil 898 pesos; Marcos Guadalupe Pé- rez Quiroz, coordinador de Noroeste II (Sina- loa), 66 mil 681; Juan Manuel López Amparán, coordinador de Noroeste III (Sonora), 58 mil 569; Servando Díaz Suárez, coordinador de Oriente, 57 mil 355; Luis Alberto Flores Bece- rra, secretario de la Sección 172, 55 mil 30 pe- sos; Juan Martín Patrón Carmona, coordinador de Baja California Sur, 54 mil 891; al igual que Luis Enrique Hernández Álvarez, coordinador de Baja California; Jorge Alberto Roldán, 52 mil 238; Alejandro Serrano Rodríguez, líder en Guanajuato, 51 mil 574; y José Luis Suárez Ríos, secretario de la Sección 69, 51 mil 574 pesos. Sin duda, el sindicalismo que aplauden en la Secretaría del Trabajo sí deja… Al menos a los líderes. DAVIDMANRIQUE

10. 12 23 de mayo de 2016 ZONA CEROOPINIÓN E l aguacero había cesado y la selva escurría. Noche cerrada, sin luna. Las chicharras, al- borotadas por la lluvia, zumbaban en coros de miles: un chirrido atronador. Un huaco, a lo le- jos, lanzaba su graznido de advertencia. El vaivén de la hamaca dejaba asomar una guitarra, apenas rasgada de vez en vez por Berto, quien dormitaba, susurraba, soñaba. La jornada había sido intensa: una comuni- dad indígena y una mestiza. A la última llegamos trompicando luego de 2 horas de camino terre- goso sierra adentro y 6 más de veredas quebra- das. Cuando el rastro se perdía, era preciso usar machete para desmontar y atravesar los riscos. “Mejor para allá no vayan”, nos habían exhorta- do en la oficina que la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Guerrero tiene abierta en Ciudad Altamirano: el narco, los traficantes de maderas preciosas, las guardias blancas de los ca- ciques, la guerrilla, el Ejército… es una guerra de todos contra todos, van más de 20 muertos en 15 días. Del doctor Bertoldo Martínez Cruz, el fun- cionario sólo obtuvo una mueca de sonrisa. Apar- te, Berto me dijo: “Pues por eso vamos; allá la gente nos necesita”. En medio de esa “guerra”, más de 30 ranche- rías y comunidades sufrían el exterminio: precisa- mente lo que estaba en disputa eran sus montes, sus aguas. Esos ejidos y colectividades agrarias es- torbaban a los narcos, a los talamontes y a los caci- ques. Antes de llegar a la comunidad del Espíritu Santo atravesamos pequeños poblados abandona- dos, algunos con las chozas quemadas, sin gente y con una que otra acémila o burro deambulando con todo y mecate. También vimos trincheras, esquirlas y otros rastros de combates. Posterior- mente, en una de las entrevistas que Contralínea ha sostenido con el Ejército Revolucionario del Pueblo Insurgente (ERPI), la guerrilla me aseguró que constantemente una de sus dos columnas de la sierra se enfrentaba al narco y que los pistoleros del cártel local, asociado al de Sinaloa, recibían apoyo, incluso aéreo, del Ejército Mexicano. Apenas veían a Berto, las familias se acercaban silenciosamente y, poco a poco, le soltaban: “Doc- tor Bertoldo, mi hijo tiene diarrea y está muy jio- toso”; “doctor, mi mujer no se puede parar desde hace una semana”; “mi hermano se accidentó y le duele la cintura”; “yo casi ya no veo”… Ahora sabía qué contenía una de las maletas que car- gaba: medicamentos. Berto, médico de profesión, pudo haberse contratado en un hospital citadino o haber abierto un consultorio en Cruz Grande, su pueblo natal, en la región de la Costa Chica. Pero lo suyo era “ser pueblo, hacer pueblo, estar con el pueblo”, como diría otro caminante de esta mis- ma sierra algunas décadas atrás (apenas ayer), el profesor Lucio Cabañas Barrientos. Ahí, en cada comunidad, antes de hacer asamblea y al final de la misma, se veían las filas de los pobladores espe- rando que Berto los auscultara. A mi comentario sobre la ausencia de médicos y su generosa labor (claro que no cobraba o pedía retribución algu- na a los paupérrimos pobladores), sólo respondió: “Pero estas consultas no los curan porque su pro- blema es mayor; lo que necesitan es organizarse para construir una transformación social”. Su discurso no era estridente, pero sí claro, sen- cillo. Se había echado a cuestas la defensa de los derechos humanos de quienes más lo necesitaban: los campesinos que estaban siendo desplazados por los caciques (en ese entonces sólo mencionar el nombre del cacique y narcotraficante Rogacia- no Alba generaba pavor en toda la Costa Gran- ZÓSIMO CAMACHO BERTO EN GUERRERO

11. www.contralinea.com.mx 13 ZONA CERO OPINIÓN de, la Sierra y la Tierra Caliente), los defensores del medio ambiente (asesinados y torturados por oponerse a la tala clandestina) y las comunidades alejadas acosadas por el Ejército Mexicano sólo para que no se les ocurriera la peregrina idea de hablar con “los del paliacate rojo”, mucho menos cobijarlos o nutrirlos. Y lo asumió hasta sus últi- mas consecuencias. Desde sus épocas preparatorianas y universi- tarias se vinculó a la lucha social. Se indignó en 1995 con la masacre de Aguas Blancas y asumió la búsqueda de justicia para los deudos y castigo para los perpetradores. Luego de la aparición en ese mismo sitio del Ejército Popular Revoluciona- rio (EPR) 1 año después, fue acusado de ser parte del movimiento armado (incluso se dijo que era uno de los “comandantes”) y fue recluido el 3 de febrero de 1997 en el Centro Estatal de Readap- tación Social ubicado en Acapulco. Casi 3 años después, junto con otros líderes sociales y