Bolivar

50 %
50 %
Information about Bolivar
Education

Published on July 23, 2008

Author: cvidales

Source: slideshare.net

Description

Simón Bolívar en imágenes. Un estudio sobre la iconografía del Libertador. Versión corregida y aumentada, 2013. Incluye bocetos inéditos de José María Espinosa pertenecientes al archivo personal de Manuela Sáenz.

Simón Bolívaren imágenes© 2005-2013 Carlos Vidales1783-1830

IntroducciónLos retratos del Libertador abundan. Su figura se repite eninnumerables variantes en libros, revistas, documentosoficiales y enciclopedias. Se podría pensar que el esfuerzo depublicar una serie de retratos de Bolívar es superfluo einnecesario. Sin embargo, hay razones de peso que justificanesta tarea.Desde que se apagó el odio contra el Libertador y se inició larehabilitación y exaltación de su memoria (1842), loshabitantes de los países bolivarianos nos hemos idoacostumbrando a una imagen fabricada a posteriori porartistas y dibujantes que no conocieron personalmente a sumodelo y que, a lo largo de sucesivos retoques acentuados porsiglo y medio de maquillaje histórico, han suavizado lasfacciones y amansado la actitud del personaje.

El Genio de la Guerra, el Hombrede las Dificultades, como él mismose llamó, se nos presenta sentado ensu despacho de estadista, con laactitud de quien medita, apagados losojos, en los arduos problemas de laadministración. El resultado es unano-verdad histórica y unaincongruencia sicológica: el propioBolívar confesaba que los despachosy oficinas eran para él una torturainsoportable. Sus ojos, además,fueron siempre dos brasas vivísimas,ardientes e inquietas, comounánimemente lo han testimoniadoquienes le conocieron.

Otra de las representacionesoficiales en boga nos muestraun Jefe de Estado máspreocupado por cruzar la capaoscura sobre el pecho que pormirar de frente al pintor. Elcuadro es sin duda llamativo ybrillante, pero por desgracia nonos sirve como documentohistórico. Su utilidad,puramente política, consiste enerigirse como símbolo eficaz enel proceso de lasidentificaciones con los gustosy etiquetas del poderestablecido.

El pueblo raso, por suparte, tiene su propio cultopatriótico. En las chozashumildes, en los tuguriosdonde ya no queda casimás esperanza que la fe, osimplemente en los murosde algún barrio miserable,se pueden ver hoy retratosingenuos con la figura deun Bolívar oscuro, casimulato, enfundado en ununiforme de coloresbrillantes y compartiendocon José GregorioHernández y Jesucristoel lugar donde se viene a pedirmilagros, a llorar desgracias y abuscar consuelo. Desde ya debedecirse que esta forma de cultosubraya implícitamente el hecho,ya constatado por Martí, de queBolívar tiene todavía mucho quehacer en Nuestra América.

El culto popular a Bolívar es, sin duda,conmovedor. En sus pinturas, dibujos ypiezas de cerámica, la gente sencillaexpresa su íntimo deseo de que el PadreLibertador sea idéntico a sus hijosirredentos, los pardos y mestizos ymulatos y pobres de todos los colores.Mientras el culto oficial acentúa las diferencias de clase y decasta, el culto popular las reduce, las borra, las elimina. El Padreya no es un padre simbólico: se convierte en un padre carnal. Loshijos se reconocen en él, porque al representarlo le han otorgadosus propios atributos. Dicho de otra manera, los hijos hantransferido sus propios rasgos de identidad al Héroe para poderidentificarse en él, para hacer posible y verosímil el mito de supaternidad.

Hoy es posible reconstruir, paso apaso, el proceso de su existencia enel contexto social y político en quetuvo ocurrencia. Los retratos que sehicieron de él a lo largo de su vida,constituyen un auxiliar documentalpoderoso para aproximarse alconocimiento de sus preocupaciones,Este trabajo se limita, sin embargo, a mostrar la figura físicade Bolívar como documento histórico. La vida de este hombreextraordinario está documentada con abundancia de detalles.sus estados de ánimo, sus actitudes en tiempos de crisis o enmomentos de triunfo y también, naturalmente, las vicisitudesde su salud y el desarrollo de la enfermedad que lo llevó a latumba.

Así por ejemplo, el rostro de Bolívar, dibujado durante la dramáticaestadía en Haití en 1816, nos dice más acerca de lo que pasaba por suánimo que muchos testimonios escritos. Lo mismo puede decirse delretrato que se le hizo en Bucaramanga mientras se realizaba laConvención de Ocaña, que marcó el comienzo del fin del poderbolivariano (1828), o del dibujo a carboncillo que José María Espinosahizo en 1830, pocos meses antes de la muerte del Libertador, cuandoéste se hallaba en una depresión profunda y las enfermedadesproducían los estragos finales en su cuerpo.

Es precisamente con el propósito de documentar conimágenes producidas en el momento y en el lugar de loshechos, que me he impuesto el trabajo de reunir aquí algunosde los retratos más significativos de Simón Bolívar. Esperoque esta iniciativa estimule a otros a fin de ir produciendo,con el aporte de muchos, un acopio documental útil para lamejor comprensión de nuestra historia.Algunas imágenes han sido convertidas a blanco y negropara realzar o dramatizar ciertos rasgos fisonómicos. Cuandoha sido posible, se ha incluido la reproducción en colorestambién. He ordenado el material cronológicamente,añadiendo comentarios e información para la mejorcomprensión de las circunstancias que se vivían cuando serealizó cada retrato.

He utilizado las siguientes fuentes:Boulton, Alfredo: Los retratos de Bolívar, 2a. ed. corregida yaumentada, Editorial Arte, Caracas, 1964. Incluye extensasconsideraciones críticas acerca de la posible autenticidad ofalsedad de los retratos reproducidos, y abundante informaciónhistórica para la mejor comprensión del tema.Boulton, Alfredo: El rostro de Bolívar, Fundación John Boulton,Caracas, 1982. Contiene excelentes reproducciones de los retratosmás conocidos del Libertador, con abundantes notas aclaratorias.No se trata de una iconografía completa, pero cumple con lasexigencias más rigurosas del historiador: el ordenamientocronológico está hecho según la fecha en que se pintó la imagen,no según la fecha del episodio que representa.

