Camaleónico pri

40 %
60 %
Information about Camaleónico pri
News & Politics

Published on March 4, 2014

Author: Megaradiosiglo21

Source: slideshare.net

CAMALEÓNICO PRI: 85 AÑOS DE PRAGMATISMO Y SIMULACIÓN Por: Linaloe R. Flores - marzo 4 de 2014 - Virtud, destreza o camaleonismo, el PRI se ha modificado conforme lo han marcado las épocas. De los militares de la Revolución Mexicana, que fueron esenciales en la primera parte de su historia, se separó por completo y para siempre. De la inclusión sectorial pasó a la expulsión de líderes sociales y hasta la persecución. Del socialismo fue a la apertura de mercado. De la posición de defender la soberanía del petróleo se movió para impulsar la Reforma Energética que implica entrada de capital privado. De la “sana distancia” con el Presidente se transformó para tener “una sana cercanía”. Sus mutaciones a conveniencia las ha hecho en la estructura organizativa, en los estatutos, en los principios, en los programas de acción y en las reglas informales. Todo con un objetivo: la sobrevivencia… En 85 años de modificaciones, el PRI sigue ahí. Siempre a la vanguardia. Foto: Cuartoscuro Ciudad de México, 4 de marzo (SinEmbargo).– Y 85 años después, el PRI sigue ahí. Piezas cruciales a disposición de la opinión pública en libros, reportajes o documentos de sus asambleas permiten ver como clave de esta sobrevivencia a “la cultura de la simulación”, esa flexibilidad que tiene para cambiar estatutos y reglas informales en cuanto los vientos no le son favorables. “El PRI sigue siendo uno de los raros partidos en el mundo, en mutación permanente de programa. Quizá la explicación estribe en el hecho de ser el partido que más años ha reunido en el poder y en la peculiar relación mantenida con la figura presidencial”, piensa Ricardo Espinoza Toledo, estudioso de la Universidad Autónoma Metropolitana-Iztapalapa. El partido fundado por Plutarco Elías Calles el 4 de marzo 1929, llega a su aniversario con cambios esenciales apenas acordados el año pasado. A partir de su XXI Asamblea Nacional, el Presidente de la República está en posibilidades de asistir a las reuniones del partido, no sólo en calidad de “priista destacado”; sino como un integrante del Consejo Político Nacional. Esta “sana cercanía” fue declarada por el dirigente nacional, César Camacho Quiroz, ante los delegados convocados hace doce meses, lo que sepultó aquel concepto configurado por el ex Presidente Ernesto Zedillo Ponce de León de “la sana distancia”.

No fue lo único que modificaron por unanimidad los priistas el año pasado. También cambiaron los documentos básicos que prohibían a sus militantes apoyar la aplicación del Impuesto al Valor Agregado (IVA) en alimentos y medicinas y la participación de capital privado en Petróleos Mexicanos (Pemex), disposición incorporada en el pasado para oponerse a las intenciones de reformas estructurales de los dos gobiernos panistas. Sin este candado, las reformas hacendaria y energética pudieron –ahora sí– ser aprobadas por el Congreso de la Unión y avaladas por el jefe del Ejecutivo, Enrique Peña Nieto. “Hay simulación, en efecto. Y en ese terreno lo han hecho muy bien”, expone Nicolás Loza, investigador en la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso). Repasa: “El PRI ha sido un partido que se proclamó socialista y que promovió el artículo Tercero constitucional. Bajo su amparo, en los años del cardenismo, se cantaba la Internacional en las escuelas primarias. Años antes, Plutarco Elías Calles había permitido la persecución de curas. Tuvimos a un partido antireligioso. Luego, un partido más orientado a las reformas del mercado, con los ex Presidentes Salinas y Zedillo. Así ha sido la historia”. TODO CAMBIA Al ser fundado en Querétaro, con 950 delegados de todo el país, los estatutos afirmaron que el objetivo era mantener los elementos revolucionarios del país bajo un orden legal. Lo urgente era unificar a los mandos regionales repartidos en el territorio mexicano después de años de cruentos enfrentamientos. Esa vez, según todas las crónicas hemerográficas, el Diputado potosino Gonzalo N. Santos operó para que el partido naciera sin atorones. Así que le impidió la entrada a cualquier disidente que tuviera relación con el obregonista Aarón Sáenz. Al Partido Nacional Revolucionario (PNR) le había quedado un pendiente: organizar a las masas también dispersas por la Revolución. Nueve años después, el 30 de marzo de 1938, con Lázaro Cárdenas del Río como Presidente, cambió sus estatutos para que su entraña se pareciera a una estructura corporativa. Se puso el nombre de Partido de la Revolución Mexicana y se dividió en cuatro sectores: Popular (Confederación Nacional de Organizaciones Populares, (CNOP), Obrero (Confederación de Trabajadores de México, CTM), Campesino (Confederación Nacional Campesina, CNC) y Militar. En el siguiente sexenio, el de Manuel Ávila Camacho, ocurriría otra mutación. En las asambleas predominó el juicio que era “riesgoso” mantener a miembros del Ejército en la política. Un juicio que provenía del habitante de la residencia oficial de Los Pinos. Otra vez, las reglas fueron transformadas. Son las mismas que rigen ahora: todos los grupos representativos prevalecen con excepción del de las fuerzas armadas. En cuanto a su línea discursiva y su ideología, el organismo político con más años en el poder se ha comportado de acuerdo con el gobernante en turno. “Pasó de una retórica anti capitalista e incluso socialista, a una industrialista y proteccionista; y luego, a una de apertura”, repasa el politólogo Nicolás Loza de la Flacso. De su carácter camaleónico da cuenta la XIV Asamblea del 3 de septiembre de 1990. El partido modificó sus estatutos para protegerse de la llamada “tecnocracia” que desde el sexenio de José López Portillo se apropiaba de posiciones ostentosas en el gobierno. Sobre todo, impuso candados para los “advenedizos”, esos hombres carentes de trayectoria política. Fue Luis Donaldo Colosio Murrieta, presidente del Comité Ejecutivo Nacional, quien emitió el discurso de clausura de ese evento durante el cual, se justificó el cambio. “La vida interna del partido resintió el distanciamiento entre la dirigencia y las bases. La subordinación incondicional al poder de los gobernantes. La cultura del elogio, el mimetismo. Esto, aunado a la rigidez en los mecanismos de participación democrática ciudadana, se tradujeron en un creciente deterioro de la imagen del partido… En el futuro por voluntad de esta Asamblea, quien aspire a un puesto de elección popular, por nuestro partido, tendrá que someterse al juicio de la ciudadanía a la que aspira representar”. (Documento resguardado por la Fundación Colosio). EL DESTINO: 1994