acti- vistas, como Benigno Guzmán, Efrén Cortés Chávez, Ángel Gui- llermo Martínez, Éri- ka Zamora y Virginia Montes González, fue trasladado a un penal de máxima seguridad: el Centro Federal de Readaptación Social 2, de Puente Grande, Jalisco. Durante su detención y sus traslados fue sometido a severas torturas que lo marcarían para siempre. Logró su excarcelación el 6 de abril de 2000. Apenas libre, se dio a la tarea de fundar el Frente de Organizaciones Democrá- ticas del Estado de Guerrero (FODEG) y, en 2004, junto con otros activistas y sobreponiéndose a las secuelas del tormento, fundó el Colectivo Contra la Tortura y la Impunidad (CCTI). Redobló sus esfuerzos y recorrió cientos de co- munidades de la Costa Chica, la Costa Grande, la Sierra y la Tierra Caliente. Siempre estuvo al pendiente de los muchachos de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos, de Ayotzinapa, y de la organización estudiantil a la que pertenecen (la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México, FECSM). Se solidarizó con la lucha del Consejo de Ejidos y Comunidades Opositoras a la Presa La Parota (CECOP) y participó en sus movilizaciones. Estuvo al frente de la lucha por la presentación con vida de desaparecidos forzados y presos políticos. Cuando paramilitares asesina- ron al comandante Ramiro, del ERPI, Berto reclamó el cuerpo del guerrillero para sepultarlo en una tumba con su nombre. Denunció los asesinatos de líderes comunitarios y el desplazamiento de fami- lias de comunidades como La Laguna y Puerto las Ollas. Se solidarizó con la lucha de la Coordina- dora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG); padeció y denunció el asesi- nato de compañeros de lucha… Su salud quedó mermada desde las torturas que padeció en prisión. A mediados de 2014 se convirtió en una necesidad vital para él realizar- se hemodiálisis tres veces a la semana. Debía de convalecer cuando ocurrió la desaparición de los 43 en Iguala. Aquello literalmente lo sacó de la cama. Se puso al frente de las búsquedas y de la organización para pedir justicia. Regresó a sus responsabilidades en el FODEG y el Movi- miento Popular Gue- rrerense. Al mismo tiempo se encargaba de demandar libertad para Nestora Salgado y los demás integrantes de la Coordinadora Regional de Autoridades Co- munitarias-Policía Comunitaria… Tuvo que ser hospitalizado a principios de este mes. El doctor Bertoldo Martínez Cruz murió el pasado 6 de mayo a las 3:30 horas en un hospital público. Contaba apenas con 59 años de edad. …El sol llegaba casi al cenit. Íbamos sierra abajo. En lomos de burros prestados por pobla- dores del Espíritu Santo, bajamos senderos y cru- zamos ríos. Aquella vez Berto no sólo hablaba de la lucha social, la política y la defensa de derechos humanos. Músico también, cantaba corridos, chilenas y sones (algunos de su autoría). Se mos- traba orgulloso de la “tercera raíz” del mestizaje mexicano y le gustaba escucharse con el léxico caló de los “negros de la costa”. Resuenan al- gunos versos de la chilena El toro rabón, en la voz de Berto: “Qué bonita, qué bonita es la Costa de Guerrero/de mujeres sensitivas, hombres bravos y de acero…”. Desde su juventud, Berto se vinculó a la lucha social: se indignó en 1995 con la masacre de Aguas Blancas y asumió la búsqueda de justicia para los deudos Desde su juventud, búsqueda de justicia para los deudos

12. 14 23 de mayo de 2016 IQ FINANCIEROOPINIÓN S erá en junio próximo cuando entre en vigor el Sistema Universal de Salud que permitirá a pacientes solicitar atención en la infraes- tructura del IMSS y el ISSSTE o en cualquier otro instituto de la Secretaría de Salud en los esta- dos. Se trata de una buena noticia para la depen- dencia que encabeza José Narro después de que los indicadores de cobertura universal se encuen- tran bajo los reflectores por los efectos de la crisis presupuestal. El reto para el IMSS y el ISSSTE será res- ponder en tiempo y forma a sus derechohabien- tes y recibir la demanda externa de los afiliados al Seguro Popular; abrir sus hospitales y dotar de medicamentos y estudios clínicos y operaciones a millones de mexicanos que confían en el nuevo sistema de universal. ¿Será suficiente el esfuerzo en el IMSS y el ISSSTE? Seguramente no. Por ello, llama la atención que este plan del gobier- no federal no incluya a la infraestructura hospi- talaria de la Secretaría de la Defensa Nacional y el Instituto de Seguridad Social para las Fuerzas Armadas (Issfam). En el gobierno federal la cober- tura universal es un asunto de seguridad nacional porque una gran parte de la población sufre de graves carencias. Por ello, no es casual –más allá de suspicacias electorales– que el IMSS e ISSSTE abran sus puertas a pesar de sus graves problemas financieros o que el organismo tripartita afilie a jóvenes. La presión social es mucha pero no tanta cómo para sumar a los hospitales de las fuerzas armadas y a sus especialistas que, en muchas áreas de la medicina, son los mejores. Para la reflexión porque resulta que los militares nunca han acudi- do al ISSSTE simplemente debido a que la Se- dena le subroga todos sus servicios al Issfam con presupuestos seguros. Otro nivel. En otro tema estructural, resulta que la bou- tique financiera PLG Capital que fundó y dirige Guillermo Moreno Sánchez, un experto en es- trategias de inversión con amplia experiencia en mercados