OLeary, Daniel Florencio: Memorias del general OLeary, 34vols., edición facsimilar, Ministerio de Defensa de Venezuela,Caracas, 1981. Cada volumen incluye una reproducción encolores.Uribe White, Enrique: Iconografía del Libertador, 2a. ed.,Ediciones Lerner, Bogotá, 1983. Sin duda la obra máscompleta sobre el tema. La calidad de las reproducciones distade ser buena. El ordenamiento de las pinturas no esestrictamente cronológico por su factura. Incluye imágeneshechas largo tiempo después de la muerte de Bolívar. Elaparato crítico es excelente. Las notas e indagaciones sobre elorigen o la autenticidad de algunos retratos hacen de este libroun instrumento imprescindible para el historiador.

He organizado los retratos de este estudio según lasiguiente periodización:1. Período 1799-1809: Desde el primer viaje a Europa hasta lasvísperas de la revolución de Independencia.2. Período 1810-1815: Desde la formación de la Primera Juntade Caracas hasta el exilio en Jamaica.3. Período 1816-1819: Desde la Expedición de los Cayos hastala fundación de la Gran Colombia.4. Período 1820-1824: Campañas de la Costa, el Centro y elSur, hasta Junín y Ayacucho.5. Período 1525-1828: Desde la estadía en Perú y la creación deBolivia, hasta la Convención de Ocaña y el atentado del 25de septiembre.6. Período 1829-1830: Desde la dictadura hasta la resignacióndel mando y la muerte (17-dic-1830).

Primer período:1799-1809

Autor AnónimoMiniatura sobre marfil0,06 x 0,05Madrid, circa 1799-1802Colección de laFundación John Boulton,CaracasDe esta miniatura se hicieronvarios ejemplares, que Bolívarrepartió entre amistades yparientes. La que aquí se muestraperteneció a la esposa de Bolívar,María Teresa Rodríguez del Toro.Al quedar viudo, en 1803,Bolívar entregó la miniatura a susuegro, don Bernardo del Toro.

Por la época en que se hizo este primer retrato (1799-1802)ocurrieron varios hechos de importancia en la vida deBolívar. A comienzos de marzo de 1801 se produjo elincidente de la Puerta de Toledo: la policía intentó arrestaral joven venezolano al no reconocer su uniforme. Éstereaccionó de manera airada y arrogante y la discusiónestuvo a punto de convertirse en un duelo sangriento.Bolívar fue sancionado con la prohibición de visitar lacorte, castigo que duró algo más de un año. Estacircunstancia dio ocasión a que el joven mantuano seausentara, visitando primero Bilbao, donde se hallaba sunovia, y más tarde Bayona y París en un breve viaje quehabría de darle amigos y amigas para toda la vida.El matrimonio de Bolívar con María Teresa Rodríguez delToro tuvo lugar en Madrid el 26 de mayo de 1802, cuandofaltaban dos meses para que el novio cumpliera los 19años.

En junio de 1802 regresó con su esposa aVenezuela, estableciéndose en Caracas.Poco duró la felicidad, porque en enero de1803 murió la joven María TeresaRodríguez del Toro, víctima de la fiebreamarilla. La desesperación de SimónBolívar fue inmensa. Después de largosmeses de depresión, durante los cualesintentó negocios y ocupaciones en sushaciendas de los Valles de Aragua,decidió su segundo viaje a Europa. Llegóa Cádiz a fines de diciembre, permanecióen Madrid de febrero a abril y acomienzos de mayo llegó a París, a tiempopara presenciar la proclamación deNapoleón como Emperador, en SaintCloud (18 de mayo).Autor AnónimoMiniatura sobre marfil0,07 x 0,05París, circa 1804-1805Colección de laFundación JohnBoulton, Caracas.

Segundo período:1810-1815

Este período es el más discutido —y el másdiscutible— en lo que se refiere a la iconografía delLibertador. Prácticamente ninguno de los retratos deesta época se libra de dudas o controversias. Bolívarvisitó Londres en 1810, en cumplimiento de unabreve y muy conocida misión diplomática ante elgobierno inglés (julio-septiembre), y durante estavisita es seguro que se hicieron, como era costumbreentonces, algunas miniaturas con su retrato paraobsequiar, como recuerdo, a personas de suestimación. No se conoce, sin embargo, ninguna deesas miniaturas.

La figura que se muestra aquí,corresponde a un grabado hecho enLondres en 1810, cuyo original no se haencontrado, pero cuya copia se conservaen el Museo Nacional de Bogotá, SalónEduardo Santos. Tiene la leyenda:"BOLIVAR / General y Presidente de laRepública de Colombia" y la firma"Fabria P. / St. Giorgio Sc."Dicha leyenda prueba, sin lugar a dudas,que se trata de una copia hecha cuandoya Bolívar era Presidente de la GranColombia, nación fundada por elCongreso de Angostura en 1819 yconsolidada por el Congreso de Cúcutaen 1821.

En Londres fue pintado también unretrato al óleo de Simón Bolívar,durante su misión diplomática en lacapital británica. El autor fue el pintoringlés Charles Gill. El originalperteneció a Jules Mancini, quienpublicó una copia fotográfica en blancoy negro, en la primera edición de subiografía de Bolívar (Bolivar etlEmancipation des ColoniesEspagnoles, Paris, 1912).Se ha discutido mucho la autenticidadde este retrato. Mancini no indicójamás cómo lo había adquirido. Selimitó a declarar que se trataba de unretrato del Libertador hecho durante suestadía en Londres, en 1810.Óleo sobre tela.Autor: Charles GillLondres, 1810Copia de Delio Ramírez,Biblioteca Nacional, Bogotá.El original perteneció alhistoriadorJules Mancini y luego algobierno deColombia. Fué destruido por elfuego durante el "Bogotazo",el 9 de abril de 1948.

A su regreso a Caracas, Bolívar participó activamente enla vida política de la Primera República, convirtiéndose enun líder de la corriente más apasionadamente partidaria dela independencia absoluta (la juventud mantuana y unaparte de la intelectualidad radical) y llegando al grado deCoronel en las fuerzas republicanas. Al producirse elderrumbe de la República ante la embestida realista, y alcaer Caracas y Puerto Cabello en manos del ferozMonteverde (julio de 1812), Bolívar logró escapar,buscando refugio en Cartagena (entonces EstadoSoberano). Allí inició su histórica autocrítica de la PrimeraRepública venezolana (Manifiesto de Cartagena) ycomenzó a trazar la estrategia política que ocuparía todoslos esfuerzos de su vida: la Unión Grancolombiana.

