Bibliotecas, bibliotecarios �y otros submundos. Frases y citas sobre bibliotecas, libros y bibliotecarios

43 %
57 %
Information about Bibliotecas, bibliotecarios �y otros submundos. Frases y citas sobre...

Published on October 27, 2016

Author: jalonsoarevalo

Source: slideshare.net

1. Bibliotecas, bibliotecarios y otros submundos Julio Alonso Arévalo

2. Frases y citas sobre bibliotecas, libros y bibliotecarios

3. Irás naciendo poco a poco, día a día. Como todas las cosas que hablan hondo, será tu palabra sencilla. José Hierro “El Libro”

4. “Qué cosa más sorprendente es un libro. Es un objeto plano, hecho de un árbol, con partes flexibles en las que están impresos montones de curiosos garabatos. Pero, cuando se empieza a leer, se entra en la mente de otra persona; tal vez de alguien que ha muerto hace miles de años. A través del Tiempo, un autor habla clara y silenciosamente dirigiéndose a nosotros y entrando en nuestra mente. La escritura es, tal vez, el más grande de los inventos humanos. Une a personas que no se conocen entre sí. Personajes de libros de épocas lejanas rompen la cadena del Tiempo. Un libro es la prueba de que los hombres son capaces de hacer que la magia funcione” Carl Sagan (1934 – 1996), astrónomo y divulgador científico estadounidense

5. “Hay quienes no pueden imaginar un mundo sin pájaros; hay quienes no pueden imaginar un mundo sin agua; en lo que a mí se refiere, soy incapaz de imaginar un mundo sin libros” Jorge Luis Borges

6. “¡Libros! ¡Libros! Hace aquí una palabra mágica que equivale a decir: ‘amor, amor’, y que debían los pueblos pedir como piden pan o como anhelan la lluvia para sus sementeras. Fragmento del discurso de Federico García Lorca en la inauguración de la biblioteca de su pueblo, Fuentevaqueros (septiembre de 1931).

7. …Yo tomo la palabra y la recorro como si fuera sólo forma humana, me embelesan sus líneas y navego en cada resonancia del idioma…” Pablo Neruda (Chile, 1904 -1973)

8. (…) Mas un libro debe ser cosa viva, y su lectura revelación maravillada tras de la cual quien leyó ya no es el mismo, o lo es más de como antes lo era. De no ser así el libro, para poco sirve su conocimiento, pues el saber ocupa lugar, tanto que puede desplazar a la inteligencia, como esta biblioteca al campo que antes aquí había. Luis Cernuda

9. “Les contaré un secreto: no leemos y escribimos poesía porque es bonita. Leemos y escribimos poesía porque pertenecemos a la raza humana; y la raza humana está llena de pasión. La medicina, el derecho, el comercio, la ingeniería… son carreras nobles y necesarias para dignificar la vida humana. Pero la poesía, la belleza, el romanticismo, el amor son cosas que nos mantienen vivos”. “El Club de los Poetas Muertos”

10. “En las tardes lluviosas, cuando se levantaba el mal tiempo, Old House se llenaba de visitantes extraviados y desconsolados. Christine, que decía que ponían la tienda perdida de arena, era implacable con ellos, y les exigía que decidieran qué querían comprar. —Hojear libros es parte de la tradición de una librería —le dijo Florence—. Debes dejar que se queden y toquen los libros.” Fitzgerald, Penelope. La librería

11. “Los libros como reos, arrestados, contra la pared. De espaldas a la gente. En fila, apretujados, sin poder estirarse, en silencio mudo. Ardieron montones de libros. Bibliotecas enteras. Las mejores. Las de los ateneos. La de Germinal. La de Casares Quiroga. En la Dársena y en la plaza de María Pita. Muchos libros acarrearon para quemar. Las hogueras ardieron durante dos días entero. Eso fue en verano. El mes de agosto. El 19 de agosto. Hay cosas que no se olvidan. Estaba el suelo cubierto de cenizas, pero también había unos cuantos a medio quemar.” Manuel Rivas. Los Libros aren mal.

12. “Y en ese momento cierra los ojos y aprieta muy fuerte los libros. Sabe lo que ha sabido desde el principio: que no va a hacerlo. Ella es la bibliotecaria del 31. No va a fallarle a Fredy Hirsch porque ella misma le pidió, casi le exigió, que confiara en ella. Y él lo hizo, le mostró los ocho ejemplares clandestinos y le dijo: «Ésta es tu biblioteca.” Iturbe, Antonio G. La bibliotecaria de Auschwitz. «abrir un libro es como subirte a un tren que te lleva de vacaciones».

