Análisis crítico de Madame Bovary.

55 %
45 %
Information about Análisis crítico de Madame Bovary.
Education

Published on July 23, 2014

Author: Palolugoncla

Source: slideshare.net

Description

Análisis crítico de la novela Madame Bovary, de Gustave Flaubert, según los criterios de apreciación estética de obras literarias de Roman Ingarden.

Universidad de Talca Magíster en Enseñanza de Artes Visuales y Literatura Primer Semestre 2014 Estética General Docente: Dr. Claudio Cortéz ANÁLISIS CRÍTICO DE “MADAME BOBARY”, DE GUSTAVE FLAUBERT, SEGÚN LOS CRITERIOS DE APRECIACIÓN ESTÉTICA DE OBRAS LITERARIAS DE ROMAN INGARDEN Claudia Carrasco Barros Talca, 21 de junio de 2014

ANÁLISIS CRÍTICO DE “MADAME BOBARY”, DE GUSTAVE FLAUBERT, SEGÚN LOS CRITERIOS DE APRECIACIÓN ESTÉTICA DE OBRAS LITERARIAS DE ROMAN INGARDEN Critical analysis of “Madame Bobary”, by Gustave Flaubert, according to Roman Ingarden aesthetics appreciation criteria of literary works Claudia Patricia Carrasco Barros(∗) RESUMEN La finalidad del presente análisis crítico, es explorar la controversial novela “Madame Bobary”, de Gustave Flaubert que deja en evidencia a la sociedad francesa del siglo XIX y la manera en que se presentan dentro de ella los elementos del enfoque fenomenológico de la obra de arte literaria según Roman Ingarden. Se analiza principalmente en qué medida se genera el realismo dentro de la obra y cómo mediante el transcurso de la historia, el autor abre paso a la concreción literaria y estética. Palabras clave: Obra literaria, tiempo, procesos, intuición, interacción, concreción. ABSTRACT The purpose of this critical analysis is to explore the controversial novel "Madame Bobary" by Gustave Flaubert, which gives evidence of the French society of the nineteenth century, and the way the elements of the phenomenological approach to literary works of art of Roman Ingarden.are presented on it. It is mainly analyzed how realism is generated within the work, and how throughout the story, the author gives the possibility to carry out the literary and aesthetic concretization. Keywords: ∗) Candidata a Magíster en Humanidades, Mención Literatura y Artes Visuales, Universidad de Talca (UTAL). Talca, Chile. Correo electrónico: Claudia.carrasco.barros@gmail.com

Literary work,time, processes, intuition, interaction, concretization. 1. INTRODUCCIÓN El presente análisis crítico tiene por finalidad, presentar los aspectos relevantes de la novela del Realismo “Madame Bovary” escrita por Gustave Flaubert, la cual provocó controversias en Francia cuando fue publicada en el año 1857. La historia narrada en la novela, se centra principalmente en la burguesía del siglo XIX, caracterizado por el triunfo de la razón, la ciencia y el respeto a la humanidad. Flaubert intenta reflejar el aburrimiento y la monotonía burguesa a través del adulterio, y la forma de pensar de la época. Todo esto ocurre tras el final de la Revolución Francesa (1789-1799). Flaubert, critica en su libro la influencia del romanticismo en las mujeres de su época, muestra que no todo es tan perfecto y romántico como se muestra en la literatura romántica. En Francia, el inicio del Romanticismo coincidió con las guerras napoleónicas a principios del siglo XIX. Sin embargo esta obra es Realista, y describe el comportamiento humano y su entorno, tal y como actúan y sucede en la realidad Una obra de arte debe ser investigada e interpretada, como una prolongación de la teoría fenomenológica. Es por ello, que al comienzo de este análisis se describirán las características lingüísticas y literarias de la obra, argumento de la misma, descripciones psicológicas de los personajes que interactúan en ella, opiniones argumentadas desarrollando la teoría de la concreción de la obra de arte, que en este caso es la novela de Flaubert, en donde el lector transforma la obra, como realidad empírica, en una realidad intencional tras el acto de la lectura. Finalmente, se presentará un análisis crítico según los criterios de apreciación estética de obras literarias según Roman Ingarden y conclusiones finales, considerando que las alusiones personales complementan toda obra.