De esta época data un retrato que haproducido muchas controversias. Seha dicho que es falso con la mismapasión con que otros han defendidosu autenticidad. El hecho de que seencuentre actualmente en la Quintade Bolívar, en Bogotá, sugiere queya estaba allí en vida del Libertador.Para poder juzgar con frialdad, pues,el lector debe mirar muyatentamente la figura de la derecha.Solamente así podrá usar su propiocriterio a la hora de juzgar si miargumentación es correcta o no.Autor AnónimoÓleo sobre tela0,34 x 0,28Cartagena, circa 1812-13Quinta de Bolívar, Bogotá

Observemos primero el uniforme.Las charreteras son desiguales: la deun lado es de general, la del otrolado es de coronel. El cinturón degeneral en jefe está sobrepintado yno queda bien colocado: está muyalto, casi ya en el pecho, y no puedeocultar el cinto de coronel que —ese sí— está en su sitio. En otraspalabras: un pintor ha intentadoretocar este retrato, para que elcoronel representado pueda ser"ascendido” a general en jefe.Tanto el original como los retoques se hicieron en vida deBolívar. Pero el trabajo de retoque está inconcluso: es posible quefuera interrumpido por la renuncia, exilio y muerte de Bolívar en1830.

Finalmente: el uniforme, de estilo norteamericano, no se usó casinunca en el Ejército Libertador. La única referencia iconográficaque he encontrado es la del coronel Atanasio Girardot, muertoheroicamente en la batalla de Bárbula (agosto de 1813).Examinemos ahora el rostro. La miradacarece de la viveza bolivariana y laoreja es demasiado bonita, demasiadopequeña para ser de Bolívar. La narizha sido retocada para que parezcabolivariana (en esto último coincidenBoulton y Uribe White). La boca no esde Bolívar (compárese con cualquierade los retratos de Bolívar, en cualquierépoca).

El mentón es demasiado delicadopara ser de Bolívar. Las cejas notienen la curvatura característicadel Libertador. Es probable quelas patillas hayan sido pintadas aposteriori. El rostro representa aun hombre muy joven.Don Alfredo Boulton se inclina aaceptar que el retrato es deBolívar, que fue pintado en 1812en Cartagena y que años mástarde fue retocado pararepresentar al Libertador con elgrado de General en Jefe (Bolívarera coronel en 1812).

Uribe White, en cambio, sostiene que se trata del retratode otro oficial y sugiere que bien podría ser DanielFlorencio OLeary, Edecán del Libertador, basándose ensemejanzas fisonómicas. No explica, sin embargo, por quéel uniforme representado es norteamericano (OLeary erairlandés y usaba uniforme de modelo británico) ni por quése ha intentado retocar el cuadro para ascender alpersonaje al rango de General en Jefe (OLeary llegó a sergeneral, pero no General en Jefe). Tampoco menciona elhecho de que OLeary era rubio, en tanto que el personajeque aquí discutimos muestra el cabello oscuro. Por si estono bastara, habrá que recordar que OLeary entró en elservicio del ejército patriota en 1815 y fue inicialmenteEdecán del general Anzoátegui. Es decir, para la época enque el retrato fue pintado, OLeary no tenía relación decercanía con Bolívar.

Mi hipótesis es la siguiente: Bolívar, o alguno de sus ayudantes,obtuvo y conservó este retrato de algún joven oficial, durante suscorrerías por el Caribe, entre 1812 y 1816. Años después, algunode los retratistas del Libertador quiso retocar el cuadro paraconvertirlo en un retrato de Bolívar (con rango de General enJefe, patillas y bigotes), pero el trabajo fue abandonado poralguna razón.Discrepo de la opinión expresada por Enrique Uribe White. Meparece evidente que el modelo original no es el edecán OLeary, yme parece posible que la intención del retocador fuera modificarun cuadro ya existente para retratar al General en Jefe, es decir alLibertador Simón Bolívar. Discrepo también de la opinión de DonAlfredo Boulton. Me parece evidente que el cuadro original no sepintó para representar a Bolívar, sino a otro oficial muy joven.

Para poner a prueba mi hipótesis,he procedido a afeitarle los bigotesa nuestro personaje. Es evidenteque no estamos ante el rostro deSimón Bolívar. Solamente queda,pues, aceptar que sobre la base deun rostro ajeno, de un coronel,algún pintor no identificado quisofabricar a posteriori un retrato delLibertador (general en jefe). Poresto, tal vez lo mejor sea reconocerque se trata de un Bolívarinconcluso, un intento fracasado oun proyecto interrumpido. Quedaen pie la pregunta: ¿Quién era esecoronel?

Mi hipótesis es: se trata del coronel Atanasio Girardot, quien murióa los 22 años de edad. Comparado el retrato en discusión (izq.) condos retratos contemporáneos de Girardot, vemos las siguientescoincidencias: el mentón agudo y dividido; la boca pequeña y fina;el bigote caído; la nariz recta y afilada; los ojos y el arco de lascejas; la frente amplia; la línea del cabello; y el uniforme de estilonorteamericano. La hipótesis se refuerza por el hecho de que elretrato se encuentra en la Quinta de Bolívar: el Libertador tenía uncariño extraordinario por el joven héroe del Bárbula. Dejo aquí lapropuesta para ulterior investigación y discusión.

AnónimoMiniatura sobre marfil1815Santa Fe de BogotáDurante la primeraestadía de Bolívar enBogotá (dic. 12 de 1814a ene. 24 de 1815),siendo coronel delEjército de la Unión.Según las crónicas, estaminiatura fue propiedadde la primera mujer del«Mocho» Vargas.

Después de la derrota de las fuerzas republicanas, Bolívar se embarcapara Jamaica el 9 de mayo de 1815. Allí escribe su célebre Carta deJamaica. El 31 de diciembre, exiliado en Haití, se entrevista con elpresidente Pétion, quien le ofrece apoyo para la causa patriota.

Tercer período:1816-1819

Autor AnónimoPastel sobre papelHaití, 1816Colección defotografías de la Galeríadel Batallón deInfantería ”Bolívar”,N° 3Fuerte Tiuna, Caracas.Existen otros ejemplaresde este retrato, hechospor el mismo artistaanónimo. El ejemplar dela Colección JohnBoulton está fechado en1815.