Llamado a su gabinete el 13 de abril de 1992 por el entonces Presidente Carlos Salinas de Gortari, Luis Donaldo Colosio se convirtió en Secretario de Desarrollo Social. Un año después fue proclamado candidato del PRI a la Presidencia de México. Manuel Camacho Solís, entonces Regente del Distrito Federal, y quien también contendía por la candidatura del PRI, renunció al cargo y no se manifestó a favor de Colosio, lo que fracturó al partido. Antes de que concluyera 1993, el entonces presidente Carlos Salinas lo nombró Secretario de Relaciones Exteriores. Al amanecer del nuevo año -1994– el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), bajo el mando del Subcomandante Marcos, le declaró la guerra al gobierno federal, así como a las fuerzas armadas, y tomó ocho municipios de Chiapas. El 10 de enero de 1994, las piezas del gabinete fueron cambiadas y Camacho Solís dejó la cancillería para convertirse en el primer comisionado para la paz. En esa misma fecha, Luis Donaldo Colosio inició su campaña en Huejutla, Hidalgo. Pero el papel de Manuel Camacho era tan rutilante (en Chiapas, los pobladores lo llamaban “Presidente”) que sembró dudas sobre quién era realmente el candidato del PRI. El 27 de enero, Salinas pronunció una de sus frases más conocidas: “No se hagan bolas”. El 23 de marzo fue asesinado en la colonia Lomas Taurinas, Tijuana, en Baja California. La historia oficial cuenta que un hombre solitario, Mario Aburto, le dio dos tiros en la cabeza por mero fanatismo y un segundo de locura. A una semana del asesinato del candidato priista, el ex Presidente Salinas nombró a Ernesto Zedillo como candidato sustituto del PRI. Zedillo –quien era secretario particular de Colosio– juró como candidato y lo hizo “Por Colosio”. Por primera vez en la historia política de México, el 12 de mayo de 1994 hubo un debate entre los principales candidatos a la Presidencia de la República. Esa misma noche se configuró una derrota para el candidato del PRI. Diego Fernández de Cevallos –el jefe Diego– del Partido Acción Nacional, salió del set de televisión cual torero en hombros y al día siguiente el sabor en los analistas políticos fue que había derribado por mucho a sus oponentes. “Nock out de Diego” y “Arrebata Diego la noche” fueron algunos de los encabezados al día siguiente. Pero Fernández de Cevallos no ganó la Presidencia. Y no lo hizo porque durante las semanas siguientes, desapareció del templete público. Por completo. Sólo asistió al partido de futbol entre el Ajax y la Selección Nacional en el Estado Azteca y luego, dejó de hacer giras por el país. En este punto de la historia, el término de “concertacesión” fue marcada con dramatismo en el vocabulario político. Uno de sus compañeros de partido, el propio ex Presidente Vicente Fox, lo culpó de favorecer a Ernesto Zedillo a cambio de dinero y de “una traición al PAN”. El desenlace fue el triunfo de Ernesto Zedillo con el 49.69 por ciento de los votos, el porcentaje más bajo en los 65 años de vida que tenía el PRI.