13. “Se llama Pilar Sanchez y la conoció seis meses atrás en un parque, un encuentro puramente casual a última hora de la tarde de un día de mediados de mayo, el encuentro más inverosímil que quepa imaginar. Ella sentada en el césped, leyendo un libro, y él también sobre la hierba con otro libro en la mano, que por casualidad era el mismo que ella tenía, en la misma edición de bolsillo, con idéntica portada, El gran Gatsby. Se volvió y, en aquella primera y fatal visión, mientras ella le sonreía allí sentada señalando el título de su libro él calculó que aún no había cumplido los dieciséis, sólo una niña, en realidad, y de poca estatura además, una adolescente menuda que llevaba vaqueros muy cortos y ajustados, sandalias y una brevísima camiseta, el mismo atuendo de cualquier otra chica medianamente atractiva de la parte baja de aquella Florida destellante de sol. Paul Auster. Sunset Park

14. “Amorós cuenta que hubo temporadas en las que leyó hasta setenta libros, tantos como corridas toreó, y que en una ocasión “el mozo de espadas fue a vestirlo para torear, le dijo que no iba a hacerlo porque necesitaba acabar una novela de Anatole France, y así lo hizo… No era una pose sino la expresión de una profunda inquietud personal.” Manuel Chcaves Nogales “Juan Belmonte, matador de toros”

15. “Lo único que le diferencia del librero habitual es que no tiene prejuicios morales en cuanto al contenido de los libros que vende, lo que le convierte en un oportunista que no se esconde. Un vendedor de libros eróticos con experiencia nunca fija por adelantado el precio de las obras. Tiene que fiarse de su intuición para captar la personalidad del cliente, hacerse una idea de los medios que dispone y sólo después de haber llevado a cabo este breve examen psicológico puede determinar el valor de un artículo en un momento dado.” Memorias de un librero pornógrafo – Armand Coppens

16. “Lo bueno de robar libros -y no cajas fuertes- es que uno puede examinar con detenimiento su contenido antes de perpetrar el delito.” Roberto Bolaño

17. Desparrama tus libros por toda la casa, porque no nacieron para estar encerrados, desparrámalos como semillas para que germinen con una mirada . Guillermo Decurgez “Semillas”,

18. “Encontré un perro abandonado en las escaleras de la biblioteca …. tenía que ponerle un nombre que pudieran aceptar ellos tres. Si no podía dar con un nombre que superara el de Wakame, no tenía derecho a llevarme al perro, ni tampoco aprobaría el ingreso en la universidad. El animal estaba envuelto en una toalla. Un nombre que le fuera bien y que resultara pegadizo e impactante. Su cuerpo estaba cubierto de pelo corto, marrón y ensortijado. Era pequeño. Extremadamente pequeño. —¡Ya está! —exclamé—. Estaba en una biblioteca, así que se llamará Book” Kou Nakamura. Cosas por las que llorar cien veces

19. 12 razones por las que regalar un libro

20. “Las bibliotecas son medicina para el alma”. Inscripción en la Biblioteca de Tebas

21. “La biblioteca está rodeada de un halo de silencio y oscuridad: es una reserva de saber, pero solo puede preservar ese saber impidiendo que llegue a cualquiera… Ese saber no es como la moneda, que se mantiene físicamente intacta incluso a través de los intercambios más infames; se parece más bien a un traje de gran hermosura, que el uso y la ostentación van desgastando.” Umberto Eco El nombre de la rosa

22. La Biblioteca de Babel (Borges) El universo (que otros llaman la Biblioteca) se componte de un número indefinido, y tal vez infinito, de galerías hexagonales, con vastos pozos de ventilación en el medio, cercados por barandas bajísimas. Desde cualquier hexágono se ven los pisos inferiores y superiores: interminablemente. La distribución de las galerías es invariable.. La luz que emiten es insuficiente, incesante….

23. “El destino de muchos hombres depende de haber tenido o no una biblioteca en su casa paterna” Edmondo de Amicis

24. “Las bibliotecas son la única institución de América que usted no debería de timar” Bárbara Kingsolver. novelista

25. “Cuando creces, hay dos instituciones que te afectan especialmente: la Iglesia, que pertenece a Dios, y la biblioteca, que te pertenece a ti. La biblioteca pública es enormemente igualitaria.” Keith Richards. guitarrista de The Rolling Stones

26. “Mis dos cosas favoritas en esta vida son las bibliotecas y las bicicletas. Ambas hacen avanzar a la gente sin gasto alguno. Un día perfecto: cuando voy en bici a la biblioteca”. Peter Golkin, bibliotecario, Arlington Public Library.