Don Alfredo Boulton sugiere lahipótesis de que este retrato seaobra de un pintor de nombre Denis,el más destacado de entonces en laRepública de Haití.Se acepta que el retrato data de1816, aunque el original estáfechado en 1815. Bolívar llegó alos Cayos de San Luis, Haití, el 25de diciembre de 1815, y el día 31por la noche entró en PuertoPríncipe. No es imposible que hayasido retratado entre el 25 y el 31 dediciembre de 1815, antes de suentrevista con el presidente Pétion.Autor AnónimoPastel sobre papel0,33 x 0,43Haití, 1815?Colección JohnBoulton

El retrato de Haití debe considerarse fundamental en laiconografía bolivariana. Esta imagen marca el comienzo del”rostro maduro” de Bolívar después de las terribles derrotasmilitares de 1814 y 1815. Se observa la calvicie incipiente,la delgadez del rostro, la creciente palidez de las facciones.A partir de 1816, Bolívar sufrirá cambios dramáticos en suaspecto físico, en directa relación con las penalidades de laguerra y con las vicisitudes de su salud. Pero antes deavanzar en este tema, parece conveniente observar latransformación del rostro bolivariano desde la miniatura de1799, cuando tenía 16 años, hasta el retrato de Haití,cuando había cumplido los 33 años y se aprestaba aorganizar la Expedición de los Cayos.

1799 1815-1816

Atribuido a W. NeagleÓleo sobre telaCirca 1818¿Angostura?Casa Natal del LibertadorCaracasA partir de las campañasde 1818, Simón Bolívarconsolidará sus fuerzasmilitares. Las derrotasserán solo contingenciasadversas de un proceso deascenso y consolidación.Al mismo tiempo, susalud sufrirá quebrantoscada vez más frecuentes.

Antecedentes clínicos:Su edecán, el irlandés O’Leary, dice: ”Tenía el pecho angosto,el cuerpo delgado, las piernas sobre todo […] Hacía muchoejercicio […] su natural inquietud no se avenía con el reposo”.Había tenido su primer ataque de malaria el 18 de diciembrede 1812, en Barrancas. Estuvo tres días sin conocimiento.Al recuperar la conciencia, continuó la campañadespreciando las recomendaciones de su médico, el Dr.Folnay. Sufrió nuevo ataque de malaria el día 27, aunquemenos grave porque el Dr. Folnay lo había obligado a tomarquinina, casi a la fuerza.El 3 de enero de 1813 estuvo a punto de desmayarse, otravez a causa de la malaria. Y el 5 se repitió el malestar.En estas lamentables condiciones inició lo que habría dellamarse La Campaña Admirable de 1813.

El 15 de junio de 1813 firmó el Decreto de Guerra a Muertedespués de sufrir un acceso de insomnio.Luego de la terrible derrota en La Puerta (15 de junio de1814) fue víctima de una gravísimo ataque de malaria.El 4 de julio de 1817, sorprendido por los españoles en unaemboscada, pasó la noche hundido hasta el pecho en un río yatacado por las fiebres.El 10 de febrero de 1818, en marcha hacia San Fernando deApure, sufrió un acceso de tos y cayó luego en un sueñoprolongado.El agotamiento físico lo obligó a suspender la marcha yregresar a San Fernando el 3 de marzo de 1818.El 16 de marzo del mismo año sufrió otro grave ataque demalaria.El 17 de abril fue sorprendido a medianoche por los españolesen Rincón de los Toros. Una mula le dio una coz y le lesionóuna pierna.

Entre mayo de 1818 y julio de 1819 sufrió de llagas yforúnculos que le impedían montar a caballo.A pesar de todos estos males, Bolívar continuó desplegandouna actividad sobrehumana. Libró las batallas decisivas de laprovincia venezolana, participó en el Congreso de Angosturay organizó las fuerzas políticas y militares de la revoluciónpara emprender el Paso de los Andes y la liberación de laNueva Granada. Cruzó la cordillera por los páramos másinhóspitos, atacado de fiebres. Ganó la Batalla del Pantano deVargas (25 de julio de 1819), ocupó la ciudad del Tunja el 5de agosto y dos días después selló la independencia de laNueva Granada con la brillante victoria de Boyacá.

La batalla de Boyacá, según José María Espinosa.En primer plano, la carga de los llaneros.

Enfermo, maltrecho yvictorioso, SimónBolívar entró enSanta Fe de Bogotá einició de inmediato laorganización delgobierno.ÓleoPedro José Figueroa1819

El pintor José María Espinosa, quien llegaría a ser el más granderetratista de Bolívar, cuenta en sus memorias el estado lamentabledel Libertador cuando llegó a Bogotá después del triunfo deBoyacá:”… a poco rato llegó el Coronel Justo Briceño, de una traza lo másrara, con los calzones hechos pedazos, y una chaqueta corta queparecía haber sido en otro tiempo colorada; bien que Bolívar noestaba más elegante: el uniforme de grana roto y lleno de manchaspor todas partes, y la casaca pegada a las carnes, pues no traíacamisa. Así hizo la campaña de los Llanos, y lo mismo veníantodos los oficiales y tropa […] Se conocía que hacía por lo menosun año que no se cambiaba la ropa […] Un sujeto salió a la CalleReal en solicitud de una docena de camisas, fiadas, para llevarle aBolívar”.Compárese este testimonio con la versión de la historia oficial:

Las mentiras de la versión oficial: Bolívar y Santander entran aBogotá después del triunfo de Boyacá (agosto de 1819).El rostro de Bolívares de 1828, no de 1819El rostro de Santanderes de 1836, no de 1819El caballo de Bolívar noera blanco en esa fecha(Palomo entró enservicio en 1820)Ni Bolívar ni Santander usaban capa en esa fecha (no tenían nicamisa)La pistolera en el arzónde Bolívar es unainvención napeolónica.

El triunfo de Boyacá marca el inicio de la gran iconografíabolivariana. Una profusión de grabados, alegorías, pinturaspatrióticas, retratos, caricaturas y dibujos inunda las tierras deAmérica y de Europa. La imagen de Bolívar se vuelve universal.