Priistas rindiendo homenaje al fundador del partido Plutarco Elías Calles. Foto: Cuartoscuro *** Marzo de 1995. Aniversario del Partido. El Presidente Ernesto Zedillo expresa que no pide “una relación acrítica, un apoyo mecánico e irreflexivo, una subordinación indigna y estéril”. Dice que le pide al PRI “un apoyo siempre razonado y fundado en una relación transparente; un apoyo que se derive del análisis objetivo, la explicación oportuna y el convencimiento sincero”. Luego, viene la mención del concepto que durante los sexenios por venir marcarán la relación del PRI con el gobierno: la sana distancia. Dice Zedillo: “Sana distancia, sencillamente, quiere decir que el gobierno haga lo suyo, que el Partido haga lo suyo, pero sana distancia no quiere decir de ninguna manera, que haya ruptura entre el gobierno y el Partido… Eso tiene que quedar absolutamente claro. Sana distancia entre el PRI y el gobierno no es renuncia, es, por el contrario, afirmación del compromiso democrático con México y de respeto a la vida interna del PRI”. El desconcierto se instala en el auditorio. Cada uno de los priistas entrevistados hace su conclusión sobre lo que Zedillo quiso decir. Lo cierto es que a partir de este momento, la relación entre el partido y el Presidente de la República está congelada. LA REBELIÓN La XVII asamblea en septiembre de 1996 se inició con consignas en contra del ex Presidente Carlos Salinas de Gortari. El secretario general, Santiago Oñate Laborde, convocó a pronunciarse de una vez por todas por el asesinato de Luis Donaldo Colosio y ofreció impulsar el diálogo de paz en Chiapas.

En el segundo día de la Asamblea, se insistió en el compromiso priista de defender el petróleo y los hidrocarburos como propiedad de la Nación y se ratificaron los principios de soberanía, democracia y nacionalismo basados en los fundamentos de la Revolución Mexicana. Lo más significativo fue la aprobación de la propuesta de poner candados a los aspirantes a las candidaturas del PRI a cualquier cargo de elección popular, incluso para las diputaciones plurinominales. A partir de entonces, se requería acreditar la calidad de cuadro dirigente y haber tenido un puesto de elección popular a través del partido, así como diez años de militancia partidista. Se trataba de un enfrentamiento entre tecnócratas y priistas tradicionales. Los segundos fueron llamados “dinosaurios” y no querían que Zedillo nombrara por dedazo a su sucesor como había ocurrido durante 70 años. Durante la clausura de la Asamblea, el 22 de septiembre de 1996, el entonces Presidente Ernesto Zedillo hizo creer a todo el mundo que no habría mayor problema por la imposición de los candados. Repitió en su discurso tres veces la frase: “Unión y convicción” y afirmó: “La línea fue que no había línea”. La ruptura entre dinos y tecnócratas dentro del PRI fue definitiva. Con esta fractura a cuestas, el partido perdió la mayoría de la Cámara de Diputados en 1997 y la Presidencia de la República en 2000. Francisco Labastida Ochoa era el candidato. Ya con la Presidencia perdida, los priistas hicieron otro cambio programático. Uno modesto que ratificaba el punto de la XVII Asamblea: la prohibición de generalizar y aumentar el IVA en alimentos y medicinas, así como la negativa de aceptar inversión privada en el sector energético. Ese fue el argumento que durante los años de gobiernos del PAN el PRI usó para oponerse a esas iniciativas. En la XXI Asamblea, la del año pasado, el PRI decidió modificar otra vez sus estatutos y principios programáticos. En apenas hora y media, los delegados resolvieron 215 reservas a sus documentos básicos. A partir de entonces, el Ejecutivo será integrante del Consejo Político Nacional y encabezará la Comisión Política Permanente, dos de los órganos de dirección más importantes del partido. Es decir, aquella frase de “sana distancia”, acuñada por Ernesto Zedillo quedó en el pasado. Hoy es “una sana cercanía”, como expresó el dirigente nacional priista, César Camacho Quiroz a puerta cerrada con los delegados, el año pasado. Así que el Presidente Enrique Peña Nieto asistirá a la XXII Asamblea Nacional del PRI como parte del Comité Ejecutivo Nacional y todo su paquete de reformas constitucionales aprobadas como un logro de su gobierno y los nuevos días del PRI en Los Pinos. A través de los años, el PRI se ha transformado a conveniencia. Foto: Cuartoscuro

LOS CAMBIOS PARA PEÑA NIETO TEXTO ANTERIOR: Artículo 154.- “El PRI defiende la economía popular y no aceptará la aplicación del IVA en alimentos y medicinas“. NUEVO TEXTO: Artículo 154.- “El PRI defiende la economía popular y apoya con todo vigor a los productores agropecuarios de nuestra nación para garantizar la soberanía alimentaria, a partir de la implementación, supervisión y mejoramiento permanente de un nuevo modelo de producción alimentaria”. TEXTO ANTERIOR: Artículo 300.- ”… El objetivo de garantizar la seguridad energética del país y ofrecer productos y servicios suficientes, oportunos, de calidad y competitivos para todos los mexicanos, esto implica que es necesario mantener la propiedad, la dirección, el control y el usufructo del Estado en Pemex, CFE y LyFC y transformarlas en empresas paraestatales modernas, para lo cual es indispensable fortalecerlas, innovarlas y actualizar sus marcos legales para que prosiga su aporte al desarrollo del país”. NUEVO TEXTO: Artículo 300.- “… El objetivo de garantizar la seguridad energética del país y ofrecer productos y servicios suficientes, oportunos, de calidad y competitivos para todos los mexicanos, esto implica diseñar mecanismos para favorecer una mayor participación del sector privado en la generación de energía, manteniendo la propiedad y rectoría sobre los hidrocarburos y otras fuentes energéticas por parte del Estado y que sea éste el garante del desarrollo nacional”. TEXTO ANTERIOR: Artículo 302.- “De manera complementaria, rechazamos cualquier procedimiento que pretenda de manera subrepticia ceder la planeación y operación de las actividades propias de Pemex, el control de su mercado y el usufructo de la renta petrolera”. NUEVO TEXTO: Artículo 302.- “Garantizar que Petróleos Mexicanos, la empresa de todos los mexicanos, incremente su productividad, amplíe su participación en los mercados, sirva más eficientemente al país y sea palanca de nuestro desarrollo”.

