Cielo infierno y purgatorio

50 %
50 %
Information about Cielo infierno y purgatorio
Spiritual

Published on February 5, 2014

Author: josealonsoestudios

Source: slideshare.net

Cielo, Purgatorio e Infierno 0

Cielo, infierno y purgatorio Escrito por: José Alonso Hernández 2013 Sin duda alguna, por años, uno de los asuntos que más ha inquietado a la humanidad, es si hay vida después de la muerte, y si la hay, determinar como será esta; para el cristianismo, según la Biblia, la muerte no es el fin, sino el comienzo de un periodo de tiempo llamado: “Eternidad”, sin embargo, al parecer no todos los que mueren se encontrarán en el mismo lugar, pues la Escritura señala dos destinos muy diferentes, por un lado un lugar lleno de paz y armonía, en contraste, el otro lado dolor y sufrimiento, pero por si esto fuera poco, el catolicismo añade un tercero, el purgatorio, así que ahora se tendrá que responder, si una persona muere hoy, ¿Dónde pasará su eternidad, en el Cielo, Infierno o Purgatorio? Científicamente se dice que una persona al morir, básicamente, deja de existir, pues desde un punto de vista racional, el ser humano no es más que un animal evolucionado, por tanto no hay diferencia entre el deceso de un primate y un humano, ambos tienen el mismo destino, volver al polvo. Pero para la cristiandad, el ser humano es algo más que un animal, es la creación suprema de un Dios Todo poderoso: “Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra. Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó”. Génesis 1:26,27. “Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente” Génesis 2:7 La primera dificultad a esto es preguntarse, ¿Por qué Dios creo al ser humano para morir?, al parecer la respuesta se encuentra en la misma Biblia: “Porque por cuanto la muerte entró por un hombre, también por un hombre la resurrección de los muertos” 1 Corintios 15:21. Con esto se puede inferir que la causa de la Cielo, Purgatorio e Infierno 1

muerte inició con la desobediencia de Adán, quien en pocas palabras, condenó a toda la humanidad a la muerte espiritual; es decir a la condenación eterna. No obstante, según se relata en el nuevo testamento, Dios envió un segundo Adán con la finalidad de reconciliar a la humanidad con su creador y que a través de su muerte, todo individuo pueda alcanzar la salvación en Cristo: “Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos”. Hechos 4:12. Ahora bien, si a través de la muerte vicaria de Cristo el ser humano puede alcanzar salvación, ¿Qué pasa de aquellos que no aceptan este regalo?: “El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios”. Juan 3:18. Pero ¿En que consiste la condenación? Para responder a esta pregunta primero hay que tener claro algunos conceptos por ejemplo, ¿Qué es el infierno? Infierno En la actualidad, la palabra infierno, mayoritariamente, posee una connotación de un lugar real, en el cual los pecadores que mueren sin Cristo, se encuentran sufriendo, esperando el juicio para la condenación eterna en el Lago de Fuego, aunque algunos historiadores creen que originalmente esta la palabra tenía otro significado. Inicios del siglo primero, a este término, infierno, se le acuñan muchas vocablos entre ellos: “Inférnum ó infernus” del latín que significa “inferior, subterráneo”, “Séol” en hebreo y “Hades” en griego se traduce como: “sepulcro” o “el lugar de los muertos”, usado para designar un lugar en común para todos, creyentes y no creyentes, además se tiene la palabra “Gehena”, un lugar real en Jerusalén, donde se realizaban sacrificios de infantes a Moloc, cuando la práctica Cielo, Purgatorio e Infierno 2