Pedro José FigueroaBolívar, Libertadorde la PatriaÓleo sobre tela1819Quinta de BolívarBogotáEn esta alegoría, elartista registra, tal vezsin proponérselo, losestragos que la guerraha causado en lasalud de SimónBolívar.

Autor: A. LeclercSimón BolívarLitografía1819BogotáNumerosos artistas franceses ybritánicos, entre los que sedestacan Leclerc y Bate,realizaron litografías, grabadosy acuarelas con la efigie deBolívar, principalmente parasu distribución en Europa, apartir de 1818-1819.

Autor: M. N. BateGrabado (litogr.)1819ColecciónJohn BoultonObsérvese queel ángulo facialdel retrato deHaití (1816) serepite en lamayoría de losgrabados yretratos de losperíodossiguientes.

Pedro José FigueroaÓleo sobre tela0,64 x 0,951819Museo Nacional, BogotáExisten varias copias deeste retrato, hechas porel propio Figueroa entre1819 y 1820. Una deellas se encuentra en laQuinta de Bolívar.La dureza de lasfacciones de Bolívar eneste período es temarecurrente en Figueroa.

Pintores y retratistas de Bolívar en ColombiaDurante su primera permanencia (12.12.1814-24.1.1815), unautor desconocido lo retrató en miniatura, pieza que —segúnlas crónicas— fue propiedad de la primera mujer del «Mocho»Vargas. Su segunda (10.8/ 20.9.1819), tercera (5.3/20.3.1820),cuarta (5.1/1.2.1822), quinta (22.10/13.12.1822) y sexta(14.11/25.11.1826) estancias quedaron consignadasprincipalmente en los retratos de Pedro José Figueroa. De esteperíodo se han reseñado también un retrato de Jaime JoaquínSantibáñez [1789-1864] realizado del natural en 1821, en Japio(Cauca), y uno de José María Burbano [activo en Medellín en1816 y en Tunja en 1825], hecho en Tunja. La iconografía másvariada y profusa se produjo durante el séptimo (10.9.1827-16.3.1828), octavo (24.6/5.12.1828) y noveno (15.1/8.5.1830)períodos de su permanencia en la capital. Espinosa, PíoDomínguez del Castillo [1780-1861] y François-Désiré Roulin[1796-1874] crearon imágenes del Libertador tomadas delnatural. Su último retratista, Antonio Meucci [ca.1785-ca.1850], lo pintó en Cartagena, a los 47 años de edad. (BeatrizGonzález, José María Espinosa, abanderado del arte en elsiglo XIX, Bibl. Luis Angel Arango, Bogotá).18151819

Bolívar permaneció durante untiempo muy breve en Santa Fe deBogotá. Emprendió muy pronto elregreso a Venezuela y participó en lassesiones del Congreso de Angostura,el que, a sus instancias, decretó lacreación de la Gran Colombia (17 dediciembre de 1819).

Cuarto período:1820-1824

Este es el período en quela gloria de Bolívaralcanza su mayoresplendor. Sus victoriasen la Campaña del Sur(1820-22), su encuentrocon Manuelita Sáenz(1822), la Conferencia deGuayaquil (1823), laCampaña del Perú(1824) que culmina conel triunfo de Ayacucho (9de diciembre de 1824),marcan el nacimiento delCulto Bolivariano… ydel odio implacable deenemigos y rivales.

1820Litografía, G. ScharfLondresEsta copia perteneció algeógrafo y militarAgustín Codazzi.

Retrato de SimónBolívar, del artistapintor Jaime JoaquínSantibáñez.1821Biblioteca Centenario.Santiago Cali.Este retrato fue pintadodel natural, durante laestancia de Bolívar enJapio, Cauca.

Autor AnónimoÓleo sobre tela1820-1822¿Quito?Colección particularEsta pintura estuvo enpoder del General SanMartín. Después de laConferencia de Guayaquil,San Martín se alojó en lacasa de don Jorge Edwards,en Chile, y le obsequió elretrato. Es muy probableque el propio Bolívar lehaya dado el cuadro a SanMartín cuando seencontraron en Guayaquil.

Autor AnónimoÓleo sobre tela0,52 x 0,751822, QuitoColección particular, LimaLas facciones de Bolívar,menos idealizadas en esteretrato, reflejan los efectosde la terrible campaña dePasto (1822) y nos dan talvez una idea más correctasobre el el rostro delguerrero que conquistó elcorazón de Manuela Sáenzal hacer su entrada en Quito.

Manuela Sáenz (1797-1856)Quinta de BolívarCopia de una acuarela de1823, el año en queManuela y Simón Bolívarse conocieron en Quito.En el retrato, Manuelaostenta la banda de laOrden del Sol del Perú,que le fue concedida porel general José de SanMartín ese mismo año.

José Gil de CastroÓleo sobre telaLima, 1824Casa Natal delLibertador, CaracasEn vísperas de labatalla de Ayacucho, elpintor limeño José Gilde Castro hizo esteretrato, antecesor del de1825, que seríadecisivo en laiconografía bolivarianade los años siguientes,como se verá másadelante.

Algunos autoreshan datado esteóleo (pintor noidentificado) en1823. Sin embargo,el texto al pie de laimagen indica quees posterior a lacreación de Bolivia(1825). Debe ser delos primeros mesesde ese año, cuandoBolívar aúnconservaba subigote.

La salud de Bolívar, 1820-1824:1820. Febrero: Agotamiento físico. Acceso de sueño. Enfermo en san Cristóbal.Noviembre: Intensa reacción psicosomática ante una infracción de un oficial.Violento cólico.1821. Enero: Enferrno en Bogotá como resultado de la penosa marcha desde Venezuela.Mayo: ”mi salud está ya descalabrada, que comienzo a sentir laas flaquezas de unavejez prematura”.Julio: después de la batalla de Carabobo, dice que se siente muy viejo y al final desu vida (tiene entonces 38 años de edad).Octubre: Fiebres. Malaria.1822. Junio: ”estoy encanecido al servicio de la patria […] mis sentidos me pidendescanso”.Septiembre: Forúnculos, constipado, migraña. Varios días en cama. Insomnio. Diceque desea retirarse a su quinta en Santa Fe para ”vivir como enfermo”.1823. Enero: Solicita del gobierno ”la orden para recibir mi haber, para tener con quéretirarme del servicio; yo estoy viejo, pobre, cansado…”1824. Enero y febrero: Dos meses en cama, víctima del más terrible cuadro clínico de suvida. Posible cuadro de hepatitis. Cólicos. Delirios. Cólera morbo. Al borde de lamuerte. A partir de esta crisis, la salud de Bolívar no se va a recuperar más. No hacumplido aún 40 años pero representa más de 50. En estas condiciones preparay libra la batalla de Junín (6 de agosto de 1824), y organiza las operaciones enla sierra peruana.