EN EL PRINCIPIO El Presidente Plutarco Elías Calles convoca a un grupo de “elegidos” el 22 de noviembre de 1928 para fundar el Partido Nacional Revolucionario (PNR) con la idea de unificar a los caciques regionales de todo el país. Fincan los estatutos el 4 de marzo de 1929. En la convención de la fundación, Calles nombra al entonces embajador de México en Brasil, Pascual Ortiz Rubio, como único candidato del partido para las elecciones del 17 de noviembre. El partido recibe la primera acusación de fraude electoral cuando ni siquiera tiene un año de formado. Proviene de José Vasconcelos quien había contendido en esas elecciones por el Partido Nacional Antirreleccionista.

“CALLES NO ME DEJA GOBERNAR” Renuncia el 2 de septiembre de 1932 con el argumento de que Calles no lo deja gobernar. El nombre de Abelardo L. Rodríguez es propuesto al Congreso por el mismo Calles y dado el aplauso, se supo que él era el bueno. Él concluye el cuatrienio como Presidente interino. En 1934, Calles y el PNR reforman la Constitución para crear lo que se llamó Plan Sexenal. A partir de este cambio, el Presidente durará seis años en el poder. El gobierno lanza una embestida en contra de los sacerdotes católicos en una revuelta llamada “La Cristiada”. Los curas forman grupos, recorren el país, se escabullen. El Ejército bajo las órdenes de Calles, los persigue.

LA EXPURGACIÓN DE LA CULPA EL 10 de abril de 1936, el entonces Presidente Lázaro Cárdenas, acompañado por elementos del Ejército, saca a Calles de la cama donde dormía. Era madrugada. No le permite recoger sus “efectos personales”. En pijama, elementos de las fuerzas armadas lo trasladan a San Diego, California, donde estuvo en exilio obligado. Enfermo de gravedad, en 1945, el Presidente Manuel Ávila Camacho le permite regresar a México. Fallece el 19 de octubre de ese año. Lázaro Cárdenas refunda al partido con el nombre de Partido de la Revolución Mexicana (PRM) con lo que se pasa a un partido de masas organizado por sectores, incluido el militar. Termina de manera contundente la Cristiada y el viraje es hacia el socialismo. El 18 de marzo de 1938, Cárdenas decreta la nacionalización petrolera, crea el Instituto Politécnico Nacional, así como El Colegio de México con los transterrados más brillantes de la Guerra Civil Española, que con el triunfo del Frente Popular (las fuerzas nacionalistas), puso al General Francisco Franco en la Presidencia de aquel país. El General Lázaro Cárdenas destapa como candidato presidencial a Manuel Ávila Camacho, secretario de Defensa Nacional en su gobierno. Sería el último Presidente de origen militar.

LOS ÚLTIMOS MILITARES Con Ávila Camacho como candidato, el PRM se enfrenta otra vez a la acusación de fraude electoral por parte del candidato del recién formado Partido Acción Nacional, Juan Andreu Almazán. El 15 de septiembre de 1942, Ávila Camacho llama a una Asamblea de Acercamiento Nacional a la que están invitados los ex Presidentes Adolfo de la Huerta, Plutarco Elías Calles, Emilio Portes Gil, Pascual Ortiz Rubio, Abelardo L. Rodríguez y Lázaro Cárdenas. Así crea la llamada “Unidad nacional”. Ávila Camacho instituye el Instituto Mexicano del Seguro Social y el Sindicato nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), el cual siempre fue parte del PRI hasta que en 2004, la ex dirigente nacional Elba Esther Gordillo, protagoniza un desencuentro con Roberto Madrazo y Emilio Chuayffet. El organismo se separa. En la Convención Nacional del 18 de enero de 1946, Ávila Camacho impulsa el cambio de nombre de Partido de la Revolución Mexicana a Partido Revolucionario Institucional. En cuanto a los estatutos, se modifican para erradicar al sector militar y surge el sector popular con el ingreso de quienes ni eran campesinos ni obreros sino un conjunto de trabajadores, profesionistas, así como pequeños y medianos empresarios. Como parte de la mutación, Ávila Camacho da por concluida la etapa de presidentes militares. De modo que nombra como candidato a Miguel Alemán Valdés, quien era su secretario de Gobernación.

CONTROLAR O PERDER Se asegura de fortalecer los mecanismos de control político tanto en el interior del PRI como en la relación con el Congreso de la Unión, así como con los gobiernos estatales. En el partido a quienes venían de afiliaciones o mostraban adhesión al cardenismo, se les relega y hasta expulsa. Con un Congreso de la Unión donde predominaba el PRI, se modifica el artículo 27 constitucional que implicaba la repartición del Ejido, promovida por el partido en los años anteriores. Esta modificación apoyada en el Congreso de la Unión por la mayoría priista, permitirá a la postre que algunos propietarios incrementen su patrimonio. Ocupado en la industrialización del país, Alemán crea la zona industrial Vallejo en la Ciudad de México.