27. “En la biblioteca pública… yo leo, trabajo, escribo alguna postal, gustosamente solo y a la vez acompañado, mecido por el rumor cauteloso de la gente” Antonio Muñoz Molina

28. Desde pequeño, yo siempre he matado las horas en las salas de lectura de las bibliotecas. No son muchos los sitios adonde puede ir un niño pequeño que no quiera volver a su casa. No le está permitido entrar en las cafeterías, tampoco en los cines. Únicamente le quedan las bibliotecas. No hay que pagar entrada y, aunque vaya solo, no le dicen nada. Allí puede sentarse y leer todos los libros que quiera. Haruki Murakami. “Kafka en la orilla.” Tusquets, 2006

29. “Las siete menos diez. Pensé bruscamente que la biblioteca cerraba a las siete. Otra vez me vería arrojado a la ciudad. ¿A dónde iba a ir? ¿Qué haría?” Antoine Roquentin en “La náusea” de Jean-Paul Sartre

30. “Una biblioteca en medio de una comunidad es un cruce entre una salida de emergencia, una balsa y un festival. Son catedrales de la mente; hospitales del alma; parques temáticos de la imaginación. En una fría isla, son las lluvias, son los únicos espacios públicos protegidos donde usted no es un consumidor, sino un ciudadano en su lugar. Un ser humano con un cerebro y un corazón y un deseo de ser elevado”. Caitlin Moran “Libraries: Cathedrals of Our Souls“

31. “Cada uno de nosotros sigue perdiendo algo muy preciado. Oportunidades importantes, posibilidades, sentimientos que no podrán recuperarse jamás. Esto es parte de lo que significa estar vivo. Pero dentro de nuestra cabeza, porque creo que es ahí donde debe de estar, hay un pequeño cuarto donde vamos dejando todo esto en forma de recuerdos. Seguro que es algo parecido a las estanterías de esta biblioteca. Y nosotros, para localizar dónde se esconde algo de nuestro corazón, tenemos que ir haciendo siempre fichas catalográficas. Hay que limpiar, ventilar la habitación, cambiar el agua de los jarrones de flores. Dicho de otro modo, tú deberás vivir hasta el fin de tus días en tu propia biblioteca” Haruki Murakami. “Kafka en la orilla.” Tusquets, 2006

32. Mi casa estaba dentro del recinto de una biblioteca municipal. Desconozco en qué circunstancias mi familia había empezado a vivir allí. Dejando aparte la excentricidad de mi padre, seguro que algo tuvo que ver el hecho de que mi madre trabajara en la biblioteca.En el punto más cercano, mi casa distaba de la biblioteca unos escasos tres metros. Por lo tanto, desde la ventana de mi habitación, en el primer piso, podía leer el libro que estaba leyendo la persona sentada junto a la ventana. Kyoichi Katayama. “Un grito de amor desde el centro del mundo”

33. “Encontraba refugio en las bibliotecas, a esos sitios no iba nunca la gente de Zola, estaba seguro. Y Eivind y Kaj le habían dicho que si solo se sentaba a leer en las salas de lectura sin pedir ningún libro prestado, no tenía que enseñar ningún documento de identidad. Era perfecto. El efecto Marcus: El chico de la biblioteca

34. «Mi patria es mi hijo y mi biblioteca». Roberto Bolaño

35. “El ambiente de las bibliotecas, aulas y laboratorios es peligroso para los que se encierran en ellos demasiado tiempo. Porque los separa de la realidad como una niebla.” Alexis Carrel. Biólogo, médico, investigador científico, eugenista y escritor francés

36. “El libro es una criatura frágil, se desgasta con el tiempo, teme a los roedores, resiste mal la intemperie y sufre cuando cae en manos inexpertas… Por lo tanto el bibliotecario los defiende no solo de los hombres sino también de la naturaleza, y consagra su vida contra las fuerzas del olvido, que es enemigo de la verdad.” Umberto Eco El nombre de la rosa

37. "Por otra parte, tendrá el bibliotecario del porvenir que dirigir al lector no especializado por la selva selvaggia de los libros y ser el médico, el higienista de sus lecturas. ... En suma, señores, que a mi juicio la misión del bibliotecario habrá de ser, no como hasta aquí, la simple administración de la cosa libro, sino el ajuste, la mise au point de la función vital que es el libro.“ José Ortega i Gasset “La misión del bibliotecario 1935