latinoamericanos, realizó un interesan- te diagnóstico sobre los obstáculos que enfrenta el campo mexicano, sobre todo el que depende de pequeños propietarios. El análisis concluyó que un modelo basado en la agricultura por contra- to; en una relación directa entre el vendedor y el comprador así como mediante la constitución de fideicomisos de garantía que salvaguarden la fuente de pago, aprovechando las políticas pú- blicas de apoyo a este sector, podrían detonar un nuevo interés del sector financiero. Algo así como el círculo virtuoso que se alcanzó con la industria de la vivienda. Se trata de un diagnóstico rele- vante que deberían conocer en todos los secto- res. Bajo este modelo, por ejemplo, el productor aporta los bienes de producción y una parte del capital de trabajo, lo que representará entre el 10 y el 15 por ciento del valor total del proyecto. El resto tendría que repartirse entre el sector público y privado. Revisará BMV acuerdo con CME Aunque el Mercado Mexicano de Deriva- dos (Mexder) y el Chicago Mercantile Exchange Group (CME) tienen una alianza desde hace va- rios años para conectar sus sistemas y ofrecer más CLAUDIA VILLEGAS SISTEMA UNIVERSAL DE SALUD EXCLUYE HOSPITALES DE LA SEDENA

13. www.contralinea.com.mx 15 IQ FINANCIERO OPINIÓN opciones de inversión y servicios a los inversionis- tas de ambos mercados, la realidad es que el ma- yor monto de transacciones se está concentrando en Estados Unidos. Esta situación no tiene muy contentos a los directivos del Mexder y de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV). El objetivo era que inversionistas extranjeros tuvieran la posibilidad de negociar en el Mexder instrumentos derivados y futuros de empresas o emisores mexicanos, incluyendo los contratos a futuro del peso. Sin embargo, la intención de la BMV es revi- sar los términos del acuerdo con el Mexder para mejorar la presencia de inversionistas extranjeros en el mercado mexicano. Sólo como un ejemplo, los futuros del peso en el CME son uno de los ins- trumentos más negociados y esa actividad no se ve reflejada en el Mexder. Eso, en opinión de algunos expertos, no sólo le resta negocios a la BMV sino que coloca a muchos instrumentos mexicanos en manos de grandes ca- pitales extranjeros. La BMV es, hasta ahora, la única empresa que cuenta con una concesión para operar capitales y deuda en el mercado mexicano y, por ello, ha buscado opciones para internacio- nalizar sus servicios. Sin embargo, la presencia de grandes intermediarios bursátiles desde Citibank hasta corredurías asiáticas ha impulsado la con- tratación de instrumentos en mercados externos. ¿Nueva bolsa? Ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Pú- blico ya se presentó una solicitud para operar una nueva bolsa de valores; el proyecto –como usted sabe– lo defiende la compañía Central de Corre- tajes que encabeza Santiago Urquiza. A muchos les ha sorprendido la idea que, por cierto, no ha sido aprobada por la dependencia que lleva Luis Videgaray. Sin embargo, fue en la década de 1970 cuando México llegó a tener varias bolsas de valores apostando a la diversidad regional. Así se tuvo una bolsa aquí en Monterrey y otra en Gua- dalajara. Sin embargo, el proyecto de consolidar y centralizar la operación de la BMV provocó que desapareciera ese énfasis regional y hoy de las 300 empresas que cotizan en el mercado mexicano de capitales muy pocas tienen su sede en entidades diferentes a la Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey. Vinte aún espera colocar Para fortalecer la participación del sector hipo- tecario en el mercado de capitales, la Bolsa Mexi- cana de Valores impulsó la incursión de com- pañías como Javer y Cadu. A principios de este año se esperaba la colocación de Vinte pero las condiciones de inestabilidad en los mercados im- pidieron su debut en la plaza bursátil. La noticia es que esta colocación accionaria podría presentarse durante los próximos meses con buenos resultados para sus accionistas. ¿Regresaría AHMSA a la BMV? Y ahora que Alonso Ancira y el grupo de abo- gados que encabeza Jaime Guerra lograron llegar a un acuerdo con sus acreedores para levantar la suspensión de pagos con la que la compañía logró recuperar su operación y empleos, es casi un hecho que la siderúrgica buscaría regresar al mercado de capitales y obtener recursos de los inversionistas de la bolsa. Hasta ahora, AHMSA no ha dejado de reportar sus números al mercado de valores pero sus acciones no cotizan debido a que la suspensión de pagos lo impedía. AHMSA, por cierto, fue una de las últimas empresa que logró demandar una suspensión de pagos al amparo de una ley que, desde la década de los cuarentas, buscó defender a las empresas de un trato injusto por parte de sus acreedores. Los banqueros extranjeros se quejaron amargamente de esa legislación y tal fue su resenti- miento en el caso de AHMSA que pusieron toda su maquinaria de lobbying en marcha para derogarla y promulgar la Ley de Concursos Mercantiles. Para AHMSA regresar a la Bolsa Mexicana de Valores con una nueva inscripción de acciones re- presentaría la posibilidad de llegar a los mercados internacionales deuda y recuperar la confianza de inversionistas y banqueros. Se ha informado que AHMSA pagará a sus acreedores poco más de 1 mil 700 millones de dólares, la clave es el nivel de tipo de cambio al que se pactó el pago.