2. CARACTERÍSTICAS LINGÜÍSTICAS Y LITERARIAS DE LA OBRA Se trata de una novela del escritor francés Gustave Flaubert1 , que a pesar de las controversias tras su publicación en el año 1857, es considerada como una de las mejores obras literarias de la historia, dando inicio a la narrativa moderna. Es por esta razón, que sin duda alguna “Madame Bovary”, la cual gira en torno al divorcio y el aburrimiento de la vida provinciana, representando de una u otra forma la realidad de la sociedad de alto rango de Francia a comienzos del siglo XIX. Dado esto, se establece como una de las novelas más importantes del Realismo2 . Las teorías sobre el realismo literario, que dominan durante el siglo XIX y gran parte del siglo XX, proponen que el texto literario constituye un reproductor fiel de la realidad externa o una instancia discursiva autónoma, en la que la realidad se produce a través del lenguaje. El realismo inmanente o formal, que surge a partir de las reflexiones del autor de Madame Bovary, plantea, por otra parte, que la realidad es construida por el lenguaje literario. La realidad deviene, desde esta perspectiva, en una ilusión a la que se arriba mediante un estilo que persigue, entre otros aspectos, la invisibilidad de la forma y la visibilidad del mundo narrado.3 La historia narrada en el libro transcurre en Francia, exactamente en las ciudades de Rouen, Tostes, Les Bertaux, Neufchátel y Yonville. En Relación a como se ha estructurado la historia, hay distinciones claras. La obra se divide en tres secciones. La primera de ellas, está a su vez compuesta de nueve capítulos que comienzan con la infancia de Charles Bovary, de sus estudios y cómo se casó con una mujer mayor que él, y empezó a trabajar como médico. Luego conoce a Emma que es hija de un paciente suyo, un campesino que ha educado a su hija en un colegio de monjas, con disciplina y 1 Gustave Flaubert, Estudió Derecho en París, volviendo después a Croisset, donde vivió como escritor independiente. Viajó por Oriente recogiendo material para algunas de sus novelas. Después de unas primeras obras de corte romántico, se convirtió en maestro del Realismo. 2 El Realismo busca representar lo que ocurre en el entorno; no le interesa manifestar acontecimientos fantásticos, sino la situación del hombre contemporáneo como él; es decir, explicar la realidad. 3 En palabras de Darío Villanueva: “El realismo inmanente y formal del que hablamos resulta, pues, de una construcción, y no de la trasposición cristalina de una alteridad que le sería preexistente” (2004: 75). Benito Pérez Galdós, en su “Prólogo” a La Regenta, establece la distancia irreductible entre los mundos de la ficción y de la “realidad” extratextual: “ciertamente, parece que nos ennoblecemos trasladándonos de este mundo al otro, de la realidad en que somos tan malos a la ficción en que valemos más que aquí, y véase por qué, cuando un cristiano tiene el hábito de pasar fácilmente a mejor vida, inventando personas y tejiendo sucesos a imagen de los de por acá, le cuesta no poco trabajo volver a este mundo” (1900: V)