desapareció, se convirtió en el vertedero e incinerador de la basura, pasando a representar la figura del infierno actual. De lo anterior se puede inferir, entonces, que el infierno no es nada más que el sepulcro común, ó como algunos creen, un estado de simple inexistencia o separo de Dios. Por ejemplo en la actualidad el movimiento llamado: Testigos de Jehová, basan su premisa principal al respecto, en que Dios, siendo un Dios de amor, es incapaz de condenar a una de sus creaciones, por tanto, afirman que la idea del infierno es pre-cristiana y procedente de la mitología Mesopotámica; para ellos, este terrible lugar, el Hades, es el sepulcro común de la humanidad. Entonces, ¿De dónde proviene la idea de un lugar de fuego y tormento?, interesantemente la misma Biblia parece dar ese concepto; por ejemplo, en el Evangelio de Marcos 9:47,48 dice: "Y si tu ojo es para ti ocasión de pecado, arráncalo, porque más te vale entrar con un solo ojo en el Reino de Dios, que ser arrojado con tus dos ojos a la Gehena, donde el gusano no muere y el fuego nunca se apaga". Además, Mateo 25:41 afirma: “Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles”. Génesis 37:35: “Y se levantaron todos sus hijos y todas sus hijas para consolarlo; mas él no quiso recibir consuelo, y dijo: Descenderé enlutado a mi hijo hasta el Seol. Y lo lloró su padre”. Pero ¿Por qué en algunos pasajes se ve que Hades y Seol se describen como una morada común y en otros se difiere como un lugar para condenados?, la respuesta puede estar en el contexto histórico, para el Judaísmo, toda persona que moría descendía al Seol, sin embargo, en su interior se habla de tres lugares diferentes: El Hades ó Seol propiamente dicho, la concepción actual para los condenados, el Seno de Abraham, Pre-concepción del paraíso y/o cielo actual, dividido por el abismo. Esto queda claro en la parábola que Jesús narró acerca de Lázaro y el Rico en Lucas 16:22-31: “Aconteció que murió el mendigo, y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico, y fue Cielo, Purgatorio e Infierno 3

sepultado. Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno. Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque estoy atormentado en esta llama. Pero Abraham le dijo: Hijo, acuérdate que recibiste tus bienes en tu vida, y Lázaro también males; pero ahora éste es consolado aquí, y tú atormentado. Además de todo esto, una gran sima está puesta entre nosotros y vosotros, de manera que los que quisieren pasar de aquí a vosotros, no pueden, ni de allá pasar acá. Entonces le dijo: Te ruego, pues, padre, que le envíes a la casa de mi padre, porque tengo cinco hermanos, para que les testifique, a fin de que no vengan ellos también a este lugar de tormento. Abraham le dijo: A Moisés y a los profetas tienen; óiganlos. El entonces dijo: No, padre Abraham; pero si alguno fuere a ellos de entre los muertos, se arrepentirán. Mas Abraham le dijo: Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán aunque alguno se levantare de los muertos. Cielo En cuanto al Cielo, la concepción actual es un lugar en el cual aquellos que han muerto en Cristo van a su presencia, por ejemplo, San Pablo cita: “Lo que ni el ojo vió, ni el oído oyó, ni al corazón del hombre llegó, es lo que Dios preparó para los que lo aman”. 1 Corintios 2:9. Pero ¿Qué da a entender que el Cielo esta arriba? Proverbios 15:24 “El camino de la vida es hacia arriba al entendido, Para apartarse del Seol abajo”. No obstante, hoy en día, muchos creyentes hablan de la existencia de tres cielos, siendo el primero, el que constituye la atmósfera de la tierra, el que se puede ver a simple vista: las nubes, el sol, etc. El segundo lo constituye, el espacio, donde se encuentran los planetas, estrellas, vía Láctea, entre otros. Además se afirma que es ahí donde habitan huestes de maldad: “Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes”. Efesios 6:12. Y el tercer cielo es aquel en el cual Dios habita: “Conozco Cielo, Purgatorio e Infierno 4