14. 16 23 de mayo de 2016 ARTÍCULOOPINIÓN E l fantasma de la privatización del sector salud parece abandonar su forma eté- rea para materializarse a través de una iniciativa presentada en la Cámara de Dipu- tados que pretende aniquilar el actual modelo de atención a enfermedades y riesgos de traba- jo que instituciones como el Instituto Mexica- no del Seguro Social (IMSS) o el Instituto de Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) prestan a millones de trabajadores y burócratas, tal y como lo establece la Constitución. El proyecto de ley entregado en el Congreso, plantea cambios a la Ley General de Salud ha- ciendo referencia directa a las instituciones de seguros especializadas en el ramo de la salud, anticipando lo que está por venir y que bajo un esquema neoliberal de “universalidad” ter- minará por dejar a la población sin la cobertu- ra médica de tercer nivel que actualmente les permite a los mexicanos ser atendidos, dentro del marco regulatorio de la seguridad social, lo mismo en intervenciones quirúrgicas que en padecimientos de enfermedades crónico dege- nerativas como el cáncer, la diabetes o la insufi- ciencia renal. La opción que salta a la vista es que sean las empresas aseguradoras –las mismas que asegu- ran autos– las que ofrezcan a la gente de escasos recursos, lo mismo que a derechohabientes, la contratación de una póliza de gastos médicos que cubra el costo de estas operaciones y tra- tamientos en hospitales privados, tal y como ya ocurre en los sistemas de salud de países como Estados Unidos y España donde son los recur- sos económicos de cada persona los que mar- can la diferencia entre vivir o morir. Bajo esta inercia privatizadora, el derecho a la salud ha dejado de ser un derecho humano para trans- formase en una mercancía regida por las leyes de la oferta y la demanda. La propuesta depositada en San Lázaro an- tes de concluir el pasado periodo de sesiones, propone la creación de la Comisión Federal para la Regulación y Vigilancia de los Esta- blecimientos y Servicios de Atención Médica, organismo descentralizado de la Secretaría de Salud, pero ligado presupuestalmente a la mis- ma, que se encargará de dar autorizaciones a los nosocomios privados, lo mismo que de regu- lar, vigilar y sancionar tanto al funcionamiento de las instalaciones como a todos los actores del ramo de la salud que se encuentren inmersos en el ámbito de la portabilidad. El planteamiento, no hay duda, buscar do- tar a la Secretaría de Salud de un instrumento que justifique y abra las puertas del millonario negocio privado que se avecina, como una más de las contrarreformas implementadas en con- tra de la población mayoritaria. Es por ello que establece: “Este nuevo órgano fomentaría la construcción de un modelo de gestión de cali- dad uniforme para todos los habitantes del país, constituyéndose en un garante de su eficiencia y efectividad en el contexto de la universalidad”. Pero además, y con la intención de salva- guardar los intereses de las empresas privadas que suplirán a las instituciones de salud en fran- LAS ASEGURADORAS Y LA PRIVATIZACIÓN DEL SECTOR SALUD MARTÍN ESPARZA FLORES, SECRETARIO GENERAL DEL SINDICATO MEXICANO DE ELECTRICISTAS

15. www.contralinea.com.mx 17 ARTÍCULO OPINIÓN co desmantelamiento, los fallos que la Comisión Nacional de Arbitraje Médico (Conamed) emi- ta ya no serán únicamente para proteger a los usuarios sino además a los prestadores de servi- cios, por lo que con el nuevo modelo sus resolu- ciones adquirirán la jerarquía de sentencias; es decir, serán cosa juzgada. La subrogación que se ha venido dando en el sector salud desde la pasada década forma parte de los antecedentes de lo que ahora se propone en los cambios a la Ley General de Salud y a la propia Constitución. Los hechos hablan por sí mismos pues, por ejemplo, la ex- paraestatal Pemex –hoy transformada en una Empresa Productiva del Estado–, ha aceptado públicamente la contratación, en diciembre pa- sado, de la empresa MediAcces para proveer de servicios de salud a 108 mil de sus trabajadores y empleados en 90 ciudades, bajo la firma de un contrato anual por 1 mil 200 millones de pesos. En diversas partes del país, el Seguro Social lo mismo que el ISSSTE y otras instituciones del sector salud están enviando a sus derecho- habientes y enfermos que requieren tratamien- tos de hemodiálisis a clínicas privadas, donde los costos se elevan y el servicio que reciben es malo, de tal suerte que el escenario que se ave- cina de no echarse atrás la iniciativa presentada en la Cámara de Diputados, es el de un encu- bierto genocidio en un futuro no muy lejano, sobre todo si se considera que muchos de los actuales pacientes que son atendidos de enfer- medades crónicos degenerativas son gente de la tercera edad que se encuentra en depauperadas condiciones, imposibilitados para contratar con una aseguradora una póliza de gastos mínimos, y menos una cobertura total de gastos mayores. De acuerdo con el Consejo Nacional de Po- blación había en México, en 2015, 12 millones 111 mil personas adultas mayores que consti- tuyen el 10 por ciento de la población. Y, de acuerdo con datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), casi la mitad de las personas mayores de 65 años se encuentran en situación de pobreza. Por si esto fuera poco para alimentar lo que apunta a ser un apartheid de la salud en nuestro país, la Encuesta Nacio- nal Sobre la Discriminación en México (Enadi), de 2010, señala que la magra protección