como si fuera una niña burguesa. Charles se enamora de ella y cuando muere su mujer, decide pedir su mano al padre el cual acepta. La primera parte acaba cuando ya se han casado y se van de Tostes, estando Emma embarazada; la segunda sección consta de quince capítulos y comienza cuando se la pareja se marcha de Tostes. Emma Bovary ya se siente frustrada en su matrimonio: casándose no ha conseguido lo que quería puesto que se ha casado con un simple médico vulgar y sus aspiraciones son mayores. Decide que va a conseguir lo que se propuso y va a ser como las mujeres de las novelas románticas que leía, y conoce a un hombre, Rodolphe, el cual llega a ser su amante pero éste la abandona. En esta segunda parte, Emma ya tiene a su hija Berta, la cual es puesta en manos de una nodriza que se encarga de su cuidado, y Emma no tiene relación con ella, excepto en contadas ocasiones, que toman lugar principalmente en Yonville, mientras que la sección final se compone de once capítulos corresponde a la relación con su segundo amante, León, el cual termina abandonándola. Emma, frustrada y perseguida por sus acreedores por gastar más allá de sus posibilidades y por tanto, perseguida por sus deudas, decide quitarse la vida con arsénico. Los hechos, además de Yonville, también se desarrollan en Rouen. El estilo narrativo presente en “Madame Bovary”, se ajusta al tipo indirecto libre, debido a la presencia de distintas voces en el desarrollo de la historia. Los personajes tanto de sus reflexiones como por medio de sus propios diálogos, generan una narración de tanta importancia como los mismos aportes del narrador omnisciente que encarna Gustave Flaubert. No es tan sólo que la historia sea compartida en su relato por los diversos personajes, sino que además un solo hecho o situación son planteados por los distintos caracteres de la obra aportando más de un enfoque a un solo conflicto. A pesar de todos estos cambios de relator, no se genera bajo ninguna circunstancia confusión en el progreso de la historia, sino que por el contrario, el uso del estilo indirecto libre, en manos del autor, genera un clima interesante de seguir la lectura, al presenciar la riqueza que se genera en la escritura matizada por los distintos narradores.

Excepto el principio de la obra, que está escrito en primera persona, por un alumno de una escuela que describe la llegada de un nuevo alumno a clase, el resto de la novela está escrito en tercera persona. El narrador es omnisciente, porque sabe todo lo que ocurre y todos los pensamientos y sentimientos de sus personajes, y lo retrata desde fuera en tercera persona. El que exista un narrador que lo sepa todo, conociendo lo que ocurre, narrando de forma objetiva es un elemento característico de la novela realista. En cuanto al tipo de palabras y estilo en su modo de expresar los acontecimientos el narrador posee muchas facetas. Su característica general es ser muy descriptivo y observador, para dar a conocer lo que acontece y también para mostrar las cualidades de algún personaje. Además de ello, posee la exactitud, seriedad y minuciosidad para relatar ciertos acontecimientos en donde se requiere conocimientos específicos. Éste es el caso de la operación a Hyppolyte, en la que el narrador nombra y conoce perfectamente las partes del pie o cuando éste mismo relata los síntomas que se le producen a Madame Bovary por la ingestión de arsénico. Todo lo que sucede a la protagonista es lo mismo que acontecería si una persona hace lo mismo en la realidad. Esto demuestra, una objetividad absoluta por parte del narrador. Existe también un tipo de personaje para cada estrato social en la novela. El narrador se expresa mayoritariamente en forma formal, pero no sólo para gente que tenga una cultura superior, sino que el texto está escrito para gente de clase media, se ocupan palabras normales y cotidianas, pero exentas de vocabulario soez. El narrador utiliza algunos, flash back4 , en donde generalmente los personajes recuerdan de forma rápida algunas etapas de su pasado. Esto ocurre con Emma, cuando se ve en el convento o cuando recordaba su vida de soltera. Se da también con otros personajes como Charles, quien recuerda, tras la muerte de Emma, momentos en que compartía su existencia con ella. 4 Cabe decir que todos estos flash backs, son rápidos recuerdos de épocas felices de los personajes y que recuerdan con el anhelo de volver a vivirlos, ya que su existencia en el momento actual del transcurso de la historia era desdichada.