”Su Excelencia el Libertador Simón Bolívar y la bella amazona doñaManuela Saenz Aizpuru – Apoteosis de Junín – Boceto para unlienzo. José María Espinosa”. (Del archivo de Manuela Sáenz)

Quinto período:1825-1828

El año de 1825 es como una línea divisoria en la vida de SimónBolívar, en lo político y en lo personal:Sus grandes iniciativas políticas comienzan a desgastar sugloria, generando poderosas reacciones de recelo y aun de odio.La creación de la República de Bolivia es recibida en el Perú, laNueva Granada y Venezuela como una señal de intencionesimperiales o monárquicas. La organización del CongresoAnfictiónico de Panamá consume sus fuerzas y la mala salud leimpide asistir a sus sesiones. La incomprensión, la calumnia ylas intrigas lo rodean y acosan. Toda su fisonomía cambia, surostro se hace más sombrío, su bigote se vuelve blanco y decidesuprimirlo. Muchos de los retratos de ese año muestran lahuella de sus privaciones y penalidades, sus ataques de cólicosy sus accesos de malaria y de tos. En Lima se conspira paraasesinarlo, en Bogotá y Caracas se le calumnia del modo másferoz.

Paul GuérinÓleo sobre telaAunque ha sido datadoen 1824, este retratodebió ser concluído en1825, cuando Bolívarya no usaba bigote. Esprobable que el artistahaya usado comomodelo el óleo dellimeño José Gil deCastro, que se verá másadelante.

Miniatura sobre marfil(7,5 x 5,9 cm)Jaime JoaquínSantibáñez1825MuseoQuinta de BolívarReg. 03137

Atribuido a UgaldeÓleo sobre telaLima 1825-1828Museo Nacional deHistoria, LimaEsta misma figura serepite en innumerablesretratos (muchos depintores anónimos) deeste período. El cuerpoes cada vez másdelgado y el pecho escada vez más angosto.La mirada es cada vezmás triste.

Estas imágenes muestran elmal estado de salud deBolívar en 1825. Sonretratos hechos en períodosde convalescencia entreataques de cólera, bilishepática y malaria.

A mediados de 1825Bolívar posó para elpintor limeño José Gil deCastro, en la casa de éste.A partir de este retrato sehan hecho numerosasversiones modernas,algunas bastanteestilizadas, que porfortuna conservan lasproporciones exactas deloriginal. Gracias a estacircunstancia podemoshoy seguir la historia delos bocetos y dibujos delpropio Gil de Castro, ysus fuentes.

Por ejemplo, de la excelentereproducción que se encuentraen el Salón Elíptico delCapitolio Federal, en Caracas,podemos deducir que Gil deCastro dibujó el rostro deBolívar en 1825 a partir delretrato de Haití, de 1816. Enefecto, las proporcionesmétricas de ambos retratosson prácticamente idénticas,como se ve en la comparaciónque se muestra acontinuación.

1815-1816 1825

Este retrato, realizadopor Antonio Salas en1826, nos muestra aBolívar a la edad de 43años, cuando emprendíael viaje a Venezuelapara conjurar la rebelióndel general Páez.Al mismo tiempo, elvicepresidenteSantander y suspartidarios sembraban ladesconfianza sobre lasverdaderas intencionesde Bolívar.

Un dato muy importante sobre esteretrato fechado por Gil de Castro en1827, es la opinión del propioBolívar. En la dedicatoria de estacopia, el Libertador escribió:”Al Señor General Sir RobertWilson:Retrato mío hecho en Lima con lamás grande exactitud y semejanza.BOLIVAR”.(Copia existente en la Biblioteca delCongreso, USA. Sir Robert Wilsonera el padre de uno de los más fielesedecanes de Bolívar)

Bolívar llegó a Caracas acomienzos de 1827 y fueretratado de este modopor el pintor Juan Lovera.El Libertador logróapagar el fuego queamenazaba la integridadde la nación, pero lasconcesiones hechas aPáez enfurecieron alvicepresidente Santandery sus partidarios.A partir de ese momentoquedó sellada la muertede la Gran Colombia.

En un esfuerzo supremopor lograr una soluciónconstitucional a la crisis,Bolívar logra un acuerdocon Santander paraconvocar la GranConvención de Ocaña(1828), a fin de reunir a lanación bajo una nueva leyfundamental.Aquí, la imagen delLibertador en 1828, talcomo fue retratada por unpintor anónimo.

En el curso de pocassemanas, la salud deBolívar se deterioradramáticamente. Suministro Restrepo dice:”no ha cumplido cuarentay cinco años y parece quetuviera sesenta”.Aquí, retratado porFrancois Desiré Roulinen febrero de 1828,vísperas de la GranConvención de Ocaña.

Entre abril y junio de1828 se realiza la GranConvención de Ocaña,sin que se logre llegar aningún acuerdo. Alquedar en minoría, lospartidarios de Bolívar seretiran de las sesiones yla Convención quedadisuelta.Bolívar es obligado aasumir la dictadura porpronunciamientoscívico-militares. Lasprovincias del sur sedeclaran en rebelión.

Miniatura (arriba) yretrato al óleo (derecha)realizados por JoséMaría Espinosa en 1828,durante la estancia deBolívar en Bucaramangaen los días de la GranConvención de Ocaña.

1828, septiembre 2,Bogotá: Pintado por JoséMaría Espinosa. Bolívarobsequió este retrato alcoronel Juan MaríaGómez, quien llegaríamás tarde a ser general,notable diplomático yEncargado del PoderEjecutivo.Fue publicado porprimera vez por FernandoGonzález en su libro MiSimón Bolívar.Agradezco a GustavoRetrepo, director de”Otraparte”, el envío deeste retrato.