que actualmente ofrece la seguridad social y los re- ducidos montos de las jubilaciones son factores que impiden en nuestros país trasformar los años laborables de una persona en certidumbre económica y en atención a la salud cuando llega el momento de envejecer. El mismo jefe de la Unidad de Pensiones Pri- vadas de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Pablo An- tolín, alertó en su reciente visita al Senado de la República que millones de mexicanos a punto de jubilarse bajo el sistema de cuentas indivi- duales de las Administradpras de Fondos para el Retiro (Afores) están por enfrentar un “gran desencanto” cuando se enteren que el monto de sus pensiones no rebasará el 20 por ciento de su salario actual. El alto funcionario del organis- mo internacional se mostró asombrado por las pérdidas registradas en el ahorro de los traba- jadores, vía las “minusvalías”, que ascienden a más de 400 mil millones de pesos, curiosamen- te la cantidad que la banca privada, dueña de las Afores, reporta como ganancias. De hecho, recomendó que las voraces operadoras de las cuentas individuales reduzcan el cobro de co- misiones, considerado el más alto en el mundo. Por todo lo anterior, la iniciativa sembrada ya en el Congreso debe concitar a todos los sectores sociales a pedir a los legisladores una amplia información al respecto, pues bajo esta visión de “universalidad” el desmantelamiento del IMSS y el ISSSTE se encamina a ser un he- cho consumado, haciendo añicos la inexistente gratuidad del Seguro Popular y la salud como un derecho humano, consagrado en la Consti- tución. Lo mismo en España que en Grecia y otros países del mundo, millones de personas han salido a las calles en los últimos años a exigir un alto a la masacre en contra de la seguridad social y las pensiones, que está orillando a las personas de la tercera edad a la pobreza y con- denándolas a la muerte por la falta de atención médica. Y México no está excluido de esta ten- dencia globalizadora que busca entregar de la salud pública al negocio de las aseguradoras de autos.

16. 18 23 de mayo de 2016 ARTÍCULOOPINIÓN ¿Q ué somos como mexicanos? Es una pregunta que en diferentes épocas y desde diversos enfoques ha ocupa- do la mente de varios pensadores, de los cuales algunos han discernido buena parte de sus re- flexiones en textos icónicos de lo que es ser uno y los diferentes mexicanos que han habitado y ha- bitan nuestro territorio. Desde don Carlos de Zi- güenza y Góngora y su Alboroto y Motín de México de 1692. Texto entre crónica y cuento; en el que retrató a varios de los diversos estratos sociales de la época que se concentraban en la ciudad de México, incluido al que pertenecía él. Ejemplo temprano de la reflexión sobre la diversidad del mexicano, entonces súbdito de la Corona española, donde la característica predo- minante es la desigual- dad y la pobreza en la mayoría de las voces de los grupos rescata- dos. A través de las cuales Zigüenza empieza a delinear una identidad mexicana. Dos siglos más tarde serían los textos de otro grande de la reflexión y las letras los que darían rasgos en una prosa artística a la definición de la cultura mexicana y de qué es ser mexicano. Alfonso Reyes, el erudito de principios del siglo pasado, dejaría para la posteridad La visión de Anáhuac (1915), ensayo sobre la mexicanidad y el mexicano (azteca) antes del contacto con los es- pañoles. Y después nos regalaría otros trabajos como La X en la frente (1952) en el que ahonda en un reflexionar elevado sobre la condición del mexicano a través de los otros y, sobre todo, a tra- vés de la mexicanidad del autor viendo lo nuestro desde dentro y desde fuera, vivencial y geográfi- camente hablando. El Laberinto de la Soledad (1950) es quizás el ensa- yo más conocido del intelectual Octavio Paz; tex- to en el que plasmó sus reflexiones más profundas sobre la mexicanidad y lo que es ser mexicano en varios y diversos aspectos sociales, generales de la colectividad y particulares en el individuo. Re- flexión aguda que tuvo su continuación en Posdata (1970) tras la masacre de estudiantes en Tlatelol- co en 1968, en cuya nota de presentación dice: “…nos hemos apuñalado entre nosotros…”, como sentencia total del fracaso de la anun- ciada modernidad; como prolongación de las heridas de su labe- rinto y como preámbu- lo a las muchas heridas que nos infringiríamos nosotros mismos después. Y en su pensamiento crítico y abarcador quedaron diferentes esencias de los mexicanos. La mayoría atadas a un pasa- do violento, de choque, de transgresión de afuera hacia adentro y muchas veces de violaciones in- ternas de un mexicano a otro. Y muchos otros no tan notorios, no tan inte- lectuales, no tan cercanos al poder, han escrito sobre lo que es México y sus hijos en diferentes épocas. Pero siempre avasallados por los textos profundos y reflexivos de los intelectuales pre- téritos y clásicos. La literatura de novelas, más creativa y menos intelectual que la ensayística ROBERTO E GALINDO DOMÍNGUEZ, MAESTRO EN CIENCIAS EN EXPLORACIÓNY GEOFÍSI- CA MARINA, LICENCIADO EN ARQUEOLOGÍA ESPECIALIZADO EN CONTEXTOS SUMERGI- DOSY BUZO PROFESIONAL; LICENCIADO EN LETRAS HISPÁNICAS Aunque el gobierno ha acogido a más de 300 refugiados por cuestiones huma- nitarias, México no es un país que salva víctimas, sino que las genera por miles Aunque el gobierno ha acogido a más víctimas, sino que las genera por miles MÉXICO, UN PAÍS DEVÍCTIMAS… Y CRIMINALES