Además de los aspectos mencionados, no se pueden obviar los movimientos artísticos que a ratos se contraponen en esta obra. El romanticismo y el Realismo se ven enfrentados por Flaubert en más de un modo en “Madame Bovary”. Al comienzo, por ser considerada una obra perteneciente al Realismo que en su contenido y su sentido se abraza en diversas ocasiones del Romanticismo. 3. ARGUMENTO DE LA OBRA Es la historia de un joven que sin gustarle demasiado estudia medicina. Por darle el gusto a su madre, se casa con una mujer mayor que él pero que tiene dinero. Al poco tiempo, visita a un paciente y conoce a una joven de la cual se enamora perdidamente. Para su suerte, su esposa muere y es así como él, Carlos, se casa con la joven que conoció, sin saber que estaba desesperada por salir de la granja de su padre. Esa muchacha es Emma. Carlos es un médico rural algo simple, que después de un matrimonio sin mayores sobresaltos, es una persona apacible, que hace el bien, aunque sin demasiado entusiasmo, pero por su actual esposa hará lo que ella le pida. Emma, al principio del matrimonio se muestra feliz, pero poco a poco se dispara su fantasía romántica y entonces comienza a tener dudas respecto a su felicidad. Su imaginación la traslada a desear romances imposibles y a tomar decisiones arriesgadas. Con el paso del tiempo, Emma establece una amistad con León Dupuis, quien ejerce como abogado. Cuando él se va del pueblo, la mujer complementa su vida con Rodolfo Boulanger, quien es un hombre de mucho dinero y poder y hacia quien se siente atraída. Cuando Boulanger la deja, ella vuelve a su antigua relación con Dupuis. Finalmente, y atormentada por la idea de que su marido se enteraría de sus amoríos, Emma acaba con su vida.

4. DESCRIPCIONES PSICOLÓGICAS DE LOS PERSONAJES A lo largo de la obra, aparecen alrededor de veintitrés personajes, entre los cuales destacan principalmente: Emma Bovary, es hija de un campesino acomodado y esposa de un médico mediocre (Carlos). Es sensual, llena de sueños egoístas y vacíos, ve frustrados sus anhelos en medio de la vida provinciana que le toca presenciar. Cansada de su marido, se entrega a dos hombres, León Dupuis y Rodolfo Boulanger, quienes se adhieren a sus pensamientos vanidosos y egoístas. Acosada por las deudas, vergüenzas y harta de la vida, se suicida. Carlos Bovary, es el esposo de Emma. Se graduó como oficial de sanidad, se traslada a un pequeño pueblo de la Normandía, Tostes, donde ejerce. Allí se casa, primero con una mujer mayor que él, y luego con Emma. Ésta acaba por dominarlo y someterlo a sus propósitos. Carlos es inocente y limitado, se resigna con poco: considera a su esposa una diosa, sin darse cuenta que ella le es infiel. Es mediocre en su matrimonio y en lo laboral. En una oportunidad provoca la gangrena en la pierna de uno de sus pacientes, obligando a cortársela. Cuando Emma muere, descubre sus engaños. Finalmente muere solo y en completa ruina. Berta Bovary, es la única hija de Emma y Carlos, es rechazada constantemente por su madre, sólo se acerca a ella cuando tiene problemas con sus amantes. Rodolfo Bounlanger, cree en el libertinaje y no cree en el amor. Le gusta vivir su vida como le da la gana y no le importa lo que el otro piense. Siempre busca amores nuevos y no cree en el compromiso. Es un hombre muy atractivo que puede seducir a una mujer fácilmente. León Depuis, es un notario estudioso, serio, inteligente, tímido y apasionado. Él representa la juventud francesa de la época. En Yonville, conoce a Emma y simpatizan rápidamente, pues tienen gustos literarios afines. Sin que un romance se concrete, dejan de verse durante tres años.

