1raunidad.1ro

60 %
40 %
Information about 1raunidad.1ro
Education

Published on April 27, 2014

Author: jacasso

Source: slideshare.net

Description

Biblia, Creación, pecado original, arca de Noé.

1 I.E. Melitón Carvajal UGEL 03 - Lima Profesor John Casso LECTURA RECOMENDADA PARA DESARROLLAR LA EVALUACIÓN DE LA PRIMERA UNIDAD DIDÁCTICA PARA PRIMER AÑO DE SECUNDARIA 1. LA BIBLIA: La Biblia es la Palabra de Dios puesta por escrito bajo la inspiración del Espíritu Santo. Al conjunto de los libros inspirados lo llamamos Biblia. Contiene dos características importantes para ser considerada Palabra de Dios: “Revelación e Inspiración”. La revelación es la manifestación que Dios ha hecho a los hombres de Sí mismo y de aquellas otras verdades necesarias o convenientes para la salvación eterna.La inspiración bíblica es una gracia específica que concede el Espíritu Santo, por la cual el escritor sagrado es movido a poner por escrito las cosas que Dios quiere comunicar a los demás hombres. Dios es el Autor principal de la Biblia:«Las verdades son reveladas por Dios, las cuales contienen y manifiestan en la Sagrada Escritura, y dadas a conocer por inspiración del Espíritu Santo» .El autor secundario o instrumental de la Biblia es el escritor sagrado o hagiógrafo. Por ejemplo, Moisés, el profeta Isaías, San Mateo, San Pablo, etc. La Iglesia, según la fe de los Apóstoles, reconoce que todos los libros del Antiguo y del Nuevo Testamento, con todas sus partes, son sagrados y canónicos, en cuanto que, escritos por inspiración del Espíritu Santo, tienen a Dios como autor, y como tales han sido confiados a la Iglesia. Los libros inspirados enseñan la verdad. «Como todo lo que afirman los hagiógrafos, o autores inspirados, lo afirma el Espíritu Santo, se sigue que los libros sagrados los cuales enseñan sólidamente, fielmente y sin error la verdad que Dios hizo consignar en dichos libros para salvación nuestra». El fin principal de la del Antiguo Testamento era preparar la venida de Cristo, redentor universal. En el Nuevo Testamento, la palabra de Dios, que es su fuerza para la salvación del que cree, se encuentra y despliega su fuerza de modo privilegiado en el Nuevo Testamento». Estos escritos nos ofrecen la verdad definitiva de la Revelación divina. Su objeto central es Jesucristo, el Hijo de Dios encarnado, sus obras, sus enseñanzas, su pasión y su glorificación, así como los comienzos de su Iglesia bajo la acción del Espíritu Santo. 2. LA CREACIÓN: "En el principio, Dios creó el cielo y la tierra" (Gn 1,1). Con estas palabras solemnes comienza la sagrada Escritura. El Credo nos enseña que Dios Padre Todopoderoso es "el Creador del cielo y de la tierra", "de todo lo visible y lo invisible". En esta lectura explicaremos, primero la creación y después la caída del pecado original. La creación es el fundamento de todo propósito de salvación de Dios.

2 I.E. Melitón Carvajal UGEL 03 - Lima Profesor John Casso Creemos que Dios creó el mundo según su sabiduría. Este no es producto de una necesidad cualquiera, de un destino ciego o del azar. Creemos que procede de la voluntad libre de Dios que ha querido hacer participar a las criaturas de su ser, de su sabiduría y de su bondad. En la Biblia aparecen los días de la creación, los cuales nos indican eras de miles o tal vez millones de años. El Autor Sagrado emplea los géneros literarios para darnos a conocer la verdad de Dios: Él es el que ha creado todo por amor al hombre. Si contrastamos el orden de aparición de cada elemento de la naturaleza, comprenderemos que existe relación en los estudios científicos de la aparición y evolución de los seres vivientes. Al final aparece el hombre como el ser que corona la creación. No en vano Dios le concede al hombre la potestad de continuar con la obra de la creación al encargarle que les ponga nombre a los animales. Poner nombre en la Biblia significa tener autoridad sobre las cosas. Lo característico de la obra creadora de Dios es el hombre, al cual le transmite su imagen y semejanza. Con la expresión imagen de Dios no quiere decir que Dios tiene semejanza física con el hombre. Dios no tiene piernas, manos canas ni una barba blanca. Cuando la Biblia habla del hombre a imagen de Dios, se refiere al hecho de que el hombre tiene un alma espiritual. Está por encima de los otros seres vivientes que habitan en la tierra. El hombre no es una cosa, sino una persona. El Hombre, por tanto, puede pensar; puede amar a otras personas; puede optar por el bien; todas las cosas que ni un perro, ni una lagartija ni ningún otro animal puede hacer. En otras palabras, el hombre será imagen y semejanza de Dios porque le concede su capacidad de amar, pensar y optar. En este último sentido, el hombre por tener la capacidad de optar, podrá decidir por el bien o el mal. 3. EL PECADO ORIGINAL: Dios creó al hombre a su imagen y lo estableció en su amistad. Dios le expresa la prohibición hecha al hombre de comer del árbol del conocimiento del bien y del mal, "porque el día que comieres de él, morirás sin remedio" (Gn 2,17). "El árbol del conocimiento del bien y del mal" significa el mandato de Dios hacia el hombre. Le permite todo, le concede el poder sobre todas las cosas, y le pide que cumpla un solo mandado. El hombre, tentado por el diablo, dejó morir en su corazón la confianza hacia su creador y,abusando de su libertad, desobedeció al mandamiento de Dios. En esto consistió el primer pecado del hombre (Rm 5,19). En adelante, todo pecado será una desobediencia a Dios y una falta de confianza en su bondad. El nombre de pecado original se debe a que es el primer pecado, es el pecado que dio origen los demás pecados en el mundo. En este pecado, el hombre se prefirió a sí mismo en lugar de Dios, y por ello despreció a Dios: hizo elección de sí mismo contra Dios, contra las exigencias de su estado de criatura y, por tanto, contra su propio bien. El hombre, constituido en un estado de