a un hombre en Cristo, que hace catorce años (si en el cuerpo, no lo sé; si fuera del cuerpo, no lo sé; Dios lo sabe) fue arrebatado hasta el tercer cielo. Y conozco al tal hombre (si en el cuerpo, o fuera del cuerpo, no lo sé; Dios lo sabe), que fue arrebatado al paraíso, donde oyó palabras inefables que no le es dado al hombre expresar. 2 corintios 12:2,4 A continuación se muestra una probable cronología bíblica de un creyente: En cuanto a las primeras dos etapas, son más fáciles de dilucidar, la tercera imagen habla de la primera resurrección: “Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección; la segunda muerte no tiene potestad sobre éstos, sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con él mil años. Apocalipsis 20:6. La cuarta, el Tribunal de Cristo, Algunos creen que es a inicios del Milenio, el cual se describe como la comparecencia de los creyentes ante Cristo, no para ser juzgados, sino evaluados, para algunos, la Escritura habla de un triple aspecto del juicio de los creyentes. Primero, de su juicio como pecadores; segundo, como hijos, y tercero, como siervos. Como pecadores fueron juzgados en el pasado en la cruz. Allí en su sustituto, Cristo, fue ejecutado a plena satisfacción la sentencia: el castigo cayó sobre El para que pudiéramos tener paz. Cielo, Purgatorio e Infierno 5

Como hijos son juzgados en el presente, cuando son juzgados por el Señor. Es para el provecho de ellos, a fin de que puedan llegar a la santificación. Finalmente, como siervos, serán juzgados en el futuro, en el tribunal de Cristo. Esto ocurre en el arrebatamiento de la iglesia en el día de Jesucristo, antes del establecimiento del reino visible de Dios. Aquí se pondrá el andar de los creyentes a la luz de la faz de Cristo y cada uno reinará en conformidad con lo que haya hecho en el cuerpo, sea bueno o malo. La quinta imagen representa el Reino Milenial de Cristo, gobernando juntamente con todos los salvos, siendo a finales de este, cuando el Diablo será soltado por un tiempo, realizándose al final de los mil años la segunda resurrección para condenación eterna en el Lago de Fuego. La sexta imagen resalta la eternidad, aspecto sobre el cual a la verdad no se sabe mucho como será. Otro aspecto que hay que tomar en cuenta es acerca de la segunda resurrección, esta se cree que es para la condenación eterna y se le denomina el “Juicio del Trono Blanco”, pero, ¿Por qué dicen que a este evento solo acudirán los condenados? Apocalipsis 20:15: “El que no se halló escrito en el Libro de la Vida fue lanzado al lago de fuego”. Por tanto el esquema anterior mostraba la cronología bíblica de un creyente, a continuación se muestra una posible cronología bíblica de un no creyente: Cielo, Purgatorio e Infierno 6

Si ya se determinó la ruta de un creyente y no creyente en el mundo espiritual, conceptualizando solo dos opciones, ¿Dónde cabe el purgatorio? Purgatorio Para la Iglesia Católica, el purgatorio es un estado en el cual un creyente muere, aun estando en gracia con Dios, no esta perfectamente purificado como para entrar en el cielo, pero se tiene la salvedad de que los vivos pueden ayudar a los difuntos con oraciones y sacrificios; como doctrina, el purgatorio fue creado por el Papa Gregorio el Grande en el año 593 d.C. El Catecismo de la Iglesia Católica lo explica de la siguiente manera:  1030 Los que mueren en la gracia y en la amistad de Dios, pero imperfectamente purificados, aunque están seguros de su eterna salvación, sufren después de su muerte una purificación, a fin de obtener la santidad necesaria para entrar en la alegría del cielo.  1031 La Iglesia llama Purgatorio a esta purificación final de los elegidos que es completamente distinta del castigo de los condenados. La Iglesia ha formulado la doctrina de la fe relativa al Purgatorio sobre todo en los Concilios de Florencia (cf. DS 1304) y de Trento (cf. DS 1820: 1580). La tradición de la Iglesia, haciendo referencia a ciertos textos de la Escritura (por ejemplo 1 Co 3, 15; 1 P 1, 7) habla de un fuego purificador: Respecto a ciertas faltas ligeras, es necesario creer que, antes del juicio, existe un fuego purificador, según lo que afirma Aquél que es la Verdad, al decir que si alguno ha pronunciado una blasfemia contra el Espíritu Santo, esto no le será perdonado ni en este siglo, ni en el futuro (Mt 12, 31). En esta frase podemos entender que algunas faltas pueden ser perdonadas en este siglo, pero otras en el siglo futuro (San Gregorio Magno, dial. 4, 39). Interesantemente esta doctrina surge a finales del siglo II, en un libro apócrifo llamado: “Los Hechos de Pablo y Tecla”, “Y después de la exhibición, Tryfaena Cielo, Purgatorio e Infierno 7