Luego se reencuentran y viven un apasionado romance que termina mal cuando él la deja y decide casarse con una mujer a quien cataloga como “decente”. Homais, es un farmacéutico que vive en Yonville. Es petulante e ignorante, se siente con derecho a opinar sobre todo. Es el típico burgués del pueblo. Se cree anticlerical, pero es tan vulgar como el cura del pueblo. Es padre de tres hijos a los que quiere convertir en genios científicos. Los niños, en verdad, son sucios y maleducados. Es el indirecto responsable del suicidio de Emma, pues ella toma el veneno en el "laboratorio" del boticario. Homais paradójicamente, es quien siempre da las ideas que llevan a Emma a los brazos de sus amantes. Después de la muerte de ella, se convierte en autoridad local y el rey le impone la cruz de honor. Abate Bournisien, es el cura de Yonville. . Demuestra su incapacidad de consejero espiritual frente a las crisis de Emma Bovary. Frecuentemente vive en desacuerdo con el boticario, Homais. Pero juntos son de la misma forma: groseros e incultos. Flaubert los pone a dormir frente a frente en el velorio de Emma, igualándolos en su condición. Aunque aparecen de forma secundaria, no se puede dejar de mencionar a los padres de Carlos Bovary. Respecto a su madre, a quien también llamaban Madame, se atribuye la debilidad de su hijo, por haberlo sobreprotegido tanto. Es una mujer intrigante y detesta a Emma, su nuera Sin embargo, siempre estuvo para salvar de algunos apuros económicos a la pareja. Ella odia la literatura y culpa a las novelas, de los desórdenes que según ella sufre Emma. El padre de Carlos, no se parece en nada a su hijo, es borracho, mujeriego y perezoso. Es mantenido por su esposa, mientras él busca a conquistar jovencitas. Finalmente muere de un infarto. 5. OPINIÓN Y ANÁLISIS ARGUMENTADO, SEGÚN LOS CRITERIOS DE APRECIACIÓN ESTÉTICA DE OBRAS LITERARIAS DE ROMAN INGARDEN Hacer un análisis de la novela “Madame Bovary” se me hace a ratos complicado. No es debido a sus aspectos literarios, ni tampoco a que haya sido complejo atrapar su esencia. El punto es otro y radica en el hecho de intentar tomar distancia de la atmósfera en la que me vi anegada sin notarlo mayormente. He aquí la presencia de la realidad

ontológica, descrita por Roman Ingarden, ya que a pesar de lo descrito, logré atravesar la obra mediante el proceso de lectura de ella.5 Tras esto, sin dejar de lado el vahído que me envolvió la historia, de la precisión narrativa de la cual fui testigo, siento que al analizarla de manera más pragmática, no sería necesario dejar de lado las sensaciones de mi primera lectura, la que sin duda realicé desprovista de cualquier tipo de argumento o juicio literario. Tomando lo anterior, aparece la ilusión realista de la obra, cuyo resultado procede de la interacción entre la estructura del texto literario y sus potenciales lectores. Todo texto literario existe, por lo tanto, en un plano de virtualidad, ya que sólo logra convertirse en obra estética a partir del acto de lectura. Uno de los signos distintivos del texto literario, según Roman Ingarden, es su condición de realidad lingüística inacabada, es decir, el texto exige una complementación cooperativa intensa e inagotable de parte del lector. 6 Para Ingarden, la obra de arte literaria es compleja, pues depende de la estratificación del objeto, la existencia de las intencionalidades del autor y espectador como actos idénticos. Por ello, es necesario aclarar que para él la obra de arte literaria, tiene cuatro estratos: el primero hace alusión al sonido verbal, estrato fónico, cuasi físico; el segundo se refiere a lo verbal y significado de oraciones, llamado estrato semántico o unidades de sentido; el tercero alude a los objetos proyectados por los estados de las cosas, los correlatos intencionales de las oraciones y por último, está el estrato del aspecto sobre los que el objeto aparece en la obra. Para lograr un análisis completo de la obra literaria Madame Bovary, fue necesario utilizar cada uno de los estratos antes mencionados. Al comienzo, resultó necesario hacer uso del primero, el estrato fonético, considerándose el más importante debido a que es mediante él, que podemos analizar las palabras y los sonidos verbales. En este estrato, Ingarden pretende mostrar que un sonido verbal sólo se puede construir en el 5 Tras comenzar el proceso lector, pude atravesar la obra, mimetizándome con lo que transcurre en la historia, comprendiendo cada personalidad de los diversos personajes que se presentaron, logrando decodificar la obra de arte, en este caso la novela, sin alterar su esencia. 6 Roman Ingarden escribe: “la obra literaria, en cuanto tal, es una formación puramente intencional que tiene la fuente de su ser en actos de conciencia creativos de su autor, y cuyo fundamento físico está en el texto escrito o en otro medio físico de posible reproducción (como por ejemplo una cinta magnética). En virtud del estrato dual de su lenguaje, la obra es accesible intersubjetivamente y reproducible, de manera que se convierte en un objeto intencional intersubjetivo, relativo a una comunidad de lectores. De este modo no es un fenómeno psicológico, sino que trasciende todas las experiencias de conciencia, tanto del autor como del lector” (1989: 36).