A mediados de 1950 es claro que hay una intensa campaña reeleccionista. En junio se anuncia la formación del partido “Artículo 39 constitucional” que buscar reformar la Constitución para permitir la reelección del presidente por mandato popular. Miguel Henríquez Guzmán forma parte de la generación de militares de la Revolución que se había educado en las batallas político-militares de los años veinte y treinta. Amigo personal y colaborador de Lázaro Cárdenas, en 1945 intentó ser el candidato del PMR, pero Miguel Alemán le había ganado. Pese a ello, en 1946 sus partidarios le organizaron un partido, la Federación de Partidos del Pueblo Mexicano. El 6 dejulio de 1952 se realizan las elecciones presidenciales para elegir al sucesor de Miguel Alemán. Además del candidato del PRI, Adolfo Ruiz Cortines, la boleta electoral incluye otras opciones: Miguel Henríquez Guzmán, postulado por la Federación de Partidos del Pueblo Mexicano (FPPM), Vicente Lombardo Toledano, por el Partido Popular (PP) y Efraín González Luna, por el Partido Acción Nacional (PAN). En el discurso oficial del PRI es insistente el planteamiento que México se encuentra ya en una etapa en la que predominaba la democracia sobre los conflictos armados o las disputas violentas del poder. LOS OBREROS, LOS OBREROS…

Por sus órdenes, la Federación de Partidos del Pueblo Mexicano queda disuelta. Ahí se encontraban afiliados los generales. Se les prohíbe la entrada al PRI y se les da de baja en el Ejército Mexicano. Algunos generales de la Revolución Mexicana como Jacinto B. Treviño y Juan G. Barragán se unen para formar el Partido Auténtico de la Revolución Mexicana. Si bien el SNTE es un brazo fundamental del PRI, Othón Salazar crea el Movimiento Revolucionario del Magisterio. Salazar es encarcelado en Lecumberri. Los maestros reciben un aumento salarial el 15 de mayo de 1958. Si bien, el PRI había incorporado al sector obrero, el gobierno de Ruiz Cortines combate al Sindicato de Trabajadores Ferrocarrileros de la República Mexicana en cuyo liderazgo estaba Jesús Díaz de León. El 17 de octubre de 1953 se publica en el Diario Oficial de la Federación la reforma al artículo 34 constitucional. A partir de entonces, las mujeres tenían derecho a votar. SOCIALISMO PERO SIN OBREROS REBELDES El 1 de diciembre de 1958, en el Palacio de Bellas Artes, Adolfo López Mateos toma protesta como Presidente de México. En las primeras horas como mandatario, saluda a la Organización de los Países no Alineados y apoya al gobierno emanado de la Revolución Cubana.

El Movimiento Ferrocarrilero toma fuerza en su primer año de gobierno. En abril de 1959, con el argumento de que ya no había paz pública, líderes obreros, estudiantiles, magisteriales y ferrocarrileros fueron recluidos en la penitenciaría de Lecumberri. Crea por decreto el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) que sustituye a la Dirección General de Pensiones. (Hoy, un organismo que trabaja en números rojos y donde la Seguridad Social de la burocracia peligra). El 27 de septiembre de 1960 se nacionaliza la industria eléctrica hasta entonces controlada por empresas extranjeras. En 1959 se crea la Comisión Nacional de los Libros de Texto Gratuitos (Conaliteg), encargada de los libros de texto para los alumnos de Educación Primaria. Gana con creces el mote de “López Paseos” porque buena parte de su gobierno lo pasa en el extranjero. Consigue así la sede de los Juegos Olímpicos de 1968.

LA REPRESIÓN De gesto adusto, mano dura, apodado “El Chango”, la población le teme. Cualquier movimiento social es aplacado mediante las fuerzas públicas y detrás de cada una de las acciones, está su estilo. El 2 de octubre de 1968, en la Plaza de las Tres Culturas, en Tlatelolco, ocurre una masacre de estudiantes que se manifiestan en forma pacífica. Este episodio será uno de los traumas sociales más insuperables y marcados en la historia de México. Un rompecabezas que aún no logra armarse. Un ladrón que aún roba el sueño.

BIENVENIDOS A MÉXICO Ocurre la primera crisis económica desde el llamado “Milagro Mexicano”. Echeverría empieza la compra de empresas para sostener el empleo, pero los métodos son la ineficacia burocrática y la corrupción. El tipo de cambio con el dólar –inamovible en 12.50 desde 1954- se eleva a 20 pesos por dólar. México se convierte en un gran destino para exiliados de los regímenes militares. Después de que Salvador Allende, Presidente de Chile, fuera asesinado (o se suicida al sentirse acorralado, como indican versiones recientes), su esposa, Hortensia Bussi, es asilada. Otros exiliados de América del Sur se instalaron en México. Con los intelectuales de esos países se conforma el Centro de Estudios Económicos y Sociales del Tercer Mundo (Hoy, Centro de Investigación y Docencia Económica, CIDE). El 10 de junio de 1971, miles de jóvenes se manifiestan en la zona de San Cosme en la Ciudad de México para apoyar el movimiento estudiantil de Monterrey, Nuevo León. Un grupo paramilitar al servicio del Estado, denominado “Los Halcones” los acribilla. El negro episodio pasa a la historia como “El Halconazo” y tampoco hay sobre esto, culpa pagada.