17. www.contralinea.com.mx 19 ARTÍCULO OPINIÓN mencionada, ha retratado en una infinidad de personajes en múltiples temáticas los diversos ti- pos del mexicano, y habría que leer todas las no- velas para abordar la magnitud y diversidad de los Méxicos existentes y los mexicanos que caben en todos éstos. El Periquillo Sarniento (1816) de José Joaquín Fernández de Lizardi, La vida inútil de Pito Pérez (1938) de José Rubén Romero y Hasta no ver- te Jesús mío (1969) de Elena Poniatowska. Obras que retratan al mexicano de las clases bajas de otras épocas en forma novelesca. Pero la litera- tura de una u otra forma es reflejo social. Y en el siglo pasado los tipos juveniles del mexicano to- maron gran relevancia, sobre todo en la segunda mitad: en las voces de los personajes de Gustavo Sainz y José Agustín, y en más protagonistas de Guillermo Fadane- lli y Xavier Velasco a principios de este siglo. Pero muchos otros au- tores han caracterizado a hombres y mujeres de diversos estratos socia- les y culturales en sus creaciones. Y esta labor se continúa por supues- to hasta nuestros días. Los mencionados son sólo algunos de los au- tores que han reflexio- nado sobre lo que es ser mexicano en sus obras, los primeros que me vinieron a la mente. El siglo pasado y el presente nos han dado grandes estudios que tratan de decodificar al mexicano para luego reconstruirlo en conclusio- nes académicas. Un ejemplo, el estudio más re- ciente de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y más abarcador al respecto: Los mexicanos vistos por si mismos; 26 tomos coordinados por diversas autoridades académicas de nuestra máxima casa de estudios. Pero no hay una res- puesta concreta, hay muchas como mexicanos hay en las diversas realidades nacionales. Y textos académicos sobran, pero han sido opacados por la falta de lectura y por la prevalescencia de los medios de comunicación; principalmente las te- levisoras, que a fuerza de repetición han instalado en la mente de muchos lo que somos como mexi- canos (lo que ellos dicen que somos), y así a través del tiempo el mexicano ha sido en su propia con- cepción tergiversada: amable, cariñoso. aguanta- dor, rendidor, chambeador, responsable, solidario en los desastres naturales, en las gestas futboleras... dependiendo del público al que el mensaje vaya dirigido es la concepción que se inyecta. Así, recien- temente los spots publicitarios de organizaciones no gubernamentales y de partidos políticos nos hablan de mexicanos comprometidos, orgullosos, trabajadores, cumplidos, honestos y felices. Deco- rados con las bondades naturales y riquezas de un país, que a fuerza de lo dicho se plantea como pu- jante; cercano al primer mundo, cálido, cordial, receptivo, fraterno con los demás, con las otras nacionalidades. Justo como nos han dibujado desde hace décadas, y siempre como proyecto de nación nos queda- mos en bosquejo. Como en aquella pincelada hipó- crita del gobierno, tras el terremoto acaecido en Haití en 2010, que pres- to anunciaba nuestra solidaridad con la des- gracia ajena. El gobier- no acogió a más de 300 refugiados por cuestiones humanitarias. ¿México un país que salva víctimas? México es un país que genera víctimas, las pro- pias por cientos de miles. Desde siempre hemos generado víctimas. Otros textos reflexivos han dado cuenta de ello para otras épocas. Ahí está el tan fresco y actual México Bárbaro (1911) de John Kenneth Turner, quien retrató a principios del si- glo XX la podredumbre de la sociedad mexicana; que dio a conocer al mundo al mexicano como victimario y la soledad, la tristeza y el desamparo de las víctimas, entonces sólo mexicanas. Decenas de miles, tal vez cientos. Un texto que caracteriza el racismo del mexicano y que siempre negamos. Un escrito que plasma la brutalidad, la perpetua MIGUELGALINDO

18. 20 23 de mayo de 2016 ARTÍCULOOPINIÓN violencia que nos caracteriza y que antecede a la época del contacto. Que ha sabido instalarse e im- ponerse generación tras generación y que en los últimos años se ha potenciado. El mexicano de comercial televisivo es bona- chón, hospitalario, trabajador, emprendedor, bai- lador, dicharachero y un sinfín de adjetivaciones más, mediocres y hasta folklóricas. La imagen que el gobierno repite para sí mismo y para generar una versión del mexicano hacia el extranjero es superflua, falaz, inconsistente con la realidad. El mexicano también es asesino. Ahí están las muertas de Juárez y del Estado de México, los 43 de Ayotzinapa, los masacrados en Tlatlaya y en Aguas Blancas y de muchas masacres más. Apu- ñalamientos recientes entre nosotros, anunciados desde Tlatelolco. El mexicano también es un tra- ficante de mujeres. Ahí están las redes de prosti- tución en todo el país y en el centro del mismo. En el corazón del poder político bajo el cobijo del partido perene se mostraron las fauces de Cuauhtémoc Gutié- rrez. El mexicano es un psicópata infantil, ahí está Chucky el niño sica- rio de Morelos. Y tam- bién es el mexicano un sicópata maduro como el Pozolero, cuyo trabajo era diluir cadáveres en ácido. Cadáveres producto de otros psicópatas y asesinos, también mexicanos. El mexicano es un político corrupto, maquiavé- lico, marrullero, manipulador, carnicero, ubicado en los niveles más altos y en toda la estructura del gobierno, el político es el criminal mayor que ha creado a todos los otros. La sociedad mexicana siempre está de luto por nuestros cientos de miles de víctimas. Somos una nación de muertos, la mayoría pobres. Pero tam- bién los