devenir del tiempo y bajo la influencia de condiciones culturales reales. Tras esto, se hace necesario, analizar el segundo estrato referido a la semántica o a las unidades de sentido, el cual se encarga de evocar en nosotros una poderosa tranquilidad o paz, una satisfacción que experimentamos con el disfrute de la belleza de una oración bellamente construida. En cada caso, el estrato de las unidades de sentido, manda por su propia voz en la polifonía de la obra de arte literaria y juegan un papel significante en su construcción. El tercer estrato, por un cambio correspondiente de actitud durante la percepción, experimentamos intuitivamente, aspectos que cambian continuamente, extrapersonales, pero no objetivamente dados. Eso se reflejó demasiado, a medida que la lectura de la novela transcurría, habían determinadas situaciones que cambiaban constantemente mi percepción de la obra literaria. Finalmente, la obra se analizó bajo el estrato cuatro, aunque puede cambiar de orden con el tercer estrato, lo usé al final, para representar el lenguaje y la realidad de la novela. Empezando por el mismo Flaubert, este francés un tanto obsesionado por las palabras y su precisión, ya hay todo un asunto que abordar. Cuando intentando comprender quién era el tipo detrás de todos los detalles y sutilezas de las descripciones, encuentro a un hombre el cual la realidad lo irritaba, así como la vida misma, considerado por algunos incluso misántropo. Me sorprendo cada vez más de lo contradictorio que resulta que fuese esa personalidad la que diese origen a una obra en la que se deja ver una comprensión profunda de la psicología humana y de los actos que se desarrollan a partir de ella. Contradictorio e incoherente como la misma Emma de la obra, que lo llevó a ser considerado el creador del Realismo distinto al de sus antecesores, entre los que se sitúan Balzac o Stendhal, y cuya principal diferencia radica en esa capacidad de abordar desde tan adentro de los personajes una historia tan simple y cotidiana en algunos momentos y la vez tan trágica y exagerada en otros, tomando la misma relevancia la forma en que aire llena una sala una tarde de verano en que nada se dijo entre los que hacían uso de ella, o la forma en que una mujer lo distinta que será su vida si es capaz de ir más allá de su educación y su religión para que sus deseos más íntimos se hagan realidad.7 7 Esta idea se ve afirmada, mediante el pensamiento de Ingarden que nos indica que toda obra de arte, deja fuera las pretensiones o ideas del autor y del lector, no afectando la esencia de la misma. No se pueden reconstruir las razones propias del autor. Quizás

Así como es señalado en alguna oportunidad por el mismo Flaubert en su frase, “Madame Bovary soy yo” y luego fuera comentada por Claudine Gothot-Mersch (1980) quien afirma: Madame Bovary es Flaubert, primero porque él le prestó a su personaje su propio temperamento y luego porque la realidad de la información, encontró en él una maldad interior, experimental y especulativa que le sirvió de trampolín para la transformación de un simple hecho común en una obra original. (p.80) Si bien, dentro de la obra es posible encontrar en forma marcada el tema del rol de la mujer dentro de la sociedad francesa del siglo XIX, como posiblemente de las sociedades europeas en general, y de las desigualdades que se originan a partir de asumir este rol a cabalidad, se encuentran también otros tópicos que se desprenden de este gran tema, como lo son las posibilidades de liberación femenina en el contexto de la obra y el modo en que esta especie de heroína, creada por Flaubert la acciona dentro de la historia. Por otro lado, está el concepto de amor pasional; la posibilidad de desarrollarlo dentro del matrimonio; o la finalidad misma de éste, son temas ampliamente abordados en el transcurso de la obra, sin obviar que “Madame Bovary” nunca ha estado exenta de discusiones tan trascendentes como la búsqueda de la felicidad, ya sea por medios divinos o terrenales; el éxito y el prestigio social que muestra sus distintas caras en la coexistencia de las diferentes clases sociales; así como también la discusión constante acerca de si es la razón o el misticismo lo que conduce verdaderamente la vida de la humanidad. Todos estos temas encarnan mayormente la figura de Madame Bovary, o bien se ven presentes en conflictos generados a través de la discusión que su forma de vivir provoca en los habitantes de Yonville y sus alrededores, No se pueden dejar de lado los movimientos artísticos presentes en la obra, que a ratos se contraponen. El Romanticismo y el Realismo se ven enfrentados por Flaubert, en más de un modo. Esto se evidencia en las distintas situaciones a las que se ve enfrentada Emma, a su a ello, se deba la diferencia de carácter entre el autor y el personaje creado, aunque más tarde en algunas publicaciones, asuma que Madame Bovary es en sí, él mismo.