nuevamente la recibe. Su hija Falconilla había muerto, y dijo a ella en sueños: Madre, tú deberías tener esta extranjera Tecla en mi lugar, para que ore por mí, y yo pueda ser transferido a el lugar de los justos”. Avanzando un poco en el tiempo, principios del siglo III, se encuentra la doble visión atribuida a Santa Perpetua, una mártir, se cuenta que mientras estaba en prisión ve a su hermano que tenía 7 años muerto saliendo de un lugar tenebroso en el cual estaba sufriendo. Santa Perpetua reza por el descanso eterno de su alma y luego de ser escuchada por el Señor tiene una segunda visión donde ve a su hermano sano y en paz, porque su pena había sido rectificada. Dentro de los padres de la Iglesia, también esta idea se difundió, entre ellos: Tertuliano, finales del siglo II, principios del siglo III, dice: “Al dejar su cuerpo, nadie va inmediatamente a vivir a la presencia del Señor, excepto por la prerrogativa del martirio, pues entonces adquiere una morada en el paraíso, no en las regiones inferiores” y también afirma: “Ciertamente, ella ruega por el alma de su marido. Pide que durante este intervalo él pueda hallar descanso y participar de la primera resurrección,. Ofrece cada año el sacrificio en el aniversario de su dormición”. Así muchos otros padres de la Iglesia lo mencionaron, sin embargo, hay que notar que todas las referencias sobre este asunto aparecen a finales del siglo II; por tanto hay que preguntarse ¿Existe evidencia del purgatorio en textos del siglo I?, responder esto, es relativamente fácil, pues hasta el momento no hay tal certidumbre, aunque algunos creen que San Pablo hace una referencia a ello: “Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo. Y si sobre este fundamento alguno edificare oro, plata, piedras preciosas, madera, heno, hojarasca, la obra de cada uno se hará manifiesta; porque el día la declarará, pues por el fuego será revelada; y la obra de cada uno cuál sea, el fuego la probará. Si permaneciere la obra de alguno que sobreedificó, recibirá recompensa. Si la obra de alguno se quemare, él sufrirá pérdida, si bien él mismo será salvo, aunque así como por fuego”. 1 Corintios 3:11-15 Cielo, Purgatorio e Infierno 8

Sin embargo, ¿Esta este pasaje habla realmente del purgatorio?, según algunos autores, aplicando el análisis conceptual a esta porción, concluyen que Pablo se refiere a que habrán diferentes maestros que enseñaran a las personas el cristianismo de forma distinta y hasta cosas distintas, sobre la base del nombre de Jesús. Pero, cuando él vuelva, evaluará la obra de cada uno de ellos y la someterá a prueba con fuego y la examinará a la luz del día, si la obra permanece, entonces el edificador recibe un galardón y sino, será destruido, esto se dará solamente si alguien está tratando de quitar el fundamento de la fe cristiana, el cual es Cristo, entonces, Dios lo destruirá. Es de hacer notar que para la Iglesia protestante y evangélica, la doctrina Católica del purgatorio, contrasta con la Palabra, pues afirman que la Escritura alude que la salvación no es por obras, sino por fe: “Aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo; por gracia sois salvos; Y juntamente nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los cielos con Cristo Jesús, para mostrar en los siglos venideros las abundantes riquezas de su gracia en su bondad para con nosotros en Cristo Jesús. Porque por gracia sois salvos por la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios: No por obras, para que nadie se gloríe. Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó para que anduviésemos en ellas." Efesios 2:5-10 Cielo, Purgatorio e Infierno 9