En Venezuela se producen centenares de pronunciamientoscontra el poder bolivariano.En la Nueva Granada se conspira febrilmente. Los másaudaces partidarios de Santander preparan el asesinato deBolívar.Los generales del sur se encuentran en rebelión.Perú amenaza con la guerra.Panamá inicia preparativos para separarse de Colombia.El 25 de septiembre de 1828, un grupo de conspiradoresasalta el Palacio presidencial e intenta asesinar a Bolívar,quien se salva gracias a la iniciativa y el valor de sucompañera, Manuela Sáenz.

Pocos días antes delatentado, el pintorJosé María Espinosahabía hecho estedibujo al carbón, en elpropio despacho delLibertador Presidente.Bolívar prometió aEspinosa que loenviaría a estudiarartes a Europa, peroel atentado frustróesas intenciones.

La noche del atentado,Bolívar permanecióoculto durante variashoras, bajo un puente,en el terrible fríobogotano.Los efectos sobre susalud (en especial suspulmones) fueronfatales. Aquí lo vemosretratado por JoséMaría Espinosa, pocosdías después de esanoche dramática.

Sexto período:1829-1830

1829, probablemente acomienzos. Bogotá.Dibujante, José MaríaEspinosa. Bajo elretrato, este texto: "Suexcelencia en traje depaisano. Perfil".Bolívar vistió de civilcon mucha frecuenciadespués del atentadodel 25 de septiembre de1828.Del archivo personal deManuela Sáenz.

1829: En Guayaquil,después de ungravísimo ataque debilis, probablementeuna hepatitis aguda.En segundo plano, suprimer edecán, DanielFlorencio O’Leary.Óleo. Pintado porAntonio Salas, porencargo del generalJuan José Flóres,primer presidente delEcuador.

1829: Quito.Óleo de AntonioSalas.Después de lagravísimaenfermedad deBolívar enGuayaquil.

1829, Bogotá. Dibujante:José María Espinosa. Alpie del retrato, elsiguiente texto:Su excelencia con elrostro desencajadodespués de un ataque debilis y tos. Me dijo: JoséMa. ”El verdaderohombre siempre loencontrarás en el almade un moribundo".Del archivo personal deManuela Sáenz.

1829, Bogotá. Dibujante: JoséMaría Espinosa.Está incluído en un mensajeque dice:"A doña Manuela Sáenz: Suexcelencia recuperadodespués de un ataque de bilisruega a usted un poco de sucompañía".Como se sabe, Manuelita novivía con el Libertador, quienle enviaba mensajes como estecuando deseaba encontrarsecon ella.Del archivo personal deManuela Sáenz.

1829:Convaleciente.Miniatura sobremarfil. Pintadopor PíoDomínguez. Aldorso tiene unainscripción:"Pintado en el 1de marzo de 1829por P.D. copiadode la mismapersona delGeneral SimónBolívar".

1830: Bogotá. Óleo deJosé María Espinosa. Unade las muchas varianteshechas por este artista acomienzos de 1830. Todasfueron conocidas yaprobadas por Bolívar.El Bolívar de pie, con losbrazos cruzados ymirando de soslayo alpintor, fue la posturacaracterística escogida porJosé María Espinosa paralos óleos realizados desdefines de 1828.

Reducido a la impotenciapolítica por el proceso deingobernabilidad, yresuelto a hacer loimposible para salvar a lanación de la anarquía,Bolívar convoca elcongreso y le entrega elmando al iniciarse el añode 1830.Anónimo, atribuido a Meucci(A partir de un boceto deEspinosa)Óleo sobre telaBogotá, 1830Museo Bolivariano, Caracas

La dictadura bolivariana cayó como resultado de lo que hoyllamaríamos ”un proceso de ingobernabilidad”. Loshechos fundamentales de ese proceso fueron:1. La rebelión militar en el sur. Se hizo una paz inestable acosta de grandes concesiones.2. La desobediencia civil en Venezuela y Nueva Granada.Pronunciamientos populares contra Bolívar.3. La guerra civil. Alzamiento del general Córdova enAntioquia y de otros jefes en Panamá, Cauca y Tolima.4. La división del gobierno en varias facciones:Monárquicos, Vitalicios, Constitucionales.5. La pésima salud de Bolívar, que fue empeorando agrandes pasos.6. La indisciplina militar. Actos arbitrarios que socavaron laautoridad del gobierno.

1830: Bogotá.Después de surenuncia al poder.José MaríaEspinosa, acuarelasobre cartulina.

1830: Bogotá. Boceto deJosé María Espinosa. Entrefines de 1829 y comienzosde 1830, Espinosa hizonumerosos bocetos comoeste, registrando el crecientedeterioro de la salud delLibertador.El artista envió este bocetoa Manuela Sáenz, quien loconservó en su archivopersonal hasta su muerte.

1830: Bogotá.Después de surenuncia al poder.Vísperas de su viaje aCartagena.El pintor José MaríaEspinosa revisó esteretrato y lo restauróen 1840.

1830: Bogotá.Poco antes de partirhacia Cartagena, en elperegrinaje que lollevará a la muerte.Óleo (detalle).Aunque el autor no hasido identificado, sereconocen lascaracterísticas propiasdel estilo deJosé María Espinosa

José María EspinosaCarboncillo sobre papel0,20 x 0,281830Colección Sylvia BoultonCaracas1830: Bogotá.Poco antes de iniciarse elviaje final de Bolívar aCartagena.

1830: Bogotá.Vísperas de supartida a Cartagena.Dibujo alcarboncillo.José María Espinosa

A pesar de su renuncia, lacampaña de odio no cesa.Venezuela exige que se leexpulse del país. Lasfacciones ”liberales”amenazan con asesinarlosi permanece en elterritorio nacional.En mayo de 1830 Bolívaremprende al viaje hacia elexilio, ridiculizado porpasquines, caricaturas ypanfletos calumniosos.

1830, julio: Cartagena.Óleo de Antonio Meucci(detalle). En la imagensiguiente, completo, ensepia.Los testimonios decontemporáneosdescriben elalargamiento del rostro yel creciente prognatismo.La mandíbula inferior sehace más ancha ypronunciada.

1830, julio: CartagenaÓleo de Antonio Meucci(fotografía en sepia).Meucci se carateriza porsuavizar las facciones deBolívar, haciendodesaparecer las arrugas yeliminando todas las señalesde deterioro físico que sontan fielmente mostradas porlos dibujos, bocetos y óleosde José María Espinosa. Loimportante de este retrato yde todos los que hizo Meuccien 1830, es que quedadocumentado el aumento degrosor del mentón y elnotable alargamiento delrostro.