3 I.E. Melitón Carvajal UGEL 03 - Lima Profesor John Casso santidad, estaba destinado a ser plenamente "divinizado" por Dios en la gloria. Por la seducción del diablo quiso "ser como Dios" (Gn 3,5), pero sin Dios. El hombre que fue creado en santidad, es tentado por el demonio. La serpiente representa al mal. El demonio se materializa para tentar al hombre y arruinar con ello la obra creadora de Dios. El pecado original presenta los siguientes momentos: - Mandato: Dios le prohíbe al hombre no comer del fruto del árbol de la ciencia del bien y del mal, porque el día que lo haga, morirá. - Tentación: la serpiente tienta a la mujer y ésta a su marido. - Caída: el hombre desobedece a Dios y peca, se vuelve soberbio y desobedece a Dios en su mandato. - Sentencia: o Hombre: trabajará y comerá con el sudor de su frente para poder vivir y conocerá la muerte. o Mujer: parirá con dolor los hijos y vivirá sometida a su marido. o Serpiente: comerá tierra todos los días de su vida y se arrastrará sobre su pecho. Pone enemistad entre la serpiente y la mujer, entre la descendencia de esta con la descendencia de la mujer, mientras que su descendencia le pisara la cabeza. Pisar la cabeza es derrotar, y el que somete y vence al pecado es el mismo Cristo. Dios cumple su sentencia y el hombre llega a morir. Conoce la corrupción del sepulcro, por eso la consecuencia máxima del pecado, es la muerte del hombre. 4. EL ARCA DE NOÉ: La creación de Dios se ve manchada por el pecado del hombre. El pecado cada vez se vuelve más complejo e involucra a que el hombre se olvide de su creador. La narración del diluvio universal y el arca de Noé es la anticipación de lo que ocurrirá después con Jesús y la Iglesia. Sin embargo resumiremos los aspectos involucrados en el diluvio. Dios se da a conocer a un hombre justo al cual le pide que construya un arca porque está decepcionado del hombre que le ha dado la espalda, el cual ha tomado el pecado como parte fundamental de su vida. Por lo complejo que se ha vuelto el pecado, el hombre ya no puede reconocer la presencia de su creador, de manera que Dios decide renovar la creación de lo que ya existe y encarga a Noé que construya un arca en el cual albergue parejas diferentes especies de animales. Luego mandaría un diluvio que cubriría con agua toda la superficie de la tierra. En ese sentido, la tierra volverá a su estado original como lo encontramos al inicio del Génesis. Transcurrieron cuarenta días y cuarenta noches de intensa lluvia y después dejo de caer las aguas y el mar se tranquilizó. Al cabo de unos días, Noé envió un cuervo para que busque naturalmente una señal. Nunca regreso. Después envió a una paloma y esta regreso trayendo una rama de olivo en su pico, señal que había el suelo seco. Los episodios del diluvio y el arca de Noé, son un anticipo de la salvación que nos trajo Cristo. Noé es la representación del hombre que cree fielmente en Dios. El diluvio que causó la muerte posee simbolismo del bautismo ya que a través de las aguas

4 I.E. Melitón Carvajal UGEL 03 - Lima Profesor John Casso bautismales, morimos al pecado para nacer a la vida de los hijos de Dios. El arca que salvo a la familia de Noé y a los animales de diferentes especies, representa la Iglesia, el lugar que funda Cristo para que dentro de ella alcancemos la salvación. La paloma con la rama de olivo, que indicó la presencia del suelo seco y que despertó la esperanza en Noé y su familia, es el simbolismo del Espíritu Santo que como Dios, nos guía en la Iglesia, nos da la esperanza de la salvación. Cuando se mencionan los días de manera reiterativa de cuarenta días y cuarenta noches, o que esperaron otros cuarenta días para encontrar el suelo seco, posee una gran simbología en la Biblia. Siempre que aparezca el número cuatro seguido de ceros, nos indicaran la purificación que Dios nos pide para alcanzar su salvación.

Add a comment

Related presentations

Related pages

DIOS Y SU OBRA CREADORA

1raunidad.1ro from John Casso. Publicado por John Abel en 11:12 No hay comentarios: Enviar por correo electrónico Escribe un blog Compartir con Twitter ...
Read more