psicología, y sin ir más lejos, a su comportamiento que escapa constantemente de las normas y costumbres de su tiempo y lugar. La vida de Emma no se desarrolla como algo heroico o excepcional, ya que la lógica que debía seguir su vida sería bastante plana, más todo cambia cuando son sus actos los que la llevan a un desenlace trágico, propio de un personaje de una obra romántica. Pero no es sólo e este aspecto que se distingue la dicotomía entre el Realismo y el Romanticismo de esta obra, sin ir más lejos son claras las posturas de los personajes que tienen aproximaciones positivistas de la realidad y aquellos que abordan su posición desde la religión. Es el caso del Señor Homais, el farmacéutico, y su eterno rival filosófico, el padre Bournisien. Ambas posturas se ven a veces, incluso ridiculizadas dentro de la novela, al ser adoptadas de forma tan fundamentalista y poco contextualizada. En el trigésimo capítulo de la segunda sección, tras la desilusión sufrida por Emma luego de leer la carta escondida en un canasto con albaricoques en la cual Rodolfo le contaba que no se escaparía con ella, y luego de que ésta se desmayara ante la sola presencia de los frutos del Señor Homais no escatima en argumentos y soluciones muy lógicas para toda la escena, diciendo: “¡Hay naturalezas tan sensibles frente a ciertos olores!, e incluso sería un buen tema de estudio tanto en el plano patológico como en el fisiológico” (p. 173) La pugna entre las relaciones místicas y positivistas que representan estos movimientos, son tan constantes dentro de la historia, que es incluso en el mismo lecho de muerte de Emma, y aprovechando la oportunidad de analizar la muerte y lo que ésta conlleva, que el farmacéutico y el sacerdote, siguen enfrascados en su eterna discusión en la que en ningún momento se distingue un convenio. Por otro lado, en la cita anterior, se reflejan claramente las características del segundo estrato de Ingarden, ya que el lenguaje utilizado es formal, escrito bellamente y fácil de decodificar. 6. CONLUSIONES

Resumiendo todos los aspectos que he analizado en relación a cómo se presenta una historia, mediante la novela “Madame Bovary”, asumo que es una obra tan completa como compleja, y sé que las discusiones sobre ella son eternas. Sin embargo, hay ciertos aspectos que me han seducido mucho más que otros y dentro de ellos se encuentra sin duda la lucha desarrollada por Emma, que no tiene que ver con los grandes momentos, ni las grandes acciones que ejerció durante la trama, sino con la osadía de atreverse a ser libre y sentir que se roza la felicidad más allá de las circunstancias. Emma es egoísta, es cierto. No la admiro precisamente en esta de sus dimensiones, pero el solo hecho de traspasar la lógica en favor de un ideal tan sencillo, de lo que ahora sería un derecho y hasta un deber, la libera de mis juicios. Tener la fuerza de llegar al límite en beneficio de escapar del castigo que significa una vida sin abismos ni pasión, para mí es ser valiente. Y es eso lo que me gusta, lo que me encandila todavía, aunque a la larga siempre se mueran mis héroes, en este caso Emma, o aunque en las historias sean castigados con existencias horribles o deban retractarse, sin estar de acuerdo con ello. Respecto a los demás personajes, cada uno trataba un tema diferente. Así como se presenta la infidelidad y la lujuria de Emma, Flaubert nos muestra temas como el amor, la fidelidad, el respeto y la dedicación, en el personaje de Carlos Bovary. El libertinaje fue otro tema que Flaubert trató, principalmente con Rodolfo, quien posee la más clara representación del libertinaje en la obra. Otro de los temas, tratado por el autor fue el de la muerte. Nos mostró la reacción de las personas frente a la muerte de seres queridos tales como: esposos, hijos, sobrinos, amigos, etc. Regresando al personaje protagónico femenino de la novela, creo que uno siempre quisiera ser un poco como Emma, aunque se tenga la certeza de que no se tiene la valentía, o porque eso implica que debe existir un tal Carlos Bovary, que de paso o que incite a liberarse. Es por esta razón que ser libre siempre va a significar estrellarse contra algo. A veces la libertad se crea en el proceso creativo de la mente y resulta perfecto, pero al aterrizar a la realidad, nos damos cuenta de que por más que lo deseamos no podemos serlo del todo. Siempre existirán barreras, que nos hacen detenernos y continuar con la vida que llevamos,