MÉXICO VALE PARA UNAS LÁGRIMAS Es el único candidato que postula el PRI. Exilia al ex Presidente Echeverría en las Islas Fiji, donde lo nombra embajador, dada su incesante actividad política. Durante la visita del Papa Juan Pablo II a México, le dice, al darle la bienvenida: “Ahí lo dejo con su grey”. La separación Iglesia-Estado en México es un tema intocado. Los presidente emanados del PRI no muestran en público su fe. No obstante, López Portillo lleva al pontífice a Los Pinos para que su madre lo conozca personalmente. Es un gobierno nepotista. Su primogénito, José Ramón, es subsecretario de Estado. Su hermana, Alicia, es su asistente. Su hermana, Margarita, directora general de Radio, Televisión y Cinematografía de la

Secretaría de Gobernación. Su primo, Guillermo, presidente del Instituto Nacional del Deporte. Dos mujeres toman renombre en la época: Rosa Luz Alegría, primera mujer a cargo de una Secretaría, la de Turismo; y Sasha Montenegro, actriz estelar del llamado Cine de Ficheras, impulsado desde Radio, Televisión y Cinematografía. Con las dos, mantenía relaciones extramaritales. A instancias del pensador Jesús Reyes Heroles, impulsa una reforma política a través de la cual, se acaba la hegemonía del partido único. Se legaliza el Partido Comunista y todos los partidos adquieren representatividad en el Congreso de la Unión, con lo que nacen las diputaciones plurinominales. Frase de José López Portillo entre lágrimas: “Defenderé el peso como un perro”, expresada el 5 de febrero de 1982, cuando faltaban diez meses para la conclusión del sexenio. Su mandato concluye con una devaluación del tipo de cambio de 28.50 a 46 pesos. En su último informe, el 1 de septiembre de 1982, culpa a los empresario de la crisis. Emite otra de sus frases históricas: “Soy responsable del timón, no de la tormenta”. El Presidente llora y golpea con el puño cerrado el atril donde tiene el discurso. LA INSUPERABLE TRAGEDIA DEL 85

López Portillo deja una estela de corrupción y su sucesor, Miguel de la Madrid, inicia una estrategia llamada “renovación moral”. Nombra a Samuel del Villar como un gran zar anticorrupción. Samuel del Villar es destituido de su cargo. La razón: presenta evidencias de corrupción del mismo José López Portillo. No de su gobierno, de su persona. Los peces gordos que pagan los excesos del gobierno anterior son: Jorge Díaz Serrano, quien había sido director de Petróleos Mexicanos en el lopezportillismo y Arturo Durazo Moreno, quien había sido jefe de la policía capitalina y amigo de la infancia de José López Portillo. Ambos fueron encarcelados con sentencias añejas. El 19 de septiembre tiembla en la Ciudad de México. Los conteos no oficiales arrojan unos 40 mil muertos. El gobierno federal queda rebasado y se enfrenta a la crisis política y administrativa más profunda durante el sexenio. Meses después el Presidente se dispone a dar por inaugurado el Campeonato Mundial de Futbol 1986 cuando unas cien mil personas le otorgan una rechifla. Surge lo que el escritor Carlos Monsiváis llama “sociedad civil”. Surgen grupos poderosos en las colonias de la capital del país que necesitaban una representación política. Miguel de la Madrid impulsa una reforma para crear la Asamblea de Representantes del Distrito Federal (ARDF) que evolucionó a Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF). Ordena la expulsión del PRI de los integrantes de la Corriente Crítica del PRI que intentaba influir en la designación del candidato presidencial de 1988. Cuauhtémoc Cárdenas, hijo del prócer de la Patria, Lázaro Cárdenas del Río, es el suspirante natural de esa corriente.

EL DESMORONAMIENTO DEL REY Después de su expulsión, Cuauhtémoc Cárdenas recibe el apoyo de los partidos políticos que antes, habían estado con el PRI. El PARM, el PPS, y el Partido del Frente Democrático Nacional (FDN). Se sumaría después el Partido Revolucionario de los Trabajadores. El 6 de julio de 1988, Manuel Bartlett, entonces secretario de Gobernación y autoridad electoral máxima, tumba el sistema de cómputo. Ese día no hay resultados. Cárdenas ganaba con amplio margen. Al restituir las bases cibernéticas de conteo, el resultado oficial fue 50 por ciento para Carlos Salinas, 31 por ciento para Cuauhtémoc Cárdenas y 17 por ciento para Manuel J. Clouthier. En su último informe de gobierno, Miguel de la Madrid es interpelado por el entonces diputado Porfirio Muñoz Ledo. Lo saca el Estado Mayor Presidencial del recinto de San Lázaro porque sus gritos son desaforados.