1830, ca.fines dejulio:Cartagena.Pintor:Antonio Meucci

1830, probablementefines de julio:Cartagena.Antonio Meucci.Detalle del óleoanterior.Es un retrato único enla iconografíabolivariana, por lasonrisa del Libertador.

Antonio MeucciMiniatura sobre marfilCartagena, agosto de 18300,075 x 0,09Colección Carmen Aida Zuluaga,CaracasAlgunos autores hanafirmado que este es elúltimo retrato que se hizo alLibertador, del natural.Veremos que no es así.Para estas fechas, Bolívar haperdido mucho peso y sufrevarias caídas y desmayos. Yacasi no puede mantenerse enpie.

1830, agosto: Cartagena.Óleo de Antonio Meucci.Según Juan B. Pérez ySoto, este sería el últimoretrato que se hizo deBolívar, del natural, lo queno es correcto. Publicadopor la Revista Ilustrada,número 3, 4 de agosto de1898.Obsérvese el extremoalargamiento del rostro yel ensanchamiento de lamandíbula inferior.

1830, agosto, Cartagena:Antonio Meucci.Miniatura sobre marfil.Belford Hinton Wilson,edecán de Bolívar, escribió:”Esta es la mejor y la únicabuena interpretación quejamás haya yo visto delGeneral Simón Bolívar y asíha sido reconocido por elGeneral y por el CoronelIbarra, sus edecanes, comotambién por el señor JoséRafael Revenga y por todoslos compañeros del GeneralBolívar, sus oficiales yamigos, a quienes la hemostrado”.

En Cartagena, su saludempeora sensiblemente ydebe buscar reposo en lahacienda de San PedroAlejandrino, cerca deSanta Marta. Allí,abrumado de amargura,espera la muerte, asistidopor el doctor AlejandroPróspero Réverend.José María EspinosaAcuarela sobre cartulina1830Quinta de Bolívar, Bogotá

Este retrato, hasta ahora noincluído en ningunaiconografía bolivariana, debeser el último que se le hizo envida. Lo he encontrado en elarchivo personal de ManuelaSáenz, quien lo guardó comoreliquia hasta su muerte. Estáfechado en diciembre 10 de1830. José María Espinosa lofechó en Santa Marta, pero esevidente que lo realizó en SanPedro Alejandrino.José María Espinosa escribiódebajo del boceto: "Se reflejaen el noble rostro de suexcelencia una gravepreocupación por su salud.Solo él sabe cuánto sufre.Santa Martha XII-10-/30".

1830, 17 de diciembre, San Pedro Alejandrino. Impresionante dibujo de Bolívarmuerto, hecho por Luis Peru de Lacroix. Abajo, el texto: "... Sus facciones expresabanperfecta serenidad, ningún dolor o seña de padecimiento se reflejaba en su noblerostro". Rúbrica de Peru de Lacroix.Del archivo personal de Manuela Sáenz.

Además de losnumerososretratos que sehicieron delLibertadordurante suvida, sepublicaronmiles dedibujos ypinturasalegóricas quetestimonian elfervorosoculto de quefue objeto.

En muchas de esasalegorías se lerepresentaba comoel héroe elegidopor la DivinaProvidencia paraemancipar a lospueblosamericanos yestablecer lahermandad entrecriollos, mestizose indios.

En 1842 fueron repatriados a Venezuela los restos de Bolívar, en actos solemnes quealcanzaron dimensiones de apoteosis. Fue el fin de la reacción antibolivariana.

Desde entonces han crecido los dos cultos al Libertador: el culto oficial y el culto popular.El pueblo raso erige altares en los que conviven la Virgen María, Jesús, los caciquesrebeldes de las épocas de la conquista y la colonia y Simón Bolívar.

Los artistas y artesanos populares dedican sus obras al Libertador.

Add a comment

Related presentations

Related pages

Simón Bolívar – Wikipedia

Simon Bolivar und die „Vereinigten Staaten von Südamerika“. Radiosendung des BR vom 29. Oktober 1994. Comics. Simon Bolivar. Südamerika ...
Read more

Bolívar – Wikipedia

Bolívar oder Bolivar steht für: Venezolanischer Bolívar, die Währung von Venezuela bis 2007; Bolívar Fuerte, die Währung von Venezuela seit 2008
Read more

Simon Bolivar gegen Spanien - WAS IST WAS

Simon Bolivar gegen Spanien Am 24. 6. 1821 besiegte Simón Bolívar die Spanier und leitete damit das Ende der iberischen Vorherrschaft in Südamerika ein.
Read more

Bolivar Zigarren Bewertungen | Versandkostenfrei ab 49€

Bewertung: 4.5 92 Bewertungen von 20 Bolivar Zigarren Versandkostenfrei 24h Express ab 49€ Kistenrabatt Einzelverkauf Rezensionen ...
Read more

Simón Bolívar - Wikipedia

Bolivar: American Liberator. New York: Simon & Schuster, 2013. Bushnell, David. The Liberator, Simón Bolívar. New York: Alfred A. Knopf, 1970.
Read more

Bolivar « Zigarren Kuba - Starkezigarren | Zigarren Shop

sofort verfügbar; Variationen in: Verpackungseinheit. auf die Vergleichsliste; auf den Wunschzettel; Simon Bolivar Tubos No. 2 Zigarren fallen ...
Read more

Venezuelan bolívar - Wikipedia

In September 2014, the currency black market rate for the Bolivar Fuerte reached 100 VEF/USD; on 25 February 2015, it went over 200 VEF/USD.
Read more

Bolivar Zigarre - Zigarren aus Kuba | Cigarworld.de

Zigarren von Bolívar gehören zu den stärksten und aromatischsten aller Habanos. Jetzt bei Cigarworld bequem online bestellen & top Qualität genießen!
Read more

Simon Bolivar | Venezuelan soldier and statesman ...

The son of a Venezuelan aristocrat of Spanish descent, Bolívar was born to wealth and position. His father died when the boy was three years old, and his ...
Read more

Bolivar - definition of bolivar by The Free Dictionary

Back in 1973, the Bolivar High School was making its annual Senior Class trip to Washington DC.
Read more