aunque se torne plana. Al menos contamos con la mente, en donde nadie nos impide crear ilusiones aunque éstas jamás se hagan realidad. La diferencia entre concretizaciones estéticas y experiencia de aprehensión psíquica, radica en las experiencias psíquicas que tenemos durante toda lectura. Los actos perceptivos en que los signos verbales, sonidos verbales y las formaciones fonéticas de un orden superior son aprendidas. La lectura evoca en la mente del lector, varios sentimientos o emociones, que complementan lo leído. 7. BIBLIOGRAFÍA Cofré, J.O. Filosofía de la obra de Arte, Enfoque Fenomenológico. Ed. Universitaria. 1990 Flaubert, G. Madame Bovary. Argentina. Ed. Gradifco. 2007 Gothot-Mersch, C. La genése de Madame Bovary. Paris. Ed. Slaktine. 1980 Villanueva, D. “Teorías del Realismo Literario” Madrid, España. Biblioteca Nueva. 2004

Add a comment

Related presentations

Related pages

Análisis literario de al obra Madame Bovary de Gustave ...

Análisis de la problemática. ... La novela de Flaubert Madame Bovary ... Los crítico aseguran que este personaje es el padre de Flaubert ficcionado.
Read more

Análisis Literario de la obra "Madame Bovary" - Taringa!

Análisis Literario de la obra “Madame Bovary” 1. Obra: “Madame Bovary” 2. Autor: ... Análisis Literario de la obra "Madame Bovary"
Read more

Adacuciar: Análisis de Madame Bovary de Gustave Flaubert

Análisis de Madame Bovary de Gustave Flaubert ... con su obra Madame Bovary, ... aportaré un comentario crítico sobre el parámetro del movimiento ...
Read more

Análisis de Madame Bovary - Monografias.com

Carlos Bovary, a sus 15 años, ... Análisis de Madame Bovary. Enviado por Luís Ángel Ríos Perea . Partes: 1, 2, 3, 4. Tema; Argumento; Resumen; Análisis;
Read more

Madame Bovary - Crítica Literaria | un blog de Excelencia ...

Madame Bovary es la historia de una mujer frustrada en su joven matrimonio con un ... El escritor centra todo su interés en el análisis psicológico ...
Read more

Anlisis Literario De Al Obra Madame Bovary De Gustave ...

Análisis crítico de madame bovary. 1. universidad de talca magíster en enseñanza de artes visuales y literatura primer semestre 2014 estética general ...
Read more

Gustave Flaubert – Madame Bovary : La Pasión Inútil

TÍTULO: Madame Bovary EDITORIAL: Porrúa, S.A. (¿Primera edición?) AÑO: 1992 ... encuentra en Madame Bovary un análisis nunca antes visto; ...
Read more

Realism in Madame Bovary - CliffsNotes Study Guides | Book ...

Madame Bovary is considered one of the finest "realistic" novels, and this is because of its unadorned, unromantic portrayals of everyday life and people.
Read more