Referencias:  El Purgatorio, la Iglesia Primitiva y los Padres de la Iglesia Por José Miguel Arráiz  El Purgatorio Autor: Lic. Dawlin A. Ureña  Oasis Bíblico . El Tribunal de Cristo y El Gran Trono Blanco. Publicado el 08/07/2011 por Luís M. Hidalgo  Infierno. Wikipedia  LA PROFECÍA BÍBLICA. EL JUICIO del gran trono blanco  SU DESCANSO. En los albores de la venida del Reino y a la espera de entrar en Su Descanso. ANALISIS CONCEPTUAL 1 COR 3:1-23 Cielo, Purgatorio e Infierno 10

Add a comment

Related presentations

How to do Voodoo

How to do Voodoo

November 11, 2014

How to do Voodoo Are you working too hard and not getting the results?? Well,...

LA VERDAD SOBRE LA MUERTE

LA VERDAD SOBRE LA MUERTE

October 24, 2014

Donde van las personas despues de muerto?

Son simples cuestiones que, aunque puedan resultar a priori inocentes, albergan in...

"The souls of the just are in the hand of God, and no torment shall touch them. " ...

Boletín de 02/11/2014

Boletín de 02/11/2014

November 1, 2014

Boletín de 02/11/2014

Omms News 10-07-2014

Omms News 10-07-2014

November 4, 2014

Omms News 10-07-2014

Related pages

CIELO, INFIERNO, PURGATORIO - Devocionario Católico ...

Enseanzas de Juan Pablo II sobre el cielo, el infierno y el purgatorio. ... AUDIENCIA Miércoles 21 de Julio 1999. El «cielo» como plenitud de intimidad ...
Read more

Cielo Purgatorio e Infierno

Cielo, Purgatorio, Infierno ... esperan su hora de entrar al cielo.Y mientras tanto sufren toda clase de padecimientos. - La ...
Read more

Infierno, Purgatorio y Cielo - YouTube

Videos de testimonios acerca del infierno, purgatorio, y enseñanzas de los santos con repecto a lo mismo
Read more

CS 20 - El Infierno, el Purgatorio y el Cielo - YouTube

En este episodio exponemos las realidades del Infierno, Purgatorio y Cielo. ¿Dónde vas a pasar toda la eternidad
Read more

El Cielo, el Infierno y el Purgatorio| Padres Para Siempre

El Cielo, el Infierno y el Purgatorio. Temas previos por Brian Caulfield, Editor de Padres para Siempre. I. ¿Alguna vez piensa en el cielo? ¿Es Usted de ...
Read more

¿Cómo son el Infierno, el Cielo y el Purgatorio ...

Y te respondo de la misma manera, no pretendo más que darte el punto de la Iglesia Católica al respecto: El purgatorio existe porque cuando muramos, muy ...
Read more

AMARAJESUS: Cielo, Infierno y Purgatorio, ¿Cómo puedo ...

Pregunta: Un cordial saludo Fray Nelson y a la vez mi gratitud por la generosidad de su conocimiento a la luz de la fe. ¿Cómo hago para darle a "entender ...
Read more

Recursos Catequesis El Cielo, El Infierno y El Purgatorio

Cuando amamos muchísimo a Dios y lo buscamos con alegría, conocemos lo que es el CIELO: Es cuando las almas de las personas están felices porque ...
Read more

CIELO-PARAISO-INFIERNO Y PURGATORIO

CIELO-PARAISO-INFIERNO Y PURGATORIO Dr Jose Llibre Tello El dilema del nuevo milenio está planteado : Durante 2,000 años la Iglesia Católica nos ha ...
Read more

Purgatorio - Wikipedia, la enciclopedia libre

El Purgatorio, es un concepto religioso con especial presencia en la teología holacatólica y la copta. No es un espacio físico [1] y se define como un ...
Read more