38. Te hacen una prueba antes de contratarte. La bibliotecaria titular te entrega un montón de fichas, unas ochenta o cien, quizás, cada una con el título de un libro, el nombre del autor, el año de publicación, y un número del sistema de clasificación decimal de Dewey que indica el estante y lugar en donde debe colocarse. La bibliotecaria es una mujer ceñuda de unos sesenta años, una tal señorita Greer, y ya parece recelar de ti, decidida a no transigir un ápice. Paul Auster. Invisible

39. “La mujer joven les invitó a entrar con un movimiento de sus manos, Camilo la observó un instante, curioso, era morena, con el pelo largo y un poco enmarañado, de ojos marrones como la miel y el otoño. Sus labios sonrosados, casi siempre sonrientes, dejaban al descubierto unos dientes muy blancos a los que unos brackerts habían hecho prisioneros, les pareció linda, muy linda.” Alfredo Goméz Cerda. “Barro de Medellín“

40. “¿Cómo ordenar este universo? La historia de las llamadas librerías y de su catalogación lo demuestra: la biblioteca es un laberinto arbitrario en el que el usuario debe rescatar cada libro de la categoría a la que ha sido condenado durante su catalogación.” Alberto Manguel

41. “Todas las mujeres de mi vida han sido profesoras, bibliotecarias y libreras” Ray Bradbury

42. Las bibliotecas públicas capacitan a los ciudadanos de todas las edades para desarrollar y crear las habilidades, y poder disponer del conocimiento y las ideas que necesitan para participar plenamente y de forma independiente en la sociedad. Libraries Change Lives

43. “La información es una cosa bastante intangible, no es posible verla, oírla o sentirla. Estamos informados acerca de una materia si nuestro estado de conocimiento de aquélla se transforma de alguna manera” F.W. Lancaster. In memorian (+Illinois, Estados Unidos, 25 de agosto de 2013)

44. “Internet es extremadamente valiosa si se sabe lo que se está buscando, si se tiene una especie de marco de referencia…. Si no se sabe lo que se está buscando, si no se tiene idea de lo que es relevante, siempre, desde luego, con la condición de estar dispuestos a cuestionarse esta idea, si parece ir en la dirección equivocada, si no se tiene eso, explorar en Internet es solo tomar al azar, hechos no verificables que no significan nada” Noam Chomsky

45. El Lector de Tabaqueria: Patrimonio Intangible de la Humanidad Es una tradición que si los trabajadores quedan satisfechos con la labor del lector de tabaquería suenen contra las mesas a manera de aplauso sus chavetas (cuchillas planas de metal con las que cortan la hoja del tabaco), pero si están insatisfechos, entonces tirarán al suelo dicha herramienta. La del lector de tabaquería es una labor que entretiene y eleva el nivel cultural de quienes lo escuchan día a día. A través de una voz con rostro conocido ellos están al tanto de las últimas noticias nacionales o internacionales y lo mejor de la literatura universal y cubana.

46. Es sabido que, en nuestros tiempos y en nuestra cultura, el problema no está en la cantidad de información, sino en su calidad. La opinión, que no el conocimiento, se ha «democratizado». Cualquiera puede manifestarse, cualquiera puede copiar a cualquiera y manifestarse a su vez. Internet, una verdadera revolución social llena de logros y altruismos, es también una biblioteca infinita sin bibliotecario en la que las verdades y las mentiras se difunden sin más canon que el número de visitas, sin más éxito que el número de veces que algo se repite, haciendo que el valor de la información resida en su volumen y no en su contenido. La nuestra es una «sociedad informada», una sociedad perfectamente informada de todas las necedades, perfectamente instruida en historias de platillos volantes y rayos orgásmicos. Valerie Tarso “Antimanual de sexo”

47. El 20% de los bibliotecarios ha practicado sexo en la biblioteca Unos datos cuando menos curiosos recogidos del Blog “Comunicación Cultural” de Dosdoce.comque rompen con algunos mitos clásicos de la imagen de los bibliotecarios. Sexo en las bibliotecas http://www.comunicacion- cultural.com/2010/05/03/sexo-en-las-bibliotecas/

48. https://universoabierto.com/tag/pretextos/

49. Julio Alonso-Arévalo Universidad de Salamanca. Facultad de Traducción y Documentación - C / Francisco Vitoria 6-16 37008 Salamanca Tno.923.29.45.80 . Ext 3150 alar@usal.es

Add a comment