hay en otros estratos sociales, menos, pero víctimas al fin de los secuestros por dinero y por motivaciones políticas. También abundan las des- apariciones forzadas de aquellos que osaron ir en contra del régimen. La sociedad mexicana obliga a otras sociedades a enlutarse. Ahí están las fosas de San Fernando Tamaulipas con cientos de mi- grantes, con sus restos sin nombres, personas con un sueño –el americano– interrumpido por la pesa- dilla mexicana. Ahí están los cadáveres de cientos de despreciados, denigrados y asesinados centro- americanos. Ahí está la bestia, tren de la muerte, que provee de materia prima a polleros, agentes de la migra mexicana, asaltantes, secuestradores, extorsionadores, tratantes, violadores y asesinos, todos mexicanos. Ahí está la materia prima hu- mana centroamericana, cuyo sacrificio a lo largo de la vía férrea es la evidencia en movimiento de nuestra brutalidad, de nuestra barbarie perpetua- da, del racismo que negamos y profesamos con el ejemplo. Son la bestia y todas las demás atrocida- des las evidencias de que el mexicano –al menos un sector, por que ellos los criminales de toda cala- ña también son como nosotros mexicanos– no es como nos han dicho, como creímos que era, como creemos que somos, que es mucho más y se guar- da en la oscuridad, se mueve tangencialmente, se oculta y es ocultado por el gobierno, es ocultado por nosotros mismos. La violencia con- temporánea del mexi- cano ha sido ya abor- dada en la llamada li- teratura del narco. Balas de plata (2008) de Élmer Mendoza y antes en Contrabando (1991) de Víctor Hugo Rascón Banda. Y gran parte de esa literatura –no la mencionada–, ha sido una repro- ducción de moda y ha generado a su vez estereoti- pos poco críticos sobre lo que implica ser un crimi- nal y la afectación para la sociedad. Aunque cabe decir que la violencia que inunda México no es sólo generada por los narcotraficantes. Es mucho más diversa. Una muestra de esa variedad la hizo novela Jorge Volpi en La paz de los sepulcros (1995). Por lo tanto, debido a la exacerbación de la vio- lencia en que vivimos, es fundamental reflexionar sobre el mexicano violento y sanguinario, genera- dor de víctimas mediante ensayos y novelas, en- cuestas y estudios académicos de toda índole, pues ese mexicano está ahí, en medio de la pobreza, la desigualdad y la injusticia y en otros estratos socia- les. Como Antonio Ortuño deja en claro en La fila india (2013), como producto de nuestra nación a la que hemos convertido por acción o indiferencia en un país de víctimas con fauces y garras de tigre. Lasociedadsiempreestádelutoporsus miles de víctimas, la mayoría pobres. Pero también en otros estratos sociales, por los secuestros y las motivaciones políticas Lasociedadsiempreestádelutoporsus secuestros y las motivaciones políticas

19. www.contralinea.com.mx 3 PASO A DESNIVEL MISCELÁNEO

20. 22 23 de mayo de 2016 ARTÍCULOOPINIÓN R oma, Italia. Desesperado, frustrado y sin perspectivas de futuro, el 17 de diciembre de 2010 el tunecino Mohamed Bouazizi se echó encima un bidón de gasolina y se prendió fuego. Así estalló la revuelta popular que derriba- ría la dictadura en su país de Zine el Abidine Ben Ali, en el poder desde 1987, y crearía un efecto dominó en otros países de Oriente Próximo y del norte de África. Sucedió en la pequeña ciudad de Sidi Bouzid pero podría haber sido en cualquier otro lugar del mundo golpeado por el alto precio de productos tan básicos como el pan. Paradójicamente, Moha- med era vendedor de frutas y su sueño era com- prar una camioneta con la que ampliar el negocio. La crisis global de los precios de los alimentos en 2008 coincidió con revueltas en más de 40 paí- ses y con la caída de varios gobiernos como los de Egipto y Libia, poniendo de relieve el vínculo en- tre seguridad alimentaria e inestabilidad política. Las protestas en Túnez y otros países fueron ini- cialmente manifestaciones contra los altos precios de los alimentos. No fue ésta la única causa sino más bien el detonante de una indignación pública con raíces más profundas, pero con un denominador común. En 2011 un alza similar de los precios de los alimentos volvió a provocar nuevos conflictos in- ternos o exacerbar los existentes en numerosos países. La falta de alimentos o, para ser más precisos en el argumento, de la capacidad de adquirirlos –es decir, la pobreza– es una de las amenazas a la seguridad y a la vida de las personas que más rápidamente prende la mecha del enfrentamiento y más alarga los conflictos. No puede haber paz sin seguridad alimentaria, ni seguridad alimentaria sin paz. Son dos concep- tos que se refuerzan mutuamente. Cuando la FAO se creó en 1945 el mundo resurgía de la Segunda Guerra Mundial y sus fundadores sabían que la Organización debía des- empeñar un papel vital en la búsqueda de la paz. Por eso, ya entonces, señalaron en el preámbulo de la Constitución que “La Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO) nace de la necesidad de paz y de la necesidad de librar al mundo de la miseria. Las dos son interdependien- tes. Eliminar la miseria es esencial para una paz duradera”. Setenta años después de la creación de la FAO, la comunidad internacional ha reforzado esa idea con la adopción de la Agenda 2030 para el Desa- rrollo Sostenible, basada en la premisa de que no puede haber desarrollo sostenible sin paz, ni paz sin desarrollo sostenible. El vínculo entre la alimentación y la paz fue también la base de la concesión del Premio No- bel de la Paz 1949 a Lord Boyd Orr, el primer director general de la FAO. Al aceptarlo, afirmó con clarividencia: “El hambre está en el centro de todos los problemas del mundo. A menos que las personas tengan qué comer, los tratados se queda- rán en nada”. Por eso la seguridad alimentaria es un prerre- quisito para la paz y para la seguridad mundial y el hambre debe ser considerada una cuestión de seguridad mundial. ENRIQUE YEVES, PERIODISTA, ESPECIALISTA ENTEMAS DE POLÍTICA INTERNACIONAL; DIRECTOR DE COMUNICACIÓN DE LA FAO/IPS EL HAMBRE UNA CUESTIÓN DE SEGURIDAD MUNDIAL

