7 Domingo Ordinario A - la plenitud del amor

57 %
43 %
Information about 7 Domingo Ordinario A - la plenitud del amor
Spiritual

Published on February 19, 2014

Author: JoaquinIglesias

Source: slideshare.net

Description

7 Domingo Ordinario A - la plenitud del amor

La plenitud del amor 7º domingo Tiempo Ordinario - A

Habéis oído que se dijo Habéis oído que se dijo: Amarás a tu prójimo y aborrecerás a tu enemigo. En cambio, yo os digo: Amad a vuestros enemigos, y rezad por los que os persiguen. Así seréis hijos de vuestro Padre que está en el cielo, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y manda la lluvia a justos e injustos. Mt 5, 38-48

En la anterior lectura, Jesús nos hablaba de superar el frío cumplimiento de la ley. Apelaba a la amplitud de nuestro corazón y a nuestra capacidad de amar y ser generosos. Hoy, Jesús da un paso más allá. No basta con poner el corazón en aquello que hacemos, sino en rebasar el sentimentalismo y los afectos y aspirar a un amor más grande: un amor a la medida de Dios.

Ante las ofensas, Jesús nos llama a estar serenos, a huir de la venganza y no devolver golpe por golpe: “pon la otra mejilla”. Esta actitud va más allá de la resignación o la pasividad. Nos permite romper las espirales de violencia. Devolver mal con bien es la única forma de atajar la agresión y las cadenas interminables de acusaciones, agravios y revanchas.

Jesús nos aconseja evitar la mezquindad y la violencia solapada bajo el legalismo, que tantas disputas ocasiona entre las personas: “a quien te quiera quitar la túnica, dale también la capa”. Cuántos pleitos y rupturas familiares se dan por las herencias. Cuántas riñas entre vecinos o compañeros de empresa por el dinero, por conseguir más que el otro, por reclamar lo que creemos nos corresponde por justicia.

La mera legalidad no puede resolver esto. Los juzgados se ven saturados de casos. Tal vez un veredicto logre zanjar la situación, pero jamás podrá recomponer las amistades rotas o los lazos familiares heridos. Cuánto mejor sería relativizar los bienes materiales y no anteponerlos jamás a las personas. Cuántos conflictos evitaríamos.

Jesús nos exhorta a ser generosos más allá de lo que se considera justo: a quien te obligue a caminar una milla, acompáñale dos. Cuando estamos precisamos de apoyo, compañía o auxilio, esperamos que alguien sea solidario con nosotros. ¿Sabremos ponernos en la piel del que sufre o está necesitado? Pablo dirá que Jesús convierte el amor en la nueva ley.

Amad a vuestros enemigos, rezad por los que os persiguen. Amar sólo a los nuestros, a nuestra familia, a nuestro grupo, a la gente de nuestra misma nacionalidad, a los que piensan como nosotros, es una pobre medida del amor. Así se forjan las lealtades de grupo, pero también los elitismos, el orgullo de clase social o de raza y, llegando a un extremo, las xenofobias.

Jesús nos llama a amar a quienes nos resultan lejanos, pero aún más: a quienes tal vez están muy cerca de nosotros, pero nos están causando un daño. Amar a quien te está perjudicando, criticando; a quien busca tu ruina… Amar y perdonarle. Rezar por él. Hablar bien de él. Quizás nos parezca excesivo. Demasiado heroico. Imposible para nuestros pequeños corazones tan reacios a ensancharse.

Sin embargo, Jesús no nos pide nada que no podamos asumir. ¿No seremos capaces de más? Los antiguos manuales de espiritualidad hablaban de imitar a Dios como ideal de vida. Y Dios, ¿cómo es? Es amante y magnánimo con todos, no discrimina ni un solo rincón de la tierra: Hace salir el sol sobre justos y pecadores…

Jesús así lo hizo, perdonando, en la cruz, a sus verdugos y a quienes se burlaban de él en su agonía. Muchos santos han seguido sus pasos, conociendo momentos de gozo, de gloria y de cruz, de dolor y de rechazo, hasta pasar por la prisión y la muerte.

Dios nos regaló un alma inmensa. Y todo hijo se asemeja a su padre. La fuerza de Cristo nos alimenta en la eucaristía. Y el Espíritu Santo está presente siempre que nos reunimos en su nombre. Con tales ayudas, con tal efusión de amor y fuerza, ¿no vamos a ser capaces?

Pidamos ayuda a Dios. Cuando le pedimos algo bueno no lo dudemos un instante: nos lo concederá.

Textos: Joaquín Iglesias Aranda http://homilias.blogspot.com

Add a comment

Related presentations

Related pages

Ahondando en la palabra de Dios: La plenitud del amor

La plenitud del amor 7 domingo ordinario - A from JoaquinIglesias. 7º domingo tiempo ordinario - A
Read more

DOMINGO XXIII ORDINARIO A

DOMINGO XXIII ORDINARIO “A” «El sacramento del Perdón en la Iglesia» Ez 33,7-9: ... Al descubrir la grandeza del amor de Dios, ...
Read more

Catequesis Dominical: DOMINGO XXIII ORDINARIO “A”

«El sacramento del Perdón en la Iglesia» Ez 33,7-9: ... "La plenitud de la ley es el amor" Mt 18 ... a participar de la misa del domingo.
Read more

II Domingo del Tiempo Ordinario (C) - Recursos Pastorales ...

En el segundo domingo del tiempo ordinario, la Iglesia nos propone para ... de la victoria y del triunfo del amor. ... toda la plenitud ...
Read more

Domingo 34 del Tiempo Ordinario - A- REY DEL UNIVERSO.wmv ...

Domingo 34 del Tiempo Ordinario ... logre la plenitud del Amor hacia el que siempre le has estado ... Domingo XXXIVA del Tiempo Ordinario.
Read more

DOMINGO XXXI ORDINARIO B

DOMINGO XXXI ORDINARIO “B” “¿Por la fe privamos a la ... que este doble amor constituye la base del culto ... único mandamiento de la caridad ...
Read more

Catequesis Dominical: DOMINGO XXII ORDINARIO “A”

Jr 20,7-9: "La Palabra del ... son llamados a la plenitud de la vida ... Se invita a los asistentes a participar de la misa del domingo.
Read more

V Domingo del Tiempo Ordinario "A". Plenitud de vida

V Domingo del Tiempo Ordinario "A". Plenitud ... V DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO (Is 58, 7 ... RECEPCIÓN DE LA PALABRA. La llamada del profeta ...
Read more