Las manifestaciones callejeras crecen. La credibilidad en las instituciones electorales está en crisis. Pero hay un Presidente electo: Carlos Salinas de Gortari. Nombra a uno de los hombres con mayor habilidad negociadora como regente del Distrito Federal: Manuel Camacho Solís. Él se encarga de darle la cara a los movimientos sociales en este momento en ebullición. El tiempo y el levantamiento armado en Chiapas en 1994 van a separar a Salinas y Camacho. El PRI permite que el PAN gane la gubernatura de Baja California en 1989. Salinas, sin ninguna protesta, permite la anulación de los comicios en Guanajuato, que Vicente Fox reclama haber ganado, lo que implica un gobierno interino en aquel estado. Se anulan los comicios en San Luis Potosí, que había ganado el priista Fausto Zapata. Rompe el discurso del nacionalismo revolucionario. Lanza reformas estructurales que permiten el restablecimiento de las relaciones Iglesia Católica-Estado mexicano y modifica –como lo hizo Miguel Alemánel artículo 27 constitucional para darle control social al campo. El Presidente privatiza más de mil empresas paraestatales. En la XIV Asamblea, el PRI cambia sus estatutos para protegerse de la llamada “tecnocracia”. Candados para frenar a quienes se veían advenedizos y sin méritos políticos para las candidaturas a cargos de elección popular. Firma el Tratado de Libre Comercio para América del Norte cuyos beneficios, más allá de anaqueles con diversidad de productos, no se alcanzan a ver 20 años después para los mexicanos de clase media y clase media-baja. Mucho menos en el campo mexicano.

Lanza el Programa Nacional de Solidaridad y funda el municipio Valle de Chalco Solidaridad en el Valle de Chalco. Veinte años después, el municipio está desmantelado, a merced de grupos del narcotráfico y muy lejos del progreso prometido. El 1 de enero de 1994 surge el movimiento guerrillero Ejército Zapatista de Liberación Nacional que le declara la guerra al gobierno federal y estatal. Al principio, el Presidente se refiere a ellos como “revoltosos” y dice que los perdonará. El SubComandante Marcos le responde en una carta con lenguaje poético que le da la vuelta al mundo: “¿De qué nos van a perdonar?” Salinas destapa a Luis Donaldo Colosio como candidato del PRI. El 23 de marzo de 1994, Luis Donaldo Colosio es asesinado en la colonia Lomas Taurinas, en Tijuana, Baja California. La creencia pública es que fue un asesinato de Estado, aunque el gobierno federal cierra el caso con la hipótesis comprobada de que fue un asesino solitario, Mario Aburto. Renuncia Manuel Camacho Solís como comisionado para la Paz y la Reconciliación en Chiapas después de ser atacado y señalado como traidor por los sectores sociales del PRI, tras el asesinato de Luis Donaldo Colosio. Salinas designa a Ernesto Zedillo Ponce de León como candidato del PRI, quien había sido secretario en la campaña de Luis Donaldo Colosio.

Ernesto Zedillo realiza una campaña en la que asiste a visitar a los grupos más vulnerables como los chavos banda, niños de la calle y voceadores. Dice que “la política del esfuerzo” marcó su historia personal. En 1993, se modifica el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales y el Instituto Federal Electoral adquiere atribuciones para declarar la validez de las elecciones de diputados y senadores, expedir constancias de mayoría para los ganadores de estos cargos y topes a los gastos de campaña. En 1994, se sustituye la figura de “consejeros ciudadanos” por la de autónomos. Se vota por primera vez con credencial con foto. EL 29 de agosto de 1994 es asesinado en la Ciudad de México, José Francisco Ruiz Massieu, secretario general del PRI. En 1994, el PRI pierde la gubernatura de Jalisco frente al PAN. Ernesto Zedillo gana las elecciones de 1994.

¿DE QUIÉN ES LA CULPA DE DICIEMBRE? Disuelve la Suprema Corte de Justicia de la Nación para asegurarse como aliado al Poder Judicial Federal. El lunes 19 de diciembre de 1994, con apenas 19 días de gobierno, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social convoca a los representantes de los sectores que integraban el Pacto de Bienestar y Estabilidad Económica (Pabec). Las cosas no están bien. Capitales en dólares cuantificados en no menos de cuatro mil millones de dólares se han marchado de México en menos de un mes y el monto de los Tesobonos –títulos denominados en dólares pero pagaderos en moneda nacional- es insuficiente. La madrugada del 20 de diciembre y mientras el Presidente duerme en Los Pinos, el entonces secretario de Hacienda, Jaime Serra Puche, los empresarios y los líderes del sector obrero deciden incrementar la banda del tipo de cambio hasta 15 por ciento; es decir una devaluación de la moneda mexicana hasta 15 por ciento.