21. www.contralinea.com.mx 23 ARTÍCULO OPINIÓN Más si cabe en un mundo globalizado, en el que todo lo que pasa en un lugar del mundo afecta al resto. Y también por eso las medidas de estabiliza- ción de precios de los alimentos y las redes de protección social son instrumentos fundamen- tales para la prevención de conflictos violentos. Es por todo ello que el director general de la FAO, José Graziano da Silva, ha lanzado una clara señal a la comunidad internacional de la imperiosa necesidad de afrontar el tema de la inseguridad alimentaria en el sentido más amplio del término al dirigirse el pasado mes de marzo al Consejo de Seguridad de la ONU (Organización de las Naciones Unidas) y poner de relieve la relación de interdependencia entre hambre y conflicto así como de su influencia en la desestabilización de las sociedades y el agra- vamiento de la inestabilidad política. A raíz de dicha intervención, el Consejo de Seguridad ha soli- citado a la FAO que mantenga regular- mente informados a sus miembros de la situación alimentaria en los países más crí- ticos. Es por todo ello que erradicar el hambre es no sólo una obligación moral sino una ne- cesidad crucial para garantizar un futuro para todos. Mejorar la seguridad alimentaria puede ayudar a construir una paz sostenible, e incluso a prevenir posibles conflictos. Sabemos que las acciones para promover la seguridad alimen- taria pueden ayudar a prevenir las crisis, mi- tigar su impacto y promover la recuperación posterior. Y está claro que la prevención exige abordar las causas más profundas de los con- flictos, entre ellas el hambre y la inseguridad alimentaria. Los conflictos son un factor clave en las cri- sis de seguridad alimentaria prolongadas y el círculo vicioso se repite una y otra vez. Durante los mismos, hay tres veces más probabilidades de padecer hambre que en el resto del mundo en desarrollo, mientras que los países con ni- veles más altos de inseguridad alimentaria son también los más afectados por los conflictos. Así lo confirman casos que van desde Siria y Yemen a Sudán del Sur o Somalia. El postconflicto de Angola y Nicaragua, la situación de Ruanda después del genocidio y la de Timor Oriental posterior a la independen- cia son otros casos que nos muestran que la paz y la seguridad alimentaria se refuerzan mutua- mente. De lo contrario, la situación desemboca en un recrudecimiento de la violencia. El fracaso para impulsar la seguridad ali- mentaria puede poner en peligro los procesos de estabilización, un riesgo al que se enfrentan actualmente Yemen y también la República Centroafricana, donde la mitad de la población sufre inseguridad alimentaria. Ése fue precisamente el tema central de una reunión celebrada a finales de abril entre el di- rector general de la FAO y el nuevo presidente de República Centroafricana, Faustin-Archan- ge Touadera, que pi- dió a la FAO su apoyo para lograr con éxito la estrategia de desar- me y reinserción de los grupos armados del país redoblando los esfuerzos en el sec- tor agrícola para que la población pueda satis- facer sus necesidades básicas. Promover el desarrollo rural puede también facilitar los esfuerzos de construcción de paz. Un ejemplo muy concreto y actual es el trabajo conjunto de la FAO con el gobierno de Colom- bia para implementar proyectos de ejecución rápida para mejorar la seguridad alimentaria y el desarrollo rural en un esfuerzo por consoli- dar el acuerdo de paz que, previsiblemente, se alcanzará pronto. Los esfuerzos internacionales en favor de la paz serán más efectivos si incluyen medidas para impulsar la resiliencia de las familias y las comunidades rurales, ya que son ellos y sus me- dios de vida los que sufren la mayor parte de los daños en los conflictos. Pero para todo ello el hambre, en el centro de multitud de conflictos, debe ser considerada una cuestión de seguridad mundial. MIGUELGALINDO La seguridad alimentaria ayuda a cons- truir una paz sostenible y a prevenir con- flictos, pues mitiga el impacto de las crisis y promueve la recuperación posterior La seguridad alimentaria ayuda a cons- y promueve la recuperación posterior

22. ARTÍCULO 24 23 de mayo de 2016 OPINIÓN E l Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones (TTIP) no va a afectar sólo al comercio, sino a nuestras vidas: a nues- tro medio ambiente, a nuestros trabajos o a lo que comemos. El TTIP condicionará nuestros derechos como consumidores, influirá sobre las sustancias tóxicas a las que estaremos expuestos o establecerá que las multinacionales puedan quedar por encima de los tribunales ordinarios. Todo eso es lo que nos jugamos si se aprueba el TTIP. Y también el CETA (Acuerdo Integral de Economía y Comercio), un acuerdo similar con Canadá que se podría aprobar en la segunda mi- tad de este mismo año. En La Sexta de la televisión se emitió el especial Objetivo TTIP, dedicado a este tra- tado que nos puede de

Add a comment