México paga cara la decisión. El ex Presidente Salinas lo califica como “el error de diciembre”. México sólo es capaz de hacer frente a sus obligaciones por tesobonos gracias al paquete de rescate de más de 50 mil millones de dólares que absorben el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Tesoro de Estados Unidos y el Fondo Monetario Internacional y varios bancos centrales que operaban a través del Bank for International Settlements. Los mexicanos tienen que transformar la vida. Se salta de repente a la promesa guardada en el TLCAN de un glorioso primer mundo a la peor crisis de la que se ha tenido memoria. Miles de empresarios ven el derrumbe de sus negocios; otros miles de estudiantes, truncadas sus esperanzas y millones de familias, la ruina. En febrero de 1994, la Procuraduría General de la República, bajo mandato de Zedillo aprehende a Raúl Salinas de Gortari como presunto autor intelectual del homicidio de Francisco Ruiz Massieu y lo internan en el penal de Alomoloya de Juárez, hoy del Altiplano. Como parte de la estrategia para brindar gobernabilidad, Zedillo impulsa una reforma política en 1996 para que el jefe de Gobierno del Distrito Federal sea elegido, se otorgue financiamiento a los partidos políticos y se brinde autonomía al IFE. Como resultado de esa reforma electoral, el PRI pierde por primera vez en su historia la mayoría en la Cámara de Diputados. La oposición PAN-PRD se hace del control del órgano legislativo. CRISIS Y ELBA

El PRI no sólo pierde la Presidencia de la República. En el nuevo siglo pierde Zacatecas, Tlaxcala, Baja California Sur, Nuevo León, Aguascalientes, Querétaro, Nayarit, Morelos, Yucacán y Michoacán. Algunos quedan en las manos del PRD, otros en el PAN. Otros tantos en la alianza de esos dos partidos. En 2002, Roberto Madrazo y Elba Esther Gordillo se unen, uno para ocupar la candidatura a la Presidencia y la otra para la Secretaría General. En 2003, la ex dirigente magisterial es electa como diputada federal y se convierte en coordinadora de la fracción. Emilio Chuayffet se opone a Elba Esther Gordillo y su movimiento acaba con su puesto. Ella rompe con el PRI y forma el Partido Nueva Alianza. Madrazo permanece empecinado en ser el candidato y un grupo de gobernadores forma el grupo Todos Unidos contra Madrazo (Tucom). En marzo de 2008, Beatriz Paredes asume la Presidencia Nacional y tiene como principal proyecto la recuperación del partido. En 2011, Humberto Moreira asume el mismo cargo, pero renuncia en diciembre de ese año porque le pesan acusaciones de corrupción y una gran deuda pública en Coahuila, el estado que gobernó de 2005 a 2011. De manera interina, lo sustituye Cristina Díaz. Luego, asume Pedro Joaquín Coldwell quien deja el cargo para sumarse al equipo de transición de Enrique Peña Nieto quien gana las elecciones presidenciales de 2012. César Camacho Quiroz, quien era presidente de la Fundación Colosio, es elegido como nuevo dirigente. PRI, ALFOMBRA ROJA El PRI, con Enrique Peña Nieto como candidato, gana las elecciones presidenciales de 2012. Dadas las modificaciones estatutarias de la XXI Asamblea, el jefe del Ejecutivo ya no asiste a las asambleas sólo como “destacado priista”, sino como un integrante más del Consejo Político Nacional (CNP). Además, la Comisión Política Permanente se reduce de 200 a 47 integrantes, y también está encabezada por el primer mandatario.

Add a comment

Related presentations

Related pages

PressReader - La Republica edicion Lima: 2016-11-03 - El ...

CAMALEóNICO. Es­ta no es la pri­me­ra vez que Johnny Depp participa en una pe­lí­cu­la en la que asu­me. ro­les ex­tra­va­gan­tes li­ga­dos ...
Read more

Armando Luna (@ArmandoLunaE) | Twitter

CAMALEÓNICO PRI: 85 AÑOS DE SIMULACIÓN http://www. sinembargo.mx/04-03-2014/920 563 ...
Read more

El camaleón camaleónico (Book, 2004) [WorldCat.org]

Get this from a library! El camaleón camaleónico. [Eric Carle; Esther Rubio] -- A bored chameleon wishes it could be more like all the other animals it ...
Read more

El Pulso del 29 de agosto de 2016 - Tv - Grupo Multimedios

La desunión extraña del PRI en NL, Emitido 29/08/2016 . ... EL PULSO: El camaleónico Fasci y menos recursos para la AEI. A falta de dinero, ...
Read more

Militantes de Panal y PAN cierran imprenta en Pachuca; hay ...

PRI lamenta los hechos. ... EL PULSO: El camaleónico Fasci y menos recursos para la AEI. 3. Lo de Gignac con el Galatasaray no es cierto: Representante. 4.
Read more

GABRIEL BAUDUCCO on Twitter: "AMLO, MANUEL CAMACHO ...

Search query Search Twitter. Saved searches. Remove; Verified account @
Read more

CAMALEÓNICO PRI: 85 AÑOS DE SIMULACIÓN | MundodeCeleste

Por: Linaloe R. Flores - marzo 4 de 2014 - 0:00 INVESTIGACIONES, Investigaciones especiales, México Virtud, destreza o camaleonismo, el PRI se ha ...
Read more

2017 Ford® Mustang Sports Car | Pure Exhilaration | Ford.com

Feel the power of a 2017 Ford Mustang, #1 sports car for over 45 years. Learn about its adrenaline-pumping performance, pulse-raising torque & legendary roar.
Read more

Contes d'arreu - SE Eixample

Xarxa acompanyament: Treball col·laboratiu al núvol. Xarxa acompanyament: Ginys per a la competència comunicativa Concurs Bones Pràctiques
Read more

Christian Salazar está como regidor por herencia - YouTube

Christian Salazar está como regidor por herencia NoticiasGGL. ... sin embargo expresó que en el PRI se les da lo camaleónico. Category ...
Read more